Todo a cambio de un cuadro

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Miér 28 Ago - 17:26

Llevaba varios días planeando aquello. Ya habían comenzado las clases y estaba un poco más lento con todo, al fin y al cabo con el inicio de las clases había empezado algo más. Los movimientos en la fraternidad, sus idas y venidas, el nombramiento del nuevo presidente -él, al fin lo sabía, tanto hacer había dado sus frutos- y por lo tanto mil deberes y obligaciones que cumplir que, por supuesto, tenía que anteponer a su ansiada excursión para ganarse el cuadro del deseo.

Pero al fin había quedado todo listo. Había recibido la carta de confirmación de la visita libre al criadero. Según él, iba a ver si algún hipogrifo de allí era de agrado, pero claro, necesitaba permiso para poder visitar las instalaciones, ya que normalmente solo las personas autorizadas podían. Él había movido algunos hilos y tras algo de pelea había conseguido dicha autorización, además, para ahorrarle problemas a la chica con su familia había logrado encontrar el día justo en que el dueño propietario y entrenador de hipogrifos no estuviera allí, o sea, su tío, pues sabía que las relaciones familiares en ese lugar eran raras y prefería evitar conflictos indeseados.

El día anterior le había mandado a Meghan una lechuza. Por el bien de aquella relación tan poco estable que habían comenzado llevaba sin verla desde el encuentro en la biblioteca, y es que, sabía de sobra que cualquier instante en que se encontraran sería un momento de intento peligro para su fuerza de voluntad, tan escasa cuando de ella se trataba.... y bueno, en la lechuza la citó más o menos así:

Querida Meghan Yesenes; espero que no hayas olvidado nuestro pequeño trato. Ya al fin tengo aquello que te quería dar... Para que lo puedas recibir debes ir a la salida de la universidad mañana a las 11 de la mañana. Es importante la hora.
Nos veremos ahí.

PD: Espero que recuerdes que en ese trato se mencionaba que al verme tendrías que darme un beso. Solo por si se te olvidaba”

Obviamente el final fue puro chiste, ella lo sabría y él no iba a espera tal gesto, pero con suerte eso la haría llegar con una sonrisa, quería verla sonreír. Lo necesitaba tras una semana tan agotadora.
Él, por supuesto, estaba ahí parado desde casi diez minutos antes, impaciente. Sus facultades no estaban cerca, apenas la había visto desde aquel día, y pues ¿quien es capaz de hacer nada sin la inspiración de una odiosa y perfecta musa? Sonrió ante el pensamiento y suavemente negó para sí mismo. Que tonto estaba por aquella mujer.

-Ya pensaba que no llegarías a tiempo – dijo sonriendo al verla llegar, tan hermosa como siempre, tan perfecta a sus ojos como cualquier día – ahora te aviso, vas a tener que confiar en mi y darme la mano.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Jue 29 Ago - 5:40

Desde el día en que se encontró con Selvaggi en la biblioteca y dio suceso al resto de cosas, no se había vuelto a encontrar con él. Si a caso le había visto de lejos, pero no mucho más que aquello, y bueno, ella no le iba a ir detrás, eso lo tenía totalmente claro; lo único que quería de una vez, después de que el muy idiota le dejase con las ganas de saber que era lo que tenía planeado, era saber aquello.

Y por esa razón, en cuanto recibió la nota, la leyó y se le dibujó una sonrisa. Por fin podría saciar su curiosidad y saber qué se suponía que iba a tener como pago por aquél cuadro que el rubio aseguraba necesitar en su habitación, en su vida como incluso en algún momento llegó a decir.

Tras vestirse con algo de ropa que cogió según metió la mano en el armario, sin complicarse la vida en eso ni preocuparse por su aspecto, se soltó el pelo y tras peinarse, tomó una poción para hacer que ese día su pelo fuese morado en vez de azul. Usualmente usaba y seguiría usando el azul, pero de vez en cuando le gustaba variar su color de pelo.
Se  acercó a coger unas botas y una vez con las cosas necesarias metidas en una de sus bolso-mochilas, salió de la habitación para, llegar al sitio y a la hora que el chico le citó.


De lejos lo localizó y se acercó andando un poco más ligeramente, para terminar por llegar a su altura, acercándose del todo a él finalmente. - ¿Sabes que mentiste con lo del beso, cierto? - Se rió y negó por su comentario. - Por mucho que pueda ser que no acate ciertas normas y que sea un poco inconformista, nadie ha dicho que no vaya a ser puntual, rubito.

Le sacó la lengua y tras pensárselo un momento se rió divertida.- ¿Querías un beso...? - Alzó ambas cejas y antes de dejarle responder, se acercó a él, y aprovechando que con el tacón alcanzaba mejor la altura del chico, cogió con cada una de las manos la cara del chico, y le lamió la cara, desde el mentón, pasando por la mejilla e incluso el ojo  hasta llegar aproximadamente hasta la frente: aquello que se llamaba un buen beso de vaca.

Se limpió lo que ella misma se pudo manchar con su propia saliva con la palma de la mano y riéndose asintió a lo que el chico antes hubo dicho. - Supongo que tendré que confiar en ti, no me queda mas remedio si quiero saber qué es lo que me vas a dar de pago... - Le miró la mano que le tendió entonces y tras dudar un momento, terminó por cogerle la mano. - Solo espero no aparecer en tu cama. - Le hizo una mueca de burla y se quedó esperando ver que pasaría.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Jue 29 Ago - 12:50

Se la había quedado mirando por un rato aquel llamativo y perfecto cabello que tenía, hoy estaba distinto al día anterior, le fascinaba incluso aquello, hasta aquel tontísimo detalle... todo en ella era tan genial que no podía creerlo a veces, pero al tenerla en frente pues no podía negarlo sin más.

-Solo mentía por probar. No me puedes culpar por querer besarte, es tu culpa que quiera eso, tendrías que admitirlo – dijo aquello sonriendo, y cuando ella el respondió aquello de que si quería un beso asintió suavemente, aunque no se creía que lo fuera a hacer tampoco iba a negarlo, no fuera a meter la pata por orgullo... pero lo que hizo primero le hizo poner una mueca de asco bastante obvia y después le hizo pasarse la manga por la cara -no quería este tipo de besos... eres una cerda Meghan – dijo ya una vez se hubo limpiado con parsimonia, no le había dado ni la mitad del asco que habría sentido de ser cualquier otra persona, de ella, por algún motivo, pues tampoco le importaba tanto, al menos había tenido aquel pequeño detalle con él, por más raro que pudiera llegar a resultar, pues en realidad era la primera vez que alguien le hacía algo así – es la última vez que te miento para obtener un beso, tus formas de defensa no son muy agradables.

Negó un poquito e intentó dejarlo pasar, era su culpa, por aprovechado, pero no quedaría así la cosa, era muy vengativo, así que rápidamente pensó una pequeña venganza.

-Tranquila, si hubiera sido tu cama el lugar a donde te hubiera querido llevar no habría esperado tanto tiempo, soy hombre impaciente para esos asunto – le tendió la mano para quese la cogiera con confianza y en cuanto notó su roce la apretó, no porque tuviera la intención de hacerle daño o algo, sino porque quería asegurarse de que la aparición fuera bien, pero claro, ahí no quedó todo. Tiró de ella para rodearla con el otro brazo, cuanto más contacto mejor, pero bueno, era tontería porque en realidad usarían un traslador que tenía en la mano que le había dado, era pura escusa, escusa que usó para plantarle otro beso igual al de la biblioteca sobre los labios, rápido, pues el traslador función al contacto de las dos manos y antes de poder siquiera despegarse de sus labios ya estaba en tierras egipcias.

-Bueno... supongo que así estamos en paz – la soltó del todo y miró a su alrededor, habían aparecido justo delante de la entrada principal, se arregló la ropa tras la aparición no del todo suave y la miró inquisitivamente, esperando que aceptara su papel – aquí somos familires, eres mi prima y vas a ayudarme a escoger un hipogrifo para mi próximo cumpleaños. Si alguien pregunta también te apellidas Selvaggi, y si alguien dice algo de tu familia ni se te ocurra responder o te vas a meter en problemas. Me las apañé para que no estuviera por aquí el único que supongo podría reconocerte así tu padre no se enterará de que has venido ahora... vamos a ver las instalaciones. Tengo curiosidad por ver que tienen aquí. Según me han dicho hay un poco de todo lo que se puede buscar, tanto de monta, como de carrera, como de cría... ¿que piensas que sería bueno buscar para mi? ¿Uno pequeño o quizás fingir cuidar un bicho de estos ya es demasiado?

Habló rápido y en voz muy baja, esperando a que la puerta se abriera para presentarse y dar los papeles que había conseguido para no tener a alguien siguiéndoles ahí a donde fueran.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Jue 29 Ago - 16:35

Que dijese que era su culpa que él quisiera un beso era totalmente ilógico, y simplemente decidió ignorar aquél comentario para empezar a cavilar en su cabeza algo.

Y en el momento en que lo cumplíó, no pudo evitar reírse, soltar una carcajada al ver el gesto que se le quedó al chico tras aquella especie de beso que le dio a modo de compensación o algo, más bien, a modo de venganza por ir pidiéndole un beso por que si.
Vio después como se limpiaba y se quedó con aquella media sonrisita en los labios, terminando por poner cara de inocente, de no haber roto un plato nunca en su vida.
- Así aprenderás a no ir de chulito, rubito. – Le guiñó un ojo en un gesto algo cómplice y se acercó a él para darle la mano como el chico le había pedido.

Por supuesto que puso mala cara con aquello que dijo de llevarle a la cama, y tras poner los ojos en blanco simplemente se quedó mirándole, esperando que de una vez le llevase a donde se suponía que tenían que ir.

Lo que si que no se habría esperado fue aquello que fue entre repentino y rápido, lo que más, sorpresivo. Estaba claro que aquél chico era un aprovechado – a parte de un acosador en potencia- y suerte tenía de que a Meghan ese tipo de gestitos, ese beso superficial, no le suponiese un drama como pasaba alguna que otra vez con según y que chicas o en general personas.

Cuando el panorama cambió por completo, ella le golpeó en el pecho por aprovechado, y miró a su alrededor, queriendo situarse, y creía poder reconocer el lugar... ese calor – por suerte ella se puso ropa fresca – y básicamente ese paisaje, no había ninguna duda, joder.

Volvió la mirada al chico y parpadeó un par de veces antes de abrir la boca para hablar, pero ni tiempo, ya que Miles empezó a hablar, al parecer, queriendo jugar aquél papel, aquél teatro para poder estar por ahí de forma tranquila y sin problema alguno.
Escuchó atenta todo lo que él le dijo y terminó por asentir cuando él se calló, habiendo escuchado hasta la última de sus palabras, el último de sus susurros.
- No sé quién se supone que ha de reconocerme, pero yo solo conozco a uno de mis tíos y a su mujer, así, por si te interesa. – Le comentó y se encogió de hombros, habiendo susurrado ella también sus palabras.
Se aclaró un poquito la garganta y se atusó el pelo, agarrándolo en una especie de moño despeinado, y se giró a mirarle fijamente. - No creo que con lo torpe que eres, fueses capaz de cuidar de un hipogrifo, primito... creo que uno de monta, o de carreras si no vas a montar en el animal, te iría bien.

Dijo aquello en un tono más normal, y después ella misma se quedó mirando a la puerta, al frente, esperando ver, impaciente en realidad, emocionada del todo, los hipogrifos que debían de estar al otro lado de la puerta frente a la que estaban.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Jue 29 Ago - 17:29

Se había puesto muy serio, aquello no era un asunto fácil, ni siquiera era un asunto seguro. Si alguien se entaraba de aquella chica en realidad era Meghan y no su prima podrían terminar ambos muy mal, porque al parecer aquella familia era bastante orgullosa y el padre de la chica (y su descendencia) no eran muy bien recibidos ya que habían renunciado a ser parte de la familia. A Miles no le importaba actuar por un rato. Es más, ni le importó el golpe que había recibido por el beso. Ya había cambiado el chip y ahora era un chico serio, un tipo respetable y además ya ni siquiera iba a mirar a Meghan de esa forma en la que la solía mirar, era su prima, sería enfermizo ¿no?

Y no, él no sabía que sus tíos no la habían visto nunca, pero claro, había sido mejor prevenir que el Yesenes que regentaba aquello no estuviera. No tenía gana de estar en medio de una rencilla familiar y menos en medio de una rencilla en esa familia.

-Está bien, pero por si acaso... prefería prevenir, por si te hubiera visto en fotos o algo así – dijo muy serio y terminó por suspirar y mirarla de reojo. Era tan bonita que le hacía hacer tonterías como aquellas. Pocas serían las mujeres que disfrutarían de un viaje como aquel solo porque ellas quisieran y sin intenciones secundarias, porque, aunque las tuviera, no pensaba que estas dependieran de que tan bien fuera aquella “cita”.

-Pues buscaré uno de monta, no uno de carreras... será un desperdicio comprar un animal entrenado solo para salir a volar con él, no me gustan las apuestas ni forzarlos – dijo él también elevando ya la voz un poco y le ofreció el brazo por si se quería agarrar a él para andar por allí, en realidad era lo que él quería, y dudaba que ella también quisiera, pero igual se creía que era cosa del teatrillo...

De pronto la puerta se abrió y le recibió un chico no mucho mayor que ellos, cualquiera de los ayudantes de cría, Miles le habló en un árabe muy tosco y poco fluido, sabía lo justo para entenderse y que no le metieran mentiras donde no eran, le dio la hoja de presentación con el permiso del dueño de la reserva (firmada por Ayyûb Yesenes) y no tardaron en estar dentro y con las advertencias del chico muy claras. “No os acerquéis demasiado a los animales sin seguir el protocolo” “no entréis en ningún establo que esté cerrado” “no acariciéis a las crías que estén con sus madres” y un par de cosas más que buscaban sobre todo la seguridad de los animales.

Una vez los dejaron solos de nuevo miró a la chica y le guiñó el ojo rápidamente antes de volver a la seriedad que había adoptado antes.

-Veamos... ¿por donde quieres empezar? Será mi regalo pero lo comprarás tu, así que puedes guiarme y darme a elegir... dicen que por ahí están los de carreras, aunque no vayamos a quedarnos ninguno podemos ver si los están entrenando ¿no crees? – dijo señalando hacía el lado que el chico había dicho antes, no tenía ni idea de si ella entendía el árabe o no, así que, mejor le decía.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Jue 29 Ago - 17:45

Asintió a la preventiva del italiano y después  se quedó un momento mirando la puerta, frunciendo el ceño al ver que esta aún no se abría.
Al menos Miles la sacó de aquella mala mirada fija hacia la madera hablando de aquello y acto seguido haciendo aquél gesto, en el que le ofrecía el brazo, y ella sin más, tras mirarlo, encogerse un poco de hombros y clavar sus ojos claros sobre los de él, apoyó un poco la palma de la mano en su brazo, medio apoyándolo en una especie de amarre algo flojito. ¿Tenían que fingir, no? Pues ahí estaba.

Para su suerte la puerta finalmente se abrió, y ahí quieta de pie como un adorno, vio como el papel firmado cambiaba de manos y tras unas pocas advertencias, tu vieron vía libre a entrar allí, por fin.
Le resultó gracioso escuchar a Miles hablando árabe, sonaba muy torpe y forzado, pero evitó reírse cuando habló y simplemente se quedó con una muy leve sonrisilla en los labios, aguantando las ganas de reír.

Con el guiño en respuesta le sacó la lengua y le quitó la mano del brazo, soltando aquél pequeño y leve amarre que habían tenido durante un corto rato, y la chica escuchó lo que el otro le dijo. - Ya, entendí. - Se acercó un poco al oído de Miles, habiendo escuchado aquello de que “ella tendría que regalarselo”, pues si que tenían dinero aquellos italianos mafiosos.... y finalmente soltó aquello que se había guardado desde justo antes de pisar aquello que era el criadero.

- Nunca habría imaginado que supieras árabe.

Se rió un poco y se encaminó hacia donde le chico le ofreció ir, adelantándose a él, y tranquilamente se quedó mirando hacia donde empezaban a verse los hipogrifos.
Realmente la visión de todos aquellos animales majestuosos le agradó, y dio incluso un par de saltito de emoción disimulados, girándose a mirar a Miles, mordiéndose el labio inferior un momento.

- Creo que si que te mereces el cuadro. – Dicho aquello le cogió la mano y tiró de él para acercarse a la zona de los hipogrifos de carreras para quedarse mirándolos desde una distancia prudencial. Enormes, señoriales,... y ¡uy, cuantas plumas en el suelo!
La chica se quedó mirado un par de plumas enormes, probablemente de la ala de alguno de todos aquellos hipogrifos, que estaban en el suelo, muy cerca de sus pies, y volvió la vista a Miles.

- Oye... ¿estaría bien si cogiese al menos una?
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Jue 29 Ago - 19:24

Al fin solos oyó aquello de la chica y se encogió de hombros, ya estaban cerca de los animales que le había propuesto ir a ver así que, tras un rápido vistazo a su alrededor le respondió veloz.

-Soy una cajita de sorpresas Meghan Yesenes. No se puede aspirar a ser político en temas de exteriores de ningún tipo si no sabes muchos idiomas. No me fio de traductores en general, prefiero saber aunque sea  algo básico de las lenguas más comunes, así que, aunque fija no entender algo, al menos sé si me mienten sobre la traducción o si realmente va encaminado lo que me cuentan. Nunca sabes con quien te vas a cruzar y cuando piensan que no les entiendes hablan más libremente... – dijo todo aquello como si realmente fuera cualquier cosa aprender idiomas, tenía una buena mente, no era buen deportista como su hermano, pero si buen estudioso, y como le gustaba leer solía practicar idiomas leyendo libros sin traducir.

Dejó aquel tema de lado porque era un tanto tonto y no tenia más importancia de la cuenta. Ahora sabía que ella si que entendía el árabe, daría por echo que su padre le enseñaba, algo más que sabía de ella, no estaba mal... poco a poco iba descubriéndola.
Por supuesto se le olvidó el tema idiomas y cualquier otro que pudiera haber pensado en sacarle cuando dijo lo del cuadro ¿así de fácil? Por poco se muere de felicidad al instante... si joder, había planeado llevarla a mil sitios más para conseguirlo ya ella con eso le valía. Por supuesto no puso quejas, al contrario, en su rostro apareció la más amplia y sincera de las sonrisas y la siguió hasta quedarse mirando a los hipogrifos entrenar.

-A ver... me dijiste como cincuenta mil galeones ¿no? Bueno, pues te voy a conseguir cinco de esas, cada una adquirirá el valor de mil galeones en cuanto esté limpia y así cerraremos el tema cuadro – dijo intentando jugar un poco, porque de pronto su humor se había vuelto totalmente perfecto, ya daba igual aquel beso raro que le había dado y daba igual todo, iba a tener su cuadro amado, iba a tenerla siempre desnuda en su habitación.

Se apoyó por un momento en la verja de madera que separaba el campo de entrenamiento de la zona por la que andar por el criadero, miró a ambos lados y saltó la misma, era corta así que no le costó, le tendió la mano para que le siguiera.

-Con cuidado y sin hacer ruido, vamos a intentar no repetir el color ¿no? – dijo en un susurro aún sin parar de sonreír, no le soltó la mano y señaló la primera, una pluma plateada y azul, grandísima y que parecía estar en perfecto estado – esa me gustó a mi, el resto te las dejo escoger a ti, pero mejor que sean de por aquí cerca para terminar pronto.

Hablaba en voz muy baja y le miraba divertido, como si estuvieran haciendo una gamberrada cuando suponía que allí habría como mil plumas cada día, pero así se volvía todo un poco más emocionante.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Vie 30 Ago - 10:42

La chica hizo un gestito con la mano en el que vacilaba a Miles, indicando con el gesto que era muy hablador, charlatán en ocasiones, y en ese preciso instante, realmente parecía más alguien que quería presumir de sus “dotes” a alguien dando una simple respuesta  aun comentario cualquiera. Tonto.

Acabó por darle un golpe en el costado para que se callase, y de paso ella poder avanzar si tener que escucharle hablar de fondo como una voz molesta egolatra, para quedarse embelesada mirando a los animales, disfrutando de ellos, viendo como un anciano estaba en esos momentos cuidando a algunos que estaban en un grupo, al parecer, entrenando.
Giró el rostro para hablarle a su acompañante, diciéndole aquello de las plumas tras quedarse maravillada de ellas, y en cuanto escuchó lo que dijo, una muy amplia sonrisa se dibujó en su rostro mientras asentía con firmeza con la cabeza.

- Por mi bien. Aunque realmente no creo que sea comparable lo que cueste una pluma por mucho que sea de hipogrifo a un cuadro... - Miró a Miles de reojo y antes de que este pudiese responder cualquier cosa, le sacó la lengua. - Ya dije que está bien, trato hecho.

Sin previo aviso vio como el rubio pasaba la verja, le tendía la mano, y ella por supuesto que imitó su gesto, cogiendo su mano simplemente por hacerlo feliz, y una vez estuvo al otro lado le intentó soltar sin conseguirlo, pasando un poco de eso y, quedándose mirando al suelo, queriendo ver alguna pluma bonita, sin destrozar ni nada, aunque todas se veían bien arregladas.

Escuchó lo que dijo y de forma distraída asintió, mirando la que señalaba y tras ella misma ver un par que le gustaron, esta vez si soltó la mano del italiano para acercarse a cogerlas. Eran enormes, preciosas, brillantes, y por suerte no estaban sucias. Estaba claro que ahí tenían a los hipogrifo muy cuidados y siempre limpios también.

Volvió sobre sus pasos y se acercó a Miles con una sonrisota, enseñándole las dos plumas. Una completamente negra con brillos azules, y otra moteada en tonos pardos. - Mira las que conseguí. - Las miró un poco más de cerca y se giró a mirar a los animales. - Aunque... no se si son muy simples... - Se mordió el labio inferior y volvió su atención al chico. - ¿Tú que crees?

De pronto recordó algo. - Creo que Adnan tenía un hipogrifo me contó... pero papá nunca me dejó ir a verlo... creo que era negro y plateado. - Se encogió de hombros, habiendo comentado aquello de forma aleatoria.

- Busquemos las que faltan.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Vie 30 Ago - 13:20

La vio girarse para ir ella también a por plumas, él cogió esa que le señaló primero y después unas más, una blanca por completo, seguramente un hipogrifo albino, y dos negras, una lisa y una con líneas doradas muy disimuladas, casi parecía negra. Aprovechó que ella también se había alejado para tomar de más, daba igual lo que había dicho de “plumas a cambio del cuadro” ni siquiera era real, solo trataba de bromear, al fin y al cabo él estaba dispuesto a darlo todo por aquella pintura, no iba a ofrecerle solo eso, pero ya que quería, se las conseguiría.

-Yo creo que están bastante bien...toma – le dio las cuatro que él había cogido por su cuenta, al fin y al cabo si él se quedaba alguna sería la blanca, y sería solamente para plastificarla y convertirla en un marca páginas ¿que otro uso le iba a dar sino? - ahora mejor salgamos de aquí antes de que alguien nos vea o nos vamos a quedar sin ver el resto de las instalaciones.

Le tomó la mano sin preguntar ni mirar y tiró de ella hasta el lugar por donde saltaron antes. Miró a ambos lados y saltó, esperándola al otro lado.

-Las que encontraste me gustan, sobre todo la moteada... pero guárdalas. Dudo que nos digan nada pero mejor fingir que solo vamos a comprar – susurró mirando a la muchacha de reojo y rápidamente volvió a sonreír estoico y a caminar a grandes zancadas – antes de irnos volvemos para verlos entrenar, vamos a ver a los de monta, me interesan más, son más fáciles de cuidar y no hay que entrenarlos para que no pierdan la forma...

Dijo tranquilo expresando simplemente lo que quería hacer. No había nadie que les oyera pero tampoco iba a ponerse a hablar tan tranquilo.

-Y dime, primita, ¿no es un poco pronto para buscarme un regalo? Mi cumpleaños no es hasta noviembre... – dijo tranquilamente mientras caminaba. Quería que ella pudiera ver todo lo que quisiera por allí, pero no planeaba alargar aquel teatro por demasiado tiempo. Era preferible acelerar la visita a ser descubiertos de pronto. Lo que menos le apetecía era ser sorprendidos por algún miembro de su familia, sería la gota colmante del vaso de la paciencia de Selvaggi, que su hijo se dedicara a falsificar permisos y cosas así – espero que no se te olvide que aunque me regales esto ahora, tendrás que felicitarme entonces...
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 1 Sep - 5:30

Cogió todas las plumas que Miles le tendió y con una sonrisa, no tardó en guardarlas junto al resto en el bolso-mochila. Asintió seguido de sus palabras y no se quejó de que le cogiese de la mano, pero si que aprovecho el camino de vuelta para agacharse rápido un par de veces a coger unas plumas que le llamaron la atención y guardó haciendo compañía a las otras que ya habían cogido entre los dos minutos antes.

Sonrió un poco y salió por aquella verja baja e hizo como si no hubiera pasado nada, soltando la mano del otro y atusándose el pelo para empezar de forma distraída a recogerlo en una trenza de espiga tras peinarse un momento con las manos, mientras caminaba junto al chico que ahora suponía ser su primo, escuchándole hablar.
Asintió a lo que él decía simplemente y aprovechaba a mirar alrededor, viendo los hipogrifos más cercanos en todo momento y quedándose atontada mirando a un par de crías que estaban jugando. Al menos hasta que volvió a escuchar la voz de Selvaggi dirigiéndose a ella misma, haciendo que la pelimorada en esos momentos, se girase a mirarle.

Sonrió un poco y se quedó mirándole a los ojos, ya teniendo el recogido hecho. - Es mejor buscar con tiempo algo que te vaya a gustar de verdad, que con lo complicado que eres como para comprarte algo deprisa y no acertar...

Le guiñó un ojo y siguió caminando en dirección hacia dónde, haciendo memoria, el hombre de la entrada les dijo que fueran.

Se quedó mirando como aquellos hipogrifos que estaban enseñados para la monta estaban en esos momentos tranquilamente en un área haciendo cada uno lo que quería y se quedó mirando uno con colores bastante curiosos. Era un azul tan oscuro que parecía negro, que con la luz del sol el brillo azulado de las plumas resaltaba un montón, y para rematar aquello, en la zona del pecho y la zona del pico y un poco de la cara tenía las plumas plateadas. Era realmente bonito.

Miró a Miles de reojo y se acercó un poco a su oído para susurrarle. - ¿Tú crees que si robamos un hipogrifo podríamos irnos tan tranquilos como con las plumas? - Bromeó y terminó por reírse, quedándose mirando al animal, girando a mirar de nuevo al rubio. - Los hipogrifos son muy caros, ¿no?
Aquél era un dato del que no tenía ni idea, pero... si no gastaba tanto dinero en materiales y con suerte ahorraba durante un tiempo – muchos años aunque Meghan en un principio no supiese – podría permitirse uno, ¿no? Y si no estaba vendido, sería ese, lo tenía claro.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 1 Sep - 9:31

Todo en aquella chica parecía ser perfecto, físicamente hablando. Se había quedado totalmente atontado al verla peinarse de aquella forma tan despreocupada. Le encantaba verla así, como si realmente fuera normal aún cuando a ojos del italiano no existía en el mundo mayor perfección que la de su rostro y su cuerpo.

Por un ratito, mientras caminaron, hablaron sobre ese fingido cumpleaños, la fecha, como solía celebrarlo, en cierto modo estaba contándole de él, y no lo hacía porque le interesara realmente que ella lo conociera en profundidad, si no porque había que hablar de algo y no sabía que podría llegar a interesarle a una chica como aquella.


Él apenas prestaba atención a su alrededor, más que a ella, la miraba de reojo o directamente dependiendo del momento. No paraba de sonreír y estaba hermosa, habría hecho aquello aún sin la promesa de ese cuadro, pues comparándola a ella con aquel objeto inanimado, desde luego la prefería ver así, tan radiante.

-Yo creo que si robamos un hipogrifo y nos vamos tan tranquilos, deberíamos de plantearnos vivir la vida como ladrones, seríamos los mejores – dijo él siguiendo la broma una vez se pararon un poco para hablar. Sonrió y se puso ahora a mirar al hipogrifo que ella parecía no quitarle ojo, por primera vez en todo el rato dejó de ser ella su centro de atención y lo fue aquel magnífico animal que estaba paseando libremente por allí. Se pensó la respuesta por un momento. Si, eran caros, carísimos. Pero asequibles para depende de quien se estuviera hablando. Dudaba que una chica con una paga normal en una familia normal pudiera llegar a comprarselo ahorrando, al menos no pronto. Y aunque Miles ya había aceptado que Meghan no era “pobre” ella tendría que admitir que no vivía en una familia adinerada y pudiente, menos aún en una familia que tuviera lugar donde cuidar y criar a un animal como ese.

-Los hipogrifos son caros, pero solo si los compras bien entrenados. Los de monta son algo más accesibles y los hipogrifos más jóvenes que aún no han recibido un entrenamiento básico lo son más aún – dijo rápidamente, como si explicara algo en lo que fuera experto sin serlo en realidad - también depende de la “estirpe”. Los familiares del animal. Si un hipogrifo resulta ser un gran ganador, sus crías van a ser más caras por ser suyas. También suele variar según colores, tipo de plumaje... hay muchas variables en el precio de un animal como este – se encogió de hombros y se giró para darle la espalda al espécimen que ella estaba mirando. Había algo que le daba vueltas por ahí en la cabeza y que le tenía algo preocupado, apenas sabía que era y prefería o pensarlo, así que siguió hablando – aunque creo que lo más caro es el manteniendo. Los cuidados, comidas, instalaciones para que pueda vivir bien. Las revisiones, entrenamientos para que no termine salvaje... ya sabes. Todo.

Le hizo un leve gesto para que siguieran caminando. No tenía ganas de quedarse ahí mirando a aquel animal por siempre.

-Si quieres un hipogrifo, tendrás que pensarlo muy bien antes.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 1 Sep - 10:27

Se rió con la tontería de robar un hipogrifo, con aquella que ella misma empezó, y terminó por suspirar y negar un poco con la cabeza, quedándose mirando después  por un momento más al animal, al menos, hasta que volvió su atención a Miles, escuchando aquella especie de reprimenda a partir de la pregunta de la chica sobre si eran muy caros.
Estaba claro, sabía de sobra que no iban a ser tan baratos ni mucho menos, pero que le italiano se pusiera directamente a contarle aquello, pareciendo que le estaba incluso llamando de “baja categoría” o cualquier tontería así.

Puso morros y se quedó mirándole con el ceño fruncido, terminando por suspirar cuando vio como el otro parecía ya dispuesto a irse de allí, escuchando como acababa de terminar, y le hizo burla, después puso los ojos en blanco y se encogió de hombros, quedándose mirándole fijamente desde su posición.

- Creo que deberíamos ir yéndonos ya, tengo ya claro lo que te regalaré por tu cumpleaños, primito. - Le sonrió de forma dulce, pero también de forma falsa, y le cogió un poco de la manga de la camiseta para tirar de él hacia donde se suponía que estaba la salida.
- Solo tengo que consultar un par de cosas antes de decidirme del todo a comprarte un animal tan dificil de mantener.
Si, aquella era una forma de meterse con él por lo mismo que él había dicho antes. - Con lo torpe y despistado que eres para estas cosas...

Le soltó y siguió caminando hacia donde habían estado esperando antes, parándose a un par de metros de la puerta para girarse a mirar a Miles, ya que un tipo diferente al de antes se había quedado frente a la puerta y al parecer no iba a dejar pasar sin antes hablar.

Ella simplemente se quedó esperando a que Selvaggi llegase a su altura y le dijo aún con el teatrillo. - ¿Qué pasa primo? Este no parece que nos quiera dejar pasar... - Musitó poniendo morritos, sin haber hablado en árabe puesto que se notaría que no hablaba “igual” que Miles, sino con diferente acento, sin ser tan torpe como el del otro, fluido, notándose que solía hablar en aquél idioma a diferencia del otro, con mucho más lenguaje que lo básico y diversas cosas más.

Solo esperaba que les dejasen marcharse de ahí cuanto antes, no le apetecía seguir estando con aquél chico que al parecer creía que era una total pobretona.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 1 Sep - 12:17

Después de ver por tanto tiempo su sonrisa hermosa y natural, había captado a la perfección la molestia en su cara, la falsedad con la que le estaba sonriendo a él, y sinceramente no entendía una mierda de porque era así. Ella había preguntado. Él había respondido y todo había ido como se suponía que tenía que ir ¿no? De pronto parecía molesta y su intelecto intentaba interpretar el porque en los actos pasados pero a no ser que se sintiera mal por no poder cuidar de un hipogrifo, pues no entendía el motivo. Y ni siquiera era un motivo real aquello, él no tenía la culpa de que ella no viviera en una granja o algo así.

Bufó un poco con la tontería, de modo que si, se había molestado por aquello que él le dijo. Pues menuda idiotez ¿que pasa? ¿ya no podía decir ni tan siquiera verdades sin tener que aguantar su mal humor? Estaba clarísimo que aquella chica era solo perfecta por fuera, ya que por dentro era lo más irascible que pudiera llegar a haber, jamás nadie se había enfadado con él tan fácilmente como ella.

No dijo nada porque ahora era él quien estaba molesto. Se dejó tirar de la ropa y la siguió hasta que se paró mirándole, él miró al tipo y después a la chica de nuevo cuando le habló así, otra vez de buenas, otra vez fingiendo ser su prima y adorarle, sentía que en ese momento debía parar aquello, dejarla allí y largarse, por estúpida. Pero no podía hacerlo, no después de mirarla a los ojos siquiera por un par de minutos.

-No pasa nada, es normal – dijo en un tono serio y frío cuando se acercó al tipo que guardaba la puerta. Se encargó a él y se quedó mirándolo con ese gesto de superioridad que aquellos tipos estaban tan acostumbrados a recibir, al fin y al cabo esa era la actitud que tenía que llevar de cara al mundo, de cara a ella también ¿porque con aquella chica estaba intentando parecer buen tipo? No tenía sentido, si ella iba a tomar a mal cualquier cosa que le dijera, no tenía sentido tratar de tratarla bien – ya nos largamos, mire por ahí, tiene que poner mi nombre, que estaba dentro. Selvaggi – dijo con seguridad y dejó que el tipo mirase la lista de visitas del día, lo que tenía en las manos y asintió apartándose – dígale a su jefe que otro día vendremos a terminar la transacción, por ahora no vamos a comprar nada, tenemos que pensarlo.

Dio un par de pasos seguro de si mismo y miró a la chica que estaba aún un poco por detrás.

-Vamos Meghan, no te quedes atrás o te dejaré aquí – dijo volviendo al inglés, fingiendo una broma, aunque en realidad lo decía muy en serio. Traspasó la puerta y sintió todo el calor del desierto. Menuda mierda de sitio. Una vez ambos estuvieron fuera y algo lejos de la puerta se puso a rebuscar en su bolsillo, llevaba un traslador por ahí que podía activar cuando quisiera – larguémonos, no aguanto este calor.

Le tendió la mano para que tocara también el traslador, si es que quería aparecerse de vuelta en BK con él.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 1 Sep - 12:32

El momento fue bastante incómodo, desde que ella se molestó por que sintió que le llamó nuevamente pobre, cuando ya le dijo que no era, hasta que terminaron por salir.

Ella se había quedado de pie frente al hombre d ella puerta, y vio como Miles se acercaba a él, hablaba con él y traa un poco, finalmente tenían la oportunidad de marcharse de allí tranquilamente, sin ningún problema gracias a los papeles o lo que fuera que Selvaggi había preparado.
Suspiró pesadamente, al haberle dado un poco vueltas a la cabeza, y cuando el rubio le llamó para que le siguiese, esta enseguida adelantó los pasos para salir junto a él, quedándose de pie a su lado, sintiendo ella también todo el calor molesto y maldito del sitio. Estaba claro que dentro se estaba mucho mejor que ahí, no eran tontos ni nada.

Se mordió el labio inferior y cuando vio la mano de Miles extendida hacia ella la miró, después alzando la vista a los ojos de él. - Lo siento. - Entrecerró un momento los ojos y desvió la mirada, medio poniendo morros de forma disimulada. - Por... haberte hablado así. Solo supongo que actué y hable antes de pensar... y me molesté. Supongo que malinterpreté y pensé que me llamaste, de nuevo, pobre. - Se terminó por encoger de hombros y alzó la vista a mirarle a los ojos, acercando un poco la mano a la del chico, al traslador, pero aún sin llegar a tocarle.

- Y tú bueno, solo me has traído aquí por que te dije que me gustaría verlos... - Agachó la cabeza como queriendo disculparse pero no pensando decirlo más veces en voz alta, y tras acercarse apenas un pasito más hacia donde estaba Selvaggi, apoyó su mano sobre la de él, agarrándola un poquito fuerte; y ahí ya el traslador haría su trabajo.

Había sido tonta por reaccionar así, pero era muy impulsiva, y ahora se sentía mal después de haberle dicho aquellas cosas a pesar de no sospechar, sino de saber, que arreglar el papeleo que no habría sido fácil de conseguir y el estar ahí, habían sido cosas que le chico expresamente preparó por ella, a modo de pago por un simple dibujo que ella había hecho.

Si no hubiera sido por él, probablemente no habría podido ir allí sin armar un escándalo o al menos sin pasar desapercibida por culpa de su apellido.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 1 Sep - 14:43

Y claro que estaba molesto. No se lo curraba tanto por nadie, y estaba claro que la superficialidad de Miles tenía un límite. Si la tía salía gilipollas pues tampoco iba a seguir intentando llevársela a ninguna parte porque sería perder el tiempo. Y odiaba perder el tiempo.

Vio como al menos no era tan tonta como para no ir a darle la mano para poder usar el traslador, pero no llegó a producirse el contacto y ella comenzó a hablar, diciendo todo aquello. Claro, él la insultaba llamándola pobre... tal y como se había imaginado, era fácil de leer. Pero aquella vez no había sido cierto ni había sido el caso. Ya había entendido que sus padres no se estaban muriendo de hambre, que no les faltaba el dinero para poder estudiar en la universidad, por supuesto, ni siquiera era una becada.


La dejó hablar y terminar su línea, fue un pequeño error, pues en cuanto la chica terminó tocó el traslador que estaba listo para activarse cuando dos personas pusieran las manos en él, y de pronto aquel tirón tan reconocido por el chico los llevó hasta la universidad. Tardó unos segundos en adaptarse de nuevo al suelo, a la realidad, como siempre. Y la miró como si fuera otra chica la que estuviera ahí delante. Terminaría por volverlo loco. Pero loco del todo. No sabía como responder a aquello, estaban discutiendo hacía un minuto y ahora estaba disculpándose. Parecía sincera, esperaba que lo fuera.

-Deja de pensar que cualquier cosa que sale de mi boca es un insulto. En realidad casi cualquier cosa que yo pueda decirte a ti es todo lo contrario Meghan – su voz era dura y fría, su expresión no mostraba sentimiento alguno, él no sentía nada por nadie, nada más que meras atracciones físicas y aquello no iba a cambiar tan pronto. No por una chica como ella. Quizás nunca en realidad – si realmente quisiera insultarte tendría mil formas de hacerlo. Formas mucho más sutiles que llamándote pobre, posiblemente formas más ciertas. Si te dije que no puedes cuidar de un hipogrifo en condiciones es por que es cierto. Yo no podría cuidar de un hipogrifo en condiciones si no pidiera a mi padre que comprara un nuevo terreno adyacente a mi casa para crearle una zona de confort. Y si tu padre tiene los pies en la tierra no creo que metiera un hipogrifo en una casa muggle... no era un insulto, solo trataba de ser realista.

Suspiró y retiró la mano de la de la chica, guardándose aquella pequeña caja metálica que hizo las veces de traslador. Habían aparecido en el mismo lugar exacto que de donde partieron. Miles bajó la mirada, casi avergonzado, porque en un principio había pensado, al oír aquello, que él podría darle ese hipogrifo a la chica, podría comprarlo para ella, darle un hogar para ella. ¿Porque tenía ese tipo de pensamientos estúpidos? Un polvo no requería de tanto sacrificio, no entendía porque de pronto estaba dispuesto a todo.

-Olvida eso porque no fue más que una tontada, pero cambia el mood. No soy el mejor hombre de la universidad, pero métete en esa cabeza dura tuya, que nada de lo que te diga será un insulto, ni tendrá como objetivo avergonzarte, desacreditarte ni mucho menos desvalorarte.

Dicho aquello le hizo un gesto, que caminara junto a él.

-Ahora tienes que darme lo prometido. No aceptaré un no como respuesta porque como se den cuenta de que falsifiqué la firma de tu tío me van a estar dando azotes por lo menos durante un mes, y pues, quiero que al menos merezca la pena.

Bromeó un poco, para intentar destensar el ambiente, estaba un tanto raro todo entre ellos.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 1 Sep - 16:38

Una vez por fin llegaron a la universidad de vuelta, Meghan se quedó con la vista baja, mirando hacia el suelo en todo momento. Era idiota, estaba claro.

Cuando dejó de sentir aquella molesta sensación por haberse transportado con el traslador, atinó a mirar a los ojos al rubio, asintiendo a sus palabras, a las primeras, después quedándose en silencio, siguiendo escuchando todo lo que él tenía que decir, en absoluto silencio, terminando por alzar bien la cabeza, sin sentirse ya tan mal una vez él dijo todo aquello.

Vio entonces el gesto y empezó a seguirle, caminando a su lado cuando en una zancada alcanzó su posición y se rió al escucharle decir aquello. ¿De verdad había falsificado la firma de un Yesenes? Estaba loco... y claro, suponía que la firma falsificada no era de Adnan, sino que sería del otro... casi que incluso sus dos tíos eran más peligrosos que su abuelo, si los juntabas y les pillabas a malas.
- Espero que no te pillen, por tu bien. - Se rió un poco y le dio un toquecito en el brazo.

- Pero podías haber intentado pedirme a mi que la consiguiera, seguro que Adnan podría haberla conseguido sin arriesgarse a que le maten si se enteran. - Suspiró y negó un poco, mirándole a los ojos y asintiendo enérgicamente una última vez, se encaminaron en dirección a la habitación de la pelimorada.


Una vez en la habitación, la chica dejó la puerta abierta para que Miles pasase, y fue directamente hacia el sitio en donde tenía los lienzos, cogiendo de donde escondió el día pasado, la vez anterior, el lienzo, para ofrecérselo.

- [b]Supongo que sería más útil que lo encogieses y ya después lo volvieses a su tamaño original...a  parte de por comodidad, no creo que sea divertido que vayan viendo algo así.
- Había omitido el “no creo que sea bueno que me vean el culo”, o a saber lo que podría montarse ahí. A fin de cuentas, no tenía por que ser ella la del cuadro por mucho que tuviese ese tono de pelo, ¿no?

En el momento en el que el cuadro cambió de manos Meghan fue a la cama a sentarse, sacándose las botas con los propios pies, y se quedó tendida sobre la misma, bocarriba, con los ojos cerrados, con la camiseta algo levantada por el movimiento que había hecho al caer.

- Ya estamos en paz, ¿no...? – Susurró en un tono que al menos el chico le escuchase hablar, pero no muy alto en realidad.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 1 Sep - 17:23

Negó con la cabeza a lo de que podría haber intentado ella conseguir aquella firma, si de verdad su tío la quisiera ver allí, él mismo la habría llevado. No había lugar para pedir esos favores, menos aún a alguien que al parecer pretendía mantenerte lejos de toda la vida de tu familia, no, él podía hacer aquello por si mismo, y si sus tíos eran tan peligrosos como ella decía o como todo el mundo decía, pues ya se encargaría él mismo de no ser pillado, como, por ejemplo, poniendo un hechizo autodestructivo en la falsa nota. En esos momentos seguro que ya no existía, solo habría constancia de su paseo por allí en la lista de entrada y salida que el guarda de la puerta tenía, pero entre tanta gente no recordarían a quienes habían dejado pasar solos y a quien no ¿verdad? O de cualquier modo, si había problemas pues ya se encargaría de sobornar a alguien.

Una vez en la habitación recibió el cuadro y evitó mirarlo como un baboso mientras le hacía el conjuro que ella decía, se lo guardó en la capa, en un bolsillo donde seguro llegaba a salvo y se giró a mirarla, tan perfecta como siempre, o aún mejor, tumbada en la cama, con medio abdomen al descubierto. No era sano pasar tanto tiempo con aquella mujer.

-Tomé tu consejo y ¿eso significa que me estás echando de tu cuarto? – dijo él también casi en un susurro, fingiendo estar dolido por su comentario, sonaba a “ya estamos en paz lárgate, no tengo nada que ver contigo”. Pero él no quería irse así. Había jurado que su intención no era llevarla a la cama, y así seguiría siendo, pero tampoco quería irse sin más, porque ya no tendrían otra escusa para verse, para hablarse. No tenían nada en común, no tenían casi ni amigos en común, no podía simplemente largarse y dejarlo estar porque ¿y si no volvía a verla hasta dentro de dos semanas? A ella se le habría olvidado todo lo que él estaba dispuesto a hacer por ella, dispuesto a darle... - podrías invitarme a un cigarro, o podemos salir a fumar fuera para que no te huela a tabaco el cuarto... También te puedo invitar yo, pero mejor escoges tu porque no quiero ofrecerte nada, no vayas a tomarlo con doble sentido – le guiñó el ojo para que viera que bromeaba y se quedó en pie, esperando no ser pateado fuera de aquella habitación, quería estar con ella, en realidad ansiaba su compañía, su más leve roce, que le diera un cigarro con sus manos y le rozara... cualquier cosa, para terminar la mañana de manera simplemente perfecta.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 1 Sep - 17:40

Le escuchó y se quedó mirándole desde la posición justo antes de dar un bostezo que no trató de ocultar. No era una de aquellas niñas remilgadas que podían encontrar por la escuela, en alguna de las fraternidades que había, por lo que tampoco tenía aquellos modales refinadisimos. Tampoco le daba la gana de ser como el resto, aquello era aburrido, ser una copia de alguien... eso ya se lo dejaba al resto de copias que había sueltos por ahí.

- En ningún momento te he echado, rubito. - Dijo haciéndole hueco en la cama, aunque ya había de sobra, encogiendo las piernas para que el chico se sentase a su lado en la cama, o donde quisiera, pero al menos aquello era un gesto en el que le invitaba a quedarse, si quería.

- No se si te gustarán o no mis cigarrillos, peeero... - Comentó, estirándose hasta el punto en que debido a la posición asomó parte de su sostén, sin darle importancia, a fin de cuentas la pelimorada no era para nada tímida. Cuando tuvo la cajetilla de tabaco en su poder, se acomodó la ropa y ya después cogió un par de cigarrillos, se llevó ambos a los labios, y los encendió de una con la ayuda del zippo, exhalando el humo de ambos y expulsándolo mientras le ofrecía uno de los cigarrillos a su compañía y dejaba el encendedor y la caja de cigarros a un lado, sobre la mesita de noche de nuevo.

Suspiró un poco y se quitó el cigarrillo de los labios, y en el momento en que Miles se sentó a lo que sería la posición de antes de sus piernas, la chica confianzuda, estiró las piernas de nuevo para acomodarlas sobre el regazo de él. Si aquello le molestaba que se lo dijese, sino, así estaba bien.

Aún en aquella posición, alcanzó la varita e hizo que con un sencillo hechizo la ventana se abriese un poco, con la cortina echada, para que no se quedase todo el humo pero tampoco entrase toda la luz.

- Y bueno... ¿hay algo que te apetezca? Podrías elegir tú, así aunque sea no nos pasamos el rato hablando de hipogrifos y de cuadros o pinturas.

Le sacó la lengua y se rió un poco, dándole una calada al cigarrillo, después relamiéndose, disfrutando del sabor acaramelado, de vainilla, que dejaban aquellos cigarrillos en los labios, al igual que el aroma que dejaban en el ambiente, a diferencia de los clásicos cigarros.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 1 Sep - 18:01

Casi no creía posible aquello, estaba haciéndole espacio en la cama para que se sentara con él. Que lo llamara rubito, o como carajos quisiera, él no tardó en ir a sentarse en la cama apoyando la espalda en la pared, despreocupado. Él si era un chico como los demás, remilgado, estirado, con demasiados modales; pero si lo pillabas en un lugar como aquel, privado, se olvidaba de todo y se dejaba llevar, así que imitó el gesto de ella y quedó descalzado en menos de dos segundos, sentado lo más cómodo posible sobre la cama.

Aquello le distrajo por un momento y para cuando se quiso dar cuenta y la estaba mirando se le veía la ropa interior por culpa de aquella mini camiseta que apenas le cubría con depende de que posición... respiró profundamente y miró a otra parte. No por respeto, más bien por su propia salud y cordura. Si de verdad quería mantener su promesa de no “llevarla a la cama” ese día, tendría que evitar esas vistas, joder, o al final perdería el control totalmente.

Tomó el cigarro ya encendido en cuanto se lo ofreció y notó el peso de sus piernas sobre las propias, lo que le hizo volver a mirarla, estaba fumando de donde habían estado sus labios, ahora sus piernas estaban sobre las de él, desnudas, claro, porque apenas llevaba un pantalón corto. Aquella chica quería acabar con su cordura y parecía hacerlo sin darse cuenta.

-¿Fumas vainillado? - dijo una vez le dio una calada. No era su estilo, él solía tirar para lo clásico, pero no le haría ascos dado que tampoco es que supieran mal, o como si realmente estuviera intentando quedar de macho frente a la chica de sus sueños. Aquella mujer era única y él al parecer tenía que ser también algo “único” para impresionarla – realmente no tenía intención de quedarme hablando de nada, después de los hipogrifos había pensado invitado a comer a alguna parte, pero me quitaste las ganas con toda la idiotez de antes... aunque aún queda la opción de ir a algún burguer de Miami, es lo que más cerca nos queda, si es que quieres algo normal, si salimos por la zona muggle estaremos igual, o mejor, me llevarás ventaja, porque apenas tengo nada cambiado, lo justo para un almuerzo y no muy ostentoso.

Habló tranquilo, dejando de vez en cuando una pequeña pausa entre palabras mientras daba alguna que otra calada al cigarro. La miraba sin intenciones, solo contemplando la belleza que había en ella, y antes de darse cuenta su mano libre había comenzado a acariciarle la pierna, pasando apenas la punta de sus dedos por las mismas, feliz en cierto modo por aquel suave gesto aún sin ser del todo consciente de él.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 1 Sep - 18:21

Cuando el otro preguntó aquello enarcó una ceja para asentir un poco con la cabeza en un principio. - Si, claro... sino por que te crees que tengo esto? - Se rió un poco, enseñándole los cigarrillos, el cigarrillo que tenía en la mano más concretamente, negro y de aquella marca especifica, los único que fumaba. - También los hay de chocolate, pero prefiero estos. - Dijo segura de sus palabras y le miró fijamente, ladeando un poquito la cabeza, terminando por sonreír.

Escuchó lo que él le dijo después de comentar aquello de que fue ella quien le quitó el hambre, y estuvo dispuesta a ponerle el pie en la cara para hacerle girar el rostro, con el pie de ella en la mejilla a modo de venganza o algo as; pero escucharle seguir hablando evito hacer aquello y se rió, sobre todo cuando comentó aquello de ir a una zona muggle, que ella le llevaría ventaja, y sobre todo aún, cuando dijo aquello de que apenas tendría para un almuerzo “no muy ostentoso”.
Como si realmente eso hiciera falta... ella con un par de hamburguesas iba servida y más feliz que en uno de esos restaurantes a los que a un pedazo de pollo le llamaban de cualquier forma en cama de cosa con cosa.

- Eres un tonto Selvaggi. ¿A caso crees que a todas las tías nos gusta ir a un restaurante ultra pijo a comer lo que es un mordisquito de una carne insípida? – Se rió y negó con la cabeza. - A mi llevame a comer comida buena si lo que quieres es llevarme a cenar, no mierdas de dieta. - Se rió y se incorporó de golpe para quedarse sentada, aún con las piernas sobre las del chico, pero ahora mirándole algo más de cerca y desde otra posición.

Dio una calada al cigarrillo y tras mantener un momento el humo en la boca lo expulso hacia arriba, estirando el cuello, echando la cabeza hacia atrás, para volver después a mirarle, quitando aquél gesto.

No le hubo dado importancia a aquél pequeño gesto que estaba repitiendo una de las manos del italiano, y ella simplemente no dijo nada de ello. - Pero ahora mismo no me apetece mucho andar de un lado a otro... - Aclaró con ello la razón. - Si eso en un rato podemos ir a la zona muggle a comer una pizza, hamburguesa, o algo de comida basura en general... sino siempre queda como opción comer un buen filete. - Se rió un poco, notando como salivaba solo de pensar en la comida, aunque en ese momento en realidad no tenía ni pizca de hambre.

- ¿Hay alguna cosa que quieras o se te ocurra hacer para hacer tiempo?
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Lun 2 Sep - 11:40

Que fumara vainilla, chocolate, mentolado o mierda liada. Que más daba, pero bueno, ahora sabía algo más de ella y eso siempre sería una ventaja, sobre todo si podía ofrecerle cosas que le agradaban mejor que cosas que no, claro.

-Está bien, está bien. Nada de restaurantes donde pongan platos enanos con nombres raros. Eso me lo apunto, que seguro si no se me termina olvidando.

Le sonrió, ahora que estaba semi incorporada quedaban mucho más cerca y pues, era aún más fácil de apreciar cuan hermosa podía llegar a ser. Casi lanzó un suspiro, pero no, no podía dejarse llevar al mundo de la adoración de Meghan, porque estaba ahí, y terminaría pareciendo un gilipollas al que se le cae la baba mirando cualquier tontería.
En fin, que intentando con todas sus fuerzas no parecer un panolis que no hubiera visto en su vida a una chica siguió fumando e intentando trazar el plan de lo que sería el día de hoy. Ya casi era la hora de la comida, al fin y al cabo habían quedado a las once de la mañana pero entre todo el paseo pasó un buen rato.

-Está bien, pues ya está el plan hecho. Vamos a comernos unas hamburguesas, que me apetecen más, de esas que son enormes y que después comerlas es una guarrada – dijo cuando comentó lo de la hamburguesería y demás, antes de su pregunta. – iremos en cuanto te de hambre, una aparición en algún lugar discreto y nos ahorramos el viaje – dijo aún cavilando -aunque quiero dejar el cuadro en mi cuarto antes, no vaya a estropearlo, y además tengo que soltar la capa...

Torció el morro, dejándolo estar todo en el aire, como si tuviera que pensarlo mucho aún siendo puras tonterías. Entonces ella le preguntó como perder el tiempo mientras les daba hambre, pero lo preguntó de una forma que le hizo recordar aquello que le había pasado hacía unos días, llevaba sin ver a Eleazar desde entonces, además, pero igual... lo que pensó fue algo un poco más allá de él, fue la pregunta, la misma que entre ellos dos había iniciado aquel juego tan inesperado, y, si había funcionado una vez, porque no probar suerte de nuevo.

-Soy muy malo escogiendo actividades para dos – dijo despreocupado y se quitó el cigarro de la boca, exhalando el humo despacio, esperó a que le dijera algo pero solo lo miró curiosa, así que él también se incorporó un poquito más, aún con sus piernas encima, y ya estaban lo suficientemente cerca como para rozar sus labios con tan solo moverse algo más, un poco... y ahí estaba, su actividad favorita para hacer de dos en dos. Le robó su ya tercer beso, esta vez algo más “pesado” pues apretó su boca contra la de ella y la agarró del hombro para que no retrocediera de inmediato – sería algo así, pero quizás un poco más mutuo.. ya sabes – se volvió atrás, después de susurrarle contra los labios, y su actitud volvió a la normal, como si realmente su vida no dependiera de que ella aceptara sus besos (que no lo hacía, pero casi lo parecía).
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Mar 3 Sep - 7:12

Se rió un poco y se quedó mirándole cuando este pareció deacuerdo en no ir a un restaurante pijo a comer. Menos mal. En el par de ocasiones que había tenido que ir a sitios así – en celebraciones en plan bodas y del estilo – apenas comía nada por que no le gustaba lo que ofrecían y le tocaba esperar al postre, y además, con lo que se demoraban, para el postre ya ni hambre tenía.

Mordiéndose el labio inferior, sintió como salivaba y se rió un poquito, dándole una calada al cigarrillo, mirando al chico a los ojos fijamente un momento antes de reírse de nuevo por lo gráfico que resultó ser el italiano. - Te llenaras las manos de todos los ingredientes... con lo pijo que eres... - Se rió un poco, divirtiéndose con la simple imagen mental. - ¿Podré hacerte una foto para chantajearte después? - Le sacó la lengua, haciendo que el choque de la perforación de la lengua contra los dientes sonase un poco  y volvió a fumar un momento, moviendo apenas un instante las piernas, pero sin apartarlas de encima del regazo de Miles.
Le escuchó hablar, comentar aquellas cosas y simplemente se quedó mirándole. - Podrías dejar aquí las cosas si vamos a ir directamente y no te apetece pasar por tu dormitorio. - Se encogió de hombros, al fin y al cabo aquello era una tontería tener que dar todo el rodeo, o ni idea, que hiciese lo que quisiera.

Queriendo dejar aquella cosa que pareció distraerle más de lo que una tontería así debería, terminó por preguntar qué podrían hacer, con la esperanza de que el otro dejase aquél tema tonto y propusiese algo, jugueteando un poco con el cigarrillo en la mano, pero para su sorpresa no fue algo como lo que ella esperaba.

Volvió a notar los labios del rubio contra los propios, notando como le robaba otro beso, esta vez notando los labios de él de mayor forma, con mas intensidad que la vez anterior, y cuando él se separó, se quedó la pelimorada mirándole fijamente a los ojos.

Alzó una de las cejas y medio sonrió de lado cuando Selvaggi se separó de ella y susurró aquellas palabras. - No pretendas empezar un juego que no vas a ganar, rubito. – Sonrió de forma suave y no apartó la mirada de los ojos claros de él, manteniendo el contacto visual.
Estaba claro que aquél chico quería besarle, ya desde el primer encontronazo él lo dijo, y ya iban tres besos, a parte de aquella “propuesta”.

Una idea se le cruzó muy velozmente por la cabeza, y antes de siquiera pensarla, se inclinó hacia delante para apoyar la mano en la que no tenía sujeto el cigarro, en la nuca del italiano, acercó sus labios a los de él y tras lamerlos de forma rápida, le dio un beso rápido pero intenso como el que el otro llevaba buscando, al parecer, ya tiempo.

Se separó enseguida, el beso ni siquiera duró dos minutos, apurando casi que ni uno, y cuando se separó se mordió el labio inferior, quitó las piernas de sobre el regazo de Miles, y se sentó en la cama con las piernas cruzadas, volviendo a fumar, haciendo como que nada de eso, ese beso, no había sucedido.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Mar 3 Sep - 17:04

Bufó un poco cuando lo llamó pijo. Sabía que entraba en la descripción, apenas lo tomaba como un insulto ni nada, porque en realidad sabía que era así porque quería, además que no terminaba de encontrarle la connotación negativa a tener dinero y abusar de él, al fin y al cabo si todo el dinero que tenía se quedara en sus arcas, serían activos muertos, inútiles, los trabajadores ganarían menos porque se consumiría menos... en fin, que no había motivos ni realidades que justificaran la humildad en realidad.

-Podrás hacerme una foto para chantajearme si quieres, pero no es como si fuera la peor foto de Miles, te lo advierto, porque en realidad tengo poses peores.

Le restó importancia y le agradeció el ofrecimiento sacando el cuadro del bolsillo y volviéndolo a su tamaño habitual, lo dejaría ahí y ya más tarde volvería a encogerlo y todo, en realidad no le importaba dejarlo ahí esa noche y tener otra escusa más para volver a visitarla. Pero en realidad todo aquello importaba poco ahora que habían ido a otro punto. Ahora que ella había jugado a tentar a Miles con sus piernas desnudas y con sus gestos. Él la había vuelto a besar esperando a que aquello fuera correspondido, pero al parecer la chica lo tomó más como un reto personal que como lo que había sido, una propuesta poco decente. Porque, en lugar de continuarlo, aceptarlo o sonreír, le había dicho algo que sonaba a “yo lo hago mejor” y un beso.

Un beso que le supo a gloria, se lo había dado ella. Igual la visita a tierras egipcias habían merecido la pena, porque aquel beso fue, con diferencia, el mejor beso que le habían dado a Miles en su vida, o quizás el más trabajado y por eso le supo así. Cuando los labios de ella se separaron de los de él fue como robarle la vida ¿que tenía aquella mujer que no tenía nadie más? Era hermosa, si, pero había mil personas hermosas en el mundo...

-¿Y lo vas a dejar solo en un beso? – preguntó con una mezcla de un renovado buen humor y una pizca de molestia por el gesto, ahora no había pasado nada, pero si, le había correspondido, eso podría significar cualquier cosa ¿no? - me has dado un beso, un beso simple. Dame más Meghan, bésame más o vámonos, porque ya no voy a poder quedarme sentado sin más.

Se puso en pie, no quería presionarla, pero ahora, después de todo, le costaría horrores en serio estar tranquilo. Si antes le costaba, ahora había que tener en cuenta que ya la había probado, ahora haría cualquier cosa por otro beso como aquel.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Meghan Yesenes el Dom 15 Sep - 8:11

Puso una mueca de fastidio cuando escuchó como Miles comentaba aquello de tener peores poses y simplemente suspiró, fumando un poco más para no tardar mucho más en continuar con aquél rato.

Besó al rubito de aquella forma, y tras separarse simplemente hizo como si nada hubiera ocurrido y le sonrió un poco, de forma suave, y se llevó el cigarrillo a los labios para seguir fumando, pasándose un poquito la lengua por los labios, saboreando aquél rastro que quedaba en sus labios después de fumar ese tipo de cigarros.

Se rió un poquito cuando escuchó como Miles parecía pedir más con aquella escueta pregunta y asintió suave con la cabeza, en parte divertida por ver el modo en el que el chico había respondido a aquél gesto.

- Si solo me das entre esas dos opciones, supongo que adelantaremos la comida. - Le guiñó un ojo y con un saltito se puso en pie, girando el rostro a mirarle con una suave sonrisa de nuevo, y le hizo un gesto con la cabeza en señal de que se pusiera en pie, igual que ella misma había acabado de hacer.

Se giró para volver a mirarle al sentir que el italiano no se movía y puso morritos, se cruzó de brazos y se quedó mirándole tal cual, fijamente.

- Rubito... levanta el culo, venga. - Alzó un momento una de las cejas. - Si fuera a seguir con los besos no creo que me fuera a parar solo en eso.. y no me da la gana, así que venga, vamos a que me invites a una buena hamburguesa con sus respectivos acompañamientos, venga.

Meghan acortó de nuevo distancias con Miles y le cogió del brazo, tirando un poco de él, queriendo que se pusiese en pie de una vez, dándole algún que otro tirón para ello de forma intermitente, con insistencia en todo momento.

- Si no te pones en pie te echaré de mi habitación... - Susurró queriendo imitar el gesto de una niña pequeña, como queriendo convencerle con aquél gesto inocente de no haber roto un plato nunca, que se había dibujado en su cara.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
47

Meghan Yesenes
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 15 Sep - 10:13

No quería ir a comer. En teoría él le había ofrecido adelantar la hora de la comida, pero no quería, no era lo que él necesitaba en ese momento. Ahora no podía sacarse de la cabeza los besos de la peli morado, mejor dicho, no podía sacarsela a ella entera de la cabeza. Su forma de andar, de moverse. El sabor de sus labios. Todo en ella era tan perfecto y tan genial que no podía simplemente pasar por alto que le había besado, que sus labios habían estado en contacto y solo porque ella había querido, ya que, en esta ocasión, no había sido él quien inició todo, o si, pero no tan en serio, el beso de ella había llegado a un nivel nuevo, más avanzado, más profundo, en definitiva.

-Se me acaba de quitar el hambre, Yesenes, ya no me apetece ir a comer – dijo sin pensarlo más, aún sentado en su cama, se negaba a irse, pero viendo como se puso, no tardó en ponerse en pie, perezoso, fingiendo tranquilidad, cuando en su mente todo estaba ocurriendo muy rápido, sus manos se movían a través del aire, llegaban a su cuerpo... se mordió el labio. Se había prometido a sí mismo no forzarla, pero ¿como no hacerlo si toda ella era pura tentación?

Notó como tiraba de él, para llevarlo hasta la puerta, realmente no podría con él si hacía algo de fuerza, pero no iba a hacerlo, no hasta que estuvieron muy cerca de la puerta. Había visto aquel gesto infantil de ella, adorable, encantador. Pero no lo había ablandado en absoluto.

-Tu actitud es la de una niña caprichosa y consentida Meghan, deja de actuar como si tuvieras diez años, ambos somos mayorcitos... si de verdad quieres lo mismo que yo, no lo niegues.

Dicho aquello fue él quien tomó a la muchacha por ambos hombros, la pegó a la pared y volvió a besarla una vez más, obligándola casi a abrir la boca según él la besaba, ansioso, necesitado, sus manos habían bajado de sus hombros a sus muñecas, realmente aquella chica no iba a irse tan fácilmente después de calentarlo. Sus piernas habían estado desnudas por un rato sobre sus piernas, sus labios sobre los propios, no, ahora no podía irse tan fácil. Paró el beso para mirarla ansioso, tan ansioso que en sus ojos se podría ver que realmente no estaba dispuesto a parar en ese momento.

-Vamos a la cama, deja de negarlo.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Todo a cambio de un cuadro

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.