UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Jue 19 Sep - 1:48

He batallado mucho para convencerlo de que debe compartirme esta experiencia. Fue poco más dificil pedirle la verdad tras el escándalo por sus fotos.

Parte de los noviazgos es la confianza, cuando esta se pierde se ha perdido casi todo, pero después de lo visto en corazón de bruja necesitábamos recobrar algo de confianza entre nosotros para podernos creer ciegamente.

Por estas razones ahora estoy Viajando en la parte trasera de un taxi Muggle, observando los grandes edificios de la ciudad que parecían decirnos adiós al pasar. Esa noche volvería a casa con una aventura nueva que contar en mi diario y sin embargo la sonrisa no se borraba de mi rostro. Me sentía feliz por que iba con Demian. Para muchas esta era una cosa que me marcaría de por vida para mal, para mi era la manera de decirle a mi novio que no necesitaba mentirme y que todo saldría bien fuera lo que fuera mientras confiara en mi y no optara por ocultarme nada. Me sonrojaba sin embargo el recordar sus fotos en paños menores.

Aún podía sentirme intimidada por imaginármelo desnudo sobre la cama y semi cubierto por las sabanas. El era mi primer hombre en todos los sentidos, verlo así, expuesto en esas imágenes que  dejaban tanto a ver para las que lo habían soñado (como yo alguna vez) en esa situación, me dejaba algo anonadada, mucho más que aquella primera ocasión cuando lo había visto quedarse como al nacer, frente a mi, sobre mi, conmigo al borde del llanto por los nervios y el sonriendo, besándome la frente, dándome confianza.

En algún momento su boca me besa la mejilla, abro los ojos.

Me quedé dormida en el camino y le miro soñadora. Bostezo y observo como paga al taxi mientras espero que me abra la puerta y bajo con el. Tiene puesta una camisa pegada y unos jeans al mismo tope. Estamos en un gran edificio que parece de riqueza absoluta.  Respiro hondo y camino de su mano.

"Este es mi lugar de trabajo" me dice y asiento cuando pasamos las puertas que se abren como por arte de magia aunque en este mundo le llaman "Electricidad". Una señorita bien vestida nos recibe en la entrada y saluda a Demian como si lo conociera de toda la vida, le entrega una carpeta con el nombre del proyecto al frente. No necesito ser modelo Muggle para entenderlo por que con la compañía de mi abuela eso me basta para saberlo.

Demian trabaja para esta empresa y su dueño quiere verlo, aparentemente una campaña especial sobre un perfume de parejas, que realizara acompañado de una modelo famosa, la hija del jefe de mi novio a la cual aparentemente nunca ha visto.

La mujer que antes nos ha recibido alaba mi belleza, cosa que me hace sonrojar y me abrazo más de Demian. Ella nos califica como adorables.

Subimos por el ascensor. Puedo ver toda la ciudad conforme subimos.

Al abrirse la puerta de metal esta una zona, con un bosque montado, luces y mucha gente. Hay cámaras, maquillistas y entonces aquél hombre bien parecido, de bigote y traje aparece. Junto a el, una rubia preciosa de minifalda rosa. Demian saluda al hombre de mano fuerte, el a su vez le presenta a la que es su hija. Ellos son el jefe de mi novio y su retoño.

Me siento intimidada cuando el hombre me besa la mano, pero no se que es peor, si su beso o la mirada de la tal Amanda en la boca y el pecho de mi novio.

"Aimeé, necesitas dejarte de celos" pienso, pero cuando se alejan miro a Demian con cierta inseguridad. Hasta ahora, no me convence del todo que esto vaya a estar bien.

-Oye...¿seguro que todo estará bien?-

pregunto algo preocupada

-yo...ya se que soy una celosa pero..es que ella te ha mirado...de una forma que no me gusta...¿es que todas te miran así?-


Última edición por Aimeé Delacroix el Miér 25 Sep - 21:53, editado 1 vez
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Jue 19 Sep - 13:42

Había sido una temporada complicada, tanto para mí, como para Aimeé. Quien casi se me había desmayado cuando vio aquellas fotos del “VOGUE” en el corazón de bruja. Había sido una de las primeras grandes sesiones y debido al contenido de la misma, había sido un boom, en todos los aspectos. No era tan ciego para no darme cuenta de que aquella sesión había sido difícil para mi chica, quien seguramente debía soportar ahora las miradas indiscretas que me dedicaban, y todo eso… No era algo fácil, y esa era una de las razones por las que nos encontrábamos aquí, en la 5ta avenida de Nueva York.
Recostada sobre mi hombro, pasaba mis dedos entre su cabello mientras dormía. Era hermosa… y no es que no me hubiera dado cuenta antes, era solo que nunca me había cansado de mirarle. Le Amaba. Y debido a eso, era que le había insistido a que viniera a esta sesión, para que viera con sus propios ojos lo que hacía, y que los malos prejuicios o ideas con los que intentaban algunas personas llenarle su cabeza, desaparecieran.  Era la sombra de la duda y la mentira, la que no quería que se cerniera sobre nosotros.
El taxista detuvo la marcha y volví la mirada hacia el edificio a través de la ventana. Habíamos llegado.
Le di un suave beso en la mejilla a Aimeé, y le desperté. Estaba entusiasmado porque estuviera aquí, y pudiera formar parte aún más de mi vida. No me molestaba que la invadiera a pasos a gigantados.
-Bueno, pues aquí estamos. Es mi lugar de trabajo-
Indico, con cierto entusiasmo pegándome hombro con hombro a mi chica y pasando mi brazo por sus hombros.
-Es una de las agencias más importantes de este lado del mundo-
Agregó, intentando llenar ese vació de información. Algo bastante tonto, ya que la mayoría de la familia de mi chica, se ha vivido entre estos ambientes mucho antes de que yo naciera.
Irrumpimos en el lugar, varios minutos antes de la hora acordada. Me gustaba ser puntual en todos los aspectos de mi vida.
Al entrar, Rachel, la asistente de Dimitri, el dueño de la agencia. Nos recibe con notorio entusiasmo. Algo a lo que nunca estaré acostumbrado, pero que recibo de buena manera.
-Buen día Rachel, quiero presentarte a mi novia, Aimeé Delacroix. Vino a ver como trabajamos por aquí, y jalarme la correa por si me paso de listillo-
Digo aquello último en son de broma, guiñándole un ojo a mi eterna confidente. No quería que se hiciera ideas erróneas acerca de la peli-negra, y luego de intercambiar cordialidades nos despacha, no sin antes hacer mención a lo bien que nos vemos juntos y a lo afortunado que soy de tener a aquella chica, no puedo evitar teñir con cierto rubor mis mejillas y nos despedimos para ir ya subiendo por el ascensor.
En mis manos reposa la carpeta con la descripción del trabajo a realizar y la leo en voz alta para que mi chica este al tanto de lo que pudiera ver. Ya que seguramente lo que menos esperase es que me viese en paños menores nuevamente. Era algo sencillo, una sesión doble para una fragancia muggle con una de las modelos más cotizadas de la agencia, Amanda, la que casualmente era igual, hija del dueño de aquel fastuoso edificio.
El vitral del ascensor nos muestra cada uno de los detalles del vecino central park, es una imagen imponente. Y que hace que tenga que cerrar aquella carpeta y estrechar a mi chica contra mí. Lo es todo para mí, y el que estuviera conmigo… ha sido lo mejor.
El “ting” clásico del ascensor, rompe nuestro pequeño cuadro, y nos anuncia que hemos llegado al lugar. El frenesí del personal y el bullicio ya se hacen notar cuando salimos de aquel reducido espacio. Han montado ya el paisaje artificial y las maquillistas y fotógrafos nos esperan.
Doy un profundo respiro, para calmarme. Aún no me considero un profesional para estas cosas, y en mucho aún soy un novato.
Dimitri se nos acerca y nos recibe con un firme saludo para mí, y uno galante para mi chica. Junto a él, su rubia hija, la de la foto de la carpeta que reposa en mis manos.
-Mucho gusto-
Contesto, a manera de saludo a la chica. Quien parece estar más contenta y relajada que yo, lo cual me caía de perlas, por lo difícil que siempre eran estos ambientes y sus egos.
No tardan y se alejan de nosotros, anunciándome que es necesario que me presente en los camerinos y así dar comienzo a todo el circo.
La preocupación de mi chica no se hace esperar, y busco acallar sus dudas con un beso en sus labios. Dando entender así, a todo el que nos viese lo muy enamorados que nos encontramos, y que no hay nada escrito entre las líneas de nuestras vidas.
-Tranquila cielo, esto es normal…creo-
Agregó encogiéndome de hombros mientras le animo a acompañarme a los camerinos.
-Es la primera vez que trabajo con ella, pero no tienes de que preocuparte… ni de ella, ni de nadie más. Tú mirada es la única que me interesa-
Vuelvo a decir, llevando su mano estrechada contra mis labios. Era una faceta que me parecía muy tierna de ella, pero que siempre reflejaba mi sentir, ya que aunque nunca le había hecho alguna escena, era consiente de cada una de las miradas que la oji-gris despertaba a sus alrededores.
-Todo saldrá bien, siempre y cuando el aburrimiento no te mate-
Agregué en una sonrisa, mientras irrumpíamos en el camerino que llevaba mi nombre. Dentro del mismo ya se encontraba el personal de maquillaje y de vestuario. Los salude y con una mirada de pesar rompí mi contacto con su mano, mientras me sentaban junto al espejo y así dar comienzo a todo.
-Sobre la mesa, hay algunos bocadillos y cosas que pedí para ti-
Me apure a decir, alzando mi cabeza y buscando el reflejo de sus ojos. No era un modelo especialmente quisquilloso, pero debido a la ocasión había pedido algunos de los bocadillos favoritos de mi chica, y algunos dulces. Sabía que aquellos harían el día más llevadero.

La maquillista comenzó con su trabajo, intercambiando sonrisas conmigo, mientras preguntaba el proceder de tan singular jovencita de la cual había entrado de la mano. Era algo usual, ya que muchos sostenían que éramos la pareja perfecta, y siempre buscaban conocer la historia que se escondía tras nuestros semblantes. Algo que tampoco me molestaba rememorar, ya que si de algo estaba orgulloso, era de lo que sentía por mi chica.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Jue 19 Sep - 17:16

No tengo nada por que culparlo, el me ha dado mi lugar desde hace mucho tiempo y esa es una de las muchas razones del por que yo lo ame tanto.No me siento más mal cuando encuentro en sus palabras paciencia, ternura, cariño y mucha comprensión. Lo miro, agradeciendo que comprenda la emoción contenida, pero tambien mi infundada (quizás) molestia.
Respiro, tranquila, intentando mostrarle que estoy en la mejor disposición posible, por que confío en el con todo lo que ello significa.

Demian toma mi mano, la que tiene entre la suya, y la lleva a su boca. No hablo de lo que hace, siento sus labios en mi piel besando suavemente y me sonrojo, ladeando mi rostro, acercando mi mejilla a mi hombro, sonriendole soñada, entregada, enamorada, por que así es como me siento y espero sentirme así por toda la vida y lo que siga. No me interesa lo que pase, si lo miran o no, el esta conmigo, viene conmigo, no va a botarme y algo es seguro, yo tampoco a el.

Río ante su referencia al aburrimiento, su sonrisa acompaña la burla. Me inclino a el y le acaricio, mientras entramos a un cuarto con su nombre, evidentemente un camerino, pero nada que ver con los camerinos del mundo mágico, esos si. Miro todo alrrededor, por que a pesar de no ser como los que suelo conocer, tienen bastante cosa prometedora. Hay personas adentro que esperaban por Demian, están sonriendo, le sonríen a el, me sonríen a mi. Pronto me entero que son el personal de maquillaje y vestuario.

Demian me suelta, yo lo animo a ir a cumplir su deber mientras observo como sus ojos me observan con el pesar de dejarme. "Te amo" le susurran mis labios con puro movimiento, en silencio, y le sonrió, viendo como lo sientan frente al espejo para comenzar el trabajo. Busco donde sentarme, localizando una silla cercana, entonces escucho su voz sobre los bocadillos. Asiento rápida con la misma sonrisa, sonrojada. Los que están a su alrrededor hacen sonidos de ternura y romanticismo.

Miro los ojos de mi chico, encuentro su mirada entre la sonrisa cómplice. No puedo decir cuanto agradezco estos detalles por parte de mi novio.

Busco la bandeja y tomo un pequeño pastelillo de fresas.Solo de sentir el sabor se me hace agua la boca. ¡Están deliciosos!. Lo como con cuidado mientras observo como la maquillista limpia el rostro de mi chico con cuidado, una loción y un paño de algodón puro. Tengo la boca ocupada con la mermelada como para opinar, pero me siento bien observando todo, hasta ahora solo ha sido el mal rato de Amanda, pero bueno, que puedo hacer, es una chica más, impresionada por el trabajado cuerpo de mi chico, otra chica más como el montón de admiradoras repentinas que le surgieron a Demian en Salem tras su articulo descubierto por corazón de bruja.

Tomo un chocolate de la misma bandeja. Mejor entretenerme con el dulce que pensar cositas tontas. Le sonrío de vez en vez a boca cerrada a mi novio. La maquillista esta poniéndole todo con una maquina rara que llama aerógrafo y el perfil de nariz y mejillas lo hace como debe, con brochas. Le sonríe a Demian, el le devuelve la sonrisa pero se nota que es todo meramente profesional y además esta preguntándole sobre nosotros, sobre como nos conocimos y demás.Yo no hablo, solo escucho, sonrío y río bajito de vez en vez. Todo esto son viejos trucos que recuerdo haber visto hacer a algunas amistades de mi abuela en las campañas de modelaje en la que he podido ser una clara invasora.

En algún momento la chica me mira y me pregunta certificando lo que mi chico le ha dicho.

-bueno, sí, Lo conocí como el dice, en una fiesta...pero lo que no es cierto es que me confeso en ese momento que me amaba, osea fue hasta mucho después cuando nos pusimos de novios, pero claro que el se volvió loco por mi desde el primer momento en que me vio-

reímos juntos, luego miro tiernamente a Demian.

-Esta bien..en realidad yo me volví loca por el...por que después de aquél beso tímido no me lo saco de la cabeza para nada-

Lo miro con mucho cariño.

Están perfilandole la ceja cuando la puerta se abre. Es la encargada de avisos. Nos dice que Demian debe estar en toma dentro de diez minutos más. El asiente. La maquillista apura el paso y la puerta se cierra. Ella sigue con su trabajo y vuelve a preguntarnos, pero esta vez sobre el tiempo que tenemos juntos. Demian responde primero, presumiendo nuestro tiempo de novios de forma orgullosa. Yo asiento cuando la señorita me mira, orgullosa de mi chico. Ella dice que soy afortunada.

-No tienes idea de cuanto...y te aseguro que lo amo demasiado-

Afirmo. Ella termina el trabajo y pone el spray fijador. Llega la chica de vestuario con la ropa y le indica que se lo pondrá al final. Con el cabello solo lo revuelven y hacen un desastre con el spray..un desastre que lo deja más guapo de lo que es.

Nos piden salir. No me molesta, por que Demian debe vestirse y la chica de maquillaje me anima a seguirla para tomar un buen lugar para ver la sesión. Me acerco a Demian para besarle los labios antes de salir el brazo de su maquillista y decirle adiós momentáneamente con la mano.

Afuera lo esperamos unos minutos. Estoy en una periquera alta, del lado izquierdo del set de fotografía. Acomodo mis piernas al frente, cruzadas. La primera en aparecer con un vestido corto con largo solo de la parte trasera, altos tacones y rulos en el pelo con una tiara, es la hija del dueño. La perfuman, le ponen algo más de luz, la preparan en una banca llena de rosas. Parece un cuento pero a mi no me provoca nada mirarla. El siguiente en aparecer es Demian, con un conjunto bastante prometedor que lo hace parecer el príncipe de un cuento. Sonrió mirándole, la chica de maquillaje me pronuncia lo guapo que se ve y asiento. Mirando como empiezan a acomodarlos para la primera sesión.y desde donde estoy le mando la mejor de mis vibras.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Vie 20 Sep - 1:19

El circo comienza y la voz de la oji-gris atenúa la molestia que me causa todo el show del maquillaje. Nunca acabaré de entender el porqué de tantos artilugios para esto, pero nuestro relato hace todo más llevadero.
Mi chica es interrogada acerca de la veracidad de mis palabras y le busco en el reflejo. Rememorar aquello nos hacía bien, nos hacía darnos cuenta lo muy perdidos que nos encontrábamos el uno por el otro. Lo mucho, que en tampoco ya nos pertenecíamos, había sido como un cuento de los hermanos Grimm, y como en cada uno, había tenido su respectiva bruja.
Ellas ríen y su mirada me encuentra. A la que en gesto de reproche acabo por sacarle la lengua de manera juguetona. Y no era mentira lo que decía, ya que sí había perdido la cabeza por ella, en aquella de la fiesta, y que por azares del destino nunca le pregunte su nombre. Pero la providencia nos tenía deparada otra sorpresa en el colegio, porque sin esperarlo nos habíamos encontrado.
-Eso, es porque quien me prueba en una noche de luna llena, repite cielo-
Pronuncio con la complicidad en la mirada. Algo que seguramente no es muy bien captado por la maquillista, quien en seguida busca la mirada de mi chica en busca de alguna explicación, pero que seguramente acaba asumiendo como algún gesto de romanticismo entre los dos. La gente tiene razón, hacemos más sinergia que cualquier otra pareja que halla conocido.
Alice, la maquillista se encuentra dándole dimensiones a mis pestañas y para entretenerme de lo molesto del proceso, nos pregunta acerca del tiempo que llevo con Aimeé.
-Año y 6 meses-
Me apresuro a decir, sin errar en el cálculo. Algo que toma por sorpresa a la joven y que acaba por atenuar con una risa. Indicando que pocos hombres llevaban aquel dato tan a la mano como yo.
Irrumpen en el vestidor, y nos anuncian que solo unos minutos más y debo acudir al set, ya listo. Lo cual no apresura el trabajo de Alice, ya que con solo unos movimientos más, acaba por desacomodar-acomodar, mi cabello.
Con la mitad del trabajo hecho, Alice se lleva a Aimeé a regañadientes fuera del camerino, para así brindarme algo de privacidad. Algo innecesario ya que… bueno.
Veo las ropas y una sonrisa se dibuja en mi rostro luego de colocármelas. Me atavió de príncipe y salgo de mi camerino a la primera oportunidad.
En el set ya el juego de luces esta colocado, y el personal da los últimos toques a la escenografía montada. Me dirijo a ella, haciendo caso a cada una de las instrucciones del director del proyecto. Buscando entre cada espacio que se forma en sus palabras al revisar sus papeletas, la mirada de mi chica, quien seguramente entretenida ha de estar disfrutando de lo lindo verme en aquellas ropas. Le mando un beso al aire, y es Amanda quien me llama a acompañarle cerca de una de las fuentes artificiales.
Sin dudar, hago caso a cada uno de los consejos que la chica y el fotógrafo me dan. Es la mejor forma de llevar las cosas en este trabajo sin herir a los respectivos Egos.
Las posiciones son diversas y el juego de luces que nos acompañan también, ya que en una misma posición debemos estar más de una vez mientras el muggle dispara una y otra vez con su cámara, en la búsqueda de la mejor toma.
Cambiamos de escenografía hacia uno de esos sillones victorianos y es Amanda quien dirige al fotógrafo a lo que ella considera una mejor opción para las tomas. Le sugiere que le recueste sobre el dibam y me acomode como si le despertase con un beso. Aquello no me molesta, pero no puedo evitar volver la mirada hacia donde mi chica seguramente nos esta viendo, pero el personal me impide buscarle con los ojos, así que regreso a la mirada oji-verde de Amanda, quien parece más complacida por sus opciones para las tomas, que el mismo fotógrafo.
Tenerla de ese modo me incomoda, y antes de que pudiese errar en algo, ella me susurra “que me tranquilice, que todo saldrá bien, y que seamos profesionales” con aquel acento británico. Sin más remedio, le hago caso y me excuso por mi falta de experiencia, y le agradezco el que me permita aprender de su experiencia.
Aquella no es la única de las tomas que se sugieren subidas de tono y conforme los minutos avanzan, sus ideas me sacan más de mi zona de confort. Pero es la presencia de Dimitri en el set, la que acaba por eliminar cada una de mis dudas. Ya que con su padre presente, dudaba mucho que Amanda se extralimitase.

Así, que sin objeciones me voy prestando a sus ideas, que van desde las posiciones sugerentes, hasta la apertura de aquella camisa y nuestros cuerpos más juntos.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Vie 20 Sep - 13:01

Estoy pensando aún en las palabras de mi chico dentro del camerino. Claro que quien lo prueba en luna llena siempre regresa a el, la mejor prueba es lo que es y la segunda, soy yo. Ahora que me lo pienso, sería algo extraño haber tenido algo que ver con el en luna llena, sobre todo debido a su condición de licantropía. Río por que entendí la broma desde un principio, pero me resulta muy divertida a mi misma y seguramente demasiado confusa para otros.

Ahora estoy dedicada a su atuendo perfecto, yo nunca imagine que podría verse así, me tiene impactada y seguramente el lo sabe por que se sonríe cuando me ve y me responde el beso al aire con una alevosia que solo puede venir de un hombre enamorado, tan enamorado que así nos dura la eternidad para los dos, y como yo de el. Me pongo algo tiesa cuando Amanda lo toma de la mano y lo lleva con ella, sonriendo ampliamente.

Alice, la chica de maquillaje sonríe cómplice y me hace un poco de cosquilleo juguetón, cuando repite lo afortunada que soy, tras ver que Demian "Solo tiene ojos para mi". Asiento rápida, sonriendo, alegre, sonrojada y tratando de poner atención a lo que va a suceder, seguramente noto que me he puesto algo celosa.

"No te preocupes, ella es así siempre, seguro que ella esta actuando, en realidad Demian es un modelo más y busca que haya química" excusa a la chica. Intento creerle pero mi intuición me dice lo contrario. Solo espero estar equivocada.

Alice me explica cada cosa del set, pero sobre todo me habla de lo que es esta campaña y de lo mucho que se previene ganar con ella. Le pregunto si será campaña de revista y ella ríe, diciéndome que será de revista, de televisión y de espectaculares, lo de la televisión lo explica mostrándome las "cámaras de vídeo" a las que tambien acabo de decir mucho gusto recientemente. Sonrió mirándole, por que se lo que es la revista y el espectacular pero realmente ignoro lo que es una televisión, ya que no se lo he preguntado a Demian, pero es algo que no le voy a decir a Alice por que seguramente dirá que soy rara. Eso de la televisión parece ser algo muy popular por aquí. Alice me mira y dice que, cuando todo acabe, podríamos ir a cenar juntos a un lugar que conoce y que es bastante rico. Se ofrece inclusive a prestarme algo para ponerme y a maquillarme. Ahora me pregunto si me veo tan mal, pero no se lo pregunto a ella, solo sonrío.

-Bueno..eso habrá que preguntárselo a Demian, por que el es el de los tiempos-

Animo. No me molesta convivir, pero quizás mi chico tenga otros planes y yo no soy de ese tipo de novias que agenda enteramente la vida de su novio. Prefiero decidirlo ambos y si el no quiere ir, yo aceptaré de igual forma. El plan era pasar nuestro día juntos, enseñándome exactamente a lo que se dedica para no formarme ideas erróneas.

Escucho el sonido del flash y me vuelvo para ver la sesión, dejando de prestar atención a Alice por un momento. A mi no me gustan las fotos del mundo Muggle por que no pueden moverse como las de nuestro mundo, pero realmente amo la del llavero que nos tomamos en la feria aquella noche, hace un tiempo atrás. Amaré esa noche por siempre.

Alice me pregunta que haremos una vez que acabemos la escuela. La miro perdiéndome una de las fotos. Lo cierto es que Demian y yo aún no hemos hablado de eso por que aún falta tiempo y el terminará un año antes que yo. Supongo lo que toda enamorada quiere suponer y eso es, que al final, estudiaremos en la misma escuela nueva. Una año lejos, lo pasaremos como quiera. Seguramente podremos seguir adaptando nuestra vida juntos, llena de amor.

-El y yo no hemos hablado de ello...pero espero que la carrera por la que vamos a optar este en la misma universidad-

Aclaro mirándole, ella asiente, diciendo que seguro así sera. Vuelvo la mirada a donde Demian. Ahora están en otra escenografía, y realmente ignoro de lo que me he perdido. La rubia se recuesta en el chalet y Demian debe hacer como que la besa. Conozco la escena de algún cuento fantástico y observo desde mi silla. Alice me toma la mano y me susurra al oído que todo es actuación, asiento por que es algo que sé perfectamente, pero mi corazón me insiste de un mal presentimiento.

No es la primera vez que veo a Demian con una chica coqueteandole, pero nunca había sentido lo que siento hoy. Seguramente es una paranoia, considerando que, esto en realidad no tiene mucho sentido de ser. Miro a Alice y le sonrío. Intento conversar con ella durante la sesión, pero mientras ella me habla de marcas, maquillajes, modelos y campañas publicitarias, mi mirada esta grabada en la escena que sube y sube de tono entre caricias sugestivas de parte de Amanda, entre esa insistencia suya de tenerlo cerca, repegado, de que el la toque y pronto estoy segura que eso más que parecer una campaña tierna de una princesa y un príncipe, es una campaña sugestiva.

Alice me mira y me susurra de nuevo que no comprende lo que pasa con Amanda, por que ella no suele dirigir a los directores, pero como es la hija del dueño cualquier cosa puede pasar. No le respondo, cuando escucho la voz de Amanda diciendo que un beso entre ella y Demian sería una excelente idea para la campaña, por que "Con la química que tienen" la gente sentirá ese beso real.

Aprieto la mano de Alice y me convenzo a mi misma de que solo es actuación. Ella me dice que si no quiero ver aquello podemos ir a la zona de café por algo de tomar. Niego, por que esto solo demostraría que no confío en Demian. El director aplaude la idea de Amanda y su padre observa desde un punto....y de pronto me doy cuenta de que no observa la escena de fotografía, sino que nos observa a nosotros, a Alice y a mi. Miro hacia atrás de nosotras, pero solo hay una pared negra. Eso me incomoda. Quizá el tiene algo con Alice, eso debe ser seguro, pero igual, me incomoda la insistencia de su mirada. Ese hombre podría ser mi padre.

Cambian de escenografía una vez más...esta vez es una pared de piedra con enredaderas y flores. Demian debe poner una mano en la pared, acorralando el cuerpo de Amanda, ella una pierna en la suya como enredándolo y el, sostener esa pierna. Esto es algo incomodo, por más actuación que sea, pero lo soporto.

El director indica que el debe acercarse poco a poco y luego besarla de forma que parezca natural; la finalidad es tomar cada momento, como secuencia. No estoy segura de querer verlo pero me quedo ahí. Amanda mira a Demian con sus ojos verdes, grabándolo y estoy segura de que en algún momento ha mirado hacia nosotras, como burlándose.Yo podría decir que me lo he imaginado todo, pero la risita burlona de Alice me lo dice todo, "Esa niña empieza a ser algo desagradable" confirma. No tengo más que pensar.

-¿Cuantas fotos deben ser?-

Pregunto a Alice. El ayudante de director nos pide callarnos con su dedo en la boca en señal de silencio. Me sonrojo y vuelvo a ver la escena. Demian esta ahí, obedeciendo ordenes. El director marca tiempos y la "cámara de video" los sigue. El se acerca, poco a poco a ella, como le indicaron, pero no tan dedicado como cuando se acerca a besarme a mi y agradezco eso. Entonces, cuando la tiene cerca, el beso sucede, lento y caótico. Respiro hondo y el beso es el beso más largo de toda mi vida. Como si no fuera poco, Amanda pide repetirlo por que siente que no ha salido natural y esa misma escena la repiten cuatro, si, cuatro veces.

Por fin, en el ultimo beso alguien grita CORTE, y entonces el director indica que pueden descansar un momento para la siguiente parte de la sesión que se dividirá en cuatro, según me ha dicho Alice. Estoy emocionada por que Demian vendrá conmigo, pero Amanda lo ha tomado de las manos, le dice algo que no alcanzo a escuchar desde mi lugar y le ha besado las mejillas. El director se acerca a ellos, Alice me mira y vuelve a preguntarme por la relación con Demian, quizá para aminorar el pesado momento.

Le cuento de nuestros últimos meses juntos, la primera ida a la playa y entonces hace la incomoda pregunta de "la cama", estoy roja, completamente roja y soy salvada por la campana, cuando siento los brazos de mi chico a mi alrrededor. Demian ha venido y me acurruco con el. Alice ríe y nos da nuestro momento, excusándose para ir al tocador. Le hago un ademán a Demian para que tome asiento en la silla de Alice, así, tenerlo de frente, sentado junto a mi.

-Estuviste excelente-

le felicito con una sonrisa. Quiero que sienta confianza.Después de todo, yo estoy orgullosa de el, aún si quisiera desaparecer a la tal Amanda.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Sáb 21 Sep - 13:36

No quiero ni imaginar lo que ha de estar pasando por la cabeza de la oji-gris en este momento. Porque sé que de estar intercambiando puestos ya habría hecho alguna tontería. Estoy incómodo con la situación, pero necesitaba mostrarme lo más ecuánime posible, ya que esto, había sido mi idea tras el chistesito de la primera sesión que se coló a corazón de bruja. Me lo había buscado yo.
La situación no es algo que pueda ocultar a Amanda, y en un par de ocasiones me pregunta si estoy bien, a lo que solo atino a asentir, dada la proximidad de nuestras escenas.
Doy un respiro largo y profundo y me excuso por lo ligeramente quisquilloso que he estado siendo. Mi compañera me sonríe e indica tener la solución perfecta para “romper el hielo”.
“Debemos besarnos”, esa es su fantástica idea y parece que era lo que el director de cámaras igual pensaba, porque sin chistar comienzan a secundarla y a decir que aquello era lo perfecto para la escena. Intento mirar en la dirección a donde debe estar mi chica, pero en un movimiento de Amanda, esta me obstruye el contacto visual. Se le nota orgullosa por la idea y comienza a preguntarme si aquella posición me presentaba un problema, a lo que solo alcanzo a manifestar con un meneo de la cabeza. Estoy ligeramente en shock.
Con la sonrisa de molde, me dejo guiar por las instrucciones del director y de Amanda. Volvemos al diván, con ella ya recostada y a la espera de mí.
No soy consciente de mis actos hasta que la proximidad de nuestros rostros, ya me permite sentir el calor de su aliento y el aroma de sus labios. Huele bien… pienso furtivamente, mientras me detengo y paso saliva por mi garganta. Es por mucho lo más difícil que he tenido que hacer, y más porque sé que la escena no escapa a los ojos vigilantes de mi chica. Pero no puedo esquivar la bala, si es que quiero demostrarle que aquello no me afecta y que no significa nada.
Amanda percibe mi duda y con su mano que permanece escondida del cuadro de la cámara, me atrae hasta que nuestros labios hacen contacto. Me detesto por unos segundos, ya que otros pensamientos son atraídos a mi psique mientras aquel beso sucede, es profundo y tarda quizás más de lo necesario, pero no es suficiente… ya que el director nos hace repetir aquella escena 3 veces más. Y a cada intento, es una sensación nueva, y me muestro menos reticente.
Pero es la voz de “Corte” del director, la que rompe la escena en la cuarta ocasión, y que una sensación me cruza por la cabeza al observar aquella mirada que le dirige Amanda a Aimeé que me hace recordar tanto a mi ex. Eso o solo aún sigo en shock por lo que acaba de pasar.
Anuncian una pausa en la sesión y antes de poder disponerme a acudir a la compañía de mi chica, es Amanda quien me agarra por el brazo y me retiene unos segundos. Confundido vuelvo mi atención a ella y me indica que lo he hecho bien, y que si quiero escuchar su ideas para las siguientes escenas, me pase por su camerino. Algo que agradezco y me retiro.
Es toda una profesional pienso, con más tranquilidad mientras acudo con mi chica, quien expectante ya me espera con el asiento vacío de Alice.
-¿Sí?, jejeje… Gracias cielo-
Agregó con cierto nerviosismo, mientras le doy un beso a mi chica a manera de saludo y ocupo el lugar de Alice, junto a ella. He pasado por alto, pero al contacto con los labios de Aimeé, he notado aquel sabor a frutas frescas que Amanda me ha pegado en los labios y que incómodo, me apuro a limpiar con una servilleta que tomo de alguna de las mesas.
-Disculpa-
Me apresuro a decir, frotando aquella servilleta en los labios.
-Originalmente esa escena no entraba en el guion, sino te lo hubiera dicho antes…-
Indico, buscando su mano y aferrándola contra la mía.
Aquello y por lo que comenzaba a pensar, varias de las escenas por venir no estaban en la carpeta que me habían entregado antes, pero poco podía hacer, si aún era nuevo en la agencia. Debía conseguir a un mejor agente, de eso no cabía duda.
-Tenemos algunos minutos, antes de continuar. ¿Te gustaría que fuéramos a mi camerino, por algo de…mmm… privacidad?-

Claro, porque lo único que deseaba era estar con mi chica, y de algún modo retirar aquel “mal sabor” de mis labios.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Sáb 21 Sep - 16:08

Y ahí esta de nuevo mi novio, en la silla que antes pertenecía a Alice, la misma Alice que ha salido huyendo de la melosidad con la excusa más tonta que se ha encontrado. Lo cierto es que le agradezco su solidaridad por que de esta forma, puedo estar con Demian tranquila y pasar nuestro momento de novios enamorados. Me besa rápido, fugaz, y el sabor que tiene me dice que no es el suyo sino el de la tal Amanda. No digo nada pero mi rostro cambia considerablemente, por que no quiero ser la novia celosa, pero me hace sentir mal el hecho de verlo besarse con otra, aunque no lo suficiente para gritarle que deje este trabajo. Yo se lo mucho que significa para el este empleo y nunca podría pedirle nada parecido, de hecho es que lo admiro, por que aunque me gusta el modelaje yo no tengo las agallas para andar por la vida haciéndolo, aún si innumerables veces me han invitado para ello. Se disculpa pero le sonrío y niego rápido por que no quiero que se sienta mal por esto, es lo que menos quiero. Yo lo apoyo.

-Hey!, mi amor tranquilo, se que solo hacías tu trabajo, no tienes por que preocuparte-

le acaricio el rostro dulce, suave, por que es mi chico y lo cuido como tal. No importa nada un beso con ella, si ese beso es solo para las cámaras, un beso que no tiene valor sentimental. En cambio cada uno de los besos con mi chico son nuevos, únicos, amorosos y conforme el tiempo nos pasa, se reinventan. Lo bueno de estar con Demian es que nunca caigo en la rutina, jamás hacemos nada igual, nisiquiera las salidas. Me encanta esa libertad que me da para ser yo misma, por eso intento regresarle su favor en la medida. Lo veo limpiarse los labios, pero yo sinceramente estoy despreocupada por todo. Amanda debe saber que todo esto es solo trabajo y yo, debo ser la única tonta que piensa que algo más podría pasar entre este par.

No importa que le haya dicho que no se preocupe, mi amado sigue angustiado y me toma la mano, buscando excusarse, disculparse por lo que sucede. Lo miro con mucha paz. Lo cierto es que si bien no me gusta, no voy a decirle que no lo haga, por que se que esto solo son escenas. Al final del día, el solo quiere estar conmigo. Niego de forma pacífica, por que no quiero que siga preocupado.

-Demian...de verdad no hay problema, yo comprendo que es tu trabajo-

Afirmo acariciándole el rostro. La idea que surge después con referencia al camerino me emociona. Me muerdo un poco el labio mirándole con fingida inocencia y una mano puritana en mi pecho.

-¿A su camerino señor, solos?..pero, ¿Esta seguro que eso es correcto?-

sonrío.

Me levanto caminando delante de el, rumbo a su camerino, sé que me sigue por que lo escucho levantarse tras de mi y sonrió caminando hasta aquella puerta con su nombre. Me volteo solo para encontrármelo ahí, junto a mi. Estoy pegada a la puerta con la mano en la perilla. Le miro de una forma un poco más provocativa y una señorita de vestuario pasa, nos mira y se sigue de largo con una sonrisa pícara. Me sonrojo y miro a mi chico riendo cómplice con el. Todo esto me divierte, lo atraigo hacia mi, lo beso y voy abriendo la puerta del cuarto...entonces la veo ahí adentro.

Sentada en el camerino esta Amanda con su vestido y lo que parece un libreto. Me separo de Demian rápida, sonrojada y aclarándome la garganta. Ella sonríe mirándonos. Se disculpa, pero se que miente en su "sinceridad", luego le habla a el, a mi chico, diciéndole que creyó que le gustaría ver los cambios para la siguiente sesión y que le gustaría repasar antes de volver a empezar.Respiro hondo por que no le creo ni pizca, pero vamos, seguro son cosas mías.

Observo a mi chico sonriendole.

-Oye..si necesitas ir, no hay problema, yo estaré aquí-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Dom 22 Sep - 13:42

Me mira, me acaricia el rostro y dibuja en su rostro esa sonrisa que me hace perder los cabales, porque aquella era una de sus mas grandes facultades. Que sin importar el humor o lo que hiciese, todo lo daba por ver esa imagen en su rostro. Y con ello, comprendí que como sus palabras lo indicaban, no había pasado nada, y que solo eran ideas mías.
A fin de cuentas, lo último que buscaría sería serle infiel. Menos, a una chica como ella. Era el hombre más afortunado de todos.
-Gracias…-
Musito en un tono casi inaudible. Por su comprensión y por todo lo que hace, por estar aquí. Porque aún si me dijera que todo estaba bien, sabía el trabajo que podía significar el ver a la persona que uno ama, de los brazos de otra persona. No era una sensación agradable, y a la que uno pudiera acostumbrarse, pero me alegraba saber que hacia aquel sacrificio, por nosotros.
Tentada, sonríe pícara ante mi propuesta, y aquello solo hace más que alentarme. Ya que solo alcanzo a responderle con una mirada sugestiva y un guiño cómplice. Algo que capta en el instante y se baja de la periquera para dirigirse a nuestro improvisado lecho. Le sigo, y con la mirada le recorro en su sinuoso andar hasta la puerta del camerino.
La escena no pasa desapercibida para algunos de los presentes y solo alcanzan a apresurar el paso y sonreír, sabedores de lo que aquello significa. Y que no es para nada raro, ya que entre todo el estrés… bueno, era saludable aliviar algo de la tensión.
Nuestro andar se detiene, pues la puerta nos obstruye el paso. Pero aquello no interrumpe, lo que en nuestras miradas ya se comienza a fraguar. Se gira, con la puerta a sus espaldas y me invita a perderme entre el dulce y adictivo sabor de sus labios. “Culpable”, dibujo con mis labios, cuando nuestras manos se ciernen sobre la perilla y nos disponemos a entrar y así dar rienda suelta a todo lo que nos hemos ido conteniendo.
Pero es el impulso de sus manos al retirarse de mi contacto, los que me hacen reparar en que algo no esta bien, y giro la vista por el cuarto, hasta que detengo mis ojos en los de la rubia, Amanda.
Mierda… pienso avergonzado. Mientras la rubia dirige su mirada a Aimeé y luego a mí. Pasando por alto lo que seguramente entendía que iba a suceder, pero que por cortesía y profesionalismo no menciona. Algo que agradezco.
-Disculpa, An. No sabía…-
Me apresuro a decir, pero lo ignora. Porque indica que se encuentra ahí para platicar de las restantes escenas y así, estar mejor preparados. Soy un imbécil pienso, pero acabo sonriéndole a mi compañera. Ya que lo único que busca es que esa química no se pierda, y tengamos que recurrir a más besos, para “aliviar” la tensión. Me siento un niño.
Asiento, y miro a mi chica. Quien ya un poco más recompuesta de lo que iba a pasar, me mira y pregunta expectante.
-Lo siento amor. No esperaba que pasara esto… pero, te prometo que te lo compensare… igual y con esto, acabamos más rápido y… bueno, tendríamos más tiempo para nosotros…-
Detestaba tener que excusarme de aquella forma, pero es que igual lo necesitaba. Necesitaba de ella, más que cualquier cosa. Pero las circunstancias no nos favorecían en aquel momento.
-Pero igual y puedes quedarte con nosotros, así nos sirve que puedes dar tu opinión-
Indico, mirando a mi chica y luego a Amanda. Quien termina por decir que es el director quien vendrá en algunos momentos a consultar con nosotros aquellas escenas, y dado lo quisquilloso que es, no sería recomendable que mi novia se quedase con nosotros. Y más con la facultad que tiene para atraer mi mirada y distraerme.
Culpable, por las palabras de Amanda, miró a mi chica. Ya que en el desarrollo de los primeros intentos sobre el diván, había alcanzado a escuchar al director decir, que mi incomodidad frente a esas escenas eran por la presencia de “aquella” rubia que se encontraba junto a Alice.
-Disculpa cielo…-

Acabo diciendo, bajando la mirada.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Dom 22 Sep - 15:21

El tiempo esta corriendo. Amanada y sus cosas, Demian que propone que me quede y luego la explicación larga y tendida del por que no debería hacerlo. Sinceramente no me molesta, lo que yo menos querría es  escuchar las cosas que tiene que decirle a mi novio, pero en lo que si no estoy de acuerdo es en que siga haciéndola de la modelo perfecta cuando es evidente que es tan primeriza como Demian. Lo note desde su manera de caminar y es que he visto eso desde que era una niña. Me deja perpleja que Demian baje la cabeza ante la negativa de Amanda. No esperaba que me pidiera quedarme pero almenos otra forma de reaccionar. No lo juzgaré, después de todo ya muy dificil debe ser  estar tan nervioso y con una chica que se siente el ombligo del universo del modelaje como compañera. Sonrío, no voy a decir nada más.

-No te preocupes cielo, estaré en la cafetería, igual no pensaba quedarme por que no entiendo mucho de estas cosas y seguro solamente te hubiera distraído-

Exclamo con mucho tacto. Me despido de ambos con un gesto tranquilo y salgo del camerino, cerrando la puerta. Necesito darle mi confianza a Demian aún si la realidad es que mi estomago me dice que no debí dejarlos solos, me lo dice mientras duele por el mal presentimiento. Tengo aún la mano a la perilla y niego con la cabeza. Necesito dejar de ser tan paranoica. Suelto la puerta y camino por el pasillo, preguntándole a uno de los jóvenes de intendencia por la cafetería. Me señala un punto al final del pasillo y  le agradezco con un simple gracias y una sonrisa. El me devuelve la sonrisa y sigue de largo, yo hago lo mismo.

Voy observando las puertas de los camerinos y los cuartos, cada uno con letreros, incluyendo el despacho del director y el del dueño. Llego a la ultima puerta y entro sin dilaciones. Adentro hay otro pasillo largo y camino hasta donde escucho algunas voces, con dos puertas al final, Una del lado derecho es la de la cafetería, la otra va a a dar a lo que parece ser un cuarto de embalaje. En la cafetería hay varias mesas y una barra al final con una persona sirviendo detalladamente lo que se pide. Adentro de ese cuarto hay algunas chicas que seguramente o son modelos o son trabajadoras. En una mesa en la esquina junto a otras dos chicas esta Alice. Le sonrío haciendo un ademán con la mano y me pide que vaya con ellas. Asiento pero primero me pido un café y luego lo llevo hasta la mesa con ellas.

Estamos platicando muy tranquilas y seguro es que nada podría salir mal. Las chicas que están con ella son Madelaine y Carol, tambien de maquillaje y peinado, aunque las otras dos, encargadas de la belleza de Amanda. Me platican sobre las exigencias de la hija del jefe, sobre sus gustos raros y lo "impresionada" que se mostró por su compañero modelo,osea mi novio. Me advierten sobre ella, Alice las calla diciendo que no sean aves de mal canto. Yo solo sonrío negando mientras les aclaro que entre Demian y yo hay demasiada confianza.Quiero estar segura de que nada malo sucederá y de pronto quizá en el bullicio o las risa, el café se caé en la mesa y termina derramándose tambien sobre mi blusa. Me levanto rápida antes que me ensucie más e intento quitarme lo más posible con una servilleta pero es imposible. Tendré que ir al baño a limpiarme. Me disculpo antes de levantarme rumbo a los tocadores.

..............................................................................................................................................

Cuando salgo del sanitario la mancha sigue casi como la tenía, solo que menos oscura aunque no por ello menos evidente. Lamento que después de esto una de mis blusas favoritas estará arruinada. Pero eso no me opaca el día y voy de regreso a la cafetería cuando el Dueño del empresa se acerca a mi aunque no me doy cuenta hasta que escucho de su voz mi nombre. No recuerdo habérselo dicho, así que me sorprende que lo sepa. Me vuelvo hacia el con amabilidad saludándole por "Usted", excusándome por mi falta de cuidado con su presencia. Se ríe suave, varonil y me pide que por favor le llame de tu, y me habla sobre mi estancia en el lugar. Me veo tentada a decirle que su hija me ca de bomba, pero me guardo mi comentario, diciendo que todo ha sido excelente. Se sonríe y habla, si, habla sobre su empresa, sobre el lugar, sobre su dinero y sobre lo que es el. Finjo ponerle atención aunque me perdí después de lo de su empresa, principalmente por que los "superiores" nunca me han agradado mucho.

Estoy segura de que cualquier chica se sentiría impresionada. Aquél hombre seguramente fue padre joven, conserva muy bien su persona, tanto que no aparenta la edad que leí sobre el.Resumo todo en un "Bien parecido". Mira mi blusa de pronto y se muestra preocupado, me ofrece prestarme uno de los cambios de repuesto que tienen entre las indumentarias. Me niego de inmediato, no quiero causar molestia. El insiste y me ofrece su brazo. Me siento una completa tonta por haberme negado antes. Sonrojada asiento, pero no me agrada lo que hago y así me pierdo con el entre una puerta que da lugar a unas escaleras. Arriba, llegamos a un cuarto de vestuarios. Es amplio, tiene muchas zonas de ropa y al centro una mesa para corte, con algunas hojas de trazos. Observo todo con una sonrisa. Este debe ser el sueño de muchas mujeres aunque no el mio. Me dice que escoja lo que quiera y en mi idilio personal, no he notado cuando cierra la puerta.

Termino por escojer una blusa sencilla, pero el me sugiere optar por un vestido corto. Me niego con una sonrisa, pienso de verdad que con la blusa sera suficiente. El se acerca hasta que es incomodo y me acaricia la cara alagandome. Esto empieza a ser embarazoso. Desvío mi rostro con un sonrojo fiero en mi rostro. No pienso seguir este juego, aún si no lo conozco bien. El me vuelve el rostro hacia el con algo que me atrevo a llamar cariño. Me mira a los ojos y vuelve a sugerir el vestido. Entonces llevo mis manos a su mano que sostiene mi cara y la retiro con una sonrisa.

-De verdad..la blusa es suficiente...gracias-

Comunico, pero el de nuevo es insistente y la cosa es, que esto no me agrada. Este hombre podría ser mi padre. Me alejo hasta topar con la mesa, el se acerca, entonces miro a la puerta, el se acerca y al oído me dice algo: La puerta tiene llave.Paso saliva nerviosa. Tengo que salir de aquí.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Dom 22 Sep - 19:49

Se despide de mí, e indica que ira a la cafetería a hacer algo de tiempo. No estoy muy conforme por ello, pero bueno, si pudiéramos ahorrar algo de tiempo con lo que decía Amanda que íbamos a hacer, era ganancia. Ya que adelantaríamos mucho del trabajo.
Me encojo de hombros y voy con mi compañera a los sofás que se habían dispuesto en el camerino. Ella con una sonrisa de revista me recibe, supongo porque igual quiere que esto se termine rápido y acuda a sepa dios donde a continuar su vida. No le odio, pero si el hecho de interrumpirnos en aquel momento, aún me tiene algo ciscado.
Sobre sus manos, tiene el guion de las escenas y le veo hojearlas sin detenerse en alguna. Como si ninguna mereciese su atención por algo más de dos segundos.
-¿Esta todo bien?-
Pregunto con extrañeza. Ya que esto se me hace que debimos haberlo hecho antes, si es que hay tantas inconformidades.
Se disculpa y me dice que varias de las escenas requieren algo más, para lograr el impacto que se desea en el público. Que la idea de la campaña es romper el arquetipo del “príncipe”, que todas las chicas tienen en la adolescencia, pero que al ya crecer lo que buscan es a un hombre, a un “lobo feroz”. De ahí las progresiones de las escenas, de algo dulce a inocente a cosas más subidas de tono.
Asiento y son aquellas palabras “lobo feroz”, las que me han dibujado una sonrisa en el rostro, por lo irónico de la situación.
Vuelvo la mirada hacia la puerta del camerino, con la pregunta ahogada en los labios de ¿A que hora va a venir el director?. Algo que no pasa desapercibo para mi compañera, quien al parecer ya ha encontrado alguna escena que mereciese su atención por más de dos segundos.
Es una de las escenas sugestivas en la cama, donde la pareja se va arrancando las ropas quedando semidesnudos en una vorágine de caricias y besos.
Entiendo sus dudas respecto a la escena, pero no muestro objeción a primera vista. Cosa que me pregunta, ya que mi novia esta presente, a lo que le indico que ella comprende lo que estamos haciendo, y que si lo veíamos desde otro punto de vista, mientras más rápido acabemos, más rápido podre compensarle.
Complacida por mi respuesta, me indica que me ponga de pie y me abra la camisa. Dejando de lado el libreto, lejos del alcance de mi mano. No imagino que es lo que pasa por su cabeza, mientras me desprendo uno a uno de los botones, pero si lo que me denota su mirada, ya que era la misma, nublada por el deseo la que surcaba por los ojos de mi ex, cuando todo precedía a los actos de las sábanas.
Pero en este medio, todo son apariencias. Y lo que siempre parece, nunca es.  Por eso es que me confundo tanto, y necesito la guía de gente experimentada como ella.
Termino por desabotonarme la camisa y poniéndose de pie, ella me descubre el pecho de un tirón. Mostrándose así mi torso y en el hombro la cicatriz de mi maldición licana. Pasa sus dedos por mi pecho y me indica que me siente en el sofá con la camisola de príncipe aún en mis hombros, limitando mis movimientos. Es bastante incómodo, pero imagino lo que debe parecer, un gesto de impotencia y de deseo entre la pareja, ya que ella le domina y él solo se limita a parecer expectante.
Es una efecto muy bien logrado, pienso, cuando ella se quita la blusa y deja al descubierto ese sostén en encaje rosa, que muy poco deja a la imaginación. Confundido, ahoga las palabras de mis labios al montarse sobre de mí, en sinuosos movimientos sobre mi pelvis.
-¿estas segura que esta bien esto?... quiero ver el guion…-
Alcanzó a musitar, mientras con sus labios ya recorre mi cuello.
-espera!!, espera!-
Vuelvo a exclamar, pero esta vez, intentando desembarazar mis brazos de la camisola que me aprisiona. Lo cual es bastante difícil, dadas las dimensiones del sofá y la posición de mis brazos.

Con un gesto perverso, lleva su mano a mi boca intentando acallarme. Indicando que si estoy en esa posición, es por que así lo he querido, y porque ella así lo ha decidido. Que esta en sus manos mi futuro y que mejor me limitase a disfrutar… que el premiado, a fin de cuentas era yo.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Dom 22 Sep - 22:04

Si, estoy asustada, pero no a un punto de terror. El hombre se acerca y me acorrala en la mesa.

-Déjeme ir y no se lo diré a nadie..-

Suplico y el se ríe suave, diciendo que todo estará bien y que mi novio no tiene por que saber nada. Yo respiro ladeando mi rostro, evitándole que pueda rozarme la cara pero dándole así, sin querer, espacio a mi cuello.

-Por favor deténgase..-

Exclamo intentando alejarlo.El vejete me pasa la nariz por el cuello, me besa la piel y yo miro desesperada a la puerta como si de alguna manera mágicamente fuera a poder sacar mi varita, romper las reglas, hacer magia y huir. Respiro hondo, respiro, vuelvo a respirar, no puedo perder el control sobre todo, sobre mi misma. El empieza a pasar su mano por los botones de mi blusa humedecida por el accidente del café y arranca los dos primeros, entonces pienso en gritar pero parece prever mi movimiento y lleva su mano a mi boca ajustándome. Lo miro a los ojos con cierto miedo en la mirada, y pasa su boca despacio hasta el lado de mi cara, hablándome de nuevo al oído, diciéndome que a esa distancia nadie va a escucharnos. Empiezo a sentir verdadero miedo, por que no importa como, el es más grande y fuerte de lo que yo soy. Lo aparto un momento, buscando ganar tiempo.

-Espere...esto no tiene por que ser así..por que...por que no me pruebo el vestido, si..el que me ha sugerido y...y luego podemos ver ..lo demás-

El hombre sonríe y asiente. Me suelta y me entrega el vestido que había dejado sobre la mesa. Es un vestido corto, rosa pálido. Lo tomo en mis manos y camino buscando algún punto donde pueda ocultarme para ponérmelo. El espera sonriendo, es evidente que este es el único cuarto, no hay vestidores. Lo miro, no borra esa estúpida sonrisa de su rostro de magnate. Me sonrojo y empiezo a desabotonarme la blusa yo sola pero entonces la puerta se abre. Una de las chicas de reparto ha venido por un vestuario y a abierto la puerta con su llave. Hecho a correr hacia la puerta, el hombre me agarra del brazo y la mujer nos mira. Entonces hago lo que ninguna chica en sus cabales haría:Lo muerdo, si, como animalito de jaula. El hombre me suelta de inmediato y salgo corriendo, casi empujando a la pobre chica que entiende lo que quiere entender.

No tengo cuidado de donde piso, yo solo corro, corro por que necesito salir de ahí. Lo escucho gritarme en la escalera tras haber regañado a la mujer, pero no me detengo. Empujo la puerta del corredor y salgo corriendo, corriendo por todo el pasillo rumbo al camerino de Demian. Necesito irme de aquí. Me detengo frente a la puerta, pero no titubeo más cuando lo veo venir por el pasillo aunque caminando, advirtiéndome con la mirada llena de ira. Abro la puerta y entro de golpe. El escándalo se posa en mis ojos cuando la veo a ella, con el, semidesnudos y...en aquella situación. Me quedo perpleja y hasta he olvidado que mi blusa esta casi completamente abierta y mi cabello algo despeinado.

-¿Demian?-

pregunto con los ojos llorosos, pero no me detengo a que me explique nada. Salgo del camerino dejando la puerta abierta, Alice esta afuera y me bloquea el paso, la miro y ella se mueve, necesito salir de aquí pronto.

El padre de Amanda me mira salir y va detrás de mi, afortunadamente Alice es la que sale corriendo tras haber sido la que presencio la escena y le pide que me deje tranquila, creo que ella si que sabe lo que ha pasado. Yo solo quiero irme y en eso pienso mientras espero el elevador.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 23 Sep - 0:28

Sin comprender el porqué de la actitud de Amanda, intentaba resistirme a lo que intentaba, no ser tan brusco para que no se prestase a otra interpretación, a fin de cuentas buscaba conservar mi empleo, y que lo que fuera que intentaba hacer Amanda, aún guardaba la esperanza de que fuese mera actuación.
-Amanda, porfavor!!-
Pronuncie, intentando que recuperase la compostura, mientras continuaba en mi fallido intento de sacarme la camisola. Algo sin mucho éxito ya que la rubia dejaba su peso en contra del mío, lo cual dificultaba más mi empresa.
Sus movimientos subían de intensidad, y la reciente excitación experimentada con mi chica, volvía nuevamente. Aquello no paso desadvertido para Amanda, quien complacida por sus efectos en mí ya dejaba entrever que aquello ya estaba muy por de lejos de la actuación y de los ensayos.
-Es suficiente! Ya!-
Volví a decir, tirando mi peso hacia adelante. Cuando el sonido del pestillo a nuestras espaldas nos anunciaba que alguien intentaba entrar al camerino. Mis alarmas se dispararon al momento ya que lo último que necesitaba era que nos viesen de aquella situación y todo se saliese de control. Y más con Aimeé rondando por allá.
Fue esta última la que exclamo mi nombre una vez la puerta estuvo abierta. Y no hice más que volver la mirada a donde esta se encontraba. Maldición!  Pensé, mientras le veía desaparecer en el Umbral del camerino. Como pude, logre sacar uno de mis brazos de la camisola y tomando con fuerza de la cintura a la rubia, me libre de su presa.
Clamo mi nombre y amenazo con que si desaparecía de esa habitación ni se me ocurriese regresar a pedir trabajo en aquella agencia. Algo que poco me importaba a aquellas alturas, ya que el amor de mi vida amenazaba con desaparecer de aquel sitio, sin mí. Y con la imagen de algo que jamás sería capaz de hacerle.
-Aimeé!!-
Exclamé, mientras me salía de la habitación. Agencias había un millón en nueva york, pero solo  una de entre todas las personas en el mundo, me correspondía de tal forma como lo hacía la oji-gris. Y eso, no era algo para tomar a la ligera.
Corrí tras ella, sin importar la imagen que presentaba. Con la camisola abierta y en el rostro la preocupación de no saber donde pudiese estar.
Es Alice quien en plena refriega con Dimitri, me señala la dirección que ha tomado mi chica, a la que sigo hasta llegar a los pasillos que dan a los elevadores.
-Aimeé…-
Vuelvo a pronunciar, acortando la distancia entre nosotros. Me falta el aire…
-Espera por favor, no…, no es lo que parece…-
Vuelvo a decir, recuperándome de mi pequeña carrera. Y elevando la mirada al estado de mi pequeña oji-gris. Es su mirada, la tenue huella de sus lágrimas sobre el maquillaje, y el estado de sus ropas, las que me alertan que aquello no es solo lo que ha presenciado, sino, algo más.
 -¿Que… Que te paso?-

Me apresuro a decir, nervioso. Mientras el “ting” del elevador, nos anuncia su proximidad a nuestro piso.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 23 Sep - 0:51

Estoy ahí, hecha un mar de llanto, el elevador no sube y yo solo quiero irme; esto ha sido por mucho el peor día de mi vida, no debí venir, no debería estar aquí, debí haber hecho caso a mis instintos como mujer, simplemente debí haberle pedido a Demian que no viniéramos que dejara esto, pero no, aquí estoy y por ello es que todo esto me ha pasado. Intento acomodarme la blusa lo mejor que puedo pero no funciona mucho, los primeros dos botones no están y mi cabello, ¡Al demonio con mi cabello! yo solo quiero irme de aquí. Ya tendré tiempo para hablar con Demian pero no ahora, no en este momento, no, no puedo, con todo lo que ha pasado no podría comprende nada, no podría decirlo cuanto me ha dolido verlo con ella, como lo esperaba desde un principio, cuando me recrimine el haberlo pensado y ahora quisiera golpearme la cabeza por haber sido tan estúpida. No puedo entender como no pude prever nada, o más bien como lo hice y lo pasé de largo. Estoy ahí sola, sola como nunca antes, simplemente sola. No se cuanto ha pasado y el elevador sigue sin subir, vuelvo a picar el botón un sin fin de veces desesperada y entonces escucho su voz.

No puedo volverme a verlo.

Ha dicho mi nombre, Me vuelvo a mirarlo y tengo el sentimiento a flor de piel, tanto que hierve.

Sus ojos son sinceros, limpios, esta ahí con ese dejo en su cara que conozco, esa cara que hace cuando esta arrepentido, aún si jamás peleamos. Respira hondo, ha venido corriendo tras de mi y aunque yo podría elegir no escucharlo me quedo parada, en parte por que no tengo otro lado al que ir.Se esta disculpando con palabras, y sollozo cubriéndome los ojos como una niña pequeña que no sabe que hacer.

-Estabas con ella...era nuestro momento y la has preferido a ella-

Y de pronto su voz de nuevo tras un momento de silencio. Me ha mirado, me ha mirado por que pregunta que ha pasado, asustado, sorprendido y entonces reacciono. Demian...si le digo la verdad va a matar a alguien.

El elevador suena y me abrazo a el.

-Por favor..por favor sácame de aquí..me quiero ir-

pronuncio como una niña asustada, en su refugio, de el, de mi amor. No lo comprende, no se lo puedo explicar, pero créo que lo entenderá después.

-por favor Demi..por favor...tengo miedo sácame de aquí, prometo contártelo todo en cuanto nos vayamos, o si debes quedarte quédate pero déjame irme..no puedo estar aquí ni un minuto más-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 23 Sep - 1:19

El dolor, las justificaciones, pueden esperar. Porque algo ha pasado mientras él y la loca hija del dueño de la agencia han estado perdiendo el tiempo en el camerino. Algo lo suficientemente grave para que además del impacto de verle con la rubia, se encontrase en ese estado. La mera idea de que algo o alguien le hubiese hecho algo, le rabia, le enerva…y más, porque seguramente lo usaría de receptáculo de todas las frustraciones de aquel día.
Pero mis fatídicos pensamientos se truncan, al sentir el roce de sus manos rodeándome. Su voz suena temerosa y las lágrimas de sus ojos, me externan el terror que seguramente ha pasado.
No alcanzo a pronunciar palabra alguna, pero acepto la petición de mi chica. Con la puerta del ascensor abierta, nos adentramos, entre el silencio que se extiende entre nosotros. Solo roto, por los sollozos que de vez en vez la oji-gris musita.
Permanezco con la mirada clavada en la puerta que se cierra luego de unos segundos de entrar. Con la ligera esperanza de que fuese quien fuese el que le halla causado esto a mi chica, cometiese la estupidez de volver. Ya un cretino lo había intentado hace un año, y casi muerto había acabado en el interior de una cueva. No era esencialmente violento, pero como cualquier persona, solo eran necesarios presenciar unos botones para que todo se desatase.
De reojo, observo la prenda entre abierta de mi chica. Y sin importarme el estado de mi torso desnudo, le tiendo mi camisola para protegerle de miradas indiscretas. Porque aún debíamos salir del edificio, y con la grabación a medio andar, seguro que nos pedirían alguna explicación.
-Ponte esto-
Le indico, tendiéndole la camisola. Mientras mis ojos se clavan en la pequeña pantalla que en contador regresivo nos anuncia que nos acercamos a nuestro destino.
-No vuelvas a creer que por un instante, mi trabajo es más importante que tú, nunca… todo lo hago por ti-
Acabo diciendo, mientras la puerta del ascensor se abre. Y es ahora, la asistente de Dimitri quien nos espera, soltando una retahíla de estatutos a los que estaría incumpliendo, si cruzo la puerta de ese edificio.
Era consiente de lo que sucedería si aquello pasaba, pero poco me importaba ya.
-Piérdete-

Le espeto, mientras nos abrimos paso en el Hall, para salir del lugar y tomar el primer taxi que se nos cruce enfrente.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 23 Sep - 19:25

Estamos en el elevador y yo no me suelto de su cuerpo, sollozando, con algo de miedo, con algo de coraje, con algo de impotencia y mucho dolor por la escena de Demian con Amanda. Nunca pensé que podría ver eso de el, es decir, se bien de su pasado, pero creí que se sentía completo conmigo, y que nisiquiera alguien como ella podía quitarme de su corazón y de su mente. No podía entender que era lo que buscaba en ella, ¿Es que acaso yo le aburría?...pero, ¿Y si todo había sido un truco? ¿Y si el padre de Amanda estaba confabulado?, me resisto a pensar en cualquier idea loca y me mantengo ahí abrazada a el por que su calor es lo único que reconforta mi malestar. Vamos bajando de pisos, escucho el tintineo de cada movimiento descendente que me parece eterno.

De pronto se quita la camisa y me la da, lo miro, no puedo dejarlo así pero comprendo que se preocupa más por verme así como voy. Asiento y la tomo, colocándomela para darle calma. El desvía su mirada de mi y la pasa a la pantalla del elevador. Yo me siento más tranquila con el aquí y con todo.

El elevador sigue bajando y el habla sin mirarme a los ojos.

Sonrojada asiento. El elevador se detiene y las puertas se abren. Bajo junto a el y caminamos rumbo a la salida. La asistente del Dueño nos bloquea el paso advirtiéndole a Demian que van a despedirlo. Lo miro preocupada. El pide que se mueva de una manera grotesca. Yo no quiero que trabaje más en este lugar pero sé lo que esto significa para el aun si no es más importante que yo, como el me ha dicho. Lo detengo del brazo antes de que salgamos.

-Demian...no quiero que lo pierdas todo por mi culpa..por favor yo..yo puedo irme sola-


Me mira.Me lo dice todo con los ojos y asiento abrazándome de el, y caminando. El primer taxi que pasa es detenido por la mano de mi novio. Abre la puerta, entro y luego entra el. Apenas hemos cerrado la puerta cuando Dimitri se asoma por los cristales a punto de salir, tras el viene Amanda. Mis ojos lo miran con bastante temor y me sostengo del brazo de Demian. Afortunadamente el taxista ha arrancado. Me resguardo de nuevo en el cuerpo de mi novio.

-Gracias..-

Le digo sin dudarlo, no solo por esto que hace sino por que me he dado cuenta de que todo ha sido un malentendido, estoy segura de que el no tiene nada que ver con ella. Seguro ha sido ella, al igual que Dimitri, el que lo ha buscado todo sin dar lugar a defenderse. El taxista maneja y de vez en vez mira al retrovisor. No puedo volver así al colegio, seguramente todos en Salem se preguntarán que le paso a mi ropa y encima, juntamos la vestimenta de Demian. Paso saliva por que es lo que menos importa.

-De verdad lamento que tuvieras que perder tu trabajo-

me disculpo de nuevo.

-Yo esperaba que todo esto fuera diferente...pero siempre te meto en líos...-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 23 Sep - 22:04

Sucede todo tan rápido, pero atino a comprender algo de lo que ha pasado. Es la manera en la que sus ojos me lo indican, cuando vemos en el reflejo de la ventana del cristal a Dimitri y tras de él a su hija, que alcanzo a entender que entre ella y mi chica ha pasado algo, pero me lo callo. Es la última vez que le quito la mirada a donde esta se encuentre. Ya había tenido un aviso el año pasado, tras el baile y su coronación. Que solo fueron necesarios unos segundos que se perdiese de mi vista para casi terminar matando a un desconocido en aquella cueva.
Se remueve a mi costado y se abraza. Su respiración se recupera, y eso me dice que ya se encuentra  más tranquila, y eso me reconforta.
-Pierde cuidado cielo, es la última vez que trabajo para una tipa tan loca-
Agrego, más relajado con una media sonrisa, buscando el rostro de mi chica.
-Aunque, creo que después de esto, me buscare a un agente… debí sospechar que algo andaba mal, cuando empezaron a cambiar todo el rol de un minuto a otro. Pensé que todo era por el profesionalismo de ella, pero…-
Hago una pausa, y esas últimas palabras me las guardo. Nunca me he acostumbrado a que las mujeres me mirasen de aquella forma. Y más que cometiesen semejantes estupideces. En los hombres era normal, la mayoría procesábamos con 2 o 3 neuronas, pero no ellas… de ahí mi reticencia siempre a pensar en sus malas intenciones.
Se disculpa de nuevo, y le atraigo para mí. Ignorando la insistente mirada del taxista, quien aún sin instrucciones conduce sin objeción.
-Ya no te preocupes, seré más cuidadoso… y la próxima, te preguntare si algo no te huele bien. A fin de cuentas ustedes las mujeres tienen siempre un sexto sentido para esto.-
Agrego en tono juguetón, acariciando sus labios con los míos y volviendo la atención al señor que vuelve a mirarnos con el retrovisor.
Busco en lo que queda de mis ropas, y de ella extraigo mi billetera, y de ella una de esas tarjetas en color mate, con la leyenda del título de mmi tío y se la entrego al taxista, con la instrucción de llevarnos ahí. Era uno de sus pisos en la exclusiva zona de Soho, y que ahora debido a las recientes investigaciones, él ha abandonado, pero que a veces uso como refugio. Los últimos acontecimientos en mi familia, me han llevado a mudarme en más de una ocasión.
-Necesitamos cambiarnos, no podemos llegar en este estado a Salem, nos meteríamos en problemas-
Digo, relajando mi peso sobre el asiento. Muero por preguntar lo que ha sucedido entre ella y Dimitri, pero aún hay que hacer algo de tiempo, para que la herida se cure sola.
-Mi tío y mis padres, han salido del país por trabajo. Así que no correremos el riesgo de ser descubiertos como la última vez… aunque, ahora no podremos pasar la noche aquí. Debemos regresar al colegio.-
Me apresuro a decir, antes de que la oji-gris hiciese las preguntas inadecuadas. 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 23 Sep - 22:37

Me tiene abrazada a el, consolando el dolor del que no me pregunta pero resguarda e intenta eliminar con su cariño y su cautela. Me gusta este lado tierno de mi chico, este lado que me dice que siempre estaremos bien, este lado que me dice que al final del día y de los tiempos nada malo va a pasarnos y nadie va a dañarnos si estamos alrrededor, si estamos juntos. El taxi sigue sin rumbo, sin haberle dado una dirección. Demian no lo detiene, lo veo mientras me habla de buscar un agente y me alegra que siga pensando en el modelaje. Estoy segura de que con un buen agente no tenemos por que pasar por malos ratos. Al final solo me da lo que debe, y reclama mis labios con los suyos, rozándolos. Me sabe a frutas pero no se lo recrimino por que eso es hoja que debemos pasar. me siento orgullosa del hombre que me tiene a su lado, no solo por que lo amo con locura y no podría amar jamás a nadie así, sino por lo mucho que me quiere, que me respeta y me valora. Es la clase de chico que no consigues siempre. Soy afortunada.

Demian busca en su pantalón la cartera. Lo observo mientras saca una tarjeta que lo veo dar al chófer. Este asiente al leer la dirección y entender la indicación. Así lo siento evadir algunos autos y dar vuelta en la siguiente avenida donde el tráfico nos apresa. Dentro del taxi el tiempo se me pasa en los brazos de mi novio, y me sonrío cuando pasamos por el costado de un auto y una mujer mayor se vuelve para mirar al pecho de mi novio, ese pecho desnudo. Empiezo a acostumbrarme a esas miradas aunque no me parezcan correctas en lo absoluto. Solo doy una negativa, ruedo los ojos y me quedo en mi lugar con una sonrisa graciosa. No podré borrar nunca el hecho de que mi novio resulta atractivo para el género femenino. Eso debería hacerme sentir orgullosa siempre y cuando el no corresponda a esos cumplidos, miradas y otros.

El taxista avanza por varias calles. La música que suena me hace preguntarme de donde sale. Observo la caja mágica al frente y pregunto a Demian por su nombre. Lo llama estéreo y me emociono mirando el montón de botones. El taxista me mira de reojo, por que estoy emocionada con el estéreo, se sonríe y mira a Demian por el retrovisor con la gracia de quien ve a un niño hacer una travesura. Retomo bien mi sitio, ahí donde debo y me voy quietecita mirando todo hasta que el auto se detiene y el taxista anuncia que hemos llegado. Demian baja primero, me extiende su mano y le sigo. Abajo espero que el liquide todo con el taxista mientras veo una mariposa que revolotea.

-Adios señor Mariposa-

Exclamo. Demian llega poco después y lo observo. No necesito que me diga lo que paso allá, prefiero no pensarlo. A nuestro alrrededor solo hay edificios, pero el que tenemos aqui, es un edificio enorme de departamentos con una bonita entrada principal donde un hombre vestido de traje y sombrero gracioso, parecido a los botones de los hoteles, espera. Se acerca a Saludar a Demian y yo los observo. Es evidente que se conocen. Yo solo aguardo deteniéndome bien la camisola para que no se abra.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 23 Sep - 23:16

El tiempo sigue su curso, y con las nuevas instrucciones ya el taxista deja de conducir sin rumbo. Mientras mi chica vuelve la mirada a todo ese mundo que nunca deja de parecerle extraño y a la vez fascinante. Me señala el estéreo del taxi, y como en cada ocasión le explico la función del mismo. Ignorando la mirada que el hombre nos dirige a tan peculiar forma de conversación, que seguramente le parece tan ajena, pero que no cuestiona.
El silencio entre nosotros encuentra cabida, y lo disfrutamos. Entre la sensación reconfortante de nuestra compañía los minutos pasan volando, hasta que el rascacielos en color ébano se aparece a nuestro costado. Habíamos llegado.
Con cuidado, me bajo del auto y ayudo a mi novia con la misma. Deteniéndome un segundo a extraer unos billetes de mi billetera y entregárselos al buen hombre. Mientras la oji-gris, despide con total singularidad a una pequeña mariposa que se cruza frente a nosotros.
Extrañado, pero con una sonrisa, observó al colorido insecto perderse hacia el edificio, mientras alcanzo a mi chica y le tomo de la mano. Decir que me extrañaban esas actitudes en la oji-gris, era absolutamente falso, ya que con el tiempo me había ido acostumbrando. Era un amor en la extensión de la palabra y en cada ser, siempre tendía a ver el ramillete de virtudes que este poseía. Era única, y me encantaba.
Nos acercamos al edificio, y el hombre trajeado de la puerta me reconoce. Y se acerca a saludarnos. Con ese marcado tono inglés nos indica que mi tío no se encuentra (algo que ya sabía), y nos sede el paso. Sin hacer más preguntas. Ya que la indiscreción nunca formaba parte del profesionalismo de estas personas.
Busco nuevamente en mi billetera, y de ahí saco una de las tarjetas magnéticas con las iniciales de mi tío. Que al igual que yo, había disfrutado toda la vida de su vida como mago y como muggle.
Paso la tarjeta y el ascensor se abre para nosotros.
-Creo que entre las cosas de la sesión anterior, tengo algunas tarjetas de agentes-

Indico, luego de teclear el piso al que vamos.
-A muchos les sorprendía que hubiera llegado hasta ahí, sin uno… y ahora veo porque-

Nunca hubiera imaginado lo problemático que sería, y me contuve en mencionar otra de las propuestas que se me hicieron una vez que esas fotos salieron a la luz. Era inconcebible, por mucho dinero que pagaran el sopesar aquella idea, y mucho más, el que mi chica se enterase. Así, que lo mejor era buscar un agente normal, para un empleo normal, porque con la aplicación de la universidad en puerta, y sin el contacto de mis padres. No tenía la menor idea de donde iba a sacar para pagar la matrícula.
El sonido peculiar del ascensor, nos alertó de la llegada al piso de mi tío. Era uno de esos penthouse que los excéntricos utilizaban para vivir en las grandes ciudades, con objetos de importación, y caprichos que solo los hombres solteros y adinerados podían darse. Anime a mi chica con la mirada, y luego de pasar nuevamente la tarjeta-llave, irrumpimos en el sitio. Era espectacular, pero tenía ese aire de olvido en el ambiente, como el que uno encuentra en un baúl, que ha sido olvidado y descuidado por los años. Era una sensación extraña, ya que la empresa del edificio se encargaba de limpiarlo cada tercer día.
Deje mis cosas sobre la barra del minibar, y observé los sobres y pergaminos que se encontraban sobre este, eran cartas sin remitente, y en alemán. Pero desconocía de quien fuesen ya que la caligrafía, no era algo que reconociese. Las deje en su sitio y volví para ver a mi chica.
-No creo que encuentres ropa de chica aquí, pero hay algo de mi ropa en aquel cuarto. Por si quieres ponerte algo, y yo me doy una ducha-
Acabe diciendo, luego de darle un beso y encaminarme al baño del cuarto principal.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Mar 24 Sep - 1:15

Una sonrisa, un saludo y vamos dentro del edificio sin más preguntas. Es obvio que el tío de Demian no se encuentra y eso me da cierta tranquilidad por que no existe impedimento o alerta de nada.

Un elevador más, pero este es diferente por que lo ha abierto con una llave de tarjeta. Subimos y estamos ascendiendo, lo sé por el movimiento. De nuevo empieza la emoción del día y casi podría olvidar que voy con la blusa rota si no fuera por que veo el pecho desnudo de mi novio frente a mi. me sonrojo dirigiéndole una de esas miradas indiscretas que le dicen lo mucho que me gusta y lo poco más tentador que siempre me resulta. Acaricio mi cabello en un aire despreocupado pero nervioso y entonces el me habla del mundo del modelaje nuevamente, pero esta vez no propiamente de lo recientemente ocurrido sino de conseguir un agente, lo cual me parece una excelente idea sin contar que nada podría ser mejor que eso, por la seguridad suya tambien, que donde siga topándose con más Amandas, yo voy a volverme loca.

-Seguro que pronto volverás a colocarte, yo tengo mucha fe en ello y además, yo seguiría comprando las revistas donde tu sales-


Digo algo burlona, pero en la gracia para el.

La puerta del ascensor se abre repentinamente y yo escucho el sonido con una sonrisa en los labios preparada para salir en cuanto todo se vea claro. Mi chico sale y yo con el. La siguiente puerta resguarda el verdadero tesoro y con la llave correcta te abre paso a cualquier mundo perfecto. El lugar parece sacado de una revista de promoción de sitios bellos u otra así, como de un famoso. Me da miedo entrar y quebrar algo, me da miedo inclusive respirar el aire que existe ahí dentro pues tengo el punto mal entendido de que quizá no me pertenezca como nada de lo que esta aquí. Entonces pienso que igual no debería, no no debería pasar.

Demian me anima y termino obedeciendo, pero muy metódicamente, cuidando de no tocar nada con mis ojos mirando todo alrrededor. No es que no haya estado en una casa como esta, claro que no, por que las casas de mis abuelos son iguales, pero siempre tengo este instinto sumamente precavido. El lugar huele a guardado. No puedo evitar notar que tiene mucho tiempo solo, pero no hago preguntas, más vale no hacerlo. El tío de Demian es una persona ocupada y nunca olvidare la ultima vez que nos encontró en aquella noche de luna.

Estoy mirando todo con cautela, y rozo un poco el polvo de una mesilla, notando la figura al centro, una extraña escultura que jamás vi antes.

Demian me avisa de su plan de baño. Me besa y se aleja, no sin antes indicarme lo de la ropa y el cuarto. Asiento mirándolo indiscretamente de reojo mientras se aleja. Es increíble pero después de un año y medio de novios, aún sigue dándome pena mirarlo directamente si va semidesnudo o desnudo. Sonrió sonrojada y quito mi atención de la mesilla para recorrer el resto del penthouse buscando la ropa pero más que nada conociéndolo y así me paso un rato.

Entro al cuarto y encuentro una cama, un tocador y un baño. Me meto al baño para lavarme las manos y la cara. Luego de salir, me quito la camisola y la dejo sobre la cama, luego busco en el closeth con la blusa mía aún puesta. Encuentro una camisa de color rojo a cuadros. Es algo que no imagino usando a mi chico a pesar de lo amplio de estos. Me quito la blusa y me la coloco encima. Luego me doy cuenta que parece bata, así que me saco el pantalón y me quedo solo con la camisa. Estaremos aquí un tiempo y hace algo de calor.

Me tiro sobre la cama y acaricio la colcha. También huele a Guardado. Respiro hondo y miro al techo, pensando las cosas. Luego escucho la voz de Demian y creo que me habla. Voy corriendo a donde el y abro de golpe la puerta. Lo encuentro cubierto solo por la toalla y mojado. Me quedo ahí y le doy la espalda rápido mientras el ríe y yo acompaño sus risas. Esto es algo a lo que debo acostumbrarme.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Mar 24 Sep - 1:38

Debo apresurarme… pienso, cuando entro al cuarto de baño. Han pasado ya 4 meses desde la última vez que vi a mis padres y a mi tío. Aún en estas fechas soy incapaz de saber a ciencia cierta que es lo que sucedió. Pero todo ha ido en un efecto dominó, el desastre en salem, lo sucedido con el cuerpo de Aurores, los comunicados de los diversos diarios. Algo de todo aquello no encajaba, y sus padres lo querían demasiado como para involucrarlo, de ahí que habían roto la comunicación, con solo la última instrucción, de “sobrevive, sigue estudiando. Tu familia de te quiere”.
Había mantenido a Aimeé al margen de todo, por que el mismo tenía dificultades para sobrellevar todo aquello aún. No alcanzaba a comprender, y se había dado a la tarea de seguir aquella instrucción, tomando prestadas varias de las pertenencias de su tío. Pero sin pasar mucho tiempo, ya que fuese lo que había pasado, seguramente aún rondaría cerca y aquel lugar, sería uno de los primeros que tuviesen vigilados.
Deshecho aquellas ideas paranoicas y me deshago de la ropa que me queda, para entrar a la regadera. El agua esta fría y es justamente lo que necesito, para quitarme esa sensación de hace unos minutos. No había podido evitarlo, pero  no había salido muy bien librado de mi pequeño encuentro con Amanda. De ahí, mi pequeño énfasis en tallarme bien y retirarme aquel aroma del cuerpo, ya que sin quererlo, en mis instintos se había quedado grabado.
Me doy cuenta que he olvidado cerrar la puerta de la ducha, cuando termino y salgo de la regadera.
-AMOR, SI GUSTAS PUEDES DUCHARTE!!-

Exclamo, intentando hacerme escuchar a donde quiere que este mi chica. Quien mientras me coloco la toalla, le veo aparecer con el rostro sorpresivo, de verme en aquel estado. Y que rápidamente se da la vuelta.
No puedo evitar reír ante lo cómico de la situación, y me acerco por detrás de la rubia.
-Me encanta ponerte  en este tipo de aprietos, comienzo a verlo como una especie de reto…-

Le indico, en voz seductora. Mientras le rodeo con mis brazos.
-No es de mis camisas favoritas, pero me encanta como se ve en ti-

Agrego, en el mismo tenor. Buscando el rubor de sus mejillas y de su mirada.
-Te decía, que si querías darte una ducha… en lo que vemos como arreglar lo de tu ropa… ó…-
La última vocal, me la guardo en el silencio, ya que he posado mis labios sobre el espacio que la camisa deja al descubierto en sus hombros. Ya que la escena no suscitada entre nosotros en el camerino, aún me acosa.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Mar 24 Sep - 20:36

Estamos riendo y aunque para cualquiera esto sería estúpido dado que nosotros somos novios, puedo decir que no es como que ya vea el verlo desnudo como algo normal. Apenas había pasado un año cuando accedí a Demian, como nunca había accedido a nadie. No puedo describir lo que significo y significa aún aquél momento para mi. Muchos me lo habían descrito y otros tantos, advertido, como si fuera algo que temer. Yo no me atrevería a narrárselo a nadie por la simple razón de que no tenía, ni tendría jamás las palabras correctas para decir exactamente como fue. Solo se que es una chispa, es ardor, es deseo, es...algo que no puedes parar y que, si lo combinas con esa revoloteara de cabeza y el latir rápido protector, no tiene más nombre que la escencia sin pronunciación.

Se acerca entre las risas que nos damos, compartiendo el momento que para mi resulta embarazoso y para el, divertido. Me rodea por detrás y puedo sentir la proximidad de su cuerpo mojado, solo cubierto en una parte por la toalla. Cierro mis ojos sonrojada y entreabro los labios respirando suavecito por que su tacto me causa un escalofrío placentero que siempre suele darme al recordar sus besos y sus manos por la piel. Su voz me acaricia los oídos y se revolotea como mariposas por todo mi ser, como si estuviera cocinando algo con el fuego muy bajito. Me sonrío y abro los ojos, dejando que me abrace a su figura.

Su cumplido por la camisa ya no me quita el sueño y solo río como una niña que le causa gracia un chiste, ladeando mi rostro junto con la curvatura de mi cuerpo para encontrarme el suyo con una mirada tras de mi y sonreír.

-Si, pensé que se vería mejor en mi, por que ¿Sabes? yo puedo dormir con ella, tu en cambio seguro que hasta te queda corta-

digo, con cuidado de no contracturarme el cuello, pero eso no sucede, el es mucho más alto que yo y eso siempre me ha gustado, aunque no me gusta que se note tanto cuando no traigo los tacones.Todos los momentos a su lado son únicos. Entonces regreso a mi normal posición y el habla de sus planes, pero su boca no sigue las palabras y el curso de esta toma lugar entre los centímetros de piel libres de la camisa en mi hombro. Paso saliva y cierro los ojos de nuevo sintiendo como se me agita la respiración un poco. Mis manos bajan, acarician las suyas y de pronto estoy fundida en un sin fin de sentimientos que se fusionan para no dejar de tenernos con el alma en conjunto.

-Hueles bien...-

Susurro, y me quedo quieta, un gemido fugaz se me escapa cuando su boca tibia me roza un poco por el cuello. Y sé que no importa como, el siempre será la persona que mas quiera en este mundo y mi punto débil, eternamente.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Miér 25 Sep - 0:30

Sus manos me acompañan y se ciernen sobre las mías, arrejuntando nuestros cuerpos. Dando paso a esas sensaciones que habíamos suspendido por terceros.
Esboza ese gemido y aquello no hace más que incitarme a más. Porque significa que no objeta a mis acciones, sino todo lo contrario. Mis labios continúan descubriendo aquella zona, dejando tras de sí aquella huella húmeda tras de sí.
Beso, lamo, muerdo… descubro más de su perlada  piel al moverme hacia su hombro, desplazando una parte de aquella prenda con mi movimiento. Le deseo, más, de lo que hubiera deseado a otro ser, es mi comunión, mi más grande pasión, y mi más cruel debilidad. El tiempo y la frecuencia no hacen merma en nosotros, ya que nos entregamos como la primera vez el uno al otro.
-Y tú también…, solo la mera proximidad… me pone…-

Alcanzo a contestar, susurrando con lentitud cada una de esas palabras a su piel, recorriéndola. Como un depredador que juega por primera vez con su acorralada presa.
Libero mis manos y le tomo por la cintura, aún a su espalda. Dibujando en mi mente cada parte de su superficie, recorriéndola hasta la base del vientre aún sobre la camisa. Voy bajando mis manos, dejando que las yemas de las mismas descubran esa frontera que yace entre la camisa y la lencería de la oji-gris.
No la alcanzo a observar, pero son mis sentidos las que lo disfrutan, es la manera en que se estremece al sentir mi roce, el ritmo acelerado con el que comienzan a palpitar sus venas, esos cambios en su respiración. Todo ello, lo que me dice que deseamos tanto esto, tanto el uno como el otro.
Aimeé, era diferente en muchos aspectos a cualquier otra chica con la que hubiera estado. Y no, por su experiencia o la falta de la misma. Sino la naturalidad con la que cada cosa se integraba, formando la partitura perfecta, en aquella obra casi celestial.
-Creo que le daré un razón, para tomar esa ducha…-

Le susurró al oído, apretando ligeramente con mis dientes su lóbulo. Me muerdo el labio y mis manos ya reptan hacía el primero de los botones cercanos al cuello. Dejando entre ver, un poco más de aquel escote que tanto me llama a perderme.
Le siento estremecer, y la presión de mi sangre ya se acumula en otros lugares.
Vuelvo a morderme el labio, en gesto de contención. Ya que disfruto de cada una de las sensaciones que me rodean, de ahí que no le halla ya arrancado las ropas al primer movimiento. No… esto lleva su tiempo…
El segundo botón sedé y la prenda del color de los pétalos se asoma, desprotegida por el juego de sombras entre su piel y la camisa. Muero por arrancar los restantes, y el gesto en un pequeño tirón se manifiesta.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Miér 25 Sep - 1:12

¿Que es estar enamorada? si no es dar todo por el no puedo concebir otro significado. No importa cuantas veces suceda, podría entregarme en cuerpo y alma a el por ver esa sonrisa, por escuchar su felicidad y sentir como su piel se envuelve en magia solo de sentir como lo tengo cerca, como respiro por el, para el, por que es mio y yo soy suya, por que así esta escrito y no puedo imaginarme sin amarnos.

Sus palabras me ponen de nuevo en posición de prerrogativa. Adoro la forma en que Demian puede colapsar mi universo con solo rozar mi oído con palabras bien acomodadas. Malo sería que fuera pura zalamería pero, lo cierto es que el hombre de mi vida tiene más en la boca que solo palabras, sus palabras son vida, son verdad, son amor hecho a mi medida, ese que no puede adquirirse de otro y que solo un 10% en el planeta podemos encontrar verdaderamente para pasar y pasar, transmitir, gozar. Sé que ha hablado por que yo lo he hecho o sino el silencio sería nuestro cómplice. La camisa va cediendo a sus labios y mi piel se va erizando a su mero contacto. Soy la flor más frágil en sus manos pero tambien, puedo ser la desconocida caperucita que se come al lobo entre sus sabanas. Seguro que el cuento jamás fue contado de esa forma. Me río cada que recuerdo como me lo contaron alguna vez. Un cuento Muggle y más mágico sin embargo que otros.

Sus manos sueltan las mías, se liberan del atrape y yo sonrío esperando el zarpazo; me toma la cintura pero no me deja voltearme para estar de frente a el. Sus manos acarician, se abren camino por la tela, sin quitarla, imaginando cada linea, cada contorno y así, dibujan mi abdomen y el contorno de la prenda que cubre mi intimidad justo más abajo, con aquel encaje bordeando las orillas. Me muerdo el labio. Sabe como tocar los puntos que podrían explotarme sin siquiera buscar como presionarlos, hasta el momento preciso. Me juega el anhelo en la boca como la promesa, y yo le creó y podría adorarlo como a un dios.

No sé que pasa por que no puedo verlo y solo espero que este disfrutando del momento tanto como yo. Me he perdido entre sus caricias y la respiración va a su ritmo y ya no al mio, yo no soy capaz de controlarla por que definitivamente pasé a un punto en el que el es el dueño y señor de mi sentir.

Adoro estar enamorada de Demian, no solo por lo que tenemos y por su increíble fisionomía, sino por que juntos hemos aprendido a mejorar, a llevarlo todo, hemos demostrado que eso del sexo bajo presión no nos va, por que podemos hervir a vapor o terminar deshaciendolo todo y eso, casi nunca sucede por que sabemos que lo que rápido viene, rápido se va. No me viene mal deshacerme en las manos de Demian, o ser la peor mujer por complacerlo, tampoco el ser la más dulce miel. Yo solo soy como me hace el tiempo.

-¿Que du...…-

Voy a preguntar, pero no termino. Me estremece nuevamente sus susurro en mi oído con sus dientes en la piel. Nuevamente un gemido y sentir la humedad que empieza a darse paso. Sus manos juguetonas no se detienen y puedo sentir algo que empieza a hacer presión a mi espalda.Me sonrojo cuando abre los botones..uno, dos. La lencería en el escote se asoma. No le permito más y me vuelvo hacia el. Lo miro de frente sin temer a lo de la toalla ni a lo que se esconde debajo de ella y que evidentemente sobresale. No puede mentirme, esta vez no creeré que es algo dentro de su pantalón como la cartera o la llave de algo.

Mi mano sube a su mejilla. Me paro de puntas, sosteniéndome de su pecho y lo beso. Las gotas de su cabello me caen un poco. Sonrío volviendo al suelo sin abrir los ojos hasta unos momentos después y me lo encuentro de nuevo. Estoy sonrojada si, pero no tengo miedo de lo que viene. sus manos en mi cintura, yo tomo su mano y la llevo al botón y le ayudo a desabotonar un botón más, dándole vista perfecta de mi brassier mientras vuelvo a las puntas y a besarlo.


avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Miér 25 Sep - 14:26

Sus palabras se ahogan, en ese juego tan conocido por los dos, en el que la paciencia de uno siempre tienta a la del otro, en perfecta sincronía. Porque el sexo entre nosotros, no solo era ello, sino un análisis al detalle de todo lo que hacía funcionar nuestra relación. Ese interés por siempre vernos complacidos el uno por el otro, prestando especial atención a cada detalle que muchos pasarían ya por alto, pero que nosotros no. Es nuestra catarsis silenciosa.
Detiene mi pequeño descubrir de su escote, y se vuelve hacía mi, me mira. Con ese ligero tinte escarlata en el rubor de las mejillas. Y ese velo mágico en su argenta mirada. Me desnuda sin hacerlo, y me repta. Como en aquel cuento muggle del bandido y la chica del cabello largo. Me rosa la mejilla con su mano, y me besa. Como aquel anhelo primitivo de los primeros hombres que intentaban alcanzar las estrellas.
Le correspondo en la oscuridad de mi mirada, y termina. Regresando a su sitio. Lo que me hace mirarle con un dejo de reclamo, pero me sorprendo al observar lo que realiza, al descubrir uno más de los botones que esconden aquel cuerpo de tentación y de deseo. No se si es la forma en que lo realiza, o el reflejo de sus ojos al mirarme, lo que me provoca más, y más.
El calor y el ímpetu me atacan nuevamente, sin poder evitarlo. No soy dueño de las acciones de mi cuerpo, pero si consiente de lo que la rubia despierta en mí. Y avergonzado le sonrío. Porque el tiempo no ha mermado nada entre nosotros, y siempre es un nuevo descubrimiento para nuestros sentidos, lo que se nos provoca.
Sin disimularlo, clavo la mirada en el ángulo que se forma entre sus pechos, aún refugiados en aquella perversa prenda que tanto detesto con el pasar de los minutos. Sé que me dirigen, y me muerdo el labio con creciente impaciencia.
Subo las manos hasta el cuello de la camisa, aprovechando el espacio ya formado por los botones removidos, la extiendo. Buscando atrapar entre la abertura la extensión de sus hombros y bajar la prenda, hasta la altura de sus brazos para apresarle. Como hasta hace algunas horas yo descubrí que se podía estar tan vulnerable.
-Creo que no tiene a donde escapar…-

Le susurro con falsa autoridad. Sabedor de que le costaría algo de trabajo desembarazarse de aquello y que se encuentra a mi merced.
Juguetón y con una sonrisa de victoria, le tomo entre mis brazos para cargarle, y sentarle sobre la estructura junto al lavamanos, donde la altura ya no fuese una desventaja para ella, y estuviésemos en igualdad de condiciones.
Excitado, y con los labios rojos por el deseo, arremeto nuevamente contra sus hombros, cambiando levemente la ruta de mis labios y mis besos, de su cuello, ha su escote. Disfrutando de su tersa superficie, y acabando por descubrir el perverso tesoro que yacía tras aquella indómita prenda. Paso mi lengua por su punta, y le siento estremecer entre mis dedos, un espasmo por cada cambio en la intensidad de la dirección de mi camino.
Mi mano, en lo que yace de su desnuda espalda, se apura a desabrocharle el brasier. Para que así este continúe su precario destino en la frialdad del piso. 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Miér 25 Sep - 16:49

En algún momento la metamorfosis de la niña interior se presenta y me pasa a ser la mujer que puedo ser entre sus manos. Sus manos atentas a lo que yo hago al guiarlas, los botones deslizándose suave para poder dar ese aspecto de que me tiene en su poder y esa sonrisa que alcanzo a percibir incluso sin haberla visto, justo en su rostro, aguardando en el aliento tibio el instante en el que podrá permitirse apoderar de algo más que solo mi corazón. No puedo impedir que mi cuerpo muestre lo que me provoca y en cambio, yo estoy ahí, atada a su ser por que no podría dejar de amarlo jamás, así pues estoy segura que cada día que pase, le amaré más y más, como no le amaré hoy, como le amaré mañana. Siempre más.

Empiezo a sentir que voy a sudar, por el calor, por la excitación y por el placer conjuntos. Siento que no puedo detener el espasmo de cadencia que viene con su dedicación para mi.No puedo retener nada de lo que el me cause, si necesito gritar, solo dejo salir la voz, igual los gemidos, o igual un suspiro ahogado, yo solo quiero ser sincera, natural, lo que sea que me cause tendrá y lo que no, no habrá necesidad de fingirlo. Lo maravilloso de tenernos, nuestro secreto, es el amor y el respeto incondicional, ese que nos presentamos sin tregua. Por nosotros puede pasar el tiempo hasta no tener más a donde ir, por que es evidente, el tiempo nos hace mejores, como a los vinos, como a todo lo que peldaño a peldaño forjamos a manos llenas.

Sus ojos van a mi escote, esa curvatura pequeña que se forma entre mis pechos. Me sonrojo sin pedirle que quite la mirada y lo cierto es que, me siento emocionada de causar en el tal descaro. No hace falta que hable para saber que se muere por arrancar el sostén, no hace falta saber que me muero por que me toque. Respiro, de nuevo, incitándole a seguir, a no detenerse.

Y sus manos cambian de rumbo, ahora para el cuello de la camisa, acariciando adrede ese espacio que le ha abierto la tela y que ahora no cubre nada más que en un pequeño fragmento la lencería. Y juega con la tela como su cómplice y me ata con ella y yo sonrío, divertida, soñadora, por que nunca se que esperar de el, y solo sé que, su experiencia es la que me hace a mi una completa ilusa.Pero es no impide nada y nunca me estoy quieta. Lo grato de estas experiencias con Demian es que siempre puedo averiguar, aprender, tocar...y nunca habrá un impedimento de su parte ni una burla. He aprendido más de lo que nunca me creí capaz.

Me advierte. Hago un gesto de preocupación, como lo haría una dama en peligro, pero lo borro casi de inmediato con una sonrisa tentadora. Su susurro ha puesto nuevamente en guardia a mi cuerpo entero que solo espera por el y por lo que vaya a hacer, pero cayendo en la cuenta de que no podré mantenerme así, mucho tiempo. Y así, entre sonrisas y más. Estoy atada por mi propia ropa y soy cargada por sus fuertes brazos hasta dejarme sobre el lavamanos, sentada y mirándole esta vez de frente y la camisa sube de su lugar dejando más espacio libre en mis piernas, dándole una visión bastante nociva para la salud mental de un hombre enamorado. Dejo mi mirada enclavada en el, pero entre cerrada, más que nada causándole aún estragos en ese juego de la paciencia, tira y afloja que es la excitación y hasta donde puede llevarnos.

Sus labios henchidos por la pasión que no llena solo ese pedazo de su cuerpo sino otros que son igual de evidentes, o quizá un poco más, aunque no en el mismo sitio sino más abajo. Su boca fugaz a mis hombros como balas de calor que buscan llenar de escalofríos la piel que solo tiene su nombre, recorriendo espacios que solo el ha pasado antes y entonces toca la zona que viene buscando y mi espalda se rectifica como alfiler. Y su mano aprovecha mi falta de cordura. El brassier baja, cae, y se ayuda por el para terminar en el suelo y ahí están, como mirándole en dirección mal sana y saludando su reciente visita.

Lo observo, amazónica, y dentro de todo, indómita. Me gusta eso que el puede causar en mis sentidos y mi voluntad. Y gracias a su prisa por quitar el brassier, ha tenido que sacar igual la camisa, que esta solo caída cubriendo como una manta la prenda baja pero ya no la superior que no existe, sino la sola desnudez. Acaricio su pecho con mis manos como tuve instinto de hacer hace un tiempo, cuando la sesión. Y bajo, despacio hasta la toalla, jugando, tentándolo, pero sin quitarla, Lo miro mordiéndome el labio, diciéndole que aquí, jugamos los dos, manteniendo su toalla a mi merced.

-¿Quien no puede escapar ahora?-


le susurro, y sonríe. Me gusta más de lo que el siempre creé que puede gustarme.

avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.