Estoy esperando a alguien

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Vie 6 Sep - 16:17

Habían pasado muchas cosas desde la última vez que habló con Draken. Tenía que ver como había terminado su pequeña encerrona, tenía que contarle acerca de su locura momentánea por la chica del cabello azul. Tenía que enterarse de que había pasado al final con la loca de Blue, al parecer Stall tenía por ella sentimientos cero, al contrario de lo que el medio italiano había supuesto, pero claro... bueno, como fuera, tenía que enterarse de todo eso y de alguna que otra cosa más, cosas que no se podían contar entre clases porque realmente siempre estaban rodeados de gente y ellos dos eran bastante discretos, es más, Stall aún no sabía de aquella pequeña aventura que había tenido con su compañero de habitación. No se la había contado por mantener un poco el orden con todo, intuía que ellos dos no se llevaban muy bien y por si acaso coincidían los tres, prefería que Draken no usara su chisme para molestar a Eleazar, le había caído en gracia aquel muchacho.

En fin, que eran cosas para hablar mientras se fumaban un par de porros en algún lugar donde estuvieran solos. Pero últimamente no había modo de crear ese momento porque las clases de los dos eran como contrarias y con las actividades de las fraternidades apenas le sobraba tiempo para un par de cigarros rápidos, con amigos comunes. No le quedaba otra que aprovechar aquella tarde libre e ir a acosarlos a su dormitorio – del cual tenía la contraseña y la llave, para emergencias, para las veces en las que Stall ni recordaba su nombre -; entró en el mismo, se tumbó en la cama de su mejor amigo, y se encendió un cigarro.

No estaba ni él, ni Eleazar, y esperaba que el segundo tardara mucho en llegar, le caía bien, pero no había tanta confianza con él ¿no? Bueno, podía contarle acerca de Meghan, pero no le iba a interesar nada, a él no le gustaban las mujeres y hablarle de una mujer perfecta pues sería como hablarle a Billy de un hombre ideal... ni modo.

Estaba mirando al techo y dejando que el humo del cigarro lo llenara todo. Aún no se acostumbraba a que en aquella habitación ahora si vivía otra persona más y que, fumar ahí, igual no era del todo adecuado. No sabía que tipo de acuerdo había entre ellos dos, Stall y Van Hart, pero en ese momento, su mente estaba un poco lejos. Tenía que admitir que ya se había fumado un porro antes de ir, uno de esos que hacen que estés feliz sin importar qué, y con una sonrisa enorme y permanente en el rostro.

-¡Draaaaken amigo mío! – exclamó aquello y se sentó al oír la puerta. Sin mirar quien había entrado, él quería que fuera Draken, pero al mirarlo pues, no fue él. La sonrisa no se borró de su cara mientras veía a Eleazar. Tampoco hablaba con él ni estaba a solas en el mismo lugar que él desde que desapareció de su dormitorio aquella noche en la que Miles decidió dejarle su cama entera – Eleazar amigo mío – dijo riéndose, como un tonto, y le saludó con la cabeza – jugué a la lotería y no acerté ¿ya viste? ¿sabes cuando regresa Draken? ¿te importa si estoy aquí mientras tanto?

avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Vie 6 Sep - 16:53

Con eso de las clases tenia generalmente la mañana y algunas tardes ocupadas por lo que le dedicaba mucho a ellas sin llegar a clasificarse un sabelotodo ni mucho menos, era un listillo si pero tambien le gustaba tratar de encajar entre sus compañeros con los cuales se quedo después de clases conversando un poco, sin embargo no pudo intervenir mucho porque la verdad era que no le interesaba demasiado el tema ; la había pasado muy bien con Mina para seguirle la corriente a los comentarios de los demás que iban siendo clasificados por el menor como criticas o chismes, no lo entendía muy bien. Tomó su mochila y se despidió de todos antes de salir por la puerta con todas esas miradas en su espalda. 

Tenia pensado por el negoció que atendían Harley y Mina pero al rato se termino por desanimar, quería su cuarto, música y soledad por el día, en la noche saldría y tomaría aire y estaría lo suficientemente tranquilo como para hacer sus deberes, eso de escribir un informe sobre los hechizos más relevantes utilizados por un auror, en que influyen y la historia, le daba pesar y aburrimiento aunque no se quejó solo acataba ordenes y eso. Al abrir la puerta de su no tan apreciada nueva habitación inmediatamente comenzó a toser por el humo que suplantaba el aire que era tan importante para el asmático chico, giró buscando a Draken para advertirle lo mal que le podía hacer pero no estaba, en cambió se encontró con una figura un tanto singular conocida por sus ojos, y sus delicadas manos, alzó la varita realizando un hechizo no verbal y haciendo que el humo desapareciera de la habitación, luego fue y con su dedo indice y medio le quito lo que sea que él castaño fumaba y lo apago para luego devolvérselo. - Hola Selvaggi - saludó acompañado de un escalofrió que recorrió toda su columna vertebral al recordarlo en su ultimo encuentro, no quería admitirlo pero estaba suficientemente dolido para llamarle por su nombre. 

No hubo necesidad de analizarlo mucho para caer en cuenta en el estado que se encontraba al reirse de aquella manera y decir ese tipo de incoherencias - No, Mi-Miles - tartamudeo dejando su bolso sobre su cama y luego se giro para verle - La verdad no sé nada de Draken, no es como si me dijera su horario en la habitación o algo así - comento con una semisonrisa bastante serena mientras pensaba rápidamente, no sabía que debía hacer, de hecho no sabía si quería quedarse en su habitación estando con Miles pero tampoco tenia deseo alguno de ir a darse un paseo pues su animo estaba totalmente decaído, así que busco en su closet y saco una camisa y un short - Me voy a dar una ducha. - con la ropa en la mano izquierda le apunto con la mano derecha mirándole - Tú! mejor ni te muevas. No me tardo - no lo decía por deseos de conversación ni mucho menos pero es que al verlo en aquel estado tan poco sobrio su corazón no tuvo el deseo de decirle que mejor lo esperara en su habitación.

Así fue, se dio una ducha rápida para poder volver a supervisar las actitudes irregulares del italiano y se sentó en su propia cama mirando al frente donde se encontraba la de su compañero. Él aroma a jabón inundo la habitación, y Eleazar estaba ahí con el cabello húmedo que entorpecía su vista en esté momento.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Vie 6 Sep - 17:45

De lo “feliz” que iba Miles, ni se había dado cuenta de la seriedad con la que el chico lo había tratado. Para él era su amigo, su buen amigo, un chico con el que ya había intimado, si, pero no por ello había necesidad de quitarle esa etiqueta de amistad porque realmente le había agradado. Lo miró ir de lado a otro, soltar cosas, coger cosas. Sus ojos volaban tras Eleazar sin decir ni una palabra, porque sus palabras no tenían respuesta. No estaba siendo amigable y Miles pensó que quizás fue porque no le había dado la opción, la otra vez, de escoger uno de sus libros, se lo prometió y aún así nada.

-Está bien, no me muevo – dijo únicamente, aceptando aquella especie de orden. No había notado que el humo había desaparecido, si notó que su porro estaba apagado, pero no intentó encenderlo. Su mente racional y oculta tras la estupidez momentánea de la marihuana al parece supo reaccionar y le ayudó a no molestarle más de lo que ya lo había molestado por fumar ahí.
Una vez el muchacho se metió en el baño el italiano corrió a su mochila, sacó el libro que había estado leyendo esa tarde en clase de normativa europea internacional (menudo coñazo de clase) y lo dejó en el escritorio que suponía era el de Eleazar. No lo había terminado aún, pero pensando que todo su enfado era por eso se lo dejaría como obsequio, un libro que mezclaba algo de drama romántico con una excelente trama de acción policial futurista, una novela 100% muggle, pero muy interesante.

Tras dejar aquello allí fue a la ventana, la abrió, se sentó en el alfeizar y miró abajo, no estaba tan alto como para morir si se caía, pensó mientras recapacitaba, normalmente se sentaba ahí porque aquel alfeizar ya había demostrado ser fiable, pero volvió a su cama por las palabras del chico “no te muevas” pues ya había aceptado no hacerlo, fingiría no haberlo hecho.


Para cuando él salió del baño, llevando consigo aquel olor característico que deja una ducha, Miles estaba jugando con otro porro nuevecito en sus manos, levantó la vista y miró al menor a la cara, sonriendo ahora aún más que antes si esa posible.

-¿Ya si me puedo mover? No sé cuanto tarde en llegar Draken, no puedo jurar quedarme así hasta que él vuelva... no soy una estatua – dijo sin llegar a sonar a queja real, tampoco estaba mal estar ahí mirándolo, nada pero que nada mal – tienes algo nuevo en tu escritorio – no esperó el permiso del muchacho, se puso en pie y fue directo a la ventana y se sentó como siempre, con la espalda apoyada en el marco de la misma, una pierna encima, en el alfeizar también, y la otra colgando por dentro, sin miedo alguno a las alturas – espero que no te importe que fume aquí, echaré el humo para fuera. Es que vivo estresado y venía a relajarme, pero claro, el maricón de Draken nunca está cuando uno lo necesita y... ¿estás ocupado? Igual podemos hablar un rato, anda a mirar eso, me acordé de ti y lo traje, no pienses que tengo mala memoria.

Por supuesto mentía un poco, se había acordado estando allí, no antes. El marca páginas seguía puesto, era una pluma de hipogrifo, más o menos del tamaño del libro de larga, de color azul y negra; plastificada, por supuesto. Miles ni recordaba aquello así que no sabía que quizás, él se diera cuenta de que mentía.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Vie 6 Sep - 18:14

Cuando lo escucho fue inevitable soltar una pequeña risa por su actuar, la verdad era que le sorprendía que le hubiese hecho caso, no veia a Miles como alguien muy obediente ni mucho menos, parecía más bien de esos chicos que le gustaba seguir sus propias reglas las cuales claro estaban sin un manual antes hecho, se levanto y camino hacia su escritorio tomando el libro en sus manos para detallar el nombre. 

- Con tal no hagas de la habitación una chimenea - pidió bastante afable girando la vista hacia él, se preocupo un poco pero pensó que sería mejor dejar de hacerlo (como si pudiera) entonces volvio al libro y lo abrio para llegar a la pagina final y saber que tan largo era y se encontro con un marca paginas que simplemente le hizo alzar una ceja habia dos motivos bastante claro que podía significar aquello - ¿Esto que significa? - inquirió caminando hacia él chico hasta estar bastante cerca, se vio tentado a dejar sus manos reposar sobre la pierna tan cómoda que tenia Miles en la ventana pero no. - Me regalas un marca paginas o ... quieres que lea algo en particular? - pregunto alzando la mirada para toparse con la de él en un vago intento pues él parecía bastante concentrado en algún otra cosa. Dejó el libro sobre su cama y sacó un baúl no muy grande debajo de la misma esté era de madera pero estaba sellado parecía fácil de romper pero la verdad es que era bastante resistente debido a los hechizo de Eleazar.

Agito su varita contra el y esté se abrió, estaban algunas cosas de importancia y entre ellas algunos pocos libros que consideraba bastante importantes, tomo uno de caratula de cuero y cerró el baul sin aplicar el hechizo candado está vez ; se acerco a Miles y lo extendió - Aquí está el libro que te prometi yo. - era bastante cumplidor, y si él italiano se había acordado de él por que no hacer lo mismo? después de todo era algo ya prometido y no tenia nada que ver con lo que había pasado aquella noche. 

-No, no tengo planeado hacer mucho. -respondió sentandose en su cama a ojear el libro que Selvaggi le había prestado, era más ver pequeñas oraciones saltando paginas cosa que hacia no tan comprensible el ejemplar, aún así quería analizar primero la forma en la cual era narrado y pequeños detalles que le ayudaban a si mismo pues le gustaba escribir historias cortas, jamás pensó en escribir un libro ; demasiado trabajo al ser muy largos, una historia podía aplicar unas cuantas paginas si necesidad de extenderse tanto ; le encantaba leer sin parar pero en cuanto a escribir prefería relatos no tan prolongados. Entonces su mente se dispersó recordando nuevamente la ultima vez que habían compartido juntos, había sido en una habitación donde solo estaban ellos dos y termino con uno más interesado que él otro, frunció los labios por el pensamiento no tan bien recibido que tuvo y alzó la mirada. - No es mi tipo de libros, pero gracias. Al terminarlo te lo devolvere con mi opinión. - sonrió de medio lado tratando de notarse como siempre ; sereno y afable pero no estaba seguro de lograrlo debido a su mente tan poco concentrada.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Vie 6 Sep - 18:48

Miles no cambió de postura al verlo ir a por el libro. Tenía el nuevo porro en los labios, miraba a lo lejos. Últimamente notaba un peso algo mayor sobre su espalda, había participado en algo un poco más grande, algo que no sabía hasta donde iba a llegar. Los superiores tenían espías diabólicos viendo vete a saber qué, y él había ayudado a que eso fuera posible. ¿A quien le tendrían puesto el ojo? Todo era por el bien común, lo sabía, pero su sed de saber hacía que a veces no pudiera evitar pensar en ello.
Para contrarrestar ese sentimiento la marihuana iba muy bien, colocaba pero no te volvía loco, como otras drogas. Fumaba tranquilo, mirándolo apenas de reojo. Seguía con los mismos pensamientos que la otra vez, le traía vuelto del revés, había pensado que tras un polvo se le pasaría. Que no era más que curiosidad, pero ahí estaba otra vez. Ese horrible pensamiento se le cruzó de pronto, el mismo que tenía cuando se volvía loco por Meghan, ese pensamiento de que no era algo puramente físico ¿que si no?

Sonrió de lado ante su propia voz, su mente. Y de lleno se cruzó con que Eleazar le estaba hablando, quizás parecía que estaba sonriéndole a él, cambió la expresión a su sonrisa habitual y negó, dejando el porro en su mano, fuera del cuarto.

-Se me había olvidado que estaba ahí, puedes quitarlo sin quieres... supongo que también te lo puedes quedar – no había nada más estúpido que ese marca páginas, una pluma recogida en el suelo a la cual él atribuyó más valor del que tenía, ahora se daba cuenta, no había nada de especial en esa pluma aparte de su belleza exterior – es bonito, irá bien contigo – dijo restándole importancia y volvió a fumar, perdiéndose en sus pensamientos hasta que él también le ofreció un libro. Ni se había dado cuenta de donde lo había sacado, daba igual, lo miró por fuera, un libro de piel, le pasó la mano por encima y se bajó de la ventana, olvidándose de que no tenía que fumar ahí dentro.

-Lo tendrás de vuelta pronto, me lo pintaste muy interesante – había ido a guardarlo directamente, no quería quemarlo y en su estado físico la coordinación de sus articulaciones no era la mejor, prefería que estuviera a buen recaudo – y no diga que no es tu tipo antes de leerlo, no se debe juzgar un libro por su tapa, ya sabes.

Volvió a la ventana por pura inercia pero en lugar de sentarse como antes se quedó simplemente apoyado en ella y mirando al exterior, pensativo aún. ¿Cuanto tardaría Draken en volver? Había tantas cosas de las que necesitaba en serio hablar con él.

-No le conté nada a Draken de lo de la otra noche – dijo como si nada – si llega compórtate como siempre, porque, bueno, igual no se lo toma muy a bien.

No tenía relación alguna con Stall, solo era su mejor amigo, pero alguna vez habían llegado al punto de estar a punto de intimar un poco más y nunca se había dado. Miles estaba totalmente en contra de corromper la única relación amistosa que le había durado por toda su vida, además era el ex de su hermano, era una situación rara. Pero en alguna ocasión el otro se había quejado por ser “el único” al que rechazaba, era mejor no decirle nada para evitar repercusiones, quejas o enfados futuros.
Además, se lo tenía que aclarar, incluso así de colocado notaba que estaba mucho más frío que las otras veces, distante. Por algún motivo ya lo había supuesto, no todo el mundo era capaz de aceptar que esas relaciones eran algo normal, nada que tuviera que hacerles cambiar de actitud, eso a Miles le molestaba pero no lo sorprendía.  
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Vie 6 Sep - 19:43

Escucho con atención desde la cama y ladeo la cabeza deliberando en si debía quedarse o no con el marca-paginas, y luego se lo devolvió a Miles con tranquilidad -Es tuyo, creo que siempre es bueno conservarlo. - y luego volvió a retomar su posición anterior en su cómoda cama, estaba descasó por lo cual se arrimo hasta donde estaba su almohada para usarla de espaldar.

 - No es por la portada, es por la sinopsis - comentó bastante divertido con el comentario, casi olvidándose de cada musculo tenso que tenia por recordar lo que el consideraba un error, en cierto sentido lo disfruto demasiado y pensó que nadie podría volver a darle tal placer, pero el esperar más de esa persona era simplemente doloroso cuando realmente no se obtiene nada más. 

Se levanto y tomó la pluma para volver a su lecho y la observo detenidamente - ¿Por qué va conmigo? parece ser un objeto costoso, que cualquiera quisiera tener... - sus labios se fruncieron creando una linea temblorosa mientras se calmaba - En cambio a mi... - " a mi nadie" detuvo sus pensamientos aunque no dejaba de pensar que así eran las cosas, que sinceramente no era alguien deseable para algo más que una noche como el propio castaño lo había demostrado, ni siquiera para conciliar el sueño a su lado valía, sintió como el estomago se le revolvía y se llevo las manos por instinto allí. - En fin, me lo quedaré. Será bueno tener un recuerdo tuyo. - sonrió de medio lado esperando que Miles no le viera para nada. 

-Es un obsequio, ya lo he leído muchas veces. - le dedico una mirada bastante afable esta vez aunque rápida. - Tambien es bueno que tengas algo de mi - susurro, abriendo el libro que él mayor le habia prestado y comenzó a leer las primeras paginas, podía mantener conversación y leer al mismo tiempo por eso no había ningún problema pero lo siguiente que le dijo lo saco de su lectura totalmente para mirarle de lleno - Te lo agradezco, no es como si quisiera que supiera - estaba ruborizado totalmente y era notable, pues su pulso se aceleraba mandando la sangre por su cuerpo a tal nivel que un sonrojo era lo de menos. - Pues... Yo-yo tampoco le he dicho a nadie-  volvió la mirada a su libro para no tener que mirar al Nu delta a los ojos.

Él ni siquiera pensaba en que Miles y Draken tuviesen algún tipo de romance de hecho, solo los veía como amigos así que por su mente no pasaba ninguna curiosidad relacionada a ese par y sus lazos afectivos, no sabía demasiado de Draken después de todo parecía que le había juzgado a la primera cuando hablo con Harley así que de hecho creía que debían hablar para poder dejar de creer cosas de él y empezar a saber.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Vie 6 Sep - 20:12

Ni había notado que él había leído ya la sinopsis, que rápido. O quizás él estaba lento por culpa de lo que andaba fumando. Miró el porro y lo lanzó lejos, por la ventana. Uno apagado. Otro tirado... bueno, no es que le faltara el dinero y no era una droga muy cara.
Ahora, sin humo que exhalar, se giró y se lo quedó mirando fijamente, mientras él hablaba con la cabeza gacha, sobre la pluma que había convertido en un marca páginas.

-Va bien contigo porque yo lo digo – dijo sonriendo, y notó que no le miraba, así que esa sonrisa no valía nada – ambos engañan mucho a la mucho a la vista.

Lo dejó ahí, porque no quería dar más detalles, él pareció aceptarlo como respuesta porque lo tomó como un obsequió. Sintió una pequeña punzada dentro, como si no quisiera realmente desprenderse de ello, o como si le agradara que él lo tuviera. Atribuirle un valor sentimental a algo tan insulso como eso no tenía sentido, Miles no podía encontrarle sentido al menos.

-¿Me vas a regalar un libro que te gusta tanto? Yo... había entendido que era algo así como tu libro favorito, aunque creo que no lo dijiste específicamente lo di por echo – miró de reojo a la mochila. Él le había dado ese libro porque lo tenía ahí por casualidad, nada premeditado, quizás estaba mal mentirle sobre ello; aquella parte de él que era incapaz de mentir por simple convivencia tiró más fuerte de su mente que la lógica de “finge que lo trajiste para él y no le hagas más desprecios; es buen chico” - realmente yo debería de haberte dejado otro libro... lo tengo en mi habitación, lo leí el... bueno, hace poco – lo había estado buscando por la estantería aquella noche medio a oscuras y cuando lo encontró se puso a releerlo porque quería asegurarse de que era el libro adecuado, una novela escrita por un mago. Un amor imposible, una chica sin corazón y un hombre que lo dio todo para que ella lo recuperase, aun cuando eso significó la muerte para él. Le pareció un libro adecuado para un chico que se definía como un romántico. Pero claro, ni siquiera pensó que se lo cruzaría allí. Miles tenía tantas cosas en la cabeza que tras aquella noche aquel libro había terminado en su mesita de noche de la universidad y no había vuelto a ver la luz, porque ni siquiera recordaba para que lo había llevado consigo. Era poco atento, aunque muy detallista, toda una contradicción en sí – si me regalas este libro yo me niego a que te lleves ese, fue una mentira tonta para que no pensaras que me había olvidado, lo olvidé completamente, lo siento, pero que sepas que si busque un buen libro para ti.


Intentó cambiar de tema, ni siquiera quería mirarlo ahora, porque en realidad se había hecho un lío. No sabía si estaba bien mentirle para que se sintiera bien, o si aquella sinceridad jodería aún más lo que él intentaba convertir en una amistad. Quizás el muchacho se sentiría engañado... fuera como fuese, él intentó llevar el tema a otra parte, a Draken y el desconocimiento de su cortísima relación.

-¿Tus amigos no saben que eres gay? – preguntó curioso, que no le hubiera dicho a nadie acerca de ellos dos le daba a pensar en aquello, al fin y al cabo había sido su primera vez ¿porque no contarle a sus amigos más cercanos? Lo suyo con Draken era distinto, no lo sabía porque sabía cual sería su reacción – yo no le diré, te lo prometo, pero tu no tendrías que esconder lo que realmente eres, supongo que ya lo sabes, pero por si acaso te lo digo.

Se acercó a donde él estaba, sin intenciones, se había preocupado por verlo sonrojarse, por decir aquello, su primera vez la conocía casi hasta su padre (exagerando); era lo usual con los chicos, contarlo encantados, y que él supiera, no había estado tan mal.

-Eleazar, ¿sabes porque te dije eso de la pluma, verdad? Tu dijiste que parecía un objeto muy valioso, y yo te digo que tanto ella como tu, engañan a simple vista. La pluma la recogí del suelo, hace unos días, es un objeto valioso solo porque yo le doy ese sentido, pero en realidad no vale nada. Tu en cambio pareces el típico chico, aburrido y sin gracia, y creo que, cuando demuestras en realidad lo que eres, adquieres un valor mucho más alto del que te das a ti mismo ¿lo has pensado alguna vez? – intentaba animarlo en cierto sentido, pero eso, siendo tan sincero como solo podía llegar a serlo estando un poquito colocado – ¿quieres fumar un poco de esto conmigo? No sabe a tabaco, y lo puedo hacer mentolado para que te abra los pulmones y así no te ahogues.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Vie 6 Sep - 22:21

Solo que él lo dijera no bastaba para que él alemán se convenciera de ello, no se creía especial excepto por sus problemas de salud que hacia que la gente le prestara especial atención siendo un caso singular. Desde pequeño había recibido muchas atenciones debido a ello y solo pensaba que podía influir lastima en la gente, a pesar de dar lo máximo de si solo recibía migajas. Sonrió débilmente al escucharle, lo único que tenia en común con aquella pluma, es que perteneció a Miles y ahora ya su lugar no estaba con él.

-¿Por qué no lo haría? Tu me diste algo que jamás nadie podrá borrar - la ultima frase la susurro tan bajo que no estaba seguro si Miles la oiría aunque si lo hacia a estás alturas no le molestaría, ya lo hecho estaba y tenia que acostumbrarse a que él italiano había sido la persona que le había ayudado a dar aquel paso a la adultez, no se arrepentía porque seguía pensando que Miles le había tratado con especial afecto en ese momento y se lo agradecía. Le escucho y luego soltó el libro pero no con rabia ni mucho menos sino que fue su propio instinto, lo tomo y le miro mordiéndose el labio inferior - Bueno... - comenzó a pensar con aquella rapidez tan única - pero primero me leo esté - no quiso reclamarle, sabía que estaba mal mentirle porque sencillamente las mentiras eran una de las cosas que más odiaban y no sabía si se había arrepentido por el grado de droga que llevaba encima pero agradeció que se lo fuera dicho, le gustaba mucho la sinceridad y escucharla le hacia bien. - No te preocupes ¿vale? - comento levantandose a dejar el libro sobre su escritorio, por más que quisiera leerlo y proseguir con la escena como si nada - Mejor lo leo mañana - le dedico una sonrisa afable y se volvió a sentar en cama en la posición de antes. - Pero sigo queriendo ese que dices que es para mi - prosiguió como si nada, moviendo los pies para sentirse más cómodo en su cama.

Cuando escucho su pregunta se llevo la mano al mentón pensando en que responder, no era algo que le contase al apenas presentarse. De hecho ni siquiera se lo había dicho a sus padres aunque no creía que se ahogaran en un vaso de agua por ello, le amaban mucho para dejarse agobiar por su forma de amar, su hermana Ana seguro lo intuía pues más de una vez había admitido que le parecía muy guapo un chico sin pena ante ella pues era la hermana a la cual le confiaria la vida. - Pues, algunos saben... Otros no. No me oculto, solo tendrían que preguntar y obtendrian la verdad. - comento casual buscando la mirada del castaño - Pero no es como si vaya por ahi diciendo que tu y yo bueno... que ya crecí en ese aspecto - no encontraba la palabra "sexo" porque para una persona como él le gustaría decir "hacer el amor" y eso era totalmente imposible y bastante comprendido por la mente del menor.

Se levanto y se acerco a donde estaba él - Soy asmatico, no creo que eso me ayude ¿o si? - comento riendo un poco para negar y luego hizo algo que no tenia previsto y le abrazó acoplándose al cuerpo del mayor rodeandolo con sus brazos. - Tú tambien vales más de lo que crees - alcanzo a decir con su rostro incrustado en el cuello del otro. Luego se separó al cabo de unos minutos para entrar en una especie de trance al quedarse viendo al italiano a los ojos fijamente y al reaccionar dio media vuelta fingiendo poca importancia para volver a su cama.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Sáb 7 Sep - 9:31

Dejó el tema del libro porque realmente se le hacía que aquel chico no iba a aceptar un cambio como respuesta, ya se había “apropiado” de aquel volumen y parecía curioso. Ya le dejaría el otro en cualquier otro momento, al fin y al cabo seguro se le acababa olvidando de nuevo en cuanto saliera de allí o en cuanto se pusiera a hablar con Meghan de nuevo. Esa chica tenía la misma habilidad que Eleazar de volver su mundo del revés.

-Supongo que es verdad, yo tampoco voy por ahí predicando mi sexualidad – dijo riéndose, algo incómodo por haber reaccionado así, se preocupaba por él más de la cuenta y había llegado a la conclusión de que realmente no lo contaba por cualquier motivo, a él se lo había dicho al poco de conocerse, no es como si realmente el chico tuviera pinta de esconderlo, sino de ser discreto más bien – está bien, vamos, en realidad no sé porque te dije eso, es normal ser un poquito discreto, al menos a mi me viene bien, mi familia es un tanto conservadora, mi padre sabe perfectamente todo lo que hago, pero aunque casi lo acepte no le gusta que se corran muchos rumores sobre mi, dice que ya tiene suficiente con los que corren sobre él.

Soltó una carcajada irónica, porque realmente era el contrario, Paolo parecía dispuesto a sacrificar a sus hijos a cambio de que aquellos rumores cesaran, pero Miles parecía más dispuesto que nunca a tener un comportamiento ejemplar, ni un solo escándalo más, que el viejo se las apañara con sus problemas políticos él solito, y si no quería ser tachado de genocida e inhumano, que aprendiera a ser un poco mejor persona.

Se sacó todo aquello de la cabeza porque no era momento de pensar en su padre, vio como él se le acercaba con la curiosidad sobre el asma y todo lo demás, se quedó pensativo porque había dicho lo de menta porque eso siempre venía bien para los nuevos, abría los bronquios y se hacía más fácil la fumadera, pero nunca había conocido a otra persona con asma y con intención de fumar así que no tenía idea.

-La marihua...- empezó a hablar, sin mucho éxito, porque notó su abrazo repentino. No supo si sentirse incómodo o agradecido. Al menos parecía verdad que no lo odiaba, lo notaba tan serio y que se había replanteado la opción de que le tuviera algo de rencor por todo lo que había pasado, aunque no tenía sentido. Apenas le correspondió el abrazo con una caricia a su espalda y él ya volvió a la “normalidad” volviendo a su cama, desde ahí, sin decir nada ni despegar la vista de él, el italiano se quedó pensando que podía llegar a hacer. No solía encontrarse con casos tan complicados como aquel – la marihuana se dice que es medicinal. Alivia dolores, relaja el cuerpo, no es tan nociva como el tabaco y la que yo compro es bastante pura... puedes probar a ver si te va bien, y si no, me das la patada de vuelta a la ventana.

Se había acercado a la cama de él y sentado en un borde, no dijo nada sobre aquel abrazo porque no sabía que había significado, pero si él lo ignoraba no iba a darle más importancia. Empezó a liarse el tercer porro del rato, dos habían muerto sin ir siquiera a la mitad, así que no es como si hubiera fumado tantísimo.

-¿Que tal te llevas con Stall? No suele compartir dormitorio con nadie, es un poco especial para eso, espero que no te esté haciendo la vida muy difícil con su fea manía de ignorar a todo el mundo y hacer lo que le viene en gana... – hablaba mientras sus manos hábiles hacían el trabajo técnico.  Lamió el papel, lo pegó, prensó y en menos de dos minutos estaba prendiéndolo con un mechero que llevaba siempre encima – no aspires muy fuerte, solo para probar, y si ves que te sienta mal, me lo dices. Tienes que probar estas cosas, son totalmente liberadoras...
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Sáb 7 Sep - 10:18

-Así es la gente con gran renombre, excepto mi padre - sonrió para si mismo un tanto orgulloso - A pesar de ser el jefe del departamento de seguridad mágica en Alemania, no he escuchado rumores de él por ahora - claro no era un puesto tan importante como el ministro ni mucho menos pero era algo que enorgullecía al joven con emoción pues quería tambien seguir sus pasos.

Al volver a su cama y abrazarse a si mismo, miró a Miles quien parecia estar dando un clase magistral, él sabía claramente lo que podía causarle aquella droga y no era muy agradable la idea tambien sabía que podía ser medicinal pero no para el asma al menos según lo que había investigado era un efecto negativo al pasar el tiempo, aún así le miro curioso y con un interés bastante notorio, no era la primera vez que alguien le ofrecía fumar aquello, pero si la primera vez que se lo estaba pensando, él tenia un serio problema con el humo pues realmente le hacia sentir que no había aire que respirar. Le observo sentarse en el borde de su cama y sus ojos azules se enfocaron en su ancha espalda la cual había recorrido con besos y caricias en aquel momento, y le miró arreglárselas con el porro.

Stall, bueno la verdad se habían cruzado muy poco para poder definir como se llevaban, pero le conocía desde que estaban en Hogwarts de miradas y pocas veces hablaron.  - Pues será que ni me hago notar, y no me molesta que me ignore. - sonrió sutilmente pensando en aquel hecho - con tal no haga de mi lado un desastre no llegara la guerra - comento un poco divertido. Cuando observo prender el pitillo no supo que hacer, encima le daba instrucciones, la única vez que se había drogado no sabía como lo había hecho pero dudaba que fuese sido por medio de marihuana. 

Se levanto y tomo el pitillo para irse a la ventana - Necesito liberarme, pero no quiero morir. - comento con el porro atrapado entre su dedo medio e indice y cerca de sus labios -Aún sí, quiero experimentar... solo por que tú me lo has dicho - había pensado en voz alta pero fue muy tarde cuando noto que lo había articulado, los colores le llegaron a las mejillas y el sacó el rostro por la ventana huyendo de la mirada de Miles. Posiciono la marihuana en sus labios e inhalo con los ojos cerrados para luego comenzar a toser debido a su inexperiencia y poco conocimiento de lo que debía hacer con aquella cosa, una sensación nueva le invadió el cuerpo. - Que torpe soy. - se juzgo un poco aún teniendo aquello entre sus dedos volvió a intentarlo sin mucho éxito y luego se lo devolvió a Miles un poco irritado y ahogado, se sentó en la orilla de su cama esta vez sin acostarse para poder mirar al mayor.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Sáb 7 Sep - 11:11

-Bueno,si solo necesitas que el dormitorio esté ordenado para convivir bien, no tendréis problemas – dijo sencillamente dejando de lado el tema de Draken, le alegraba oír que su mejor  amigo no jodía mucho a aquel chico, él solía intentar echar a sus compañeros a base de un trato poco amigable, pero si la única condición para una relación agradable de compañeros era aquella, la cosa funcionaría, no por nada Draken era algo así como obseso compulsivo del orden y la limpieza.

Dejando aquel tema de lado y cuando al fin tuvo listo aquel pequeño obsequio para el alemán observó como se iba a la ventana y todo lo demás, sonrió con su “no quiero morir” y aquel gesto se amplió un poco más ante su pensamiento en voz alta. Era casi halagador saber que confiaba tanto en él como para hacer aquello solo porque él se lo pedía. Bueno, quería darle experiencias nuevas en su vida. Lo había visto tan cohibido aquella vez en el bar, y de normal tan retraído que realmente le costaba no querer mostrarle que tenía que ofrecer la vida además de rectitud y perfección.

-Te dije que no aspirases muy fuerte – comentó con un tono suave, cariñoso en realidad y aceptó el pitillo de vuelta, dándole una honda calada, disfrutando el sabor y la sensación que le dejaba, suspiró y miró al muchacho de reojo – ya no te voy a ofrecer más, yo tampoco quiero que te mueras. No sabía que a los asmáticos les costara tanto fumar. La próxima vez lo haremos con Draken presente que es medimago casi y podrá evitar una desgracia – bromeó, y amistosamente le pasó la mano por la espalda, buscando reconfortarlo un poco por el momento que había pasado, igual ahora estaba molesto por la tos, vete a saber.

-Para fumar sin ahogarte tienes que aspirar despacio, dejar que el humo entre por la garganta y llegue hasta los pulmones, ahí oxigena tu cuerpo casi como el aire puro, después lo exhalas igual de despacio, cuando te acostumbras es como respirar con algo en los labios y se vuelve adictivo. Pero creo que mejor me quedo con esto para mi solo, no me apetece verte adicto a nada.

Dijo aquello de manera casual, sentado a su lado aún, describiendo el gesto que él acababa de hacer con el cigarro, era casi como un beso, corto y fugaz. Para cuando se dio cuenta de que ahora tenía ganas de volver a besarlo se puso en pie, con la escusa de no llenar el cuarto de humo de nuevo. Aquello era un error, un error demasiado grave si tenemos en cuenta que aquel muchacho podía malinterpretarlo todo.

-En fin... no sé. Cuéntame que tal tus primeras semanas aquí, las clases, los compañeros ¿ya viste a alguien interesante? Conozco a casi toda la universidad, podría presentarte a cualquiera.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Sáb 7 Sep - 12:30

Pues aquello era la verdad, Draken era un buen compañero en aquel aspecto, no había encontrado mucho desorden en la habitación que hiciera que él Alemán se molestase ni mucho menos pero prefería pasar de la conversación de su compañero de habitación a pesar de que Miles parecía nombrarlo mucho, cosa que no hizo que Eleazar se sintiera incomodo, le envidio un poco de hecho por aquel cariño que él presidente de los Nu Deltha le tenia, así fuesen solo amigos, de todos modos él futuro auror jamás sería nada más que eso un "amigo"  de aquel chico quien parecía aspirar grandes cosas entre las cuales no estaba incluido un adolescente apenas en madurez. 

-Pues en clases todo bien, conozco a algunas personas. - bajo la mirada cuando dijo que conocía a casi toda la universidad - Todos son muy interesantes. Pero no, no quiero que me andes presentando gente - rió suavemente - ya haré yo amigos por mi mismo y no por ti - le miro haciéndose el interesante de forma graciosa que no le quedaba nada bien la verdad porque era solo una vil actuación que se podía notar muy obvia, Eleazar era demasiado sereno y calmo para andar por ahí con actitud alzada creyéndose superior, aquello no le iba.

- Soy primerizo, no me exijas tanto - comento en respuesta a sus datos para cuando fumase de nuevo si es que llegaba a hacerlo, se llevó la mano a la nuca, con una sonrisa no muy amplia pero agradable y cómoda.

Los asmáticos comunes quizás no les costara fumar en lo absoluto pero él era caso aparte, aunque no quiso decirle el resto. Se sintió bastante confortado con la caricia en su espalda propinada por el mayor quien parecía estar bastante comodo a su lado - Me alegra que no me quieras muerto, es un alivio - sonrió más espontáneamente, Miles no era el único que tenia aquellas ganas de unir sus labios en un suave beso, de hecho él menor era incapaz de pedir más...  Parpadeo un par de veces al notar que se había ido de su lado y volvía a estar solo en la orilla de su cama - Pues a mi tampoco me apetece volverme adicto a nada - "a nada que no sean tus labios" - su sonrisa desapareció al darse cuenta que había vuelto a hacerlo, y está vez sintió como su corazón latió con tanta fuerza que podía sentir el zumbido del mismo en sus oídos, se llevo la mano a la boca como si con ello pudiera remediarlo y miro al suelo con hundido en la vergüenza que le causaba el haber expresado sus pensamientos de aquella manera tan desprovista, solo tenia un uno porciento de esperanza que Miles estuviese tan sumido en sus pensamientos que lo fuese ignorado por completo, aunque era casi imposible. - Lo siento, a veces no suelo pensar antes de hablar - comento con ganas de que se lo tragase la tierra y desaparecer de allí, podía asegurar que sus mejillas estaban rojas pues el palpitar de su corazón seguían con rapidez.

Inhalo y exhalo hasta que se pudo sentir sin ganas de querer vomitar por los nervios y alzo la vista retomando el tema que habia dejado intentando arreglar lo que habia hecho con su comentario fuera de lugar, se daba pena el mismo, se sentia tan patético, una persona que era incapaz de pensar antes de actuar, no tendría mucho exito, pues no creia que muchas personas quisieran oir los pensamientos de otras, algunas veces podía controlarse pero últimamente frente al castaño se le dificultaba más de lo común.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Sáb 7 Sep - 13:02

Se había dado la vuelta para no mirarle, para no sentir tan de cerca la tentación de imitar sus indicaciones pero en lugar de con un cigarro con él. No era de piedra, Eleazar desde un principio le resultó atractivo, más aún ahora, tras verlo con aquella actitud, tras probarlo en la cama. Podría ser un insensible pero sus hormonas eran incontrolables y reaccionaban antes él. Se le había olvidado que su propósito principal de estar en aquella habitación era anunciarle a Draken que una chica lo estaba volviendo loco, y es que ahora en realidad era un chico, quien lo hacía.

Tenía el canuto entre los labios cuando le oyó decir aquello, pensó que habría oído mal, giró el rostro y lo vio tan rojo y con actitud de avergonzado que no, era imposible haberle escuchado mal ¿y ahora él que hacía? Volvió la vista hacía la ventana, ojala y Stall llegara pronto, aliviaría el ambiente, porque si. Él estaba ansioso por repetir aquello que había pasado entre ambos, pero no iba a mentir, no llegaba al punto de insensibilidad tan alto como para pretender que no se había dado cuenta de que el otro chico lo decía con algo más que pura lujuria.

Lo oyó hablar de nuevo, sonaba tan triste que no pudo hacer más que mirar con lástima aquel nuevo porro desperdiciado mientras lo apagaba contra la ventana. No fumaría más, se negaba a tirar más dinero y recursos de esa forma.

-No te disculpes por ser sincero – caminó hasta donde estaba el chico, pero en lugar de sentarse junto a él se plantó enfrente y agachó hasta estar a la altura de su rostro, obligándole a mirarle a los ojos – no soy tan adictivo como esas cosas, pero si no te importa ser adicto a mi, no voy a poner trabas a ello.

Estaba mal, muy mal. Se había propuesto no darle ni un pequeño rayo de esperanzas hacía una relación que jamás existiría. Miles solo tenía un tipo de relaciones y dudaba mucho que Eleazar estuviera de acuerdo con ella ¿porque se empeñaba en molestarlo así? Era difícil saberlo, pero realmente su cuerpo le pedía que no hiciera caso a su consciencia. Si podía disfrutar de aquel muchacho tendía que hacerlo, fuera cual fuese el precio a pagar después de ello. Así que adelantó el rostro y el regaló un beso rápido, suave, decisivo.

-Si de verdad te gusta podríamos hacerlo, siempre que quieras. Ten en cuanta que tu si eres altamente adictivo Eleazar, eres... bastante único.

Hablaba de todo, de “hacerlo”, de besarse, de repetir momentos como la otra vez, o simplemente de pasar el rato juntos. No iba a mentir, le valía con que no le limitara en cuanto a otros pero antes de mencionar nada más le dejaría pensarse que demonios quería, aunque lo tendría que hacer con los labios de Miles pegados a los suyos, porque ahora si se lanzó a comerle la boca con ansias, entregado y a la vez cuidadoso, había sido sincero del todo, jamás diría que no a esa boca a la que en ese instante le estaba robando un beso más.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Sáb 7 Sep - 13:46

Alzo la vista y observo como dejaba de fumar. Cuando le escucho decir que no le disculpara aquella linea recta en sus labios de curvo un poco, sabía que no era malo decir la verdad pero el hecho estaba en que lo habia dicho en contra de su voluntad provocando su propia verguenza ya que al fin y al cabo estaba convencido que para Miles las cosas no eran igual que como las pensaba él. Estaba acostumbrado ya a que todos le viesen siempre como un amigo y Miles habia llegado a poner de cabeza su mundo en un santiamén comenzando por un primer beso lleno de aceptación para que él alemán se sintiese cómodo, prosiguiendo con la perdidad de su intacta virginidad pues era claro que si antes no había besado a nadie, mucho menos habría tenido sexo, la cosa estaba en que sabía que estaba sintiendo algo más que amistad por Miles y eso sería poco correspondido por el mayor. Solo no podía evitar preguntarse a si mismo como si pudiese responderse ¿seria él así con todos sus amigos?.

-Pero aún así, me siento apenado - comento volviendo su mirada al suelo,pero la alzo en cuanto se puso frente a él en aquella posición tan cercana, se mordió el labio sin darse cuenta al escucharle y se puso nervioso sinceramente al escucharle. - Sino le pones trabas será peligroso - "al menos para mi" pensó mirándole a los labios entre parpadeo por lograr con éxito un pensamiento sin decirlo en voz alta. Cuando sintió sus labios contra los propios fue inevitable cerrar los ojos y quedarse en silencio a pesar de su rapidez.

Sus manos se posaron en ambas mejillas de Miles acariciándole con los pulgares mientras sus ojos azules buscaban los del castaño para hablarle - No puedo negarme -susurro tan cerca de sus labios - tienes un efecto negativo en mi, lo sé. - continuó sin dejar de contemplarle - y sé que eres alguien que aspira más que alguien como yo - era inevitable que dijese lo que pensaba estando en ese punto tan comprometedor donde Miles tambien se habia sincerado - pero...-sus labios temblaron - no quiero que te alejes - murmuro contra sus labios antes de corresponderle primero suave, denotando la pasión en ese tipo de besos que desesperan y quitan el aliento, entreabriendo los labios dejando libre a su lengua para reencontrarse con la de Miles en una cálida danza que ambas conocian.

Cuando se separó en busca de aire, deseó que Draken no entrase por la puerta, pero fue consciente y le sonrió de medio lado - Solo quiero besarte, no quiero arriesgarme a que mi compañero de cuarto entre y esas cosas -estaba apenado pues no sabía como debia referirse a aquello que ya había experimentado una vez con Miles y queria seguir perfeccionando al lado de tan delicioso cuerpo que anhelaba ser recorrido por las manos del más joven.

Aún así sentia como la sangre se acumulaba en aquel lugar tan sensible y temió no controlarse pero tenia confianza y seguridad de si mismo para no acabar sin ropa y el cuarto patas arriba, solo tenia un deseo y era disfrutar un rato con aquel que era su "amigo" y a quien deseaba más allá de la lujuria, solo esperaba por su propio bien que lo que comenzaba a sentir no se acercase nisiquiera un poco a lo que sus padres, hermanas y amigos llamaban amor ; porque de ser así, ya él mismo se estaba macando una condena al pedirle que no se alejara.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Sáb 7 Sep - 15:53

Era divertido ver al chico con aquella actitud, una mezcla de la confianza que acumulaba en la intimidad la vergüenza y timidez que tenía el resto del tiempo. Sonría mirándole a la cara, dejándose acariciar el rostro mientras sus manos buscaban el apoyo de las rodillas del chico para que su postura no terminara por cansarle. Realmente si, era peligroso para él, para ambos quizás, en esos momentos su vida social era un poco pública, no estaba seguro de como afectaría aquello a Eleazar, pero prefería no pensarlo.

Había oído todo lo que él tenía que decirle, por un momento aquel gesto de impasible felicidad causado por la maría, se volvió un poco ceñudo; odiaba a aquellos que se menospreciaban “alguien más que alguien como yo”; Eleazar no alcanzaba a entender lo que realmente buscaba Miles en general, no habían hablado de ello, como hacerlo cuando el chico lo encendía hasta el punto de olvidar la parte en la que se sinceraba. Daba igual porque todo aquello quedaba en nada pero... realmente él si buscaba algo de él ¿no?

-Shh, solo bésame.

Silenció su voz con un beso más, y se lo quedó mirando a los ojos en cuanto pararon ambos. Sin despegar apenas sus labios de los de él. Tenía demasiado que decirle si es que de verdad quería llevarse bien con él, ser amigos sería imposible si seguía por ese camino pero, en realidad le costaba pensar en la posibilidad de aclararlo todo y que él lo rechazara por ello.
Es por ello que no dijo nada, no aún, se movió hasta sentarse en la cama a su lado, porque la posición en cuclillas era incómodo, ahora puso su mano en el cuello del chico y volvió a propiciar un beso más, un choque de sus bocas, sus labios. Rozó su lengua suavemente antes de dejarse llevar a algo más encendido, aquel choque que llevaba buscando desde que lo había visto salir del baño, húmedo y tan tentador...

-Está bien, no puedo hacer esto ahora mismo.

Se llevó una mano a la frente, consternado, molesto consigo mismo ¿desde cuando no podía hacer algo como aquello? ¿Donde estaba Miles Selvaggi, el de siempre, el que si algo quería algo quería, sin explicar nada? Cerró los ojos con fuerzas y al abrirlo se topó de frente con su rostro. Fuera como fuera no podía hacer aquello sin decirle a lo que estaba accediendo, su forma de relacionarse no era la convencional, no las soportaba, las relaciones normales y no tenía nada que ver con buscar algo mejor, ni mucho menos.

-Dices que sabes que soy malo para ti ¿no? ¿Por que me aceptas entonces? No te confundas,  estoy encantado, pero no te mereces un menosprecio tan... obvio – no lo entendía, él era un muchacho con buenas ambiciones, lo sabía, lo conocía poco pero no tan poco como para no saber nada de él – no me gusta la monogamia, me aburre, me pone de mal humor. No busco novio, ni novia. No busco a alguien mejor que tu, porque no busco a nadie ¿lo entiendes? Podemos hacer esto, podría estar besándote por horas, por años, que carajos, pero no podría darte una relación usual, no soy ese hombre se sacrificaría a si mismo por amor; porque el amor no existe. Necesito saber que lo sabes antes de dejarte llevar por mi, porque... - ¿porque Miles? ¿porque necesitas que él sepa cuando los demás no lo sabía? Layla salió contigo sin saber que estaba siendo utilizada, Mandy se acostó contigo sin siquiera cruzar dos frases antes de hacerlo. ¿Que escusa se te ocurría para querer protegerlo de ese modo si no lo haces con nadie?. Cambió la linea de pensamientos porque de verdad que así no iba a llegar a ninguna parte, no sabía porque pero simplemente estaba siéndole sincero – porque sí. Dime Eleazar. Aún a pesar de esto y de todo lo que ello conlleva no vas a querer que me aleje de ti?
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Sáb 7 Sep - 17:09

Era tan fácil seguir sus ordenes y hacer sus labios suyos, porque era lo que cada musculo de su cuerpo le pedía, pues sentir aquel beso avanzar al igual que sus latidos por la emoción era una increíble sensación de complementación la que vivía y no podía negarselo, realmente se estaba volviendo adicto, había probado lo extraordinario y no podía volver a lo ordinario en ese momento entendió aquella Eva de la cual los muggles hablaban, aquella que probó el fruto prohibido y no volvió a hacer la misma, ahora podía ver como en el presente aquella historia tomaba forma para él, sabía que Miles era aquella manzana pero no se arrepentía de desearlo tanto porque nunca antes había sentido su corazón latir con tanto apuro y emoción ; Miles lo causaba, le emocionaba el hecho de estar allí besandole, sus manos acariciaron sus hombros sin soltar sus labios hasta que cesó y se miraron frente a frente, aún podía sentir su aliento cálido acariciar sus labios y en estos se curvo una sonrisa.

Contemplo aquel sutil movimiento hasta que se quedo a su lado, parecía decepcionado y temió que fuese él la razón porque había sido tan sincero, y entonces le escucho respondiendo a medida que avanzaba - Porque no quiero pensar en el futuro, antes hay un presente y... el mio esta aquí contigo - susurro sabiendo claramente que él Mayor podía oírle sin ningún problema. Le tomo la mano más cercana y la acarició mientras le escuchaba, Miles estaba siendo tan sincero como el agua, podía saberlo por su manera de hablar, por su tono de voz, sus expresiones, o simplemente le creía plenamente. Era difícil decir que no le dolía lo que escuchaba, Eleazar siempre espero que le gustase alguien que lo diera todo por él porque eso era lo que estaba dispuesto a dar a cambio, pero para su sorpresa le estaba gustando cada facción de Miles incluso las que menos pensó. -Yo-Yo, jamás te pediría que hicieses eso - él alemán era demasiado bueno para llegar a pedirle a Miles que fuese su chico y solo de él, respetaba mucho el modo de pensar que tenia la gente y no podía juzgarlo porque sería esperar que lo juzgaran a él y no era justo, comprendía perfectamente aquel sentimiento en el cual se estaba seguro de poder besarle por muchisimo tiempo sin la necesidad de descansar pero era algo irreal. 

Cuando él italiano hizo aquella pausa Eleazar solo se dedico a contemplar aquellos orbes del castaño, parecían perdidos quizás en sus propios pensamientos, aún así deseo poder tener aquella imagen consigo para siempre. Asimismo cuando Miles reacciono continuando con aquella pregunta el menor soltó su mano y alzo el mentón del otro hasta hacerlo mirarle a él - La verdad... no - él ladeo la cabeza dándose cuenta lo poco entendible que había dicho, podía tener cualquier sentido. - No deseo que te alejes de mi. -susurro está vez dejando perder su mirada en un punto cualquiera de la camisa que llevaba Miles. - Se que no me prometes nada...  pero cuando estoy contigo - se llevo la mano al estomago por voluntad - Me siento bien... como si necesitase de ti, como si pudieras hacerme sonreír con cada ocurrencia que haces. - seguro podría hacer reír a cualquiera en su camino, pero a él le cambiaba el humor, él estaba sonriendo ampliamente ahora aunque sin mirar a Miles, tenia la impresión de que le daría vergüenza se sonrojaría y luego callaría si le miraba a los ojos. - ¿Es malo? - por fin se alzó para poder verlo y tomar su mano nuevamente y acariciar sus nudillos - Es malo desearte aunque no pueda obtener más que estó ? - con esto estaba claro que se refería a su peculiar forma de ser amigos a la cual se volvería un fiel simpatizante aunque trajera consecuencias. ¿Qué cosa no traia consecuencias?
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Sáb 7 Sep - 18:05

Miles estaba total y completamente seguro de que aquello que acababa de admitir significaría el fin de ese encuentro. No solo le había dicho que no quería tener pareja, si no que no le gustaba, de echo. Se lo había dicho aún sabiendo de él que gustaba del romanticismo, sabía de sobra que podría hacerle bastante daño con una actitud como aquella, pero aún así no quería ni imaginarse la opción de que él se fuera ahora, que lo dejara solo tras aquello, no le contaba eso a cualquiera en realidad, no era reservado con su vida sexual, ni con casi nada, pero si que lo era un poco con respecto a su “modo de sentir”; si es que se podía llamar.

Por suerte el alemán fue respondiendo a todo de manera bastante positiva, mucho más de la esperada por el italiano, en realidad estaba siendo tan positivo que costaba creerlo. Quería mirarle a los ojos, ver la sinceridad en ellos, pero el chico tendía a bajar la mirada. Notaba como en realidad no estaba cómodo con aquello, pero lo aceptaba de un modo u otro. Sin darse cuenta se mordió el labio, miró a un lado. Draken... porque demonios no aparecía ya por esa puerta, porque no lo libraba de esa situación. La había creado él pero ¿ahora qué? Le había dado la opción tras la que tarde o temprano todo termina y parecía ser el inicio de algo que desconocía y casi temía. Pero él nunca temía nada ¿no?

-No, en teoría no – dijo al final, en realidad no había de que preocuparse ¿no es cierto? Él había planteado su posición y el chico parecía bien con ello, con todo, se sentía muy halagado sabiendo que estaba bien con él sin importar la situación que compartieran; al fin logró clavar sus ojos en él  – si realmente fuera algo malo no te lo ofrecería siquiera. Soy un poco egoísta por pedirte que me aceptes así, pero necesitaba que lo supieras todo antes de seguir con esto. Siéntete único por ello – le sonrió sincero, estaba realmente mareado por lo que había estado fumando de manera intermitente pero no tan mal como para no saber lo que se decía – pero no te preocupes más de la cuenta por todo esto, sobre todo somos buenos amigos, lo acabo de decidir, así que cuando estés incomodo me lo dices como cualquier otra cosa que pudieras llegar a pensar, me gusta tu sinceridad Eleazar – se inclinó contra él y lo beso suave antes de cerrar los ojos y apoyar la frente en el hombro de él – no tendrás por ahí algo con mucha azúcar ¿verdad?

Se reincorporó, a veces se le bajaba un poco el nivel de azúcar en sangre, más aún cuando fumaba, no le importaba porque de normal solía tener algo a mano para tomar, pero en ese momento no había pensado necesitarlo, Draken tenía chocolates por todas partes, pero Draken no estaba ahí...

-Y sonríe más, que no dices que siempre te hago sonreír, pues ale, empieza – levantó una ceja, como si estuviera expectante, pero no tardó en relajar el gesto y negar un poco con la cabeza – a ver, ya. Si no tienes nada me dices que voy a comprar algo, o no aguantaré despierto mucho más tiempo y al final me quedaré sin hablar con Draken... que era la finalidad de venir hasta aquí.

Y no es que se le hubieran quitado las ganas de besarle, es que sentía que si no ingería algo pronto al final terminaría por marearse en serio y no quería preocuparle más de la cuenta.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Sáb 7 Sep - 20:13

Estaba tratando de asimilar todo lo que había dicho y/o admitido hacia un par de minutos y se sorprendía, no era alguien que pudiese expresarse tan fácil pero cuando se dejaba llevar por sus lo que sentía y pensaba en aquel momento sin necesidad de analizarlo mucho puesto que Miles le daba la seguridad que necesitaba para poder exteriorizar todo su juicio. Sabía que no era del todo correcto tomando en cuenta sus propios principios, pero seguía viéndose incapaz de negarse a tener aquel manjar que miles le ofrecía a través de sus labios y que llegaba a su órgano principal para alterar sus ahora rápidos latidos. 

Eleazar escucho con sumo interés y sonrió, se sentía único tal y como Miles le había pedido, era bueno saber que él le tomaba en cuenta y aunque fuese un acto egoísta por parte de aquel era algo que aceptaría hasta que ya no pudiese más y entonces se rompiera aquel lazo de verle como algo más que un amigo, pero ese momento lo veía nada cerca al apreciar su perfecto rostro tan de cerca. - Buenos amigos... - susurro por ultimo, era lo que eran y nada más, debía acostumbrarse a aquello, después de todo el no sabia lo que era tener una pareja ni mucho menos, no tenia nada con que comparar su relación con Miles y decir que era malo o bueno, o incorrecto, solo tenia a sus padres como ejemplos y a ellos no los contaría.

Acarició su cabello cuando él italiano se apoyara sobre su hombro y frunció el entreceño al escucharlo, y poniéndose en pie, casi obligo a él otro a que se recostara en la cama y hasta le acomodo su almohada cuan paternal ; camino hacia su escritorio y abrió el ultimo gabinete donde se encontraba un recipiente no muy gr ande de su droga preferidas llamada "Nutella" su madre le mandaba unos cuantos siempre que podía porque sabia cuanto le encantaba, tomo una cucharilla de plástico y se sentó en la orilla de la cama aventurando su mano a acariciar el pecho de Miles, luego con la cuchara tomo un poco de Nutella y se la dio en los labios, su hermana Friya era Medimaga por lo cual claramente aprendió algo luego de escucharla muchas veces repasando sobre sus exámenes, y aquella palidez que habia ocupado su rostro lo delataba lo suficiente para optar porque no se sentía precisamente bien. 

-Sonreiré cuando estés mejor - comento ofreciéndole la Nutella y la cuchara, no porque no quisiera seguir dándosela el mismo sino porque sencillamente no sabia como se sentiría Miles, no tenia pinta de querer que alguien le cuidase. Se mantuvo a un lado esperando que su "droga" hiciese un efecto positivo en el castaño que le había tenido bastante preocupado - ¿Eres diabetico o algo? - pregunto tomandole por la muñeca y calculando su pulso como si fuese un doctor y no era su culpa, el hecho estaba en que desde pequeño siempre había querer ser medimago y siempre investigo todo lo que pudo para llegar bastante bien preparado a la Universidad sin embargo la vena de su padre actuó bastante tarde al graduarse y decidirse por ser un futuro Auror. Tenia entendido que el azúcar tardaría más o menos unos diez minutos en actuar y esperaba ser de ayuda para Miles en ese corto tiempo, casi por intento acaricio su rostro el cual estaba descolorido y frunció los labios solo un poco preocupado. 
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 8 Sep - 10:32

Ni siquiera se había dado cuando había dejado de estar sentado para estar tumbado. Eleazar había actuado tan rápidamente que apenas había tenido tiempo de pensar en como había cambiado la postura, si por él o por gusto. O quizás no se había dado cuenta simplemente porque su cerebro estaba aletargado. Seguía sus movimientos y lo vio acercarse con nutella y una cuchara, por un segundo puso una cara no del todo alentadora para Eleazar, porque no tenía ni idea de lo que pensaba hacer, pero si quería que lo comie...

De pronto ya tenía la cuchara en la boca, bueno, en los labios, le miró con el ceño fruncido y la aceptó. No iba a comer ni un poquito más, que asco. Las cosas dulces le agradaban, si, pero Nutella a cucharadas se le hacía como comer... que no, eso se comía con pan, de toda la vida. Se dejó la cuchara en la boca por un ratito mientras sostenía el tarro que él le había dado y lo veía sentarse a su lado. Todo iba tan despacio que realmente comenzó a pensar si había perdido la cuenta y no eran “dos porros y trocitos” si no... cinco o seis enteros sumando todos los desperdicios. No, estaba seguro de que no se le había ido tanto.

-Etoy meho' – dijo aún con la cuchara en la boca, sonrió al darse cuenta de que no había modo de pronunciar así y terminó por volver a meterla en el tarrito de nutella que dejó con cuidado en la mesita - no te preocupes tanto, soy más fuerte de lo que parece – dijo con la eterna sonrisa de emporrado, tenía los ojos rojos y turbios fruto del mismo estado, a él todo le llegaba al cerebro como si hubiera una nube de polvo entre él y lo demás, pero no importaba porque en ese momento parecía no importarle nada, estaba bien, feliz y tranquilo ahora que sabía que aún estando así con el alemán él iba a estar bien – no soy diabetico, por suerte, me costaría decirle que no a ciertas comidas, pero tengo cierta tendencia a que se me baje el nivel de azúcar cuando abuso de eso.

Se dejaba hacer sin molestarle que el otro estuviera actuando como si realmente se hubiera puesto malísimo. No le molestaba en demasía que él lo tratara así porque cosas menos “masculinas” había hecho con él, vamos, que si tuviera que dejarse ver así por un tipo cualquiera de su fraternidad probablemente no lo haría, Eleazar en cierto modo, estaba comenzando a ser una excepción para demasiadas cosas.

-Me pondré bien en un momento, tan solo ha sido un pequeño mareo... no le des más importancia – le dedicó una sonrisa suave a la vez que levantaba la mano para acariciar su rostro, lleno de preocupación al parecer. Tenía que hacer algo para relajarlo, por supuesto, aquel algo ya no incluía enseñarle a fumar, dejaría eso por un rato, así que volvió a sacar su cajita de ingredientes de la capa y se la dio – anda, deja eso en alguna parte donde no la tenga a mano o cuando se me pase el mareo seguro me lío otro sin pensar siquiera que no es del todo lo adecuado. O mejor, déjaselo a Stall en la mesita de noche, así si me voy antes de que vuelva sabe que estuve aquí.

Le puso la cajita en la mano y se inclinó hacía delante, para darle otro beso más en los labios, algo totalmente superficial, pero que importaba, él ya le había dado permiso para hacerlo siempre que quisiera o algo así, y le apetecía.

-Por cierto, no me gusta la Nutella sola, así que no voy a comer más, la puedes guardar y, gracias.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Dom 8 Sep - 12:08

Si, estaba preocupado y como no estarlo cuando aquel chico al que le había tomado tanto aprecio había sufrido así ese mareo pidiendole azucar cuando él pobre estaba concentrado en sus propios problemas del corazón, el cambio de tema fue drástico y no le dio para disimular lo calmado que no estaba. Asimismo sonrió ampliamente al escuchar aquel vago intento de hablar con la cucharilla dentro de su boca evitando que esto fuera posible. Cuando el otro dejo quedo libre para poder hablar, así lo hizo y Eleazar escucho con atención, era difícil poder creerle pero tenia los ojos en aquel estado y su piel no recobraba el color, suponía que las drogas tambien estaban haciendo cierto efecto.

El lado positivo es que al mayor no le había pasado esto en un lugar donde estaba solo sin que nadie le auxiliara porque podría pasar un mal rato y en cierto modo se sentía aliviado por ello, por poder servirle y ayudarle. Sonrió al escuchar que no era diabetico y se sintió mejor aunque ya lo intuía de algún modo.

- Lo sé, lo sé. Estarás bien pero mientras estare aquí - aclaro con aquella sonrisa amplia para disipar aquella linea recta por completo que se formaba en sus labios antes. Le tomo por la muñeca cuando esté acaricio su rostro y asintió, primero cerro los ojos para dejarse hacer del beso que le habia propinado Miles y luego llevo la cajita que se le había dado y la dejo en el primer cajón del escritorio, se acordaría de dársela a su compañero  o al menos eso pensaba, revolvió entre los demás cajones y saco un recipiente de cristal lleno de galletas y se lo enseño antes de volverse a incorporar al lado del castaño - ¿Con galletas te van? - pregunto mientras sacaba una y se la comia el mismo a mordiscos pequeños.

Lo siguiente que hizo fue acostarse a su lado más o menos semi-sentado y acarició el cabello del otro con confianza como si se tratase de alguien que conocía hace mucho, pero es que la verdad todo tipo de vergüenza que tenia con él italiano se iba evaporando con el paso del tiempo porque él le otorgaba plena seguridad y sinceridad y eso le gustaba. 

Tomó la cucharilla ; la unto en el chocolate y luego embarro un poco en la superficie de la galleta y pronto le dio un mordisco haciendo un sonido de disfrute a posta para provocar a Miles con cierta diversión tambien quería que se olvidara del mareó pero le costaba verle en aquella situación donde se veía frágil y lo único que deseaba era cuidarle. 

-¿Seguro no quieres? - pregunto jocoso con el mismo objetivo que era hacerle sonreír con ganas.  - hmmm - dijo relamiéndose los labios cerca de él para que lo mirase hacer el payaso - Está deliciosa hmm si - y luego fue inevitable reírse de si mismo y su tontería y termino por darle otro mordisco más grande a la galleta puesto que su estomago habia rugido unos segundos hambre cosa que le dio pena y se pensó lo de dejar de lado la vergüenza con Miles, tenia sus excepciones...
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 8 Sep - 12:57

Asintió con suavidad a su “estaré aquí”; donde si no. Realmente Miles estaba en ese estado en el que no quería estar solo. No por el mareo o por un malestar físico, sino porque de algún modo sentía que lo que había dicho lo había dejado expuesto, por eso intentó cambiar de tema, y su estado físico le ayudó a ello; si ahora se quedaba solo le haría falta algo más en el cuerpo para no pensar en todo lo que le había dicho, no pensar en lo que le había pedido, para él era algo normal pero sentía que apenas conocía al alemán y lo había forzado en cierto modo a aceptarlo así, era consciente de que su revelación sonaba a ultimátum total.


Para cuando el chico regresó a su lado con el tarro de galletas se movió un poco en la cama y quedó él también semi-sentado, a su lado. Ahora si que estaba cómodo, se le hacía a bien tener su compañía.

-Tendría que probarlo – dijo solo por hacerse el difícil, sonriendo, y le vio untar en la galleta aquella crema de chocolate, está bien, así terminaría gordo como su abuelo, pero seguro que estaba bueno... lo que no se esperaba es que lo tentara de esa forma, se suponía que estaba intentando darle ganas de comer galletas, pero lo que estaban era dándole ganas de comérselo a él. Era demasiado influenciable en ese sentido, pero claro, en realidad no estaba del todo recompuesto como para volver a ser un depredador sexual con sus plenas capacidades físicas – ven aquí estúpido, menudas formas de tentar a un enfermo – dijo riéndose y no le importó si lehabía sonado la tripa o si justo había terminado en ese momento de comerse una galleta, casi se le tiró encima y volvió a devorar sus labios, necesitado de ello, pero con algo de menos fuerza de la que solía demostrar, por motivos obvios, al fin y al cabo una cucharadita de aquello no era algo milagroso – maldito sea... – susurró contra su boca – dame una galleta antes de que siga con esto y termine sin sangre en el cerebro por dos motivos distintos.

Volvió a sentarse como había estado hasta hacía un momento. Esta vez con los ojos cerrados y mirando al techo, era como si no hubiera comido en diez días, sin fuerzas, y se había vuelto a marear por moverse tan rápido. Maldita hierba, se suponía que era de calidad, ya hablaría seriamente con aquel tipo que se la vendía...

-Y que sepas que es tu culpa que te bese así ¿que no ves que estás comiéndote esa galleta como si fuera lo más delicioso del mundo? Otro día te enseñaré que hay cosas mejores – sonrió pervertido pero no abrió aún los ojos, no hasta un segundo después que lo miró de lado – está bien, primero recobró las fuerzas, dejo de preocuparte y después sigo pervirtiendo tu inocente mente... anda, dámela.

Puso la mano esperando una de esas galletas con nutella, preparada por él, en realidad podría haberlo hecho él mismo, pero era más cómodo y fácil que el alemán la preparara.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Dom 8 Sep - 14:19

Pensar en el presente más que en el futuro había sido una condición aceptada por el menor desde que escucho a aquel medimago que no le prometía mejoras por su singular estado en el sistema inmonologico bajo y poco controlado, sin embargo habia llegado a dieciocho años como un milagro aunque era facil de contagiarse de cualquier enfermedad. Su medicina le ayudaba a soportarlo casi lo normal. 

Escucho a Miles hablar y esbozo una sonrisa casta girando para poder verle, así que al escucharle tomo una galleta para preparasela pero para su sorpresa se él mayor se habia acercado a él de tal modo que le quito los labios de un beso inesperado al cual correspondio sin pararse a analizar su actitud porque realmente pensaba que hablaba con respecto a la galleta. Le tomo por los hombros con fuerza durante el beso y luego le acomodo al lado observando su reacción, claro que una cucharada no era suficiente y ahora se sentia un poco culpable, la verdad es que no se imaginaba que pudiese causar ese tipo de emocion en Miles a pesar de su estado. 

Por un momento estuvo a punto de hacer un comentario en contra de aquel vocabulario pero se le olvido al verle cerrar los ojos y ponerse en aquella posición. Tomo la cuchara untada con la Nutella y la regó por encima de la galleta hasta llevarla a su boca ignorando su mano en espera, se la daria él - Vamos abre y come. - sonó serio, y tuvo ganas de darle un simple y cariñoso beso en la frente pero seguia suprimiendo acciones.

Dibujo una sonrisa torcida en su rostro al escucharle - Tu eres más delicioso que esa galleta - comento bastante sincero diciendo su verdad, lo que realmente pensaba y era inevitable que hiciera cuando besaba a aquel chico sentia como su mundo daba giros y no se sentía tan mal, le gustaba que pusiera su mundo de cabeza, lo necesitaba, había vivido de forma muy plana durante lo que llevaba de su corta vida, entre su familia, estudiar, libros, amigos y un escritorio donde escribia cosas que le venian a la mente, hasta ahora todo había sido limitado quizás por eso disfrutaba cada segundo al lado de aquel chico que le habia mostado que había espacio más allá de lo pautado.

Amplio su sonrisa con aquel comentario que solto tan suyo -Anda, primero mejórate - le dejo la galleta en los labios con bastante sutileza y luego preparo otra con sigular atención, y resoplo al notar como un poco de la nutella caia sobre su pantalon corto de dormir, tenia un par más pero odiaba ensuciar de esa forma su ropa - Menudo torpe - murmuro pasando un dedo para retirar lo que pudo de la nutella pero aun asi quedaba un poco que le manchaba - Creo que me cambiare... - observo a Miles y ladeo la cabeza - Pero no quiero dejarse solo teniendo esa cara - comento con diversión debatiendose aquello mientras usaba su mano para acariciarle el cabello tiernamente a su amigo...si, su amigo.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 8 Sep - 16:56

Entreabrió los ojos cuando le dijo que “abriera y comiera” porque si él dijera algo así seguro era por algún acto muy muy muy poco decente. Igualmente vio la galleta ahí y le dio un buen bocado, divertido porque aquel tipo parecía con ganas de hacer de cuidador y tratarlo como a un niño, bueno, el señor “soy demasiado vago” no iba a decirle que dejara de hacer aquello.

-Si no admitieras eso, no te dejaría besarme nunca más, tengo mi orgullo muy bien arraigado – dijo aquello tras comerse lo que tenía en la boca, no iba a hablar como un tonto de nuevo en tan poco tiempo; por supuesto se notaba que ambos estaban bromeando, esas cosas no se pueden tomar tan en serio, menos, estando tan morado como estaba en ese instante Miles – ¿me vas a hacer otra o esa es para ti? – cogió la galleta con la mano en cuanto vio como él comenzaba  a preparar otra vez aquella mezcla, siguió comiendo y al ver como se manchaba no pudo evitar una carcajada bien tonta. Tenía la risa fácil últimamente – no tienes que dejarme solo, cámbiate aquí ¿que no te he visto ya con menos ropa? – se encogió de hombros, notándose mejor a cada segundo que pasaba, se reacomodó un poquito, casi siguiendo los movimientos de la mano del chico en su pelo, así como a veces haría un gato al ser acariciado – además ya no tengo esa carita que dices,  ahora seguro solo tengo la misma pinta que siempre cuando me coloco – dijo con la misma sonrisa eterna del fumeta – anda, desvístete para mi, seguro que así la sangre me fluye más rápido y se reparte antes el azúcar por toda partes.

Volvió a soltar una carcajada más y le miró como siempre, quería saber algo más de él, se sentía tentado a dejarlo todo en “sexo y ya” con aquel chico, porque lo motivaba para ello, pero no había mentido al decir que le agradaba como amigo, y por ello, quería saber que podía compartir con él, además de la lectura.

-Y si no te lo quitas pues ya te limpio yo ahora al ratito, o no, ¿no piensa aparecer Draken nunca por aquí? Le voy a pedir un horario, tanto para encontrarlo como para esquivarlo.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Eleazar A. Van Hart el Dom 8 Sep - 17:28

Se deleito viéndole comer la galleta y se alegro de verlo mejorar considerablemente en comparación a como estaba antes, él menor no dejo de acariciarle como a cuan gato pidiendo cariño, además se le hacia cómodo dejar que sus dedos se perdiesen en su liso cabello castaño. Al escucharle solo emitió un suave carraspeo producido por su gargante - Anda, te celas de una galleta - entonces se aventuro a probar sus labios y morderle el inferior juguetonamente antes de levantarse - No, mejor cómela tu, me haré una al quitarme esto - sonrió mirándole de frente y luego bajo la mirada para observar la mancha con más atención, se podría quitar pero no ahora... 

Alzo la mirada buscando los ojos de Miles - Se nota que estás mucho mejor - comento con diversión de la buena, era cierto le habia visto sin ropa pero su forma de expresarlo había causado rubor en las mejillas del menor, no era como si se acostumbrara rápidamente, era nuevo en aquello de que alguien le viese desnudo, lo cual le hacia recordarse aquel tatuaje suyo que tenia tan escondido y el cual parecía que él mayor no había notado ¿cual seria su reacción? - ¿Gracioso no? -inquirió sin esperar respuesta con aquel toque jocoso que se notaba, le gustaba en serio saber la reacción que podía causar en él italiano, le encantaba saber que era deseado de esa forma y como no hacerlo si él que tenia en su cama no era un chico cualquiera, era un hombre con influencias y muy atractivo que seguramente podría elegir al azar y ser aceptado pero en ese preciso momento se encontraba con el y parecía agradarle. 

Entonces decidió dejar la pena a un lado y hacer algo que no había hecho antes, "hacer caso a las palabras de Miles" camino hacia lo que era su closet donde sacó otro pantalón y lo dejo caer en la orilla de la cama, mientras se desabrochaba el suyo mirando a los ojos de su acompañante, no es como si Eleazar tuviese experiencia desnudandose para otros, bajo el cierre dandole pase a una pequeña brisa que se colo acariciando su piel, tomo la tela que rodeaba su cintura y poco a poco la fue deslizando para dejarla caer, dando a conocer la ropa interior que tenia puesta el cual era un slip blanco semi transparentoso pero de tela suave, casi se le habia olvidado que le tenia y se apeno al verse tan expuesto. Tomo su ropa sucia del piso y camino al baño donde habia un recipiente para la ropa sucia, cuando volvio allí estaba bastante notorio su nombre en su muslo derecho como un tatuaje, no muy grande pero se podría ver. Recogio su short que no contaba con botones ni cierres y se lo alzo mientras caminaba a la cama a incorporarse al lugar anterior - ¿Te sientes mejor? - comento un poco timido, tomando una galleta sin untarla en nutella por el bien de su ropa.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
178

Eleazar A. Van Hart
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Miles Selvaggi el Dom 8 Sep - 18:39

-No tengo celos de una galleta, no inventes, solo que... me gusta oír que yo te gusto más – dijo burlón a la vez que cogía aquella que lo había manchado y la culpable de que ahora pudiera verlo en ropa interior otra vez.
Siguió mordisqueando aquel bocado hasta terminarse la galleta sin perder ni un movimiento del menor, seguía sus manos, como se desabotonaba el pantalón, como se lo bajaba y por supuesto, no sintió ni un poquito de pudor al verlo en ropa interior, mirándolo de manera un tanto directa a su entrepierna por unos segundos, quizás más de lo que realmente podría resultar correcto, pero daba igual, total, él ya parecía estar un tanto avergonzado sin haberse dado cuenta de que él lo miraba ahí.

Había dejado correr la broma sobre pedirle la hora a Draken porque realmente verle hacer era mejor que hablar y fingía estar demasiado ocupado en la galleta como para más. Notó aquel tatuaje que antes no había visto, lo vio según él volvía del baño -antes ya había dado un buen repaso a su trasero y su cuerpo ya había reaccionado positivamente a aquella muestra de piel – y se guardó el comentario, no esperaba que fuera uno de aquellos chicos que se tatuaban, por algún motivo no le pegaba a su comportamiento o aspecto general.

-Me siento genial – le respondió sentándose ahora totalmente recto al lado del chico, le envolvió con los brazos, quedando él detrás y comenzó a darle besos por la nuca de manera suave. Quería agradecerle sus cuidados y no sabía muy bien como, ya había dicho antes que no se sentía muy cómodo haciendo depende que cosas ahí, donde podrían interrumpirles, pero verlo así le había encendido bastante, sentía una enorme cantidad de sangre bombearle el miembro a cada segundo y las palpitaciones no eran del todo cómodas con tanta ropa – no sabía que tenías un tatuaje... el otro día miré otras cosas, supongo – dijo con una media sonrisa, aún abrazándolo de ese mismo modo. Le propinó una pequeña serie de besos de nuevo, en la nuca y dirigiéndose a su espalda, sin poder bajar mucho por la camiseta – quiero agradecerte tus cuidados ¿que debo hacer Eleazar? – susurró a su oído, estaba, a todas vistas, bien caliente. Aquel humor cambiante no era propio de él, pero daba igual, que fuera culpa de la marihuana, que fuera culpa suya o culpa de aquellos slips; daba igual que fuera lo que había terminado por encender a Miles de esa forma, ahora era Van Hart quien iba a sufrir las consecuencias – me gusta tu ropa interior, me dan ganas de quitártela y no devolvértela, supongo que me entiendes – le mordió con cuidado la oreja, su única intención era tentarlo tanto como él lo había tentado con su cuerpo. No te pones ese tipo de ropa interior para pasar el rato, te la pones para enseñarla... aquel muchacho estaba jugando con él ahora que sabía que no se podía resistir; y si era así él también quería hacer lo mismo – podríamos ir al baño, así si vuelve tu compañero lo oiríamos entrar, podría desaparecerme o inventar algo... vamos, no puedes decirme que no te apetece.

No esperó ni dos segundos, terminó de hablar y sus manos bajaron sin pudor alguno y de manera rápida a su entrepierna, rozándola con cuidado primero y apretándola con ganas después, si en ese momento aún no tenía ganas de él, se las crearía a base de caricias.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
268

Miles Selvaggi
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estoy esperando a alguien

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.