De piratas y parias sociales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De piratas y parias sociales

Mensaje por Dianne Clayton el Sáb 26 Jul - 4:32

En Key West el calor calentaba la piel de aquellos que transitaban las calles y podías ver el agua totalmente cristalina en la playa. Estando de vacaciones, la rubia se había dirigido ahí específicamente para pasar el atardecer en el muelle Mallory Square, donde los artistas se reunían y podías verlos en plena performance. Iba bebiendo un frappuccino de Starbucks, disfrutando con total tranquilidad de su descanso de escribir, preparándose mentalmente para preparar la maleta que la acompañaría en los al días que pasaría en Francia. En su cuello colgaba una cámara de fotos que ocasionalmente levantaba para tomar fotografías.  En eso estaba: Tranquila, en paz, en completa sincronía con el universo y bueno, hay que admitirlo, algo distraída cuando dirigió el obturador hacia alguien haciendo malabares, dio un paso atrás para captar mejor la escena y…

Entonces chocó con él, trastabilló y tuvo que agarrarse para no caer. Un chico casi diez centímetros más alto que ella, con la contextura física fornida y los tatuajes a la vista. Dianne movió la cabeza hacia arriba despacio hasta dar con la cara del muchacho. El cabello oscuro, amenazando con enrularse en su desastrosa cabezota. El rostro duro, la nariz inconfundible y los insoportables ojos claros. Esos que alguna vez le habían llegado a parecer atractivos y ahora prefería estar muerta antes que admitirlo. Solo había una persona que se viera así en todo el mundo. –Oh, Westwood…  -Se alejó de él como si fuera a ensuciarla si se quedaba mucho tiempo cerca. En el pasado en los cayos de Florida se refugiaban piratas y personas rechazadas por la sociedad. ¿Por qué se sorprendía de verlo ahí? -Lo siento. –Aunque se disculpaba con franqueza había pronunciado con saña su apellido, el de la familia que lo había rechazado. Lo volvió a mirar detallada e intensamente de arriba abajo.

Era como si lo escaneara de forma crítica encontrando cada uno de sus defectos socialmente inaceptables. Al llegar de vuelta a su cara formó la sonrisa más superficial y venenosa que pudo. A cada segundo que lo miraba se acordaba del último encuentro que había tenido con él y su enojo crecía exponencialmente. Notaba como perdía de a poco el control para contenerse. Todavía no se terminaba de creer que había sido tan ingenua para darle alguna vez el beneficio de la duda. -Oí que te graduaste. –En su opinión eso era algo sorprendente para alguien que le había escupido en la cara droga muggle. -Así que ya no te veré en BK o el club de arte… -Era palpable que seguía molesta con él, incluso cuando lo adornara con azúcar ponzoñosa, casi que se le escapaba la felicidad en la voz en lugar de sonar casual. -Es una lástima. –Cuando dijo eso supo que no sonaba sincera y puso un puchero para burlarse de él. A la mierda. Si ya se le había salido lo perra, mejor hacerlo con ganas. –En fin… -Se encogió de hombros. Estaba a punto de desearle un maldito buen día. Literalmente, con vocabulario inapropiado y todo. Pero técnicamente era la tarde, sabía demasiado de modales y por algun motivo... no quería terminar ahí la conversación. La verdad todo lo que quería era que él le diera motivos para seguir insultándolo.
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
35

Dianne Clayton
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Tyler Westwood el Mar 29 Jul - 4:52

La ira te ayudará a sobrevivir por un tiempo pero entonces te comerá vivo. Déjalo pasar. Vivir del pasado sólo te joderá.

Terminar la carrera no le garantizo a un sujeto como Westwood un empleo en ninguna parte. No tenía que ver con estar capacitado, el hecho que hubiera sacado muy buenas notas en sus trabajos o que incluso pudiera obtener una carta de recomendación de uno de los profesores (quizá el único que creyó podría tener futuro). No apostaban por él, y lo peor es ni siquiera lo dejaban intentarlo. Su puta suerte era un asco y tal vez por eso no renuncio al trabajo mediocre de disfrazarse de pollo para un restaurante familiar que apenas había abierto hace unos meses. Era lo más estable que alguna vez encontró sin contar otras ocupaciones que salían de vez en cuando de imprevisto.

Así era la vida, tremendamente jodida y altamente pendeja. Y tras perder algunas horas en el consejo escolar para apuntarse en otra carrera decidio seguir con sus pendientes. Debía recoger unas cosas y ver si ese día le pagaban al fin lo de la semana para comprar víveres. -No Burt, primero el traje y de ahí el dinero- le hablaba al chucho que parecía estarle respondiendo. Fue allí cuando el choque se hizo inminente. Al principio no había notado quien era pero sus reflejos lo hicieron reaccionar al percibir que era una mujer y quiso sostenerla de la cintura para que no cayera.

Era diferente a otros casos donde si chocaba con alguien ni se inmutaba pero esta vez el tampoco había visto a la otra persona. De todas maneras solo basto un segundo luego de eso para reconocerla. Había visto miles de veces esas facciones y las tenía memorizadas como para no poder saber quién era. Era guapa, de eso no había duda pero toda esa belleza que podía envolver a otros no lo hacía del mismo modo con él. Quizá porque miraba mas alla de algo tan simple como una cara bonita. -Oh, Clayton…- dijo de la misma manera mientras la soltaba algo fastidiado. Solo por eso no se sorprendió de su cinismo al hablarle y escucho los primeros segundos en silencio, revisando donde estaban sus papeles.

-¿Terminaste de declararme tu amor? Mejor di que te da pena ya no verme por el club- aunque decía eso en broma no parecía muy animado. Entonces Burt llamo su atención y le dejo cerca la carpeta que se le había caído con el atropello. Tyler le mostro a su rubia acompañante lo que decía la primera hoja, donde se aceptaba su nueva inscripción para la carrera de veterinaria. No es que le importara que lo supiera pero estaba allí mirandole con desprecio y eso no le terminaba de gustar. -De todas formas, ¿que demonios haces por aqui y con eso? No tienes pinta de aventurera, ¿acaso se te perdio Billy? Debe estar en algun bar- no era el señor amabilidad despues de todo.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
73

Tyler Westwood
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Dianne Clayton el Dom 3 Ago - 1:00

Ay, que cliché. ¿Por qué se tenía que haber chocado con él? ¿Por qué no con… El Príncipe Harry de Inglaterra?

Si iba a tener los brazos de un hombre alrededor de la cintura por culpa de una situación típica de una comedia romántica al menos el destino le podría haber enviado alguien más… más… menos bestia. Encima insinuaba que lo amaba. No había nada más lejos de la realidad. Lo que quería era gritarle por el beso al que la había forzado en las afueras de la fraternidad de las TPA. –Alucinas. –Pronunció completamente indignada como la damita que era.

Dianne percibió la presencia del perro y se distrajo mirando al animal mientras Tyler recogía algo. La Epsilon se llevó una mano al cabello. Lo llevaba suelto y delicadamente arreglado con una cinta negra. Le dio vueltas a un mechón rubio en su índice formando un bucle. Ella prefería a los gatos, no por nada tenía a unp por mascota. Aún así debía admitir que la cosita negra era adorable, incluso si era de esa raza con la nariz rara y aplastada. Nada que ver con el dueño feo que tenía. Se encontró a si misma casi sonriendo por culpa de Burt pero el gesto murió antes de terminar de nacer cuando el castaño se paró. Unsh. Frunció el  entrecejo y miró los papeles que le enseñaba. Se los fregaba en la cara orgulloso, intentando cerrarle la boca. Lo que era completamente irritable y no iba a dar resultado pero… What the fuck? ¿Estaba leyendo bien? ¿Veterinaria? ¿Iba a cursar otra carrera?

Lo miró incrédula. Se había descolocado por completo.

Volvió a sentir crecer su enojo cuando el muchacho siguió la conversación. La esperaban cinco días en París y un fin de semana en Inglaterra con cinco amigos que conocía de Beauxbatons. Tenía planes muchos más aventureros que tomar fotografías en Key West. ¿Por qué la catalogaba si no la conocía? Después se ofendía cuando le hacían lo mismo.  ¿Y qué derecho tenía de hablar así de Billy? Como la hacía rabiar. –¡Daaah! Es un punto turístico, estoy de vacaciones. – Le salió como si estuviera hablando con un retrasado mental. O con una Theta. Ellas siempre hablaban de un modo curioso que a Dianne le fascinaba y le causaba gracia al mismo tiempo. Como las típicas niñas populares porristas de las películas. -¿Aún te tomas vacaciones o ya no recuerdas lo que son ahora que le debes el alma a BK? –Quizás no, con eso de que lo habían desheredado, le urgía trabajar y estúpidamente se había metido a otra carrera en lugar de buscarse un empleo de tiempo completo. -Ni que estuviera haciendo malabares con una sierra. – Masculló por lo bajo para si misma, volviendo a pensar en su comentario de la aventura. Tomó aire y volvió a dirigirse a él con una voz que chorreaba miel. La misma que ponen las tías cuando te pellizcan las mejillas tan fuerte que te dan unas ganas terribles de llorar.

–Felicidades por tu nueva inscripción... Es justo lo que necesitabas para ser más pobre.


Ropita que no me decidía a poner
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
35

Dianne Clayton
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Tyler Westwood el Lun 15 Sep - 4:34

Westwood tampoco estaba cómodo al tener que estar viendo la carita de porcelana que se manejaba aquella Epsilon estirada, con sus aires de princesa insufrible que típicamente tenían las chicas como ella, pero tenía que confesar que le resulto bastante entretenido darse cuenta de su desconcierto en cuanto le mostro aquellos papeles de inscripción en su nueva carrera. No es que esa hubiese sido su meta pero no veía porque no podía regocijarse un poco del hecho, al menos unos segundos antes que la rubia disparara su veneno letal.

-¿Más pobre de lo que ya soy? No lo creo… aunque seguramente sería algo divertido para algunos si de pronto me vieran mendigando por una hogaza de pan en la calle. Lastima preciosa, aquí donde me ves muy poca cosa y todo lo que quieras, tengo lo necesario para sobrevivir. Es más, hasta me alcanza para mantener a otras personas-

Alardeo como era su costumbre desde siempre a pesar que poco hubiera por lo cual sentirse muy importante. Guardo los papeles en su carpeta e hizo una señal a Burt en vista de que seguirían el camino y paso atrevidamente un brazo por detrás de los hombros de la semiveela para comenzar a llevarla consigo como si entre los dos hubiera esas confianzas. Él estaba seguro que ella lo empujaría en cualquier instante pero le gustaba el peligro y la adrenalina que en ocasiones le generaba el rechazo de algunas personas, sobre todo las féminas.

-Justo iba a cobrar mi suculento cheque de semana, ¿vienes? De paso aprenderías un poco de lo que significa el trabajo duro. Apuesto a que no sabes nada de eso. A lo mucho debes creer que trabajar significa hacer la tarea de curso, ¿verdad? Que con esa profesora que tienen en la facultad yo no sé como estudian-

Estaba burlón y podría decirse que hasta relajado en su forma de mostrarse ante ella, aunque en seguida después de soltar eso con un tono jocoso se detuvo para observar el cielo como si antes no se hubiese percatado de ese detalle en todo el día. Su expresión se volvió a endurecer y suspiro en lo que el perro volvía a tirar de un lado de su pantalón. Soltó a la chica si es que para ese momento ella ya no lo había apartado como si fuese un leproso y preocupado saco su móvil del bolsillo. Dudo unos segundos en lo que sobaba su nuca pero termino llamando de inmediato al único numero que tenía en su lista de contactos a parte del de Cherry, que a decir verdad nunca supo si se cambio de aparato o no porque jamás se volvieron a comunicar por ese medio.

"Mierda... ¿ahora donde demonios te has metido?" Nadie respondía y eso lo impacientaba así que solo dejo un mensaje de voz que más parecía una amenaza. -Más te vale haberle llevado a donde ya sabes. No quiero retrasos ni oir que lo olvidaste. Es importante, grabatelo de una buena vez!- y colgó de inmediato. Cualquier persona en su sano juicio podría pensar que el chico estaba tratando de hacer algún tipo de negocio turbio pero no era así. Saco de un bolsillo interno de su chaqueta un cigarrillo y lo encendió dando una rápida calada. Lo necesitaba antes de volverse loco por nada. Se había hasta olvidado un segundo que Dianne podía estar cerca, a lo que reacciono viéndola de reojo en ese instante como si esperara que ella le dijera algo para poder deshacerse un poco del fastidio. No sabía si lo haría así que la provoco ofreciéndole un cigarrillo sabiendo ya su respuesta.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
73

Tyler Westwood
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Dianne Clayton el Mar 16 Sep - 9:19

Preciosa. Frunció los labios. –Igual que las cucarachas. Eso no significa que sobreviviendo le aporten más a la sociedad. –No se tragaba eso de que estuviera manteniendo a alguien más. El perro apenas contaba como media persona. Además estaba muy segura de que se podía ser más pobre. Solo era cuestión de tiempo para que siguiese ahogándose en deudas hasta que vinieran a buscarlo los de cobranzas queriendo romperle las piernas.

No entendía cómo se paraba frente a ella con el ego intacto de un Alpha, alardeando y mostrándose tan seguro de si mismo. El imbécil había quedado en la ruina social y económica mucho antes de que ella lo conociera y sin embargo se atrevía a invadir su espacio personal como si nada. “Tiene que ser una broma. ¿Quién se cree este tipo?” Se retrajo en su lugar, curvando los hombros, completamente incomoda mientras la guiaba hacia no sabía dónde. –Unsh… -Movió su brazo bruscamente para clavarle el codo en las costillas y alejarse de él molesta. Lo vio sacar el móvil y quedarse meditabundo. -Aunque para alguien corto de mente como tú suene como algo sorprendente… Se puede trabajar duro con la cabeza. –No intentó defender a la profesora, era de esas pobres almas que de ser tan buenas pasan a ser estúpidas. Igual no habría tenido sentido, el muchacho no le estaba prestando la mínima atención.

–De todos modos, ¿En qué trabajas ahora? ¿Te contrataron con tu diploma? ¿O eres tatuador? ¿Albañil? No, ya sé… Sigues usando el apestoso traje de granja. Cuanto trabajo duro debe ser repart… -Dejó de hablar como cotorra. El muy descortés estaba haciendo una llamada. ¿Es que ya no se podía ni tener una confrontación normal? Se obligó a no rechinar los dientes y se cruzó de brazos. No hizo ningún esfuerzo por oír lo que decía al teléfono.

No hizo falta. Lo escuchó todo sin comprender nada.

Tuvo que volver a mirarlo como si fuera la jueza en una corte judicial. Si ese fuera el caso, solo por la intensidad con la que lo estaba viendo, podría deducirse fácilmente que de ser por ella le daría la condena máxima sin dudar. Ahí estaba el cretino, ofreciéndole un cigarrillo y fumando su nicotina. La última vez que lo había visto le había escupido el humo de otra droga a la cara. El solo recuerdo le provocaban ganas de estamparle una cachetada de nuevo en el rostro.

Hizo un pequeño mohín con la nariz. La típica mueca que ponía desde siempre cuando algo le desagradaba. Alguna vez su hermano Marcus había apuntado que parecía el gesto adorable de un conejo… antes de recibir la mordida filosa de una enojada niña de tres años. –¿Eres imbécil? No. No quiero tus asquerosos palitos de cáncer. –Pronunció completamente desdeñosa. No era como si nunca hubiera fumado en la vida. Dianne no intentaba ser la chica perfecta todo el tiempo. Había probado ese vicio sin llegar a hacerse dependiente. Pero en ese momento quería desapegarse lo más posible de Tyler y demostrar que estaba por encima de él. -Arruinan la piel. –Agregó llena de soberbia. Apuntó a su celular. -¿Y qué ha sido eso? –Arqueó una ceja y bajó la voz llena de prejuicios. -¿Una transacción ilegal?

-Porque escuchame bien... -
Se acercó a él y le siseo clavandole la punta del dedo índice en el pecho. -Estás loco si crees que te voy a acompañar a hacer tu cobro después de oír algo así. –Ni que lo hubiera estado considerando antes. Bajó la mano y entrecerró sus ojos azules, fríos como un hielo abrasador llenos de odio y furia. -Por todo lo que sé podría terminar tirada en una zanja. No me sorprendería después de lo que he experimentado contigo.
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
35

Dianne Clayton
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Tyler Westwood el Vie 19 Sep - 3:47

De alguna manera era divertido verla increpándole ya que si fuera por ella capaz le traspasaba el pecho con aquel dedo acusador picandole constantemente el pecho. Tanto así que hasta hizo una mueva de dolor fingido sobándose esa parte.

-¿Alguna vez te han dicho que te quejas demasiado? Blah, blah, blah… relájate mujer, hasta la gente comienza a vernos raro de tanta queja tuya-

Dijo haciendo mención a algunas personas que transitaban y de pronto volcaban casualmente sus ojos hacia ellos ya que la rubia no dejaba de increparle casi a modo de amenaza que no la metiera en sus asuntos turbios. No es que entendieran mucho de que hablaban, pero les parecía curiosa la escena, sobre todo porque Tyler tenía pinta de pobre diablo y por ahí estuviera incomodando a una inocente en plena vía publica. Por ello no faltaba quien quisiese hacer el héroe del momento.

-Tranquilos, tranquilos. Es mi novia, ¿ven?-

Atrajo nuevamente a la chica por los hombros y le planto un sonoro beso en la mejilla–Es solo que se pone algo delicada cuando no le compro su helado favorito- dicho eso se alejo con ella unos pasos más de ese pequeño tumulto que quería formarse, nuevamente sin pedirle opinión si de quería acompañarle o no. El chucho los seguía contrariado, como si predijera que el loco de su dueño no iba a terminar bien si seguía con esa actitud ante la Epsilon, pero vamos, que Westwood era temerario.

Además estaba muy preocupado por la persona que había llamado y le iba a servir divertirse un poco así fuera a costas de su simpatiquísima acompañante, con el sarcasmo correspondiente al resaltar la palabra “simpática”, por supuesto.

–Antes que me golpees quiero que sepas que no me ofendí porque me rechazaras los cigarrillos. Sé que es tu forma cariñosa de ser. Ah, y siento manchar tu rostro. Ya sabes, por el...-

Indico su mejilla como recordandole el beso de hace segundos a modo de disculpas pero era obvio que en parte lo decía adrede para provocarla mientras ese molesto aire de cretino se volvía asomar y miraba alrededor como si buscara a alguien pero era una especie de tic nervioso del chico al ser constantemente perseguido por gente de mal vivir cada que hacia algo peligroso la noche anterior.

Afortunadamente ese no era el caso. Hace un tiempo venia dejando esa clase de juntas por tomarse más en serio sus responsabilidades, las cuales incluían conservar todas aquellas pequeñas ofertas de trabajo que lograba encontrar. Calo de nuevo el cigarrillo que traía entre los labios y arrojo el humo al aire.

–Te escuche antes, no creas que no, pero si quieres saber la respuesta acepta acompañarme a cobrar mi plata y luego hacer unas compras- acerco su rostro a ella. -Se que a las mujeres les encanta el chismorreo barato, así que me parece un trato justo. Hasta te invitare un helado real en son de paz- se sonrió mirando esos increíbles ojos azules que por más que trataba de invadir solo le mostraban capas frías de algo que podía estar tratando de querer proteger.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
73

Tyler Westwood
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Dianne Clayton el Dom 21 Sep - 18:41

Por supuesto que la gente los miraba extrañada. Había una muy clara razón para que eso estuviera sucediendo. Tyler era a todas luces el tipo de patán con el que una señorita refinada y de buena cuna no se juntaba. A pesar de que era la rubia quien estaba teniendo una actitud agresiva, su carita bonita y los genes de Veela embobaban a la mayoría de las personas, causando que más de uno quisiera defenderla. Se indignó por completo cuando el ex-alpha volvió a arrimarla para darle un beso en la mejilla poniéndole el título de pareja. Caminó con él, más obligada que queriendo. -¿Qué te pasa? El beso en la mejilla es lo de menos. ¡¿Cómo se te ocurre llamarme tu “novia”?!

-Alguien de BK podría haberte oído. -
Lo único que le faltaba: Que un rumor como ese se esparciera. Que le llegara una notita a Lady A. para que escribiera del asunto y no pudiera negarse aunque fuera una vil mentira. Tomó aire y soltó un suspiro hastiado, mirando al cielo azul para evitar poner los ojos en blanco. No le gustaba que Tyler la observara tan fijamente. La ponía nerviosa. Lo normal: el maldito se había aprovechado de ella una vez y como resultado se incomodaba ante su presencia tan cercana. O eso se repetía mientras se armaba de enojo para escupirle veneno y saña.

-Osea, entiendo que estés completamente obsesionado conmigo… -Apoyó una mano en su pecho, como si le conmoviera el tener un admirador al que iba a romperle el corazón. Realmente no tenía el ego tan pomposamente inflado pero habiendo visto más de veinte veces Mean Girls siempre había deseado citar a Regina George. No iba a perder una oportunidad como esa. Ladeo la cabeza para observarlo mejor y arqueo las cejas, pretendiendo que le tenía lastima mientras caminaba a su lado. -Pero tienes un problemita, estás mal de la cabeza, Tyler.

-Tienes que dejar de hacer esto. Forzarme. Con un título de novia, con una cita a tomar helados, con un beso obligado. –Tuvo que hacer referencia al incidente. Ya no podía aguantarse. No era de las que dejaban cosas como esas pasar como si nada. Hasta estaba siendo indulgente porque estaban en público. Deseaba poder maldecirlo. -Me das asco. Si quieres paz entre nosotros deberías empezar por pedirme disculpas de rodillas.

-Por mucho que me guste el chisme, no me gusta cuando hablan de mí, así que no vuelvas a decir que soy tu pareja. –Altiva y arrogante giró el rostro hacia el frente y a pesar de seguir bajo su brazo ignoró por completo al chico. Caminó como una dama, con la espalda recta, la barbilla alzada y los ojos velados por una superioridad cegadora. Cuando adoptaba esa actitud era como si pisara las mismas nubes y a su alrededor todos fueran invisibles. Estaba por encima de todo, era parte de la maldita realeza social y los demás podían irse al demonio. Así la estuvieran tocando. –Maldición. –Frunció el entrecejo perdiendo la compostura. -No puedo creer que en verdad te este acompañando.
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
35

Dianne Clayton
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: De piratas y parias sociales

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.