Mini Bar

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Sáb 5 Oct - 21:47

Tenía que estar loca para hacer eso,  si bien había acordado pasar tiempo con mi papá, el hecho de ir a visitar la mansión en Rhode Island no era la mejor de las ideas y lo sabía, ¿Por qué? Porque normalmente había como mil personas ahí dentro que mi papá si conocía pero yo no,  incluso a un pequeño niño le llame por un nombre raro y casi me incendia el pantalón en venganza, sin embargo la Mansión en si no era tan mala después de todo.  Tal vez nunca se lo había dicho a nadie, pero a pesar del rechazo que en principio sentía por todo eso, siempre sentí que algo dentro de mi pertenecía ahí, creo que lo supe desde el momento en que ver vísceras de juguete adornando la escalinata principal no me hizo devolver el estomago.

Mi cumpleaños estaba cerca y como cada año pasaba uno o dos fines de semana ahí, de hecho Odile y Odette organizaban una casa del terror para los familiares donde si había sustos de verdad y, debo admitir que ver gente corriendo por sus vidas para celebrarme era mucho mejor que las fiestas que mis hermanos menores me organizaban, cuando era más joven (y vivía con mi padrastro), siempre en Halloween mi hermana hacia de esas fiestas donde las adolescentes van disfrazadas más como zorras que como personajes de terror, odiaba esas fiestas por que no conocía ni a la mitad de las personas, pero Evelyn era una niña caprichosa y siempre hacia su santa voluntad.

Yo me encontraba en esos momentos viendo el techo de la habitación que me habían asignado dándole vueltas a todo eso en mi cabeza, me recordaba una y otra vez las cosas que me habían llevado a estar en esa situación, era mejor que prestarle atención a los sonidos de la madera crujir o las bisagras rechinar de forma espeluznante; tenía que ser sincera, aquella vieja mansión era como el escenario perfecto para una película de terror, más porque en efecto había fantasmas recorriéndola, la mayoría eran buenos e inofensivos, pero no me gustaban en lo absoluto.

Después de darme cuenta que no podría dormir, decidí levantarme, ya era entrada la noche la verdad, pero aun así  creí que sería buena idea beberme una botella de ron que me traje de contrabando, ¿Qué? Ya tenía casi 19 años, tenía la edad suficiente como para ponerme ebria si quería, mis padres no eran una autoridad tan extrema en ese sentido.

Y a eso se resumía mi situación, la verdad beber sola no era lo mejor de la vida, más si ni siquiera tenía refresco para acompañar, me debatí por unos momentos entre ir sola por los pasillos (en los cuales siempre me perdía) o beberlo solo, como podrán imaginar, la situación me llevo a recorrer en la madrugada, los pasillos de la mansión, con el ron en una mano y tratando de hacer el menor ruido posible. Obviamente me perdí por que la mansión tenía como mil y un habitaciones, cuando llegue a una que parecía una especie de mini bar sonreí de medio lado y entré… aun que casi suelto un grito de terror cuando vi a alguien sentado en la barra.

AY QUIÉN DIABLOS ESTA AHÍ?- Grite tal vez de una manera más dramática de debido, pero de inmediato me recordé que había más personas en la mansión y me cubrí la boca esperando por escuchar algún sonido de que alguien se hubiera despertado, no era así, así que cerré la puerta tras de mí y luego me gire hacia la figura.   ¿Sabes? Si algún día muero y regreso como vampiro, tú serás la primera a la que le chupe la sangre, por matarme de un susto…  ¿Quieres beber algo?...

mis pijamas

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Sáb 5 Oct - 22:23

Haber ido por el fin de semana a la Mansión Lovecraft en Providence no había sido una mala idea del todo. El alejarse de Thomas y con lo que lo relacionara -o sea, todo el Campus- le estaba haciendo bien por un momento, sabiendo que una vez que regresara a la Universidad la situción regresaría a ser un completo desastre. Ahí en Providence al menos tenía muchas otras cosas en qué pensar y con quien hablar de cosas más sencillas o de criaturas, aunque todo a final de cuentas siempre le regresaba el rostro del navajo.

Odille no sufría de insomnio crónico como Odette, ella a veces no podía dormir y no había poder humano que la hiciera pegar un ojo en toda la noche y esa era una de esas terribles noches así que decidió salir de la cama con su pijama negra y pantuflas de garras de dragón y comenzar a deambular por los pasillos con un solo obejtivo: ir a la cantina del tatara tatara abuelo o de quien haya pertenecido la mansión.

Sin encencer las luces -ya se sabía la posición de los licores con los ojos cerrados y la posición de las sillas y la barra, solo se alumbraba un poco con la varita para no tropezar con alguna botella caída- fue directamente por la botella de whisky de malta que tenían en una de las repisas y tomó un vaso en el cual sirvió un poco, sin hielos, seco.

Acercó un cenincero y encendió uno de sus cigarillos. Aún tenía el cigarro de marihuana que había caído del carro alegórico de Thomas y lo había puesto en el bolsillo de sus pantalones de pijama pero no era tiempo para encenderlo, no aún. 

Le dio un sobro a su trago y luego decidió terminarlo, así hizo con tres vasos más hasta que escuchó a alguien asustarse al verla. Era la primera vez en mucho tiempo que no se proponía asustar a nadie y aún así lo lograba. Eso la hizo sonreír y luego escuchó la voz de su querida Dalia.

-Esta vez no ha sido a posta, debes aceptar que tú te espantas igual de fácil que Annete.

Respondió dándole un último trago a su cuarto vaso de whisky -en realidad ni los estaba sirviendo bien, solo quería hacer como si de verdad estuviera bebiendo hasta perder el conocimiento, pero ahora que Dalia estaba ahí, quizás las cosas cambiaran- y giró el rostro hacia la pálida rubia y levantó el vaso señaldando la botella de cristal de whisky.

-Estoy servida... sírvete tú, no me gusta beber sola. ¿Qué haces despierta o más bien qué haces aquí? Volviste a perderte, ¿verdad? ¿Quiere que le haga un mapita, la niña?

Intentó sonreírle lo más natural que pudo evitando que la Odille de cabello azul opaco resaltara más que la Odille normal de cabello de colores. No tenía ganas de volver a revivir lo de Odette ahora con Dalia, aunque fueran opiniones completamente distintas.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Sáb 5 Oct - 22:50

¿Qué yo qué? ¿Annete quién? Ah sí, Brownie. Debí seguramente parecer una idiota ahí parada tratando de relacionar los nombres, es que la abuela de Brownie, mi tía abuela Selene, también se llamaba así y a veces era raro seguir el hilo de nombres en la familia, yo normalmente les decía por el nombre de pila a todos, era difícil aprenderme esos nombres como para aprenderme también los segundos y terceros. Le hice una seña a la joven con la mano indicándole que no había problema, lo dejaría pasar esa vez, de inmediato la reconocí como Odile porque en primera me había hablado en vez de asesinarme con la mirada y en segunda por los mechones azules en su cabello, que si bien no eran al cien por ciento típicos de la metamorfomaga, al menos me daban a entender que era ella y no su hermana.

Me acerque a ella tropezando entre la oscuridad, sí, soy torpe ¿Y qué? Yo ni mi varita había llevado y no es como que la casa fuera completamente mi territorio, afortunadamente pude llegar con bien hasta uno de los asientos, el que estaba al lado de la joven en la barra y coloque tal vez de una manera más sonora ahí la botella de Ron, el olor a Whisky me inundo las narices, era muy fuerte así que hice un gesto por demás expresivo.

Yo pues… tengo una botella de Ron pero si me das de tu whisky no le digo a nadie… ándale, sírveme un vaso pero sírvemelo bien, no como las mugritas que te estas echando… - Luego le saque la lengua en un ademan casi infantil, realmente había convivido con pocas niñas en mi adolescencia, técnicamente mi hermana era la única y era demasiado…. Bueno, demasiado no como yo como para tener alguna platica de niñas con ella, la única era Mina pero con ella siempre había sido diferente emborracharme, así que no sabía bien que decir en esas situaciones. Aspire profundamente.

Pues no es mi culpa, tú has tenido toda tu vida para aprenderte los pasillos, yo estoy segura que el boogieman va a salirme de cualquier armario en cualquier momento.. – No era así, realmente yo no era tan miedosa como parecía, como ya mencione, haber crecido con niños me había hecho ver miles de películas de acción y con sangre durante mi infancia, pero a veces si me asustaba y no lo iba a negar. De igual manera, tras servirme de su whisky y beberlo completo, seguro mi rostro debió ser más que gracioso. - Y dime… ¿Qué haces tú aquí? Ahora eres una alma en pena vagando por los pasillos o qué? Déjame adivino, no pudiste conseguir el permiso para llenar la segunda planta de sangre falsa, ¿cierto? … ¿o es algo de amor y esas tonterías? Digo, ya estoy aquí y siempre puedes envenenarme al final para asegurarte de que no le diga a nadie…

Realmente eso ultimo lo decía más en broma que en verdad, lo último que esperaba de Odile es que fuera de esas niñitas que se la pasan lastimándose por amor, realmente, ahora que lo pensaba, había muchas cosas que no sabía de mi familia, tal vez por tratar de mantenerme alejada de ellos tanto tiempo, pero era difícil adaptarse a tener una familia completa de la noche a la mañana.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Sáb 5 Oct - 23:54

-Me sirvo poquito porque quiero que me dure más, no porque sea una niñita que no sabe beber.-le dijo mientras se servía nuevamente en su vaso, esta vez uno mejor servido que antes porque ahora no valía la pena guardar el whisky para toda la noche si había una botella de ron en la mesa también. Le sirvió a Harley de la misma forma que su vaso y le señaló dónde podía conseguir hielos si los requería pues nos abía cómo le gustaba beberse su whisky.-Pero ahora que trajiste el ron, está mucho mejor, ya no tengo que cuidar mis raciones.

Se puso de pie y caminó hacia dentro de la barra, como si fuera el bartender, y sacó un par de coasters. Su padre le había pedido encarecidamente que intentara utilizarlos cada vez que posara algún vaso en la superficie de caoba de más de cien años de antigüedad y eso hizo. También había uno para ella y finalmente se quedó ahí donde mismo, prefería mirar a la gente con quien hablaba a la cara para ver todas sus expresiones. Acercó un banco y se sentó frente a Dalia, jalando su vaso y dándole un buen sorbo. Lo mismo con el cigarrillo dándole una larga calada.

-Si vinieras más seguido no estarías perdiéndote y el boogieman no tendría una mano sobre tu cabeza.-le guiñó un ojo, no fue como para echarle en cara que nunca iba, sino más bien como una invitación a que se pasara más seguido. Odille intentaba ir cada que tenía una oportunidad porque a fin de cuentas ese era su hogar y ahí podía escuchar su música a todo volumen sin que Odette estallara en reclamos. También le dijo lo del boogeyman con toda la naturalidad posible, como si estuviera acostumbrada a ver un boogeyman por los pasillos de la mansión.

¿Un alma en pena? No, no creía ser un alma en busca del purgatorio y le hubiera gustado que su estado de ánimo se debiera a que verdaderamente no había podido llenar la segunda planta de la mansión con sangre y odiaba que hubiera tenido el tino de decirle que si era por amor o desamor. Resopló, mostrándose hastiada de si misma por pensar en ello todo el tiempo.

-¿Qué te hace pensar que no te he envenenado ya?-respondió mirando su vaso y el de Harley de forma intermitente, levantando las cejas para terminar riendo.-El envenenamiento no es parte de mi repertorio de muertes, más bien te cortaría la garganta hasta que te desangraras.-hablar de esas cosas era muy natural para ella, pero cuando lo hacía con Odette. Harley aún no estaba tan familiarizada con ellas como para darse cuenta de que lo decía medio en broma y medio en serio aunque nunca pudiera ser capaz de arrebatarle la vida a alguien.-Si fuera cierto.. lo de la sangre, ¿me creerías?-respondió, esperando que si, que la creyera y no tener que soltarle la letanía de cosas estpupidas que había sido capaz de hacer en un solo día.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom 6 Oct - 0:20

Si si, cuidar las raciones, debo aceptar que si hace un año me hubiera puesto a beber de esta manera con  alguien, ya habría terminado mareada con el primer vaso de Whisky que me tome, por cómo fue que me lo tome más que nada, nunca había sido una asidua bebedora, al menos no hasta hace tiempo, decían que las personas utilizaban el alcohol para escapar de la realidad, tal vez eso era mi caso, un poco al menos.  Sonreí de medio lado, generalmente yo trataba de ser más graciosa que eso, no sé, tal vez porque sentía que la noche o el humor no se prestaban tanto para ello de igual manera.  Lo que si me cayó de golpe fue su casi invitación para que me pasara más seguido por la casa, tal vez Odile no podía comprenderlo, y la verdad.. No sé ni porque es que mis labios comenzaron a moverse antes de que yo pensara las palabras.

No es eso ¿Sabes?...  no es que no quiera venir a conocerlos y todo… te diría que es muy nuevo para mí pero creo que ya agote esa carta hace varios años.. -  Luego me serví nuevamente Whisky, era mejor que seguir diciendo lo que iba a decirle, casi me muerdo la lengua para detener las palabras.

Luego vino lo del veneno y si, esta vez al menos me carcajee de verdad queriendo hacerle ver que entendía su broma, aun que disimuladamente baje la vista hacia mi vaso, recordando rápidamente que ella ya se había servido antes de la botella por lo que no, no había nada envenenado.  Aun así saboree un poco más el Whisky en mi boca mientras escuchaba la forma en la que ella me podría asesinar, no me asustaba, la verdad, porque de alguna manera siempre me había sentido tontamente protegida por los lazos de sangre que nos unían.  Yo tampoco jamás había pensado en quitarle la vida a alguien, aun que si, debía admitir que últimamente la idea me rondaba por la cabeza después de lo platicado con Wilhelmina, aun que claro, ¿para que querría yo matar a alguien de igual manera? Negué con la cabeza a Odile.

¿Estás loca? ¿Desangrarme, enserio?  Mucho que limpiar, si tuviera que elegir la forma de asesinar a alguien lo haría con una inyección de insulina en el globo ocular, leí una vez que había una enfermera loca que mato a miles de pacientes de esa manera en un hospital… creo que es la forma más fácil para hacerlo sin que se den cuenta y sin tener que limpiar, bueno, lo es si eres enfermera… -  Bueno, eran ese tipo de comentarios que, si bien no me hacían una loca psicópata, hacían ver que a pesar de no convivir mucho con los Lovecraft, era una de ellas, por supuesto que jamás hablaría de estas cosas con otra persona, tal vez ni con Mina quién pensaría de inmediato que había perdido la cabeza.

Cuando iba por el tercer vaso de whisky y ya con la lengua un poco más suelta, entrecerré los ojos para ver casi de manera acusadora a Odile, no iba a obligarla a que me contara si no quisiera, pero la verdad es que quería saber que pasaba por ahí, tal vez, para sentirlas un poco más humanas de lo que eran esas dos.

Mira la verdad es que no te voy a creer nada, pero no voy a hacer más preguntas si no quieres que lo haga, aun que me gustaría saber, la verdad no te conozco mucho, puedo dar buenos concejos a veces…  solo no me digas por favor que estas embarazada o algo así, por que no sabría lidiar con eso.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Dom 6 Oct - 0:46

-No estoy reclamándote, estoy sgeura de que tienes tus reservas sobre todo, solo es una invitación.-sonrió porque era una invitación de verdad. Esa era su casa y podía ir cuando quisiera. Tal vez no había vivido tanto como ellas ahí pero a fin de cuentas era su hogar siempre que lo necesitara, de lo contrario, estaba completamente segura de que la Mansión ya la hubiera echado.

Ella misma negó con la cabeza con las observaciones que hizo Harley sobre la enfermera que había inyectado insulina en el globo ocular de diversos pacientes hacía años. A ella le parecía completamente aburrido y sinceramente preferiría el método que antes había mencionado a pesar de tener que limpiar todo el desastre, pero al menos se recrearía la pupila viendo como salía toda la sangre a borbotones y su enfado con la misma.

-No, no... eso es muy aburrido, desagrándote al menos vería como te caes y todo eso y cómo saldría la sangre de aquí hasta allá, no me molesta limpiar.-señaló con el vaso hasta la pared del fondo detrás de la espalda de Harley. Vio como la rubia se servía y se servía Whisky y por un momento deseó haberlo escondido para tener sus reservas pero ya era demasiado tarde y supuso que terminaría yéndose para siempre su buen amigo de botella de cristal. 


-No, no estoy embarazada, es un poco más complejo que eso. -Pero no estoy lo suficientemente ebria como para comenzar con ñoñerías.-respondió sirviéndose de nuevo en su vaso y encendiendo otro cigarrillo. Encendió con la varita las luces de la cantina para no estar tan escondidas y tan a oscuras que ya le estaba doliendo la vista. Se bebió de un solo trago el whisky que se había servido recién, finalmente sintiendo los estragos que el alcohol comenzaba a hacer en su organismo-Bueno, es igual, ¿qué quieres saber?-intentaría postponer el tema de Thomas lo más que pudiera hasta que fuera inevitable.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom 6 Oct - 1:05

No son reservas… – Hablé nuevamente sin pensar, es que realmente ¿Cómo explicárselo? Menee un poco el vaso entre mis manos, luego me lo tome de golpe también, momentos después ya estaba abriendo el ron, yo también estaba forzando mucho la vista, por lo cual agradecí que Odile encendiera la luz, habría sido mejor si me hubiera avisado antes, porque estaba en esos momentos tan deslumbrada como un venado en medio de la carretera. Tratando de ajustar mis ojos a la nueva iluminación, proseguí, contrario a ella yo no tenía muchos reparos hablando con las personas.

Lo que sucede es que aun se siente como si tuviera que elegir bandos ¿sabes? Es decir, yo quiero mucho a Adam y créeme que es el padre más genial en el mundo, pero si vengo mucho acá solamente puedo pensar en que no estoy viendo igual a mi otro padre y tal vez para mi mamá fue fácil elegir, pero para mí no lo es y… es confuso y se siente mal, pero no quiero abrumarte con eso… olvídalo. – Luego espante los pensamientos con la mano, realmente Odile no tenía nada que ver con mis problemas familiares, ya lidiaría con ellos en algún momento, no pronto, pero en algún momento.

Luego estaba su asunto, pensar en que preguntarle era algo más complicado que solo decirle “ay ya dime con quién te acuestas”, a veces se me olvidaba que no todas las personas eran como Mina y no con todos podía hablar de esa manera, mejor me serví como medio vaso de ron y luego alcé la cabeza para buscar algo detrás con que acompañarlo, afortunadamente a mis ojos llego una botella de coca cola abandonada en un rincón y se la señale a Odile con el dedo para que me la pasara.

Pues no se que quiero saber, creo que quiero saber qué cosa es tan importante como para tenerte aquí embriagándote a media noche… o para que traigas esos ridículos mechones de color azul cuando sabemos que te van mejor los tonos claros, no se… nunca he sido buena para suavizar las cosas… – Y era cierto, mi madre muchas veces me reñía diciendo que era demasiado directa, usualmente comparándome con el carácter que Adam tenia, tal vez por eso nos llevamos bien de inmediato mi padre y yo, ambos éramos sinceros y directos, nada como eso. Cuando me paso el refresco llené lo que faltaba del vaso y luego le di un trago largo, era obvio que mi objetivo era alcoholizarme y no solamente disfrutar de las bebidas.

Mira al final lo único que te puedo decir es que todo pasara, las personas cambian y lo que en estos momentos te parece lo peor del mundo en un par de años serán solamente tonterías… pero no me creas realmente, solo estoy borracha… .

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Dom 6 Oct - 1:23

Ella jamás podría entender el problema que tenía Harley con su familia porque si, era un problema que pocos lovecraft entendían. Sabía que tenía otro papá y no había sido culpa de Adama que Harley creciera con otra familia paterna. Suponía que el padre adoptivo de Harley tendría sus reservas sobre Adam y todo eso pero suponía que lo entendería al querer a Harley, al menos ella tomaría esa posición pero claro, no estaban hablando de ella. Además, ella no estaba preparada psicológicamente para tener hijos.

Fue hasta donde estaba la coca cola y se la acercó a Dalia, sirviendo ella también un poco de soda en su pequeño vaso de whisky que ya estaba casi por terminarse nuevamente y volvió a vertir licor en él, hizo hacia un lado el whisky para alejarlo de Harley -no porque no quisiera darle, sino porque si su padre lo veía vacío la mataría- y lo guardó en la repisa. Ahora se concentraría en el Ron, como su prima/sobrina.

Esucuchó qué era lo que quería saber Dalia y no le sorprendía que se enfocara en el tono del cabello de Odille ahora azul opaco. No era un secreto que su cabello cambiara mediante su humor cambiaba, así que no se sorprendió que fuera eso lo que desatara la conversación. Por fortuna para Dalia, Odille ya estaba lo suficientemente tomada como para que comenzara a soltársele la lengua y en cuanto escuchó la cantaleta de que luego en dos años eso que tanto le preocupa sería cualquier nimiedad.

Resopló y se bebió medio vaso de whisky de un solo trago. Si no estaba lo suficientemente ebria, quizás con eso lo estaría-Mira, digamos que la cagué horrible con alguien a quien quiero demasiado. Tú sabes quien es, no me hagas decir su nombre si no quieres que se me ponga el cabello negro.-comenzó para luego darle una calada a su cigarrillo. Dalia sabía que había salido con Thomas Chee hacía un año pero no sabía si sabía exactamente de quien hablaba. Ojalá si porque el simple hecho de decir su nombre haría que dijera más de la cuenta.-Ahora parece que está quedando con alguien y pues la verdad es que no quiero perderle, pero soy demasiado cobarde como para un compromiso como ir a conocer a su madre o algo por el estilo. Esa fue la razón por la que terminamos. Fui yo quien lo hizo y lo lastimé mucho, no quiero volverlo a hacer.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom 6 Oct - 1:45

Ya la cabeza me estaba dando vueltas, ¿Esas cosas acerca de que el dolor pasaría? Si me hubiera escuchado en otras condiciones solo habría una palabra que podía describirlo: Bullshit, para mí no había funcionado ese discurso motivacional, pero ya lo había escuchado tantas veces que hasta comenzaba a creérmelo, realmente. Aun así utilice todo lo que me quedaba de auto control para recargarme en la barra con mi vaso de ron al lado, estaba bien cargado el trago, dejar a una borracha que se sirva a ella misma no era la decisión más inteligente del mundo.

Cuando Odile dijo que yo sabía quién era esa persona que ella quería mucho, la verdad solo asentí, pero no tenía la mas mínima idea de quién era, seguro que pensé que en algún momento de la conversación el nombre saldría a relucir y yo solamente asentiría y fingiría que sabía de que hablaba desde el inicio, no me pasaba por la cabeza que la persona involucrada era Thomas Chee o si no me hubiera sentido muy mal en esos momentos conmigo misma.

Cuando la escuche con eso ultimo, dios mío, enserio que tenía las palabras en la punta de la lengua, pero, nuevamente, Odile no merecía que yo fuera tan desconsiderada con ella, así que como si le estuviera hablando a alguien de cristal, medí un poco las palabras con las que me dirigía hacia ella, al menos al inicio.

Mira Odile…. Te entiendo, créeme, yo en todo el mundo soy la persona que más puede entenderte. ¿Tú lo supiste, verdad? Que hace un año me “fugue” con mi novio, fue en esa época en que no me pare por aquí como por seis meses. Debiste haberlo conocido… – Ya estaba hablando como borracha seguro, tal vez hasta sonreí de medio lado sin darme cuenta que la nariz se me ponía roja, por el alcohol y la borrachera. - Shane era… no sé cómo decirlo, era un maldito egocéntrico, siempre se las arreglaba para convencerme de hacer cualquier cosa, creo que eso era lo que más me gustaba de él, porque en cierta forma, éramos iguales… No sé, lo que teníamos era de esas cosas que solamente se tienen una vez… – Si, seguramente Odile no estaba entendiendo nada de lo que yo decía, pero tenía un punto y estaba llegando a él. - Él no quería que huyéramos así nada más… él, no se… siempre pensé que me había pedido casarnos solamente para corroborar que podía tener lo que quería, incluso a mí, pero tú sabes… mis padres no son el mejor ejemplo de un matrimonio perfecto, así que le dije que no y que solo viviéramos juntos por el tiempo que fuera necesario….

Creo que había tomado el vaso completo de ron antes de que ese nudo en la garganta llegara a mí, siempre había sido cuidadosa con eso, nunca lo mencionaba porque sabía el efecto que me hacía, porque sabía lo doloroso que era traer esos recuerdos a flote. – El me amaba… y yo jamás pude si quiera decírselo… por miedo a comprometerme, por miedo a ser lastimada, por que estar seriamente con alguien es crear expectativas que tal vez no puedan cumplirse…

Suspire sintiéndome como una borracha, creo que hasta lleve la mano a mi frente y negué un par de veces, con una sonrisa sarcástica. - Si lo amas… no lo dejes, lo tienes aquí y puedes estar con él… ¿Qué más da si te presenta con su madre, su abuela o la hija del vecino? Si lo hace es porque él te ama igual ¿no?.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Dom 6 Oct - 2:09

Asintió cuando dijo que ella sabía que Harley se había fugado. Si, lo sabía, pero no sabía exactamente los detalles y no sabía cómo había terminado esa situación. Conocía a Shane de Salem pero no había entablado una conversación con él además del rutinario saludo o algo por el estilo porque sinceramente no era de las persoans que le agradaba tener en su ciclo de amistades y luego fue a la Universidad y se olvidó casi por completo de sus copañeros del Instituto hasta que volvió a encontrarlos en la Universidad pero entonces ella ya tenía otros asuntos de qué preocuparse.

No estaba muy segura de que Harley supiera de quien hablaba porque habría tenido otro tipo de reacción por más ebria que se encontrara porque Thomas, a pesar de ser tranquilo y todo eso, era bastante popular entre las chicas. Para muestra, estaban todos los rumores que corrían por los pasillos sobre Kitty y sobre Laise y todo lo demás. 

Escuchó con atención -la mayor atención que alguien con su nivel de alcohol en la sangre pudiera prestarle- y sonrió a medias con el comentario de "esas cosas que sólo se tienen una sola vez" y le sonó tan parecido a lo suyo con Chee que lo desechó en el momento queriendo pensar que la situación cambiaría y que no sería algo que solo sucedió una vez hacía tiempo y listo, nada más sabría de eso hasta que muriese. Ella quería pensar que ellos podrían resolver las cosas. ¿Cómo? No tenía ni puta idea.

La ventaja que tenía Odille en todo esa tragedia era que ella al menos si le había dicho a Thomas que lo seguía queriendo y que lo quería como nadie y que jamás habría alguien como él para ella y Thomas le dejó claro que era lo mismo de su parte. La vista se le nubló tan solo de pensar en eso y todo lo que se habían dicho en el establo y, unido a la historia de Harley sabiendo que Shane había muerto le podía partir el corazón porque Dalia estaba tocando uno de los puntos débiles de Odille: El compromiso y pensar en el futuro.

-No es tan sencillo, Dalia. No cuando tienes ataques de pánico e histeria con el simple hecho de mencionar algo a futuro.-respondió con la mirada en su vaso, dándole vueltas con los dedos, renuente a levantar la mirada y que la viera con esa lágrima que empezaba a caerle por el ojo-Sé que Thomas me quiere, me lo dijo ya, pero también me dijo que él quiere pasar la vida conmigo pero yo no sé si de verdad esté consciente lo que implica ser la vida completa de un Lovecraft. No sólamente es renunciar a su apellido, Harley, también son muchas otras cosas más que no quisiera quitarle a Thomas. No podría quitarle su identidad.

Al fin había salido a relucir el nombre de aquella persona que la tenía tan mal. No sabía que Dalia y él se habían besado pero a fin de cuentas ella lo había dejado a él, ¿no? No iba a esperar que hubiera optado por el celibato esperandola por siempre. También había salido la razón por la que le tenía miedo a pasar toda una vida con Thomas. No quería que le quitaran su identidad haciéndolo parte de la familia, parte de su vida. Era algo que no podría permitirse y que la familia no entendería jamás.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Dom 6 Oct - 13:52

¿Qué no era tan sencillo? Tal vez estaba quedándome sorda por el alcohol, pero las palabras de Odille me hicieron reaccionar, los músculos de mi rostro se tensaron en lo que obviamente era una mueca de enfado, siempre había sido muy transparente con mis emociones, pero yo estaba ahí contándole la tragedia de mi vida y ella parecía no entenderlo, creo que deje de verla por unos momentos. Escuche el nombre de Thomas salir de fondo, la verdad no sabía que tan profunda era la relación que ellos dos tenían, pero yo quería a Thomas porque era un buen amigo, porque me escuchaba y porque, sinceramente, no creía que se mereciera lo que Odille estaba dándole.

Entonces deja de lamentarte… – Las palabras salieron más duras de lo que imagine, ya no quería suavizar las cosas, le iba a decir lo que pensaba sin importarme si la lastimaba o no, es que su amor me parecía más un capricho de niña mimada que otra cosa. Yo nunca me había llevado mal con Odille y si ella quería odiarme después de lo que le iba a decir, tenía todo el derecho de hacerlo, pero si había algo que yo no podía soportar era eso, que las personas jugaran con los sentimientos de otros porque oh, vaya que yo podía decir lo que un corazón roto le podía hacer a un hombre, para muestra mi padrastro quién después del divorcio con mi mamá tuvo que estar dos años en Rehabilitación por las drogas.

Mira Odille, la verdad es que eres una imbécil ¿Sabes? - La voltee a ver directamente a los ojos, ya había dejado a un lado el vaso de alcohol para que no pareciera que era él hablando y no la razón.- Claro que es sencillo, si lo amas realmente solo es cuestión de que dejes de pensar en el futuro y vivas día a día a su lado, él no está muerto y aun te está diciendo que te ama, si no lo amas lo suficiente como para arriesgarte a eso, entonces déjalo ir, él estará mucho mejor con alguna otra persona, por que el hecho de que vayas y le digas que lo quieres y no hagas nada al respecto no va a cambiar las cosas, él no es quién tiene que solucionar tus problemas Odille, eres tu quién tiene que hacerlo…

Tal vez había alzado un poco más la voz de lo debido, le quite la mirada de encima a Odille y tome el vaso de ron, bebí un poco solo para pasar el nudo en mi garganta y proseguí, antes de dejarla replicar alguna otra cosa. - Lo de la identidad y esas cosas solamente son excusas y lo sabes; si Shane estuviera vivo yo estaría dispuesta a renunciar a todos y a todo por él, si Thomás quiere pasar la vida contigo estoy segura que él también lo haría, aun que no es cien por ciento necesario que lo hagas, ya ves mi mamá y Adam, lo arreglaron muy fácil a mi parecer… La identidad no viene en el nombre… ¿Qué más da si no se quiere cambiar el maldito apellido? No es como que la Mansión lo vaya a escupir o algo así..- Bueno de eso no estaba muy segura, yo a veces podía jurar que la casa tenia voluntad propia y odiaba a mi madre por no estar directamente emparentada con la familia, a veces la semi veela se tropezaba o se pinchaba con cosas que no estaban ahí antes, incluso raras veces se quedaba a dormir aquí a pesar de que mi papá siguiera teniendo su habitación en la casa, era gracioso pero espeluznante a la vez.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Dom 6 Oct - 14:47

Le lalmó la atención la dureza de las palabras de Dalia pero Odille sabía que se las merecía. Era ella quien el tenia miedo al compromiso, era ella quien había dejado a Thomas, era ella quien habnía ocasionado que todo se fuera a la mierda y que quizás no hubiera forma de repararlo a menos que Odille se comprometiera a crecer, a madurar y eso... a comprometerse.

Era un paso demasiado grande para ella y no podía evitar sentir un agujer en el pecho cada vez que hablaba sobre algo así o que pensaba poder dar ese paso con alguien. Había llegado a la conclusión de que era una condición psicológica o algo por el estilo, un impedimento mental, así como el OCD de su hermana para la limpieza y el orden. Tal vez ella era obsesiva de la libertad o de todo lo contrario al compromiso.

Se quiso dar una bofetada a ella misma después de escuchar sus propias palabras. ¿Estaba hablando en serio o era el jodido alcohol lo que la estaba haciendo decir semejantes estupideces? No sabía por qué estando ebria podía darse cuenta de lo estúpida, indolente e imbécil que estaba siendo -así como le había dicho Harley- y su sobrina/prima tenía razón pero en lo que ella no tenía ni idea era en lo de solucionar sus problemas. 

Harley no la conocía y no sabía si los estaba arreglando o no y sinceramente le había molestado porque estaba en ello, por eso había salido del Campus, no para huir, sino para alcarar su cabeza y sus pensamientos y ver en qué estaba mal y qué podía hacer para remediar la situación que deseaba arreglar más que cualquier cosa.

Se había servido soda en su vaso para después servir ron pero justo en el momento en que se había bajado del banco donde estaba sentada, el pie se le atoró con la barrita donde ponías los pies y bueno, cayó hacia un lado, tirándole todo el vaso de coca cola a Harley en el rostro.

-Ouch....-exclamó, tirada en el suelo, dándose la vuelta para mirar el techo soltando una carcajada que le dolía. Se había golpeado la cabeza pero no era lo suficientemente grave como para preocuparse.-Perdóname, soy muy torpe cuando bebo.-le dijo a Dalia desde el suelo, aún riéndose pero poco a poco esa risa comenzó a tornarse en llanto. Las palabras de Harley le habían pegado bastante duro porque nadie le hablaba así más que Odette y ya estaba acostumbrada a su tono de sermón, pero Odette no había pasado por lo que Harley había pasado y supuso que Harley más que nadie sabía mejor del tema.

Se secó las lágrimas pero no se levantó porque le dolía el pie. Nada de qué preocuparse pero lo tomó como pretexto para evitar que Dalia la viera llorar con todo el sentimiento que llevaba consigo. Finalmente volvió a secarse las lágrimas con violencia -como regularmente lo hacía- e intentó ponerse de pie. No podía.-Ayúdame, no me puedo levantar-le dijo entre carcajadas, intentando ponerse de pie apoyándose del mismo banco del que se había caído previamente.-Tienes razón, soy una estúpida. Lo siento. Y siento lo de Shane, no sabía que sintieras todo eso por él.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Vie 11 Oct - 14:54

Tal vez debería sentirme terrible por decirle todas esas cosas a Odille, pero no, la verdad es que no me arrepentía ni un poco, ella se lo merecía. Algo dentro de mi se había molestado con sus palabras, me molestaba la gente que utilizaba las palabras "Querer" o "Amar" y que realmente no estaban dispuestas a honrar su significado, tal vez estaba exagerando y realmente todo era producto del alcohol en mi sistema pero me podía atrever a decir que si, en esos momentos la odie mucho y podía verse reflejado en mi mirada, siempre era muy expresiva, aun que ella también estaba bastante borracha como para tal vez si quiera notarlo.

La seguí con la mirada hasta la barra esperando alguna recriminación de su parte, pero no hubo nada, no al menos hasta que la vi tropezar y tirarme el liquido que se había servido. Mi primera reacción fue permanecer sentada, cerré los ojos sintiendo como el refresco resvalaba por mi rostro, hasta probé un poco pasando me la lengua por los labios, mi siguiente acción pudo haber sido tirarle temblón lo que yo me había servido, pero no, no lo iba a desperdiciar, no estaba loca. me pase una mano por el rostro quitándome los restos del mismo y suspire mientras la veía ahí tirada en el piso.

Tal vez en un inicio mi rostro permanecía duro y con una expresión de enfado, pero con forme la veía algo se conmovió dentro de mi, yo no era así, no era una perra sin emociones, solté una pequeña sonrisa y me acerque a ella ayudando la a levantarse, luego en un gesto fraternal le acaricie la cabeza y suspire.

"No hay problema... es solo que a veces necesitamos perder las cosas que amamos para darnos cuenta de lo que seriamos capas de hacer por ellas... no dejes que te pase como a mi, tu aun tienes oportunidad. Yo.. bueno, digamos que tengo suficiente alcohol para sobrellevar la perdida... tu sabes.. siempre y cuando no me lo sigan tirando en la cabeza.... maldicion, ahora tengo que bañarme, dime que hay agua caliente en este lugar, por dios..."

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Sáb 12 Oct - 0:00

Había intentado pasar de largo las palabras de Harley pero la verdad era que le estaban taladrando terriblemente en lo más profundo de su ser. Nunca pensó que precisamente ella fuera quizá quien la hiciera entrar en razón y darse cuenta de que había sido una tonta y de que solamente estaba poniendo excusas para sus miedos que ni siquiera eran infundados y que no tenían sentido alguno. 

Respiró hondo aún mirando el techo. Curioso que hubiera sido con alcohol como mejor entendiera las duras palabras de su sobrina después de un certero golpe en la cabeza que seguramente al día siguiente le dolería terriblemente y seguro se había lesionado el tobillo. Resopló y cuando llegó Dalia para ayudarla a levantarse y le acariciaba la cabeza. 

Le parecía grosero retirarse en el momento. Hizo los ojos hacia arriba pero comprendió que el gesto era sincero porque quizás le hubiera producido ternura o a saber qué cosa así que se mantuvo ahí el tiempo suficiente hasta que Dalia finalmente la ayudaba a levantarse. Se matuvo en pie y luego se sostuvo de la barra de la cantina. Reacomodó su vaso y se sirvió ron, seco, sin soda y se lo bebió de un sorbo. 

-En mi defensa, era sólamente coca cola, no había servido alcohol aún.-respondió levantando un largo dedo índice como si quisiera aclarar la situación y que Dalia entendiera por completo sin dejar alguna duda.-Pero claro que hay agua caliente, ¿crees que estamos en la edad media o algo así? Venga, doncella, que la escolto para que no se pierda.

Le pasó un brazo por el hombro y en la otra mano llevaba el vaso de cristal lleno de ron y lo agitaba como si tuviera hielos y quisiera que se enfriara. Se tambaleaba un poco y procuraba detenerse de Dalia y de las paredes más cercanas que encontrara. ¡Phew! Estaba bastante ebria, tenía bebiendo desde muy temprano y el golpe de la cabeza la había atontado más de lo que pensaba. Intentó caminar derecha pero era imposible, así que bueno, hizo todo el esfuerzo qeu pudo hasta llegar a su habitación provisional cuando dormía en la Mansión y le señaló el baño y dónde guardaban las toallas.

Ella se sentó en su cama y encontró su iPhone en la mesilla de noche. Lo agarró y lo encendió. Vio un par de fotografías y luego se le ocurrió una de esas estupideces que se les ocurrían a los borrachos a altas -muy altas- horas de la madrugada. Abrió los ojos y luego los entrecerró porque le costaba trabajo enfocar la mirada y, ¿cómo no? encontró los contactos después de unos minutos de buscar. Bajó y bajó por los nombres y el abecedario hasta que encontró el contacto de Thomas y sin querer apretó el botón de "llamar". 

Lo había puesto en altavoz de alguna manera de la que no se había dado cuenta y había escuchado la voz de Thomas contestar el movil, completamente adormilado y Odille no pudo hacer más que colgar la llamada sin decir una palabra.

-¡Dalia! ¡Dalia!-le gritó a su prima que seguramente se daría de bruces contra la bañera metálica en cuanto la escuchara gritar.-Le he marcado por error a Thomas y contestó...y colgué.... ¿le hablo otra vez?-podría... pero las cuatro de la madrugada no eran el mejor horario para hacerlo.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Thomas Chee el Sáb 12 Oct - 0:59

El día lo había pasado como todos, bastante cansado y con bastante hambre, había pasado buena parte estudiando con unos amigos para el examen de la semana siguiente y por eso el trabajo lo había dejado de lado un poco. Julisa le había cocinado y le había enviado el almuerzo con una lechuza porque ni siquiera sabía dónde se había metido a repasar todo lo aprendido hasta el momento pero esas aves siempre parecían saberlo.
 
Al llegar la noche se la pasó en su fraternidad bebiendo un poco con sus amigos aprovechando que era viernes y que habían sacado licor de no sabía dónde, él era poco de beber y sus cervezas le duraban bastante, de todos modos siempre era entretenido ver al resto con los estragos del alcohol. Pasaron de mano en mano algunos porros y por suerte la cocina estaba llena de comida porque acabaron con un hambre bárbara pese a haber compartido apenas dos cigarros entre diez.
 
Se había ido a dormir cerca de medianoche, las fiestas de la fraternidad empezaban temprano y según qué tan intensas se pusieran acababan como a esa hora. Entre el estudio y la pequeña reunión había acabado muerto. Se durmió apenas su cabeza chocó contra su almohada, ni siquiera se había sacado la ropa para dormir más cómodo, simplemente estaba agotado.
 
No supo qué hora era, pero en algún momento de la madrugada escuchó su viejísimo Nokia sonar con el tono polifónico que tenía para Odille, abrió los ojos como en un acto reflejo y parpadeó muchas veces antes de atinarle al teléfono que cayó debajo de la cama. A tientas lo encontró pronto y respondió con voz soñolienta. No hubo respuesta, revisó cerrando un poco los ojos si realmente había sido ella y sí, así era. No la llamó porque pudo haber sido un error o algo, más bien le mandó un mensaje de texto.
 

Odille, tengo una llamada tuya. ¿Está todo bien? ¿Necesitas que vaya a verte?
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Sáb 12 Oct - 1:33

Claro que no esperaba que la mansión no estuviera tan descuidada como para no tener agua caliente,. si podían tener el estudio de grabación de mi papa en el segundo piso seguro que podían darse el lujo de tener calentadores de agua, eran mas bien mis ganas de molestar a la joven las que me hicieron decir eso, por que aun que sentía que el momento doloroso había pasado al menos quería seguir desviando el tema de Thomas o Shane, sentía que esa noche había hablado de el lo suficiente como para no hacerlo en mucho tiempo mas; así era yo, no es que quisiera olvidar lo que sentía por el chico muerto, si no que aun sentía que era muy doloroso como para soportarlo por mucho tiempo.

Cuando nos movimos entre las penumbras hacia lo que supuse era el cuarto donde Odile se quedaba (Que era parecido al mio, no uno fijo en la casa, si no mas bien de huéspedes) las sombras a nuestro alrededor eran menos tenebrosas, no se si era por que ella iba conmigo o el alcohol o que, pero eran mas sobrellevables.

Le hice caso solo asintiendo con la cabeza en lo que entraba al baño, no me iba a meter a bañar a las 4 de la mañana, realmente solo enjuague mi rostro y cabellos para quitar el olor a refresco, pero si me alerto el grito de odile lo suficiente como para dejar abierta la llave y correr hasta donde ella estaba.

"Que? que hiciste o que? a ver dame acá..." - y sin mas le arrebate el celular, justo en ese momento vi que llegaba el mensaje de Thomas, tal vez fue una ridiculez de la embriagues o parte de la sobriedad que ya tenia y rápidamente teclee unas cosas en el mismo. Luego, tras mandar el mensaje, le a vente el celular a Odile.- " crees que sepa llegar a Providence " - pregunte haciendo un movimiento de cejas de complicidad, realmente no esperaba que Thomas hiciera caso al mensaje de "Te veo en Providence esta noche" por que seamos sinceros, ni siquiera quedaban muchas horas de noche que digamos.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Sáb 12 Oct - 14:52

Odille pensaba que Dalia iría a ducharse por lo que le había preguntado pero se dio cuenta de que no había sido así en cuanto salió al escuchar sus gritos y había dejado la llave del agua abierta. La observó y le enseñó el iPhone como si Harley no entendiera de lo que hablaba -claro que ODille estaba lo suficientemente ebria como para creer que nadie la entendía.

-Que le marqué por error. Mira.-le enseñó el iPhone como niña chiquita hasta que la rubia le arrebató el celular. Pero justo en ese momento, sonó la alerta de los mensajes y a Odille le dio un mini infarto -como esos que te dan cuando piensas que has perdido el móvil- y quiso arrebatarle de regreso el iPhone a su prima.-¡Dame! ¡Dame! ¡Quiero ver!-pero Dalia no le daba el celular y en vez de entregárselo, comenzó a escribir algo. Odille estaba segura de que se le había empezado a bajar el color y esperaba, realmente esperaba, que a quien le hubiera mandado el mensaje hubiera sido a Odette o algo así.

Hasta que finalmente le entregó el móvil, Odille revisó cómo pudo lo que había mandado Dalia pero después de unos segundos se dio cuenta de que no iba a ser necesario verificarlo.-Ay no... ¡Ay no! ¿Dalia qué le dijiste? ¿Pero cómo quieres que venga a PRovidence? No sabe llegar, ¡se va a perder!-se llevó las manos al rostro porque si, ya se le había bajado todo el color pero no había logrado que se le bajara un poco de la borrachera y, como si no tuviera suficiente alcohol encima, tomó el vaso de ron que había dejado en la mesilla de noche y se lo bebió casi por completo y, ahora si, buscó en el iPhone el mensaje que había llegado y lo leyó como si fuera una colegiala. 

Se mordió el labio y se levantó de la cama para remover la pequeña maleta que había llevado a Providence y sacó de la misma lo más presentable que pudo haber encontrado porque si Thomas iba, no iba a recibirlo en pijama ni nada de eso. -¿Crees que venga?-le preguntó después de que terminó de abrocharse los shorts de mezclilla. Se había cambiado ahí frente a Harley sin un dejo de vergüenza -claro, todo producto del alcohol- y después de haberlo hecho, le entró la duda. ¿Y si Thomas no iba?

-------
Ropita de Odille
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Thomas Chee el Dom 13 Oct - 0:59

Los ojos se le cerraban, ni siquiera había hecho un Lumos con su varita porque con ambas manos los frotaba para que de una maldita vez se quedasen abiertos. Hizo presión con sus palmas y tras parpadear un poco más en la oscuridad miró de nuevo el teléfono, había sonado nuevamente  y en la pantalla aparecía nuevamente su nombre sobre ese fondo azulino.
 
Enfocó un par de veces para leer bien lo que decía, ya podía ver con más comodidad pero el mensaje se le hacía confuso. ¿Que fuese a Providence?  Sabía que tenía allá su casa pero no se imaginaba para qué lo necesitaba ahí, lo pensó durante un momento pero cuando a su mente llegó la idea de que podía estar en problemas y que necesitaba su ayuda no hubo más que pensar. Quizá se había lastimado, la habían asaltado o…cualquier cosa.
 
No necesitó pensar en nada, no iba ni a responderle porque buscaba como loco su billetera para salir e ir a verla a Providence, no conocía el lugar pero sólo necesitaba aparecerse o eso pensó, luego ya buscaría el modo. Si ella le dijo que la viese era porque lo necesitaba y no iba a dejarla esperando, siempre iba a estar para ella, siempre iba a ser un poco suyo.
 
Estaba vestido porque así se había dormido, sólo se puso unos zapatos y ya con todo lo que necesitaba en sus bolsillos estaba listo. No tenía una imagen mental para buscar Providence en un mapa, sólo se concentró en los recuerdos de las fotos que ella le había mostrado, esas fotos de su infancia debían bastar para que encontrase un lugar en el que aterrizar sin acabar desmembrado.
 
Se concentró en un momento en especial, en esa foto en la que aparecía con Odette sobre unos unicornios de madera, probablemente fuese en el patio de su casa, si era en Australia o Japón acabaría extraviado y ni sabría que lo estaba.
 
No acabó sin extremidades pero llegó a un parque, no a un jardín. No lo sabía pero la casa de Odille estaba cerca, las calles estaban desiertas y nadie pasaba por allí. Hacía frío y tenía apenas un suéter sobre la ropa de diario, con el rostro serio avanzó esperando ver alguna señal que le dijese que estaba en el lugar adecuado pero nada sucedió. Siguió avanzando y llegó a una licorería, preguntó por los Lovecraft sin muchas esperanzas de que lo ayudase pero sorprendentemente así fue.
 
Compró una botella pequeña de ron que bebió de pico para el frío, era de pésima calidad pero sirvió. El hombre sabía de la familia de Odille, allí les temían un poco o esa impresión le dio por el tono de voz del hombre. No importaba, con la información avanzó caminando unos diez minutos más hasta llegar a una enorme residencia, miró hacia las ventanas como esperando verla pero no pasó nada. Tal vez ni siquiera estuviese en su casa, podía estar en cualquier lugar, la angustia se comió su mente de nuevo y sacó el teléfono para mandarle un mensaje.
 

¿Dónde estás? Estoy afuera de lo que creo que es la casa de tu familia. Dime que estás bien o algo…


Última edición por Thomas Chee el Dom 13 Oct - 14:33, editado 1 vez
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odette M. Lovecraft el Dom 13 Oct - 4:23

Todo el mundo estaba desapareciendo, todo se tornaba oscuro mientras sus ojos descansaban, hacia escasamente algunos momentos estaba leyendo sobre las ”Lamias” y  los “Vardolaks”, criaturas de la mitología rumana que tenían grandes similitudes con los vampiros modernos. 

Cuando cerró los ojos, pensaba en una escena muy particular en la que el joven e incauto Jonathan Harker cenaba con el extraño y sombrío Conde Drácula y este decía una frase que le gustaba muchísimo a Odette;  “Yo nunca bebo…vino”. Esbozó una sonrisa y cerró el libro, su lectura nocturna finalizó adecuadamente y ahora pasaría al plano de Oneiros. Movió los hombros para relajarse y estirar los musculos, bostezó y se colocó en su cama. Estaba boca arriba, con los ojos cerrados cuando de pronto le vino una visión. Últimamente tenía problemas con ellas ya que cuando le llegaban nunca era el mejor momento o bien no estaba de humor. Sus ojos se tornaron nebulosos y solo vió el paisaje natural de Providence y a un hombre frente a la Mansión Lovecraft.

No lograba a verle el rostro por que lo veía de espaldas, pero existían algunos detalles que podían ayudarle a ubicar a esa persona dentro de su mente. El aspecto desaliñado, la figura delgada y el cabello extrañamente largo. Solo había una sola persona que cumplía con esas características que podía tener que ver con Providence y ese era Thomas Chee. Terminó la visión y ella seguía en la cama, sudada y con el ritmo cardiaco un poco acelerado.

Desde que recordaba jamás había tenido visiones respecto a la Mansión Lovecraft o algo similar a su familia (fuera de Odille claro) lo que la puso un tanto paranoica y neurótica. De inmediato saltó de la cama, la ordenó nuevamente y se cambió de ropa. Iría ya mismo a su hogar a investigar que estaba pasando. Le ardían muchísimo los ojos, los sentía rojizos y con una temperatura diferente a la del cuerpo. Le lloraban mucho así que lo mejor era que se pusiera las gafas de corección visual para que la ayudaran un poco. Se apareció en aquel parque donde ella jugó de pequeña y notó a esa extraña figura, que parecía estar más concentrada mandando mensajes de texto que otra cosa.

Odette se acercó poco a poco y constató que se trataba de Thomas. ¿Qué estaba haciendo ahí? Y le vino la respuesta a la mente: Odille. Desde que las clases terminaron no la había visto y no llegaba aún al dormitorio, quizá se quedaron de ver en casa y por eso él estaba ahí pero ¿por qu{e la visión de algo tan insulso como eso? Quizá no era tan insulso y prefirió tomarse las cosas con calma. Le tocó el hombro al navajo y preguntó:

-¿Qué haces aquí, Thomas? ¿Cómo es que llegaste? – Notó la botella de ron barato y rodeó los ojos. Exhaló cansada y se dirigió nuevamente a él.


-Dime que no te llamó, por favor- Ya intuía todo, se habían quedado de ver ahí y pasarían largas horas retozando entre algún recoveco escondido de la mansión. Como le gustaba a su hermana meterse en problemas! Sabía perfectamente que los extraños no eran bienvenidos en la mansión, no por que no quisieran si no por que había “algunos” peligros que podían salir y hacerles la vida imposible.

-----------------
Ropita fodonga de Odette
avatar
Estudiantes
Mensajes :
135

Odette M. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Miér 16 Oct - 1:12

La verdad era que no creía que Thomas fuera a ir a Providence pero se había cambiado de todas fromas. Estaba ebria y todo, pero todavía tenía conciencia -aunque fuera solo un poquito- de que si Thomas llegara a ir no quería que la viera en fachas o poco presentable a pesar de que ya la hubiera visto de cualquier forma posible, incluso ebria en un par de ocasiones porque Odille no acostumbraba beber de esa manera.

Finalmente buscó el mensaje que Dalia le había mandado a Thomas y nada más se llevó una mano a la frente. Negó con la cabeza y supo entonces que tendría que explicarle a Thomas que no había sido ella quien le había mandado el mensaje y si llegaba a ir, quizás las cosas se arruinaran aún más. Bueno, quizás podía explicarle que ya había entendido lo mal que lo había pasado y quizás, con las palabras de Harley, podría darse una oportunidad con Thomas sin riesgo a que él se sintiera limitado a no pensar en el futuro por más trabajo que le costara a la chica de cabello multicolor.

Había ido al baño a remojarse la cara y ver si algo del alcohol que corría en su sangre se disipaba en caso de que el navajo llegara pero no había logrado mucho. Se removió el cabello con los dedos y sonó su celular nuevamente. Lo levantó y vio que tenía un mensaje de Thomas. Al abrirlo y leerlo soltó un pequeño gritito que la hizo taparse la boca porque había más gente dormida en las demás habitaciones de la mansión y podría despertarlos.

Corrió a la ventana y buscó con la mirada al navajo pero no lo veía. Tecleó rápidamente y con poca destreza en su teléfono un mensaje: "Estoy bien, ya voy.". Se mordió el labio y sin decirle nada a Dalia, corrió hacia la puerta no sin dar unos cuantos trompicones gracias a la borrachera que se cargaba. Se detuvo en la puerta y respiró hondo para recuperar la compostura. Finalmente abrió la puerta con un rechinido y el frío aire le pegó en el rostro, despertándola un poco y haciéndola temblar. 

Dio un par de pasos y no veía nada, quizás estaban más abajo de la avenida o algo. Se abrazó ella misma para frotarse los brazos conforme bajaba las escaleras y si, como era de esperarse, había tropezado en el último escalón dándose de bruses contra el suelo, raspándose las rodillas y las palmas de las manos. Se levantó con trabajo y se sacudió las rodillas quitándose una espina que estaba molestándole y había ocasionado que un hilillo de sangre comenzara a chorrearle por la pantorrilla. 

-¿Thomas? Thomas, ¿dónde estás?-le gritó y luego escuchó voces provenientes del parque. Caminó a trompicones alumbrándose con la varita y finalmente los vio. Estaban Thomas y....-¿Odette?-¿qué hacía ahí? Vio al navajo y le sonrió, aparentemente él tampoco había previsto el frío que hacía esa noche y había salido con lo primero que se había encontrado.-Hola, siento haberte despertado.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue 17 Oct - 15:42

Había quedado inconsciente, lo sé porque de pronto todo a mi alrededor eran visiones extrañas llenas de colores. A penas salí de la ensoñación para detenerme sobre una cama, ya que todo estaba dando vueltas a mí alrededor. Demonios, esa fácilmente pudo ser una de las peores borracheras en mi historia (al menos hasta ahora). No quería hacer mucho ruido, porque a demás de los fantasmas que rondaban por todos lados recreando historias de la guerra civil, yo y Odille éramos las únicas personas despiertas en esos momentos en la lúgubre mansión. Sabía que Adam no se enojaría si le despertaba, pero no sabía si la señora Kraul andaba por ahí y ella si tenía un mal carácter, la mamá de Brownie a veces daba miedo, más con la luna llena tan cerca, por lo cual no quería arriesgarme a su furia (o la de su hijo que era igual).

A tientas pude levantarme, seguro que mi cabello estaba hecho un desastre cuando salí de la habitación, tenía los ojos entre cerrados y no tenía la mas mínima idea de a dónde diablos se había ido Odille o que había pasado, lo que si alcance a ver desde el barandal del segundo piso, fue a unos mechones de color celeste salir por la puerta principal. Tenía dos opciones en esos momentos, salir y enfrentarme al frio de la noche y los seres speudo acuáticos del patio delantero o ir a dormirme…. La razón esa noche definitivamente no estaba de mi lado, pues antes de darme cuenta ya estaba con un pie afuera de la mansión, cerrando la puerta tras de mí.

Hacia un frio de los mil demonios, o al menos eso sentí, la verdad siempre había sido muy exagerada con respecto al clima, mi papá decía que era porque nuestro cuerpo, por la enfermedad, estaba un par de grados debajo de la temperatura normal, quién sabe, a él no le molestaba igual el frio que a mí. Lo peor es que ni me puse un suéter ni nada, tenía unas pantuflas ridículas de peluche y la pijama rosa de la noche, claro aun estaba algo húmeda por mi enjuagado rápido y con olor a alcohol y refresco, gracias a Odille nuevamente.

Me abrace a mi misma y camine hacia donde había el tumulto de gente, creo que hasta choque con Odette por no medir bien las distancias, la tome de los hombros abalanzándome sobre ella para tener un punto mejor de apoyo y luego sonreí ampliamente al otro invitado, vaya que Thomas había ido, ya ni me acordaba que yo había sido quién le mando el mensaje, creo que por lo mismo camine hacia él (borracha como solo yo podía) y lo abrace por la cintura, cambiando mi punto de apoyo de la gemela maldita a él.

THOMASSSSSSSSSSSSSS SI VINISTE…. ¿estabas dormido? ¿Quieres ron? Pero shhhh por que todos están dormidos adentro, shhh…

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Thomas Chee el Jue 17 Oct - 17:48

Escuchar su voz lo hizo enojar, ya no necesitaba el ron para calentarse porque sentía su sangre hervir sólo por tenerla cerca, aunque no hacía falta volteó a verla y allí estaba Odette, con esa pose que apenas soportaba y su estómago comenzó a arder. Quitó la vista de ella porque volvía a sonar su teléfono, era de nuevo Odille que le aseguraba ahora que estaba bien, eso lo hizo estar más tranquilo pero ya no sabía para qué lo había llamado a esa hora.
 
No le respondió a Odette nada, porque no tenía que darle explicaciones de nada, iba a mandarle otro mensaje a Odille cuando escuchó su voz distorsionada llegando desde la puerta, había bebido, eso estaba claro. No notó sus rodillas sangrantes porque seguía evadiendo la figura de su gemela, la saludó con un movimiento de mano en lo que acababa de acercarse a decirle lo que sucedía ahí.
 
Cuando finalmente estuvo cerca se acercó un par de pasos para tomar su rostro con una mano y darle un beso en la mejilla, la había visto balancearse en el camino hacia él y ya se imaginaba que el llamado no tenía nada de grave.-Me llamaste, ¿qué pasa?-se lo preguntó más serio de lo que hubiese querido pero no tenía humor ya, estaba harto de Odette.-
 
Si algo faltaba para acabar de confundirlo con todo eso fue la salida accidentada de Harley que se aferró a su cintura en apenas un segundo, le dio unas palmadas en la espalda como saludo mientras le negaba la idea del ron, él ya tenía una pequeña botella pero toda la perspectiva de quedarse a beber no se le hacía atractiva, seguía jodidamente molesto.
 
- ¿Me pueden decir por qué estoy aquí? Si están bien prefiero irme.-sacó un cigarrillo y lo puso en su boca para encenderlo con la mano que tenía libre, la otra estaba atrapada por el abrazo de Harley. No le molestaba estar con ella o con Odille, pero estaba harto de que el estar con alguna de ellas, sobretodo con Odille, significase tener que aguantar a Odette.-
 
Si durante su relación había mantenido la cordialidad con ella era porque su novia del momento la mantenía lejos, pero ahora Odette se le acercaba para decirle que se aleje de su hermana, se metía en todo lo que él hacía y estaba harto. Él no elegía verla y no le era cómodo hacerlo, detestaba irse y no pasar un rato con ese par aunque hubiese sido por una tontería que lo habían llamado, pero ya estaba realmente harto.
avatar
Fugitivos
Mensajes :
350

Thomas Chee
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odette M. Lovecraft el Jue 17 Oct - 22:34

Era un absoluto error haber ido a la mansión, y ahora lo podía constatar, quiso en algún momento quitarse ese don de poder prever cual situación y simplemente dejar que todo fluyera, a como el mundo le plazca. Maldecía la hora en la que tenía que ver a Thomas Chee. Todo tenía que ver con él y la tonta de su hermana, ¿por que no simplemente se dejaban de tonterías y volvían a ser pareja? eso resolvería muchos problemas, tanto para ella misma como para su hermana y Thomas.

Para ser exactos, Thomas Chee no podía ocultar su evidente molestia por verle ahí, ni ella tampoco, lo veía de mala forma y potencializando su ya de por sí, pésimo carácter. Cruzó sus brazos y exhaló profundamente, el frío comenzaba a calarle en los huesos y ya había estaba temblando terriblemente. Vió salir a Harley y a Odille, ambas apestando a alcohol y esta última sucia y con raspones en las piernas. Negó con la cabeza cuando Dalia le tomó como punto de apoyo y luego se volvió para tomar al navajo como poste para no caerse. 

No dijo nada y solo se agachó para ver la herida de Odille, exhaló exasperada y limpió con cuidado aquel hilillo de sangre con la punta de su blusa. La corriente de aire hizo que el olor a alcohol le diera de frente a la ojiazul, haciendo que le dieran nauseas. Se levantó de inmediato y le vió directo a los ojos a Odille y luego a Harley.

-Ten más cuidado Odille...¿Cuánto tiempo llevan bebiendo?- preguntó firmemente sin ninguna nota de su muy conocido humor. Se le notaba que estaba preocupada de verdad y ella aprovecharía la situación para que Odille y Thomas hablarán, se llevaría a Harley a otro lado, muy a pesar de que consideraba a Thomas Chee un hígado horrible no iba a evitar que los dos hablasen. Ya lo había hecho y no había funcionado en lo absoluto, quizá era mejor alentarlos a que lo intentaran de nuevo, asi ya no tendría visiones del navajo y por ende estaría mucho más tranquila.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
135

Odette M. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Brownie Kraul el Vie 18 Oct - 0:15

Ella en cambio dormia como liron, entre muchas cobijas bien tapadita y en su deliciosa cama, jamas habia tenido problemas de dormir ni nada por el estilo a menos claro que hubiera algo que le preocupara al maximo.
Pero no esa noche, habia pasado la tarde platicando con Rashel antes de que esta se fuera a Alemania de regreso, Brownie deseaba que su madre ya cambiara su puesto de auror en tal pais y viniera a America, pero Rashel lo habia decidido asi, alla la necesitaban.


Habia estado pues muy comoda dormida hasta que por eso de la madrugada un ruido la sobresalto, primero se sento de golpe en la cama, por alguna extraña razon que no entendio hasta que vio una figura en la puerta, estubo por pegar un grito cuando reconocio a su hermano, llevaba un bate en un brazo y la varita en el la mano.
-Hay alguien alla abajo haciendo un ruido del infierno asi que al infierno los voy a mandar...-le dijo con una voz tan equilibrda que sono aterradora, Brownie solo se quedo sin saber que decir.
-Espera...Espera D, tal vez es el Tio Ever, a de andar flotando aqui y alla.. -se puso de pie siguiendo a su hermano que seguia refunfuñando de muy MUY mal humor porque alguien lo desperto.


Ella no habia escuchado nada antes, pero segun Darren habian estado haciendo ruido desde un rato atras, tal vez sus sentidos y percepcion eran mas agiles, pero mientras caminaban hacia afuera noto que el Fantasma del Tio Ever Lovecraft estaba mirando por la ventana.
“Invitados...” susurro, el herdero Lovecraft fruncio muy feo el ceño y Brownie se mordio una uña del dedo indice nerviosa.
No lo penso, camino hacia la puerta de salida y encontro a Harley, Odette, Odille y...¿Thomas? En el lugar, aquello se le hizo extraño a Brownie, ¿que hacia Chee en ese lugar?
-Esta perfecto... vete de una vez... -espetó Darren a Thomas de una manera poco docil al navajo y miro con esa mirada horrible que tenia a las demas Lovecraft. -Y ustedes decidan donde van a querer dormir, en la calle o adentro... Sea lo que sea su puta decisión, dejen de hacer ruido con un carajo... -Y sin mas se dio la media vuelta dedicándole una mirada a Brownie y cerrando tras de si la puerta con fuerza.


Brownie se mordio el labio inferior y miro a sus primas y a Chee. -No le hagan mucho caso... Ya viene luna lleno y esta mas necio que nunca, Chee, eres bienvenido a pasar a la casa, aqui hace frio... ¿Que estan haciendo tan tarde?-
Y es que el no pudiera pasar ni aunque quisiera si no se le invitaba, encantamientos de la casa que Evan se encargo con mucho esfuerzo, de hacer.

pijama brownie


Darren
avatar
Estudiantes
Mensajes :
276
Edad :
22

Brownie Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Dom 20 Oct - 19:38


No había notado el mal humor de Thomas en un principio. Ni siquiera cuando la había apartado un poco para preguntarle qué era lo que pasaba y por qué lo había llamado. Odille solo había sonreído porque Thomas estaba ahí porque se había preocupado y era todo lo que le importaba. Ni siquiera el mal humor de su gemela o que Harley se hubiera sostenido de la cintura de Thomas -mentira, eso si le había molestado y la miró con los ojso entrecerrados- o que hiciera un frío de los mil demonios y que no se hubiera llevado ni siquiera un sueter.

-Óyeme Darren, no le hables así, majadero.-respondió ante su sobrino. A pesar de que fuera mayor que él, no tenía idea si alguno de ellos la veía con cierto tipo de autoridad. Lo dudaba bastante, pero de todas formas le dejaría en claro al licántropo que aunque estuviera de mal humor por la inminente llegada de la luna llena en un par de días, no le daba derecho a ser grosero con la gente y mucho menos con Thomas.

Miró a Brownie, eso cada vez se hacía más grande y no le había podido responder a Thomas aún. Miró como Odette le revisaba las rodillas y le limpiaba el hilillo de sangre que le había comenzado a recorrer la espinilla mientras escuchaba a Brownie invitar a Thomas a la casa Había olvidado ese pequeño detalle. Si Odille lo llevaba así como así a la casa, estaba completamente segura de que la casa lo escupiría.

-No pasa nada, es un rasponcito. Hace rato también me golpeé la cabeza y estoy vivita y coleando.-se quitó una espina de rosa de la rodilla y se talló un poco ensuciándose más pero en realidad no le importaba. No le respondió a Odette sobre el tiempo que llevaban bebiendo porque ella en realidad no sabía más que había empezado bastante temprano cuando no podía dormir. Solamente quería que todos se fueran de ahí y que la dejaran hablar con Thomas. ¿De qué? Pues de todo lo que la había hecho pensar Harley que, a pesar de estar ebria, seguía pensando con bastante claridad.

-No....por favor, no te vayas.-dijo en un susurro cerca de Thomas, mordiéndose el labio sin saber exactamente como hablar con él después de la última vez. Leo tomó de la mano y le miró directamente a los ojos oscuros.-Me gustaría hablar contigo un momento, por favor.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini Bar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.