Vacaciones de terror

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vacaciones de terror

Mensaje por Cherry Blue el Sáb 28 Jun - 11:48

Las vacaciones con la familia Blue podían ser el cielo o el infierno, todo dependiendo del cristal donde se viese. No era fácil para James Blue convivir 24/7 con 5 mujeres, el estrógeno que inundaba la casa era demasiado y él casi se volvía loco. Amaba a su familia pero la presencia de otro hombre en la casa lo hacía estar más seguro consigo mismo, por eso y como cada verano, había traído consigo a su hijo perdido, Aidan Lancaster para vacacionar con ellos.

El destino de estas vacaciones era Bankok, Tailandia; el viaje se había prestado por dos razones: primero por Clarise, una de las hermanas menores de Cherry; ella era jugadora profesional de Quidditch desde hacía un año y había sido elegida como golpeadora para el equipo nacional de Francia quienes iban a tener un partido de prueba contra Tailandia y toda la familia quería verla debutar en las grandes ligas. La segunda razón era porque su papá estaba haciendo negocios con una empresa de Tailandia para exportar sus escobas y aun que su madre le había hecho prometer que dejaría los negocios de lado, al menos le sirvió para conseguir un buen lugar donde hospedarse y guías turísticos por la ciudad.

Cherry había tratado de que el asunto con Jude no le afectara en lo absoluto, no lo había comentado con nadie, ni siquiera con Violet, pero en realidad estaba afectándole. Aun que ella no quisiera hacerlo ver, su cuerpo se rebelaba en su contra y desde ese día su cabello se había vuelto negro y largo, tal vez para una persona cualquiera no era algo tan significativo, sin embargo para sus hermanas que la conocían perfectamente era obvio que algo estaba sucediendo.

¿Quieres dejarme tomar el café de la mañana por favor? - Dijo exhausta ante la mirada inquisitiva de Rose quién estaba flotando alrededor de la sala sobre su escoba, la pequeña bruja tenía un bowl lleno de fruta de la cual lanzaba pequeños pedazos a Cherry de vez en vez, era su forma de lanzar una protesta silenciosa.

-No hasta que confieses ¿Qué te paso? ¿Fue ese Tyler verdad? Debimos desaparecerlo en la fiesta de Harley…. - La chica entrecerró los ojos y se llevo una uva a la boca.

-La última vez que su cabello se puso negro fue después de el tipo ese ¿Cómo se llama? Jude… lo recuerdo bien, tu no por que eras una mocosa… - Clarise había entrado a la habitación con un Micropuff en el hombro, la cosita peluda estaba saltando con emoción, una que obviamente no le trasmitía a la jugadora pues se veía cansada de él. La joven que era más alta y robusta que cualquier adolescente de su edad (de hecho parecía de la edad de Cherry), tomó al micropuff y se lo lanzo a Rose, la chica de la escoba voladora, movimiento que la hizo casi caer de la misma, afortunadamente y sin que nadie lo hubiera advertido, Aidan iba entrando en la habitación en ese momento así que le sirvió de soporte.

Suficiente!!... No quiero seguir con esta ridícula discusión… - Dijo Cherry levantándose de su asiento. Queria mucho a sus hermanas pero simplemente ellas no podían entender lo que estaba pasando.

casa donde estamos

afuera

Cherry y su cafe

hermanas del mal
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
289

Cherry Blue
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones de terror

Mensaje por Aidan G. Lancaster el Dom 29 Jun - 11:56

Aidan era hijo único. Al menos en lo que biológicamente se trataba. Robert y Elizabeth siempre desearon tener más hijos, pero sus trabajos ajetreados nunca les dejaron el tiempo necesario para hacerlo.  Afortunadamente para el muchacho, sus padres tenían las mismas habilidades sociales que él y en la escuela se habían hecho amigos inseparables de los Blue. La vida los había separado un par de veces, con mudanzas y horarios encontrados. Pero las familias siempre habían encontrado formas para tener contacto. Las vacaciones, por ejemplo, solían ser la excusa perfecta. Más de una vez se habían ido los ocho juntos, con perros incluidos, a algún sitio paradisíaco en el mundo. En esa ocasión cuando James le preguntó a Aidan si quería unirse y sus padres estaban ocupados, el joven no tardó absolutamente nada en aceptar. Viajaría luego con ellos en otro momento, o dejaría que se fueran a una segunda luna de miel mientras él se quedaba en las playas de Miami.

Se encontraba conversando con James, con la típica temática que solían mantener ambos en sus charlas: Quidditch, Quodpot y modelos de escobas. Hasta que oyó el jaleo en la otra habitación entre las chicas y se levantó. –Voy a ver si todo está en orden… -Se excusó y caminó hacia la fuente de ruido en lo que el padre de las Blue se relajaba en el sillón y encendía la radio para oír la transmisión de un partido. La primera imagen que registraron sus ojos al entrar a la habitación fue la del caos absoluto. Lo normal cuando tres hermanas estaban muy juntas en un cuarto por demasiado tiempo. Sus ojos percibieron el tambaleo de Rose sobre su escoba y se apresuró instintivamente a posicionarse debajo de ella y atraparla en sus brazos, doblando las rodillas para reducir el impacto. Soltó un jadeo y se le quedó viendo el rostro a la castaña. Pestañeó. –Uhm… ¿Estás bien? –Apoyó los pies de la chica en el suelo, inclinándose de lado y soltándola con el brazo que tenía bajo sus rodillas.

-Aférrate mejor la próxima, Rosie, o Clarise se burlará de ti. -Le dio una sonrisa trémula, se llevó una mano a la nuca y se rascó la base de la cabeza, en el nacimiento de su cabello. Se giró, buscando al pobre micropuff y lo tomó de donde había rebotado. –No es muy amable lanzar criaturas, señorita jugadora profesional. –Se cruzó de brazos, apoyando al animal en el izquierdo, cerca de su codo mientras lo acariciaba con la mano derecha. -¿Puedo saber qué está pasando aquí… Cherry? –Preguntó y clavó su vista inmediatamente en la chica que ahora tenía el pelo tan oscuro como el de sus dos hermanas. Eso era un signo claro para él. Las hebras rojizas de Aidan inmediatamente se colorearon con la tonalidad de los Blue, haciendo que pareciese aún más el mellizo de la metamorfomaga. –Por que dudo que esto. –Se señaló la sien, apuntando a su cambio. –Sea una nueva moda.

Gabriel las conocía tan bien. Cherry solo cambiaba su cabello cuando algo emocional le sucedía, a diferencia de él que si modificaba su aspecto físico era para provocar unas risas, como una estrategia o un agregado a sus recursos comunicativos, de la misma forma que existen personas que mueven mucho las manos al hablar. Y sus hermanas solo se ponían así de feroces cuando alguien la lastimaba. Lo que para desagrado de Aidan era demasiado seguido. Esperaba que la chica le contara. A solas si lo deseaba. Solo que si se hacía la difícil tendría que sacárselo a la fuerza… a ella o a sus hermanas, que probablemente se le unirían al cotorreo sin ninguna protesta.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
39
Edad :
26

Aidan G. Lancaster
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones de terror

Mensaje por Cherry Blue el Dom 20 Jul - 22:32

Cuando Aidan tomo a Rose la pobre metamorfomaga menor hizo que su cabello sin control se pusiera completamente entre rosa y rojo mientras lo observaba con los ojos grandes a la expectativa, él siempre había sido como su un caballero andante para ella. La chica solamente asintió y se puso de pie cruzando los brazos sobre su pecho en un evidente gesto de molestia hacia su otra hermana quién los observaba con una sonrisa sarcástica desde el otro lado de la habitación.

“Él sabe defenderse” – Gruño Clarisse, ella no caía fácilmente ante el encanto de Lancaster. Siempre había sido así, gruñona y reservada pero con un gran corazón. –“Da igual, tengo practica, dile a Jude que está muerto sea lo que sea que te haya hecho..” – Apuntó a su hermana con el dedo acusador y luego dio un pisotón en el suelo desapareciendo. Desde que tenía edad para usar la magia donde quisiera lo hacía a todas horas.

No es nada de eso.. – Murmuró Cherry obviamente ofuscada por esa conversación, dejó la taza de café por ahí mientras Rosie seguía en su pose de enfadada, aun que de vez en vez lanzándole miradas preocupadas, así era ella, podía parecer una arrogante princesa pero cuando alguien lastimaba a Cherry, en verdad se las buscaba con ella.

Vamos a surfear… – Le dijo a Aiden como una palabra clave, era un “vamos a hablar” pero fuera del lugar, no quería que Rose o Clarisse se enteraran de lo sucedido, la tildarían de idiota. Rose había vuelto a su cabello normal y tomo la escoba para salir a otra habitación, molesta en realidad por no saber que era lo que estaba fastidiando a Cherry.

La ahora morena tomo su bolso y unas cosas y salió de la casa. El sol estaba sobre ellos pero el ambiente era agradable, húmedo, típico de una playa. A las afueras no había muchas personas, era un espacio mágico reservado para los jugadores profesionales de quidditch.

Lissie ha sido una molestia desde que la nombraron bateadora del equipo de Francia, quiere ocuparse de todo y esas cosas, no le hagas caso… – Bajó los escalones murmurando algunas cosas, en realidad si parecía de un humor difícil esa mañana/tarde.

Si, antes que lo preguntes, fue mi culpa, soy una idiota y es todo lo que tengo que decir. – Apretó los labios acercándose a la orilla de la playa, incluso se había quitado los zapatos para disfrutarla mejor.
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
289

Cherry Blue
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones de terror

Mensaje por Aidan G. Lancaster el Sáb 20 Sep - 20:40

Jude. Eso escucho de los labios de Clarisse e inmediatamente alzó una ceja sin despegar los ojos de Cherry mientras la jugadora desaparecía. Giró la cabeza y notó que Rose estaba prácticamente igual que él. Tenía la misma expresión de preocupación en el rostro, aunque lo ocultara bajo un ceño fruncido que intentaban reprender a su hermana por no hablar con ella. Por un momento Aidan casi sonrío. Las Blue le daban ternura. Incluso la gruñona de Clarisse que era más difícil de tratar que las otras dos. Hasta con ella y las peleas de familia que tenían se sentía a gusto. Se volteó al oír la sugerencia de Cherry y asintió comprendiendo el mensaje al instante. –Yo me encargo. –Intentó tranquilizar a la castaña menor que se alejaba enfadada, deseando haber sido más rápido para poder besarle la sien y acariciarle la espalda para que se quedara tranquila.
 
Soltó un suspiro y siguió a la metamorfomaga, con el cabello tan oscuro como lo había cambiado y los ojos verdes de siempre. Analizaba su espalda y la forma en que caía su cabello mientras caminaba detrás de ella. No habían cargado ninguna tabla con ellos, aunque al ser un lugar turístico mágico podían invocarlas en cualquier momento. El Alpha intuía que eso no sucedería porque tenían demasiado de qué hablar. –Lissie es genial. Solo no le digas que lo dije. Este sitio al que nos permitió acceso es estupendo. –El viento salitre golpeaba suavemente su peinado, moviendo los bucles de su cabeza con parsimonia. Bajó las escaleras a toda prisa, intentando seguirle el ritmo a la joven, escuchándola con una paciencia que sólo le tenía a ella.
 
La arena estaba caliente bajo sus pies y apenas llegaron a un territorio más húmedo Aidan se deshizo de las zapatillas para cargarlas en una mano y hundir los dedos en el agradable suelo, imitando lo que ya había hecho su amiga. Se acercó a la ahora castaña y le pasó un brazo alrededor de los hombros soltando un suspiro agotado. –Vamos. –Apretó su agarre sutilmente, transmitiéndole fuerza para que confiara más en él. –No puedes hacerme esto. Decirme que solo eso tienes para decir. Estoy seguro que hay más que oír de esa historia. Quiero saber quién fue, qué pasó, cuándo y cómo. –Ladeó la cabeza viéndola triste. Para Lancaster el mundo palidecía un poco cada vez que esa chica se sentía desdichada. Deseaba con todo su ser poder defender su corazón como un caballero en armadura reluciente cada vez que un príncipe impostor se acercaba queriendo lastimarlo… Pero sabía demasiado bien que no era su lugar interponerse. Eso no hacían los hermanos, por mucha amenaza que dieran, no cuando las hermanitas no lo deseaban. –Una palabra tuya y aunque tengas la culpa me agarro a golpes con el imbécil que te hizo sentir una idiota. Quiero que lo sepas. Sé que no suelo entrometerme en tus asuntos… Pero no me gusta cuando te sientes así.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
39
Edad :
26

Aidan G. Lancaster
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vacaciones de terror

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.