TRAMA: Día del Trabajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Rectoría el Jue 3 Sep - 22:43

TURNO 1

El desfile por el Día del Trabajo Mágico había ocurrido sin percances. Alumnos de Bassett Knapp del equipo de hockey aéreo, alumnas que pertenecían al equipo de gimnasia haciendo acrobacias, hipogrifos del Criadero de Hipogrifos Michael Mouldy de Miami, la banda Vampire en un coche alegórico, un grupo de dragones bebés domados y otras atracciones varias habían desfilado por las calles centrales y principales de BK Valley sin un solo contratiempo. Ahora lo que quedaba era la kermesse, con algunos negocios de la zona ofreciendo degustaciones gourmet, descuentos en sus tiendas, conferencias y presentaciones especiales. Y para la política, una tarima al final de la calle principal “Ruth Paine Street”, ante la cuál había acomodadas algunas sillas que, por supuesto, tenían nombre. Banderas estadounidenses flotaban detrás de la tarima. Y todo el escenario estaba rodeado por los mejores hombres del departamento de aurores.

En la primera fila ante la tarima estaban los Bloodworth, Bonnie y sus hijos, acompañados de los Snyder. Al otro lado pero en la misma hilera, se encontraba también la Ministra Alana Aterberry con su familia. Y en las filas detrás, en diferentes puntos, se encontraban los distintos jefes de los departamentos del Ministerio, también acompañados de sus respectivas familias, y algunos otros jefes de subdivisiones. Los Schweinsteiger, por ejemplo, estaban acompañados por el jefe del cuerpo de Normas Internacionales de Comercio Mágico, quien acababa de imponer ciertas normas regulatorias que en realidad impedían la libre entrada de la operación de Ollivander’s y algunos otros manufactureros de varitas internacionales.

Ese hombre, Elgin Chamberlain, era el blanco de los revolucionarios aquél día. Y tenían que sacarlo de ahí para llevárselo secuestrado y mandar un mensaje, quizá el más importante hasta el momento. Era el primer paso para darle a entender a todos que iban en serio.

Alana Aterberry subió a la tarima para arrancar con los discursos sobre cómo la economía iba por bien camino, sobre cómo los empleos estaban creciendo. Y dar datos duros que echaran por tierra los argumentos de cualquier revolución. Sin embargo, apenas alcanzó a decir un “buenas tardes” con su sonorus cuando se quedó sin voz.

En vez de eso, una voz cavernosa y con un claro acento extranjero, resonó por toda la calle y por algunas aledañas.

-No queremos el dominio de varitas Wardwell. No queremos que los hijos de Bloodworth se queden con los puestos de FMU. No queremos la reelección arbitraria y fraudulenta de Alana Aterberry. Queremos libre comercio, queremos oportunidades justas, queremos un cambio, así tengamos que hacerlo nosotros mismos.

Y entonces empezó la manifestación. Todos los que formaban parte activa del movimiento comenzaron a salir por todas las calles, inundándolas como agua, para llegar hasta donde estaba la poderosa comitiva política. Los aurores se pusieron en guardia. Algunos de los inconformes iban sin máscara pero la gran mayoría estaban cubiertos por pañoletas o pasamontañas. Gritaban consignas, lanzaban mensajes que se formaban en el cielo usando sus varitas, otros lanzaban hechizos que formaban mensajes en las paredes de los comercios. Un auror bajó a la muda Aterberry de la tarima. Los aurores alzaron sus varitas protegiendo a los que habían estado en posición privilegiada.
______________________________________

Esta es la introducción, para que se vayan calentando y entrando en ambiente.

Un post por persona, deben respetar turnos.

Los que tengan papás que manejar porque no son personajes jugadores, pueden hacerlo en sus posts sin problema, solo no inventen locuras.

Si van a lanzar hechizo, uno por post.

Todos deben tener link a su ficha y bóveda en su perfil o en su defecto, en la firma.

Hay 30% de probabilidad de muerte en la trama. O sea, no se aflijan.

Todos los Delta de la revolución –y el resto de los que estén con la rebelión- están al tanto del objetivo: Elgin Chamberlain. Y que todo empezaría con una marcha.

Al final de su post, resuman su acción y su ubicación.

avatar
Admin
Mensajes :
385

Rectoría
Ver perfil de usuario http://bassettknapp.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Patrick Wolfclaw el Jue 3 Sep - 23:16

Ya se le había hecho tradición el desfile del día del trabajo mágico. Cuando él y su hermano Daryl eran más jóvenes era la abuela Beatriz quién los llevaba a ver los carros alegóricos y los desfiles. Desde que la mujer había enfermado ya solamente eran los mellizos quienes asistían al lugar, tanto por ella como por sus otros parientes pequeños, mismos que ahora estaban en las tiendas probando los dulces y a media hora de tiempo limite para ser devueltos a sus casas. 

Esa tarde/noche ni Daryl y Patrick habían bebido nada, tal vez por nostalgia o por que querían ser responsables de los pequeños. El mayor de los mellizos por su parte ya estaba un poco cansado de la gente, de probar las mismas cosas y de las bebidas sin una pizca de alcohol, quería ir a buscar algo, al menos una maldita cerveza de raíz así que se las arregló para deshacerse de su hermano haciéndolo que, al menos él llevara a los pequeños en el traslador directo hasta la casa de los Wolfclaw en Nevada. 

Una vez que se vio libre de responsabilidades consiguió una cerveza y justamente estaba ahí entre la gente escuchando como a lo lejos la ministra Alana Aterberry estaba por dar un discurso (o algo así, estaba lejos, no veía bien) cuando esa voz extraña se escuchó incluso donde él estaba. ¿Qué mierda estaba pasando?  

Patrick sacó rápidamente su varita y se conjuró un protego, toda la gente parecía loca tratando de huir (o llegar) que se lanzaban unos contra otros. Eso se había vuelto un caos de un momento a otros. 

---
Lugar: Lejos, por donde están huyendo las personas o llegando los rebeldes. 
Acción: Lanzarme un protego.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
17

Patrick Wolfclaw
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Jue 3 Sep - 23:41

Estaba nervioso, había estado alternando su vista entre el piso y el desfile durante la duración de este, manteniéndose junto a sus padres como era esperado, después de todo James Lovecraft era de los dirigentes de La Confederación Internacional de Magos, mientras Gina era Auror, era necesario que ambos estuvieran presentes y él como su hijo también.
 
Sabía los planes de los Radicales, estaba perfectamente consciente del objetivo y de hecho lo había localizado en varias ocasiones durante el día, pero obviamente no se involucró, sería demasiado sospechoso, en lugar de ello se limitó a mostrar interés por lo que estaba pasando, mientras su padre hablaba con otros de los políticos presentes.
 
"¿Viste algo, cariño?" preguntó su madre, distraídamente pasando una mano por su brazo buscando su atención, ella estaba viendo en la dirección de la tarima, donde Aleana estaba por dar su discurso y varios de sus compañeros Aurores estaban reunidos.
 
"Si, estoy buscando a Harley," dijo rápidamente, levantándose de puntas para hacer énfasis en el comentario, "Creo que iba a venir con Werther."
 
"Jair acércate, quiero que conozcas a alguien," dijo su padre tras un momento, llamando su atención. Marcellus se arregló la camisa antes de caminar hacia donde su padre estaba con otros de los miembros del Ministerio, sus allegados y familias, integrándose en la conversación momentánea.
 
La atención se dirigió a Aleana, pero Marcellus no volteó a verla, cerró los ojos esperando y justo cuando su voz se apagó, sabía que había comenzado, nunca pensó que escuchar a Ferdynand pudiera causarle ansiedad.
 
La gente empezó a entrar en pánico y todos a su alrededor empezar a amontonarse, su madre había sacado la varita y estaba ejerciendo deber, organizando a la gente para imponer un poco de orden entre tanto caos junto con otros Aurores, mientras su padre ni siquiera le preguntó y lo tomó por el brazo para moverse de aquel punto. Marcellus miró sobre su hombro mientras sacaba la varita, conjurando un Salvio Hexia a su alrededor, evadiendo el blanco de los rebeldes.
 
------
Ubicación: entre toda la bola de políticos, cerca de la tarima.
Acción: conjurar Salvio Hexia.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Vie 4 Sep - 0:06

Ropita mia
Ropita Bastian

Llevaba días tomando pociones para dormir sin soñar que la tía Selene le había dado. No se lo había dicho a Werther por que tenía miedo de que la cuestionara sobre sus pesadillas o que pensara tenía que ver con el ataque que le provocó lo de la muerte del vecino loco. Aquello era diferente y lo sabía, aquellos sueños eran algo más profundo, algo que le estaba avisando de una catástrofe terrible. No quería tenerlos y prefería tomarse lo que fuera para evitarlos, desafortunadamente aquella noche sus pociones se habían terminado y el sueño la atacó con demasiada nitidez, casi sentía que podía percibir los olores, el terror, la sangre.

Se despertó con un grito, demasiado alterada y con la nariz sangrando por la presión. Nunca le había pasado algo así y Werther se sorprendió tanto que incluso llegó a insinuar que se quedaran en casa, aun que ella sabía bien que él quería estar ahí con toda la gente importante del ministerio de magia, presentando a su familia respetable y todo eso. 

No dejó que los planes se cancelaran por eso, se tomó una poción para tranquilizarse que su suegra les mandó por lechuza y por la tarde ya estaba mucho mejor. Aun tenía ese sentimiento horrible en el pecho al recordar el rostro de Angus Finerty frente a ella. Quería sacarse esos pensamientos de la cabeza, quería solamente disfrutar del desfile. 

Se había arreglado bien y había arreglado a Bastian también, tenía muchas ansias de llegar al lugar y ver a su mamá, preguntarle si estaba todo bien. Sabía que había dejado el puesto de jefe de aurores por que necesitaba una vida más tranquila, pero aun así, aun y con todo, necesitaba asegurarse que estuviera bien. 

Cuando fue el momento de las presentaciones políticas y todo Harley se quedó al lado de Werther con Bastian en brazos, estaba sentada en una silla pero con una mano sujetando fuerte la del inefable. Estaba asustada, se le notaba y se puso aun más tensa al saludar al Jefe del cuerpo de Normas Internacionales de Comercio Mágico . 

Creo que se está pasando el efecto de la poción. Tengo miedo. Todo me resulta muy familiar. -  Le dijo a Werther al oído, claro que ella le había contado su sueño, de pies a cabeza, aun que ambos eran muy escépticos para la adivinación, tampoco estaba de más el tomar precauciones. 

¿Has visto a mi madre ? - le dijo al oído, entonces Alana había subido a la tarima principal y no le dio tiempo de escuchar la respuesta pues inmediatamente la voz de ese hombre se escuchó por todos lados.  Harley abrazó fuerte a Bastian y sacó su varita. No iba a moverse un centímetro de donde estaba, no con toda esa gente corriendo como locos. Mejor conjuró para ellos un Salvio Hexia para evitar que les fuera a caer algún hechizo o algo.

---

Lugar: al lado del Jefe del cuerpo de Normas Internacionales de Comercio Mágico
Accion: SALVIO HEXIA PARA TODOS <3

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Jordan F. Mayer el Vie 4 Sep - 12:43

“Es para una fiesta de disfraces, abuelo, quiero vestirme de zombie militar alemán”. Había bastado eso para que el abuelo Charles le dejara llevarse una reliquia familiar: un auténtico abrigo nazi de la SS que había llegado a sus manos de coleccionista por obra del destino. No lo usaría, no el original, si no que se fabricaría una réplica a su medida aunque siguiendo las mismas líneas masculinas que le esconderían la figura con lo recto de la tela. Estaba decidida: por el bien de sus padres y de su familia, así como de Lucian, debía ser discreta. No era cobarde, pero a la revolución no le convenía ya tener más rostros entre los más buscados en el mundo mágico y si, llegado el momento, su cara salía en las planas de noticias relevantes del Profeta o el U.S. Magic Times, estaba segura que pondrían en jaque a su madre con su sección de cultura en el Profeta, a su padre por su larga cadena de tiendas y a su abuelo con la editorial. Además, ¿quién podía asegurarle que no interrogarían a Clive, Bruce y Greg si se llegaba a saber que ella estaba metida en todo ese desmadre? Un pasamontañas no bastaba, ni siquiera la pañoleta que muchos usarían para cubrir sus rostros. Ella necesitaba un disfraz, uno bueno, y dado que no contaba con una multijugos (porque no había llegado a conseguir todos los ingredientes y no quería robarle a su padre), tendría que hacerlo a la antigua.

Las órdenes estaban dadas y la meta bien dispuesta. Secuestrarían a Elgin Chamberlain sin excusas ni pretextos. Obviamente todo requería de una estrategia, unos distraían y los otros atacaban directamente el objetivo. Necesitaban crear caos, infundir miedo, dispersar a las masas hasta que dejaran al jefe de N.I.C.M vulnerable para podérselo llevar. Saldrían de todos los rincones. Eso iba a ser un momento serio para la revolución. Jordan, a pesar de su gran decisión, tenía que aceptar que todo eso la ponía muy nerviosa. Jamás se había enfrentado a aurores de forma tan directa y cabía la posibilidad de que resultara herida o peor. Se escabulló al interior de uno de los negocios que circundaban el área, donde entró con todo y la maleta donde llevaba lo necesario (una maleta de hecho muy pequeña para lo que necesitaba). Calculó bien el tiempo que se tardaría el festival en llegar a la parte donde Alana Aterberry daría su discurso.

Se miró el reloj de pulsera mientras, en el baño bien cerrado. Contó los minutos. Se quitó la ropa. Se enrolló una venda a lo ancho del torso para comprimirse los senos. Diez minutos. Playera negra masculina con la leyenda “Iustitia, Aequalitas, Servitim” en blanco justo en el centro. Dos minutos. Afuera la concurrencia comenzaba a aglomerarse en torno a la tarima donde los grandes políticos ya estaban haciendo gala de sus bien respetables familias. Se colocó los pantalones de Bruce, de color verde oscuro que, aunque le quedaron un poco grandes, se ajustó con un cinturón que cubrió con el largo de la playera. Cinco minutos y ya llevaba un rato considerable en ese baño. Se colocó las botas de corte militar que se amarró hasta la pantorrilla. Luego, encima, la réplica del abrigo que se abrochó bien y la pañoleta que le dejó a la vista sólo los ojos. Se amarró el cabello en una coleta baja. Cuando se miró al espejo, tuvo que quedarse así un par de minutos más, varita aferrada en mano. Era una imagen más menuda y baja, pero se asemejaba mucho a su padre en sus años de juventud.
“Buenas tardes” escuchó en la clara voz de Alana mediante el Sonorus. Esa fue la señal que le indicó que era hora. Sólo tenía que esperar el discurso para salir. Y una vez llegó la última palabra a su oído, abrió la puerta, conjurando en el camino un Protego para sí misma y echándose la capucha implementada al abrigo, sobre la cabeza. Al cruzar la puerta que daba entrada al establecimiento, notó el caos que nacía. Comenzó a caminar hacia la tarima, quitándose gente del camino.

_____________________
Lugar: A unos cuantos metros (quizá unos diez) de la tarima principal.
Accion: Protego für mich.
Conjunto roperil
- Abrigo
- Pañoleta en la jeta
- Botillas a lo Dr. Martens (?)
- Pantalonetes
- Playera negra con leyenda bla blah

Vamos, que soy un macho a lo Take Me To Church de Hozier
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
153

Jordan F. Mayer
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Nicole B. Lovecraft el Vie 4 Sep - 18:38

Había estado observando el evento sin mucho interés realmente, había asistido solo porque varios de sus parientes estaban involucrados, varios en el cuerpo del Ministerio, otros en los comercios, como era el caso de su padre Gael, quien había estado activamente teniendo conversaciones con otros magos especializados en la manufactura de objetos mágicos para realizar tratos de comercio. Nicole entendía el objetivo, pero debido a la presente situación veía los obstáculos más claros que nuca, aquella fachada de tratos que habían hecho los Wardwell era una de ella, limitando el comercio para ejercer un monopolio, era tan obvio que el descaro de algunos de negarlo se le hacía ilógico.
 
El discurso de Alana se aproximaba y Nicole aprovechó para ir a los alrededores caminando distraídamente. Estaba por regresar a donde sus primos se habían citado cuando topó con una persona, casi cayendo al suelo en el proceso,
 
"Una disculpa," dijo rápidamente, viendo a una chica encapuchada, entrecerró los ojos bajando la mano y dando la media vuelta, justo cuando Alana empezaba a hablar pero su voz se había apagado y en lugar de ello sanó aquella de acento extranjero.
 
"Iustitia, Aequalitas, Servitim…" murmuró recordando el lema de la fraternidad Delta, viendo sobre su hombro como había más personas encapuchadas, "Oh…"
 
Rápidamente empezó a correr en dirección hacia donde estaban sus parientes, pretendiendo cambiar a su forma animal en el proceso, necesitaba hacer algo rápido.
 
 ------
Ubicación: En la zona de espectadores.
Acción: Correr para transformarme en águila.
Hechizo: si la animagia cuenta, pues ese (Nota: animaga experta.)
avatar
Estudiantes
Mensajes :
57

Nicole B. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Evangeline Blue el Vie 4 Sep - 21:06

Evangeline estuvo presente durante todo el desfile del trabajo, si bien tenía más de seis meses de no ser un miembro activo del personal de seguridad mágica, aun seguía frecuentando a sus conocidos y precisamente Anne, quién era su amiga desde hacía décadas, era ahora quién se hacía cargo del departamento después que ella renunciara. Le seguía interesando la política y también el movimiento insurgente que se presentaba en algunas universidades del país, entre personas que buscaban igualdad y derechos. Aun le seguía pareciendo extraña la manera de proceder del nuevo mundo, si bien llevaba más tiempo de su vida en América que lo que había vivido en Francia o Inglaterra, las costumbres podían seguir sorprendiéndola indudablemente. Mientras que en el viejo continente todos peleaban por la igualdad de sangre aquí, en su país las cosas eran diferentes, era el dinero quién hablaba, el dinero que pocos mantenían entre sus manos.

Por eso le gustaba el desfile del día del trabajo, por que se rendía una especie de tributo a aquellos que si se manchaban las manos diariamente por construir las bases de este país, de esta gran nación. Claro que los aurores siempre tenían que trabajar, una vez se lo había dicho a sus alumnos: Ser auror no es un trabajo, es un modo de vida. Siempre estás alerta, siempre puedes necesitarlo.

Estaba ahí justamente con otros miembros del departamento de aurores, muchos de ellos aun seguían teniéndole el respeto que durante años y misiones exitosas se había ganado. Ser el jefe de aurores no era un puesto que pudiese imponerse, era un puesto que se ganaba arriesgando tu vida junto con la de los tuyos.

Saludó a Anne con una palmada en el hombro (Si, era una mujer fría), y también a los otros aurores que estaban con ella velando por la seguridad. Luego se preparó para escuchar a la ministra de magia Alana Aterberri pero algo, un conjuro en el ambiente había detenido todo.

Inmediatamente se movilizo junto con el resto de los aurores, fue momentos antes de que la lluvia de rebeldes fuera hacia ellos, lo primero que Evangeline hizo fue convertirse en una estela de Luz y aparecer al lado de Alana Aterberri para protegerla de los ataques, conocía a los miembros de su personal de seguridad, pero iba a hacerse cargo de ella personalmente.

Lugar: Al lado de Alana si me sale el Aparicio
Hechizo: aparecerme al lado de Alana (?)

_________________

avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
78
Edad :
42

Evangeline Blue
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Lucian Den Adel el Sáb 5 Sep - 1:11

El desfile del Día del Trabajo. Al fin aquel día había llegado. Era la forma de demostrarle a Mina que estaba con ella al cien, su prueba antes de hablar con Jesse y decirle que estaba de lleno en la revolución, que creía en aquellos ideales de justicia e igualdad para todos. Estaba bastante nervioso por que no quería pensar si quiera en tener que enfrentarse a su madre. De imaginar que algo le llegara a pasar o que incluso el tuviera que hacerlo, le ponía los pelos de punta. Debía ser certero y preciso en cada movimiento que haría, un error y todo se echaría a perder . En casa, se colocó unas lentillas de contacto color café oscuro y se echó encima una botella de peróxido, para quitar su acostumbrado cabello oscuro. Se colocó gafas de sol y una gorra para tapar la parte rubia de su cabeza. Primera lección de una misión encubierta: Nunca reveles tu identidad.

Practicó durante días y noches enteras su acento alemán, tenía que remarcarlo y obligarse a tener la voz mucho más grave. Necesitaba parecer otra persona completamente y al fin lo había logrado. Llevaba una camisa de cuadros azul y debajo de esta; una camiseta roja, pantalones cargo negro con cremalleras en las rodillas. El objetivo era claro: capturar a Chamberlain. La tarea de Lucian era guiarlo a un grupo de rebeldes que estaban preparados, a la orden y en posición con un traslador listo. Llegó con su madre, apareciéndose a un lado de su tía y profesora: Evangeline Blue, quién simplemente le dio una palmada en la espalda a su progenitora.

[color=blue]-Buenas tardes, tía.-

Dijo sin emoción alguna. Giró su vista observando a toda la multitud, encontrando los puntos fáciles de acceso para su llegada y huída. Respiró profundamente y se mentalizó, nadie tenía que salir herido y de verdad esperaba que así fuera. Vio a Mina a lo lejos, acompañada de Werther, Harley con Bastian en brazos, además de sus padres. Desvió un poco la vista y enfatizó su mirada en Chamberlain.

Alata Aterberry se acercó al frente de la tarima y apenas dio el saludo de cortesía, cuando se vio interrumpida por la voz grave, rasposa y con ese extraño acento europeo de Ferdynand Zieliñiski a quién solo había visto en los carteles de “Se busca”. Esa era la señal. Una horda de manifestantes comenzó a arribar al lugar, creando caos y alboroto. Caminó rápido entre la gente para que nadie de los aurores pudiera localizarlo y verlo y de inmediato, se quitó la gorra, la camisa y la parte de debajo de sus pantalones. Se colocó una pañoleta negra, cubriendo solo nariz y boca. Sujetó fuerte la varita y se decidió a actuar.
Lo primero que debía hacer era acercarse lo suficiente para poder quitara Elgin Chamberlain de la vista de todos los políticos y personas importantes de la tarima.

[color=blue]-¡Deprimo!-[/b]

Forzó la voz para remarcar aun más el acento y conjuró hacia el suelo para que la gente saliera despavorida de su camino.

--------------
Lugar: A unos 10 metros de la posición original de Evangeline y su mamacita
Hechizo: Deprimo al suelo para que la gente se caiga ahí y el resto se mueva hacia los lados.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Sáb 5 Sep - 13:03

Había veces en las que odiaba ser esa especie de doble agente, ver involucradas a las personas que quería del lado que sería sorprendido. Recordó aquella vez del mall y cómo se había dejado llevar por sus sentimientos idiotas al ver a Marcellus en peligro. Recordó el saber lo que era estar perfectamente consciente de que había gente que podría morir y no haber hecho nada para detener los planes de los Venerables. Ahora estaba en el lado contrario.

Le había dicho a Werther que mejor no sacara a Bastian porque el niño se aburriría, que lo dejara con Pepe, pero Werther le había dicho que quería que todos vieran a su retoño y ella no quería ponerse demasiado necia porque su hermano la conocía demasiado bien. Y ahora ahí estaba, al lado de Harley y sintiéndose fatal porque el idiota de su hermano –o el tonto de su padre, al que no se atrevía a decirle “idiota” ni en su mente, realmente – había elegido para la familia esos asientos, con ese señor.

Se pasó la lengua por los labios cuando Alana fue presentada y aunque se mantuvo impasible, sentía que el corazón le latía a mil por hora cuando la mujer se paró frente al micrófono.

Nunca había visto a Zieliñski en persona, por obvias razones. Nadie de la revolución sabía en realidad que ella era parte, a excepción de los mismos que trabajaban encubiertos, pero supo de inmediato que era su voz la del discurso por el acento. El caos empezó de inmediato. Se dio cuenta de que la gente estaba más manipulada de lo que pensaba, pues apenas aparecieron los manifestantes, todos comenzaron a correr como si fuera una potencial plaga asesina. En realidad los únicos que debían temer algo eran los que estaban en ese círculo, por muchos aurores que hubiera rodeándolos.

Vio como Harley lanzaba un hechizo y demás. Había contado con que desapareciera con Bastian por puro sentido común, pero no. De hecho no sabía si eran sus nervios o qué, pero parecía más cerca de Chamberlain de lo que había estado al principio del evento.

-¡Werther!

Le gritó a su hermano con urgencia, aunque no esperaba realmente su atención, era su modo de decirle que se haría cargo. Volteó a ver dónde estaba su mamá y le hizo un gesto “vete ya”. Sabía que sus emociones no debían ganarle, que el momento en que tuviera que decidir llegaría y que al final, Jesse era su verdadera familia. Pero aún así…

-¿Estás loca o qué? Nos vamos, no puedes hacer nada. Piensa en Bastian.

Le dijo a Harley mientras tomaba fuertemente su mano sin previo aviso. Enfrente de ellos se acercaba el primer grupo de choque y aunque tenían a los aurores como barrera primera, Mina sabía –perfectamente- que no debían confiarse, que esa barrera sería destruida, que harían lo que se propusieran. Pero también sabía que nadie querría hacerle daño a Harley y a Bastian por órdenes de Jesse. Y no había que entorpecer los movimientos de nadie. Su papá ya había sacado la varita y tenía una expresión fiera en la mirada, una de la que le habían contado pero que jamás había visto.

-Lo siento.

Le volvió a decir a la rubia antes de, con su mano libre, tomar también el bracito de Bastian e intentar una aparición conjunta.

___
Lugar: Ahí con la comitiva y el señor que será secuestrado, Harley, Werther y mi familia hermosa
Acción: Intentar desaparecer con Harley y Bastian.

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Anne Den Adel el Sáb 5 Sep - 15:41

A diferencia de su hijo, Anne no estaba nerviosa, sino ansiosa.  Con los primeros rayos de sol, salió del loft para hacer su rutina de ejercicios en la costa. Utilizaba esos 20 minutos para mentalizarse, pensar en lo que podría pasar y con ello adelantarse a los hechos para que el plan que se había gestado tuviera éxito. A pesar de que ambos estaban a favor de la revolución y ayudaban cada quién a su manera, ni ella ni el propio Lucian sabían que el otro estaba inmiscuido. La reunión que había tenido con Ferdynand Zieliñiski y Jesse Crawford antes de que comenzaran las clases den Basset-Knapp, sirvió para que pudieran decirle sobre ese plan que llevaban organizando desde hacía ya meses.

Requerían su ayuda ya que como jefa de aurores, su primordial trabajo era salvaguardar las vidas de los asistentes, en especial la de los políticos que asistirían al lugar. Al presentarse al evento, de inmediato dispersó a los aurores de más confianza para que cubrieran toda la explanada. Antes de que se presentara del brazo de su hijo Lucian, mandó un patronus a el selecto grupo de aurores que le ayudó anteriormente con Jesse, ellos se encargarían de hacerla de doble agente, no entorpecerían a los rebeldes y se encargarían de proteger a todos los civiles. En el momento en el que llegó con su hijo, sonrió con desgano, estaba a la expectativa de lo que iba a ocurrir. Se sentía como en sus épocas de adolescente, en donde el calor de la batalla era básicamente una adicción para ella.

Estando apenas unos momentos en el lugar, Evangeline Blue arribó y le dio una palmada en forma de saludo. Anne lo correspondió asintiendo con la cabeza de una forma militarizada. Aún le tenía bastante respeto, por que además de su amiga, también fue su jefa. La aterciopelada voz de Alana Aterberry dando la bienvenida fue interrumpida drásticamente. Esa era la señal que estaba esperando. Evangeline se movió rápido y entendió a donde se dirigía. Sacó su varita y la apretó fuertemente, le había colocado un recubrimiento de cuero con un listón para colocarla en su muñeca para que si la desarmaban siempre la tuviera cerca.

-¡Código rojo! Clark! Kensington! Murray! Muévanse!  ¡Protegan a los civiles! Formación águila-delta-bravo-uno .

Gritó a los aurores que estaban a su alrededor. En ese momento no vió a donde se había metido su hijo, pero sabía que él podía cuidarse solo. Esperó un par de momentos para poder ver hacia donde corría la gente y en donde era el punto más débil. Alana Aterberry no estaba en la tarima ya, la vio ser ayudada por otro auror. Los demás presentes estaban a la merced de los manifestantes, incluyendo Chamberlain. Pretendiendo proteger los demás iba aparecerse justamente al lado de Mina y Harley, quién llevaba al bebé en brazos.

Ropis del terror
---------------------
Lugar:  En los costados de la realeza
Hechizo: Aparecerse al lado de Mina y Harley.
avatar
Congreso Mágico de USA
Mensajes :
43

Anne Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Edward McJicahm el Sáb 5 Sep - 17:23

Pocos lo sabían pero aquel nuevo sistema que se iba a implementar para las exportaciones e importaciones mágicas había sido parte de su plan y el de otros Venerables. Chamberlain solamente era una marioneta impuesta por ellos en el ministerio de magia, así como otros de los funcionarios, los que no estaban con ellos eran sus peones en ese juego que llevaba décadas jugandose de esa manera pero que solamente ahora y con las ideas capitalistas había realmente brindado frutos.

Edward así como otros miembros del Ministerio de magia estaban ahí en la tarima, él estaba en la principal, donde Alana había estado sentada momentos antes y justo intercambió con ella un par de palabras antes de que pasara a dar su discurso. Él estaba acompañado de su familia, había al menos cuatro jóvenes que pertenecían a la fraternidad Nu y tres hombres que eran miembros importantes del departamento de Cooperación Mágica internacional, su familia estaba bien acomodada, él se había en cargado de eso.

Espero paciente siguiendo con su mirada como de canica, muy parecida a la de un buitre, cuando Alana subió y comenzó a hablar. Se tensó inmediatamente al escuchar que alguien interrumpía y así como los otros miembros de su familia se puso de pie al escuchar a los manifestantes y ese discurso que decía más de lo que parecía. Le hizo un gesto a sus familiares para que guardaran la calma, no iba a irse de ahí tan fácilmente, ellos tenían las de ganar si los rebeldes provocaban un acto violento.

Estaba viendo a su alrededor entre el caos y sacó su varita, misma que estaba colocada dentro de su bastón para apuntar a uno de los jóvenes que de alguna manera se había acercado a ellos y le lanzó un impedimenta casi como un latigazo para detener su hechizo. Era lo primero, que se acercaran los otros, nadie iba a meterse así como así con sus intereses.

Accion: Levantarme tranquilamente y lanzarle un hechizo a Lucian.
Hechizo: Impedimenta a Lucian.
Lugar: Cerca de donde Lucian se acercó.
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
11

Edward McJicahm
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Jesse Crawford el Dom 6 Sep - 2:26

Syd no había sido precisamente un padre modelo, ni mucho menos. Sus ausencias, su apatía, y el poco interés que había mostrado respecto a mi bienestar emocional se habían convertido en grandes constantes de mi infancia y adolescencia que a la larga se habían convertido en la cosa más normal del mundo. Eso sí, cuando se dignaba a convivir con su único hijo, siempre lo había hecho a través de una postura más que de padre, de profesor. Palabrerías y consejos fuera de tono para un niño que, incluso sin entender una mierda, siempre trató de memorizar cada palabra de su viejo aunque fuera de una forma meramente mecánica. Al final, las palabras eran el único nexo que podía tener con su única familia.

“Jesse, la iniciativa es la herramienta de los tontos. Deja que el mundo actúe, que te muestren lo que tienen para luego usarlo en su contra. Espera, observa, escucha y aprende… y solo hasta entonces da todo de ti”. Bueno papá, me habría gustado que me dijeras cuánto es que uno tiene que esperar, observar, escuchar y aprender, pero me parece que mis amiguitos y yo ya hemos esperado más que suficiente.

Era el día indicado, la hora y el lugar. Necesitábamos hacer esto como nunca antes habíamos necesitado otra cosa. Estaba tan seguro de ello como también lo estaba del terrible golpe que significaría quedarnos en el camino, fallar en nuestro intento. Nos encontrábamos en el punto exacto en el que teníamos definir de una vez por todas la postura de nuestro movimiento, nuestras intenciones reales y lo que estábamos dispuestos a hacer para alcanzar nuestros objetivos. No era una decisión que se pudiera haber tomado a la ligera, habíamos pasado por noches enteras de discusión, de debates y roces que más de una vez habían estado a punto de echar todo por la borda. Y es que o nos conformábamos con seguir siendo un movimiento estudiantil que se conformaba con reunirse pacíficamente en plazas públicas o frente a recintos gubernamentales a exigir verbalmente sus derechos; o dábamos el paso para literalmente comenzar con una revolución social basada en la fuerza, bajo el riesgo de ser juzgados no solo por nuestros enemigos sino también por un gran sector de la sociedad. Estábamos a un paso de dejar de ser manifestantes para convertirnos, a ojos del mundo, en terroristas.

Ya no había marcha atrás y cada uno de nosotros lo sabía. La convocatoria para el golpe en Ruth Paine Street había sido descomunal, incluso más de lo que nos habíamos imaginado. En cuanto el panorama estuvo dispuesto en la forma que esperábamos, las calles aledañas al núcleo del festejo por el Día del Trabajo se convirtieron literalmente en ríos de gente. Ya no éramos solo estudiantes; dentro de todo el amasijo de gente se encontraban obreros, oficinistas, trabajadores del ministerio, miembros de sindicatos, jóvenes empresarios; hombres y mujeres cansados de vivir en una sociedad sin futuro. Entramos por todos los rincones de manera que la comitiva conservadora se encontrara rodeada por todos nosotros. Joe, Angus, Ferdynand y mis Delta me acompañaban al frente de la línea que entraba por el lado sur de Ruth Paine Street, todos con el rostro cubierto y las varitas desenfundadas.

En cuanto estuvimos a la distancia indicada, los ataques de varita comenzaron a volar de un lado a otro, silbándonos por encima de la cabeza y comenzando con aquel baile mortífero para el que tanto nos habíamos preparado. El plan era simple, secuestraríamos al jefe del cuerpo de Normas Internacionales de Comercio Mágico: Elgin Chamberlain; y con ello daríamos por iniciada la guerra abierta contra un imperio único que nos había gobernado durante siglos. El frente de ataque donde nos encontrábamos venía desde el sur porque era en esa posición donde se encontraba la Ministro de Magia: Alana Aterberry. Dejaríamos que creyeran que el objetivo principal era Alana, lo que reduciría la resistencia en el sector norte, justo donde se encontraba el buen Chamberlain.

-NO LASTIMEN A LOS CIVILES. INHABILITEN A LOS AURORES.- Las indicaciones habían sido claras desde un principio. Teníamos que lograr que las fuerzas de resistencia se replegaran hacia el centro, por lo que la presión de los nuestros se intensificó desde los costados. Adelanté mi posición justo para quedar en la línea frontal, y levanté mi varita apuntando directamente al grupo de aurores que bloqueaban el acceso desde el punto central.

-J, A, AHORA. BOMBARDA MÁXIMA- Mientras intentaba conjurar aquel bombarda, Joe y Angus se encargarían de desplazarse hasta donde se encontraba Chamberlain para tomarlo y largarse con él lo antes posible, mientras la batalla se concentraba en el extremo opuesto. Para ese momento, Mini y Harley ya tenían que estar fuera del alcance de nuestras varitas. Tenía que ser así…
 

-----------------------
Hechizo: Bombarda máxima sobre los aurores que defienden la zona central de la parte sur.

Posición: En la línea frontal del lado sur de los atacantes.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Sonny Pazzoli el Dom 6 Sep - 15:54

Todo el mundo me preguntaba porqué había estado tan quieto, tan callado las últimas semanas. Alegaba que era cansancio, que si la universidad, que los porros que me encinaba por las noches, que si las putas, en fin. Cualquier excusa les dije para que desviar la atención a lo que realmente estaba haciendo. Durante noches enteras tuve que buscar algún lugar alejado de las miradas mágicas, para cuando tuviéramos al maricón de Chamberlain cogido de las bolas, encerrarlo ahí para que cantara como canario todo lo que sabía. Con el regreso de Jesse a Basset-Knapp todo era relativamente más sencillo. Teniendo a la cabecilla de la revolución en America, los planes y las ideas podrían plantearse en el acto y no tener que esperar a que lograra comunicarse mediante teléfono. 

Desde temprano salí de mi habitación en la fraternidad, hoy sería un buen día. Lo podía ver, oler y sentir, dentro de mis entrañas. Era adrenalina, emoción o miedo o todo junto. Mi desayuno consistió en un cigarrillo y un vaso con agua. Estaba inapetente. Me aparecí entre la multitud, justo enfrente del podium en donde esa vaca idiota de Aterberry y sus demás lamehuevos estaban mirando con aires de superioridad a todos. Llevaba un chaleco militar con capucha y una máscara hechiza con el rostro de Alana Aterberry en la parte posterior de mi cabeza para colocarmela cuando fuera el momento oportuno. 

Dentro de los bolsillos interiores del chaleco llevaba dos bombas molotov y mi varita. El obejtivo era crear miedo y caos, así los aurores tendrían la atención hacia nosotros y dejarían libre a chamberlain. "Buenas tardes" Esa fue la señal y solo respiré bastante extasiado por todo. Bajé la máscara para ponermela, apreté mi varita con la zurda y con la diestra tenía una molotov lista. 

-Knock, knock, motherfucker...¡¡Iustitia, Aequalitas, Servitim!!

Grité el lema de la fraternidad y arrojé una molotov hacia la orilla frente a donde estaban esos políticos. Sin el afán de lastimar a nadie, aunque me muriera por hacerlo. Que salieran corriendo despavoridos como ratas los hijos de perra. 

-!Depulso¡ -

Me di la vuelta para ir en contra del mar de gente y conjuré rápido para quitarme a las personas del camino. Tenía que ir a la parte de atrás del podio para ayudar a llevarnos a chamberlain a la bodega que teniamos lista en Miami. 

-------
Lugar: A 30 metros del podio, entre la multitud.
Acción: Arrojar una molotov
Hechizo: Depulso a gente random para que me deje pasar.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
113

Sonny Pazzoli
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Dom 6 Sep - 16:21

Eso si que era primera fila. Nadie hubiera podido negar que se sentía especial, con las mejores galas, saludando y sonriendo a las personas más importantes del mundo, acompañada de su madre que era adorada por todos, siendo más importante que sus dos hermanos, solo por el hecho machista de ser una niña bonita a la que alagar y sonreír. Pero si, la jornada fue bastante aburrida, si se descontaban algunas charlas interesantes y el espectáculo de acrobacias aéreas.

Para cuando la ministra iba a hablar, Anne estaba por sacar su móvil y disponerse a jugar cualquier tontería disimuladamente, pero en primera fila. Pero no pudo siquiera verificar la señal de internet que Bonnie se lo arrebató de las manos y lo confiscó. Sonreír y cruzarse de bazos, mientras Alex le dedicaba una mirada asesina de hermano mayor a insufrible hermana menor. "- easy... Alana no va a decir nada que ya no sepamos" cuchicheó con su hermano para que la realidad le diera una bofetada en la cara.

Pero no fue la ministra, sino una voz gutural que salía de quién sabe que entrañas, que escupía su apellido como si no valiese nada, lo que puso en tensión a todos los magos que estaban a su alrededor y que de inmediato fue secundada por el bullicio y los pasos de cientos de personas.... Se sentía, se sentía en el vibrar de las sillas, que de inmediato los Bloodworth dejaron para pararse firmes como si pudieran llegar a ver el más allá por sobre las cabezas de otros cientos.

El miedo no era un sentimiento muy Bloodworth, mientras Anne quería entender la situación, captar si había un peligro real en todo aquello, su madre ya había dado directrices estoicas a sus hermanos que desaparecían. Iban al MUC, seguro... asegurarse de que aquel edificio no sufriera la manifestación o algún vandalismo. Con ellos desaparecieron otros pares de magos que pertenecían a la corporación. Y al espacio vacío lo rellenaron otros tantos que se replegaban hacia al centro, empujando las sillas que caían y estorbaban a los pies de todos.

Dos segundos entre un par de agentes de seguridad, que Anne dudaba fueran aurors realmente, y tuvo la charla de su vida con su madre, donde Bonnie aclaró sus puntos "tomar la plaza del trabajo, solo les dará trabajo".Ni el poder, ni el trono, ni la gloria vana, ni el oro pel vacuo... Pero Anne era como un pequeño gatito curioso, y al igual que su madre no creía que nada serio pudiera suceder, entonces, luego de un Protego Horriblis se dispuso a ver el espectáculo desde la mejor ubicación, con uno de los guarda espaldas de su madre y hasta saludándola a lo princesa cuando esta se desaparecía hacia el MUC.

--- 
- Protego Horriblis para my self...
- ir hacia los escalones de la tarima para ganar altura y ver que se cuece en la periferia sobre las cabezas del resto. (creo que estoy del otro lado del bombarda de Jesse, pero no estoy segura...)
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Jacob Wong el Dom 6 Sep - 21:49

Había estado presente durante todo el desfile, si bien había sido bonito ver a los dragones amaestrados y la muestra en su gloria de lo que era el poder americano sobre todas las cosas, lo importante a penas y estaba por comenzar. El era parte de ese movimiento revolucionario desde hacia ya meses, incluso antes de ser parte de la fraternidad Delta había estado metido en algunas manifestaciones y vandalismo mágico en algunos comercios de la localidad, pero ese era el ataque principal y sentía la adrenalina corriendo por sus venas con cada segundo que pasaba.

Estaba vestido como un civil más, jeans y una camiseta con la bandera americana. No había nada de él que llamara la atención con excepción de la mochila que tenía en la espalda. Aprovecho toda la tarde para colarse entre las filas que iban a presenciar el discurso de Alana como el cierre de las actividades y el comienzo de la fiesta nocturna. Pudo divisar puntos claros: La tarima de Alana, la tarima donde había funcionarios del gobierno y principalmente la tarima donde se encontraba Elgin Chamberlain.

Alana subió a dar su discurso y en el momento en que la voz de Ferdynand interrumpió todo, inmediatamente se movió entre la multitud de civiles sacando rápidamente de su mochila varias bombas de humo caseras, que no iban a lastimar a nadie pero iban a dificultar al menos que le dieran a algunos con hechizos. Fueron solo unos momentos después que las turbas de manifestantes se acercaron a los costados que él sacó su varita, se colocó una pañoleta en el rostro y lanzó hacia la tarima objetivo una de esas bombas.

ABAJO LOS MONOPOLIOS!! - fue su grito de guerra, ahora solo tenía que cuidarse las espaldas aun que sabía que había más como él respaldando el movimiento.

--- Acción: Lanzar una bomba de humo a la tarima de Elgin Chamberlain
---Lugar: Con los civiles después de la barricada de aurores.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
6

Jacob Wong
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Charles Montag el Dom 6 Sep - 23:09

Como parte del Wizengamot su asistencia había sido requerida durante el evento del día del trabajo, por lo que se presentó acompañado de su esposa y sus hijos, observando los eventos desarrollarse sin casualidad alguna hasta el momento. Era una mera formalidad todo aquello, Montag estaba perfectamente consciente de aquel plan de importaciones y exportaciones, mismo que había sido realizado por su parte y el soporte de los otros Venerables, era parte de sus causas del día a día.
 
Objetivamente, le parecía un movimiento realmente absurdo, subestimar la inteligencia de los demás y sus intenciones, aquellos que creían que nadie notaria el monopolio carecían de visión y los que pensaban que aun notándolo nadie haría nada al respecto carecían de enfoque. Eran ese tipo de situaciones las que hacían que Montag perdiera la paciencia.
 
Alana estaba por hablar, pero Montag no tenía ningún tipo de respeto por la mujer, su posición de marioneta le era clara, el hecho que la considerara insulsa al punto de la inutilidad era un sentir que no expresaba a otros nunca, pero siempre estaba presente.
 
Fue casi un alivio cuando fue interrumpida, si bien sus hijos se vieron alterados y su esposa confundida, Montag estaba complacido de que aquellos radicales haya decidido hacer su movimiento, el evento se había tornado sumamente aburrido para aquel punto.
 
Se puso de pie, indicándole a su esposa que saliera del lugar así como a sus hijos, observó a los presentes y giró los ojos, había una apariencia que mantener y por mas entretenido que le pareciera el movimiento revolucionario, había cosas que hacer.
 
Levantó la varita ligeramente, apuntando hacia la tarima mientras caminaba, aprovechando la ya presente confusión y el ruido causado por los ataques de los radicales y conjuró un Confringo… después de todo, a él lo había atacado primero, claro estaba.
 
----
Acción: Alejarse de las gradas.
Hechizo: Confringo a la tarima.
Lugar: por las gradas de la realeza
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
21

Charles Montag
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Menace Kameid el Lun 7 Sep - 4:15

Pues estaba alli , no por que queria, si no por que ese dia estaba trabajando, era un dia muy importante, y tenia cosas que hacer pero aun asi le dijeron que debia estar en el desfile como infiltrada, por si algo sucedia, pues se sabia que habria problemas en ese lugar aunque no estaba del todo confirmado, pero debia haber testigo y por supuesto un reporte de todo lo que sucediera.

Por supuesto que no iba como Menace, Iba como Stephany Michell, una tipa comun y corriente, sin chiste, vestida comun y corriente, de hecho no destacaba para nada, pues ese era el objetivo de mi dizfraz, todo parecia que estaria aburrido y que terminaria sin inconvenientes pero en ese momento al hablar  Alana Aterberry fue interrumpida por una voz masculina, y todos las manifestantes empezaron a salir como cucharachas de un basurero, mi objetivo no era ese, mi objetivo no era proteger a nadie, ni meterme mucho menos, simplemente iba a revisar la situacion, por supuesto que entre las personas vi a Werther y su familia (jamas dejaba de vigilarle), pero vamos que yo ya habia terminado con el...o eso queria creer, pero ...recorde que ese dia no iba como Menace, ese dia no los conocia por lo cual no haria nada por ellos o ¿quiza si? quiza tendria una oportunidad para hacer travesuras, aunque claro primero estaba mi vida.

-Protego- dije para mi misma esperando no ser atacada en ningun momento.

La verdad es que no sabia que podia hacer en ese instante, pues no tenia mucha informacion del suceso por parte de los rebeldes, y fingir ser uno de ellos quiza no me ayudaria, por lo cual yo creo que salir de ahi seria una buena opcion, aunque provocar algo de caos no estaria nada mal, pero por supuesto que protegerme era lo principal, no arriesgarme mucho y ser inteligente, si veia que la situacion se ponia horrible , irme de inmediato, pues aun tenia muchas cosas por hacer.

Apariencia:Asi soy ahorita xP
Acción: Alejarse de los ataques.
Hechizo: Protego -para mi obvio-
Lugar: Como  por donde estan llegando los rebeldes.
avatar
Congreso Mágico de USA
Mensajes :
80

Menace Kameid
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Lune Deveaux el Mar 8 Sep - 20:35

Iba por supuesto con la comitiva vestida totalmente de negro con el cabello en una coleta de caballo que le permitía toda la movilidad sin ningún estorbo. En la playera se podía leer Iusticia, Aequalitas, Servitium en letras blancas. Se encontraba cerca de Jesse pero no totalmente al frente. Desde que se agruparon ella hizo lo posible por mantenerse lo mas cerca del frente posible. Había algunas personas en el gentío y el tumulto que la alejaban, pero aún el Delta seguía en su campo de visión, así que podía escuchar lo que decía, eso le hacía sentir protegida y las consignas le daban la sensación de ser aún mas valiente de lo que era en la vida diaria.
Jesse le parecía un hombre muy valeroso por ser revolucionario y además sentía que sabía lo que hacía  así que por afinidad y por sentido de protección se mantuvo cerca aunque sabía que estando a su alrededor habría mucha, demasiada acción. Y no desatinó le sorprendió en demasía el conjuro de Jesse ante lo cual solo hizo un gesto de sorpresa con los ojos muy abiertos. Intentó con todas sus fuerzas ver que pasaría pero en sus visiones no aparecía mas que caos y no pudo predecir cual sería su mejor acción así que se unió al caos inminente sin saber exactamente que hacer y sin miedo alguno sacó su varita justo después de que Jesse lanzó aquél Bombarda. Tras esa inesperada acción gritó: Depulso desde su lugar esperando que eso pudiera abrirle pasó al líder de la comitiva y a su vez acercarse mas a él y abrirse paso a si misma.
Lune en su cotidianidad es tímida y alegre pero sabía que esta era la oportunidad de hacer el cambio en el mundo que ella siempre había deseado y se sentía orgullosa de ser parte de la revolución, jamás lo ocultaría y su familia lo sabía y tomaba sus precauciones, no temía pues sabía que todos sus seres queridos se encontraban, aún, a salvo en el mundo muggle y que en ocasiones había que hacer sacrificios por el bien común.  Con esta ideología su valor crecía exponencialmente así que continúo abriéndose paso a empujones para estar lo mas cerca del frente.

Acción: Empujar a la gente que le estorbaba para poder lanzar un hechizo al frente.
Hechizo: Depulso para abrirle paso a Jesse  y a los demás que iban en la comitiva
Lugar: Con los revolucionarios entre el gentío más o menos cerca de Jesse
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
29
Edad :
21

Lune Deveaux
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Werther Schweinsteiger el Mar 8 Sep - 21:54

No era que no se hubiera tomado a Harley en serio –lo hacía- era que no podía intentar que cancelaran todo un evento basándose en lo que no todos tomarían tan en serio como él por tratarse de su esposa. Por eso se esforzó por hacer como que no pasaba nada y decirle que seguramente todo había sido nada más un sueño loco. Mina insistió en que no llevaran a Bastian y eso también le pareció una especie de profecía, pero al final no podía simplemente no hacer las cosas que le correspondían. Y nunca había sido supersticioso así que era tonto serlo en ese momento, e inventarse dramas mentales.

Las cosas habían sucedido con normalidad, el desfile había ido bastante bien y justo después de eso, pensó que ya todo estaría normal y para cuando se sentaron en su respectivo lugar, detrás de sus padres, ya se le había olvidado todo lo demás. La calma no le duró nada. Apenas Alana Aterberry saludó a los presentes, fue acallada por una voz claramente extranjera, diciendo un montón de sandeces que lo hicieron fruncir el ceño y levantarse de golpe, como un resorte.

Su mamá volteó a verlo alarmada. Werther sabía lo que estaba pensando. No quería que su hijo se volviera a enfrentar a problemas legales por ser demasiado impulsivo. Ya habían borrado ese antecedente, no había que abrir uno nuevo. Pero Werther no iba a dejar que nadie se acercara a su familia, ni a la que lo había criado, ni a la que lo había adoptado. Eso incluía a Aterberry, y también, por supuesto, a Chamberlain, que además estaba sentado cerca de ellos. Porque Chamberlain representaba los intereses de Wardwell y de otros miembros del FMU.

Escuchó el grito alarmado de su hermana, que le indicaba que debía estar alerta. Asintió hacia ella pero también en ese momento decidió delegarle la responsabilidad de cuidar a Harley y a Bastian.

-Llévatelo de aquí.

Le gritó a ambas por igual y obviamente, se refería a Bastian. Luego volteó hacia donde estaba su papá. Lo miró con urgencia y señaló a Chamberlain quien, para mala suerte del mundo, no era una rata asustada, sino un tipo que ya tenía su varita en alto para defenderse.

-Protege a Chamberlain, vienen por él. Yo iré al frente.

Notó que alguien intentaba lanzar un deprimo al piso, y que varios de los funcionarios se movían despavoridos. Él no. Lo único que esperó fue que Harley y Mina se largaran lo suficientemente rápido. Si Bastian caía en el agujero dirigido a Chamberlain, el que lo estaba conjurando lo iba a pagar caro.

-Incendio máxima.

Conjuró hacia el presunto responsable con la mirada llena de un odio visceral, esperando que su hechizo saliera como de lanzallamas. Y así, de paso, nadie más se acercaba a su perímetro, si era lo que pretendían.

____________

Ubicación: Unos pasitos más adelante de donde estaba, frente a Chamberlain y mi familia.
Hechizo: Incendio maxima al loco del deprimo.
avatar
Congreso Mágico de USA
Mensajes :
157

Werther Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Evelyn Rosenbarg el Miér 9 Sep - 8:57

Era el desfile del día del trabajo, la verdad era que siempre le encantaban ese tipo de cosas, bien sea por algún motivo infantil o porque era un día que representaba alegría y un poco de ocio. Le había dicho a Ellioth que le acompañara, pero lo cierto del caso es que en ese momento el chico prefería terminar unos cuantos informes y en lo que estuviera listo le alcanzaba, así que le había dicho a Lawrence que la acompañara. Poco salían juntos, pero cuando lo hacían era divertido, además extrañaba un poco ese tipo de reencuentros, ya que desde que su madre se divorció de su padre, cada quien se había vuelto un poco más ailado de lo acostumbrando.

En fin, convenció al chico de que no iba a ir a ningún centro comercial o salir con sus amigas luego de que el desfile terminara. Además, prometió a Ellioth que si le alcanzaba irían por un café. Total, estaban fuera de la fraternidad y ellos eran sus hermanos, así que no había porque sentirse avergonzada.

Cuando llegaron, pudo vislumbrar a lo lejos a su madre y a Harley, luego a Anne, su tía y a Anne, su amiga, a esta última pronto le iba a mandar un texto para ver si de repente quería unirse con ella y sus hermanos por ese café. Así que todo iba muy bien, las carrozas habían pasado y ahora la Ministra se disponía de dar algunas palabras, inmediatamente puso cara de aburrimiento, los discursos no eran sus preferidos. Sin embargo, todo cambió cuando fue interrumpida por un chico extranjero y en un abrir y cerrar de ojos el caos emergió de la nada. Empezaron a caer explosiones por todas partes, aurores aparecieron a diestra y siniestra y más radicales empezaban a hacer su formación, mientras la gente corría por sus vidas.

Agarró a Lawrence del brazo nerviosa, alguien estaba conjurando deprimo y el suelo se estaba abriendo para dar paso a un hueco, así como también ciertas explosiones ocasionaban irregularidades en el suelo.

Lo primero que se le ocurrió fue conjurar un Protego horribilis e intentar huir del campo de batalla a toda costa.
______
Lugar: Por la multitud donde está Chamberlain
Acción: Protego horribilis para ella y Lawrence (si se puede)
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
31

Evelyn Rosenbarg
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Seth Colvin el Miér 9 Sep - 12:08

Seth pensaba que estaba aguardando, apoyado en una esquina junto a otros, para una marcha cualquiera. Una manifestación con su simbología y tal, que requería de una entrada sorpresa para lograr un gran ruido en medio de los ricos y acomodados de la sociedad, pero nunca pensó que en cuestión de nada, las varitas que lanzaban insignias al aire se usarían para iniciar una batalla campal.

Había sido tal su inocencia, por no decir estupidez monumental, que en un momento se encontró rodeado de colegas encapuchados que pasaban de los despulso relativamente esperables a los bombardas o peores, mientras que él con su cara descubierta escribía tonterías de niñato en el aire. Toda su lógica se fue al carajo cuando en vez de una bomba de humo le estalló a unos metros una molotov. 

- Que mierda!? - pensó en voz alta. Él ni puta idea de que iban a marchar con violencia desde el principio, ni puta idea de algunos hechizos que escuchaba al caminar, porque sus conocimientos sobre magia era bien básicos y ni puta idea del objetivo de secuestrar a alguien, por descartado.

Con su cara al viento estuvo por pegar la vuelta varias veces, desaparecerse a su antro en el norte del país y dejar a los demás librados a su suerte, que al parecer tanto chicas como chicos todos sabían muy bien lo que pretendían hacer. Él no tenía nada que ver allí, pero el azar le hizo ver la cara de un tipo con unos aires distinguidos que daban asco y que apuntaba sin temor. Presumió un hechizo del que podía suponer sus efectos.. -Incen.. -  y en nada intentó salvar su pellejo o el de cualquier otro idiota, señalándolo con su palito de madera para defenderse de esa locura.

Petrificus Totalus! - así lo básico de su magia. no tenía mucho más para ofrecer.


--- 
entre el gentío a cara descubierta
acción: Petrificus Totalus a WERTHER SCHWEINSTEIGER
avatar
Estudiantes
Mensajes :
17

Seth Colvin
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Ferdynand Zieliñski el Miér 9 Sep - 17:37

Tenía muy buenas miras en el futuro. Estaba, de hecho, convencido de que por primera vez se estaban aproximando a algo real y tangible. Quizá era por la manera en que Jesse parecía tener siempre bajo control, algo que ya había visto antes en líderes jóvenes pero que nunca dejaba de llamarle la atención. Quizá era porque además, argumentaba que iban a trabajar con las mismas armas que sus enemigos y los tomarían por sorpresa. Habían estado  disparejos en los debates en materia de secretismo mágico; ahí sus pensamientos no convergían pero ese no era el país de Ferdynand y por tanto, no se iba a meter en ello (por el momento) pero eso no quitaba que respetara al 100 el resto de sus ideas políticas. Y la gente que iba con él era muy fiel y muy inteligente, y muy apasionada. Sentía que por fin habían cohesionado algo, que estaban más cerca que nunca y que harían una cambio verdadero. Y si América empezaba, entonces quizá varias partes del mundo más intentarán seguir un nuevo modelo, aunque eso ya era más una utopía que una posibilidad real por el momento.

No estaba realmente nervioso, no al menos como otros Deltas a los que, por cierto, no culpaba en lo absoluto. Él también había estado nervioso la primera vez que había levantado la varita contra un mortífago, también le había temblado la mano y también había necesitado saber que no estaba solo. Antes de todo platicó un poco con Angus y con Joe, quienes representaban cierto pilar de confianza para él, como Connie, como algunos otros. Abrazó unos segundos a Lune, palmeó la espalda de Jordan.

Y luego vino el mensaje, que dejó a todos en estado de alerta, que tuvo que hacer mediante un complejo encantamiento mientras Josephine Baker, ahora de nuevo libre, acallaba a Alana. Se preguntó cuántos Bloodworth estarían en la primera fila y si acaso les daría tiempo de desaparecer. Pero no tuvo mucho tiempo para sentimentalismos o para dudas. Caminó con la marcha. Él era único que no llevaba máscaras, ni pasamontañas, ni disfraces del grupo organizado. Había pasado demasiado tiempo siendo víctima de quién era y de dónde venía. Esperó las órdenes de Jesse antes de atacar, como si necesitara saber que tenía los huevos para gritar órdenes en medio de un caos y hacer que se cumplieran. Los tuvo, estaba bien. No llevaba armas muggles, en esa ocasión todo sería a base de magia y además, eran potencialmente peligrosas en el sentido de que armarían demasiado revuelo y no era momento de asustar civiles.

El plan era simple: atacar y distraer mientras otros sacaban lo más rápido posible a Chamberlain de ahí. Hacer creer que iban por Alana atacando por enfrente de ella, aunque no era así en lo absoluto.

-Bombarda Maxima.

Conjuró hacia los aurores para quitarlos de su camino. Ya se escuchaban más hechizos y explosiones por otros lados, pero nadie parecía dispuesto a amedrentarse fácilmente esa tarde.

____

Hechizo: bombarda máxima a los aurores, pobres
Ubicación: centro, sur.
avatar
Fugitivos
Mensajes :
98

Ferdynand Zieliñski
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Connie Hartmann el Miér 9 Sep - 22:19

No describiría su estado de ánimo con nerviosismo, no exactamente. Su corazón latía con fuerza y cada nervio de su cuerpo se encontraba en estado de alerta máxima, completamente lúcida y sintiendo un hormigueo insistente en las palmas de las manos. Estaba ansiosa. No era su primera vez, pero sí había estado alejada de aquella clase de revueltas por una temporada. Como fuera, no tenía dudas. No titubeaba. Se había cuestionado a sí misma si estaba lista para volver al ruedo y entregarse de nuevo al 100%, porque una causa como esa no se respalda a medias, o cuando solo cuando hay tiempo libre que quemar, o cuando todo lo demás a su alrededor iba a bien.

Y sin embargo, ahí estaba. Uniéndose. Comprometiéndose. Con todo y que había puntos en los que sus ideologías no coincidían con los del resto del movimiento. Con que ese ni siquiera era su país. Ahí estaba, y eso disipaba cualquier inseguridad que pudiera haber sentido. No podía ser de otra manera. No hacía las cosas sin estar completa e irrevocablemente convencida de que es lo que quería. Nunca.

Así que mientras aguardaban la señal se había tomado el tiempo de estar ahí para platicar un poco con Jacob, y también con los que se mostraban más inquietos. Por supuesto que recordaba lo que era estar asustada, que el peso de lo que estabas por hacer te cayese encima en el momento menos oportuno posible. Claro, también recordaba lo importante que había sido el saber que podía -aunque no hubiera opción en realidad - confiar en los demás. Había fuerza en los números. Lo iban a conseguir. Tenían que conseguirlo.

Caminó junto con la marcha una vez esta se movilizaba. Llevaba su rostro oculto. La respuesta que habían tenido a aquella convocatoria era algo que encontraba fascinante, en verdad. Y eso le hacía convencerse aun más de que quizá Ferdynand tenía toda la razón: Estaban cerca de lograr algo real y grande.

Como fuese, no alzó su varita hasta que la orden de Jesse no se hizo escuchar. Las instrucciones eran claras y el plan sencillo. Y ahora que los hechizos de ataque y contraatque comenzaban a cruzar la calle, necesitaban actuar rápido.

- ¡Bombarda Máxima! -

Y así iniciaba, su carrera como terrorista en América. No iban a perder. Y no iba a dejar las cosas que iniciaba sin terminar.

---
Ubicacion: Linea frontal, zona sur
Hechizo: Bombarda Maxima sobre los aurores
avatar
Estudiantes
Mensajes :
37

Connie Hartmann
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Lawrence Rosenbarg el Miér 9 Sep - 22:26

Bien, todo indicaba que sería una tarde fuera de lo común, ya que para empezar su hermana Evelyn le había dicho que salieran ese día, él aceptó ya que tenía tiempo que no se reencontraba con ella, ya que luego de ser TPA pues Lawrence era tan solo un chico más en un bulto gris en su mundo.

En fin, habían llegado al evento, Lawrence tomó algunas fotos con su celular para tener un recuerdo de aquel día, sin mencionar que más que fotos iban a estar en sus recuerdos sin imaginar lo que vendrían. Todo transcurría amenamente, incluso la ministra iba a pronunciar unas palabras, sonrió ante el hecho que su hermana pusiera una cara de aburrida ya que presumía que iba a ser un discurso más o menos largo. Sin embargo, a partir de esa interrupción tan brusca ya suponía más o menos lo que vendría, de inmediato la atmósfera se llenó de tensión y sin más comenzaron hechizos, explosiones, auores y radicales a aparecer.

Evelyn se sostuvo de él nerviosa, lo primero pensó fue en huir, ni loco se quedaría ahí para mirar como terminaban las cosas, pero su hermana no se movía y en vez lanzó un hechizo de defensa, sabía que la chica quería estudiar para ser auror, pero apenas iba en el tercer semestre y no era buen momento para alardear de habilidades.

- Muy bien Evelyn, pero tenemos que irnos YA - Tras eso tomó a su hermana y se la echó al hombro como un costal de papas (menos mal que la chica cuidaba su figura y era delgada) para salir corriendo, no sin antes lanzar un hechizo - Depulso!! - Conjuró a algunas y ya fragmentadas partes de concreto salientes del piso cuyo único fin era que si alguien estaba detrás de ellos, esos pedazos de concreto servirían de barrera en el sentido que detuvieran momentaneamente a cualquier persona que les conjurara algo ya que los pedazos les llegaba de frente y perdieran el chance de conjurar cualquier otra cosa, que si les provocaba alguna herida mejor todavía.

_____
Úbicación: Con Evelyn en la multitud que está detrás de Chamberlain 
Acción: agarrar a Evelyn y conjurar depulso en sentido contrario a donde iban huyendo.


Última edición por Lawrence Rosenbarg el Vie 11 Sep - 14:27, editado 1 vez
avatar
Estudiantes
Mensajes :
76
Edad :
23

Lawrence Rosenbarg
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Sapphire Blue el Vie 11 Sep - 9:48

Había llegado el gran día, no había podido dormir en toda la noche, que de hecho, para colmo de males se había pasado en un abrir y cerrar de ojos. Todos sus compañeros se estaban alistando, formando, tan decididos de sus objetivos que por un momento sintió envidia ya que desearía tener ese ímpetu en esos momentos. Lo cierto del caso, es que cuando  le tocaba camuflajearse para que solo se viera como un radical y no como Sapphire, vomitó un par de veces antes de empezar,  los nervios le llegaban a niveles increíbles, pero intentó tranquilizarse en lo más que pudiera.

Lo único que hizo fue pintarse el cabello de negro y ponerse un pasamontaña que solo le dejaba la vista descubierta. Tenía un par de bombas a su alcance, sentía una sensación horrible al sostenerlas, incluso antes de salir se le escaparon un par de lágrimas. Ella no quería lastimar a nadie, ella no quería ser parte de una oleada de violencia y odio que solo traería violencia y odio, pero ya no podía hacer más nada, más que actuar y seguir fingiendo que era parte de ese movimiento.

Estaba en su posición esperando que Alana hablara. Tragó saliva y su mano tembló. Fue entonces cuando Ferdynand habló que sabía que ya era hora. Todos sus compañeros salieron sin mirar atrás, empezando los estallidos, empezando el caos. Ella no quería salir de su posición y por un momento se aisló de todo, más lágrimas salieron de su rostro, no quería, de verdad que no, pero antes de que pudiera huir uno de sus compañeros le gritó “¿QUÉ RAYOS ESTÁS ESPERANDO?, EMPIEZA A MOVERTE” y le haló del brazo con furia, le dolió horrores y ahora yacía en el campo de batalla, se secó las lágrimas y vio justo como un mago conjuraba contra  Lucian.

-   ¡Impedimenta! – Dijo en contraataque, si al menos podía proteger a los suyos se iba a sentir un poco mejor de lo que ya se sentía: un terrorista.
-------
Lugar: A unos metros de Lucian y el otro mago

Acción: Llorar (?) y lanzar la impedimenta a Edward noséqué
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
21

Sapphire Blue
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: TRAMA: Día del Trabajo

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.