you bitch!... your bitch!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Miér 17 Feb - 22:09

La verdad no sabía ni porqué había aceptado pasar el fin de semana en la casa de Bonnie. Tenía la escusa del estudio, alguna fiesta nocturna, cualquier cosa... Pero en su mente todo sonaba a malísimas escusas que levantarían mayores sospechas sobre su actitud esquiva, que presentarse allí, dar la cara y hacer como si nada... Pero la nada que se imaginó poco tuvo que ver con lo que sucedió.

Alexander se pasó todo el almuerzo despotricando contra los Sydners, lo inoperante del padre, lo petulante del hijo, blablabla... y por más que aquello fue un dolor de cabeza, al poner toda la atención allí ningún otro tema salió a colación entre ensaladas y vino blanco. Kate tenía un dolor de cabeza tan grande, que ni escusas tuvo que poner para que le creyeran la necesidad de una siesta en completo silencio.... Incluso Bonnie en un gesto maternal nunca antes visto le dio una pócima para el alivio. 

Acomodándose entre almohadas, en penumbra total, por unos minutos pudo oír como Bonnie se despedía de Alex recordándole las conclusiones del almuerzo. Luego escuchó el encender del equipo de audio y un Alex desafinado y cuando volvió a abrir los ojos el silencio total.... cuanto tiempo había dormido? quizá una media hora?... dio vueltas sobre la cama para encontrar un reloj pero tanteando en la mesa de luz se dio por vencida, se giró hacia el otro lado, se abrazó a las sábanas y decidió soñar un rato más....

... Solo un ratito más, tan lindo silencio, tanta oscuridad y calma no había que desperdiciarlas... Respiró profundo se acarameló a su almohada, estaba tan relajada, sus hombros como gelatinas suaves... Y en eso un chasquido le paró el corazón: un ruido mínimo seco y reverberante en el medio del silencio.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Miér 17 Feb - 22:37

Una de las ventajas de formar parte de aquél peculiar grupo y de haber tenido algo –nada grave- que ver con Alexander en su tiempo, era la facilidad que tenía para aparecerse en esa casa, aunque sí le había costado saber dónde hacerlo exactamente para no terminar en la habitación equivocada. Después de todo, en la de Kate no había estado realmente.

Se apareció en el lugar en penumbras y por un momento se sintió desorientada, pero decidió no hacer ninguna tontería y lo primero que hizo fue silenciar el lugar. De lo demás podría encargarse después.

Al final, su relación con Ferdynand se había tenido que volver, a la de a fuerza, en un círculo de confianza. No quedaba otra opción. Y en ese círculo de confianza, Ferdynand había terminado confesándole lo de Kate. Y Mina casi se había ahogado de la impresión. Por supuesto, ella no confiaba del todo y sí, se encargaría de ver qué podía hacer pero tampoco iba con la sensación de ser una cupido funcional, sino, al contrario, de saber si podía contar con una aliada más dentro del sótano o si era alguien a quien debía eliminar.

-Kate, ¿hay algo que quieras compartir conmigo?

Se sentó en el borde de la cama con suavidad, varita en mano bien aferrada, pero sin que sus movimientos fueran precisamente agresivos, ni mucho menos. No era su intención asustarla tanto como para que enloqueciera e intentara escapar al primer segundo.

-Volví de Irlanda y no sabes la de cosas que he escuchado por ahí…

Eso se lo aclaró por si en la oscuridad no le había reconocido la voz, después de todo, llevaba varios meses sin entrar al sótano, sin que su voz se escuchara a través de una máscara, sin nada de eso. Hubiera preferido quedarse en Irlanda y punto, realmente, pero ahora que Winnie y Donnie estaban a salvo, debía volver a sus viejas costumbres.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Miér 17 Feb - 22:59

Si no había muerto del susto con aquel sonido, si casi lo hizo con la voz que escuchó. Tenía los ojos tan abiertos como la fisiología lo permitía e igual no terminaba de reconocer cual era Mina y cual su sombra... o un bulto de ropa desordenada.  Sin pensarlo se había sentado en la cama (sin pensarlo, porque si hubiera pensado el susto no la hubiera dejado incorporarse), tenía la cabeza contra la pared y una mano bajo la almohada, donde dejaba la varita, siempre siempre, desde sus tiempos de Hogwarts cuando dormía.

Respiró fuerte para que fuera eso lo que rompiese su silencio y no alguna palabra.. es que en realidad no sabía que decir; estaba pensando mil mil cosas a la vez y no se decidía a saber cual era la peor. Hasta que lo logró "compartir algo"- si... puedo prender la luz? - Se lo preguntó con una candidez tal en la voz, que era obvio el tono de reproche por haberse presentado así en su dormitorio. Tenía que ser la de siempre. Ella no estaba haciendo  NADA MALO! Mina estaba de incógnito en su cuarto y no al revés! Y no importaba lo que estuviera tratando de decirle con esas frases amenazantes sin sentido! SIN SENTIDO y punto!

- no me sorprende... viví casi veinte años en UK... y no suelo pasar desapercibida.... - Al fin logró guiada por los sonidos de ruidos, identificarla en la penumbra. Se sintió mejor de poder saber exacto donde estaba... - Te extrañamos por aquí... Cómo estás?... el embarazo?.... Irlanda es un hermoso lugar para criar niños... hay unos pueblos costeros de ensueño.... - Eso estaba muy raro. Como era posible que la secta la hubiera descubierto y mandara a la embarazada Mina a aclararle los puntos?...mmm... - Dime, que haces aquí?... es la nueva moda en visitas sociales?... - quizá Mina necesitase un favor y siendo ruda como era no había encontrado una mejor manera de presentarse ante ella sin alarmar al resto. Recapacitó y endulzó su tono, inclinándose un poco hacia delante -... necesitas algo... especial?
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Miér 17 Feb - 23:20

-Claro.

Le dijo respecto a lo de prender la luz, después de todo no le importaba si la tenía ubicada o no. Se levantó de la cama, evidenciando que realmente embarazada ya no estaba.

-Mis hijos son estadounidenses, no me imagino viviendo en Irlanda ni de chiste. Solamente tenía que sacar de mi sistema todo lo duro que fue perder a Adrien y la muerte de Asbeel. Es terrible cuando tienes tanta presión con esas cosas.

Dijo todavía con esa mentira en los labios, con esa desagradable sensación de ya no sentirse capaz de mantener farsas ni caretas más tiempo, pero aún quedaban cosas por hacer. No estaba segura de si realmente Kate era de fiar. Sabía, y lo sabía bien, que no era una tonta y que no estaba al cien cegada por las cosas que solía prometer pertenecer a esa secta, pero había pasado tiempo, y la gente cambiaba, en especial cuando empezaba a tener a la mano tanto poder.

-No catalogaría esta exactamente como una visita social. Sí necesito algo especial. Solo quiero pedirte que no te alarmes. Imagina que sigo embarazada y que sería muy triste intentar lanzarle un hechizo a alguien preñado.

Sonrió de lado. La verdad había extrañado esas cosas. La emoción de las visitas imprevistas, la adrenalina de hacer algo riesgoso, de exponer a la gente a ciertos límites. Por eso, deliberadamente, estaba jugando a darle rodeos, a ser doble cara, pero tampoco podía alargar eso hasta hartar a Kate.

-Resulta que tenemos un amigo en común. Y no, no es Billy Snyder ni ninguno esos. Ferdynand Zieliñski, ¿te suena, no?

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Jue 18 Feb - 0:02

No estaba mirando su panza, la verdad es que seguía su sombra con bastante recelo como para fijarse en eso, pero cuando prendió el velador de luz rosada con la palma libre se fue evidente y no supo que decir.... Sobre todo, porque ella siempre olvidaba que nadie odiaba a Adrien, que todos resentían su muerte, que ella era la única que bien en silencio lo despreciaba, aborrecía y cosas peores...


Como Mina tenía su varita en la mano, Kate sacó la suya de debajo de la almohada y juntó sus palmas aferradas a ella, sobre el regazo triangular que formaban sus piernas en posición de loto bajo la sábana gris. - No me alarmo... pero por las malas aprendí que cuando te hablan varita en mano, uno no puede pecar de santo... - Y lo peor es que había sido gracias a Ferdynand... La verdad es que no esperaba que luego de que Mina dijese que necesitaba algo especial, siguiese con esa actitud amenazante... Y si las cosas iban a ser así, a Kate iba a tener que importarle poco que estuviera o no embarazada.



Kate también podía sonreír, incluso podía hasta sonrojar sus mejillas a voluntad y poner una frágil mirada brillante, si era el caso.. Y parecía que pronto iba a volverse uno de eso... Por alguna razón extraña de la magia cada palabra de Mina llegaba a Kate a mucha distancia de la siguiente, a cada palabra sus cejas se curvaban como entrando en el juego de que tenían alguien en común... con sonrisa en los labios y el rostro ladeado curioso empezó a decir - a quien conocisWHAT!? - EN VERDAD! había pensado la posibilidad de que alguien de UK se cruzara con Mina, pero NUNCA ESA! es que claro Kate había dejado de lado USA para solo pensar en el viaje de placer de Mina, en todo su pasado que residía en UK. Por supuesto que le sonaba era el criminal extranjero numero 1!! 


- Me estás acusando de algo? - No se rió, no dejó pasar de más de dos segundos entre su grito afónico preguntando el QUE y la frase aquella dicha como una mujer indignada, verdaderamente indignada, y porque lo estaba fue directo al punto sin rodeos... Pero Mina había dicho un amigo en común... - te crees tan cínica verdad?.. amigo común?.. Pensé que ese delincuente estaba aquí, no en Europa... como te hiciste amiga? por carta?.- Por supuestos no le iba a dar ni UNA sola razón para que pensase que, al menos, la Kate de ahora tenía algo que ver con el feo que salía en los diarios.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Jue 18 Feb - 0:17

-¿Ah, lo dices por esto? Perdón, es una vieja costumbre. Andar en malos pasos siempre te vuelve paranoico y haber tenido que enfrentarme a un tipo como Asbeel lo agrava. Y no podemos decir precisamente que pertenecer a una secta como esta sea algo como para dormir tranquilo, nunca se sabe quién ya tiene los ojos sobre ti.

Miró su propia varita como si no le importara, pero no por ello la guardó. Igual no iba a ser la primera que lanzara hechizos, ese no era el caso, y siempre se había reservado incluso en las situaciones más extremas. Las situaciones más extremas no incluían lanzarle maldiciones a Marcellus, obviamente, pero con el resto de la gente era capaz de controlarse hasta limites insospechados para no hacer magia innecesaria.

-Claro que te estoy acusando de algo, de mentirosa.

Se remojó los labios y se recargó en el alfeizar de la ventana más cercana que tenía. Puestas las cartas sobre la mesa, miró fijamente a la chica que tenía delante. Tomó aire.

-Sé que lo viste, sé que tienen algo que ver, él mismo me lo contó. Así que ahora puedes empezar a hablar y quitarte las caretas conmigo, porque como verás no son necesarias.

Era ella la que técnicamente se había desenmascarado, ¿ahora estaba claro, no? Si Ferdynand se lo había contado era porque había algo más, y ese algo más no necesariamente tenía que ver con su supuesta eterna lealtad a la Secta que, sí, le había dado todo lo que era, pero que para Mina no había sido suficiente.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Jue 18 Feb - 1:51

Viejas costumbres... Creía estar escuchando un rastro de ironía en sus palabras, de complicidad, de entendimiento (como todas las veces que habían charlado) pero no era una situación para arriesgar...Además Kate siquiera había conocido a ese Asbeel más que como una leyenda andante y no quería quedar como estúpida... Por todo lo demás sentía que le leía la mente. Y acaso no sería así? Kate justito antes había pensado en Ferdynand y dos segundos después Mina estaba nombrándolo como nada! No, eso no tenía sentido... si recién se enteraba de lo de Ferdynand por leerla, no se hubiera presentado allí... Debía saberlo de antes, de algún otro lado... UFF.. su cabeza no daba más de pensar a mil por hora, hasta que le dijo mentirosa y se enojó.


Si le dejaba tiempo a acomodarse "como en su casa" era SOLO porque Kate tenía que salir de la cama primero, incorporarse aunque fuera en bragas y camiseta de tirantes ridícula para sentir que de algo valía su presencia allí y que no era una fulana a la que podían acusar así como así. Obvio que estaba nerviosa y algo, bastante mejor dicho, preocupada, pero ya había llorado todas sus lágrimas por aquel encuentro que la condenaba. Y se rió con la nariz - él, te lo contó? qué te contó?... - acotó como diciendo qué crees que sabes? No sabes nada!, incluso subió un poco los hombros -...o estás en mi casa confesándome que - por un momento pensó en que todo eso podía estar siendo escuchado, pero NADA, Mina había dicho algo peor! - traicionas a los venerables?.. really? - qué descaro!... o no, porque podía ser todo un terrible plan super armado para agarrar a Kate in-fraganti... NAH, los venerables no se hubieran tomado tantas molestias!




- Supongamos que me tomo en serio tu confesión... - y aunque Kate ya había dado muchísimas señales de que todo lo que Mina decía era cierto, peor a ojos de Kate se veía lo que Mina confesaba y lo iba a usar como escusa mental para no desarmarse como un pollito mojado que necesitaba asilo y caridad - ¿Qué quieres que te diga, si ya chusmeaste con él?... no sé que puedo agregar de tu interés...- La verdad le ponía de los pelos que Ferdynand pudiera andar por allí contándole sus cosas a cualquiera, aunque al final fuera por un bien y con la mejor de las intenciones, Kate era irracionalmente celosa con su vida privada y sentimental! De todas las portadas de revistas en las que había salido, en ninguna andaba ni de la mano con nadie, en las fiestas jamás besaba en la boca en público, a Jude que la persiguió por meses solo se lo folló una vez y en la soledad del medio del mar... Estaba loca! A Ferdynand lo había negado a morir, incluso en las mejores épocas allá y en Londres, solo los veían juntos los amigos de él... Pero eso no se trataba de una charla de chicas chismosas o si?


- Viniste a buscar mi versión de los hechos?... a las - miró el reloj de la mesa de luz - once de la noche y en penumbras?...  Preparo té? café? y hacemos una piyamada de secretos? Tu puedes contarme tu amor con Jesse y yo... - la verdad es que no quería contarle su versión de nada, su amor por nadie! Quería que desapareciera de su vista! Estaba pensando seriamente si no cabía la posibilidad de que aquello fuera una pesadilla muy real! pero sueño de su inconsciente abrumado al fin - Por favor Mina, en serio piensas que fue una buena idea venir? Te mandó a ayudarme... a condenarme?... no, ya se: tu te ofreciste para venir a juzgar mis intensiones! - Aquello se le ocurrió mientras hablaba, ni por asomo lo había pensado en esos días, pero cuando se escuchó a si misma le sonó tan posible y patético que Ferdynand estuviera permitiendo, avalando, casi instando a eso... En serio lo estaba odiando, tanto tanto!! que la presencia de Mina le molestaba principalmente porque no le estaría permitiendo desaparecer e ir en busca del polaco para matarlo... 


Y así como así, empezaba a creerse de verdad que Mina era una traidora, una tramposa, una doble agente o como fuera que se llamase aquello. Ellas ya habían hablado de confianzas una vez y así como Kate lo recordó espera que Mina también lo hiciese: difícil que de ese encuentro pudieran sacar algo positivo. Negó con el rosto, alargar esa situación no serviría de mucho, menos si iban a terminar a los varitazos. Pero era Mina la que había irrumpido en su sueño... con tanto descaro y altura, eso sí debía reconocérselo - Qué quieres?... En qué te puedo ayudar?... un par de manos extra para robar el libro de las sagradas escrituras? - Y... un poco se estaba burlando de la situación... Eso era ridículo! Cuchicheando sobre rebeldes y traiciones en el centro de la casa de Bonnie. Por Merlin!
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Jue 18 Feb - 16:38

Le dibujó una sonrisita de suficiencia cuando Kate decía aquello de traicionar a los Venerables y luego entrecerró los ojos como diciéndole “por favor, eres más lista que esto”. Lo cierto era que a ella no le importaba la vida sentimental de Kate, y si estaba haciendo eso era solamente porque quería pagarle a Ferdynand de un modo u otro todo lo que había aportado a esa causa demencial (el dinero, el esfuerzo, la gente y el talento de esa gente), porque en el fondo Mina también era algo sensible y sentía que debía pagarle con algo, así que cuando él se lo había dicho, no había podido negarse. Eso sí, había sido muy clara respecto a sus resoluciones, si él no había podido borrarle la memoria, entonces ella sí lo haría de ser necesario.

-No, no vengo a que me cuentes tus romances. Y no, no me ofrecí, realmente él lo pidió. Pero no creas que vengo a hacer realidad una historia de amor ni nada, pero tampoco vengo a hacerte enloquecer ni mucho menos. Es solo que…quizá el no podía decirte las cosas como eran porque temía por ciertos detalles, y por tu juramento inquebrantable, pero yo no.

O sea, que ella no tenía miedo de ese momento, ni tenía porque temer al juramento de Kate porque con ella no tenía que esconder nada. Y tampoco le daba miedo estar ahí, irrumpiendo en la casa de Bonnie con esos asuntos, hacía ya bastante que había dominado sus miedos por fin.

-Tampoco vengo a pedirte que declares lealtad a Ferdynand o a los Venerables. Lo único que quiero saber es si realmente deseas que te borre la memoria para que te olvides de él. No vengo a antagonizarte, Kate, muchos estamos en una posición que no buscamos, pero yo puedo terminar lo que Ferdynand no pudo. No lo estoy juzgando a él tampoco, pero no sirve de nada que ninguna de las dos corramos riesgos innecesarios, ¿cierto? Que los Venerables se enteren de que lo conocemos. Así que velo como un favor. A menos que me digas lo contrario, te haré un obliviate muy limpio y todo volverá a estar bien.

Se encogió de hombros y la miró a la expectativa de una respuesta. Sonaba simple, pero Mina sabía que no lo era en lo absoluto. Y que en realidad sí la estaba empujando a escoger. Quizá lo más sano hubiera sido llegar con toda la bondad del mundo, decirle que estaba preocupada, que lo sabía todo pero que podría ayudarla, que quería ayudarla, que no valía la pena arriesgar nada por los Venerables, que podían protegerla, y al mismo tiempo ella podría luchar por algo mejor, pero Mina no era nada hábil para esos romanticismos, ni se le daba la gana practicarlos.

-Así que tú decides. Un obliviate, nadie sale herido. O aceptas venir a una pijamada a mi casa. Y ahí me cuentas todo lo que quieras y yo te cuento todo lo que quieras también, incluso cosas sobre Jesse o lo que sea. Y no, no necesito que te robes las sagradas escrituras.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Jue 18 Feb - 17:26

Él lo había pedido? iba a levitar de pura furia en cualquier momento! Entrecerró los ojos le trasmitió un poco de odio con el rostro y se mordió el labio para aplacarse. Entrar en razón que lo que decía Mina nada de ilógico tenía y si ella se jactaba de que había que manejar las cosas en un plano racional y práctico, no podía ponerse a descargar su locura con Mina por una diferencia de criterios con Ferdynand.
-ok - acotó como si fuera necesario expresar que estaba dispuesta a escuchar, sin hacer berrinches ni peores cosas. Al principio no le entendió bien, la idea de que Mina estuviera allí diciéndole ese tipo de cosas nada tenía que ver con las conocidas referencias que sabía de ella y que estuviera hablándole de su noche con Ferdynand la ponía realmente incómoda... Porqué tuvo que contarle lo de la memoria? Kate ya lo había dejado atrás, eso ya estaba , ya. Suficiente con una noche!

Todo lo que Mina exponía era cierto, su forma sonaba sincera y confiable y tranquilamente podía estar ofreciéndole la solución de la vida a Kate. Pero, faltaba un pequeño detalle... - Nosotros ya elegimos.... - Quizá le faltaba desarrollo a su explicación, pero en lo que respectaba a Kate (y había pensado que a Ferdynand también), la otra noche, juntos y luego de mucho dar vueltas, porque no había sido nada fácil ya habían llegado a un acuerdo, a una decisión. No creía estar pecando de romántica ilusa por haber creído que lo que juntos decidían no se podía traicionar. No era tampoco sumisión: que sus deseos valieran menos que los de Ferdynand sino, simplemente, que ya no quería aquello. 

- Gracias por el ofrecimiento, pero no necesito un obliviate... - Igual tenía que preguntar, porque Kate no había vuelto a saber del chico hasta esa noche - o necesitaba... a menos que él haya cambiado de opinión... ¿cambió de opinión?... que te dijo exactamente? - La atacó con preguntas ansiosas... Porque claro, él no podía presentarse en su cuarto para comunicarle las novedades, quizá le había dicho a Mina que todo había cambiado o que todo fue una mentira, un vil engaño o quien sabe que...  

Miró hacia abajo, sus piernas flacas y desnudas, su varita colgando de la mano.. - No puedo ir a ningún lado así... ni a una piyamada... - y se puso a buscar algún pantalón con que vestirse, al menos por decoro a las visitas!! - en serio estás con los rebeldes? - y no pudo evitar decirlo bajito bajito... era de locos! - Por qué? - Oh, si! la gente estaba loca loca...
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Jue 18 Feb - 18:38

-Bueno, resulta que como bien hemos aprendido todos en los últimos meses, los “nosotros” de dos no existen cuando estamos envueltos en tantas cosas.

Por supuesto que Mina estaba siendo deliberadamente tramposa con ciertas cosas. Por ejemplo, acotó lo del obliviate pero no mencionó que eso de volverlo a traer a colación era decisión suya y no de Ferdynand. Era algo que ella había decidido por si acaso se tenía que recurrir a ello. No era la primera vez que manipulaba cosas serias para poder llegar a una resolución.

-Me alegra que no necesites un obliviate.

Le dijo con una sonrisa sin responder a más preguntas aunque Kate las estuviera haciendo con ansias. La miró fijamente mientras buscaba un pantalón, no por guarra sino porque quería estar al pendiente de sus movimientos. Cuando le preguntó si en serio estaba con los rebeldes y por qué, volvió a encogerse de hombros. No quería decir más hasta no haber salido de ahí.

-Rápido, no te voy a llevar a ninguna fiesta de etiqueta.

Cuando se puso el pantalón por fin, se acercó a ella y la tomó por la muñeca, antes de verla fijamente a los ojos.

-Yo la empecé, supongo que estaba aburrida.

Le sacó la lengua como si la estuviera bromeando, como si ese tema no fuera serio en lo absoluto, como si de verdad solamente fuera a estar con ella en una pijamada. La tomó fuerte del brazo y se aparecieron en su departamento de Miami. Parecía que llevaba siglos sin pisarlo, y realmente así era. Estaba oscuro y olía un poco a encerrado por todo el tiempo que no había estado ahí, a pesar de que los espacios fueran amplios.

-Kate, esto no se trata solo de Ferdynand. También lo estoy haciendo por ti. Si no eres una enajenada debes estar lista para lo que sigue. Si no eres como los demás...entonces vale la pena hacer algo contigo.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Jue 18 Feb - 22:45

No se iba a poner a discutir si existía o no un nosotros. En verdad no quería discutir nada, todas sus intenciones estaban en aclarar o oscurecer (depende lo que conviniese llegado el caso) aquella situación. Si tenía que vestirse a una mano, por estar resguardándose con la varita en la otra lo haría. Aunque era un riesgo dejarse aparecer por Mina quién sabe donde y con qué intenciones reales, no veía otra forma de avanzar con eso.

Eso si - no me sorprendería - le dijo justito antes de desmaterializarse, y sin sonrisa para dar... Qué tal si era cierto? Qué tal si de alguna manera perversa, Kate resultaba tener razón y confirmar que aquella revolución no tenía ni pies ni cabeza, que era puro capricho de algunos inconformistas bien ubicados?...  Pues al menos podría reírse en la cara de Ferdynand con pruebas!

Y justo cuando pensaba que ya era momento de dejar de pensar en el polaco, de cortar con ese razonamiento que ponía todo lo que le sucedía, lo que escuchaba, lo que pensaba, en función de él; Mina lo dijo en voz alta. Le crispó los nervios! Por Merlín que parecía que podía leer mentes - primero... no puedes leer la mente cierto?.. - Primero lo primero, porque quizá si podía. Igual que? le iba a creer lo que le dijera?... mmm...

Se tomó un momento para mirar el departamento y le dio tristeza la apariencia abandonada del lugar, al recordar haberlo conocido en sus días de esplendor. Pero el punto no era la limpieza del polvo, así que recapituló lo que Mina había dicho, volviendo a poner sus ojos en ella y sus cejas fruncidas también. Estaba pensando... -  No se si estoy entendiendo lo que me estás diciendo... Quienes son los demás? ... ah déjalo.. - levantó dos dedos como retándole importancia... la frase estar lista le remitía a algo que Ferdynand había dicho. Por Merlín! de nuevo él!!??! - a ver... tu quieres "hacer algo conmigo" para que yo "esté lista" para... ¿? - Para que? - 

Y abrió la boca como si fuera a gritar la revelación que se le había inmediatamente ocurrido, pero solo se sentó levantando polvo a su alrededor, con un peso tremendo en los hombros. - estás diciendo... me estas proponiendo que... llegado el momento salga varita en mano a pelear contra Bonnie o tu hermano o los Morgan? -  No es que no lo hubiera pensado jamás, solo que... No quería hacerlo! No quería morir! Obvio que tampoco quería que Lou o Mina o nadie muriese, pero participar ella en eso no le parecía la solución. Su varita, su magia no harían ninguna diferencia! La de nadie lo haría! 


- Van a hacer un enfrentamiento directo? Aun a sabiendas del poder de los venerables?...
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Jue 18 Feb - 23:11

Le sonrió cuando le preguntó si no podía leer mentes. Pues no, no había llegado a ese punto con Marcellus, porque al final había decidido que no le era tan útil como otras cosas, pero tampoco se lo iba a negar a Kate, nada más por jugar a dejar la incógnita.

-Sí, llegado el momento tienes que hacerlo, pero para eso debes hacerte más fuerte, ¿no? Claro que no te estoy diciendo que debas hacerlo. Siempre está la opción de esconderte como cobarde y esperar a que los demás lo hagan por ti.

Ella también se sentó, aunque antes de hacerlo paseó la varita por uno de los sillones y le quitó el polvo. También le daba nostalgia el lugar, pensar en todas las cosas que habían pasado ahí, buenas y malas, cómo había pasado de convertirse en la casa donde se hacían las mejores fiestas patrocinadas por Alpha a ser un lugar abandonado y antes, un sitio de altísima seguridad para que Jesse pudiera entrar y salir a su antojo.

-Tenemos formas de contrarrestarlos, ¿Sabes? no me hubiera aventurado a nada así sabiendo lo que ellos tienen que los demás no.

¿Qué creía? ¿qué iba a mandar a la gente al matadero así como así, sin algo de por medio? Por supuesto que no, quería que ellos ganaran, no solamente poner gente a lo loco en la línea de fuego sin un plan.

-Te lo diré, pero solamente si haces un juramento conmigo. Ya sé, ya sé, soportar el del sótano ya debe ser demasiada carga, pero es la única manera. Te he visto, Kate, presenciar lo que se hace ahí sin titubear, y no confío en nadie que tenga tanto acero en la sangre para soportar esas cosas. Me caes bien y todo, pero…entenderás que no ande por ahí contándole los planes a alguien solo porque uno de los líderes está enamorado o lo que sea.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Jue 18 Feb - 23:58

Más fuerte? más bien sería como convertir a un pato en rinoceronte con el chasquido de los dedos, pero si Mina quería seguir exponiéndose como una maravillosa mujer que tenía todo resuelto, todas las explicaciones y soluciones en la punta de la lengua, por Kate estaba bien. De hecho le resultaba muy cómodo ser la que escuchaba, acomodar un almohadón sobre su regazo mientras se enteraba que existían formas de "contrarrestar". No lo sabía y Mina sabía de su ignorancia, pero igual mantuvo su cara de poker, porqué que otra iba a poner? 
-no. - fue un suspirar de sus labios, más que una determinación, mientras Mina seguía diciendo. Otro juramento? En serio? Rodó los ojos, más bien recorrió el techo mientras terminaba de escucharla, hasta que logró armar en su mente un discurso coherente... - entiendo. Pero yo tampoco confío en ti. - miró para abajo y rió - si yo tengo acero, a ti ni sangre te queda.. Porque además de comportarte como una reina bajo tierra, ahora me dices que estabas simulando?... desde hace cuanto? que estás con los unos y los otros y no se te despeina ni un cabello?... Estuviste embarazada ahí abajo, por Morgana!... 


Resopló como cansada - cada vez en el sótano... todo puede ser una actuación y nunca sospeché.. - frunció y cambió el tono como una colegiala - Bueno, yo no creo que Adrien sea el padre? Lo es?.. no, no lo es... - punto y aparte - Esto, - y movió la mano entre ella y si misma, ese mismo momento - puede ser un gran acting... No de sus "ideales" sino de tus intenciones... - Una cosa es que fuera una rebelde en cubierto, otra era que se tomase la revolución como Ferdy o Lou o ella misma, o como una niñita caprichosa que quería quien sabe qué y armaba tramposos planes sin importarle nada para conseguirlo.


- Yo ya confié en ti una vez... y así me fue... Tu me animaste, me sedujiste con el sótano y yo lo hice... Podrías haber dicho cualquier cosa, podrías haberme hasta denostado y dicho no sé... "eres muy nueva en el país... por que no esperas a entender mejor el idioma?".. " esto es solo para gente cool, tu mejor dedícate a follar"... no lo sé... Algo que levantase una duda en mi... Hubieras sido, eres... lo suficientemente inteligente para pensarte algo. -


Olvidó la varita en el regazo y se repasó la cara con ambas manos. Su dolor de cabeza del mediodía parecía querer volver. - tienes un vaso de agua?... - No sabía que tenía que hacer.  Y Kate que solo pretendía una vida de cero conflicto, cada día se estaba enterrando un poquito más en ese barro denso del que nadie garantizaba poder sacar algo en limpio.  - al final moriremos de uno u otro modo, no?... Ahora tengo de nuevo que poner mi vida en tus manos... resulta hasta gracioso, si no fuera porque LA vida, es lo único que uno tiene.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Vie 19 Feb - 12:50

¿Desde hace cuánto estaba simulando? Quizá desde el principio aunque no tuviera en ese entonces aquellas ideas en mente. Para ser honesta se había metido a eso porque Werther, Billy y Miles la habían convencido en un momento muy vulnerable, en el que hubiera hecho cualquier cosa para sentir que había superado a Jesse, que era una mujer nueva y que podía pisotear a la antigua Mina sin ninguna consideración, que podía manejar lo que fuera con tal de demostrarse a ella misma que Crawford no le importaba en lo más mínimo y peor, que podía vengarse de él. Había simulado todo el tiempo, realmente, aunque aquella magia sí la había convertido en alguien nuevo, y de eso no había duda.

-Podría ser, pero, ¿qué diría de mi entonces que estuviera manipulando a medio país para lograr conseguir algo solo para mi? Que soy genial, ¿no?

Claro que se estaba burlando, porque las cosas no eran así en lo absoluto, pero con el tiempo había empezado a disfrutar que la gente pensara lo peor de ella, en todos los sentidos. Todo mundo le había repetido tantas veces que era tóxica y terrible, que no le había quedado más remedio que aceptar esas cosas como parte de su evolución, como algo a lo que tenía que aferrarse para ser cínica, para que nadie la dañara más.

-No podría haber hecho eso, porque no habría sido la Wilhelmina que se suponía que debía ser. A mi me dieron la tarea de encaminarte, cada vez ocurre eso. En mi caso fue Lucienne Wardwell la que me dio el empujón definitivo, quien me llevó hasta ahí, como yo hice contigo. Es una tradición, no puedes romper las tradiciones y sinceramente no me iba a arriesgar en ese momento a levantar sospechas por nadie. Tenía otras prioridades. Eso o simplemente no se me ocurrió nada.

Como salirse con la suya, dominar la oclumancia y aprender a fondo esa magia terrible para dominarla, porque había entendido desde el primer momento que esa guerra no se iba a ganar si la peleaban como todas las demás, con honor y con magia blanca aprendida en el colegio y la universidad, no iba a ser así, simplemente. No se habría arriesgado por Kate aunque aquella tarde le hubiera visto potencial para ser algo más que una asesina por poder.

Con un movimiento de varita conjuró un vaso que salió flotando de la alacena y que luego se pasó por el lavabo para enjuagarse y servirse agua, que terminó su camino hasta que levitó frente a Kate.

-Sí, creo que muchos de nosotros vamos a morir en esto, pero no te dejes engañar por esos pensamientos negativos, siempre se puede llegar hasta el final y quizá mueras viejita en tu cama. Yo sé que no es tan fácil hacer un juramento inquebrantable pero es la única manera, en teoría yo también estoy dejando mi vida en tus manos justo ahora, aunque no nos esté uniendo un lazo mágico, que lo esté haciendo es un hecho.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Sáb 20 Feb - 13:50

- genial... y aterradora.. - de a poco estaba entrado en confianza, con Mina o consigo misma: sonreír más relajada a sus burlas, contestar alguna tontería y hasta pedir el vaso de agua, fueron indicios hasta para ella misma de que había habido un shock, un trauma inicial en aquel encuentro que recién ahora estaba menguando. 

- entiendo... lo que pasa es que aun me cuesta creer que estás con los buenos... - tomó el agua agradecida y se lo apoyó primero en la frente - ... quiero decir... lo que has arriesgado por darle una ventaja sideral a los rebeldes... - Había una parte de Kate, que conociendo, aunque poco, la personalidad de Mina no podía entender que fuera "rebelde" pero dados los hechos tenía que alegrarse y reconocer que su participación en ambas organizaciones paraestatales inclinaba la balanza. Que esa realidad era genial! es decir, era como un regalo del cosmos!
 
A ese punto, y habiendo bebido agua ya tenía más claras sus sensaciones, el problema no era un juramento: su reticencia era con Mina, con la verdad revelada de haber sido engañada una vez que le hacía desconfiar de todo y lo último que quería era que por confiar MAL, terminara traicionando a Ferdynand y a la revolución en su conjunto.


-No te preocupes no voy a matarte... por ahora - se burló con complicidad, porque si Mina había logrado sobrevivir todo aquel tiempo ni modo de que Kate pudiera hacerle un daño letal. Igual ese no era el punto... - Yo puedo hacer un juramento... - de hecho ella ya había tenido oportunidad de traicionar a Ferdynand y no había sucedido -  solo que, cómo me explico? - miró hacia arriba buscando las palabras correctas - estaría más segura si pudiera consultarlo con un rebelde reconocido, de esos que salen en los periódicos como terroristas, y no de los encubiertos... - No con una recién aparecida en medio de su casa... y se rió haciendo círculos con un dedo.  

- Da igual...  - tendría que confiar en su propio criterio - porque ni modo de telefonearle a Jesse para hacerle una pequeña consultita... cierto?... A ver dime, que quieres que te jure? - Y dejó el vaso en el piso, el almohadón a un lado, para luego incorporarse y presentar presentar su cuerpo erguido dispuesto a lo que Mina propusiera.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Sáb 20 Feb - 14:45

Se mordió el labio inferior con gravedad. Cuando Kate mencionaba la palabra “arriesgar” era como si de nuevo volviera en sí y se diera cuenta de la magnitud de las cosas en su totalidad. Aquello había empezado con la idea de no conformarse, de no quedarse con las sobras de lo que Wardwell y el resto de los Venerables pudieran darle, en dejar de ver los puestos importantes manejados por títeres inútiles, en dejar de matar para conseguir lo que quería, pero al final se había convertido en algo aún más grande.  Y ahora estaba segura de que ella ni siquiera podría disfrutar de los beneficios.

-Claro, lo entiendo, soy una persona poco confiable para ti ahora. No me sorprende y de hecho está bien que desconfíes. Podemos telefonearle a Jesse si quieres…

Palpó sus bolsillos y buscó su celular, que lanzó hacia el sillón a un lado de Kate. Casi tenía ganas de decirle que lo olvidara, que a esas alturas no quedaba más que confiar en el todo por el todo, ¿no lo había hecho ya con Montag? ¿y no lo había hecho ya con Adrien? En realidad él había sido el que había insistido en el Juramento. ¿Qué tenía que perder? Tenía que confiar en que se había hecho lo suficientemente fuerte y que no iba a tener un tropiezo en esos momentos.

-Si Ferdynand confía en ti, yo confío en ti.

Dijo al final, frunciendo los labios. Estaban en una nueva etapa, quizá la definitiva. Y tenía que admitirlo aunque sonara inocente, Kate le ganaba con su carisma.

-Además quizá mi cuerpo no podría soportar un encantamiento más.

Se desabotonó el puño derecho de su blusa y la arremangó para enseñarle lo que el nodo había hecho con su cuerpo. Quizá no lo entendiera de entrada, porque llevaba relativamente poco en el sótano y no era fácil entender “las sagradas escrituras” ni aprenderse todo de memoria.

-La magia del sótano está potencializada con el nodo mágico de Brigantia. Seguro has escuchado de él. Antes, los Venerables alcanzaban su poder sacrificándose entre ellos mismos, comiéndose a sus primogénitos, haciendo cosas absurdas, peores que las de ahora. Wardwell y Morgan robaron magia del nodo para buscar…mmm…digamos que un nuevo catalizador que no fuera su propia sangre.

Se tomó su tiempo para medir el efecto de sus palabras, asegurarse de que la estuviera siguiendo. Se remojó los labios antes de seguir y trató de ser lo más clara posible, pero de no extenderse demasiado tampoco. Lo básico. Kate podría hacer las preguntas que quisiera.

El nodo ahora nos ha dado las claves para contrarrestar esa magia, su único método para dominarnos. Si hasta ahora nadie los había podido tocar, era porque nadie los había traicionado, por un lado, y por el otro, porque nadie había sabido cómo, nadie había tenido las respuestas. Pero están aquí. Los rebeldes no van a luchar solo con expelliarmus, imperdonables mal hechas porque tienen buen corazón y bombardas. Va a ser una lucha de iguales, por fin. Están aprendiendo las peores maldiciones de los Venerables, pero también los contrahechizos, que hemos podido crear gracias a todo esto.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Sáb 20 Feb - 19:17

Se había girado para agarrar el teléfono, más por la sorpresa de que su requerimiento fuera posible que por la necesidad de hacerlo realmente. Ahora que tenía el objeto en la mano siquiera sabía si hacerlo o no, la escuchó sin mirarla hasta que sintió de reojo que Mina estaba mostrándole algo y se le escapó con un hilo de voz -  oh, que has hecho? - La pena le atacó de repente, en la voz, en el rostro angustiado. 
Cerró los ojos negando con el rostro suavemente y sin saber cómo se había animado a invadir su espacio personal ya le estaba tomando la mano. No podía evitar la empatía con los otros por más a la defensiva que quisiera ponerse... Podía no entender todo, aun con las explicaciones que le llegaban de Mina, pero... suponía que eso era tremendo, determinante... una locura. Si quiera podía imaginar cómo la habían dejado hacer eso. No por las marcas! Si no, por la magia! 
- estás loquita... - sabía del nodo, sabía de magias, magias que podrían haberla desintegrado! Por Merlín! - ... estas cosas son muy peligrosas... sé que lo sabes pero... no es seguro que cargues con toda esta energía mucho tiempo... no sabemos que puede pasar. Por eso te fuiste a Irlanda, claro... Entiendo - y cada vez más - que era necesario, pero... - por alguna razón, la básica de que solo ella sabía tanto de la secta - todo tu?... estas cosas...  terminará siendo un peso que no podrás manejar... - Quizá se equivocaba y media rebelión había ido al nodo y todos estaban así de empapados en mierda! Porque cuando se jugaba con esas cosas... ufff... 
- No quiero decir que no puedas, que no seas capaz... solo, me indigna pensar que te han dejado hacer esto... y que los demás están ahí esperando que les soluciones la vida ... la revolución ... y el poder... - Eso si lo dijo con más rudeza! Que nadie había pensado en el bien de Mina?.. Era una vida sacrificable? Y la de sus bebes? como estarían?...  le dio vuelta la palma como si quisiera ver algunos símbolos mejor y luego la soltó con amor.

- bueno, - respiró profundo y suspiró - dime que quieres hacer... y lo haremos!... esto tiene que terminar lo más pronto posible. - no esa reunión, sino la revolución y los sacrificios de gente valiosa y capaz!
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Dom 21 Feb - 0:16

Fue un paso hacia atrás cuando Kate se acercó a ella, pero después relajó el gesto y dejó que le tomara la mano. Por alguna razón el contacto la hizo temblar un poco, vulnerable, como si fuera la primera vez en mucho tiempo que la tocaran con tanta empatía, con un sentimiento distinto.

-No estuve sola. Había alguien más conmigo.

Pero no podía decirle que era Adrien porque habían hecho un juramento inquebrantable, y aunque Adrien ya se hubiera destapado con los rebeldes, las cláusulas del juramento involucraban que ella no lo mencionara directamente jamás, y así tenía que seguir siendo. De su boca no podía salir aquello o moriría por una tontería.

-Mi tío me ayudó y…mira la verdad es que no sabía que esto iba a pasar cuando fui ahí, pensé que todo sería más una investigación teórica, algo más controlado pero el nodo reaccionó así y…

Miró a Kate y se dio cuenta de que no estaba actuando como el resto de la gente, que no estaba dando por sentado nada, que no la estaba atacando. Cuando la soltó y le dijo aquellas últimas palabras, fue Mina la que invadió el espacio personal de la morena por completo, envolviéndola en un abrazo estúpido que no sabía ni de dónde había salido.

-Oh, Kate…

Le dijo apenas con un hilillo de voz, con un nudo en la garganta, sintiendo que se quebraría en cualquier momento, como si nunca nadie antes le hubiera mostrado tanta compasión con un gesto y la hubiera tomado completamente desprevenida saber que también podía despertar eso en alguien. No un odio infundado, no ganas de gritarle y lastimarla, no ganas de follársela, no un enamoramiento fugaz. Simple y llano entendimiento. La soltó, avergonzada, recuperando la compostura, ¡por Merlín, si ya había llegado hasta ahí no podía volverse un yogurcito en ese momento!.

-Lo sé, lo sé, pero ahora no tengo opción. No le dije a nadie, realmente, lo hice sin consultárselo a nadie. A Jesse simplemente le dije que teníamos que encontrar la manera y que mi tío podía ayudarme, y que además me serviría estar lejos para no tener a Joseph Morgan encima todo el día pensando que cargaba a sus nietos. Así que en realidad que lo hiciera o no, no fue algo que le pusiera sobre la mesa ni a Crawford ni a Ferd, ni a nadie. Lo decidí yo sola. Y…resultó.

Ella sola realmente no. Con Adrien, claro. Siempre con Adrien aunque fuera irónico porque en algún momento, ella también lo había odiado justo como Kate hacía, y estaba segura de que Adrien no la había tenido tampoco en altísima estima.Se frotó las manos con algo de nerviosismo. Sentía que cada día que pasaban se acercaban más a una explosión masiva.

-No sé, Kate, ¿Estás segura de esto? Yo sé que está tu familia involucrada. Solo quiero que sepas que nuestra intención no es matar a nadie, no seremos verdugos. Nuestra idea es llevarlos a juicio, pero sabes que muchos de la secta querrán luchar a muerte y entonces no quedará opción más que responder. Sé que no es fácil que te pida nada cuando Alex, Aaron y tu madre están tan involucrados.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Dom 21 Feb - 1:09

Alguien más no era decenas más, y aunque múltiples pensamientos se confirmaba a cada palabra de Mina no tenía ninguna gana de andar echando culpas o juzgando gentes, escarbando en lo que ya había sucedido... nada de eso resolvería nada. Le dolía y le generaba una solidaridad terrible que hacía tiempo no sentía con tanta firmeza y no se iba a avergonzar de ser conmovible. Por eso también la abrazo, no fue que se dejó rodear: la abrazó, con sus dos brazos, con fuerza en las manos, con toda la calidez que tuviera en las palmas para trasmitirle a su espalda.


- eres tan valiente como inconsciente... - y sonrió cuando se separaron - quizá sea la fórmula del éxito! 



Más allá de las diferencias, cuando Kate decidió entrar a la secta se había sentido super acompañada por Mina y estaba agradecida por eso, no porque fuera su animadora en un grupo social, sino porque las cosas importantes tenían que ser acompañadas, compartidas. Ahora, le devolvería el favor, todo cuanto pudiera. Y de algún modo, aunque de libro lo fundamental sería si los ideales de la revolución valían de algo o no, si uno los compartía o no, si se daría todo lo que se tuviera por ellos o no... Al final, en el camino (hacia ese super ideal a veces inalcanzable) uno solo encontraba gente, personas de carne y hueso... Gente que valía o no. 

Ferdynand lo valía, y para Kate incluso lo valía todo. Se hubiera borrado la mente por él, cada uno de sus preciados recuerdos y con ello el pensarse como una persona a la que nunca había tocado el amor si era necesario... Mina iba en camino de convencerla de dar lo que fuera por la causa y en el fondo por ella... Quizá era manipulación, bueno, el tiempo lo diría... Pero mientras había que estarse feliz con uno mismo, con las elecciones que se hicieran.


- claro que resultó... y super bien... ahora ya tienen contrahechizos y eso es fundamental - No quería pecar de amigable, pero necesitaba trasmitirle que a lo hecho pecho y que lo que había logrado era valiosísimo. Había que agradecérselo y ya. Había que apoyar los pasos que se daban porque si cada uno iba a cuestionar cada paso, no se avanzaba más!

 Lo último que dijo, un poco le movió su propio piso de sentimentalidades, pero igual sonreía y negaba con el rostro. - Justamente el otro día trataba de explicarle a Ferd que esto no era cosa de niños haciendo una manifestación... creo que, mejor dicho, ahora sé que él ya sabía de los venerables... Además está la historia de la humanidad de testigo, hay cosas que no se resuelven con juicios o buenas intenciones, por mucho que nos pese: no podemos pecar de ingenuos ni bondadosos... La violencia del opresor, del que detenta el poder, es violencia... lo otro es: la respuesta lógica, la lucha que uno merece apropiarse. Lo que uno debe hacer si se tiene algo de amor propio, porque quien abusa de ti no va a regalarte nada, jamás...


Quizá sus palabras se habían vuelto muy ilustradas para la forma con que Kate solía expresarse todos los días. Allí en USA, sentía que a la gente común no le interesaba la política, estaba desprestigiada... pero en UK, donde se había criado, todo era debatible, cuestionable, hasta el más nadie se escribía una revistita que repartir en la uni, en su barrio. La gente era más leída. Y también hablar de eso le había ayudado a evitar hablar de su familia.


- Quiero decir: estoy segura... No es que no me importe la familia... pero... tampoco es mi familia realmente, en los hechos. - No iba a ponerse a mendigar amor, a hacerse la huerfanita, no era su estilo justamente porque siempre había sido una chica sola y lo seguía siendo aunque ahora durmiera de vez en cuando en la casa de su progenitora. Kate ni siquiera le decía mamá a Bonnie. - Por supuesto que preferiría no tener que matar a Alex yo misma - y aunque estaba hablando con liviandad a Bonnie ni la iba mencionar - pero... cada quién decide de que lado está, no?... - Miro hacia abajo y se sinceró - Me da más pena por Aaron, porque no creo que él haya tenido la oportunidad de elegir, como estoy haciendo yo ahora... casi que por pura casualidad... Quiero decir, él si me da pena que sea presa de la circunstancia... se entiende?


Se tanteó los bolsillo, pero por supuesto que no tenía ni cigarrillos, ni dinero, ni nada. - No te estoy pidiendo que haya consideración con Aaron, ni con nadie, solo lo digo ...  simplemente por compartirlo contigo. Justamente yo le dije a Ferdynand mil veces que el problema con los revolucionarios era que estaban movidos por amor, y eso los hacía débiles y vulnerables en cada vez de la historia... son muy humanitarios y creen en la bondad de la humanidad... No voy a pisarme mis palabras justo ahora.


Que diferente hubira sido si Kate no se cruzaba por casualidad con Ferdynand, sino se animaba a hablarle, incluso si él ya no la hubiera amado más... se rascó la cabeza y - perdona que te pregunte esto ahora pero... - y se rió - como están tus bebés? Fueron dos finalmente? - tenía miedo de que le dijera que habían muerto o cosas peores, pero le carcomía la intriga.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Dom 21 Feb - 1:32

-Sí, lo sé, estoy de acuerdo contigo. Incluso…

Se mordió la lengua, porque no supo si irse de lleno con las confesiones o simplemente mejor callarse la boca. Lo que quería decirle realmente era que incluso había hecho que Jesse entendiera eso a base de sentirlo por él mismo. ¿Qué era lo que sentían los Venerables? El placer del poder a través del control de la vida de otros, de sacrificios, de sangre. Era algo que había tenido que hacer para que entendiera la magnitud de las cosas, lo que su enemigo tenía que él jamás podría tener si se detenía solo en las buenas intenciones. Aunque quizá Mina había llevado la filosofía de Kate demasiado lejos, había literalmente convertido a Jesse en un asesino para que pudiera liderar una revolución con rumbo, sin titubear, sabiendo lo que iba a enfrentar. Al final ni siquiera eso lo había hecho de modo convencional, y quizá hasta había tomado eso de forma mucho más burda.

-Entiendo perfectamente lo que dices, Werther tampoco es mi familia en los hechos. Pero tampoco quisiera tener que ser yo quien termine con él.

Era extraño, porque siempre se había sentido cercana a su hermano, pero a la vez tenía un concepto muy claro de quién era él, y no le gustaba. Lo conocía demasiado como para quererlo, para aceptarlo. En esa relación quizá era ella la “mala hermana”, realmente.

-¿Sabes? Realmente es eso lo que me preocupa. Si Ferdynand nunca me hubiera dicho nada yo…habría ido sobre ti como sobre todos los demás. Y ahora que mencionas a Aaron. ¿Realmente cómo podemos separar, cómo podemos saber…? No sé cómo ponerlo, no sé si decir “separar a los inocentes de los que no lo son” sea correcto, porque realmente nadie es inocente, ninguno de los que hemos pisado ese sótano nos podemos llamar inocentes, siempre tuvimos elección, solo no nos atrevíamos a elegir lo contrario, por miedo o por avaricia, o por cariño, o qué sé yo… no sé, creo que me estoy yendo demasiado lejos, un asesino es un asesino y punto, un corrupto es un corrupto y punto.

Un traidor era un traidor. Como ella y ahora también como Kate, pero ellas estaban "del lado correcto", y de eso tampoco le quedaba duda.

-Yo no creo en la bondad de la humanidad, y estoy segura de que tú tampoco, así que ya tenemos otro punto a favor para que las cosas no salgan como siempre salen.

Aunque en cierta forma sí estaba movida por el amor, aunque eso ni de loca lo iba a decir en voz alta, mucho menos mencionando a Crawford a quien en esos momentos quería ver en una zanja…en sentido figurado y solo si ella la cavaba, obviamente.

-Sí, Winnie y Donnie, están bien. Nacieron un mes antes, pero están bien. Aún no sé si el nodo les hizo algo, tienen un sanador de confianza checándolos de cerca para cualquier eventualidad. Tienen tres pelos pelirrojos. Donnie llora muchísimo. Dios, debo estarte aburriendo, solo hiciste una pregunta y me voy a descocer como si siguiera hablándote de ideales y muertes…

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Kate R. Bloodworth el Vie 26 Feb - 0:44

-no, en serio. amo hablar de bebes...- Y no dijo más porque se sentía muy estúpido decir eso en frente de una madre.- me alegro de que estén bien. - concluyó porque tampoco esa reunión iba a convertirse en una cita de te, había otras cosas que resolver.

- me quedé pensando que justamente porque no somos inocentes y culpa cae sobre nosotros, aceptemoslo o no, es que deberíamos ser quienes arriesguemos más en esto.... Nada va a remediar lo que hicimos, pero.... Suena más justo así... Que piensas? Tampoco es una filosofía de redención cual mártires... No sé, aun estoy tratando de definir mi rol en todo esto...

Kate era muy racional y sus palabras asi sonaban. No a culpa o aires de grandeza, sino a duda dialéctica.- le dije a Ferdynand que no quería. Ser un estorbo... Y era fácil no involucrarse con la escusa de no dañar... Ahora creo que todo eso fue una mierda... Por miedo o por ignorancia...

se mordió el labio inferior pensando.- que es lo que puedo hacer?... Apredender los contra hechizos, nada más? Asi como los otros indefensos?... O... Tu crees que puedo algo más?- no se refería a ser más capaz que el resto mágicamente o intelectualmente hablando. Se refería a su posición de privilegio, a que Bonnie era su madre, a que podía entrar al sótano, a la casa de cualquier venerable... Incluso. Pensaba en la maldición del espejo: Que tal si convencia a Alex o a la misma Bonniie de hacerla por ella, de ser su escudo... Facilitaría mucho las cosas, poder matarlos así.

- tu crees que todo terminará si nos deshacemos de la mayoría de ellos? De todos? Estás segura que no hay otra "secta" en Alaska..- podía se alaska o el estado de al lado, sabe igual para el caso de la pregunta.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
173

Kate R. Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Jue 3 Mar - 22:58

-Yo también sigo definiendo mi rol todos los días. ¿Puedo ser honesta contigo? Al principio pensaba que me quedaría con todo, no con empresas, ni con cargos en el gobierno, ni moviendo los hilos de ningún país, eso no es lo mío. Pensaba en términos de poder, de no tener los límites de nadie para dominar cierta magia, llegar hasta donde pudiera llegar, no con sangre, ni a costa de la vida de otros, pero tampoco con los límites de lo que los Venerables me dejen aprender o no. Y pensaba disfrutar de lo cosechado, de ver que el país cambiara, que la gente cambiara, que todo fuera mejor pero que pudiera disfrutarlo.

Hizo una pausa para remojarse los labios, porque eso también había cambiado con el tiempo. Ya no le interesaba el poder como entonces y en ese momento, incluso, ya ni siquiera pensaba en ello.

-Ahora estoy segura de que quizá no salga viva de aquí, y lo he asumido. Lo que me interesa es que esta revolución funcione y que las cosas cambien para bien, aunque yo no pueda disfrutar de ellas. Creo que nunca se lo dije a nadie, hasta ahora. Es muy difícil hablar con honestidad con la gente cuando tienes un juramento inquebrantable de por medio. Eres la primera persona con la que puedo hablar de esta manera.

Ni siquiera con Adrien había podido hacerlo, porque eran muy diferentes y siempre había habido otras cosas de por medio, cosas que jamás les permitirían ser cercanos.

-Creo que puedes hacer algo más aunque si te soy honesta ahora mismo no…¿sabes qué he pensado? Que el núcleo del poder también es el lugar en sí, y el libro, pero…¿habría forma de destruirlo desde dentro? Yo voy a desenmascararme pronto y ya no tendré acceso más, si no es que me matan antes, pero tú… siento que no bastará con deshacernos de la mayoría de ellos, hay que deshacer también a las sombras que se han alimentado de todo eso durante tantos y tantos años…pero no sé cómo.

No creía que fuera cosa de entrar al sótano y plantar una bomba para que todo se destruyera. O quizá sí, no estaba segura de cómo funcionaba todo eso, era algo que no había preguntado y que no había investigado ni aprendido aún. Y ella ya no tenía tiempo.

-Estoy segura. Somos los únicos de este país.

Volver arriba Ir abajo

Re: you bitch!... your bitch!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.