Outside

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Outside

Mensaje por Adrien Morgan el Lun 7 Sep - 16:13

Era ya pasada la media noche cuando llego a la casa en Manhattan que compartía con Julisa y con Adrianne, su hija. Convencer a Julisa de que vivieran ahí y más aun con él y todo no había sido fácil, principalmente por que no podía contarle con exactitud de que estaban escondiéndose, solamente que había algo más grande que ellos que podrían buscarlos para desaparecerlos. El trato para que estuvieran ahí había sido simple, evitar toparse lo más posible y respetando al menos su hogar y a su hija. Cuando Adrien estaba en casa Julisa estaba trabajando en la biblioteca y cuando Julisa estaba en casa Adrien se la pasaba en el hospital o la universidad o en cosas de la secta (claro que eso no se lo decía).

No había sido facil la convivencia por que ambos eran muy diferentes pero ahí estaban, tiempo despues y compartiendo el mismo techo. No se lo hubiera imaginado ni en lo más recondito hacia algunos años, pero así eran las cosas y debía vivir con lo que le había tocado.

Como todos los alrededores de la casa eran completamente muggles siempre hacia lo mismo, tomaba un taxi en la quinta avenida y después llegaba a su casa muggle entrando de manera muggle, por la puerta delantera. Para los vecinos eran la típica familia neoyorquina aun que no fuera precisamente así.

Sabía que a esa hora ya la niñera (muggle también) no estaba así que por medio de magia desapareció sus cosas y se dobló las mangas de la camisa hacia arriba. Llevaba más de 30 horas de servicio en el hospital y sin dormir, lo primero que hizo fue ir directamente hacia la cocina para prepararse un expreso, todo sin hacer mucho ruido en realidad, aun que en la cocina la luz estaba encendida y Julisa estaba ahí.

Adrien en realidad no dijo nada y pasó como si nada, fue hacia la maquina de expreso y colocó agua y todo eso, esperando por que el café estuviera listo, todo con sueño y en un silencio que podría ser incomodo pero ya era muy familiar.

Deberías dormir. - Lo dijo secamente rompiendo el silencio sin girarse a mirarla. Estaba torpemente tratando de ser considerado pero nunca salían las palabras como debían, no con ella.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
25

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Outside

Mensaje por Julisa Chee el Lun 7 Sep - 17:53

Si tuviera la oportunidad de regresar y hacer las cosas de manera distinta, lo haría al instante sin dar oportunidad a titubeos. Porque era verdad que cada decisión que había tomado, las buenas y las malas (y eran las malas las que tenían más peso en su balanza) la habían llevado a hasta donde estaba, sí, pero ya no podía darse el lujo de pensar únicamente en su bienestar, y a pesar de que su hija estaba más segura aquí, en Manhattan, de lo que hubiera llegado a estar nunca en Arizona, no había forma de que la convencieran de que era “lo mejor”.

Más de una vez se había descubierto con un pensamiento inconcluso y que nunca decía en voz alta: Ojalá y no fuera hija de Adrien. Ojalá y con el pasar de los meses los rasgos de su rostro se distanciaran cada vez más y más de los de él. Ojalá y resultase llevar la sangre de Zlatan o de quien fuera y entonces ambas pudieran marcharse y desaparecer, dejar todo atrás, dejarlo a él atrás. No obstante, la verdad era evidente para cualquiera, sin necesidad de tener que prestar gran atención. Adrienne era más parecida a su padre de lo que compartía con ella misma. En su piel pálida y ojos claros, en su expresiones y modos, los mismos que siempre habían conseguido sacarla de quicio cuando venían por parte de Adrien pero tratándose de su niña, no tenía ninguna defensa.

Y es que odiaba aquel acuerdo. El tener que esconderse pero sin saber bien de qué. El tener que creerle pero sin poder demandar las respuestas que necesitaba. El tener que vivir bajo su mismo techo sin verlo, ni tocarlo, ni dirigirse más de tres palabras. Había estado lista para enfrentarse al peso de la manera en que había manejado las cosas. Tomar la responsabilidad por lo pequeñita y frágil que Adrienne había nacido, criarla sola, poner su carrera en pausa por ella. El aceptar que lo había arruinado y que, no, Adrien no era el único responsable de lo mal que había acabado todo. Eso podía manejarlo. Pero en ninguna parte de sus planes había contado con que él las buscara para ponerles en resguardo de un peligro que no alcanzaba a comprender. Tampoco a ver. Porque a pesar de que había intentado encontrar respuestas por medio de su ojo interno… lo único que tenía frente a ella era una neblina imposible de penetrar.

Se estaba marchitando día a día. A veces, cuando las noches eran demasiado oscuras, se preguntaba si acaso no sería mejor el aceptar que no tenía ningún control sobre lo que ocurría, tragarse su impotencia y reconocer que Adrienne estaría mejor con su padre… y cada vez que ese pensamiento aparecía en su mente, se odiaba. Estaba abrumada. Estaba sola. Y ante todo, estaba asustada.

Mantener sus manos ocupadas le relajaba. Y ahí estaba, sentada en la barra de la cocina, tallando pequeñas cuentas con las que pretendía hacer un brazalete para Adrienne: plata y turquesa que le resguardarían de malos espíritus y le ligaran a sus raíces, aun y si tenía que crecer lejos del Diné. Había perdido la noción del tiempo desde que se había despedido de la niñera y arropado a la pequeña a dormir, pero importaba poco: el insomnio y ella ya se reconocían como viejos amigos.

Lo que no esperaba era que Adrien llegara en ese momento. Por un lado, eso daba señas de lo tarde que en realidad era. Por el otro…

Deberías sentarte. – Respondió en el mismo tono sin girarse a mirarlo. Y en cuestión de un instante el silencio, ese tan familiar pero poco grato, se transformó en aquella tensión habitual que no podía describir de otra manera más que amarga. Entonces alzó los ojos oscuros, tan solo un poco, para encontrarse con su rostro cansado y agobiado. Julisa bajó las manos lentamente hasta dejar las turquezas y sus herramientas sobre la barra, sin romper el enlace de sus miradas hasta que finalmente se puso de pie y fue a tomar una taza de la alacena. – … es en serio, siéntate y descansa. Yo me encargo. –

Las cosas no iban a ser nunca lo que habían sido una vez. Se habían herido el uno al otro demasiado y, según sospechaba a veces, de manera irreparable. Pero ahí estaban, y tenían una hija, y le gustara o no esto era lo que le había tocado. El hacha de guerra la había enterrado hacía mucho, pero no por ello su proximidad dejaba de dolerle. Y le podía. Y le preocupaba. Y recordaba también la manera justa como le gustaba su café, porque había detalles que nunca se olvidan, y hubo un tiempo una vez, aunque lo sintiera demasiado lejano, en la que pasar una tarde a su lado con un par de expressos y un tablero de ajedrez había sido todo lo que necesitaba para sentirse plena en verdad. 
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
196

Julisa Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Outside

Mensaje por Adrien Morgan el Lun 7 Sep - 23:28

Para él tampoco habían sido fáciles todos esos meses, hacer como si nada hubiera pasado y tratar de permanecer lo más indolente posible ante Julisa y ante Adrianne, su hija. Siento que eran una de las cosas que más le importaban en esos momentos, la razón por la cual estaba dispuesto a correr riesgos estúpidos de un momento a otro y por la cual podría dejarlo todo si llegaran a descubrirlos.

Julisa jamás podría llegar a entender el cambio que había ocurrido en él desde el momento en que terminaron, esa ultima vez en el salón de ajedrez, eso lo había llevado a una espiral decadente que había terminado por trastornarlo, por volverlo agresivo, paranoico, por dejar solamente los pedazos del hombre que alguna vez intentó ser. Ya no había futuro para él, solo el que podía dejarles a ellas en algún momento. No se lo había dicho a nadie, ni siquiera a Mina quién lo acercó al movimiento de la revolución: aquello era para ellas, al menos la pizca que no estaba contaminada con su maldita venganza personal contra Auberon Wardwell, era por que si creía en el fondo (Aun que nunca lo aceptara) que podrían generar un cambio para ellos.

Se sorprendió inmediatamente cuando escuchó su voz del otro lado de la cocina, aun se le hacia muy dificil la convivencia con ella. Tenía miedo de que alguno de los dos explotara como antes y terminaran teniendo una pelea. No había sido nada fácil convencer a Julisa de que se quedara ahí y la conocía, podría buscar cualquier excusa para escapar de ese lugar con Adrianne como una loca sin remedio. No dijo nada primeramente, aun que al verla levantarse si se hizo aun lado sentándose en el desayunador.

Estaba casi manteniéndose despierto a costa de pura voluntad, como esas ocasiones que Julisa había vivido, cuando se quedaba despierto durante días preparándose para los exámenes de la carrera. Medimagia no era algo fácil, pero ahora estaba ahí, graduado y con doble especialidad mágica, mucho más destruido de lo que alguna vez pensó.

Soltó un bostezo ahogado con la mano y luego su mirada fue hacia las cuentas que Julisa estaba tallando. Tomó una con dos dedos viéndola como si fuera lo más curioso del mundo en esos momentos, seguramente era para Adrianne.

Expreso doble con menta, Está en el cajón de... si, ese justamente - Hablaba lento, como si hubiera olvidado por un segundo de que ella también conocía cada rincón de esa casa, ella vivía ahí también aun que fueran extrañas las ocasiones en las que se vieran así, como personas.

¿Llevas despierta toda la noche haciendo esto? ¿Qué significa? .- Lo preguntaba bien aun que con su típico tono serio y seco. Antes tal vez se hubiese burlado diciendo que era una ridiculez innecesaria, que podían comprarle joyas de metales preciosos y nunca tendría que usar trozos de madera como adorno, pero ahora era un hombre diferente y jamás les había sobrepasado con regalos costosos ni mucho menos, sabía lo mucho que eso abrumaba a Julisa.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
25

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Outside

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.