Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Joseph Miller el Jue 26 Jun - 17:22

Viajar a Brasil había sido alto complicado, incluso para ver tan solo unos cuántos partidos y estar ahí poco más de un par de semanas y no más. No me refiero precisamente al viaje (porque a pesar de tener que tomar tres trasladores distintos para llegar hasta allá, uno no podía ser tan imbécil como para quejarse de eso luego de saber lo que tenían que hacer los muggles para llegar), sino más bien a la propia posibilidad económica y judicial de hacerlo.
 
Las autoridades habían extendido un permiso especial luego de haber mostrado mi “buena conducta” durante mis últimos meses. Obviamente, luego de firmar un par de documentos de responsabilidad civil y bajo la promesa de volver a las sombras durante mucho tiempo si se me ocurría pensar que quedarme en Brasil más tiempo del estipulado resultaría una buena idea. Y no, no pensaba hacerles pensar que quería desviarme del buen camino, no al menos por ahora ni por muy tentador que fuera quedarse en Sudamérica.
 
Jesse había sido el organizador de aquel viaje, y en un extraordinario intento por hacer migas conmigo (como nunca antes lo había hecho) me había extendido la invitación para aquellas pequeñas vacaciones en las que también estaría Wilhelmina, su prima Zelda, y su hermano mayor, Benedikt. Este último resultaba ser con el que me había llevado un poco mejor (más por la edad que por cualquier otra cosa, porque igual en ocasiones resultaba ser un tremendo pedante); con él y con Zelda, aquella chica cuya figura y labios me invitaban a caer en una tentación mucho mayor a la de quedarme en Brasil a tomar el sol y beber caipirinhas.
 
Llevábamos en el lugar ya casi dos semanas; para entonces los chistes de mal gusto de Jesse respecto al fracaso inglés ya no hacían tanta mella en el hooligan que llevaba yo dentro. No me quedaba más que acompañarlos a los partidos de Alemania y Estados Unidos respectivamente, siendo este último el más apremiante pues el interés de todos (menos el mío) estaba a todo lo que daba. Días antes le había estado preguntando a Mina una y otra vez acerca de sus inclinaciones en este partido, y a pesar de que fingiera estar dividida por ambos bandos, mucho me temía que su corazón estuviera del lado teutón.
 
Para ver el partido, resultaba que mi primo había comprado mal los boletos, y tanto el mío como el de Zelda habían quedado del lado contrario del jodido estadio, así que nos tuvimos que separar de la parejita + Benedikt para tomar nuestro camino y dirigirnos a los túneles que llevaban a esa parte de la grada. Esa era una buena oportunidad para tener más contacto con Zelda, con la que cada vez me llevaba mejor.
 
-¿No te molesta que apoye a los Estados Unidos verdad? Es mi nación adoptiva… y además son como nuestros hijos. Aunque me parece que no les va a ir muy bien esta vez-
 
Por cierto, mentalmente me estaba recuperando bastante bien, a decir verdad; tanto así que ninguno de los que había hecho el viaje había percibido (según yo) alguna rareza de mi parte que indicara lo contrario.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
19

Joseph Miller
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Zelda Immëndorff el Jue 26 Jun - 23:39

Zelda no estaba muy segura de por qué su prima se había prestado tanto al dichoso viaje si se la pasaba más preocupada por tomar los trasladores adecuados para llegar a presentar exámenes que por otra cosa en el mundo. Le parecía que Mina había viajado en traslador más que nunca, pero también le daba la impresión de que estaba absurdamente feliz, lo cuál no le parecía nada raro considerando que ahí se había enterado que seguía manteniendo una relación con su ex marido a escondidas del mundo y en esos viajes no le importaba andar de la mano con él y esas ridiculeces. También había estado tremendamente feliz por estar con su hermano aunque fuera algunas horas. Para Zelda, el primo Benedikt siempre había sido genial pero a diferencia de las preferencias de Mina, su favorito siempre había sido Werther.
 
Lo que sí le seguía pareciendo raro era convivir con Joe Miller, básicamente porque era un presidiario, aunque el dato le daba una especie de curiosidad malsana que, por supuesto, jamás admitiría en voz alta para que no pensaran que estaba loca, aunque a decir verdad no se había molestado en averiguar por qué había estado en la cárcel y por qué tanto alarde con que saliera del país bajo ciertos parámetros de ultra seguridad, pero hasta le parecía sexy en cierto modo.
 
Cuando llegaron al estadio con todo el asunto de los boletos mal, Zelda no había dudado en darle un zape bien puesto a Jesse por ser un bruto. Había pensado que quizá lo mejor sería que Mina, Ben y ella vieran el partido juntos por su lado pero Mina, obviamente, quería pasar todo el tiempo posible con Jesse. Eso o quería humillarlo cuando EU perdiera.
 
Benedikt, por supuesto, también prefería estar con su hermana así que a ella le tocaba quedarse con Joe. No le molestaba pero sí le preocupaba un poco que a veces no le entendía ni jota a su inglés y ella de por sí lo hablaba poco. Se sentaron donde les tocaba, el partido todavía no iniciaba. Zelda miró a su alrededor y notó que estaban sentados entre varios alemanes, buena suerte.
 
-¿Qué si me molesta? ¡Qué va! No me siento incómoda, deberías sentirte incómodo contigo mismo por irle al equipo perdedor, porque los alemanes van a barrer el piso con los estadounidenses.


Zelda no era de las políticamente correctas que se callaran la boca ante circunstancias como esas. Además le encantaba el deporte –por algo estudiaba lo que estudiaba- y tenía toda la confianza en su equipo nacional. Y era horrenda, así que no le importaba si Joe de verdad le ponía el corazón a su “nación adoptiva”.
 
-Mira lo que traje.
 
Dijo sacando de su bolsa mágica un termo que estaba lleno de Jägermeister, que le dio a oler a Joe para que identificara lo que era.
 
-Estoy tan confiada que hasta dejaré que celebres conmigo antes de tiempo. Toma un trago anda. Este termo es genial porque se rellena cada que te terminas la bebida. Hasta cinco veces.
 

Sonrió ampliamente. No sabía si Joe le había entendido todo porque había hablado rápido y con un inglés muy masticado por el acento, pero daba igual, el caso era que le tomara.


____
Ropa (Mini la vistió)
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
27

Zelda Immëndorff
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Joseph Miller el Lun 30 Jun - 22:06

-Por supuesto que lo hago. Estaba a punto de preguntarte si tenías una bolsa de papel entre tus curiosidades-
 
Solté una risa relajada con aquella amenaza acerca del partido que estábamos a punto de ver. Por supuesto, me importaba un carajo que los americanos perdieran, e incluso hasta una pequeña parte de mí se alegraría de ver aplastada su arrogancia. Como fuera, para mí el jodido mundial ya estaba prácticamente muerto. Levanté la mano hacia uno de los sujetos que vendían cervezas un instante antes de que Zelda me avisara que no era necesario gastar un solo centavo en este maldito estadio.
 
-Uhmm… ¿Jäger?. Hubo un tiempo… como a los 19, en el que me la pasaba bebiendo esto junto a unos colegas en Londres. Nos sentíamos ultra conocedores y especiales, como si nadie más en el puto Reino Unido supiera acerca de bebidas como nosotros. Qué imbéciles…-
 
Le di un gran trago al termo luego de haber sentido el suave aroma de la bebida. El acento alemán de Zelda era algo difícil de seguir, pero hasta ahora no había tenido problemas en entender las masticadas sílabas en aquel precario inglés que salía de entre sus labios, y seguiría así lo que durara su sobriedad.
 
-Uff, o poco a poco me he estado oxidando, o de verdad esta cosa está fuerte. Aunque te advierto que si tus intenciones son ponerme borracho, creo que necesitas que el termo se rellene unas tres veces más. Tengo un hígado de mula….
 
Le devolví el termo con una sonrisa justo cuando un chico con la camiseta de los EU, justo al lado de Zelda, le tocó el hombro para llamar la atención de la chica. El tipo parecía estar ya bastante entrado en cerveza aun cuando el partido ni siquiera había comenzado.
 
-Hey, chica alemana. ¿Eres alemana cierto?, de otra forma no se explicaría que tuvieras esa maldita camiseta, a menos que seas brasileñita. ¿Me entiendes? ¿Entiendes lo que digo?... estás bastante bien como sea, no importa si me entiendes-
 
No me cupo ni la menor duda de que el sujeto, con su inglés ininteligible y barrido a causa del alcohol, estaba tratando de romper el hielo para ligarse a Zelda. No era tiempo de intervenir, no hasta que sintiera que la chica lo necesitara, aunque con lo poco que la conocía, algo me decía que no era necesario absolutamente nada.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
19

Joseph Miller
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Zelda Immëndorff el Mar 8 Jul - 23:38

-Sí, qué imbéciles.

Contestó con una sonrisa por la anécdota de sus amigos y las bebidas alcohólicas, pero antes de que pensara que era una igualada total, lo medio empujó con todo el cuerpo, poniéndole cara de borrego. Esperó su turno a que Joe le pasara el termo y bebió un buen trago. No estaba mal la compañía, debía admitir, al menos no era un tipo que pareciera un fantasma, aunque ya Mina le había dicho que aunque la primera vez que se habían visto la había mirado raro y le había dado un poco de miedo, luego había sido más o menos agradable.

-Se rellenará las suficientes y después te daré…

No terminó de decirle nada porque sintió ese toquecito en su hombro. Se giró a mirar al tipo pero por inercia puso inmediata mala cara, no por él, sino por la camiseta que llevaba puesta. El pobrecito era un típico gringo sin chiste pero nada más.

-“¿Me entiendes, entiendes lo que digo?”

Lo imitó Zelda triplicando el tono de retrasado mental que tenía el borracho y luego puso los ojos en blanco.

-Claro que soy alemana. Y piérdete, vengo con mi hombre.

Sin pensarlo mucho le pasó un brazo por los hombros a Joe y luego le guiñó el ojo al estadounidense que había intentado romper el hielo. La verdad no quería ligar con nadie y tampoco quería estar siendo molestada por un borracho. Esperaba que su tono de dobermann y su acento complicado fueran suficientes para ahuyentar al intruso.

-Lo que hay que ver.

Le dijo a Joe poniendo los ojos en blanco, todavía rodeándolo por el cuello y sin poner la más mínima atención al otro. Atronadores gritos al unísono la hicieron mirar a la cancha.

-Hey, ya salen, ¡qué emoción! Qué miedo, ¿y si pierden? Si pierden mejor me lanzas un avada con mi propia varita.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
27

Zelda Immëndorff
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Joseph Miller el Sáb 12 Jul - 21:58

-Hey, no suena bien si lo dices tú- fingí estar ofendido por lo de imbéciles aunque, en efecto, lo éramos (y lo seguiríamos siendo seguramente si nos volviéramos a encontrar). La cara de borrego que ponía me hizo soltar una risa mientras le regresaba el termo para que ella también bebiera.

Cuando el tipo abordó a Zelda, me quedé cerca y puse atención a cualquier cosa que saliera de su puta boca, pero sin intervenid directamente. Siempre había creído que si una chica sabía darse su lugar y/o no le interesaba en nada alguien, bastaba con que lo dijeran y listo; el tipo no tenía porque insistir. Ya si las cosas se ponían feas, entonces sí, era el momento en el que un buen cabezazo podía arreglar las cosas.

Volví a reírme, negando con la cabeza al escuchar cómo imitaba la voz de idiota del tipo, que solo se limitó a mirarla con… la misma cara de idiota embriagado que al principio. Sonreí ampliamente al sentir el brazo de la chica, y miré al tipo severamente, con las intenciones de que dejara de fastidiar aunque técnicamente Zelda había hecho todo el trabajo. Tampoco es que se pudiera ir a alguna parte porque su asiento estaba al lado de nosotros, pero al fin cerró la boca y desvió la mirada a cualquier parte.

-No van a perder, no tienen ninguna posibilidad… espera, ¿de quién estamos hablando?- bromee, aunque obviamente nos estábamos refiriendo a los alemanes, cuyo juego no podía sino ser infinitamente superior al norteamericano, o al menos eso era lo que pintaba para ese partido en un principio. Nuevamente, el pensamiento de no haber apostado un solo centavo me invadió en un ataque furtivo que me fue difícil ignorar. Los viejos vicios…

-¿Te das cuenta la cantidad de latinos que hay en la alineación de los americanos? Es normal, que sigan jugando su imitación de rugby y… baseball. Hey mira, parece que tu familiar lejano por fin va a jugar-

Lo decía por el apellido, aunque de verdad ni puta idea de que el Schweinsteiger muggle tuviera algo que ver con Zelda y Wilhelmina. No tenía por qué, era como si pensara que cualquier puto Crawford tuviera algo que ver conmigo. Me eché para atrás y esta vez fui yo quien rodee sus hombros con la longitud de mi brazo, en un movimiento que en realidad parecía bastante amistoso. ¿Les digo una cosa?, no lo era…

-Ojalá pudiera safarme de esos imbéciles del ministerio. ¿Sabes qué haría?, me quedaría en este puto lugar… aquí en Brasil durante años. Hay playas, sol, calor sudamericano… es una estupidez que te sigan el rastro como si fueras un maldito crío-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
19

Joseph Miller
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Zelda Immëndorff el Dom 13 Jul - 19:14

La situación con el gringo borracho terminó tan rápido como empezó. Zelda soltó a Joe satisfecha y miró hacia delante mientras comenzaban a sonar los himnos nacionales, afirmando con la cabeza por el comentario sobre la gran cantidad de latinos en la alineación delos norteamericanos y sonriendo ampliamente por la aparición del mediocampo alemán.

-Ufff, más valía que lo metieran, es un tesoro. No sé yo si Löw estaba enojado con él el partido pasado o qué.

Bromeó, porque se había quedado tocada con la alineación de los dos partidos anteriores. No aclaró si eran parientes o no, porque de hecho no tenía ni idea, seguramente Benedikt sí podría resolver esa duda pero en cuanto a  ella respectaba, nada. Se sabía el árbol genealógico de los Immëndorff, pero no el de sus primos.  

-No pienses en eso y disfruta el momento, además no mientas, seguro extrañarías tus lluvias torrenciales. Y oye, en Miami hace muuuucho sol.

Entre todas las formalidades –himnos, volado, etc…- Zelda volteó a ver a Joe de reojo, sin decir nada. Luego miró la mano del tipo sobre su hombro y finalmente, volteó a ver de nuevo al tipo que había intentado infructuosamente ligar con ella. Definitivamente el inglés con cara de maldito le iba mucho mejor. Y aprovechando que no estaba su primo Benedikt para juzgarla, en cuanto el árbitro dio el silbatazo de arranque, Zelda se inclinó sobre Joe y tomándolo por la mandíbula le dio un beso de antología, sin un solo rastro de pudor. Bueno, estaban en Brasil, no pasaba nada.

-Buena suerte, colonizador de estadounidenses.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
27

Zelda Immëndorff
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Joseph Miller el Dom 13 Jul - 20:00

-Me parece que era una cuestión técnica, aunque honestamente no entiendo cómo es que puede prescindir de él y poner a Philip en medio campo. Para mí que quiere copiarle a Guardiola… o así-

Era una fortuna tener con quién hablar de fútbol además de Angus. Estaba cansado de que en BK (y en cualquier parte) todo el mundo hablara de sus deportes locales de mierda cuando, honestamente, el único que importaba era este. Por supuesto, ignoré por completo la ceremonia de los himnos y traté de hacerle señas a un vendedor de pizzas que no atinó a voltear hacia donde nos encontrábamos.

-Eso sí, muchísimo. No me hagas caso, generalmente no soy tan puto quejón. Amo las lluvias torrenciales y a esos musculosos surfistas de las lindas playas de Miami- bromee con ella, mientras pegaba mi cuerpo más a ella en un movimiento con intención de que se diera cuenta de ello. –No me imagino lo cagado que debe estar mi primo con la presencia de Bene…-

Antes de que terminara la frase, Zelda me sorprendió con uno de esos movimientos temperamentales que solo podían tener las chicas con los huevos bien puestos. Mi mano rodeó su cintura y la estreché hacia mí mientras aprovechaba cada segundo de aquel beso que no podía ser más que su sentencia a una noche conmigo. Me la iba a llevar a la cama sí o sí…

-Pretendo colonizar otra cosa. Pero gracias, tú también mucha suerte-

Le sonreí, antes de voltear hacia la cancha justo cuando daban el pitido inicial y el estruendo del estadio nos evitaba cualquier tipo de intercambio de palabras durante varios segundos. Antes de que los putos jugadores me robaran su atención, le tomé el rostro y la besé de nuevo, con la misma intensidad pero con un tiempo mucho más prolongado, saboreando sus labios carnosos que por mala fortuna me recordaban a otros. Pero esos recuerdos no me iban a pesar de ninguna forma, no ahora; sin importar cualquier cantidad de similitudes que tuviera una con otra.

-¿Segura que quieres ver a tu selección?, van a ganar de cualquier forma. Yo la verdad tengo planes distintos.-

Estaba más que consciente de que me iba a mandar a la mierda, pero no perdía nada con intentarlo un poco aunque, de cualquier forma, al término del partido buscaría la forma de escaparme con ella y dejar que los otros tres se  hicieran bolas.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
19

Joseph Miller
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Heeeeeeeeeeeee.. PUTO

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.