Fiesta de lanzamiento

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Jesse Crawford el Vie 9 Ago - 21:15

Los arranques impulsivos siempre se me habían dado; tanto los arranques como las consecuencias que siempre venían detrás… a veces muy pronto, a veces tarde, a veces dobles y otras tantas hasta triples. Lidiar con ello nunca me había generado un problema, aunque por supuesto no es que me ponga a pensar en ello en el momento, porque en el momento solo podía disfrutar del dulce y placentero peso de mi brazo dejarse ir por la fuerza acumulada hasta chocar con la cara de Miles. Ese dolorsillo en los nudillos posteriores y la satisfacción de ver su sangre brotar desde su nariz… dios, ¿cómo alguien podía vivir sin esto?.
 
Esperaba más o menos una reacción inmediata de parte de Draken Stall porque era lo lógico. A esos dos ya los había visto muchas veces juntos y no era secreto para nadie que eran coleguitas o algo así… y bueno, que de todas maneras a pesar de esperar esa reacción el chico se había movido lo suficientemente rápido como para ensartarme un buen derechazo en la mandíbula.  El chico pegaba fuerte, a decir verdad…
 
Mi cabeza fue hacia atrás y antes de que pudiera hacer otra cosa sentí un débil agarre rodear mis brazos por la espalda. Podría haber hecho algo al respecto de no ser porque me di cuenta a tiempo de que se trataban de los débiles brazos de Julisa; que por alguna razón siempre trataba de actuar como una especie de madre protectora o algo así
 
-Oh vamos Julisa, si no estoy más que…-
 
Bum; antes de que pudiera acabar y sin previo aviso, Zlatan salió de la nada para repartirle su dosis de dolor a mi agresor. No es que se lo fuera agradecer porque en primer lugar él me había empujado a todo eso, y en segundo lugar… bueno, Zlatan era algo así como un perro cazador y había venido al mundo para repartir ostias a todo dios, así que técnicamente yo le estaba haciendo el favor a él. Y bueno, no daba tiempo para nada, ni de soltar la carcajada por lo de Zlatan ni para ver venir al propio Miles con un rodillazo que… de hecho daba exactamente con aquel punto en las costillas que aun no sanaba por la golpiza de los matones de Marco la noche anterior. La puta ostia cómo dolía… 
 
-Jesucristo redentor Miles, no me vas a creer pero le diste al puto clavo…-
 
Alcancé a soltar una risa medio ahogada mientras seguía doblado por el dolor; Julisa por fin me soltó y justo cuando me levantaba para seguir la ronda con el buen Miles, mis ojos se cruzaron con Bill… Billy the kid, Billy & Mandy, Billy Corgan, Billy Joel Billy Idol Bill Clinton Billy mi ex amigo… besando a mi ex esposa y luego darle un par de nalgadas a ese perfecto y bien formado culo cuyo código postal se mantenía registrado en la parte más adentrada de mi cerebro. Por la puta mierda, de verdad que podía disfrutar de la violencia y de absolutamente todo lo que se considerara como una buena fiesta… menos eso, eso no se lo pasaba ni al abuelo Matius que en paz descanse.
 
-Aquí te mueres Bill.-
 
Y encima levantaba su varita de marica.Todo mi cuerpo se movió como un solo músculo con voluntad propia; se tensó y se extendió con el único propósito de dar las zancadas suficientes para llegar hasta donde estaba Bill Snyder y embestirlo con toda esa fuerza que la mezcla de la coca y la furia podían dar. Juro por Dios que ni el puto Lawrence Taylor lo hubiera tacleado tan fuerte como yo lo estaba haciendo… o bueno sí, pero ya saben. Dimos hasta el suelo y mis puños se levantaron para molerlo a golpes así lo matara ahí mismo. Uno… dos… tres puñetazos y contando.

 

OFF: Billy me dejó dar por hecho que no me da
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Charlotte Wardwell el Sáb 10 Ago - 10:22

No pude disimular mi alegría cuando Betty se largó, la música del DJ me daba ganas de bailar, habría jalado a Kitty a la pista si no hubiera ido en dirección a Betty. Queria hablar con Adrien sobre lo que le había dicho a Betty, no sabia precisamente con quien lo habían visto pero me lo podía imaginar ¿clase baja? ¿personas de su "pueblo"? mas obvio no podía ser, sin embargo no me parecía ni el lugar ni el momento mas apropiado para hablar de aquello, así que le sonreí a Adrien y dije -Voy a bailar ¿Vienes?- y tras eso me encamine hacia la pista, no supe si él me siguió o se había quedado atrás, lo único que supe fue que delante de mi pasaron algunas copas, tome una y de un trago me la acabe sintiendo una quemazón exquisita, cuando llegue a la pista empecé a bailar dejándome llevar por el ritmo.
Tras eso me di cuenta que la atención de mucha gente se situaba en otro lado, -¡Pero que mierda sucede!- Dije, aproximándome un poco hacia el lugar, me quede un par de segundos viendo la pelea, sin embargo luego me acorde de donde estaba y que debía de hacer, me aproxime a uno de los grandotes de seguridad que aparentemente no había visto nada o no quería hacer nada y le dije mientras señalaba el lugar en donde la atención de la mayoría estaba puesta -Si no quieres perder tu empleo sácalos, ¡SACALOS YA!- en menos de lo que esperaba ya había un grupo de grandotes aproximándose al lugar y moviendo a la gente que se había quedando observando la pelea, ya estaba imaginándome los titulares del día siguiente.
Me quede observando como los grandotes los agarraban y los sacaban de allí, llamando todavía mas la atención. Empecé a buscar con la mirada a mi madre, maldiciendo a todos los implicados en aquella vulgar pelea.  
 
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
94

Charlotte Wardwell
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Benjamin Stein el Sáb 10 Ago - 12:37

Estaba confiado de que la cosa no iba a pasar más ya que Crawford en realidad no protestó al que se llevara a Wilhelmina de ahí, y mejor, no le gustaba ver aquella expresión que la chica llevaba en su rostro, le estaba dejando mal sabor de boca. Cuando menos entre la distancia, la música, las ocurrencias de un Bill ya entrado en tragos y la llegada de Selvaggi y aquel amigo suyo con el que siempre andaba. La aparente calma no duró, porque de la nada Crawford volvía como perro rabioso habiendo decidido que el mejor curso de acción para la noche era romperle la nariz a Miles de un golpe; los porqués y los motivos para ello estaban de más.

Por puro reflejo interpuso su brazo entre Harley y Wilheilmina y lo demás, aunque Bill tuviera a la alemana sujeta, porque aunque la gente alrededor comenzara a abrirse temiendo que un golpe mal dado fuera a conectarles, con la confrontación creciendo y cada vez más gente involucrada aquello estaba por salirse de control en cualquier instante. Realmente no tenía pensado intervenir porque no entraba en sus planes de la noche hacer el ridículo y aparecer en los tabloides al amanecer detallando como el hijo de los Stein se había visto envuelto en aquel espectáculo, porque había visto cámaras de la prensa asegurándose de captarlo todo momento a momento. Se mantenía con la sangre fría y completamente estoico. No obstante con Wilhelmina al borde de la histeria y Harley como petrificada viendo todo pasar con su expresión en blanco en realidad su resolución de mantenerse alejado del problema le duró poco.


Fuera como fuera, en cuanto a la intervención Bill se le había adelantado y de la manera más bizarra posible. Porque lo que hacía falta era justo eso,  plantarle un beso alcohólico y sobarle el culo a la pobre chica cuyo ex marido estaba como desquiciado y hacía cosa de nada se encontraba a punto de llorar.

Mejor que salgan de aquí ya. – Porque en cuanto lo de la pelea quedara resuelto la atención iba, por supuesto, a volcarse en Mina cuando las preguntas empezaran y le terminaran por asociar todos con Crawford. Apuró a las chicas a que se alejaran lo más posible, porque el espectáculo que Bill acababa de dar había cumplido justo con lo que pretendía  y el resultado no estaba siendo el mejor para él.


Era de pocas palabras. Ni provocaciones ni amenazas ni nada por el estilo. El sencillamente se fue sobre Crawford antes de que fuera a arrancarle el rostro a Bill a golpes y buscó conectar el puño que acababa de dirigir con todas sus fuerzas hacia su cara, buscando tumbarlo de encima de Bill. Escuchó a los de Seguridad acercarse y dar órdenes a gritos , todo antes buscar sacarlos de la tienda y por supuesto, quedando bien documentado por las cámaras.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
12

Benjamin Stein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Kitty Likens el Sáb 10 Ago - 21:48

Deshonra, desgracia, deshonor. Deshonrar a su familia, deshonrar a su… ya se imaginaba las mil y una ridiculeces que aparecerían al día siguiente en el periódico referente a Mina y su tormentoso divorcio, otra vez. Pobre Charlie. A penas y la vio buscar a los de seguridad, mientras ahora Crawford se iba en contra de Billy. ¡Ay no que no le rompiera a él también la nariz!
 
Ya ni le importó tanto lo que quería preguntarle a Betty y en cambió se fue con Miles. No creía que fuera a darle otro golpe, pero por si las dudas se quedó con él para que no lo hiciera más.
 
Déjame ver eso… auch. Te la arreglo, solo dame un minuto –la verdad nunca había arreglado narices. De gatos y de perros si, pero nunca narices normales. No debía ser tan difícil, ¿o sí? Había visto a su papá y a Lila hacerlo cientos de veces.
 
Pero la verdad es que Kitty no sabía ni qué hacer. Obviamente no era ni la primera ni la última vez que veía esas cosas y menos cosas protagonizadas por Jesse y Zlatan, especialmente de Zlatan, tenía miedo de hacerle algo a la nariz de Miles y dejársela mal, no sabía si llevarlo con su papá o con su hermana o si meterse como loca como lo había hecho Julisa para tranquilizar inútilmente a Jesse y a Zlatan (cosa que no hacía nunca), ir con Mina o intentar también que Jesse no lastimara a Billy. Tampoco quería que los de seguridad se los llevaran a todos quién sabe a dónde, pero conociendo a los Wardwell mínimo pasarían una noche en la prisión. Si, así de exagerado.
 

Pero entonces el flash de la cámara mágica le hizo voltear y ver cómo tomaba fotos como loca a todo y no es que se le olvidara Miles y su nariz, pero en lugar de reparársela trató de invocarla con la varita para adueñársela aprovechando que su dueña seguramente estaría muy entretenida viendo cómo sus amigos se peleaban entre ellos.
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
206

Kitty Likens
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 11 Ago - 18:18

Claro que oyó a Mina gritar que parasen, y sabía que no estaría contenta con el resultado de todo aquello pero en ese momento le costaba horrores quedarse parado esperando una reacción mientras él ¿qué? Se reía, por Merlín y todos los putos magos locos del universo, ¿Qué demonios tenía aquel tipo en la cabeza para reírse en una situación así?

Él, para bien o para mal no vio lo que su buen amigo Billy había hecho, solo se medio giró al ver como Crawford, cual toro embravecido se olvidaba de él y se lanzaba sobre su colega, joder, definitivamente tenía algo que no funcionaba bien en su cabezota, pues para él ahí no había pasado nada más ajeno a la pequeña rencilla recién organizada entre ellos.
Su primera reacción fue ir a por Jesse, que a ese paso dejaría a Snyder irreconocible, pero el otro tipo, Stein, ya andaba ayudando ahí, parando al loco, así que viendo acercarse a los de seguridad ahora ya si pensó que era hora de largarse, ni le importaban las fotografías, ni le importaba que diría de aquello quien, simplemente no le apetecía ser sacado a la fuerza.

-Ya terminó, Fleming, saca a tu amigo antes de que lo encarcelen.

Se habían dado un par de golpes más, o eso al menos intuía él, ya que se había quedado ajeno a aquella parte por no querer perder de vista al idiota encocado y ni idea tenía. Pero como fuera, le puso a Draken la mano en el pecho y tiró de él hacía la salida, un simple gesto para relajarlo. La nariz le dolía un horror aún y le costaba respirar si no usaba la boca para ello, oyó ahora a Kitty que se había acercado también a él que le pedía un momento, no supo para qué porque se acercó más a Draken.

-Nos largamos antes de que se arme más, espérame fuera – suponía que se aparecería en el mismo lugar donde se habían encontrado para largarse juntos, pero él no iba a dejar a la muchacha hablando sola así que fue hacía ella, y la sostuvo un instante por la cintura para hablarle desde atrás sin interrumpirla – Kitt, ya me tengo que ir, te dejaré curarme otro día.

Le plantó un beso en el cuello porque se le vino a bien y notó la mano de uno de aquellos tipos tirando de él, ni tiempo le había dado a despedirse, joder, pero bueno, lo único que hizo el hombretón fue aparecerlo en la puerta, igual esperando alguna orden más concreta o simplemente esperaba ahí para ver que no volvía a entrar, cosa que le daba más bien igual, vio a Draken no muy lejos de ahí y se dirigió a él sin más, tenía pensado esperar a ver como salía Bill, suponía que no lo iban a dejar allí solo con Crawford, pero tras ver como el otro se le tiró encima no podía evitar pensar que saldría peor parado que ninguno de ellos.

Pd: Draken me dijo que ya pusiera que él sale pronto, posteará pero así no atrasa  nada demasiado.  
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Bill Snyder el Dom 11 Ago - 20:08


Se imaginaba que esa iba a ser la reacción de Crawford de ver lo que acababa de hacer. Antes de que lo tacleara lo único que le dio oportunidad de hacer fue ponerse duro literalmente, para que el impacto de la llegada no fuera tan fuerte. Terminó en el piso de todas formas y esa caída le provocó un mareo terrible, así que le costó mucho enfocar la vista de nuevo hacia Crawford y cuando por fin pudo verlo con claridad sin que todo le diera vueltas, lo siguiente que logró identificar fue su puño, el crujido de su propia nariz y el semi ahogamiento con su propia sangre cuando el primer puñetazo se convirtió en un segundo y en un tercero.
 
Le estaba costando coordinar mente y cuerpo, estaba borracho y le dolía todo como el carajo aunque suponía que mucho menos de lo que le dolería estando en estado común, porque la anestesia alcohólica hacía su trabajo. Sentía el sabor de su propia sangre y solo por instinto intentaba tomar a Crawford por las muñecas para poder darle un cabezazo, sin intuir que de haberlo logrado seguramente habría quedado inconsciente.
 
Afortunadamente para todos otra fuerza externa quitaba a Crawford de encima, el puñetazo de Benjamin primero y los guarros de Charlotte después. Se quedó tendido en el suelo lo que le pareció una eternidad, y se llevó las manos a la cara por inercia solo para encontrar sus dedos llenos de sangre. En medio de su ebriedad pensaba que debía verse peor de lo que se sentía.
 
Fueron los guaruras de Charlotte los que lo levantaron al final. De nuevo se le movió el universo entero y solo pudo buscar a Mina con la mirada pero no veía bien, como si tuviera sangre también en los ojos. Y ya lo estaban llevando afuera. -Soy el hijo de Robert Snyder…-siempre eran palabras mágicas, pero esta vez parecían no escucharlo o él solamente parecía escupir sangre y no otra cosa. ¿Dónde estaba ese Crawford para decirle en la cara que había valido la pena y que lo volvería a hacer y esas mierdas que uno dice para joder más al prójimo?. ¿Y quién lo estaba llevando, levitaba o iba caminando solo? Ni sabía.
 
El aire del exterior le pegó muy mal. Casi apenas 5 minutos después se sintió mucho más borracho. Se limpió los ojos manchándose más la camisa de sangre y enfocó a Selvaggi. -Arréglame la nariz, ¿no?.-Él no sabía donde había dejado la varita, y no sabía que su cara se veía mucho peor de lo que una arreglada de nariz con episkey podía hacer. Y así, Bill Snyder pasaba una noche más totalmente borracho y envuelto en una pelea que se le salía de las manos, solo que ahora había dejado a la chica adentro, y no sabía si lo iban a dejar entrar de nuevo fuera hijo de quien fuera. Lo único que le quedaba era vomitar sus entrañas en la primera maceta que se encontrara en el mall, ese estado de ebriedad iba en ascenso combinado con el asalto físico.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
234

Bill Snyder
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Lun 12 Ago - 1:24

O sea, que alguien le explicara si para Bill sinónimo de detenerlos era besarla para atraer la atención de Crawford o a saber qué diablos. La verdad se quedó de piedra con esa locura. Por supuesto que no era lo más terrible del mundo ser besada por Billy Snyder, claro que no, lo terrible eran las circunstancias. Que en ese momento estaba tan descolocada que de verdad no sabía ni qué pensar. Apretó los labios y también le apretó los brazos con firmeza buscando hacerlo a un lado aunque él se quitó antes para darle otra sorpresa dándole esas palmadas que…¿BUENO QUÉ LE PASABA AL MUNDO?. Se quedó como idiota y miró a Benjamin como diciéndole “te juro que no se qué le pasa” cual si tuviera que darle explicaciones, roja como un tomate por al menos dos segundos hasta que Jesse, como era de esperarse, se le lanzó encima a Bill como un animal loco peligroso.
 
La confusión y el enrojecimiento dieron paso a un nuevo tipo de furia. ¿Qué? ¿Le pegaba a Bill por querer seguir haciendo el imbécil? ¿por el hechizo? ¿por haberla besado? Porque si se trataba de lo último de verdad que no entendía a Jesse. Y si lo de Miles había sido también por verlo hablando con ella, la cosa se volvía todavía peor. ¿Qué diablos le daba con quien hablara/bailara/se besara/follara si se le daba la regalada gana? Él era el que había mandado al diablo todo en primer lugar, él era el que había decidido que estar con otras personas era lo que tocaba, entonces ¿qué más le daba?. Estaba tan enojada con él por ser tan idiota que estuvo a punto de lanzarle un hechizo horrendo tanto para quitarlo de encima de Bill como para lastimarlo mucho por el odio que la corroía, pero Ben se le adelantó poniéndole un buen puñetazo que al menos lo alejó de Billy.
 
Y luego venía la seguridad. Todo era tan absurdamente bochornoso que lo único que se le ocurrió fue largarse de ahí lo más pronto posible. No quería ver a nadie, hablar con nadie, ni nada de nada. Estaba harta, estaba enojada, con Jesse y con todo mundo.  Pero también estaba preocupada por Billy porque sangraba mucho. Ya no se sentía preocupada por Jesse, de nuevo le volvían las ganas de que estuviera tirado en una cuneta, pero eso era solo el momento, lo visceral.
 
Miró a Harley rápidamente, no tenía ni que decírselo: se iba a casa. Y se hubiera desaparecido ahí mismo en medio de la tienda de no ser porque seguramente llamaría más la atención que escurriéndose entre la gente, los de seguridad y los golpeados. Pasó al lado de Ben pero no pudo ni decirle gracias ni nada de nada. Tenía en los labios la fuerza del beso de Billy y le era muy raro. Salió lo más aprisa que pudo, esperando no encontrarse con Jesse afuera, apresurándose a ir a donde Miles, Draken y Bill. Se dirigió al primero.
 
-Lo siento de verdad, no quería que…lo siento…
 
Se sentía apenadísima, quizá como nunca en toda su vida, y pedir disculpas por el comportamiento de Jesse era lo único que le salía, aunque ni siquiera tenía cómo justificar nada. Levantó la vista hacia Bill para verlo todo lleno de sangre y en un estado deplorable total. No lo iba a dejar así, borracho, golpeado y con poca consciencia de todo.
 
-Voy a llevarte a tu casa, ¿sí? Con una aparición y…ahí veremos que te arreglen lo que tengas roto. Eres un tonto.
 
Boca, nariz, cejas…a saber. Solo era un amasijo de sangre ante sus ojos y no tenía ni idea de qué era lo que tenía roto, pero en orden de curarlo primero tenían que estar en un lugar seguro. Y no, no había dobles intenciones en su ofrecimiento de llevarlo a su casa, por la magia, quizá esperar a Harley sería mejor.

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Draken U. Stall el Lun 12 Ago - 6:47

Recibió el golpe de Zlatan en el labio, notando como se mordía sin querer y este a parte de por el bocado, por haber sido partido con el golpe, empezó a sangrar de forma que parecía ás de lo que era. Si hubiera estado atento a aquél imbécil quizás habría podido esquivar el golpe, pero se entretuvo fijándose en su su mejor amigo había salido no muy mal parado y... acabó siendo él mismo quien fue golpeado.

Gruñó a las palabras del otro y se pasó el dorso de la mano por el labio justo antes de pasarse la lengua, notando el escozor de la saliva en las heridas recién abiertas, y enseguida se abalanzó sobre el pelón para empezar a golpearle, devolviéndole el puñetazo dirigido en su caso al ojo, a ver si con suerte lo amorataba, no sin antes aprovechar de que tenía el cigarrillo en la mano y apagarlo literalmente contra el brazo del rubio; habría sido más divertido en el ojo, pero en esos momentos no estaba como para ponerse a calcular, simplemente soltaba golpes, recibiendo otros tantos de vuelta.

De pronto notó el toque de Miles en el pecho y giró el rostro a mirarle, asintiendo a sus palabras, haciéndole un corte de mangas al que había sido su contrincante en aquella pequeña pelea justo antes de salir, en un primer momento con su mejor amigo, después solo, y volviendo a encontrarse después con este fuera. No sabía a lo que había ido, pero simplemente le hizo caso y avanzó según este le pidió que hiciera.

Fuera se volvieron a encontrar, y se quedó mirándole a la cara, justo antes de apuntarle con la varita a la nariz y con un simple hechizo, arreglarle aquella nariz rota tras un sonido algo desagradable como era costumbre escuchar. Él mismo apenas se notaba el labio jodido, al igual que sentía tener una herida abierta en el pómulo. Algún golpe también le hubo caído en el pecho, y a saber en realidad, no podía verse la cara para saber si estaba hecho un cromo o ni tan mal.

En el momento justo en que se guardaba la varita escuchó como alguien mas se acercaba y se quedó mirando el collage abstracto que era la cara de Bill, sin poder evitar reírse cuando a Miles le pidió que le arreglase la nariz. - Creo que necesitarías mejor una operación entera. - bromeó justo antes de ver como el tipo se giraba y llegaba Mina hacia ellos, escuchando como hablaba y se disculpaba ante Selvaggi.

Se apartó apenas un par de pasos para sacar un cigarrillo y tras encenderlo, le dio una honda calada, girando a mirar la situación del resto, y volvió sobre sus paso a  quedar junto al resto, tendiendo el cigarro por si Mils, Mina o quien fuera quería fumar.
-¿Ahora qué? Yo por mi sigo la fiesta, volviéndola medio privada, en mi apartamento. – Se quejó mientras se encogía de hombros.

A pesar de la pelea aún seguía con ganas de beber algo, lo cual era una razón por la que había ido allí a parte de para acompañar a su compañero.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
49

Draken U. Stall
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Zlatan Fleming el Lun 12 Ago - 11:47

Era el peor momento del año para haberse metido en una pelea, pero luego de haberle dicho esas cosas a Crawford lo menos que se merecía era que le abriera el camino, aunque apenas la noche anterior hubiera recibido una buena golpiza que lo tenía débil, y encima ese enfermo hijo de puta lo quemaba con el cigarrillo no conforme con el resto de la golpiza de la que como era obvio, se tuvo que defender. Ni siquiera estaba tan borracho como Snyder o tan drogado todavía como para disfrutar del efecto anestesia, así que cada golpe le dolía como si fuera doble por estar en pésimas condiciones gracias a que los matones que odiaban a Jesse le habían golpeado apenas la noche anterior. Puto Crawford, en la vida se volvía a meter en problemas por su maldita culpa.
 
Se limpió la sangre que le escurría por la nariz, rota por segunda vez en dos noches al hilo y estuvo a punto de escupir sangre en el piso hasta que se acordó de donde estaba. Como si ahora le diera vergüenza comportarse como barriobajero en una fiesta de sociedad. Ahí venían los de seguridad y Jesse recibía un nuevo golpe. Ni se había dado cuenta de en qué momento había cambiado de objetivo de Selvaggi a Snyder.
 
Escuchó la voz de Selvaggi diciéndole que sacara a Crawford antes de que lo encarcelaran, pero era demasiado tarde porque Crawford ya era sacado por uno de los miembros de seguridad. Y él siguió. Se volvió a limpiar la sangre con la manga de la camisa y buscó a Julisa aunque no logró dar con ella entre el gentío. Maldita sea, ahora jamás se enteraría si la leyenda urbana de la coca de cortesía en el baño era verdadera o no.
 
-Ya ya mierda, ya-Le dijo a uno de los de seguridad que de todos modos lo manejaba con magia y no precisamente con fuerza física. Afuera también estaban Selvaggi, Stall y Snyder pero Zlatan no iba a ser el que iniciara una nueva pelea y por amor a sus costillas recientemente reparadas, tampoco instaría a Crawford a ello, al contrario.
 
Se acercó al recién echado loco y lo detuvo por el brazo con la fuerza suficiente como para llevarlo al lado opuesto de donde estaban ellos.-Hay que largarnos de aquí, por ahí alguien mencionó cárcel y no dudo que estos corruptos hijos de puta tengan los huevos de hacer que pases una noche encerrado en el departamento de seguridad o una mierda así. Ya hablarás con ella después.-Dudaba que Schweinsteiger quisiera volver a dirigirle la palabra luego de eso pero mejor se lo decía como garantía. -Estás hecho una mierda y yo también.-Con una quemadura de brazo que dolía como puto infierno concentrado en un solo punto incluida y una hinchazón debajo del ojo que iba creciendo y le hacía difícil la visión.
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
258

Zlatan Fleming
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Julisa Chee el Lun 12 Ago - 13:07

Estaba odiando cada segundo de aquello y no tenía nada más que hacer que, o esperar a que se hartaran, o que seguridad viniera y le pusiera un alto a todo aquello de una vez. Ella si había visto todo el espectáculo de Snyder besuqueando y nalgueando a Wilhelmina en medio de todo el alboroto y ganas no le faltaron para soltarle un taconazo o lanzarle un glacius a su cabezota de idiota, porque ya se veía venir lo que iba a pasar, y en efecto, fue solo cosa de un instante antes de que Jesse estuviera encima de él moliéndole la cara a golpes. Por mucho que le desagradara Snyder y lo que le gustara burlarse de él, el cómo le estaba quedando el rostro bajo los puños de Crawford no era una cosa sencilla de ver.


Por el otro lado, estaban Draken y Zlatan muy ocupados en su propia pelea,  y cada que cualquiera de los dos conectaba un golpe se desesperaba más. Lo del Bill era horrible porque a cualquiera que le estuvieran haciendo pulpa la cara ya resultaba duro de ver, pero Zlatan era, pues Zlatan, y Draken era amigo suyo. O lo era, porque en cuanto se dio cuenta de lo del cigarro casi le tira la botella que llevaba oculta en el bolso encima, porque le pareció de lo más bajo y marica posible. Ya no sabía ni que hacer, con Jesse como perro rabioso y Zlatan obviamente no en su mejor momento como para irse a pelear a golpes, estaba demasiado preocupada y ni modo de tratar de meterse de nuevo. Estaba demasiado enojada con todos, con Zlatan por alborotador, con Jesse por salvaje desquiciado, con Snyder por borracho estúpido y darle todavía más cuerda a Jesse y con Miles y Ben y sobretodo con Draken por hijo de puta.


Cuando al fin, AL FIN los de seguridad se dignaban aparecer e intervenir ella se apresuró a salir del lugar también. Al diablo con la fiesta y el DJ y todas las ganas que había tenido de pasarlo bien. Ya fuera de la tienda había un montón de gente reunida, como a Wilhelmina tratando de ayudar a Bill que se veía de mal en peor y aunque ganas no le faltaron de abofetear a Draken hasta el cansancio con su invitación a seguirle en otro lado que había alcanzado a escuchar, ella se fue directo a buscar a Jesse y Zlatan. Los encontró algo más apartados, con el segundo sujetando al primero como para que por piedad ya no se le ocurrieran hacer más locuras. Apuró el paso hacia ellos, ya sacando la varita de su bolso y el brillo de labios o cualquier porquería que pudiera servirle de traslador.


-           Son unos idiotas. – Ambos, y no sabía si se veía más preocupada que furiosa o si tenía mas ganas de tratar de curarlos o de sacudirlos una y otra vez con un mobilicorpus a ver si así se les acomodaba el cerebro. – Podemos irnos ya? Por favor por favor por favor? – La insistencia era directamente con Jesse, que ya lo dejaran por esa noche y se fueran a atenderlos a los dos antes de que los Wardwell enserio si llamaran a los aurores y los fueran a acusar de agresión o una cosa de esas.


Última edición por Julisa Chee el Lun 12 Ago - 13:36, editado 1 vez
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
196

Julisa Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Lun 12 Ago - 13:25

Bueno, la verdad era muy mala para actuar en situaciones de tensión y eso se vio más que claro cuando el alboroto comenzó, porque sinceramente, no sabía qué hacer. Se dejo llevar por Bejamin sin decir nada, ¿Qué hacia? ¿Los detenía? ¿Detenía a mina? Los golpes volaban por todos lados, las cámaras, la gente, maldita sea, para ser la primer reunión a la que asistía en mucho, mucho tiempo, las cosas no iban para nada bien.

Ya hasta le estaba dando una risa nerviosa cuando vio que Billy le daba un beso a Wilhelmina y la palmada en el trasero ¿Qué diablos estaba pensando? Ay no, las cosas no podían ponerse peor, hasta que claro, el pobre hombre era golpeado, vio a Zlatan como pensando ¿Qué diablos? Todo en esos momentos era una confusión para su cabeza.


Se dio un par de palmadas en las mejillas para volver en sí, había sangre en el lugar y los guardias venían a sacar a la trifulca, se mordió el labio inferior y saco su varita, ¿Para qué? Quién sabe, tal vez para sentirse un poco más segura de cierta manera.  Cuando Wilhelmina comenzó a caminar hasta la salida, ella asintió y camino entre la gente tras ella, pero claro era una ridícula y ni sabia caminar bien en tacones, por lo cual en un mal movimiento se le rompió uno.  Casi daba un grito enfurecida, se termino por quitar los zapatos y entre saltando y empujando a la gente, logro salir del lugar tras mina.


Afuera estaban Draken, Miles y demás  gente. Pero su atención estaba puesta en el pobre de Billy sangrando y Wilhelmina tratando de ayudarle, ella fue rápidamente hacia ellos y le puso una mano en la espalda al joven.


Ay, a ver.. Espera, espera, no te muevas… Episkey –Le lanzó el hechizo para al menos detener la sangre de la nariz y busco rápidamente algo para darle al pobre con que se limpiara dentro de su bolso. Termino por sacar algunas toallitas  húmedas que tenia consigo.


¿Qué le pasa a ese sujeto? ¿Está loco o qué? – Repitió enojada obviamente refiriéndose a Crawford y su escena psicótica. Trató de tranquilizarse, ya se había arruinado la noche, suspiró pesadamente y le lanzó una mirada a Miles. ¿Estas bien tu?...  creo que deberíamos primeramente, llevar a Billy a que se limpie la cara y luego seguir bebiendo y planear la muerte de Crawford lentamente...  bueno, me conformaría con una de las dos solamente, la que elijan, pero larguémonos de aquí, no soporto más.


Última edición por H.D. Blue el Lun 12 Ago - 18:49, editado 1 vez

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Jesse Crawford el Lun 12 Ago - 14:27

No pretendía tampoco ir más allá de unos cuantas ostias bien dadas. No, de verdad… es decir yo sé que parece que podría haber destrozado la cara de Billy hasta matarlo de no ser por Benjamin que me alejó de un buen derechazo; pero joder… que yo conozco mis propios límites y además entre Billy y yo había más historia que una simple hijoputes de mala copa. Como sea, jamás he matado a nadie, venga… y no lo haré por un tontería de borrachos.

Pero bueno, de cualquier forma como ya he dicho, Benjamin me descolocó con un derechazo y ocasionó que mi cuerpo fuera hacia atrás con la ceja abierta a causa del golpe. Hijo de puta… cuando alguien se interesa por terminar una pelea lo que hace es separar a los que se están liando, no da un puto golpe final y mucho menos cuando al que se lo das está en plena faena con otro. Me levanté como un resorte, pero antes de poder hacer cualquier cosa un par de guarros ya me tenían inmovilizado con sus varitas bien en alto. Benjamin cabrón marica…ahora sabía a quién cobrarle después.

-Suéltenme hijos de puta, mierda…-

Los de seguridad no tuvieron demasiados problemas en sacarme del lugar con una patada por el culo (figuradamente hablando, porque ni en eso se molestaban). Ya estando afuera Zlatan logró que el que me tenía inmovilizado por fin me dejara de joder, y a nada estuve de volver a donde se encontraba Mini  de no ser porque el propio Zlatan me detuvo tomándome por el brazo.

-¿Y crees que me importa pasar una puta noche encerrado? Como si nunca lo hubieras estado, marica…-

Fleming bien me podría haber mandado a la mierda, peor no lo hizo, y mientras me deshacía de su agarre Julisa nos dio alcance para lloriquear como siempre lo hacía. Igual, al fin llevé mi mano al rostro y me di cuenta que sangraba bastante de la ceja y un poco menos del labio; cosa no tan grave como la de anoche pero que si se juntaban ya era una situación más que lamentable. Era cierto… estábamos hechos una mierda y de cualquier forma no era como si creyera que Mini estuviera interesada en si quiera verme luego de lo ocurrido.

-Venga, larguémonos de este puto lugar. Ya dimos suficiente espectáculo…-


Tomé a Julisa de la ropa como si fuera un niño y la jalé para caminar hacia cualquier parte. Todavía tenía antojo y ganas de liarla de alguna manera, pero lo mejor era ir a procurar esas heridas que dolían un huevo, sobre todo la de la costilla en donde Miles había conectado uno bastante bueno.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Adrien Morgan el Mar 13 Ago - 13:02

Al fin se había largado la maldita reportera, no sabía sinceramente si les había creído toda la historia de la mujer y las asesorías. Maldita Julisa, sabía que lo iba a meter en más problemas de los que él quisiera, pero al menos había contado con el apoyo de Charlotte quién seguramente después le preguntaría toda la situación con respecto a la mujer de la fotografía y demás. Hasta cierto punto agradecía no estar comprometido con ella más ya, por que odiaba todo ese asunto de los celos y ya tenía suficiente con tener que rendirles cuenta a sus padres de sus actos como también para hacerlo con ella.

Estaba por tomar una de las copas de champaña que andaban por ahí cuando la trifulca comenzó, un golpe aquí, otro allá. Charlotte corriendo como demente a llamar a seguridad. Adrien se había quedado al lado de Kitty con una ceja levantada y sinceramente, riéndose del fiasco de todo aquello, pudo identificar que el primer golpeado había sido Miles. ¿Por qué? A saber, lo que si es que al menos la prensa tendría otra cosa en que enfocarse y tal vez dejaría de lado su pseudo intento de librarse del escándalo de Julisa…. Y hablando de ella, era la siguiente en entrar en acción con todo eso de los golpes. ¿Qué le pasaba? ¿Estaba loca? ¿Por qué se metía entre esos dos sujetos?  Pensó por cuestiones de segundos, en ir a meterse a la pelea, pero afortunadamente su razonamiento le dijo que se quedara en su lugar y fingiera escándalo como los otros invitados importantes. 
Al final todos habían terminado siendo sacados por los guardias, Kitty se había largado a hacer quién sabe qué cosa con la reportera, Charlotte seguía histérica y él, sinceramente, sentía que necesitaba un vaso de Whisky de fuego, aun que no le gustara el alcohol en primer lugar.  

Decidió ir hasta Charlotte, su compañera de la noche y de alguna manera tratar de tranquilizarla. Le puso una mano en el hombro y le entrego una copa de un mesero que iba pasando. 

Tranquila, ya se calmo la situación.


Última edición por Adrien Morgan el Miér 14 Ago - 0:42, editado 2 veces
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
26

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Julius A. White III el Mar 13 Ago - 23:55

Julius había hecho un esfuerzo para acomodar en su agenda este evento y, sinceramente, no se arrepentía de ello. El champagne y demás espumosos estaban a la altura de las circunstancias, el personal era servicial y el aspecto publicitario/comercial del evento se había mantenido a un nivel que mostraba la distinción de quien no se urge por vender.

En todo esto se veía la atenta mano y buen gusto de Mrs. Wardwell. Había llegado relativamente pronto para poder apreciar el esfuerzo y despliegue de medios antes de que arribase el grueso de invitados. Y también por un poco de vanidad personal... Llegando antes se aseguraba que cuando los medios tomasen su fotografía él se encontraría fresco y despejado, y sobretodo, el cámara no habría tomado alcohol a escondidas de sus jefes. Esas malditas imágenes animadas ya añadían bastantes años como para que encima el fotógrafo llevase encima un par de copas de más.

Saludó con un sobrio beso en el dorso de la mano de Charlotte y se retiró a un lugar visible pero apartado. Esta vez no protagonizaría el evento ya que su interés radicaba en la observación. Dicen que uno puede hacer una previsión bastante acertada del curso del año en los eventos tempranos como estos...

Fue evaluando en silencio a los invitados a medida que llegaban. El joven Morgan, un muchacho con un futuro deslumbrante por delante. Las señoritas Blue y Schweinsteiger, deslumbrantes y animadas. La familia Likens... Era bonito verlos acudir, así, en bloque. Llegó el joven Crawford, la oveja descarriada. Julius alzó la vista al techo decorado para la ocasión, deseando que el muchacho se enderezase de una vez, dejase sus vicios y sobre todo, las compañías nef...

Aún no había terminado de formular ese pensamiento cuando vio entrar a Zlatan y Julisa. Casi se atraganta con la bebida al verlos juntos. Vaya, esa era una pareja que  deseaba que les fuese bien, que se casasen y tuviesen muchos, muchos hijitos. Más que nada para ver cómo serían los pobres engendritos. Padre eslavo y madre Navajo. Pagaría por verlo, sin duda...

Y luego el joven Murphy. Su caso era descorazonador. Tanto ímpetu, tantas horas de estudios, tanto esfuerzo y todo para... tantos y tantos cadáveres. Por fortuna -y nunca mejor dicho, pues le habían dicho que fue de pura casualidad- había encontrado una forma de dar servicio a su talento con la muerte... Se alegraba por ello. No tanto por James como por su padre, un viejo amigo. Buena familia, aunque fuesen sureños.

Madison Merteuil. Esa maldita sangre de veela hacía que cualquier harapo luciese como prada si lo vestía ella. El día que supo que la muchacha había elegido Comunicaciones Mágicas en vez de Economía y Comercio le dieron ganas de dar un puñetazo a la mesa. ¡Maldita sea, si iba a estudiar una carrerita para lucirse, E&C era la mejor opción! Qué oportunidad perdida... Para él, por supuesto...

A partir de ahí la fiesta se fue animando y ya no pudo evaluar a los invitados a medida que llegaban. Aparentemente todo iba bien, hasta que de un momento a otro, como suelen pasar en estos casos, se armó una trifulca. Cómo no, el epicentro era el joven Crawford y ese sucio eslavo. Ocultó su rostro con la palma de su mano, deplorando tal exhibición de sordidez y chabacanería...

En sus tiempos algo así habría terminado con una reprimenda inflexible y varias expulsiones permanentes... No, en sus tiempos algo así no habría sucedido, porque sabían respetar a los anfitriones y actuar como personas civilizadas en una fiesta, no como cerdos hozando en un barrizal.

Una vez la seguridad se impuso su mirada conectó durante un instante silencioso con la de la joven Charlotte Wardwell, pero ese mero instante bastó para expresar lo disgustado que estaba con el incidente.

Seguro que la música tenía algo que ver. ¿A esto llaman música hoy en día? Menuda vergüenza...
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
30

Julius A. White III
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Charlotte Wardwell el Vie 16 Ago - 20:44

A pesar de lo que antes le había dicho a Kitty realmente no pensaba que fueran a armar un escándalo ahí dentro, Mina y Harley tenían bastante que perder ahora que estaban intentando que su negocio de cupcakes creciera. Sin embargo eso no era algo que le preocupara al tarado de Jesse que, como el animal que es, golpeo a Miles y a Billy. En ese momento lo único que quería era que ya se hubieran largado y que no hubieran continuado con su pelea afuera, ya que mis padres aún estaban a tiempo de llamar a los aurores y seguramente los harían pasar la noche en una celda. No me importaría que Jesse pasara la noche en una, después de lo que había hecho se lo merecía; Zlatan tampoco me preocupaba, seguramente ya habría estado en una antes, en cambio Miles, Billy e incluso Draken sí que me importaban.

Alcance a ver como Mina y Harley se escabullían entre la gente y por un minuto pensé en lo que Mina debía estar sintiendo en aquel  momento, la chica no me agrada en lo más mínimo, sin embargo en aquel momento la compadecí un poco.

Mi nerviosismo  en aquel momento era palpable, Adrien se acercó y tomé la copa que me dio bebiendo todo su contenido de un solo trago.

-¡Vaya que son idiotas!- Dije intentado tranquilizarme un poco. La música empezó a sonar a un nivel mucho más bajo del que estaba, alcance a visualizar a mi padre y mi madre, claramente estaban furiosos, sin embargo lograban disimularlo bastante bien. Parecía que era hora de hablarles a los invitados.

Primero hablo mi madre -Muy buenas noches tengan todos, espero que la estén pasando bien y lamento enormemente el espectáculo que acaban de presenciar. Antes que nada queremos agradecer la presencia de todos ustedes- Entonces hablo mi padre -Nos gustaría también agradecer la presencia de los medios.- Hiso una ligera pausa y con una gran sonrisa dijo -Hay algo que me gustaría anunciar antes de proseguir con la presentación de la nueva colección, sé que no es el motivo por el cual estamos reunidos aquí el día de hoy sin embargo estoy enormemente complacido de anunciar que mi pequeña Charlotte y el joven Morgan contraerán nupcias a finales del año… - Después de eso no escuche nada más, en mi rostro se formó una mueca de sorpresa que logre disimular con una gran sonrisa cuando alguien a quien no pude identificar se acercó a felicitar a Adrien tendiéndole la mano. Voltee a ver a Adrien para ver si él sabía algo.
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
94

Charlotte Wardwell
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Adrien Morgan el Vie 16 Ago - 21:47

Cuando uno asistía a las reuniones y presentaciones de gala de los Wardwell iba a deleitarse no solamente con la belleza en los diseños de empuñaduras de varitas si no también con el licor y la música que siempre, siempre estaban a la altura de aquellos quienes ofrecían las galas, sin embargo también había ocasiones como esa en particular, que los invitados eran quienes no se encontraban a la altura del evento dando semejantes muestras de barbaridad. Afortunadamente gracias al personal de seguridad, todo había quedado calmado tan pronto como había comenzado y aun que eso era una ofensa personal a la familia y a la tienda, la velada no iba simplemente a quedar arruinada por pequeños don nadie armando alborotos, por más que los apellidos Snyder, Selvaggi y Stein estuvieran involucrados en la riña.

Adrien se encontró directamente con la mirada del señor White directo hacia ellos, hacia Charlotte más precisamente, por supuesto que esto era también una falta de respeto para los invitados que esa noche asistían simplemente con el afán de comprar nuevos productos y por supuesto que daría una muy mala publicidad a la compañía, ¿Qué si iban a vengarse después? Eso dependía de que tanto bajaran las ventas después de aquella inauguración.

La atención se habia vuelto otra vez hacia el señor Wardwell quien llamaba la atención para disculparse con los presentes y agradecer su asistencia. Adrien sinceramente no se sorprendió por ver que sus padres estaban ahí también si no hasta el momento en que escucho la última frase y la gente aplaudir como si el mundo se fuera acabar.
¿Han sentido una caída libre sin paracaídas? ¿No? Bueno, Adrien sabía exactamente cómo es que era eso porque en esos momentos sentía que estaba cayendo en un pozo sin final. Solo los flashazos de las cámaras y los saludos fraternales de personas que se acercaban a él fueron los que lo sacaron de ese ridículo estopor en el que se había sumido. Trató de poner en orden sus pensamientos, pensando en que tal vez no había escuchado bien. ¿Nupcias? ¿Finales de año? ¿Con Charlotte?. No, por supuesto que él no estaba ni siquiera remotamente enterado de la situación, uno esperaba que si te ibas a casar en menos de seis meses, al menos alguien se habría tomado la molestia de avisártelo, pero no, no había sido así.

Sin embargo tampoco es que pudiera hacer un escándalo ahí enfrente de todas las personas, lo único que atino a hacer fue a tomar de la cintura a Charlotte y aprovechando también el desconcierto de la semi veela, le planto un beso en los labios, como si estuviera sellando ese compromiso. Al separarse de ella le hablo al oído.

No se qué diablos está pasando aquí, necesito una explicación de todo esto Charlotte. – Ni siquiera estaba seguro de que ella supiera todo eso, por la cara que había puesto y la forma que lo miraba, estaba casi seguro de que había sido tan sorprendente para ella como para él.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
26

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fiesta de lanzamiento

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 3 de 3. Precedente  1, 2, 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.