Interno

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Interno

Mensaje por Adrien Morgan el Vie 1 Nov - 15:49

No había sido difícil para su padre ingresarlo con otro nombre, las razones eran muchas, para evitar a los accionistas, para evitar las explicaciones de por qué es que tenían que hacerle crecer miembros y la piel del cuerpo entero a su propio hijo. Lo peor es que él había estado consiente de todo, su umbral del dolor había desaparecido y ahora solamente le quedaba eso, vivir con los recuerdos y las pesadillas. Tuvieron que pasar un par de semanas antes de que pudiera salir de la habitación donde lo tenían confinado, él no era una persona que pudiera permanecer mucho tiempo sin la mente flotando, analizando cosas, situaciones y la verdad eso no le hacía nada bien.

Había terminado todo el libro de acertijos y enigmas del siglo XXI por tercera vez, no podía permanecer más tiempo en ese lugar, pero aun sentía extraño el salir a cualquier lugar que no fuera parte del hospital, el sentir la ropa de sobre la piel aun le provocaba escalofríos y una punzada en la cabeza al recordar el dolor en la misma.

Nadie dijo nada al verlo salir de la habitación, bajo el nombre de Jhon Smith las cosas eran distintas. Camino por los pasillos con la mirada al frente, en otras ocasiones los había recorrido pero en una situación diferente, los ojos le dolían y sentía una extraña paranoia, como si aquellos elfos de las sombras siguieran observándolo por encima del hombro, ni siquiera soportaba el verse reflejado en la superficie de los vidrios  pues tenía el terror de que verlos aparecer ahí o verse a sí mismo nuevamente sin piel, con los músculos expuestos y desgarrados.

Aun así había logrado llegar al comedor principal, no era extraño que se abrumara al ver a la gente a su alrededor, en todas esas semanas no había recibido una sola visita, ni de sus padres, ni siquiera de su hermana. Eso le daba a entender que posiblemente hubieran buscado una mejor tapadera política a su situación. Alzó la mirada para ver el reloj sobre el comedor, eran las seis de la tarde, estaba seguro que en un rato más comenzarían a sacar a los visitantes y solamente quedaría el personal del hospital, tenía que asegurarse de regresar antes de que eso pasara pues, si había personal del mismo que lo conocía era precisamente el del turno nocturno.

Tomo asiento en una de las mesas cercanas a una ventana, cerró los ojos y recargo los brazos sobre la superficie de la misma, sentía un dolor que le taladraba el cerebro y el sonido de dientes chirriantes detrás de él, como si le avisaran que alguien se acercaba.


Última edición por Adrien Morgan el Vie 29 Nov - 11:17, editado 1 vez
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
26

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Interno

Mensaje por Violet Wildenstein el Jue 28 Nov - 0:02

Había pasado el día en el hospital, no fue por un tema de salud sino porque había ido a visitar a los niños del área restringida del hospital, requería equipo especial y varias cosas más pero valía la pena, siempre eran los más cariñosos y le dejaban una sonrisa durante el resto del día. Sus hermanos casi nunca la acompañaban a ese tipo de cosas, en esa ocasión había ido con un par de amigas que al llegar las cinco de la tarde se fueron, ella se quedó un rato más hablando con las enfermeras para saber si necesitaban ayuda económica con alguna cosa.
 
Apuntó en una libreta las cosas que le iban diciendo y se quedó para hacer hablar con algunas personas por la chimenea del hospital, así podría decirles para cuándo tendrían lo necesario. Era una ventaja el ser una Wildenstein, no sólo podía disponer de su propio dinero para ayudar a las causas que le movían el corazón, también podía usar las influencias de su familia para obtener un trato especial si lo quería. Esas ocasiones ameritaban cuanto esfuerzo fuese posible.
 
Dejaron que se quedase hasta después de las seis porque tenía que esperar algunas respuestas y fue al comedor a buscar algo para comer, no creyó encontrar algo de su gusto así que una ensalada de fruta bastaría en el tiempo que tardasen esas transacciones. El lugar aún estaba lleno de visitantes así que el encontrar una mesa vacía fue un poco difícil, fue hacia una que parecía estar desocupada pero no fue así, había alguien y ella lo conocía.
 
Lo miró durante un momento, su corazón se contrajo pero se mantuvo sin decir palabra y sin moverse durante algunos segundos. Dejó la bandeja sobre la mesa que ocupaba y se sentó al lado de Adrien, pasó con ternura una mano por su cabello y buscó levantar un poco su rostro porque necesitaba verlo, no tenía dudas de que fuese él pero algo en él estaba mal, quizá había cogido un virus extraño, no podía saber qué terror nocturno congelaba sus sentidos y aturdía su pobre mente.
 
- ¿Qué haces aquí? ¿Estás bien?


Algo le decía que no era así, que negaría con la cabeza y que le diría que lo suyo era incurable, comenzaba a pensar de más, repasaba una a una las enfermedades incurables que conocía y todas eran terribles.
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.