El precio de la justicia [Lee Jae Ra]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El precio de la justicia [Lee Jae Ra]

Mensaje por Do Yeol Suk el Jue 22 Ago - 15:15

Avancé afirmándome de las paredes de piedra del pasillo, no podía apoyar ni por si acaso el pie derecho en el piso, algo se había roto feamente por ahí. El aire aún llegaba con dificultad a mis pulmones que parecían estar magullados por dentro. Me ardía un brazo, había líquido fluyendo de algún punto de mi frente y sentía el gusto óxido de la sangre en mi boca. Me sorprendía de sobremanera lo racistas que podían ser las personas, sabiendo que el mundo funciona a bases de diferencias.
¿Cómo ocurrió esto? Bueno... Estaba caminando hacia mi habitación cuando pasé por un pasillo abierto hacia el patio, ahí un grupo de tipos mayores que yo estaban molestando a un alumno nuevo que tenía aires de ser hindú. Me acerqué con paso cauteloso y me aclaré la garganta.
-¡Hey! ¿Qué se supone que están haciendo?-había preguntado en voz alta para que se voltearan a verme. Uno de los muchachos, el más alto, rió de forma socarrona, avanzó hacia mi y me agarró por la camiseta; le mantuve la mirada sin inmutarme, mirándolo de la forma más vacía posible.
-¿Qué pasa, chinito? ¿Te andas creyendo superior a nosotros? Por favor... Los estadounidenses le damos mil patadas a ustedes. ¿Recuerdas la bomba atómica, amarillento asqueroso?
Suspiré harto de que trataran de "chinos" a todos los asiáticos.
-La verdad... para empezar no soy chino, soy surcoreano. Segundo, si hablamos de dar patadas entre países a nivel muggle he de recordarte que Estados Unidos también depende en parte de China, así que no le conviene pelear. Y tercero-expliqué soltándome de su agarre de un tirón-. La bomba atómica cayó en Japón, no en China, siendo un acto de miedo por parte del Tío Sam, ignorante-terminé escupiendo la palabra 'ignorante' de la forma más despectiva que podía. No soy un chico que discrimine, pero a estos bravucones hay que tratarlos así.
Entonces le hice una seña al chico de medio oriente para que se fuera, el muchacho asintió agradecido y se fue corriendo escabulléndose entre la gente que comenzaba a mirarme. Me giré y me subí las mangas...
La historia siguiente es fácil de adivinar: puñetazos y patadas por todos lados. Yo peleando contra tres mastodontes que resultaban ser más descoordinados de lo que pensaba, aún así uno me tiró al piso y pateo repetidamente mi pierna derecha hasta romperla. Entonces superiores de la universidad llegaron y se los llevaron sabiendo que el ataque era netamente racista, pero ni siquiera se inmutaron en levantarme y llevarme a la enfermería. De modo que ahora estaba aquí, saltando en un pie entrando a duras penas a la enfermería. Una de las señoras más ancianas me vio y corrió hacia mi sorprendida.
-¡Ay! ¿Qué te ha pasado ahora, Yeol Suk?-me dijo alarmada la mujer. Se llama Martha y la conozco desde que entré a la universidad, ya que constantemente debía venir por las mismas causas de hoy: peleas. Ella era como mi mamá en la facultad, cada vez que me sentía mal o necesitaba charlar con alguien mayor ella siempre estaba allí para ayudarme... siempre me decía que le recordaba a su hijo cuando joven.
-Defendí a un chico hindú de un trío de simios...-dije sentándome como pude en una de las camas. Martha murmuró un 'por las barbas de Merlín' al notar mi pierna, corrió las cortinas y se fue a buscar la medicina.
Suspiré y me quité la camiseta con dificultad, sólo así noté el feo moretón que empezaba a aparecer en un costado, me toqué y solté un quejido, creo que una costilla también se rompió. Cerré los ojos y respiré profundamente para intentar olvidar el dolor, entonces unos pasos y una voz que conocía perfectamente me desconcentró. Abrí un ojo y vi que una chica con rasgos parecidos a los míos corría la cortina de golpe y se acercaba a mi. ¿Tan rápido corren las noticias en esta universidad? Suspiré y sonreí con cara de culpabilidad.
avatar
Mensajes :
9
Edad :
23

Do Yeol Suk
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la justicia [Lee Jae Ra]

Mensaje por Lee Jae Ra el Dom 25 Ago - 9:58

-¡¿Estás bien?! – una Jae casi sin aliento apareció repentinamente tras la cortina descorrida que trataba en vano de ocultar a su amigo de los demás chicos que pudieran entrar a la enfermería; era obvio que no estaba bien pero no sabía que más podía decirle en ese momento y es que, casi se queda sin aliento corriendo hacía allí desde que oyó lo que había pasado – ¿que ha pasado? ¿porque estas así?

Se quedó en pie casi sin poder dar un paso más, era buena corriendo, genial más bien, le gustaban los deportes, pero no acostumbraba a entrenar carreras de fondo y casi había hecho una en esos momentos, bueno, decir que, aún con toda la preocupación del mundo, ver a su Oppa sin camiseta la hacía sonrojarse y morirse de vergüenza, pensó en girarse y salir de allí pero no, estaba en América, ella estaba adaptándose a esas costumbres tan “abiertas” que tenían todos allí y no podía dejar solo a su mejor amigo en ese estado solo porque pudiera verle el torso. “No Jae Ra, tu eres más fuerte que eso, vamos”



Y es que se estaba muriendo de preocupación – bueno, ahora que lo veía entero pues no tanto, pero hacía un ratito si – una chica a la que recién había conocido unos días antes en clase le había comentado que “ese chico tan mono con el que sueles ir” estaba siendo apalizado por tres tipos enormes. Claro, tras algunas preguntas supo que hablaba de Yeol Suk, así que no tardó nada en correr al sitio que le había dicho la chica, y menos aún tardo en, una vez llegado allí, correr hasta la enfermería porque le dijeron que el chico se había ido muy mal, aunque nadie sabía donde.


Por suerte su corazonada de que él sería inteligente e iría a curarse antes de nada estuvo acertada. Se mordió aún parada ahí en medio y aferrada a la cortina, recuperando el aliento. Ni siquiera había pensado que estaba corriendo por ahí con falda y no con ropa deportiva, ni había pensado que no le quitaba el ojo de encima a aquel chico, al menos si que se podía contener de tirarse encima de él y abrazarlo, ya habría sido el colmo del descaro.

-En serio... ¿como puedes meterte en tantas peleas Yeol Suk? Me preocupas, me matas de preocupación.

Agachó la cabeza y se quedó tal cual, porque no quería mirar sus heridas, todas aún abiertas y sin que le hubieran curado nada, más le valía a la enfermera darse prisa y sanarlo, por Merlín, no se podía ser tan lenta en ese trabajo.


…..

Ropa de Jae
avatar
Estudiantes
Mensajes :
48
Edad :
22

Lee Jae Ra
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la justicia [Lee Jae Ra]

Mensaje por Do Yeol Suk el Lun 26 Ago - 10:26

Esbocé una sonrisa cuando Jae Ra me preguntó si estaba bien, ¿realmente quería que le contestara eso? Levanté una mano para cubrir mi boca y aguantar la risa, pero en vez de una carcajada se me salió un quejido, el movimiento hizo que me doliera aún más el costado. Para disimular tocí, cosa que fue aún peor, así que decidí responder a la pregunta de la chica.
-Pues... Ya sabes, estaba defendiendo a alguien de los ataques de discriminación que les da a alguno por hacer-dije revolviéndome inquieto en el asiento.
Levanté la vista y me di cuenta que Jae Ra no paraba de mirarme. ¿Qué? ¿Tan mal aspecto tenía? Parpadeé con curiosidad y me puse de pie como pude. Le sacaba más o menos una cabeza de altura a la chica, si de por sí ella era un poco más alta del promedio yo igual le ganaba por varios centímetros. Tomé su barbilla entre mis dedos y la miré fijamente.
-Jae Ra... ¿estás en este mundo?-pregunté moviéndole la mandíbula para que reaccionara. Esas cosas de ella me daban risa, solía quedarse pegada mirándome como si se le desconectara el cerebro y se fuese volando a un planeta lejano. Era gracioso, en especial porque después se sentía incómoda cuando la volvía en sí.
En ese instante entró Martha cargando una bandeja con varios objetos: unos frasquitos, un vaso con un líquido espeso y humeante, lo que parecían utensilios de curación muggle y, obviamente, su varita. Nos miró por un segundo, sonrió y me señaló la camilla con un movimiento de cabeza. Había llegado la hora de recomponerme. Solté la barbilla de la chica y me senté en el delgado colchón.
-Ya sabes qué hacer...-dijo Martha levantando mi pierna y subiendo mi pantalón dejando visible la pequeña deformidad en mi pantorrilla. Miré a Jae Ra con cara de "si quieres no ves" y cogí el vaso humeante de la bandeja.
El líquido avanzó pesadamente por mi esófago dejando como rastro un sabor amargo y asqueroso en mi lengua, la primera vez que lo bebí casi vomito, pero ahora ya estaba un poco acostumbrado... por lo menos podía tragarlo y mantenerlo en mi interior. A los poco segundos sentí un hormigueo y unos chasquidos en mi pierna y costilla.
-¡Agh, demonios! Nunca me había dolido tanto-me quejé mordiéndome la lengua para no gritar como salvaje(?), la anciana me dijo que era la primera vez que me rompían más de un hueso y con tanta fuerza, todo mientras pasaba su varita por sobre los lugares más dañados.
A los minutos sólo me quedaban unos cuantos raspones en la cara y brazos, los cuales se sanaban naturalmente. Antes de irse Martha recogió mi camiseta manchada de sangre del piso, la limpió con un movimiento de su varita y la dejó perfectamente doblada sobre la mesita de noche, sabía que no querría ponerme al tiro, por lo que ni siquiera se preocupó en preguntarme. Con un beso en mi frente se despidió y me dejó de nuevo a solas con la coreana.
-Deberías odiarme por hacerte pasar malos ratos-comenté entre carcajadas recostándome en la amplia camilla. Miré a la chica y le saqué la lengua, ¿tendría que aguantarme sus regaños como de costumbre?
avatar
Mensajes :
9
Edad :
23

Do Yeol Suk
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la justicia [Lee Jae Ra]

Mensaje por Lee Jae Ra el Lun 26 Ago - 18:59

Su preocupación solo aumentaba según lo veía más, oía y además sentía, porque si, Jae era lo suficientemente empática como para sentirse mal solo porque él estaba mal. Se sentía tan mal porque él que realmente ni se puso nerviosa porque se acercó ni porque le cogió la cara ni nada. Simplemente estaba un tantito atacada mientras pensaba que aquel chico podía estar peor de lo que su aspecto prometía ¿y si le habían roto algo por dentro y de pronto al ponerse en pie empezaba a desangrarse? Ay no...

Lo bueno es que por una mezcla de su gesto y de esos pensamientos volvió en si y dejó de miralo como si no estuviera allí. Totalmente roja y sin tiempo de decir nada porque ya no estaban solos ni él estaba tan cerca de ella.
No entendía porque no podía parar de hacer aquello. Eran cosas suyas, suponía, el abstraerse a veces, sobre todo cuando se ponía nerviosa, o cuando algo le asustaba. O cuando le gustaba. Quizás ahora había pasado por una mezcla de todo pero no podía evitar estar roja cual  tomate mientras dejaba a la medimaga hacer su trabajo, medio apartada y procurando no mirar muy fijamente nada.

Claro que no miró a la pierna, a él, porque no podía no mirarle, moría de preocupación. Oír el chasquido raro que hicieron los huesos de su pierna si le agradó porque significaba que ya estaba sanada pero la queja de él le hizo volver a mirarle con la misma expresión de angustia total en el rostro.

-Solo te odio cuando te quejas porque nunca parece dolerte nada y de pronto zas, me recuerdas que a ti también te duelen las cosas y me siento horrible por intentar no pensar lo que tiene que doler tener un hueso roto y... ay Yeol Suk, eres lo peor. En serio... está bien que defiendas a los demás pero no te dejes pegar así – se mordió la lengua sabiendo que estaba hablando de más y terminó por suspirar y pasar ahora más cerca de la camilla con las cortinas cerradas, tomó la camiseta del chico y se la puso encima – no estés sin ropa, al final cogerás frío o vete a saber – musitó entre dientes, en realidad es que ella seguía estando poco cómoda con chicos poco vestidos – y ya, me harás aprender a pelear solo para defenderte yo a ti... y sabes que odio la violencia.

Con los labios fruncidos en un mohín adorable se quedó sentada a un lado de la camilla, mirándole, sin saber si estar enfadada por dejarse dañar o aún un poquito preocupada por lo que podría haber pasado si nadie llegaba a parar la pelea.

-Tienes que medir tus fuerzas, oppa, no quiero imaginarme lo que pasará el día que nadie detenga a los matones y estés tu solo con ellos.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
48
Edad :
22

Lee Jae Ra
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El precio de la justicia [Lee Jae Ra]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.