Sweet, sweet kaboom!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Brownie Kraul el Miér 21 Ago - 16:42

Ya le había prometido a su madre que apenas se establecieran en la Universidad haría lo posible por intentar aprender algo de pociones y porque no, un poco de repostería, si bien su prima Harley tenia ese don ella también algo debería tener. Pero esa tarde estaba decidida a hacer algo bonito y tal vez compartirlo con Mina. Eso podría ser, una sorpresa para Mina.

Y ahí estaba, acompañada únicamente de su lechucita loca. Eran cerca de las 4 de la noche, la chica Lovecraft había llevado una hornilla magica y un caldero. Su abuela le había pasado la receta para hacer algodones de azucar magicos (con la ultima esperanza de que Browns si heredara talento en pociones y no las desgracias de su madre). Así pues mientras Mina había ido a salir a comprar quien sabe que a quien sabe donde ella estaba haciendo aquello con mucha cautela, no acepto ayuda porque era una sorpresa.

Y entonces en medio de la tarde recordó una cosa, Jesse estaba en la Universidad. En su cabecita tonta Brown aun creía que Jesse y Mina nacieron para estar juntos aunque eran muy bobos los dos, tal vez si los acercaba y los unia con el poder del algodón de azúcar las cosas mejorarían. Asi que no dudo en mandarle una lechucita con un mensaje de que había algo importante que mostrarle en el dormitorio.

Mientras metia cosas a la hornilla mágica sonreía pensando en lo que le diría a Mina o Jesse (quien llegase primero), les diría:  “Te digo,  Oma Marie decía que cuando estaba en Dumstrang era experta en pociones, aun a la fecha lo es, Mutti Rashel es malisima en ellas, pero se esfuerza mucho... y yo, bueno...” hablaba en voz alta ahí solita o mas bien hablándole a su lechucita que había regresado de inmediato, mirando curiosa el menjurje que ella hacia.

Pero entonces se quedo callada añadiendole  pequeños toques de azúcar a lo que estaba en el caldero que tomaba tonalidades multiples en colores pasteles.
-Nube… ¿Se supone que debería quedar asi…? -El problema fue que por descuidada, se le fue un poco mas de un ingrediente especial para inflar mágicamente el algodón y entonces el caldero comenzó a temblar extrañamente.
-esto no es norm... -pero antes de que dijera nada el algodón de azúcar empezó a desbordarse del caldero inflándose por doquier hasta explotar por todos lados con un terrible sonido parecido a un KABOOOM.
-¡CORREEEEE! -exclamo tomando a la lechucita, saltando afuera del cuarto cayendo al pasillo llenas de algodón de azúcar, Browns quedo completamente llena de un color rosa pastel llena de algodon


Una vez ahí miro su cuarto, la habitación de la empalagosa destrucción, sabia que un simple hechizo limpiaría eso así que ni se preocupaba pero solo atino a atacarse de risa y mirar a su .lechucita que estaba histérica llena de dulce-

-perdón, perdón... -Tomó entonces un poco de algodón de su mascotita probando lo. -mira, quedo bueno... -y volvió a atacarse de risa.


Última edición por Brownie A. Lovecraft el Miér 21 Ago - 23:57, editado 1 vez
avatar
Estudiantes
Mensajes :
276
Edad :
24

Brownie Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Jesse Crawford el Miér 21 Ago - 17:31

Lo primero que pensé al ver el mensaje de Brownie fue un “ignóralo, seguro es una tontería”, porque la chica siempre había estado mal de su pequeña cabeza y pues… joder, podía llamarte para que le ayudaras a atrapar duendes en la azotea o simplemente para preguntarte cuál era tu estación del año favorita. Como sea, estaba de hecho en la biblioteca (si si, justo ahí estaba aunque hagan esa cara) y volví a leer el mensaje que acababa de llegar y que había metido en mi bolsillo.

Acababa de recordar que a Brownie le había tocado particularmente el mismo dormitorio que le había tocado a Wilhelmina. Ambas acababan de entrar y joder, aquello resultaba una extraordinaria y muy conveniente coincidencia. Sí, ya sé que había dicho antes que para mi, Mini ya estaba muerta… pero la verdad es que simplemente no podía estarlo. Me sentía furioso con ella y al mismo tiempo sentía unas terribles ganas de verla aunque sea de lejos. Y si la chica estaba en su dormitorio, la cosa no sería de lejos sino muy de cerca. No importaba si aquello duraba cinco segundos, igual valía la pena.

Por supuesto, en el camino no hacía más que preguntarme a mí mismo lo qué coño estaba haciendo, por momentos arrepintiéndome y por otros auto-engañándome con el argumento de que solo iba a visitar a Brownie y que eso no tenía nada de malo porque era casi como mi puta hermana. Al final no importó ninguna de las dudas que pudiera tener y me adentré a la zona de dormitorios de la Universidad.

Subí escaleras, caminé por pasillos echando un ojo de vez en cuando a las nueva sangre que se paseaba por ahí, doblé un par de esquinas y finalmente llegué al pasillo en donde estaba el dormitorio de Mini y Brow… y justo cuando caminaba por ahí, vi a Brownie volar de su dormitorio hacia el pasillo seguida de un sonoro BUM que provino de adentro y llamando la atención de todo el pasillo. Corrí hacia ella mientras la chica se levantaba… lo cual no era necesaria ya que en realidad no era más que una más de sus idioteces.

-¿Brow estás bien?, joder pero qué coño…

¿El dormitorio?, lleno de algodón de dulce por doquier y echo un puto desastre. Le hice señas a la gente que se había asomado para indicarles que no era nada y ya podían regresar a lo que diablos fuera que hubiesen estado haciendo, y luego miré de vuelta a la chica, primero negando reprobatoriamente con la cabeza pero al final soltando una risa imposible de sostener. Saqué mi varita del bolsillo de la chaqueta y agradecí que Mini no estuviera para sufrir las consecuencias de los experimentos de Brow.


-Vas a tener que mejorar un pelín en tus prácticas si no quieres matar a alguien, idiota.-
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Brownie Kraul el Vie 23 Ago - 18:18

Lo cierto era que para su suerte, estaba viva, si bien siempre sonreía y decía "pudo haber sido peor..." y comenzaba a contar anécdotas de algún Lovecraft que se hubiera metido en algún lío en cierta ocasión de la historia de la extensa familia.
No era que buscara los problemas, su padre solía decirle que verdaderamente era un imán para los problemas, porque siempre algo terminaba explotando. (Muchas veces ni siquiera tenía nada que ver ella en la situación)



Miro a nube, su pequeñita lechuza que ululaba histérica y enojada por que ahora parecía un relleno cremosito de azúcar, la joven vidente no dejaba de reír disculpándose con ella cuando alguien la ayudo a levantarse.

Miro a su alrededor primero, algunas compañeras la miraban feo, otros ridículos corrían a agarrar algodón de azúcar antes de salir huyendo, tal vez de el joven que estaba ahí con ella.

Le sonrió abiertamente aun y con la miradita huraña que Jesse le lanzo y eso pareció contagiarle la risa al ex.Salem, se encogió de hombros negando con la cabeza.



-Jesse, ¡abrazarme ahora o serás juzgado en el cielo de los algodones de azúcar! - exclamo dándole un abrazo fuerte y claro, pegándole un poco del algodón y dándole un beso tronadisimo. Se separo de el y miro su varita para después cargar a su lechucita enojada.

-nube primero, esta enojada... Ya debería estar acostumbrada, ¿Recuerdas cuando estábamos en 5nto y se convirtió sin querer en un insecto palo? - ella si lo que lo recordaba, había salido corriendo histérica del salón de transformaciones con su lechuza gritando que había cometido un lechucicidio.



-trataba de hacer algodón de azúcar para todos... Pero creo que me excedí en unas cuantas cosas, ¿crees que podemos limpiar esto antes de que...cofcofcofMininicofcofcof se entere de que hice una hecatombe en la habitación? - el nombre de la pelirroja lo dijo rápido y poco claro con una fingidisima tos, aun ni sabia del todo como se sentía Jesse ahora que ella y Mina habían entrado a la Universidad.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
276
Edad :
24

Brownie Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Jesse Crawford el Lun 26 Ago - 19:27

-Hey, que se ha acabado el puto show. Ya pueden irse a tomar por culo-

Grité en el pasillo parque la jodida gente dejara de chismosear y por fortuna, al ser casi todas chicas y de primer semestre, se esparcieron cual cucarachas de cocina al encender la luz. Casi en el instante en el que había gritado la tonta de Brownie me rodeó con sus pequeños brazos llenos de algodón tan fuerte como su pequeña humanidad podía hacerlo (no gran cosa, pero si lo suficiente como para querer que se quitara).

-Ya ya, joder, me has llenado todo de dulce. Mira nada más qué cojones has hecho, si Mini llega y ve esto…

“Si Mini llega y ve esto”. Cada que la mencionaba en voz alta sentía como si estuviese hablando de un fantasma o… no, más bien, cada que la mencionaba me sentía como uno de esos fantasmas que pasaban su tiempo hablando de los vivos, o algo así. Aunque en realidad no podía ser más certero; esa clase de cosas… es decir el desorden y el caos, era algo que Mini nunca había soportado, mucho menos cuando se trataban de sus cosas o peor, su habitación; así que lo más conveniente era dejar todo tal y como estaba antes de que la chica hiciera acto de presencia y la tonta de Brownie se metiera en líos con ella antes de siquiera empezar el semestre.

-Recuerdo que corrías y gritabas como banshee crucificada. ¿Cómo está esa pequeña?. No te preocupes, Sugar-man ya está muerto… no corremos peligro-

Sugar-man era un gato que había tenido hace tiempo y que por algún motivo había pasado la mitad de su vida completamente enajenado y enloquecido por atrapar a la lechuza de Brownie. ¿Que qué le paso?, no tengo ni puta idea; simplemente un día desapareció y no volvimos a saber una mierda de ese felino come lechuzas.

-No lo sé, eso depende de si usaste o no polvos de Granila. Si lo hiciste entonces esta cosa estará adherida a las paredes como moco de troll y nos costará la vida sacarlo. Anda, vamos a ello-

¿Qué cosa?, ah si, durante mis años de estudiante de Salem había descubierto que uno de mis talentos escondidos era la habilidad para las pociones; lo que en lugar de ayudarme para superarme académicamente solo había servido para tomar un mal camino y preparar drogas experimentales que había vendido a toneladas en el colegio y las calles. Ahora que ya no estaba en el negocio y había elegido como carrera Historia de la Magia pues… joder, el talento ese me servía para poco más que hacerme el interesante de vez en cuando. Saqué la varita y comencé a quitar toda la puta suciedad que se podía ver desde el pasillo mientras Brow se encargaba del piso y el interior de la entrada.

-Tenemos un aula para esto, ¿sabes?. Si sigues haciendo estas cosas vas a conseguir que Wilhelmina te arranque la cabeza con todo y columna vertebral, ya sabes cómo es ella. Por cierto, ¿ya la has visto?, ¿te ha… dicho algo…?-


Mis preguntas eran vagas porque joder, no le iba a preguntar directamente “Hey Brownie, ¿Mini te ha dicho algo sobre mi?, ¿te dice que me ama? ¿qué volverá conmigo?” ni nada parecido. Si quería que Brownie me sirviera como chivo expiatorio entonces debía tener cautela para eso y no preguntar cosas a lo imbécil.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Brownie Kraul el Vie 30 Ago - 1:01

No podia parar de reir, pero es que su hiperactividad y su caracter siempre habia sido asi, Jesse la conocia de esa forma y extrañamente asi la aceptaba. Rashel, su madre, muchas veces le preguntaba como es que podria ser amiga de ese “joven conflictivo” pero Evan, su padre, siempre le recordaba que ella era de la misma manera cuando estaba en Hogwarts.
Brown se separo de inmediato de Jesse (dejando un poco de algodoncito aqui y alla) y solo sonrio a modo de disculpa, lo cierto es que cuando el menciono a Mina, entrecerro un poquito sus ojos intentando leerle la mente, no, no podia hacerlo.


Pero tenia razon, Wilhelmina detestaba el desorden y el lugar era sin duda un asco de habitacion, asi que sus opciones eran limitadas: escapar del planeta o limpiarlo hasta que perdiera las manos.
Se encogio de hombros quitandose un poco de algodon de la cabeza y probando un poco de este.
-Esta delicioso, ¿quieres? Tal vez deberia venderlo a la mafia diabetica... -En su mentecita guajira eso la haria mas millonaria de lo que su familia de por si, ya era.


Se sacudio un poco mas de aquel dulce, su lechuchita estaba dando saltitos hitericos en el piso mirandola con cara de muerte, Brown la cargo mostrandosela a Jesse con una risita.
-Esta bien... enojada al parecer... Oiste eso Nube, Sugar-man se fue a un lugarcito mejor... -puso de igual forma una carita triste, ese pobre gatito solo era un incomprendido odiador de lechuchitas bebes, pero la muerte a nadie se la deseaba, Nube tal vez si.


Busco su varita entre sus cosas, mientras escuchaba a Jesse decirle que si habia usado polvos de algo, nego con la cabeza invocando un hechizo de desaparicion y de limpieza a la entrada, y a ella misma, sin querer casi se resbala pero se logro sujetar de la puerta, una vez limpia la parte de afuera y la entrada apunto a la habitacion.
-Use cosas simples, no me he querido arriesgar, todo me explota...-suspiro un poco desanimada desapareciendo el algodon de la entradita, ahora solo faltaban las paredes y ambas camas, la de ella mas que la de Wilhelmina, la mencion de nuevo de esta misma bajo la amenaza de quedarse sin columna vertebral le provoco un escalofrio limpiando primero lo de ella.


-N.no, no, ya, ya limpiare esto... no se dara cuenta, espero... Ademas, no es una homicida ¿verdad? -le miro casi asustada, francamente ella sabia poco de porque habian terminado del todo, sabia que habia pasado un problema de terceros, pero jamas habia investigado al problema, solo recordaba haber soñado a Jesse rompiendo telarañas y mucha lluvia. Pero jamas habia podido del todo interpretar sus sueños.


Terminaron de limpiar el lugar, (ellos incluidos gracias a un buen fregotego) y se sento en la camita abrazando a su enorme peluche de un “Deep One” y miro fijamente a Jesse parpadeando un poco con sus enormes expresivos ojotes.
-Bueno, si, la vi cuando llego y me dijo que le daba gusto verme... pero anda un poco no se, cortante... o tal vez triste, ¿puede que este triste porque te extrañe Jess? -ella era simple y clara, no habia rodeos con ella.
Ladeo la cabeza saco de su cajoncito una paleta de cereza y una cajetilla de cigarrillos, le paso estos ultimos a Jesse y ella abrio la paletita.
-¿Crees que ya es momento de preguntar que paso? -se mordio el labio timidamente como no queriendo haber dicho eso. -Sabes que nunca te cuestiono las cosas, pero te veo preocupado...-


Le sonrio suavemente y se acomodo su cabellisimo color chocolate. -Y si no me dices te transformare en ratita! -
avatar
Estudiantes
Mensajes :
276
Edad :
24

Brownie Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Jesse Crawford el Lun 9 Sep - 19:20

En algún momento de la vida (sobre todo uno en el que había durado ebrio como dos semanas) había tratado de ver a Brownie solo como un pedazo de carne follable al que pudiera tirarme para pasar el rato, sin mucho éxito… y no es que Brow no fuera guapa, joder al contrario, lo era y mucho; pero por algún motivo aquello había sido literalmente inimaginable. Me había encontrado con que los sentimientos que tenía hacia la chica no me habían permitido verla de ese modo ni de cerca, y el ejemplo más claro de lo mismo era mi prima Bettina, de quien me importa un carajo si se la follan cuatrocientos sujetos pero era incapaz de imaginarme haciéndolo yo mismo porque… pues joder, simplemente era impensable. Pasaba lo mismo con Brownie y eso me hacía pensar en ella como una especie de hermana adoptiva.


-No no quiero, siento que me va a arruinar la cena. ¿Quieres ponerte a limpiar de una buena vez?, deja de comerte eso-

Le regañé pero con una sonrisa en el rostro, mientras mi varita iba arrancando los pedazos de algodón de la pared interior y poco a poco me iba metiendo a la habitación para hacer lo mismo con… joder, con todo lo demás. La tonta sí que había hecho un desastre y era mejor que limpiáramos antes de que Mini hiciera su aparición y su enojo de solo verme en su habitación se multiplicara por mil con ver el estado de sus cosas.

-Ya veo, está saliendo fácil. No como aquella vez que trataste de hacer… ¿qué era?, ¿dulce de coco?; tardamos tres días y hasta los élfos domésticos tuvieron que ir a removerlo todo. ¿Cuándo vas a dejar de ser un desastre?... oh bueno no, me conformaría con que dejaras de explotar cosas. Y no, Mini no es una homicida… pero tú y yo podríamos ser los primeros en su historial.-

Por supuesto aquello no era más que broma. Lo más que haría Mini sería mirarnos con su cara asesina, probablemente insultarnos unas cuantas veces y exigir que dejáramos todo tal y como estaba antes de llenarlo de algodón de dulce, pero hasta ahí. A lo mucho me lanzaba un tragababosas o me hacía calzón chino, o algo similar. Después de un rato terminamos de limpiarlo todo y me senté junto a Brownie que por fin se disponía a responder mi pregunta.

-No lo sé Brow, tal vez simplemente solo está triste y eso es todo-

No había mucho que responder al respecto. No podía saber si Mini me extrañaba; ni siquiera podía darme el lujo de imaginar que lo hacía, porque las cosas habían terminado demasiado mal y además habían empeorado gracias a mi extraordinaria capacidad de arruinarlo todo. Tomé la cajetilla de cigarros que me ofrecía Brow y me encendí uno mientras ella se hacía con una de esas paletas de dulce que parecía tener siempre en el bolsillo. Sonreí vagamente luego de su pregunta y la advertencia de convertirme en rata.

-Primero me sacas las entrañas antes de poder convertirme en medio-rata; pero está bien, ya no tengo razones para ocultarte las cosas Brow. La realidad es que… es que la engañé con otras chicas, lo hice y de eso ya tiene mucho tiempo, prácticamente un poco después de que comenzamos a ser novios. Me acosté con un montón de chicas mientras seguía con ella y bueno… un mal día ella se enteró de todo y ya te imaginarás lo que sucedió.-


La verdad es que no sabía como es que su familia no había tomado cartas en el asunto. Es decir, los Shweinsteiger eran los Shweinsteiger, una de las familias más poderosas de la sociedad mágica internacional, con miles de contactos alrededor del mundo y además con una clara tendencia de aborrecer a gente como yo. Si yo fuera su padre, la verdad, me habría mandado a matar, si no es que lo hacía con las propias manos. En ese sentido, me sentía jodidamente afortunado.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Brownie Kraul el Mar 17 Sep - 17:35

Despues de mucho limpiar habia quedado como debia quedar, y por lo menos esta vez (solo esa vez) se habia salvado de que Mina los volviera las primeras victimas de un comienzo como asesina magica serial, volvio a atacarse de la risa al recordar esa ultima pocion que habia tratado de hacer cuando estaban en el colegio.

-En realidad planeaba hacer un pastel de piña colada con dulce de coco... no se que demonios paso, solo recuerdo que me quedo el cabello como goma de mascar por dos semanas, la verdad, no se que habria sido sin ti en esos dias para quitar todo ese caos... ¡Te quiero mucho! -
Le dio un abrazo estrujante, y sonrio. Ella asi era, sin prejuicios de decir las cosas en el momento menos indicado o las cosas en los lugares menos esperados, pero eso la hacia especial, sin miedo a decir lo que sentia en el momento.
Se separo de inmediato de el cuando la conversacion se torno en “modo Wilhelmina” ya hacia mucho que no la mencionaban en ninguna conversacion pasada, ella porque jamas habia sido partidaria de meterse en donde no la llamaban.

A Mina jamas le iba a preguntar pues si amistad no era del todo “amistad” no era del todo la mas agraciada para la joven ex esposa de su mejor amigo por razones que no entendia pero si en algo podia ayudar lo intentaria.,


El problema fue, que cuando el comenzo a darle las explicaciones de su ruptura con la joven compañera de cuarto se quedo anonadada.
Sabia que Jesse solia ser un problemon en Salem en cuanto a chicas se referia, sin con suerte para ella no la veia como una nena de conquista pero siempre faldas andantes habian pasado por su vida.
Hasta que Wilhelmina aparecio y el parecia cambiar un poquito. Tenia que darle creditos a la pelirroja pero, eso era lo que ella creia, nunca se habia dado cuenta que el salia con otras chicas, siempre lo habia visto mega enamorado de Wilhelmina.


Primero se quedo seria sin saber que decir y luego abrio la boquita un par de veces para el final quedarse con el ceño muy bien fruncido en modo de completa molestia con Crawford.


-pe...¿pero porque? No sabia por donde comenzar a preguntar, estaba segura que mucha gente ya le habia echo esa pregunta, tal vez la misma Wilhelmina. -Mas bien, ¿que te hacia falta para tener que buscar a alguien mas? -


Se encogio de hombros como buscando una respuesta en su amigo y le tomo la manita cariñosamente.
-Hay manera de... no se, ¿reconciliacion? Tal vez si realmente la quieres y te esfuerzas por ella... no se, ¡como pedirle perdo con un monton de globos magicos y helado! -



Se sentia un poco mal por su amigo, despues de todo Brownie habia sido una de las primeras en decir: “Jesse esta boda no va a funcionar, no es su tiempo aun, estan forzando un ciclo” y ahora se sentia un poco culpable por ello.

Se quedo mirando hacia la ventanita del dormitorio como buscando alguna respuesta en la pared.
-¿Hay algo que se pueda rescatar de todo esto? No conozco mucho a Mina...-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
276
Edad :
24

Brownie Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Jesse Crawford el Lun 23 Sep - 12:12

Sabía perfectamente cómo sonaba aquello y la reacción que de hecho, provocaba a prácticamente cualquier persona que lo supiera por primera vez. El único que no me había hecho malas caras para luego decirme que era un hijo de puta muy desgraciado era Dwayne, pero eso era porque el negro era igual o incluso más hijo de puta que yo y ese tipo de cosas le daban como gracia o algo así. Igual era un imbécil… casi tanto como yo. Me encogí de hombros tras notar la mirada de Brownie y a nada estuve de mandarla a la mierda de no ser poque… bueno, era Brownie.
 
-Joder, ¿qué clase de pregunta es esa?-
 
En serio, ¿de dónde sacaba esas preguntas?. Brow a veces tenía el aspecto de ser una personita con muy pocos sesos, pero nadie mejor que yo para saber que la chica no era tan idiota como muchos pensaban. Acababa de hacer una pregunta que en realidad no sabía cómo responder, y cuando digo que no sabía cómo responder no me refiero a que la respuesta fuera difícil de decir; me refiero a que literalmente no sabía cómo responderla, y no sabía cómo hacerlo porque la realidad era que no existía una sola razón de peso que me hubiera llevado a acostarme con otras mujeres teniendo a Mini. Era una estupidez, una jodida estupidez.
 
-No me faltaba nada, Brownie. Dios… buscar a otras personas no significa que te haga falta algo, no son así las cosas, no es tan puto simple. En realidad no sé qué decirte… con Mini siempre me sentí bien, siempre estuve completo; a lo mejor no me crees, pero con ella nunca sentí que me hiciera falta algo. Es tan solo que… no sé, quizás… quizás no quise renunciar a mi status.-
 
¿No renunciar a qué?. Me di cuenta de lo imbécil que sonaba y me quedé callado negando con la cabeza. Sonaba estúpido, pero quizás sí que había pensado que ser Jesse Crawford conllevaba por default a estar a la altura de todos los estándares, de ser quien la gente quería que fuera, de mostrarle al puto mundo que nada ni nadie era capaz de “ponerme una correa”. Ese era probablemente el trasfondo, pero me costaba creerlo porque desde mi nueva perspectiva sonaba a la cosa más estúpida que pudiera haber escuchado en mi vida. Con Mini había tenido todo y lo había tirado a la basura por querer… ¿seguir siendo el mismo imbécil del colegio que todos adoraban y temían?, ¿en serio?
 
-No lo sé Brow, no lo creo. La he lastimado mucho, ¿entiendes?, ahora mismo no sé qué tanto puedo llegar a lastimarla todavía más si lo sigo intentando. Quisiera hacerlo, ¿sabes de qué hablo?, quisiera hacerle saber que ya no soy el mismo y… no lo sé, buscar otra oportunidad; pero cada vez que lo intento no logro más que alejarla más y más todavía. Es simplemente imposible.
 
Sonreí y le alboroté el cabello. Por alguna extraña razón era muy sencillo expresarse con ella, sin necesidad de estar drogado o completamente alcoholizado. En ese punto y de acuerdo a mis circunstancias, luchar por Mini era el equivalente a tratar de beber agua salada, y de verdad puedo decir que durante esos días estuve a punto de claudicar, dejar a Mini en puto paz y permitir que las heridas se sanaran sin intervención de nadie.
 

-Creo que deberíamos salir de aquí antes de que de verdad llegue. No le gustará verme en su habitación, lo sabes.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Brownie Kraul el Mar 24 Sep - 22:07

Sabia claramente que Crawford era un chico de por mas difícil y complicado para algunos, ella misma había tardado mucho para poder ganarse del todo su amistad y su confianza. Su madre, Rashel, solía decirle que Jesse le recordaba muchísimo a ella en su juventud: llena de problemas, drogas y constantes subidas y bajadas en todos los estilos. Solo el misterioso Evan D. Lovecraft había logrado encasillarla.  
Cuando el le había comentado del impulsivo matrimonio parte de ella quería pensar que Jesse cambiaría tal como su madre lo dijo.  
Parte de ella sabia que su cambio como todo en esta vida y en las que siguen, iban de la mano con un sacrificio. No quería creer que su sacrificio fuera Wilhelmina.


Lo vio un poco apesambrado, su empatia la hacia sentirse como el porque lo quería mucho y lo ultimo que quería era verlo triste. 
Si había algo que le faltaba en ese tiempo probablemente era madurez, pero ahora que la tenia (o al menos un poco mas que antes) le faltaba Mina.


Pero si frunció el ceño cuando hablo del status. Lo único que pudo hacer después de escuchar a Jesse fue pegarle con una almohada en la cabezota grandota que tenia.
-¡Pero que si eres un bobo! -No era buena con las malas palabras, ni siquiera las mas tontas, pero le dio otro golpazo a Jesse.
-A ver, reputacion, a menos de que quieras seguir siendo el malote de la Universidad a tus.. cuantos tienes, ¿cuarenta? -bromeo tratando de aligerarle el momento y nego con la cabeza. -solo terminarías siendo la comidilla de BassettKnapp, ¿ya viste la nueva generación lleno de emos y punks? Déjalos a ellos con sus reputaciones, tu ya eres un venerable ancianito del amor... Es hora de que tomes nuevas responsabilidades que estoy segura puedes hacer -


Su padre le había enseñado responsabilidades a ella, aun y con su manera infantil de ser, el Heredero de la familia Lovecraft era recto y firme al tratar, Brownie a veces sacaba su yo mas maduro, pero tampoco iba a tupir a Jesse de sermones, para eso estaban los demás. Muchas ideas ya estaban pasando por su cabecita de chocolate.
-¿Que te parece no gritar un monton de cosas como palabras malas y confesarle cosas a Mina en pleno baile y comenzar por... recordar las primeritas cosas que hicieron que ella se enamorara perdidamente de ti? -
Hablaba como chiquilla enamorada y soñadora, pero Jesse ya la conocía. Dejo de pegarle un rato atrás con la almohada y la dejo en su lugar agarrandole las manos a Jesse con sus manitas chiquitas, y las apreto.
-Mira, aunque no te guste escucharme decir esto pero lo diré: el amor al final se revela... si Mina aun siente algo por ti va a recordarlo, pero no podrá hacerlo si pones tu cara de perrito triste luego de perro enojon a cada rato y gritas en los bailes cosas locas...-


Sonrió abiertamente y le dio un besito en la mejilla muy tronado.
-Se feliz, al menos tienes a Mina aqui y puedes estar aliviado de saber que esta bien, hay personas que no tienen ni idea de donde estan aquellos que robaron sus corazones... -No iba a tocar el tema de Christian, ya mucho tiempo estuvo triste como para volver a ello, tampoco iba a angustiar mas a Jesse así que volvió a sonreír. -¡Mira mejor invitame una malteada de fresa y un cupcake! Así me sacas de aca y Mina no nos mata a los dos, ¿vale? -
avatar
Estudiantes
Mensajes :
276
Edad :
24

Brownie Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sweet, sweet kaboom!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.