Route 66.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Route 66.

Mensaje por Thomas Chee el Lun 23 Sep - 17:55

Parte de su trabajo era pasar algunos fines de semana ayudando a que ciertos proyectos de la universidad se cumpliesen, nada burocrático, más bien la búsqueda de algunas plantas que faltaban para las clases de Medimagia o ir a ver algún grupo de animales que la universidad quería adquirir y que necesitaban ser inspeccionados, ese tipo de cosas a las que ya estaba acostumbrado y que le gustaban porque muchas veces podía ir en su viejísimo jeep del 89 que funcionaba por alguna razón que sobrepasaba a la magia.
 
Ese sábado tenía una tarea de fin de semana que le permitiría ir a visitar a su madre en Arizona y quizá pasar un par de horas con ella sin que los alumnos a los que debía acompañar estuviesen molestando. El ser el guardián de quienes tenían deberes tardíos que cumplir o de quienes daban razones para hacer uso de los recursos de la universidad no era la mejor forma de pasar un fin de semana pero al menos esta vez podría pasar por la reserva, por su Dinétah. Eso, sumado a que las excursiones siempre generaban una buena ganancia extra, le caía del cielo a Chee.
 
Acababa de hacer su saludo al sol y siendo ya un poco después de las seis de la mañana cogió sus cosas, se despidió de Julisa y salió de la fraternidad con un bolso de viaje sobre el hombro que el viaje duraría hasta la mañana del domingo. Llevaba lo básico, una muda de ropa, cosas para higiene y medicinas en pequeños frascos irrompibles gracias a la magia, esos siempre eran necesario para ese tipo de excursiones porque la gente al irse a lugares alejados tiende a ser poco cuidadosa y un poco imbécil.
 
No se iba a encontrar en la universidad con los dos chicos a los que acompañaría porque primero tenía que ir a recoger su jeep del taller mecánico, la tarea era ir a buscar medicinas alternativas al desierto y para eso ni las varitas los iban a ayudar, el desierto tenía su propia magia y no siempre era prudente intentar pasarla por encima. Al menos esta vez le tocaron chicos y sólo dos, una vez tuvo que llevar a cinco chicas que eran guapas y todo lo follables que uno se podía esperar, pero todo el viaje a Chee le resultó insufrible porque no dejaban de quejarse dela arena y de que las despeinaba el viento.
 
El taller al que había enviado su auto era el de su padre y que estaba cerca, en Yuma, no se llevaban mal pero la relación era cortante, le costaba olvidar cómo había dejado a su madre, a su hermana que apenas era una bebé y a él, intentaba dejar todo atrás porque su madre siempre les inculcó eso a Julisa y a él, pero el verlo con sus hijos al pequeños le da al menos una esperanza de que ahora Hank sí fuese a cumplir con ellos.
 
Luego de una breve plática y de dejarles un par de galletas caseras a sus medios hermanos se fue manejando, con el maletín en el asiento de atrás y esperando que a las siete en punto estuviesen en el punto de encuentro que era en Flagstaff, un pequeño pueblo en el que reservarían unas habitaciones para la noche que en la reserva navajo no se iban a quedar. Eran las siete y cuarto y no llegaban, él estaba apoyado en su jeep justo frente a la puerta del Motel Du Beau, no podrían dejar de verlo al llegar.


Última edición por Thomas Chee el Mar 24 Sep - 12:00, editado 2 veces
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Kitty Likens el Mar 24 Sep - 10:55

¿Recuerdan Cancún? Bueno Kitty aún no perdía la esperanza de poder ir y seguía juntando todo el dinero posible, lo más parecido a trabajar que había hecho en toda su vida. No lo hizo ese fin de semana no por los huracanes (de los que no estaba ni enterada) sino por que el verano ya ni se sentía como verano, sus hermanas estaban divididas, Sam seguía perdida y… y la verdad ni le alcanzaba el dinero pero estaba decidida a no pedirle ni un solo knut a sus padres por que si ellos no pagaban podía hacer lo que quisiera sin sus limitaciones.

Además quería demostrar que sí podía pagarse sus cosas ella solita. ¿A quién? Era secretito.

Como siempre se había inscrito sin saber que era. Solo sabía que tenía que ir a quién sabe donde para encontrar animalitos, pero no sabía con quién, donde, cómo y nada. Si hubiera sabido que Mina estaría ahí se habrían ido juntas.

No se le hizo tarde por que era puntualisima. De hecho madrugó, pero se cansó de esperar y se quedó desayunando en el motel con una vieja bruja disfrazada de muggle que terminó contándole que su hijo había estudiado en Salem pero que no habían podido costearse la universidad; también le enseñó a quitarse la tierrita de las pestañas sin que le entrara a los ojos y trucos para no quemarse.

Con permiso, por favo…. ¿por qué estás aquí? –iba saliendo del lugar cuando se encontró con Thomas. Ay no, no por favor, por favor, por favor.

Desde el día de la fiesta y del restaurante se había escondido de él. No visitaba a Maddie a su fraternidad, buscaba cualquier pretexto para no aparecerse por el pedazo de la facultad en el que estaba Thomas y por suerte iba mil cursos por encima de ella, así que gracias a lo bonito no tenían clases compartidas. Psicología lo habían cursado juntos el ciclo anterior por que era de esas materias obligatorias que podías cursar en el momento que quisieras pero antes de graduarte.

Además… conociéndolo la iba a tratar igual de mal que en los establos.

¿De quién es esa carcacha? Que fea está –dijo haciéndose visera con la mano mirando la jeep. Qué horror.

Kittencias
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
206

Kitty Likens
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 24 Sep - 20:41

Quizá debía plantearse la posibilidad de dejar de aplicarse a tantas cosas extracurriculares. Desde Salem había sido una loca por destacarse académicamente y ahora volvía a hacer lo mismo.

No era ni dinero, ni deberes tardíos, ni querer llenar su agenda para combatir depresión, se trataba solamente de juntar créditos mediante cualquier medio. Y siempre se había jactado de ser buena en casi todo así que una colecta de plantas necesarias para medimagia no le asustaba.

Desde muy temprano se había preparado para irse, aunque eso no sirvió de mucho cuando, con su nula capacidad de orientación, terminó perdiéndose, y por eso llegó quince minutos tarde, aunque no parecía apenada con su retraso, al contrario.

Cuando vio a Kitty se le iluminó el rostro, porque hasta ese momento no había sabido con quien le había tocado compartir esa actividad. Sonrió muchísimo y corrió hasta ella para saludarla efusivamente.

-No me digas que eres mi compañera. Me perdí horrible, debí pedir en el consejo escolar que me hicieran un traslador directo en vez de pretender que podía llegar sola.

Le dijo ignorando completamente a Thomas Chee, no por grosera –aunque se podía interpretar así- sino porque le puso mucha más atención a amar a Kitty. Le daba mucho gusto que ella fuera su compañera y no cualquier otra insufrible, aunque no se imaginaba que una chica como Kitty se avocara a esas actividades. Bah, qué importaba.

Cuando por fin miró a Thomas, cayó en la cuenta de la posibilidad de que él fuera el alumno mayor que le habían dicho que les serviría de guía. No podía decir que le entusiasmara mucho, cuando lo veía lo único que podía pensar era en su hermanita la zorra. Sonrió a medias y saludó con un gesto de la mano medio mustio y un “hola” bastante seco.

-----

Mini ropi

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Thomas Chee el Miér 25 Sep - 2:36

Tenía un cigarrillo en la boca para la espera, no es que le desesperase porque nunca esperaba modales excelsos de los alumnos menores y porque a quién le importaba esperar un rato, no era como si hubiese pasado una hora o dos, además ya tenía el adelanto del trabajito. Acabó uno, dos y hasta tres mientras el sol de Arizona le daba en la cara, aún quedaban vestigios del verano en esa zona del país y al menos a él le había mejorado el humor, incluso ante la expectativa de saber a qué joyitas universitarias debería escoltar esta vez.
 
Una voz femenina lo hizo voltear hacia la puerta del hotel y no era una voz cualquiera, era una voz conocida, era la posiblemente la última voz que quería escuchar porque su calma no podía soportarlo, era la voz de Kitty Likens la que comenzaba la inquisición acerca de qué hacía allí. Y además insultaba a su jeep, el pobre Pancho –así se llamaba su jeep– nunca había sido insultado así, estaba viejo pero por eso mismo merecía respeto. Le dio unas palmadas al auto como para hacer que le reste importancia a las palabras de Kitty, pobre Pancho.
 
-Nada.-le respondió con un tono grosero y un humor medianamente mlo. Ni defendió a Pancho porque ella no iba a entenderlo, sólo se iba a enfrascar en una discusión sin fin como en el restaurante. Tenía curiosidad por saber qué hacía ella allí pero no preguntó nada, más bien le miró las piernas esperando que el viento le levantase el vestido.-
 
El hecho de no tener las más mínimas ganas de tener algo que ver con Kitty le hizo obviar lo evidente, no quería verla porque después de confesarle que le gustaba se había quedado con el orgullo jodido y con unas ganas de verla que continuamente reprimía porque estaba convencido de que nada bueno iban a sacar de eso, ninguno de los dos. La llegada de Mina –no le tenía confianza, pero la llamaba así como todo mundo– lo hizo caer en cuenta de que ellas eran los dos chicos a los que debía acompañar.
 
Saludó a la recién llegada con la mano porque apenas la conocía y si era amiga de Kitty ya se imaginaba a lo que había que atenerse. Sacó la llave del contacto del jeep y jugó con el llavero entre sus dedos mientras iba hasta donde estaban ellas.-Soy el encargado, me encargaré de su seguridad y de que acaben con las tareas encomendadas. Ahora vayan a registrarse, hay que salir pronto que no podemos meternos al desierto a cualquier hora.-con un movimiento de cabeza les indicó que lo siguiesen hasta dentro del hotel, los arreglos estaban hechos y con que confirmasen sus datos estaban listos para salir.
 

-¿Traen todo en sus bolsos o hay que ir a buscarles mudas de ropa?
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Kitty Likens el Dom 29 Sep - 20:04

Aquel iba a ser el día más largo de todos los días largos; ojala que la otra persona fuera más como ella y menos como él, es decir, mínimo otra TPA (lo cual era imposible) o cuando menos una Epsilon o si ya era demasiado pedir… con que no fuera negro o muy gordo se conformaba. O pobre. Mejor con un pobre no, que fuera negro pero no pobre por favor.

El punto era que su “nada” solo le confirmaba todo; no solo que aquella tarde sería una pesadillita patrocinada por Thomas (lo único que podría patrocinar en su vida) sino que ya no sentía nada, nada absolutamente nada, por ella lo cual sí era un alivio pero también era como que algo que se sentía feo. Mejor. Que se consiguiera a alguien de su nivel, alguien que de seguro ni se depila las piernas, con dientes chuecos y ropa barata.

Que Mina fuera su compañera y no cualquiera hizo que su día diera un cambio de mil ocho mil grados, así que ya ni él ni su mal humor se lo iban a arruinar.

¿Por qué no me dijiste? Nos hubiéramos venido juntas –ella no se perdió por que le habían dado el traslador en la facultad. Ignorando a Thomas y tomando la mano de Mina mientras entraban a registrarse-, ¿Nos dormimos en el mismo cuarto? Yo ya me registré y la verdad es que no están tan tan tan mal.

Le daba mucha emoción compartir cuarto con ella, como una pijamada pero de dos. Rodó los ojos cuando escuchó a Thomas por que esa clase de comentarios la desesperaban y mucho. Mina sabía que ella normalmente no era así, pero qué le iba a hacer… era Thomas.

Ignóralo y se calla. ¿Te quieres ir adelante en la carcachita? –ella no quería ir de su copiloto, además de seguro Mina era más buena con los mapas aunque se hubiera perdido, ¿o no?-. Mina… pregúntale a Thomas a qué hora nos vamos, creo que a ti si te va a hacer caso.

De todas formas ella siempre había dicho que él tenía cara de ratero y que a veces le daba miedo cuando aparecía sin hacer ruido en la fraternidad de Maddie, era lógico que no le quisiese hablar, ¿no?
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
206

Kitty Likens
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Dom 29 Sep - 23:06

A ella también le daba emoción compartir cuarto con Kitty, le preguntaría mil cosas y le pediría consejo sobre el asunto de Snyder –que seguramente Kitty lo conocía como mucho más- y le preguntaría qué pensaba hacer para las vacaciones de invierno, quizá hasta podrían planear algo juntas. Y todo pintaba para ser muy bonito de no ser por la presencia de Chee y porque estarían un buen rato en el desierto.

-¡Ay pues no te dije porque no sabía! Pensé que era la única demente que hacía estas cosas. ¡Sí, en el mismo cuarto! Tengo un buen que contarte.

Volteó a ver a Thomas cuando hacía esa pregunta de que si llevaban muda de ropa en sus bolsas. Quizá era por influencia telepática de Kitty pero le pareció que usaba el tono de quien le hablaba a un par de descerebradas.

No iba a juzgar a Kitty por rodarle los ojos al navajo, cuando ella también le tenía reservas prejuiciosas a causa de su hermana la corriente. Y claro, luego de todo lo que sabía que Kitty pensaba de Thomas, le era lógico que no quisiera hablarle.

-Traemos todo, obviamente. ¿A qué hora nos vamos, luego de registrarnos y ya?

No se quería ir adelante en la carcachita de copiloto de Thomas, además ni sabía leer mapas bien porque era súper desesperada para eso. A Jesse solía decirle que más le valía aprenderse bien las direcciones antes de salir a ningún lado.  Entró al hotel a confirmar sus datos y pedir que la pusieran en la misma habitación de Kitty por si acaso les habían dado habitaciones separadas.

-Bueno ya está…

Estaba lista para casi cualquier cosa, lo bueno que Kitty era su compañera porque así sería todo como años luz más llevadero.

-Están lindísimas tus botas. Las mías las tengo desde mi época en que era rebelde y no seguía a los demás.

¿Qué? ¿Pensaban que iba a abrir conversación más universal para integrar a Thomas? Hell to the no.

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Thomas Chee el Mar 1 Oct - 0:24

El encuentro de ese par parecía haber sido diseñado para perros, el tono agudo que habían usado no le iba a romper un tímpano pero ya habrían ahuyentado a media manada de coyotes. A Mina no la conocía más de lo debido, hasta podía decir que con ella se llevaba incluso peor que con Kitty, le parecía una reinita que pensaba merecerlo todo, no por ser rica si no porque tenía un enorme ego que la hacía incapaz de pensar que si su matrimonio se había acabado no era culpa de Julisa, sino de ella y de Jesse. Él sí le agradaba, lo conocía ya suficiente tiempo como para andarlo criticando por su matrimonio fallido.
 
Mina no estaba en lo equivocado, de hecho las pensaba algo descerebradas, ese tono de voz les restaba mucho del respeto que inicialmente le brindaba a cada cual. Era una idiotez, pero si con ninguna de las dos iba a tener una relación más profunda alguna forma de identificarlas debía tener. Escuchar hablar a la ex señora de Crawford era como escuchar a la casi mujer de Chee, ambas igual de altaneras y con esa exageración blanquecina en sus ojos al dejar de mirarlo, como si de alguna forma eso les quitase parte del contacto recién hecho.
 
No le molestaban esos aires que se daban, de hecho hasta gracia le causaba pero probablemente fuese porque Kitty estaba allí, o no, ya ni podía notarlo. Era como ver a dos niñas pequeñas creer que por usar guantes blancos podían tomarlo como su mayordomo, tenía suficientes primas pequeñas como para haber aprendido a lidiar con los berrinches aunque lo que ellas hiciesen no fuese propiamente eso.
 
No tuvo tiempo ni de contestarle a la alemana eso de la hora a la que se iban de allí, para cuando volteó a mirarlas –cigarro en mano- ya estaban yendo hacia el hotel para registrarse y eso, cuando salieron la conversación claramente no iba dirigida a él y con un adentro las apresuró. Ni siquiera movió su maletín, si querían ir las dos atrás que lo moviesen ellas, encendió el auto y puso primera tras verlas ya a las dos en el auto, sin esperar a que se pusiesen cinturón de seguridad aceleró.
 
Amaba el aire del desierto, era distinto al que se respiraba en cualquier otro lado, algo especial había en él. La arena formaba nubes detrás de ellos y si ellas no quisieron ir delante era culpa de ambas, a los lados se levantaba también pero el sonido le impedía escuchar las quejas si es que las había. Antes de emprender cualquier aventura debían pedir permiso a la comunidad, si madre se había adelantado para hablar con la comunidad cercana al lugar en el que estarían, el Condado Navajo.
 
El viaje era de dos horas y Thomas no se detuvo, hizo el tramo hasta Winslow en más o menos una hora y cuarto, en todo ese tiempo no les habló ni les preguntó nada. En el pueblo se detuvo sólo por gasolina, faltaba una media hora y se los informó en la gasolinería.-Vayan al baño, que ya nos vamos al desierto. Y compren comida y bebida, que les dure hasta el atardecer al menos.-apenas eran las nueve y veinte de la mañana.-
 

Apenas les dijo eso lo tomó como un tiempo libre de su compañía, jaló una manguera gasolinera y llenó el tanque, compró un par de galoneras que puso en el asiento del copiloto y tras estacionar el auto fuera del mercadillo de la gasolinera entró para comprarse algo de comer, también algunas botellas grandes de agua y varias cajetillas de cigarros.
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Kitty Likens el Dom 6 Oct - 22:56

No sabía guardar ningún secreto. ¿Se veía como el tipo de niña que si? Obviamente iba por la vida divulgando sus cosas así como así, pero de eso a no contarle nada de nada ni a Charlie ni a Maddie que eran su otra tercera parte ya era un punto totalmente aparte. Nunca les había ocultado nada y estaba segura de que ellas le habían contado hasta el más insignificante de sus chismes. ¿Y entonces por que no podía decirles lo del establo? ¿Qué no confiaba en ellas?

Se lo contaría todo a Mina en la noche o iba a explotar, luego, si las cosas se ponían feas, le haría un obliviate. Ya lo había practicado y con un poco de suerte solo le borraría un par de horas de su vida y ni quien se acordara de nada… bah, Mina era la ex señora divorciada ahora de Crawford… bueno, al menos Crawford no tenía cara de violador y no necesitaba de la caridad para pagarse la universidad. Rayos.

Y a mi las tuyas… son taaaan tú –y era verdad. No solo algo dicho de dientes para afuera con puras hipocresías.

Tal vez hablaron un largo rato de pura ropa o como dos cotorras de todo el mundo y casi olvidándose de la presencia de Thomas. Aunque no lo creyera, le gustaba esa carcachita y seguramente estaba mágicamente arreglada por que no sonaba como si los fuera a dejar parados en cualquier momento en medio de la nada. O eso pensaba Kitty.

¿Ya llegamos? –habló muy rápido, como una niña chiquita enfadosa en un viaje largo en carretera. Vio a Mina como si Thomas acabara de decir la cosa más horrible cuando se detuvieron en aquella gasolinera-. ¿Aquí? Pero si está lleno de gérmenes; no, yo no quiero ir, ¿tu si?

Llevaba las gafas puestas pero igual veía a Thomas, no podía creer que pensara que irían al baño ahí. Antes preferiría hacerlo detrás de un cactus o algo así o quizás aparecerse muy lejos. Pero él ya se había ido a hacer quién sabe qué cosas y como era bien muggle parecía que eso iba para largo.

Mina… te tengo que contar algo muy muy muy intenso, pero me tienes que prometer que no le vas a decir a nadie… a n-a-d-i-e, ni siquiera a Harley. ¿Me lo prometes? –levantó su dedo meñique por que como buena TPA creía más en una promesa de meñiques que en un encantiento-… es que.. sino se lo cuento a alguien me voy a volver loca.

Miró por encima del asiento para ver que estaba haciendo Thomas y para ver si no las escuchaba por que 1 no quería que se diera cuenta de que todavía se acordaba y 2 tampoco quería que creyera que el también podía andar divulgandolo. Claro que Kitty no sabía que ya se lo había contado a su hermana la facilota.

Pero creo que mejor te lo cuento en la noche, mejor... ¿y Nick? Haz salido con él?

Ya se había decidido a quedarse de ahí y esperar a que Thomas se volviera a subir. Claro si es que Mina quería.
avatar
Theta Phi Alpha
Mensajes :
206

Kitty Likens
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Dom 6 Oct - 23:32

Ese Thomas no tenía ningún respeto ni temor de dios. Mina movió el maletín con magia y casi deseó que tuviera puras cosas valiosas de cristal adentro porque el movimiento no fue nada delicado. Qué le costaba moverlo para que ellas se sentaran juntas atrás, era básica caballerosidad, por la magia. Como fuera trató de no enojarse de más por eso, trataría de sacar todo lo positivo posible de ese viaje.
 
La charla intrascendente le hacía bien, no tenía porque hacerse la intelectual enfrente de ninguno de los dos, y eso era bastante relajante, también era relajante mirar las formas de arena que se hacían conforme el avance del jeep. Le hubiera gustado convertirse un poquito en urraca y sobrevolar el desierto. Lo haría más tarde.
 
Cuando pararon en el lugar ese, ella tampoco quiso bajar a hacer NADA ahí, como para pescar el cólera –bueno nada que ver, pero anyway- lo que sí podían hacer era abastecerse de botellas de agua y comprar algo de comer. Pero antes de bajar del jeep, Kitty la interceptó con aquello de que le iba a contar algo muy intenso.
 
-¿Qué es, qué cosa? ¡No! Cómo crees que le voy a contar a alguien. Te juro que no.
 
O sea, Harley era su otra mitad, el amor de su vida, pero cuando le hacía una promesa a alguien, la cumplía a menos que afectara a Harley directamente de algún modo, y no era el caso. Enlazó su meñique con el de Kitty haciéndole la promesa.
 
-¡No! Cómo que en la noche, o sea voy a estar todo el rato con el pendiente. Mejor vamos a comprar unas Lays y me cuentas adentro de la tiendita esa. No he salido con Nick, he salido con Billy…pero no somos compatibles o sea no puedo. Vente… no me dejes con esta angustia.
 
Bajó del jeep de un salto y le extendió la mano a Kitty para ayudarla como un caballero.
 
-¿No tendríamos que comprarle nada de comer a él, no?
 
Claro que el comentario fue despectivo y con toda la mala intención, como diciendo que el niño necesitaba caridad.Ojalá Thomas no fuera un gendarme y les gritara que ya se les había acabado el tiempo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Thomas Chee el Sáb 12 Oct - 22:20

Si no querían ir al baño y exponerse tras los cactus era su problema, estaban grandes como para asumir sus responsabilidades. No quería escuchar sus quejas de engreídas y lo que pudiesen pensar de él le importaba poco o nada.
 
La miró a través del vidrio con una media sonrisa que el dependiente descubrió al momento de cobrarle, el tono de su voz delataba lo que había visto en el rostro de Chee y tenían suficiente tiempo de conocerse como para que le bromease el respecto. El navajo lo negó pero continuó mirándola algunos segundos más, ya sin la sonrisa y con un par de bolsas grandes en las manos. Había comprado –para él - unos diez emparedados, dos botellas enormes de agua, algunas botanas pequeño botiquín y unas cuantas cajetillas de cigarrillos. Ellas entraron y él salió.
 
Guardó su boleta porque esos gastos se los devolvían en la universidad y volvió con ellas, encendió su jeep y con un silbido les indicó que ya era hora de subir. Si querían quedarse en el desierto que lo hiciesen, de todos modos se tardó un poco en acelerar porque no encontraba su encendedor, no iba a usarlo allí mismo pero las ganas de matarlas le daba una necesidad muy grande de fumar.
 
Al encontrarlo encendió y suponiendo que no se habían querido quedar con el grupo de camioneros que acababa de llegar a ponerle gasolina a sus vehículos aceleró. Por el retrovisor las vio, o al menos su cabello, se quedó callado la media hora que duró el viaje hasta la reserva en cuestión, debían pedirle permiso a los lugareños para inmiscuirse en su terreno. El sol se mostraba con más fuerza y la arena los rodeaba ahora, no se veía nada, sólo arena, tuvieron que rodear una enorme duna para finalmente llegar a lo que parecía ser una feria, pero no como la de la escuela.
 
No era un pueblo, era un lugar temporal en el que estaban realizando una ceremonia y que acabó tornándose en una feria para los visitantes y en el que los navajos recitaban historias, cantaban y vendían artesanías, era una actividad cultural que buscaba crear conciencia en los que no eran lugareños. Una mujer alta y de tez oscura se acercó, no usaba plumas ni nada que ellas pudiesen creer que usaba por ser navajo, usaba un vestido hecho de forma tradicional y que mostraba los colores típicos del lugar.
 
Thomas apagó el auto y sólo les advirtió que se quedasen allí, sin detalles, llegó hasta la mujer y la abrazó con fuerza por varios segundos, luego tomó su rostro y besó sus mejillas con la sonrisa más grande que alguna de ellas hubiese podido verle. Era su madre, y aunque ni Julisa y él hablasen en todo momento de ella o de su familia, para ambos era lo más importante. Hablaron en navajo durante algunos minutos, la mujer saludó con un gesto a las dos muchachas pero Thomas la detuvo, no quería que se acercase a ellas y su madre aceptó esa idea, le bastó a la mujer hablar dos minutos con su hijo para saber que una de las dos significaba algo más para él aunque no sabía cuál.
 
Pronto llegó un hombre mayor seguido de unos un poco más jóvenes y Thomas inclinó la cabeza ante ellos a modo de saludo, el mayor era su abuelo, lo abrazó del mismo modo que a su madre pero por menos tiempo, eran hombres y no podían ser tan expresivos entre ellos como con las mujeres. Eran los líderes del clan navajo, todos elegidos en el 2010 para ser los encargados, a ellos debía pedirle Chee el permiso para guiarlas por el desierto. Con respeto expuso su caso, nervioso porque no quería que ellas bajasen del jeep como un par de locas a arruinar eso, eran hombres serios, lo consideraban por ser nieto de Robert Chee pero esa consideración no era más que un cariño, no un privilegio.
 
Tras diez o quince minutos de negociación acabaron de hablar, confiando sólo en su palabra por las excursiones que ya había guiado le dieron el permiso, avisarían a los demás que no los lastimasen si los veían, a ellas en realidad que eran las extrañas. Tras agradecer y hacer el trato correspondiente los vio alejarse, estrechó la mano de su abuelo que le dio un consejo como siempre, su madre le dio otro abrazo largo y lanzó al viento una oración para que lo cuidasen las divinidades. Le dio un beso en la frente y regresó hacia su jeep, ya con la venia de los jefes.
 
-Tenemos autorización.-les informó, ya podía decirles qué harían y darles detalles.-Vamos a avanzar unos cinco minutos más y bajaremos del jeep, tendremos que caminar en esa zona está muy cerca de una antigua zona de sepultura y tenemos que mostrar respeto. Nada de botar basura ni ninguna de esas cosas, ¿entendieron? Es importante.
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Route 66.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.