Dawn|| Jesse & Ferdynand

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Anne Den Adel el Dom 26 Jul - 15:33

Las formas burocráticas y menos que eficientes habían llevado a la anterior Jefa de Aurores a renunciar, algo realmente malo se cocinaba tras las paredes de las oficinas del Ministerio de Magia americano. Solo tapaban un hoyo con otro y al final del día solo tenían un campo lleno de agujeros que dificilmente podrían cubrir. Por un lado estaba el asunto del Secreto Mágico que ya tenía a los muggles en un estado de histeria que ante cualquier mención de magia, terminaba en una catástrofe, sin contar su propia versión del caos. Una de las órdenes que se le brindó a Anne Den Adel, como jefa de aurores interina era precisamente que diera con aquel joven que según sus superiores solo representaba un peligro para la sociedad hoy en día. 

Personalmente, Anne era de las personas que creían que un cambio como el que Jesse y Ferdynand Zielñiski proponían era lo que la sociedad mágica necesitaba para que fluyera mejor y abrazara al nuevo siglo. Sin embargo, su opinión acerca de "la rebelión" salía sobrando, su único trabajo era capturarlos y encerrarlos en Broward de por vida de ser preciso. Había estado investigando por su cuenta, en la comodidad de su hogar, trabajando adicionalmente para no pensar en Laise y dentro de dicha investigación, no encontraba la razón del porqué se debía capturar a Jesse Crawford, realmente no había violentado las leyes, solo se apegaba a su derecho de libertad de expresión; poniendo en el ojo público como la clase trabajadora era subyugada por las altas esferas de la sociedad. 

Debía dejar de lado los intereses personales que podía tener al ser ex-esposo de Wilhelmina Schweinsteiger, la mejor amiga de su hijo Lucian. Lo importante era saber de su propia boca que era lo que pretendía y cómo era que se habían dado cuenta de lo que estuvo haciendo. Durante noches enteras estuvo al pendiente del equipo de investigación que puso a seguir a Jesse Crawford y adicionalmente a Ferdynand Zielñiski, cada uno por separado. Anne sabía que si capturaban a uno, era mucho más fácil hacer hablar al otro. 

Vio a Jesse hablar por un telefóno público, ya entrada la noche y decidió que era el momento de actuar. Ataviados de negro y con máscaras puestas, tomaron al joven desprevenido y le colocaron también un costal en el rostro para que no pudiera ver donde lo habían llevado. Tuvieron que utilizar estrategias muggles para no despertar ninguna sospecha, en caso de que alguien más estuviera dudando de las lealtades de la jefa de aurores. 

Le quitaron la varita y lo sentaron en una silla con las manos atadas a su espalda, le retiraron el costal del rostro y Anne se acercó para verle a la cara. 

-Buenas noches Jesse-
avatar
Congreso Mágico de USA
Mensajes :
43

Anne Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Jesse Crawford el Lun 27 Jul - 23:02

A pesar de la perspectiva tan positiva que me pintaban los abogados, aun no sentía la suficiente confianza como para andar libremente por ahí sin el más mínimo cuidado. Según decían, las autoridades eran incapaces de comprobar sólidamente mi participación en las actividades ilegales que habían estado teniendo lugar en distintos puntos de Florida (y a estas alturas, de todo el sur del país). De lo único que se tenía pruebas era de mi participación en mítines, bloqueos y marchas masivas a las cuales cualquier ciudadano mágico o muggle tenía derecho.

Peras o manzanas, no me podía arriesgar absolutamente a nada, por más que quisieran dar como un hecho el fallo del Ministerio. Los últimos meses había estado ocultándome en un viejo piso de uno de los colegas, prácticamente sin hacer uso de magia compleja. Me movía de un lugar a otro usando el transporte muggle y me comunicaba usando un móvil a la vez. No existía certeza alguna de que estuvieran rastreando los polvos flú, los trasladores o los patronus; pero el simple hecho de que existieran los medios para hacerlo me obligaba a tomar todas las medidas posibles.

Esa noche en particular, me estaba comunicando desde un teléfono público con Chris Tomiko, uno de los líderes de la oposición al candidato de ultraderecha Benedict Buckers, que estaba a punto de reelegirse como Ministro de Magia en el estado de California. Teníamos planes de dirigirnos en masa hasta el mismísimo domicilio de Buckers y exigirle su retiro de la candidatura luego de una serie de escándalos que lo vinculaban con magia de procedencia oscura y hasta un par de asesinatos. El tema era ese, hasta que repentinamente unos sujetos me sometieron, cegaron y amordazaron para llevarme a no sé dónde.

No es necesario describir todas las cosas que pasaron por mi cabeza durante el trayecto hasta el lugar a donde diablos me quisieran llevar; pero puedo decir que pase desde el terror hasta la resignación con toda la gama de posibilidades en el medio. Siempre había pensado que tarde o temprano mi cabeza iba a rodar, de hecho, la razón principal del porqué me había autoproclamado líder del movimiento era precisamente con el objetivo de ser la carne de cañón, darles el tiempo necesario a los verdaderos héroes del movimiento para actuar bajo las sombras mientras los imbéciles estirados se concentraban en el perro de presa. Pero aun bajo ese concepto, aun con la firme convicción de ser algo que había elegido por cuenta propia, no puedo negar que estuve durante largos minutos al borde del llanto, producto del miedo absoluto mientras me mantenían con ese costal en la cabeza.

Al fin, cuando llegamos al lugar y me sujetaron a una silla, me quitaron aquella bolsa asfixiante, encontrándome en primer lugar con una figura femenina borrosa que no identifiqué hasta bastantes varios segundos después. Se trataba de Anne Den Adel, la madre del idiota de Lucian y actualmente Jefa del Departamento de Aurores. Naturalmente, lo primero que pensé fue justo lo que pensaría cualquier radical atrapado a la mala por la autoridad en turno. Este era el jodido final…

-Generalmente soy yo quien da el primer paso con las chicas. Pero supongo que debo rendirme a los encantos de una mujer mayor- Le sonreí socarronamente, mientras mi visión periférica trataba de identificar a los otros sujetos que se encontraban a nuestro alrededor, sin éxito alguno.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Anne Den Adel el Miér 29 Jul - 22:21

Le correspondió la sonrisa de inmediato, lo que sea que estuviera intentando hacer -coquetear o no cagarse del miedo- le parecía un poco gracioso pero le daba la seguridad de que al menos no se amedrentaba con ese detalle pequeño del "secuestro express", tenía que darle el crédito por ello. 

-Disculpa que te hayamos traído así...¿Los amarres fueron necesarios? - miró a uno de los aurores que no se movió ni respondió nada. "No podíamos arriesgarnos a que pusiera resistencia" dijo el auror encargado de la varita de Jesse. -No es un animal ¡Por Merlín! Retiren los amarres y traigánle algo de tomar- 

A lo lejos uno de los auores enmascarados sacó su varita y de inmediato conjuró un diffindo para quitarle lo que aprisionaba sus muñecas. Ahora que el joven delta estaba "libre" en su totalidad, ya podrían hablar de lo que se estaba gestando en el nicho de la universidad. 

-Iré al grano, Crawford. ¿Qué crees que estás haciendo? - No se refería directamente a la revolución que tenía su corazón en Basset-Knapp sino qué era lo que él -personalmente- estaba haciendo. Tenía que saber que la insurrección política no era un juego de niños.

-Seré más clara...Quiero saberlo todo, con lujo de detalle...¿De donde salió la idea? ¿Quién te ha ayudado? ¿Qué relación tienes con Ferdynan Zielñiski?...- Se quedó pensativa un momento, había demasiada gente involucrada y no sabía que tan grande era todo aquello. No podía arriesgarse a que la delataran aunque les confiase la vida misma, existían formas de hacer hablar a la gente y no precisamente con un imperius

-Dejénos solos por favor- 

"Pero señora..."

-He dicho que nos dejen solos pero quedense cerca...dame su varita- De mala forma el auror encargado de Jesse, le proporcionó la varita del joven, Anne la guardó en el bolsillo interior de su saco y tomó la propia. Esperó a que todos los aurores se fueran para desenfundar su varita y conjurar un muffliato para que nadie más que ellos dos escucharan.

-Esto es extraoficial, Crawford. No es un arresto, quiero ayudarte pero debes decirme todo, desde un inicio...Si esto es tan grande como imagino, necesitarás toda la ayuda posible-
avatar
Congreso Mágico de USA
Mensajes :
43

Anne Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Jesse Crawford el Lun 3 Ago - 23:21

Aun con la visión medio aturdida, bastaron un par de segundos para notar que los aurores que me habían secuestrado se escondían tras unas mascaras, tal y como aquel viejo estilo de las leyendas oscuras de Europa. Pensar en ello me hizo sonreír, y me ayudó a mantener aquella imagen despreocupada cuando en mi mente se disparaban sensaciones bastante contrarias. Era probablemente una de las pocas cosas que me había enseñado Syd: “No importa que tan mierda te sientas, lo que más importa es lo que proyectas”.

-Hay quien opina lo contrario, pero gracias por humanizarme- Aunque parezca una estupidez, decir cuanta tontería se me cruzara por la cabeza me ayudaba a estar concentrado, a ser capaz de leer entre líneas y absorber cualquier puta cosa que se dijera ahí dentro. Mis manos fueron repentinamente liberadas, y al fin me pude sentar como la gente, mientras Den Adel me encaraba y soltaba aquella primer pregunta que a primera impresión, me pareció como la clásica intimidación policiaca, porque era justo eso lo que todo aquello significaba para mí.

-No se ofenda chief, pero para sacarme cualquier cosa va a tener qué hacer mucho más que fruncir ese entrecejo de botox- Tan clara como ella había sido, le solté aquello bajo el conocimiento de lo mal que me podía ir. Dar por hecho que el departamento de aurores tenía nexos con el núcleo de ratas de nuestro país era bastante sencillo. No teníamos pruebas irrefutables de ello, pero que actualmente se estuviera persiguiendo tan descaradamente a estudiantes y ex estudiantes como viles criminales nos daba bastante que interpretar.

-Ohh… ahora viene el policía malo- Me erguí sobre la silla mientras los aurores salían de la habitación y nos dejaban solos. Hubo un instante en el que sentí que todo estaba acabado, que habían tratado de perseguirme y encerrarme sin éxito, y que ahora lo único que habían encontrado por hacer era simplemente desaparecerme de la faz de la tierra. Sonaba sencillo y bastante creíble, y es que desde nuestra perspectiva, todos ellos formaban parte de un sistema podrido hasta los huesos. Esperar otra cosa sonaba incluso ridículo.

Fruncí la expresión con una sonrisa incrédula pegada en el rostro. ¿A qué venía aquello de querer ayudar? No sabía qué pensar, si la jefa de aurores me creía tan imbécil como para tragarme algo como eso o si más bien ella era lo bastante incapaz de formular cualquier otro plan que me hiciera soltar toda la información que requerían. Joder… existían las putas pociones de la verdad. No veía razón para detenerse ante la ilegalidad de las mismas, no veía razón para no hacer lo que se les diera la gana conmigo, para emprender este puto chiste que solo nos hacía perder el tiempo a todos.


-Si quiere ayudar, comience por liberar a todos y cada uno de los compañeros que han encerrado en los últimos seis meses. Haga eso y entonces, tal vez, hablemos acerca de ayudarnos mutuamente- Claramente, no iba a obtener nada de mí, pero soltar un anzuelo tan básico me serviría para al menos leer qué cojones creía que iba a suceder ahí dentro.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Ferdynand Zieliñski el Jue 6 Ago - 18:22

Habían logrado forjar una compleja rama de comunicación en poco tiempo. Al llegar a Estados Unidos, Ferdynand se había sorprendido al ver que los jóvenes estudiantes no estaban del todo perdidos, y que no solo gozaban de una poderosa voz, sino que además tenían las claves suficientes para que esa revolución, en vías de ser una verdadera revolución armada, tuviera éxito. Era la primera vez que Ferdynand se sentía cerca de un éxito rotundo, tenía esperanzas.
 
Siendo así, esa compleja rama de comunicación desembocaba en una compleja red de seguridad para con Jesse Crawford, después de todo, era la imagen como autor intelectual de esa rebelión y en momentos tan frágiles como esos y a pesar de que tenían a mucha gente liderando cierta cantidad de contingentes, era a Jesse al que no se podían dar el lujo de perder por el momento, era demasiado pronto.
 
El mensaje de que lo habían capturado llegó rápidamente a sus oídos y se trasladó directamente al lugar donde la red lo ubicó. Como era obvio, no estaba solo. Llevaba con él compañía, un trío de chicos que se encargaron de dormir a los aurores que acompañaban a Den Adel en cuanto la dejaron sola con Crawford. Los cuatro estaban armados cuando entraron a donde estaba Jesse con la mujer. Ferdynand llevaba una skorpion a la que le tenía particular afecto en una mano, la varita en la otra. Los que lo acompañaban llevaban unas HK G3 con las que apuntaban directamente a Den Adel, sin que les temblaran las manos. Eran la gente de Ferdynand, habían crecido así. Y las armas, excepto la skorpion, eran cortesía del dinero desviado de Zlatan Fleming ganado en los Yags de Florida, que se cubría con otros gastos falsos. 

Con la varita conjuró un finite, porque no podía escuchar nada de lo que estaban hablando y supuso que era por un encantamiento. Sobraba decir que tenía plena confianza en que Crawford prefería dejarse matar que se un sucio traidor.
 
-Llevamos un buen tiempo delante de ustedes, ¿cuándo lo van a entender? Hágase lentamente para atrás, devuélvale la varita a mi compañero y podrá irse a despertar a sus aurores.
 
El tono de su voz era frío, casi impersonal, con un extraño acento mezclado, a veces hasta difícil de entender. La personalidad de Ferdynand siempre había sido extraña, pero desde las guerra mágicas en Inglaterra, desde las rebeliones en su país, y haber vivido más cosas de las que hubiera querido en su adolescencia, su sangre fría se había vuelto implacable. El polaco no parecía el mismo que se veía en las fotos de “se busca”. En realidad era mucho más delgado, con el rostro más anguloso por el cansancio arrastrado por años y demasiado alto, llegaba casi a los dos metros, era como un jugador de basketball desnutrido, con todo y la lotería genética de su cara, que en ese momento no se podía apreciar muy bien de cualquier forma por su gesto adusto y su postura a la defensiva.
 
-No me haga repetirlo.
avatar
Fugitivos
Mensajes :
98

Ferdynand Zieliñski
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Anne Den Adel el Sáb 29 Ago - 2:10

Estaba siendo lo más civilizada posible. No era precisamente su estilo pero había que llevarse las cosas con calma. Un paso en falso y esa gran oportunidad que tenía enfrente se pudriría más rápido que el gas que escapaba del culo de Alana Aterberry. No dejó de mirarlo ni un solo momento, quería memorizar sus gestos, a la primera señal de duda, lo atacaría con preguntas cada vez más complicadas. Entendía al muchacho, no podía comprometer a sus compañeros, eso le decía que era leal al extremo, cualidad que no se veía mucho en esos días, lamentablemente.

Cuando los aurores se fueron, al fin se sintió en la libertad de tratarlo como le daba la regalada gana. Intuía que la fuerza bruta no sería útil, seguramente era del tipo de hombres cuya vida estaba forjada a base de violencia, de nada serviría utilizar esos métodos tan arcaicos.

-Haces bien en desconfiar, Crawford. Pero no estás en posición de hacerte el listo conmigo. Podría sacarte la verdad de formas muy lentas y desagradables pero prefiero la charla. La comunicación es primordial ¿no lo crees así? –


También comprendía que el ministerio estaba hasta el tope de mierda. Se lo había dicho a Evangeline en su tiempo, desde su rapto por los extremistas muggles, todo le sabía a conspiración, a segundas intenciones no muy buenas, aprendió también a desconfiar hasta de su propia sombra. No sería sencillo ganar la confianza del presidente Delta. Eso ya lo tenía muy claro.

- No puedo hacer eso y lo sabes... ¡Pero!  me las arreglaré para soltar por lo menos a un par… –

Quizá si le daba esos nombres, pudiera ir con ellos y hacerlos hablar de las formas que mejor sabía. Eso era mejor que nada indudablemente.  Minutos después apareció de la nada el hombre detrás de los líos en Europa, uno de los más buscados por todo el cuerpo de aurores global: Ferdynand Zieliñski. Le apuntó un arma muggle y la varita, alegando que ya tenía cubierto todo.

-¿Quién lo diría? Tu visita acaba de despejar todas mis dudas, Ferdynand-

Apenas dio unos pasos, levantando las manos, junto con su varita, para que viera que no tenía intención de atacarle. Justo como había pensado, alguien iba a enterarse que tenían a Jesse “capturado” se había preparado con un escuadrón de tres aurores que habían hecho guardia ahí, desde hacía horas, entre las sombras, esperando a que Anne y los aurores que la acompañaron llegaran con Jesse. No sabía que sería el mismísimo Zieliñski, sería quién aparecería a rescatar a la “damisela en desgracia” de Crawford. Pero agradeció que así hubiera sido.

Movió la mano derecha como si estuviera saludando y tres voces diferentes conjuraron un Desmaius para dormir a los rebeldes que estaban en aquel lugar.  Los aurores aparecieron ataviados de negro con pasamontañas para que nadie pudiera reconocerlos.

-Langlock-


Lanzó directamente hacia él, no iba a arriesgarse a que conjurara algo para ayudarle a Jesse o bien para atacarle.

-No tenía idea que tú precisamente vendrías pero ya que estás aquí…La cosa es simple, le decía aquí a tu “compañero de armas” que me hablara con la verdad. Quiero ayudarles con esto. Todos son corruptos. Solo unos pocos decidimos no ceder ante la presión. ¿Quieres una muestra? … Liberen a Gilles Davies y a Josephine Baker-


Mandó un patronus a su contacto en Broward. La estela de luz salió de la punta de su varita, llevando aquel mensaje con la esperanza de que con ello, se ganara un poco la confianza de por lo menos el presidente Delta. Les había mostrado que ya tenía capturado a varios de sus compañeros que aún poseían el "se busca", esos encierros no estaban registrados. A veces para hacer valer la ley, había que romperla.
avatar
Congreso Mágico de USA
Mensajes :
43

Anne Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dawn|| Jesse & Ferdynand

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.