UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Miér 25 Sep - 21:26

Era una ninfa, esa que lo mitos relataban entre los bosques y las flores, bebiendo de su aroma y en una danza permanente con la luna, como su único testigo. Eso era para él, Aimeé. Tan misteriosa pero a la vez tan grácil, como el día y la noche. Nunca acababa de asombrarse por lo que la oji-gris le podría tener preparado. Le encantaba eso en su personalidad, porque aquello le había mantenido fiel por tanto tiempo, y seguramente lo haría por mucho más. Era todas en una, y más importante aún, para él.
Suelta aquel débil gemido y sonrío con la culpa en el semblante. Para que negar, si me encanta provocar eso en ella. Tentarla hasta el punto en que su mirada toma ese brillo y me ataca sin pudor.
Dejo por un momento la calidez de sus pechos y nuestras miradas se encuentran. Excitadas, y reclamándose en el silencio el porqué de tanta duda y tanta negociación tortuosa. Ya que eso era, jugar con nuestras paciencias, llegaba a tener ese tilde. Pero nos habíamos hecho adictos a aquellas sensaciones que nos despertábamos.
Sus manos, acarician mi pecho, con ese trazo sutil hasta la frontera delimitada por la toalla y el resto de mi ser desnudo. Dejando tras de sí, esa sensación de calidez y electricidad, que no hace más, que jugar con mi paciencia.
Retadora, y con ese gesto pecador en los labios, me pregunta. Si los papeles se han invertido en algún punto, no me importa. Ya que mientras venga de ella, solo me hace enloquecer.
Enarco una ceja, y la mirada va de sus ojos argentos, hasta el pequeño nudo que me cubre donde sus manos me someten.
-No hago negocios con terroristas…-

Le indico, con el reto en la voz. Sabedor de que cualquiera de las posibilidades puede ser un hecho, moviendo mis caderas ligeramente hacia atrás, para así obligarle a tomar acción. Era vil, pero me volvía loco de tentación tenerle de aquella forma, y desear arrancar cada parte de sus prendas.
Le amaba con locura, y el deseo era solo una más de las formas en las que ya le pertenecía a la oji-gris. 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Miér 25 Sep - 21:43

Su falta de pudor ya es hasta palpable pues su mirada revela con una ceja alzada lo poco que le importan mis medidas, por que al final terminaremos donde mismo. Es como un mago  a punto de ser asesinado por una maldición imperdonable, que no teme a la muerte. Puedo inclusive respirar cada aroma de su cuerpo que se va haciendo evidente por la excitación furiosa. Se burla de mi reto con una ceja alzada y presiono el nudo fingiendo jalarme atrás para provocar la caída de su único intento de prenda. No teme aún así y de hecho bromea con todo y todo. Me demuestra la osadía tan característica de el.¿Que puedo esperar de un chico lobo?. Se tira el mismo atrás, lo suficiente para obligarme a traerle hacia mi. Le miro con  una ceja alzada, devolviendole su rostro de burla.

Mi mano jala el nudo y la toalla cae dejándolo completamente desnudo, humedecido a pesar de la tela que debía secarle. Mis ojos recorren de su cabello a los pies. No puedo entender como es que cada que lo veo me provoca este sentimiento de que pareciera más y más perfecto con el paso de los tiempos. Paso saliva. Con cuidado me ayudo a quitarme la camisa que debería ser suya y estoy ahí, frente a el, sin camisa, sin brassier, aún con la prenda de encaje y seda en lo bajo. Quito la liga que sostiene mi cabello y este cae como cascada, rubio, por los hombros y la espalda. Me entretiene la mirada que me dedica y por eso le dedico la más sutil de mis poses, pero no por ello, menos montada.

Por fin la camisa y lo demás están en el suelo. Lo atraigo hacia mi. Y mi mano le acaricia nuevamente por el pecho, haciendo énfasis en subir y, tocar la cicatriz con mucha ternura . Acerco mi rostro, la beso, por que dentro de su maldición es la bendición que le permite su fuerza, su físico, la persona humilde en la que se ha transformado con el tiempo. Subo mi rostro nuevamente para  encontrarme al suyo, a esta distancia que me deja mucho más tranquila con el.

Aún me siento intimidada por lo que ha crecido además de las ganas. Me tiene encantada sin embargo con la paciencia de las primeras veces. Paso aire y rozo mi nariz con la suya, acercándome a el.

-Cierra los ojos-

le suplico en un susurro, mientras mi mano va bajando, acariciando su enmarcado abdomen, su ombligo, el hueso de su cadera en esa linea que podría hacerlo enloquecer.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Miér 25 Sep - 22:23

Predecible, pero engañosa. Me atrae a sí con aquel mismo gesto de desafío en el semblante. Me siento ufano, por haber ganado en aquel duelo silencioso, pero me contraría, ya que la chica ha hecho lo que no creí que haga, pero me encanta. De un movimiento ha removido el nudo, y no oculto mi sorpresa cuando busco su mirada y ya la toalla acompaña a la prenda de mi chica, las cuales alejo con un movimiento de mi pie, del sitio.
Su mirada me recorre, y no me cohíbo. Todo lo contrario, le disfruto en aquella caricia silenciosa. Ya que si pongo tanto énfasis en mi aspecto, es por ella, por esas miradas que de reojo me dedica  y esas caricias con doble intención.
Me acompaña y se retira lo que queda de la camisa. Intentando regresar a aquel estado primario, en que todo comenzó. La prenda inferior del color de los pétalos aún se mantiene, y no hago nada de momento por removerle, ya que disfruto de la incógnita.
Me acerca y sus manos regresan al viejo juego de trazar líneas sobre mi piel, en un patrón que no atino a describir, ni me interesa. Se detiene en mi cicatriz, y la recorre. Es una mescla de cosquillas y estremecimiento el que me produce en esa zona, donde mi piel es más sensible. Me contengo y le miro con reclamo. Porque en otros momentos, sabe lo que me causa su tacto en aquel lugar. Y con la desfachatez en la mirada, me contesta.
Es mi dueña, mi sol, mi noche, mi luna y mis estrellas. Todo lo que un hombre puede anhelar en algún momento y que le brinda consuelo en sus momentos de real oscuridad.
Mis manos le toman por la cintura, bajando y jugando entre los dedos con el encaje que rodea su única prenda, usurpando con su tacto el espacio entre la tela y su piel.
Nuestros labios se buscan, mientras el frenesí de nuestras manos, busca dibujarnos como a ciegos la figura del otro. Y nuestras lenguas, como viejos amantes se reclaman en aquel recuerdo de tortura.
Jadeo, excitado. Y el aquel pequeño encuentro se suspende. Ya la humedad y la temperatura han mandado al demonio mi pequeña ducha.
Con el capricho en la mirada, le busco. Y me demanda el que cierre los ojos.  A lo que accedo sin dubitar, solo limitándome a asentir.
Su mano, ¡oh maldita mano! Pienso, con falsa reticencia. Me recorre de nuevo  descendiendo. Con la huella de vagos jadeos en mis labios y la sensación de matarme mientras más se aproxima. Un pequeño espasmo me recorre y me tenso, dejando que mis músculos se marquen en gesto de reclamación.
Me ha matado, me ha roto. Y nisiquiera una varita ha necesitado. Al menos no en la extensión principal de la palabra. Ha ganado este pequeño asalto, pero aún queda mucho por la guerra.
Me muerdo el labio, aún con el eco de su mandato sobre mi piel y me quejo. Tirando, instintivamente de su prenda inferior por sobre su pierna, descendiéndole. Porque no es justo que me trate de esa forma, si nuestros cuerpos ya se reclaman con locura.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Miér 25 Sep - 22:49

Obedece, con toda la desconfianza en el corazón que le late rápido, por que sabe lo que planifico, pero aún si lo sabe, la incertidumbre, la falta de uno de sus sentidos, acelera en su condición licana todos los demás: Oído y tacto alertas a cualquier cambio que lo aprisione en mi trampa. Mi mano bajando hasta llegar al lugar de ebullición, los dedos rodeando, el puño sin cerrarse del todo, solo un poco de la punta de los dedos en la cúspide de la muestra más latente de su evidente excitación.Se estremece al mero roce, húmedo, tibio, con aroma particular. Me gusta lo que siento, me gusta lo que puedo palpar y conforme subo, escalando, el grosor de mi empuñadura tambien aumenta y de ser solo las puntas de los dedos tengo toda mi mano ocupada, subiendo y bajando como mi respiración, esa que el entrecorta con su sola presencia, con su aliento, con ese beso que me reclama como suya.

Sus manos no es como que estén quietas y se tambalean por mi cuerpo, buscando el refugio ideal para su tamaño. Su boca jadeante, la humedad que me moja la mano y que no viene propiamente del agua, por que es mucho más propia de su misma hombría. Mi boca sigue buscando su piel entre besos, una mordida suavecita en su hombro  y sentir que me voy a derretir. Sus manos ahí bajando, deteniéndose en el encaje, jugando, sacándome de balance. Y luego en un frenesí sin pausa bajando la tela, a punto de perder el equilibrio y solamente desgarrarla. Y cuando siento esa maniobra de guerra, el ritmo se acelera, en mi mano, guiada por la misma brusquedad de su euforia. Gime y se detiene un poco. Yo no me pauso, solo bajo o subo, y el ritmo es como un vals sobre las olas. No puede detenerme, no busca hacerlo y estamos asi un poco más de tiempo que lo que tardaríamos en besarnos hasta acabar el aliento.

Mis manos son como pequeños remolinos entre giros, escaladas y pequeñas presiones al final donde todo se acumula.

Me invade la ternura. Es mi chico, es mi amado, es mi todo y es un hombre y es un niño en todo sentido, un niño que busca mi cobijo, un hombre que busca mi cuerpo, un amor que reclama mi corazón y el chico que se fundió con mi alma y la pide para seguir viviendo.

No le quiero permitir ganar. Le rodeo las manos con las piernas, lo jalo hacia mi, encerrando sus manos en mis prision corporal y mi mano sigue su labor, mientras que mi mano le busca la cabeza, los cabellos y mi boca de nuevo la suya.

Esta jadeando y no por ser bruja se lo que viene. Lo siento como un corazón, palpitando en mi mano. Me excita sobremanera lo que se aproxima.

-Mirame..quiero verte a los ojos mientras pasa-

Le pido suplicante, rozando sus labios al hablar, sintiendo como se estremece a mi voluntad, abriendo suavemente sus ojos azules, mirándome fijamente y batallando para no cerrar sus parpados, flaqueando con la boca entreabierto en el placer que expresa y que hace que la prenda que llevo tambien se humedezca. No disfruto tenerlo a  mi  merced sino el amor que nos profesamos y mientras se estremece me abrazo a el besandole el oído, dándole la fuerza que l quite por instantes.

-Eres realmente un sueño..-

susurro  sintiendo como resbalan algunas gotas  de un color inmaculado por mis piernas, gotas que han caído provocadas por la guía de mi mano y su clímax que le ha enrojecido la piel y le ha hecho brillar los ojos, hasta humedecer sus labios.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Miér 25 Sep - 23:58

Es una canción que no debe ser tocada por cualquiera, solo por los más virtuosos. La noche eterna que solo acompaña a los viajeros más osados con la luna a sus espaldas. O la tormenta que acompaña en la vida a todos los marineros y que amenaza con terminarla con el peligro de sus vientos. Eso es la rubia, arrebato, pasión, calma y tempestad. Todo en una perfecta cohesión de metro sesenta y cinco.
Dudo y mis manos detienen el imprescindible final de su prenda. Pues la mano de la rubia ha llegado la fuente de todo mal. Aquella que en las noches de primavera toma el control de los hombres y que muchas veces les hace pensar demás. Pero que para él, solo es una fuente más del ímpetu que denomina la oji-gris.
Sus manos juegan, una en el pecado y otra con la promesa de esos labios. Le domina, y el licano no hace nada por librarse de la presa. Sino todo lo contrario, la disfruta, porque ese es el acuerdo silencioso que la cacofonía de gemidos ha orquestado.
Le aprisiona con las piernas y corresponde a su reclamo, dejando que el vaivén de sus labios se sincronice con los suyos. Mordiendo, lamiendo, besando cada parte de su alma, que amenaza por consumirse en aquel lacónico éxtasis.
El cazador se ha convertido en presa, y no solo en eso, sino en el perfecto cautivo de su mano, pues no desea que ese movimiento pare, aunque en ella se cierna la guadaña del destino, que de un tajo pudiese terminar con su vida.
Mis jadeos acompasan al espacio entre los movimientos de arriba hacia debajo de su mano. Pues es ahora ella quien me guía, y me reclama ante sus ojos.
Tengo el cuerpo tenso, por el dominio que la rubia me ejerce, pero accedo. Con los labios entre abiertos y la huella de su humedad, permanezco expectante. Pues el clímax de aquella melodía esta cercana y mi domina, cual ejecutora de su obra, aguarda con el velo blanquecino en los ojos aquel desenlace.
Intento mostrar más osadía de la que soy capaz de reunir, pero las palabras se me ahogan en un gemido que atenuó en su regazo, pues una parte del fruto de mi placer ya ha manado de mí, y me entrecorta la respiración.
-Esto… es… cruel…-

Reclamo con dificultad, mientras su presa desaparece de mí. El jadeo muestra la evidencia de mi estado, más no por completo mi sentir. Pues aún la guerra no esta perdida. Pero ella no lo sabe.
Cuan altos que ya estamos, por la superficie en la que se encuentra, llevo mi mano a su desnudo cuello y le aferro, reclamando ese beso que por deseos más impíos siempre se nos es interrumpido. Mientras la otra, sabedora de la posición de lo que queda de su última prenda, finaliza el trabajo al deslizarla por una de sus piernas, pero sin dejarla caer, por la tensión en la otra, descubriendo en aquel movimiento la fuente de su sexo.
Aún sin recomponerme por completo, dejo que sea mi mano liberadora la que repte en la periferia de su pelvis, dejando en la evidencia de sus yemas ese húmedo elixir que me ha acompañado a la distancia. Se estremece por la proximidad de mi tacto y sonrío con suficiencia. Ya que ahora es mi turno, de arremeter.
Sin decir una palabra, pues mis ojos dan de manifiesto la claridad de mis intenciones, la atraigo para mí. Con la firme intención de dar el siguiente paso en nuestro acto, pero que todo forma parte de un pequeño engaño, ya que con delicadeza tiro de su cabeza para atrás. Dejando para así la altura de sus sinuosos pechos a mi merced. Me aferro a ellos en el ritmo de su pulso, acompasando cada una de las succiones  mientras trazo el camino símil, con el que me ataco.
Llego a su ombligo, y no puedo evitar soltar un pequeño gemido de satisfacción. Pues es ahora ella la que esta bajo mi influencia, presa del mismo pecado que ella me ha acaecido.
Separo sus piernas, sin dejar que la prenda abandone la punta de sus pies. Es un pequeño gesto fetichista que me permite estar de aquella manera, con un dejo del control que tengo sobre la oji-gris. No le doy respiro, ni tregua. Juego en el vaivén de sus pequeños espasmos al pasar la punta de mi lengua por la fuente de su humedad. Sin atacar directamente, haciendo pequeños remolinos en sus zonas adyacentes. Gime, grita, me aferra, aquello no hace más que enloquecerme. Pero como en toda batalla hay que ser paciente, jugar con el ímpetu y la razón del enemigo.
Jugando con la brusquedad, mi mano abandona la presa de su cabello y termina por separar sus piernas, aferrándolas entre sus garras. Y permitiéndome llegar a donde solo sus deseos más oscuros han soñado. Su humedad es una con la mía. Y sus gemidos, uno con los movimientos de mi lengua en su intimidad. Me ha orillado a esto… y yó, solo he correspondido como debía. Me tiene loco.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Jue 26 Sep - 0:32

Tras la entrega, su mano que no espero, viene a mi con una fuerza arrebatadora. Toma mi cuello, lo tiene aferrado como en un juego donde no asfixia pero no deja moverme. le miro con los ojos bien abiertos como si estuviera asustada, pero en realidad es que brillan de la excitación y el morbo que me provoca ese roce que solo puede tener en estos momentos donde nos vencen los instintos más primitivos. Vuelve a besarme pero esta vez un poco más brusco de lo que podría esperarse y pronto dudo de que realmente se haya cansado con mi primer asalto pues parece más repuesto que nada. Seguramente es por lo mismo de su maldición pero aún así, me cautiva.

Mis piernas se entreabren liberando sus manos y estas van en contra de mi ultima barrera, deslizando la tela de mi ultima prenda hasta cierto punto, donde solo le permito. Su mano sigue por el camino de la piel, de mi sensibilidad y como el cazador que sabe de su presa me obliga a ir abriéndole paso con sus roces por la falta de presencia propia. Estoy cediendo a la necesidad de ser tocada por el.

No habla, solo actúa y sus ojos me miran con la fiereza del lobo interno. Paso saliva y en segundos su misma fuerza medida ha tirado de mi cabeza obligándome a arquearme y a ofrecerle mi mejor imagen al frente, solo para el, como una diosa en posición de ser pintada en el lienzo de su ser. Y no e espero esa boca que me lleva hasta la locura. No puedo describirlo, puedo tener la sensación de como hormiguea todo en mi y cada nuevo trote por sobre lo que resulta mi feminidad para el, me pone a un punto decisivo de mi propia impaciencia. Rogando que pare, que se detenga, que no siga como va y que lo haga igual. Soy un torbellino sin decisión, sin rumbo fijo y el, la tierra que me amansa. Su boca baja a mis costilla, a mi vientre, a mi ombligo y prevengo su ruta, temiendo si debería detenerlo.

Reprimo mis labios con una mordida sensible. El termina de apartar la improvisada cerradura de piernas y la prenda cae, hasta amarrar mis pies y apresarme a el. No lo miro por que he cerrado mis ojos y respiro agitada, sintiendo como mi pecho sube y baja  al vaivén de ese respirar.No me preparo a pesar de que lo he prevenido. Cuando la húmeda, larga y suave lengua toca los puntos indicados siento que voy a morirme.No se como, pero el pudor no me permite quitarle.

-Demian..-

Gimo, suplicante, pero mi boca no me permite pedirle que se pare, por que por más vergonzoso que me resulte verlo así y sentirlo como va, el placer me domina más que la razón, Gimo, intento reprimirme pero no puedo y conforme avanza los gemidos son gritos y la humedad abunda como si fuera una cascada brotando por fases de lo más poco a la explosión masiva.

Sabe que va a ganar, por que la que acabara a sus pies soy yo.

Intento cerrarle el paso, por que empiezo a temblar. Su mano impide el cierre, me forza a mantenerme ahí, desesperada, entregada y su boca, bendita boca que me sube la sangre y me anuncia lo inevitable. Mi mano aruña la pared, la otra se sostiene al lavabo y en el acto abre la llave de agua y escucho salir el chorro casi en el instante en que emito un gemido más y Aún así el no me tiene piedad y sigue por la misma ruta. Mi boca emitiendo el gemido que empaña el espejo, mi cuerpo flaqueando y mi espalda arqueada, mi boca intentando articular su nombre.

Y desde su estado lo disfruta mientras tiemblo, totalmente acabada por el y yo solo tengo palabras de alabanza para el.

Y de pronto con el riff del climax me siento como si no tocara más nada y estuviera flotando. Me apena como me veo, me apena la situación en la que me ha puesto pero tambien empiezo a acostumbrarme a esa mirada que se aleja de ser solo tierna, cuando ve como mi cuerpo instintivamente responde a todo lo que el ha realizado.Desde la cara, los pechos y hasta aquello que, afortunadamente nada cubre ni moja más que la piel.

Jadeo, pero preparada para lo que venga y lo miro sonriendole. Lo veo levantarse y le acaricio el cabello. Lo encuentro hermoso, apuesto, único.

Paso aire de nuevo, por que me ha llevado a un punto que aún hace que vibre y que toda mi piel este a flor de éxtasis que con tan solo tocarlo me cause escalofríos. Lo que menos quiero es la ducha en estos momentos, pero terminar en el baño tampoco es del todo emocionante con tantas cosas que mirar por la casa, sobre todo el punto en el que, desde la sala se ve toda la ciudad o, la recámara como la que nunca hemos visto o por que no la cocina que ahora resulta tan motivante. No se donde quedo toda mi infantilidad, suelo perderla con el, aunque nunca del todo.

-Te quiero...a ti-

completo sonriendole. Le hace gracia, mi mano en su espalda, le juguetea con la uña por la linea de la espina y se estremece.

-Asi...te quiero..-

susurro de nuevo. Y todo, se ha vuelto un mundo solo para nosotros.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Jue 26 Sep - 9:06

No existe manera mas embriagador, que la de pronunciar mi nombre bajo esas condiciones, el tono exacto y la longitud entre cada una de las vocales. Se dice que pronunciarlos da poder quien los posee, y que avasalla a los dueños de los mismos.
Me tiene.
Embriagado, loco, poseso, adicto a cada una de las nuevas expresiones que soy capaz de provocar en la oji-gris. Esa es mi nueva meta, buscar obtener la mayor cantidad de placer para ella, provocada por mí. Y es la manera en que se estremece, bajo la caricia de la humedad de mi lengua, y sus movimientos que ya han ocasionado el abrir accidental de la llave del agua, que se que voy por buen camino.
El ambiente, viciado por el calor manado de nuestros cuerpos, ya nos dibuja ese pequeño bao en el espejo, ese que solo denota la pasión desbordada de dos cuerpos. Y que para la fortuna, nada impide en esta ocasión. Somos libres, de hacer y deshacer lo que queramos.
Debido al ángulo, es incapaz de verme, y yo a ella. Pero soy capaz de sentir dado el estremecimiento de su espalda, que se prepara para lo que desde hace tiempo hemos ido orquestando. Ella con el candor tan impropio de su cuerpo, y yo con el afán casi insano de buscar su satisfacción.
Pero esa sensación no me limita, sino por el contrario. Busco quebrarla, devolverle esa sensación que me precedió a esta acción y que me provoco llegar a este punto. De ahí el movimiento que sube de intensidad, por el músculo viperino. Frenético, trazando más figuras sobre su superficie, y buscando adentrarse, con la ayuda de la mutua humedad a un lugar insospechado, un lugar que solo los relatos más perversos y oscuros han sido capaces de relatar. Porque ahora poco hay de castos en nosotros.
Se pone tiesa, luego se arquea. Se estremece al tenor de mis lamidas. Denotándome con el ritmo de su respiración y con su palpitar que amenaza con dejar su cuerpo, lo que ambos hemos buscado lograr en el otro. Ese pequeño clímax, que solo es antesala al acto principal.
No tengo la analogía perfecta, para describir lo que veo en sus ojos, tras el último espasmo frenético. Pero es la sonrisa, o su manera de rozarme con la mano la que me dice, que he logrado lo que me proponía. Pasa aire, y le secundo… porque es una divinidad a la que se me asemeja en aquel estado, entre el nirvana de su sentir y el cautivo roce, que solo el sexo es capaz de conseguir entre dos cuerpos.
Nos pertenecemos más de lo que somos capaces de admitir. Pero nos encanta saber en el silencio, que cada uno se pertenece al otro.
Sus palabras me acarician, y sonrío. Porque no hay respuestas adecuadas que deban ser musitadas, sino sensaciones. Aquella es la maravilla de aquel acto, no hay errores. Por muy primerizo que uno pueda ser, no hay que temer.
Le emulo, y paso mis dedos por su abdomen. Ya el suave halo del sudor otorga ese aspecto casi peligroso a su piel. Porque le deseo más que hace unos minutos, y su aroma… amenaza con sacarme de mis cávales.
-Creo que mi ducha, se ha ido al demonio…-

Indico, con falsa culpabilidad, mientras le ayudo a incorporarse sobre el estante.
En igualdad de condiciones, le recorro. Desde el lugar donde había dejado aquella prenda interior, y que ahora yace junto a las demás. Hasta el manantial en oro que ahora se me antoja su cabello suelto. Loco, por aquella fuente de feromonas, me atrae… dejando un pequeño sendero de besos y caricias hasta la base del mismo. Doy un respiro profundo, y dejo que su aroma me impregne, me domine, me seduzca.
Quiero más.
Pero ya este lugar, no nos hace la justicia necesaria.
Con la malicia a flor de piel, le busco y le sonrío. Comunicando todo aquello, que gracias al tiempo hemos sabido entender sin hablar.
Le tomo entre mis brazos y abandonamos aquella habitación. ¿la recamara?, ¿el hall?, ¿la cocina?, cualquiera de las opciones me seduce, pero es la vista y aquella sensación que se me cruza de peligro, la que vence. Porque como si algún dios perverso me guiase, me decanto por aquel mueble que da a la vista majestuosa que se asoma por la pared translucida.
Nos acercamos y le tiendo sobre el mueble, con el cuidado que hace poco me ha faltado en el pequeño arrebato. Pero con la suficiencia de mi sentir en cada movimiento. Le deseo como la primera vez…
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Jue 26 Sep - 9:43

No hay respuesta correcta, no hay viraje brusco en el camino. Sus ojos mirándome que me lo dicen todo sin hablar y ese aroma de ambos que nos embriaga como si fuera el perfecto elixir del enamoramiento y la pasión de los ayeres enclaustrada .Huele a espíritu joven. Su boca buscando mis cabellos, el sudor compartido y las ganas locas de poseernos sin descansar hasta que el tiempo apremie nuestra huida. Mis manos acariciándole su espalda y de un instante a otro parece compartir mis pensamientos y sus brazos fuertes llevarme, como a una frágil flor, hasta donde nuestro encuentro pasara a mejor nivel. Puedo sentir el palpitar de su corazón cuando mi pecho se recarga al suyo y mi boca le sonríe, mirándolo mis ojos como la creación exacta para mi. Así puedo escuchar el sonido de la ciudad al fondo de nuestro escenario y la visión resulta expectante. Mi sentido del morbo aumenta quizá en un porcentaje indescriptible pero no por el hecho de todo, sino por que el comparte lo que yo he visto y pensado. Somos uno, lo compruebo cada día, con cada momento que pasa nuevo, con cada intención declarada en una realidad indiscutible y compartida, por más que solo acciones.

Mi piel caliente en la espalda, es rozada por la frialdad en el amplio sillón de piel.Me estremezco cerrando por ese instante los ojos, el acaricia mi cuerpo al irle soltando pero nunca del del todo. Mis ojos se abren para encontrarme los suyos y ahí estamos, frente al mundo, sin inhibiciones, observados por el ritmo de la ciudad. Sé bien que no pueden vernos, por que los vidrios tienen ese efecto especial que el me ha explicado, de forma que nosotros podemos ver la ciudad, pero ellos no ha nosotros y sin embargo eso no baja la idea que provoca esta fantasía extraña: El mundo nos juzga y se deleita con nuestro pequeño derroche.

Esta sobre mi y mis cabellos se han extendido por la oscuridad, brillando como brillan sus ojos azules, en un halo imperceptible para otros y tan real para mi. Le sonrío, por que se lo que ambos venimos esperando y aunque en otro momento preferiría la brusquedad, hoy prefiero empezar lento y subir de ritmo por que tengo ideas tan catastróficas como la caída de un estante lleno de libros en la biblioteca del colegio. No sé si quiero cambiar, si más tarde lo siguiente que veré sera mi rostro contra la ventana o su cuerpo echado al piso. Lo único que tengo seguro es que no voy a descansar hasta saciarme de esta sed que tengo por el.

No puedo resistirlo más, ya ha sido mi acabose cuando nos ha detenido lo de su sesión y la interrupción en el camerino. No quiero tener más los recuerdos fatídicos de aquella habitación con ropa y un hombre avejentado arrastrándome a su juicio y beneficio. Yo solo quiero grabarme una y otra vez su nombre, por todo mi cuerpo y mi sangre, como un tatuaje.

Mi pierna sube, acaricia la suya y lo va haciendo flaquear para sentir su peso sobre mi. La primera vez que sucedió casi me quedo sin aire por que a pesar de su complexión, Demian puede ser más pesado de lo que aparenta gracias a su musculatura, pero lo cierto es que ahora eso no sucede más y solo es un recuerdo embarazoso, gracioso. Y una vez tan cerca Le beso nuevamente encendiendo las chispas, recobrandonos, para poder estar listos lo más pronto posible. No quiero esperar más por el, su ausencia me quema a pesar de tenerlo ahí. Soy egoísta por que lo quiero todo a el.

Los pezones han subido y lo rozan como si fueran detectores de su calidez y cuanto más siento que lo tengo, más lo necesito. Mis manos en su espalda, pasan al hilo en que sé que terminare aruñandolo un poco por el mero placer de hacerlo, pero no ahora, no en el momento. Y el beso se deshace un instante para mirarnos. No quiero perderme sus ojos cuando todo suceda, por que es solo de esta forma que nos conectamos por entero.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Jue 26 Sep - 12:17

Guiado por su tacto, su pierna me acaricia. Atrayéndome, incitándome a continuar ese sinuoso baile que nuestros cuerpos ya han comenzado. Me inclino sobre sí, buscando ese néctar que mana de sus labios y lo bebo, ávido de poder sentir ese roce de nuestros géneros nuevamente. Pues la posición nos lo permite, y nuestra humedad hace sinergia.
Contra mi pecho, sus pezones me rozan. Mientras el camino dictado por sus manos en mi espalda, me presagian esa agridulce sensación. Me relamo los labios, con la idea y nuestras miradas se encuentran. Ansiosas, devanándonos la cabeza por quien puede romper esa pequeña sequía… y disfrutar de nuestra pequeña perversión voyerista en lo alto de aquella torre.
Mi ser me lo reclama, en un escalofrío que me recorre de punta a punta la espalda. Necesito de ella y la distancia comienza a matarme.
Bajo mi mano hasta la altura de mi miembro, y me coloco. Junto a donde mi lengua, no hace mucho hizo de las suyas. Me froto, dejando que nuestras humedades se mezclen en una sola sustancia, que hará más sencillo todo.
Emite un gemido y yo la secundo. Haciendo a un lado con mi mano una de sus piernas para así perderme en ese abrazo pecaminoso.
No la penetro, no aún. Dejo que el suave movimiento de las olas nos guíe. Atesorando cada uno de los sonidos y los gestos que esboza la fuente de toda mi adoración.
Esos que no pueden borrarse en las noches de soledad y que nos a caen en nuestras noches menos ufanas.
Me muerdo el labio y le miró. Como el depredador que se muere por salir y apoderarse de la joven, que yace bajo de mí. Mis ojos lo denotan, pues titilan entre el azul del mar y el ámbar de mi naturaleza licana. No estoy perdiendo el control, es solo la manifestación de lo que mi voz le dice cada noche, cuando nos encontramos como extraños. Ella es mi luna, mi dama de plata, la que sueño con alcanzar en mis sueños más perversos, y que añoro en la resaca de la mañana.
Pues no encuentro objeción alguna, cuando son mis dos seres, quien la reclaman.
El roce no es suficiente, y es su mirada la que me lo reclama. Seductora y autoritaria a la vez. De ahí que acatando ese reclamo silencioso, me pongo a ello. Colocando mi miembro en el lugar para el que fue creado. Y adentrándome, no frenético, Sino en ese vaivén en el que nuestros gemidos se acompasan, dando el ritmo necesario a nuestros cuerpos.
Como en ese baile en que hace tiempo nos juramos amor eterno, donde no hay pisotones, no hay errores. Solo dejando de la magia que nos desborda, haga música.
Tan cerca como la posición nos lo permite, mis manos buscan las suyas, apresándolas. Poniéndolas contra la piel del mueble, en el mensaje de que no permitiré que se vaya. No esa noche, no mientras mi cuerpo aún palpite, y guarde algo del calor que estas noches se me otorgan.
Poco a poco, subo el ritmo de mis movimientos, sin llegar a ser brusco. Soltando levemente mi presa sobre sus manos y tomándole por los tobillos. Subiendo la altura de sus piernas hasta mis hombros. Permitiendo así que mi miembro, recorra más centímetros de su cuerpo, en aquel lacónico éxtasis.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Jue 26 Sep - 13:59

Quien dice  que la conexión que se tiene en el sexo cuando se esta enamorado no tiene magia, seguramente no tiene idea de lo que habla. Sus ojos en los míos, la temperatura a un grado peligroso y ese desespero por armarnos en uno que no podemos evitar contener.

Su mano que baja y puedo sentir al rozar su brazo mi abdomen. Sé lo que busca y espero, con ciertas ansias aún si no lo admito del todo. Busca la ruta que anteriormente trazo su lengua y recorre haciéndome caer en un lazo de desesperación y un abismo de profundo deseo. Se hace de su propia maniobra. No sé por que tienta a su suerte pero admiro esa cadencia con la que rebusca los colores que puede tener nuestro ciclo de control. Sentirle me deja ahogada en un fluido único y es que no puede ser otra cosa cuando se tiene a quien fue creado a tu misma y sencilla razón de existir, esa donde el lo significa todo y sin el no significa nada. Ante su insistente roce y al notar la ausencia de movimiento interno y solo jugueteo gimo, en un reclamo por su descaro y una muestra de lo que me causa, el responde mi gemido y su mano abre, donde debió apartar espacio hace tiempo. Esta más cerca, más húmedo y aún no se abre paso. Me vuelve completamente indefensa.

No puedo evitarlo, cada que roza, que frota con toda la masculinidad que se le ha sido otorgada, yo me revuelvo entre sus brazos, mansa, como agua, deseosa, insensata, totalmente embriagada de lo que quiero y deseo de el. No puedo contenerme y sabe lo que me provoca pero parece burlarse y yo no puedo reprenderlo por ello. No puedo reprender esa entrega, no puedo reprender esa creatividad y mucho menos el derroche de tacto y luz que da a mi persona cada que me pone a pensarlo, a bendecirlo y a amarlo como no podré jamás en la vida a nadie más.Lo juro sin hablar, que el será el único hombre en mi vida,por que así lo he decidido de hace más. por que no quiero ni pensar que mañana se acabará el mundo como lo conozco si se vuelve viento, bruma y simplemente se esfuma como la neblina en el mar.

Sus dientes mordiendo el labio, hinchandolo por lo que contiene al igual que mi ser entero en pleito por obligarle a darme lo que pido.Se que no aguantará mucho más de lo que aparenta por que siento como su cadera tiembla entre los roces, me necesita, me quiere y el daría todo por poder ya estar donde su cabeza le exige y no precisamente la de arriba.No puede perder su control, pero demuestra lo que le place, y yo me lleno con eso. Es como lo ha prometido desde el primer día, solo el puede hacerme sentir ganas de el y de ser lo que soy ahora.

No puedo, no puedo más y en un gemido más efímero que los anteriores le miro con mucha desesperación, reclamo y deseo, lo quiero ya, no puede seguir martirizándome así o me volveré loca. Me han dejado de brillar las estrellas y no escucho nada que no sea su respiración. El se ha vuelto el único punto digno de ver en este apartamento. Los siento moverse de nuevo y espero ansiosa con el corazón desbocado. Y poco a poco me llena.

Un gemido que parece una nota suave, esa que le dedico a el. El orquesta la sinfonía con el movimiento de nuestra respiración. Y no existe ningún impedimento o barrera. Estamos compenetrados. Cierro mis ojos un momento entregándome a todo lo que pasa sin poder separarlo y sintiendo las punzadas en mi cuerpo por tenerlo llenándome.¿Que puedo decir? el no tiene idea del poder que tiene sobre mi.

Sus manos son esposas en mis muñecas, estoy presa de su cárcel y no quiero salir.El se mueve solo primero y aunque no es mi costumbre le dejo hacer, por castigo a la larga espera, pero en cuanto su ritmo acelera mi vena amazónica me exige actuar y cuando suelta mis manos y me hace enlazarme a sus hombros, el ritmo cambia y la profundidad tambien.

Gemidos, solo gemidos que no puedo reprimir pero intento, mordiéndome los labios, por temor a ser escuchados, a pecar de escandalosa. Me suplica que no ahogue mi sentir y le obedezco placentera, dejandole escuchar todo lo que mi boca puede sacar para saciar su libido.

En algún momento mi cadera ha encontrado un movimiento que desconocía y le hace segunda, ayudandole, guiándole, el se entrega como yo, yo no quiero pararme. El ritmo no es violento ni mucho menos un vals, es una sinfonía con notas seguidas y vibratos agudos. Es su gemido bajo y mi destello volcánico. No podemos detenernos. Apoyo un poco mis brazos en el sillón, para darle más comodidad y la aprovecha, sosteniéndome como debe. No puedo describir lo que esto pasa a ser. No quiero.

No me limito a decir su nombre, el ritmo no va a cambiar mientras estemos así. No quiero llegar al punto climax de esta forma. Aprovecho el instante en el que cierra los ojos para empujarme y hacerlo caer de espaldas sobre el sillón. Gime por que ha salido de golpe y le acompaño por que es impotente ese gesto. No quiero que sienta que tiene la guerra ganada y sin darle respiro lo busco, esta vez por encima de el. No tengo problema en tomar el control y lo hago entrar, despacio, dejandole sentir como mi cuerpo lo recibe, apretando un poco, acariciándolo a mi gusto. me gusta como entreabre los labios del placer y cuando esta completamente dentro se que sus ojos brillan más por lo que siente que por que tengan ese destello al natural.

Me encanta, pienso y luego solamente recargo un poco mis brazos hacia atrás y comienza la danza donde los pasos nos vienen por instinto y no necesitamos modales falsos; es como la rueda de la fortuna: sube baja, gira...esta llena de maravillas. Es el quien mas tarde se encarga de llevarme las piernas adelante y sabe a ciencia cierta que su momento de moverse cede a mi fuerza. ¿Donde estuvo esta sensación antes?...no quiero que desaparezca jamás.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Jue 26 Sep - 20:40

Continuamos en ese sincronizado vaivén, en el que sus caderas se han acoplado por completo a los movimientos de mi pelvis. Acompasando esos gemidos en los cuales encuentro tanto morbo y tanta satisfacción. Pero es tanto aquel placer que noto la reticencia de la rubia, como esa nota que no acaba de cuadrar en el singular acorde.

-por favor…-

Musito, suplicante. Pues no quiero que se contenga a estas alturas. Y al demonio si alguien es capaz de escucharnos, pues ya demasiados reparos hemos hecho hoy, por no entregarnos el uno al otro.

Se suelta, me hace caso… su rostro crispa en el placer de los movimientos profundos. Y yo dibujo lo que se asemeja a una sonrisa. Esta sensación nos esta matando, porque sin quererlo nos estamos rasgando el alma el uno al otro. Y no hay otra manera en la que pudiéramos compenetrarnos más. Somos uno, un solo ser, que separado al nacer se reúne nuevamente.

Le siento removerse, y solo es para hacer mis movimientos más fáciles. Pues coloco mis brazos en sus caderas y cuan fuerte soy, le sostengo. En una posición que poco tiene de dominio, y nada de sumisión. Porque podre estar arriba, pero eso no dicta la esclavitud de mi proceder.

Mis jadeos se acrecientan, y se intercalan con el sonido de mi nombre. Los cuales, sin pedirlo me buscan atraer cada vez más el éxtasis. Pero no, aún no es la hora… pienso a regañadientes, mientras cierro los ojos. No busco llegar antes que la rubia… y como si esta fuera capaz de leerme, en un movimiento grácil y preciso, se desembaraza de mí. Dejando que el mismo movimiento, juegue en mi contra y me vaya de espaldas contra el sillón.

Me quejo, y doy un gemido en son de protesta por la acción, pues la mera sensación de apartarme me carcome. Abro nuevamente los ojos y le busco, pero antes de que pudiera mirarle con reclamo, ella ya se posa sobre de mí. Poderosa, como una diosa amazónica que no puede ser domada. Me excita.

Ese fulgor que la posee, solo puede ser compartido con alguien similar. Y se acopla. Entreabro los labios, pues las palabras no tienen cabida en aquel acto y ella lo disfruta. Lenta, precisa… dejando que mi virilidad le despoje en su extensión de lo poco que queda de niña, y lo mucho que hay de mujer.

Pasa sus manos hacia atrás, tomando el control. Permitiendo que nuestros movimientos rocen más y le suman más en ese estado de sopor. 

Mis manos en su vientre, trazan el camino a sus caderas. Donde le tomo con firmeza, ayudando a sus movimientos de envestida con el vigor de mis brazos, tensando en más de una ocasión sus movimientos más profundos.

Musito su nombre, como quien saborea el platillo más exquisito. Pues no imagino un nombre más armonioso musitado de mi boca. Le llamo, le provoco, busco que en el candor de mis jadeos sea capaz de rozar la excitación y perversión que me provoca.

Bajo mis manos y le atraigo de los tobillos, recorriendo su torneada superficie hasta su punta. Con la mirada cómplice en el semblante.

Tenso cada centímetro de mi cuerpo, y mis incursiones se vuelven más profundas, más vigorosas. Le hago entender a cada movimiento que aquel puede ser el último, pues la vorágine nos amenaza con salir, el uno al otro. Puedo sentirlo.

Pero no de aquella forma, y me revelo. Cuanto más me lo permite, regreso sus piernas a la posición original y tiro de su cintura hacia mí, haciendo fuerza en mi abdomen para quedar el uno al otro de frente gozando en el espejo, de cada uno de nuestros gestos y los gemidos, que amenazan con rasgar los cielos.

Desde su pecho hasta sus mejillas, es ese rubor rojizo el que le domina. Con el cabello alborotado y los labios entre abiertos. Nunca más perfecta, pienso en un pequeño rasgo de conciencia. Pues la tregua aún no existe y nos movemos como sino existiese ya un mañana.

Con el pulso embotado, la frecuencia de nuestros gemidos sube de intensidad, y nuestras miradas se buscan. Pues en ellas yace aquel anhelo morboso de encontrarnos frente a frente en la sentencia de nuestras almas, y que en un rugido de placer, nos denota su proximidad.

No deseo que aquello acabe, pero es complicado… pues es su cuerpo quien me incita en cada centímetro de su ser a continuar, pues es un proceso natural. Como la sensación de contemplar algo en el mar sin el equipo apropiado, pues el cuerpo quien demanda aquel oxígeno tan vital, pero es la terquedad de uno, la que nos obliga a permanecer en aquel límite.

De sus caderas, voy subiendo las yemas de mis dedos hasta la altura de su busto. Donde doy leves presiones en el contorno de sus pezones, ahogándola, torturándola… haciéndole sentir todo aquello que me aqueja, desde que irrumpió en la falsa paz de mi ducha. Pues ella ha sido la culpable, desde aquella noche sin estrellas.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Jue 26 Sep - 23:54

Su cuerpo tenso por cada sensación nueva que experimenta o tan conocida que no puede controlarse, mis pequeños sentidos vibrando a como el resulta moverse. No hace falta ser muy astuta para descifrar que esos vaivenes acompasados no son sino los últimos toques a un climax venidero, un climax que ambos nos negamos a alcanzar tan rápido, por que cuando se roza la gloria todo parece demasiado veloz. No quiero arruinar el momento, en si esto no podría ser más perfecto y sé bien que nunca seremos lo que somos ahora ni más felices de lo que podemos alcanzar en este instante. No quiere, no quiero y sus manos me fuerzan a volver al primer instante sobre el, con la posición en que puede abrazarme y apresarme a el, buscando mi más mínimo roce, aquel que le de todo lo que pueda de mi sin descuidar más que solo lo que sea imposible de tocar directamente. El espejo se vuelve nuestro visor y no puedo describir lo que ocasiona vernos interpretando nuestra propia escena de calor humano.

Nuestro mayor miedo es ahora simplemente que el cielo nos envidie y derrumbe todo cuanto hemos hecho juntos, por que fuera de eso, nadie puede pedirnos nada ni juzgarnos y el hecho de verlo, y verme reflejada, ha ocasionado un punto de ebullición en el que siento que explotaremos. El rubor es mucho mejor que el que vendería cualquier marca, mi cabello ya es más un nido de enredos que una cascada clara, y eso ni decir de los labios amontonados por la pasión, henchidos de excitación.No me detengo, no me paro, el me sigue, vamos a quemarnos juntos y eso no nos importa. Esto podría ser el mismísimo infierno y da exactamente igual. Ni pensar en lo que los demás podrían decir, nadie pudiera imaginarse que el y yo pudiéramos montar algo como que existe ahora.

Busca mi mirada en aquella apretada ruta al placer y sé que esta como yo, por terminar sin tener un pequeño brote de piedad por lo que vamos pasando. Soy yo quien se rehúsa a aceptar esta vez que podríamos pasar por el climax así como así, sin mas.

No puedo parar de moverme a bailar en su encaje, el no me detiene, menos se para por si solo, ¿Que pasa que somos dos enamorados?, no queremos acabar pero nuestra naturaleza nos impide que controlemos esto que nos tiene acariciados en un solo ser. Y sus manos en mis pechos, irrumpen la falsa argumentación de piedad y de sigilo. Los roza, los busca, ¡No puedo!, gimo, no quiero terminar, no quiero, no aún. Sus dedos, oh benditas yemas, me pasan como conociendo todo lo que les pertenece, por que su amo y señor se los ordena, y que se caiga de nuevo todo y que el mundo se combustione si así mi amado lo pide. No puedo permitirme esto y se que será doloroso, peor lo he esperado tanto que lo hago. Dejo de moverme, de una, el no da crédito, se mueve, Lo paro y mi cuerpo lo va sacando al mismo tiempo que se levanta. El no puede impedírmelo por que tiembla como yo. Mi mano sostiene aquello que hasta hace instantes estaba dentro de mi apretando un poco para contener, aquello que he sacado totalmente humedecido y caliente de mis entrañas. Gime, fatigado, desesperado, como un niño al que le han quitado su caramelo.Me siento tan impotente como el, pero me lo agradecerá cuando ve a lo que voy. Mi boca va a su oído para susurrarle.

-No quiero acabar..no aún...necesito más de ti-

Y siento que va a gritar de la impotencia, pero se contiene. Las punzadas me golpean dolorosa pero placenteramente el vientre, y su miembro que aun esta en mi mano, palpitante pero prisionero de mi amarre, va impidiéndole terminar, bajando un poco los niveles de excitación. Su gesto fruncido, su boca entreabierta..¡Que me lo comía entero!.

-Te amo...te amo demasiado, me tienes completamente loca Demian Schwartz-

Pasan unos instantes antes de sentir que tenemos para dar un poco más y lo miro, seductora, pero no dominante, solo única, suya.

-Quiero probar algo diferente esta vez-

le musito y me mira como no entendiendo. Entonces me levanto, dándole una visión perfecta de toda mi curvilínea figura.

-¿Crees que el frío de la ventana resulte tan excitante como la vista?-

Ahora si que me desconozco, pero aunque le toma por sorpresa no parece quejarse y se levanta con cautela, como acechándome y buscando la forma de ser el quien esta vez reclame el mal trago que le he hecho pasar en instantes previos. No puedo retener más su instinto salvaje, por eso no voy a quejarme cuando lo vea venir.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Vie 27 Sep - 0:31

En que momento la candidez de su mirada y la dulzura de sus actos han dado pie a esto. En que momento la inocente rubia que despedía a la señora mariposa, ha dado cabida a esta diosa del pecado. Ya que ni en mis noches de más lujuria con mi ex, había alcanzado tal clímax. Estoy anonadado y encaprichado. Colérico, pero contenido… por que ha interrumpido nuestro acto, con la facilidad con la que se quita el polvo de los hombros.
Pienso que es el cansancio el que le aqueja, y le compenso. Moviéndome por los dos, pero su mano me interrumpe, pues de algún lado ha sacado la idea de detener de aquella forma nuestro acto.
Le miro con duda, caprichoso, y es su mano la que me coge por sorpresa, de mi virilidad. Un espasmo me recorre y me cuesta reprimir aquel gemido de impotencia.
Calculadora y con la tentación en la mirada, se me acerca, ahí donde locura da rienda suelta a la conciencia, junto a mi oído y me seduce.  Con la idea de que esto no puede terminar de aquella forma, no ahora… que estamos rozando el cielo y nuestras conciencias son una.
Pero me cuesta, soy más animal que hombre. Y entreabro la boca en una protesta muda. A la expectativa de lo que mi diosa tiene en mente.
Aprieto las manos en el sillón, y deseo destrozarlo por la impotencia. Pero es su voz la que me llama a la conciencia nuevamente, externando el sentir que en estos momentos le amenaza con desbordar. Es mutuo, y jamás Amare a alguien con la fuerza que lo hago con ella, ni con la sinceridad que mis dos naturalezas le externan en los ojos. Pues me ha dominado sin quererlo.
Sus curiosidad me contraria, y se levanta. Dibujando en su silueta el contorno de una ciudad que de noche vive más. Pues las primeras luces de neón ya nos reciben en un NY que nunca duerme. Da unos pasos, en aquel estado… y nunca una figura se me antojo mas divina, tan perfecta, tan irreal que pareciese que entre mis dedos es la bruma la que yace.
Un gruñido es mi respuesta, y me levanto con cautela. Pues la diosa oji-gris ha demostrado más malicia que en otras noches.
Mi mirada le recorre, con precaución. Al acecho. Pues la misma idea me aquejo cuando buscábamos un lugar para yacer, luego de nuestra pequeña afrenta en el baño. Me moría por ponerla contra aquella superficie… y al parecer, nuestras mentes ya no iban muy lejos en sus primitivos deseos.
No puedo evitar pasar la lengua por mis labios, ante semejante invitación. Pues hemos sido en conjunto los que han orquestado este encuentro, en el que poco ha habido de razón, y mucho de deseo.
Rápido, preciso, sin dubitar, le tomo por la cintura y le aferró contra la superficie. Tratando de no causar más daño que el soportable por nuestro deseo. Se queja, pero no por el impacto, sino por lo tardío de mi reacción… ya que me reclama el tiempo que hemos estado separados. Me coloco y sin miramientos le penetro, pues aquello es a lo que me ha orillado. Arremetiendo, sin prudencia.
Frenético, mis manos le recorren, hasta buscar las suyas. Aferrándolas contra la superficie en una prisión perfecta.
Gime, reclama, tiembla… todo en el mismo tenor. Pues es nuestra bestia la que nos domina. Y nuestra humedad la que nos acompaña.
Pero no es justo, no… aquello no puede acabar de aquella forma. Pienso en mi inconciencia. Pues mi mano ha abandonado su presa y le corre el cabello hacia los hombros. Deseo verla, como ella a mí. De ahí que en otro de aquellos arrebatos, le gire, viéndome. Tomándole por las piernas y sujetándolas entre mis brazos en aquella furia que nuestras bocas buscan ofuscar por nuestros gemidos. Pues es su espalda, húmeda la que ahora contempla el cristal, y nuestros ojos, la ventana de nuestras almas.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Vie 27 Sep - 1:23

No voy a poner reparos a sus formas. Ahora estoy caminando buscando hacerlo perder todo el juicio y lo logro. Lo sé en el momento en que escucho el rugido saliendo de su interior. Ni la luna puede salvarme de sus garras y no es que busque ahuyentarlo, por el contrario quiero que me coma.Un gruñido es lo que avisa que viene, y too se borra, por que al frente tenemos la ciudad y estamos en la punta del precipicio. Si caemos lo haremos juntos.

Siento su mirada fuerte, pesada sobre mi espalda. Viene tras de mi y puedo oír sus pasos. No tengo la menor tentación de voltearme, o quizá si, pero no lo hago. Ya me muero por volver a sentir como me toca, pero tampoco le hablo, solo lo aguardo hasta que ya no escucho más sus pasos y sus manos pasan a mi cintura sin mucho más, sin pedir permiso, sin buscar darme un gusto. Me tiene contra el cristal y mi cuerpo hace ahora contacto directo, y al roce del frío vidrio con los pechos rosáceos, se que en el golpe llevaré la penitencia de mis actos. Veo su brusquedad, siento su anhelo, su punto animal. Suelto un quejido más parecido a un gemido de dolor, pero no es por el golpe sino por que tarda, tarda más de lo que yo quisiera.

No puedo prevenir cuando entra y suelto un grito suave, por que a pesar de la humedad el fuerte impacto no pudo ser sobrevivido por mi precaución. Esto hecha de su tanteo. Y se mueve, sin darme tregua, haciendo que mis piernas que aun no se reponían flaqueen un poco, viéndome obligada a pegarme más al cristal, marcándolo nuevamente con el aliento al choque con el frío. Mi cuerpo se presiona una y otra vez contra el cristal al compás de su baile y las luces de la ciudad me envuelven. La vista es simplemente magnífica, y no se si estoy más extasiada por la escenografía y el ambiente, pero esta noche no la olvidaré nunca. No quiero que pare pero siento que mi cuerpo ya no puede sostenerse, voy a terminar en el momento menos indicado. Gimo, me estremezco y sabe que no podré mucho más pero es ahora el quien se rehúsa a terminar de esta forma. Me corre el cabello y observa mi rostro envuelto en el éxtasis que me provoca. Siento que voy a quebrarme pero no se lo digo.

Y de pronto con la fuerza de dios nórdico que le da su maldición me gira, de forma que estoy siendo cargada por sus brazos y mis piernas lo envuelven ayudándolo. Desde este angulo la penetración es sin nombre y mis manos se apresan a lazarse por debajo de sus brazos. Ya no sé si gemimos, gritamos o respiramos, solo se que ya no puedo contenerme más. Mi espalda se pega un poco al cristal con el sudor y grito su nombre sin buscar callarme para nada, y cierro los ojos apretándolos antes de arañarle la espalda como lo preví . No puedo parar, no cambiaría este final por nada, mucho menos cuando se por como dice mi nombre que el esta en lo mismo.

Y somos un solo grito; Un grito que podría hacer vibrar una campana, un grito que le hace envolverme por entero y apretarme contra el cristal completamente, un grito que se acompaña del suyo propio, un grito que me hace sentir como se aminora y se expande al compás de mis contracciones expulsando todo el desenfreno, un grito húmedo que huele a sal, que huele a miel. Y el concierto culmina con el aplauso acallado y la ciudad a mis espaldas, como espectadores de tan tremendo oculto espectáculo. Un montaje privado.

Mi cabeza pegada a su hombro. Su cabeza jadeando en el mio. Siento que si no me baja vamos a caer juntos, pero quizá es subestimado su fuerza más de lo debido, por que no parece tambalear aunque se que esta exhausto.

Se perfectamente que lo que corre por mi entrepierna no es precisamente solo mio y es cualquier cosa, menos un simple liquido blanquecino. Le beso el oído ladeando mi rostro, cansada.

Me siento orgullosa de poder hacerlo llegar a este punto.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Vie 27 Sep - 9:24

Parpadeo un par de veces, hasta reconocer que aquello no ha sido uno de mis sueños más perversos, sino ha sido algo más que real. Pues las huellas de aquel acto ya me recorren por la pierna, y otras las tengo ya tatuadas como heridas en la espalda. Con la respiración entre cortada, aún me cuesta recuperar el curso normal de mi aliento. Pues las últimas de mis energías han acabado en el interior de la oji-gris.
Sonrío, con algo de suficiencia, entre mis leves jadeos. Y deposita su cabeza junto a la mía. Con el peso de sus ser aún entre mis brazos, no flaqueo, pues en mi maldición recae esta ventaja. Más no tiento a la suerte y sin bajarla, la llevo a uno de los sillones más amplios, para descansar.
Dejo que su peso caiga sobre mí, y con el cuidado merecido. Aparto parte de su cabello rebelde de su rostro. Pues no imagino mejor noche que contemplarle hasta la inconciencia. Su mirada me recibe, cansada, agradecida. Con el rubor aun tiñéndole la piel, y le sonrío. Dando un dulce beso sobre la punta de su nariz en un pequeño juego inocente.
-¿Segundo round?-

Indico con la picardía en la mirada. Pues aunque mi cuerpo aún almacene algo de fuerza, si necesitaría algo de descanso para un segundo asalto. Pero eso, la rubia no lo sabe, y juego.
Y antes de que pudiera musitar queja alguna, le acallo con mi dedo índice en sus labios. Pues no busco dejar en evidencia las energías de mi chica, quien esta tarde-noche, me ha demostrado que puede ser más inventiva, hasta que yo en estas artes.
-Sh… sh… mejor, solo disfrutemos de la vista. Que aún debemos regresar al colegio.-
Musito. Pues aún en aquella posición, puedo disfrutar del perfecto lienzo, que me es su figura desnuda al contra luz. Pues la noche nos ha alcanzado, y lo único que ilumina, es la media luna, de confidente y las luces, de la ciudad que nunca duerme.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Vie 27 Sep - 19:09

Esta vez no es mi piel la que esta en contacto con el sillón y la suya la que esta en contacto con la mía, en una pose que en otro momento resultaría comprometedora, pero no ahora después de esto. Estoy exhausta. Su piel esta tibia, mucho más de lo que puede estarlo en niveles normales. Mi mano en su  clavícula, la otra cerrada en puño, pegada a mi pecho y mi cabello de costado, bajo mi rostro recargado en contacto directo a su pecho suave, fuerte, varonil. No puede saber la ternura inmensa que encuentro en el, aún si para otros podría parecer rudo.   Intento no pensar más en lo que paso antes de este preciso instante, aveces es necesario andar algunos caminos para llegar a la recompensa que la vida tiene reservada para ti, esto es como la novela Muggle que me obsequio hace unos meses: Es estar a tres metros sobre el cielo y, no importa cuanto lo busques, nunca con otra persona volverás a sentirte ahí, justo ahí donde todo es relativo y nada puede compararse. Nada te llena si no es juntos.

Lo miro fijamente, sus ojos me reflejan en silencio y cuando sonríe, estoy segura que se han opacado las luces de la ciudad. No puede haber mejor destello que su boca abierta a dientes blancos. Amo es hilera que cuenta historias sin sonidos, amo ese destello que puede dar vida a mi mundo oscuro, cuando toda la turbulencia se esmera en convertir lo que me rodea en un verdadero sitio de sucesos desafortunados. Nada puede arruinarnos, no pueden quebrarnos amándonos como hoy, como desde siempre. Estamos hechos para ser esto. Su beso en mi nariz me  vuelve un hada.

A su segunda cuestión mis ojos se abren enormes. ¿Enserio esta preparado?. Dudo, no se si podría aguantarlo todo y el solo sonríe, articulo las mejores palabras para excusarme sin sonar poco complaciente, pero es evidente que solo bromeaba y no me permite hablar. Pone su dedo en mi boca y me recuerda nuestros deberes como alumnos. Lo miro y se que no quiero despertarme jamás sin verlo conmigo, quiero vivir hasta el día en que pueda tenerlo.

Juego mi boca, con el dedo que ha colocado....y lo aprieto un poco con mis labios. La humedad lo recorre pero al ver su gesto me calmo de inmediato. No quiero malos entendidos. Le sonrío y tomando su mano con la mía vuelvo a recostarme sobre el.Es simplemente encantador.

El silencio nos acompaña por más tiempo del que queremos. Solo existen los ruidos de la ciudad.

Pasa el tiempo, y entonces, sin alzar el rostro, con miedo por lo ocurrido hoy, ese miedo que vuelve de pronto, me atrevo a cuestionarle lo que ya se.

-¿Podrías amarme siempre tanto como hoy?...¿Podrías  para toda la vida?-


y mientras, acaricio la mano que la mía sostiene, besando un poco sus dedos. El lo sabe, no existe otro para mi.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Sáb 28 Sep - 14:00

Todo vale la pena por estos momentos que comparto con la oji-gris. Desde la expresión de su rostro ante mi indecorosa propuesta, o ese toque de tentación que me comulga y me hace enloquecer. Hace que cada uno de los esfuerzos que nos ha llevado hoy aquí, valgan la pena… a pesar de la incertidumbre y de otras de mis preocupaciones.
El silencio es cómodo, confortable. Pues es su roce en cada respiración el que me ha hecho adicto a sí.
Sus palabras rompen aquel silencio, y con una sonrisa las recibo.
-¿Es acaso una propuesta de matrimonio lo que interpreto señorita Delacroix?-

Indico en un susurro buscando su mirada.
-Porque si es así, no imagino mejor condena para lo que restan de mis días de aquella manera…-

Porque en lo poco o mucho que nuestra relación ya se dibujaba en las estrellas, había calado más de lo que cualquier persona no había alcanzado en mí. Era mi primer pensamiento al despertar, y el último al caer la noche. Es más, hasta había sido capaz de pensarle en mis noches infructuosas de luna llena, cuando la razón me abandonaba y solo la sensación de remordimiento me apremiaba. En todo momento, era ella. Siempre ella.
-Te Amo, Aimeé Delacroix… y no concibo, una vida lejos de tu lado.-

Para muchos, aquello sería una sentencia, pero para mí. Aquello solo era lo que mi corazón no dejaba de decir en su palpitar.
Subí la mano hasta tomarle por la barbilla y la conduci a mis labios, pues aquel pacto silenciosos debía sellarse con un beso, si lo que buscábamos era que se hiciese realidad. Aún nos faltaba mucho para ese paso, con todo lo de la universidad por venir, pero me alentaba esa pequeña ilusión que teníamos la rubia y yo.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Dom 29 Sep - 21:36

Una propuesta de matrimonio dice. Yo no puedo compararlo, nunca he conocido a nadie que lo iguale. El es el protagonista de todas mis historias, es simplemente el mejor del universo. Me rió, nerviosa, cuando habla del matrimonio, me gusta que lo este pensando, pero me da miedo que lo vea como una presión sobre todo por que me lo ha cuestionado en un susurro y me mira sin perderme la atención. Amo como responde poco después, no solo por que me confirma que no lo dice a reclamo, sino que el considera la posibilidad más bella de pasar su vida por el resto de lo que de ella quede. Acaricio mi garganta con saliva, siento que el nudo se hace más grande pero esta vez por que no sé que decirle que quede almenos la mitad de hermoso de lo que el me ha dicho y ha hecho sentir.

-Demian-

Susurro.

Mis ojos lo observan, mi cuerpo lo llama, pero no en el sentido de volver a tocarnos la piel hasta la fiebre, sino simplemente en el hecho de que estamos ahí y me gusta tener su corazón y su persona tan cercana. No hay mejor imagen, ni las estrellas en el cielo, ni la maravilla más grande para la población en general, el es mi maravilla. Es la primera visión al alba, la única canción, el dulce más sabroso, mis pensamientos mas prohibidos, el terremoto que mueve mi mundo y lo cambia, el único latido, la más deseada sonrisa. Es mi cielo, es mi respiración, mi altura y el poder, es mi fuerza, es mi lado tierno, es mi lujuria interna, es el amor, mi amor, mi hombre.

Te amo, dijo, juntando mis manos entre las suyas y el mundo se colapso en el.

-Te amo...eso nunca podrás cambiarlo-

Su mano suelta la mía, va a mi rostro,a mi barbilla. Tiemblo, me besa en silencio. Que diferencia lo que tenemos a lo que pudo habernos pasado antes. Nosotros siempre seremos "Nosotros" y de eso no tenemos dudas. Así besándolo, abrazada a el por que me place, me recuerdo que pronto debemos volver. No detengo el beso, así bien solo lo continuo. Las horas han pasado y maldigo al reloj, pero lo bendigo en igual manera por que me permite tenerlo. Me detengo un momento en el beso, solo para apartarme lo suficiente y mirarlo. No, definitivamente, no quiero estar nunca sin el. No quiero.Le doy un suave golpecito en el pecho, a reclamo, me observa con los ojos muy abiertos.

-Oye..no creas que olvide lo de la "princesa del modelaje"-

Y se rie.

-Anda...que deberé cuidarte más por que, no soy la única que se ha dado cuenta de lo apuesto que eres-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Demian Schwartz el Mar 1 Oct - 23:28

Como la canción que se repite una y otra vez y no queremos dejar de escuchar, le reprocho con la mirada cuando la oji-gris se desprende de mis labios. Y se aparta, no lo suficiente como para atraerle sin miramientos, pero lo suficiente para que mi cuerpo demande su contacto.
Me da un suave golpe, y de su violencia me viene un reproche. Aquel que un trago amargo nos causo, y que no deja en el recuerdo lo sucedido aquella noche del baile. Pues entre la ingenuidad y la debilidad, la falta existió.
Río, intentando mostrar que aquello no paso a más. Y esta vez no lo fue. Pero no pongo en duda que algo pudo haber pasado, si la rubia no llega a interrumpirnos. Pero tiene razón, pues la “princesita del modelaje” más parecía encaprichada conmigo, que por el trabajo en la campaña.
-No debes preocuparte… tanto-

Digo, haciendo énfasis en la última palabra. Pues aunque muchas veces me cuesta prestar atención a aquellas señales. Como habíamos presenciado no hace mucho. Sí llevaba algo de razón en sus palabras la oji-gris.
-Creo que por algún lado deje la tarjeta que me dieron en la otra ocasión-

Agrego, volviendo la vista al baño, donde en algún lado seguramente estaría mi billetera resguardándola.
-Despreocúpate, seré más cuidadoso la próxima vez… claro, o igual podrías acompañarme siempre que quieras… para eso de que las arpías no me ataquen por la espalda-

Indicó, en son de broma. Mientras le tomo por la cintura y le atraigo a mi pecho, entre risas. Pues quiero disfrutar lo más posible de esta experiencia.
Río, juguetón. Y entre mis brazos me aproximo dándole una serie de pequeños besos por todo su rostro. Hasta que me detengo a coger un poco de aire, y dejar que la proximidad de sus labios y su aroma, me embriaguen.
-¿Fue difícil?-
Pregunto, con la duda en la mirada y en la voz.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Miér 2 Oct - 23:12

Se ríe, me dice que no debo preocuparme y nuevamente le doy un golpecito suave en el pecho. ¡Claro! si para el es fácil decirlo por que no me ha encontrado con nadie montado encima, pero vamos, que comprendo perfectamente el susto que se ha llevado cuando me ha visto con la blusa rota. Me recargo en su pecho, sin hacer más bulla, quizá tiene razón y no debo preocuparme tanto, después de todo el jamás me ha dado una razón para hacerle una escena de celos de las que tanto repudio ni mucho menos para desconfiar de el. Suspiro acariciando su piel.

Respecto a lo de la tarjeta ya no le digo nada; me gusta que siga sus anhelos y que los persiga independientemente de lo que yo opine de ellos, principalmente pensando que el es un chico independiente que me toma en cuenta pero no hace girar su vida totalmente en torno a lo que yo digo y pongo. me agrada esa independencia suya, es una de las muchas razones por las que lo amo tanto. Me causa gracia su siguiente comentario respecto a acompañarlo, básicamente para protegerlo, pero niego suavecito, asi, recargada en el como antes.

-No es necesario, sabes que confío en ti-

aclaro, sin darle más al papeleo del asunto. Sus manos pasan a sostener mi cintura, repegandome más a el, haciendo el contacto mucho más intimo. Esta riendo y le acompaño las risas pero más que nada por que me contagia y me siento feliz, si, del todo locamente feliz, principalmente por que estoy a su lado. Sus besos por mi rostro me bañan de su calidez, me cubro intentando evadirlo, bloquearlo, y pone más empeño en besarme. Esto es nuestro juego de niños y lo cierto es que nos amamos así, de una forma pura, de una forma sana, solo que más elaborada y pasional de lo que enfermamente se vería si solo fuera "un amor inocente". Toma aire, deteniéndose y lo imito, por que el jugueteo me ha agitado igual. Me lleno de su aroma en la respiración. Es el que siempre huele tan bien o ya no se con que suerte corre siempre.


Su duda se expresa en la siguiente pregunta. Le desvío un segundo la mirada, para volver a verlo lo más sincera posible.

-Siempre voy a apoyarte Demian...no importa cuan dificil, horrible o tortuoso resulte para mi ver como te comen con los ojos las mujeres...yo siempre, siempre te apoyare en lo que emprendas...tu eres el amor de mi vida Demian Schwartz y no existe nada en este mundo que pueda cambiar eso, ni siquiera una chica que intente violarte-

musito, riendo al final y de nuevo nos reímos juntos.

-Fue como debía ser, no tengo piedras en la sangre ¿Entiendes?...pero, ¿Sabes que habría sido más dificil?-

veo como niega, me acerco a su rostro.

-Resistirme a ti...a tu boca...a tus encantos...-

Nos miramos, estamos próximos al beso.

-Prefiero guardar celos indebidos unas horas a haber vivido cien años y no haberte tenido jamás..Te amo-

Y con el beso, se nos vienen las sombras, las caricias, los gemidos..de nuevo. Basta con resumir que el regreso al colegio ha sido mucho más tardado de lo que se esperaba.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: UNA BRECHA EN EL CAMINO /FLASHBACK +18 (PRIVADO: DEMIAN SCHWARTZ)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.