Bad Day

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bad Day

Mensaje por Daniel Lindberg el Lun 30 Sep - 23:36

No puedo creer lo increíblemente (?) cansado que estoy, parece cosa de otro mundo, aunque  sea prácticamente lo mismo todos los meses. Es como si de pronto, algo te succionara las fuerzas de la noche a la mañana y ese poder que has venido reuniendo durante al menos una semana entera, de pronto se esfuma sin más, dejándote un hueco en los músculos y un vació en alguna parte de la mente. Claro que el vació mental no dura para siempre, a veces no dura si quiera tres días, sin embargo esta vez me resulta casi cómico.
 
Me enderezo todo lo que puedo, mientras los huesos de mi cuerpo empiezan a encajar donde deben, con un fuerte chasquido que rebota en las paredes huecas del lugar en donde estoy. Todos los meses es igual, vengo aquí, me encadeno, me transformo, sufro en silencio (o lo más silencioso que espero ser) y a la mañana siguiente termino con los músculos molidos y un dolor de cabeza increíble. Resaca lobuna, lo mejor del mundo.
 
Hago como puedo para ponerme de pie, arreglar todo para dejarlo funcional para el siguiente mes y luego regreso al dormitorio de la fraternidad. Hoy es día de entregar trabajos, tengo práctica en la enfermería y estoy casi seguro que hay una especie de examen práctico después del medio día. Es en ocasiones como esta, cuando llego a detestar mi vida. Y aunque sé que será la peor decisión que pueda llegar a tomar, me cubro con las cobijas y quedo en una especie de estado comatoso por al menos cuatro horas. Puedo darme cuenta, aun antes de ver el reloj, de que no pasa del medio día, por qué los rayos de sol pueden filtrarse por la cortina de la ventana.
 
Me levanto y me doy una rápida ducha de agua fría, para después salir corriendo en dirección al examen (ni si quiera puedo recordar de qué rayos es). ¿La sorpresa? El aula está vacía, seguramente llego tarde. Es así, como después de una pequeña caminata, termino sentado en una de las mesas de la cafetería, con un montón de comida frente a mí y demasiada gente alrededor para mirarme. Quizá si el estómago vació no me hiciera tanto ruido, podría aguantar hasta estar solo para devorarme las cosas que tengo en frente.
 
La hora es precisamente la más concurrida del lugar, quizá por que muchas clases tienen descanso o por que los estudiantes saben que es un buen lugar para despedir la mañana. Como sea, todas las mesas están ocupadas, por montones de chicos y chicas. Es entonces cuando la distingo entre toda la multitud, como si estuviera buscando un lugar para sentarse pero sin hallar uno.
 

-         Schweinsteiger puedes sentarte aquí si quieres – le digo en tono amable. Si, jamás hemos sido los mejores amigos, pero no me molesta compartir la mesa y quizá eso haga que más de un par de ojos curiosos me retiren la vista de encima.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
125

Daniel Lindberg
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad Day

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 1 Oct - 0:00

Había tenido una mañana tremendamente productiva. Después de su rutina diaria en la pista para correr de la zona deportiva, un desayuno de campeones y una clase a las 9 am que terminó a las 11 en punto, había devuelto unos libros a la biblioteca y ahora moría de hambre. Era la hora de ese snack necesario para seguir con vida el resto del día, así que se dirigió a la cafetería. Desafortunadamente todo estaba repleto y no tenía ganas de cupcakes, que era lo único que podría entrar a tomar sin hacer fila y comerse en cualquier lado. Qué depresión. Buscó con la mirada un lugar donde sentarse, quizá encontraría a Kitty, o a Harley. Un chico de su curso le hizo señas pero fingió no haberlo visto porque no tenía ganas de escuchar su “elocuente” conversación sobre si White era un pesado o no, así que siguió caminando. Lo único que necesitaba era una maldita mesa libre.

Afortunadamente, sus niveles de tolerancia estaban altos, quizá porque había pasado bien la mañana, así que podía alargar esa búsqueda cinco minutos más, o quizá hasta diez. Total, no tenía clase hasta las 2 y se podía dar ese lujo, aunque le hubiera gustado usar su tiempo en algo mejor que buscar una mesa. Para su fortuna, escuchó su apellido de una voz que no era repelente. Miró en dirección a Daniel y sopesó sus opciones: seguir buscando o compartir espacio con él y su bacanal personal.

Dan siempre había sido más amiga de Harley que de él, pero no le parecía mal chico, aunque estuviera tan cambiado. Era como si los dos hubieran tenido un cambio de personalidad o de imagen y hubieran hecho un extraño switch entre ambos. Como fuera, no le caía mal, y era mucho mejor que sentarse con su compañero de clase. Sonrió a medias y caminó hasta él, saludándolo desde antes con un gesto de la mano.

-Gracias, es imposible encontrar sitio a esta hora.

Trató de no hacer ningún comentario sobre la gran cantidad de comida que tenía enfrente, aunque sí terminó soltando una risilla inevitable. Un menú mágico llegó flotando hasta ella y señaló algunos platillos que minutos después –no muchos, esperaba- aparecerían frente a ella.

-Hazle espacio a mis proteínas.

Terminó por bromear sin intenciones de molestarlo. Al contrario, lo veía algo demacrado, aunque la vida universitaria te ponía así de mal si no te cuidabas o si pasabas una noche de alocada fiesta.

-¿Cómo has estado? No te he topado en ninguna fiesta ni nada así. ¿Te la pasas en reuniones ultra secretas de los Delta?

----

ropita del amor

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad Day

Mensaje por Daniel Lindberg el Miér 2 Oct - 21:32

Al parecer todo resulta al revés, pues en lugar de apartarse, un montón de miradas curiosas vuelven a posarse en mí (sin contar con el otro tanto que la mira a ella); quizá he rebasado un límite no dicho en la Universidad y el hecho de que una alumna casi modelo como ella y un papanatas sin futuro como yo convivan sería igual al apocalipsis. Bueno, pues que se pudran todos y que se acabe el mundo. Le devuelvo el saludo, aunque lo hago brevemente mientras con la otra mano tomo una de las bebidas que hay frente a mí; esa es otra parte que no me agrada tanto de la licantropía, que siempre tengo un hambre del demonio, especialmente tras noches como esta, en que mi fuerza física parece haberme abandonado y la necesidad de alimentarme nubla mi juicio.
 
-          No te fijes, el sitio siempre es un caos a esta hora
 
Sé que intenta ser educada al no decir nada sobre la barbarie de alimentos que tengo justo enfrente, pero su mirada lo dice todo por ella. Seguramente se pregunta cómo semejante cantidad de comida cabe en alguien como yo. Y es normal, digo, jamás he sido un fortachón ni me distingo por ser especialmente alto, así que las cantidades de comida industrial que ingiero no pueden pasar desapercibidas… Probablemente más de una persona se pregunte por qué sigo sin subir de peso.
 
-          ¿De qué hablas? – respondo ante su pequeña broma, lo suficientemente serio como para que se extrañe – Te invite a sentarte a ti, no a robar el espacio de mis sagrados alimentos – La observo con la mirada impasible, serio hasta más no poder y entonces le sonrío, le hago un guiño y aparto parte del festín que tengo delante – Reuniones súper secretas, tanto que si lo confirmo tendré que matarte… o comerte, creo que en este momento no notaría la diferencia entre una cosa y otra – Le sonrío ampliamente, después de todo no es como si fuera una extraña.
 
Me divierte la forma en que algunas de las personas que nos rodean siguen mirando, como medio escandalizados por la forma tan amigable en que nos estamos tratando. Recuerdo que durante las épocas de colegio jamás fuimos cercanos, aunque Wilhelmina parecía ser una de las mejores amigas de Harley, siempre pesó en mi más el concepto de ‘oveja negra’ que la precedía. Supongo que es curioso como las cosas se transforman, pues ahora el descarriado soy yo y ella, parece haber encontrado el camino correcto.
 

-          He estado lo suficientemente bien para mantenerme consciente en las clases. Te juro que esta carrera va a terminar con mi vida social y quizá con mi salud mental y física, pero ya sabes… el precio de ser un buen medimago ¿Y tú? ¿Qué dice tu vida? -
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
125

Daniel Lindberg
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad Day

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Jue 3 Oct - 20:46

Le daba igual que la miraran. Con todo mundo pensando que estaba saliendo con el presidente de los Alpha, conocido por no ser precisamente tolerante con según quienes, no le sorprendía que todos pensaran que se le había zafado un tornillo por sentarse con un Delta y lo que era mejor (o peor): con ese Delta en particular. Mina sabía que había cierto código social en la universidad y por lo general no le molestaba cumplirlo, pero también había veces que le daba absolutamente igual, como en los viejos tiempos.
 
Sobre las cantidades exorbitantes de comida que ingería, no se preguntaba nada raro. Lo más que pensaba de él era que tenía un metabolismo privilegiado, en especial porque no era de los histéricos que se pasaban horas en el gimnasio (precisamente, como la mayoría de los Alpha) y eso lo sabía nada más porque ella sí que lo hacía. Como fuera, le echaba la culpa a su metabolismo otorgado por los dioses, no tenía idea de que compartía licantropía con Nick.
 
En realidad su comida no era mucha, apareció una ensalada césar con pollo y ya, algo que se veía ridículo en comparación con los alimentos de Daniel, pero a esa hora solo comía el tentempié antes de la hora de la comida bien, dentro de unas tres horas. Era muy estricta con sus horarios y todas esas cosas. Le sonrió de vuelta cuando lo ve sonreír, lo que para sus compañeros los metiches parece una cosa de lo más extraña.
 
-Explícame por qué todos miran, ¿estás involucrado en algún chisme jugoso del que no me he enterado?. No soy la primer chica a la que matas por estar a punto de soltar información clasificada, ¿verdad? Y ellos lo saben
 
Le preguntó tratando de bromear con todo ese asunto. No recordaba la última vez que hubiera estado sola con él y las cosas se hubieran dado con naturalidad, siempre estaban Harley o Lucian de por medio, pero por ahora iba bien.
 

-El precio de ser sanador. A mi me va muy bien, pero estoy en el primer semestre apenas, no es nada… voy a tomar el diplomado de transfiguración y ya veremos de ahí. Hasta el momento me gusta pero quizá cuando esté en 4º semestre como tú, ya no pueda vivir con mis ojeras. Oye, ¿ya sabes qué le regalarás a Harley por su cumpleaños?

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad Day

Mensaje por Daniel Lindberg el Sáb 5 Oct - 0:25

-          Oh si – le respondo – Existe el rumor por allí de que me he acostado con la profesora nueva… aunque, ya sabes, son solo rumores -  le guiño el ojo para que sepa que estoy bromeando, aunque no sé que tan en serio lo hago. Si he escuchado ese tipo de habladurías sobre mí mismo, solo que jamás les presto atención.
 
Me llevo una hamburguesa doble con la carne medio cruda a la boca y casi puedo jurar que me la acabo de tres mordidas. Seguida de un puñado de papas fritas y un buen trago de jugo de calabaza. Me encanta que la comida de este lugar sea tan variada, puesto que en días como este puedo probar todos y cada uno de los platillos de al menos un puesto de comida. Nada de postres, me da nauseas el sabor dulzón del azúcar y es probable que si la ingiero solo me cause indigestión. Ya estoy tomando una cuchara para empezar con el segundo plato, cuando la pregunta de la chica me deja medio congelado en mi lugar.
 
¿Regalo? ¿Qué regalo?
 
-          Es verdad… ya casi es su cumpleaños – Digo por lo bajo. Tiene tanto que no celebro uno de esos acontecimientos para alguien que me cuesta trabajo recordar los importantes y no es como que Harley y yo nos hablemos de las mil maravillas en este momento. Sigue evitando mirarme de frente cuando nos topamos por los pasillos y casi no logra dirigirme la palabra – No estoy muy seguro, creo que su gusto desde Salem ha cambiado bastante… ¿Tu qué planeas regalarle? –
 
Es como una tradición no dicha, que entre amigas se compran los mejores regalos. Igual me convendría pedirle consejo a Wilhelmina, de esa forma no terminaré siendo un desastre… como siempre.
 

-          Pfff recuerdo cuando HD iba en 3er año, Shane e Ian se pusieron de acuerdo para comprarle un vestido y unos zapatos a juego… se supone que yo tenía que haberle comprado los accesorios, pero ese par jamás me dijo de que color y… ya te imaginarás, fue un desastre. Aunque Harley es linda, nunca se quejó y hasta utilizó el bolso naranja en un par de ocasiones – personalmente creo que odiaba ese bolso, pero siempre apreciaré las ocasiones en las que se lo vi puesto.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
125

Daniel Lindberg
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad Day

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Dom 6 Oct - 13:35

-Ah, eres suertudo porque es guapísima.
 
Dijo respecto al asunto –cierto o falso- de la profesora nueva y su acostón. Le regresó el guiño sabiendo que de todos modos todo iba a broma. Era extraño ver ese cambio en él, como seguramente también era extraño para sus amigos más antiguos ver el cambio que ella misma había tenido, aunque en su caso no había escuchado más que halagos. Ver a Daniel comer como estaba comiendo le estaba dando muchísima más hambre a ella, por lo que al final terminó tomando la carta de nuevo para elegir una hamburguesa justo como la que él se terminaba de comer, aunque no en término casi cruda la carne. Compaginaría la ensalada con eso.
 
-Te odio, despertaste en mi un hambre ancestral. Me antojaste horriblemente
 
Se encogió de hombros cuando le preguntó qué planeaba regalarle. La verdad era que todavía se lo estaba pensando mucho.
 
-Lo único que sé es que le compraré una escoba nueva por aquello de que entró al quodpot. Pero ese es como regalo aparte, todavía no sé cuál será el regalo bien, el definitivo.
 
Lo tenía que pensar, quería sorprenderla y hacerla feliz pero no sabía muy bien qué podía hacerla feliz y ser útil al mismo tiempo. Alardes fuera, tenían todo lo que necesitaban. Le sonrió con un dejo de nostalgia cuando escuchó la anécdota que involucraba a Shane y a Ian.
 
-Ustedes los hombres no deberían aventurarse a comprar ropa sin la supervisión de una mujer nunca. Jamás.
 
Sonrió bajando ligeramente la mirada. Todavía sentía una opresión en el pecho cuando escuchaba de los amigos que habían perdido en su vida. Era muy raro. Trató de no pensar en eso y olvidar el asunto. Su hamburguesa se apareció frente a ella y la comió –con decencia, no tipo Daniel- con gusto. Al diablo los horarios.
 

-Si quieres podemos ir en la búsqueda del regalo juntos y yo te ayudo al veredicto final. Y conozco un lugar donde venden hamburguesas mejores que estas, te invito una. Tienen champiñones adentro, y cebollas dulces, y un aderezo de a saber qué, quizá solo son bundimuns aplastados, pero saben bien.

Volver arriba Ir abajo

Re: Bad Day

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.