Bienvenida

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Bienvenida

Mensaje por Alexander Bloodworth el Mar 12 Nov - 0:45

La luz del sol se colaba por las cortina en aquella espaciosa habitación. Más grande que cualquiera de las otras habitación en aquella fraternidad o, en realidad, en cualquier fraternidad. Su madre no escatimaba gastos cuando de su primogénito se trataba y si el quería algo, era cien por ciento seguro que lo tendría. Cuando el sol llegó a los ojos del joven Alex, este abrió los ojos despacio sin ganas en realidad de levantarse. Era la mañana de un gran sábado y no había necesidad de madrugar, cualquier otro día se hubiera levantado a las 5 a.m. para salir a correr, pero este día podía descansar hasta más tarde. 

Iba a volver a cerrar los ojos cuando escuchó unos golpes en la puerta de su habitación y maldijo a todos los fundadores por esa maldita persona que osaba molestarlo. Todos ahí conocían las reglas y lo que sucedería si las rompían.

-Señor Bloodworth- la voz no logró reconocerla y supuso que era uno de los credulos que querían entrar a aquella fraternidad -Disculpe por molestarlo pero usted me pidió despertarlo a esta hora -había olvidado aquello por completo. Resopló y sin levantarse gritó desde adentro.

-Lárgate de aquí y más vale que cuando baje esté todo preparado -dijo simplemente pero con un tono de voz digno de un líder al que nadie quisiera renegar. Se escucharon los pasos del chico bajando rápidamente las escaleras y Alex se levantó vistiendo apenas unos boxers, se estiró y se metió a su propio baño. 

Mientras el agua recorría su piel, comenzaba a relajarse. Recordó que debía hablarle a su madre ese día o se pondría histérica. Su madre, la directora del banco mágico, una mujer firme pero a la vez indulgente y dulce. Era demasiado buena con él, aún cuando era un malnacido. Había trabajo muy duro para llegar hasta donde había llegado, sin ayuda de nadie y tampoco siendo una lamebotas como muchos había hecho para llegar hasta donde estaban. Luchó por conseguir lo que quería y lo logró, aún con la falta de un hombre a su lado. Su padre había muerto en un misterioso accidente del cual su madre nunca quería hablar y siempre evitaba. Después de un tiempo, Alex simplemente se resignó y dejó a un lado el recuerdo de su padre. Salió del agua y se secó el cuerpo sin estar consciente realmente de lo que hacía, antes de salir se amarró la toalla a la cintura y entonces fue a buscar su ropa

Mientras se cambiaba, después de aquella larga y relajante ducha, pensó en aquellos chicos que lo esperaban abajo, ansiosos por la próxima prueba y por si los dejaría entrar y pensar que hace unos años él era uno de ellos, haciendo pruebas estúpidas para "demostrar" algo que era visible a simple vista, pero ahora era el presidente de la fraternidad y tenía poder para hacer lo que le viniera en gana. Pero no sólo era el presidente de auqella fraternidad, también era miembro de la secta y eso era algo que lo enorgullecía demasiado. Todo había sido perfecto ese día, no había duda de que era hijo de su madre y que nada podía deternlo. 

Cuando estuvo listo salió de su habitación y se dirigió abajo, listo para atormentar con alguna nueva actividad a aquellos seres inferiores que pretendían llegarle a la altura y ser parte de sus terrenos. Al llegar abajo vio a todos los presentes y arqueó una ceja sin mostrar emoción alguna, se dirigió a la cocina donde ya estaba servido su desayuno y comenzó a comer mientras los otros miembros de la fraternidad comenzaban a bajar.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
90
Edad :
27

Alexander Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Demetrio Hiedler el Mar 12 Nov - 13:09

Por supuesto que iba a ir ese día, no podía perderme aquella bienvenida  a la fraternidad, de hecho no podía perderme nada de la misma, pues uno de mis deberes y obligaciones era estar al tanto de todo lo que pasaba en mi fraternidad, no era un presidente pero esperaba ser el siguiente al trono en cuanto Alexander saliera del colegio.
 
Hablando de Alexander, odiaba estar bajo el yugo de sus mandatos, pero al final era algo que debía soportar, y aunque mi desacuerdo y mi odio hacia el podían ser muy visibles en realidad estaba aprendiendo a esconderlos, sabía que pronto la venganza me ayudaría de mucho, y aunque no lo hiciera en el colegio, en algún momento tendría que pagármelas una a una.
 
Habían llegado los nuevos chicos que querían entrar a la fraternidad y como siempre había que darles una buena bienvenida, junto con su iniciación para poder unirse a la fraternidad para esto el presidente tenía que estar en primera fila; era ahora que recordaba cuando hice la mía, incluso las palabras que me dedico el presidente cuando iba a terminar mi último vaso…maldito realmente lo odiaba, pero tenía que fingir, hacer uso de todo mi carisma y mentirle al mundo.
 
¿Las pruebas para la noche Ya las teníamos listas, lo único que faltaba era que el presidente llegara para poder empezar como se debía  y que hiciera su discurso o la bienvenida o que dijera lo que tenía que decir y listo; era momento el maldito había llegado, simplemente con la mirada neutral me le quede viendo cuando el recorrió con la suya a los presentes, incluyéndome, después lo vi dirigirse a la cocina y como si nada pasara tomar el desayuno, era algo que odiaba de él, siempre sintiéndose el rey de todo, la persona más poderosa del mundo…era irritante.
 
Por sobre todas las cosas debía acercarme a él y así lo hice – Todo está listo para cuando lo dispongas…-fue lo único que le dijo, dando a entender que las pruebas estaban listas para usarse únicamente diera la orden y los demás chicos de la fraternidad harían el resto, yo habia terminado mi desayuno desde antes, pues mi horario para despertar era demasiado matutino.


Última edición por Demetrio Hiedler el Mar 12 Nov - 14:01, editado 1 vez
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
32

Demetrio Hiedler
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Adrien Morgan el Mar 12 Nov - 13:48

Se llevo una mano al rostro con pesadez, estaba algo desorientado. No sabía qué hora era porque realmente ni siquiera se había ido a dormir, estaba frente al espejo en su habitación cuando, frente a él, podía ver a un perfecto desconocido regresándole la mirada. Su rostro estaba pálido y con un poco de barba, algo que lo hacía ver desaliñado y algo agresivo, sus ojos tenían pequeños vasos de sangre rotos y bajo ellos había unos pesados moretones por la falta de sueño. Sonrio para si mismo justo antes de golpear con el puño cerrado el mismo espejo.

La sangre comenzó a brotar.

Observo con los ojos abiertos su mano, temblaba, la sangre comenzaba a gotear hasta el suelo negro de madera, perdiéndose entre este. Sentía el ardor de la piel y los pequeños fragmentos del cristal enterrados en sus nudillos. Alguien tocó la puerta en esos momentos, era otro de los miembros de la fraternidad, que preguntaba detrás de la puerta si todo estaba bien. ¿Lo estaba? No, no lo estaba, no lo había estado en mucho tiempo, pero también estaba perfecto de la forma en la que se encontraba, así, destruida como estaba su vida, era perfecta.

Estoy bien, fue solo un vidrio roto… – Respondió con la voz tranquila, sus compañeros estaban acostumbrados a verlo como una persona pasiva, seria, responsable y extremadamente huraño, no se extrañaron de su respuesta. Suspiró, el dolor que sentía lo había traído nuevamente a la realidad. Fue hacia el lavabo de su habitación y enjuago su herida, retirando con un hechizo los pequeños cristales que tenia dentro. Luego cerró la misma con un Episkey y luego todo fue como si nada hubiera sucedido.

A Adrien no le contaban acerca de las iniciaciones hasta que estaban por comenzar y realmente solo estaba ahí para asegurarse de que nadie muriera en alguna de las cosas ridículas que se le ocurrían al presidente en turno, que en ese caso era Alexander. Miles le agradaba, pero no le había gustado su función como presidente, por lo cual agradecía que Alexander fuera el siguiente en la línea. Decidió bajar para acompañarlos en el desayuno, algo que nunca hacia, de hecho pocas veces se le veía por la fraternidad, generalmente estaba en el club de ajedrez, en sus clases o en la morgue.

El ya estaba completamente presentable cuando bajo junto con los demás, mientras bajaba las escaleras algunos le dirigieron miradas de desconcierto por verlo despierto y participando con ellos a esas horas de la mañana, pero como últimamente pasaba, Adrien estaba muy extraño, tal vez solamente Alexander sabía la razón y era por eso que no lo había corrido aun de la fraternidad, nadie lo sabía.

El camino hacia el comedor, no necesitaba abrirse paso ni nada entre los otros que estaban ahí adulando a Alexander, tomo mejor uno de los asientos de la sala de convivencia que estaban más cerca de la entrada. Luego con un chasquido de dedos un elfo apareció a su lado, con el periódico, una taza de café express y un poco de fruta en el plato.

¿Qué está listo? ¿Qué vas a disponer Alexander? … – Pregunto al presidente al escuchar lo que Demetrio le decía, no los saludó, a ninguno de los dos. - Por cierto, tienen que encargarle a alguno de los nuevos la comida del caimán, ha estado rondando mi habitación en busca de atención… – Pistacho era la mascota oficial de los Nu Delta, pero Adrien siempre era el encargado de él, porque a los otros se les olvidaba y por que siempre había querido cazar a su gata.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
26

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Alexander Bloodworth el Mar 12 Nov - 14:18

Debía admitir que el poder era sumamente gratificante, no tenía que rendirle cuentas a nadie y, tal vez por miedo o respeto, pero todos hacían lo que él quería. Mientras tomaba el desayuno que uno de los nuevos había hecho, debido a que Alex le había ordenado hacerlo, escuchó la frustrante e irritable voz de Demetrio. Ese chico siempre lograba que el ambiente a su alrededor fuera deprimente y hostil.
No entendía como su hermana, una chica agradable, podía tener la misma sangre que ese idiota. El odio entre ambos no era algo que fuera un secreto para toda la academia asi que de vez en cuando ninguno de ellos lograba mantener la compostura y terminaban discutiendo por cualquier minúscula cosa. Pero ambos tenían muy en claro sus posiciones y debían mantener las apariencias ante la multitud.

Casi era seguro que él fuera a tomar su lugar cuando Alex se graduara, pero si las cosas seguían como hasta ahora, haría uso de su poder para que nunca lograra ser presidente de Nu Delta Pi. Aun después de que lo escuchó, terminó de pasar su alimento y volteó a verlo arqueando una ceja y, solo para hacerlo enojar más, cogió su vaso y bebió un largo trago de jugo de naranja frente a él. Cuando lo terminó sonrió de lado y se levantó.

-¿Sabes que es de mala educación molestar cuando uno está comiendo? Ahora creo que me caerá mal la comida por tu culpa -dijo con fingida decepción y suspiró. Era bastante fastidioso, lo soportaba simplemente por respeto a su hermana y si le hacia algo seguro habría una tercera guerra mundial.

-Bien, entonces andando... Compañero- dijo lo ultimo con arrastrando las palabras con diversion y levantó una ceja. Se levantó y se puso frente a él- ¿Qué hay en la lista para este día?

Estaba dispuesto a escuchar a Demetrio cuando la voz de Adrien lo hizo voltear. Lo miró un instante tratando de descifrar su estado de ánimo y salud mental ese día pero lo pasó por alto para no ponerlo al descubierto y se encogió de hombros. Tenia muy claro que el último mes había estado más alejado de él pero todo lo que habia pasado en aquél sótano era algo queno podía ignorarse así como así. Sonrió de lado y señaló al primer chico sin siquiera verlo y encogiéndose de hombros.

-Hiedler estaba a punto de decirnos lo que tiene en la lista, y por supuesto, alguien se encargará de eso, esperemos que sobrevivan el semestre con todas sus extremidades -volvió a ver a Demetrio y asintió- Continua...
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
90
Edad :
27

Alexander Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Demetrio Hiedler el Mar 12 Nov - 17:37

Lo único que hice fue suspirar cuando él dijo que le caería mal la comida, no era su culpa que su aparato digestivo fuera tan lento como su cerebro, pero bien si quería echarme la culpa adelante, yo no me quejaría, porque sabía exactamente cuáles eran sus planes hacerme quedar mal y que todos lo vieran, pero vamos, era demasiado listo , siempre me las había arreglado para llevar acabo sus tareas sin rechistar, o ponerme a pelear, ¿Qué acaso no entendía que no tenía oportunidad contra mí?
 
Solo asentí a sus palabras por educación, porque realmente no le puse atención en lo absoluto, me alegro muchísimo ver allí a Adrien, a pesar de lo distanciados que estábamos me parecía, que ese día estaba en lo que cabía bien, no podía juzgarlo realmente, porque no sabía exactamente que le ocurría, y que decir de Alexander, me daba una risa interna el saber que le era realmente desagradable y molesta mi presencia, eso me decía lo importante que era para su vida , enserio debía fingir enfrente de mis compañeros y debía fingir muy bien, aunque ya ninguno se creía esa treta, pero no me interesaba, incluso si alguna vez nos llegábamos a topar a solas  no caería en su juego y no terminaría discutiendo.
 
-¡Oh! para que decirlo señor presidente si usted lo sabe perfectamente,  solo dos personas han venido supongo que no hay tantos candidatos que quieran atreverse a hacer las pruebas, por lo cual dirá, será ahora mismo o más tarde, las pruebas ya están en los salones correspondientes, y te alegrara saber  Adrien que el alimentar al caimán era una de las responsabilidades de Gastón de 1ero, aunque al parecer no lo ha hecho bien…-dije en tono de pregunta, hablando por supuesto con el chico castaño, yo solo estaba allí porque al querer estar más al tanto de la fraternidad el presidente me usaba de mandadero personal, algo que me molestaba mucho -¿Por cierto puedo retirarme o  necesitas algo más? – es un ya me largo o ¿no puedes hacer las cosas por ti mismo? Realmente era molesto, y siendo únicamente dos candidatos no le veía mucho interés en permanecer ahí.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
32

Demetrio Hiedler
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Adrien Morgan el Mar 12 Nov - 18:23

Estaba acostumbrado al ambiente que siempre rondaba la fraternidad. La mayoría de sus compañeros además de ser hermanos y todo eso eran muy competitivos, comenzando por Alexander, quién a demás de ser uno de sus mejores amigos desde siempre, compartía con Adrien un secreto muy grande. El sabía cómo es que el presidente se desenvolvía siempre y, así como muchos otros, le daba la razón porque a pesar de lo que muchos consideraran, él era un buen líder. Adrien directamente sabía la relación tan tensa que siempre existió entre Demetrio y él, porque Demetrio era exactamente igual, no podían culparlo, su fraternidad promovía y estaba ahí para que sus miembros escalonaran y buscaran excelentes contactos en la sociedad.

Los escucho discutir al respecto de los nuevos integrantes mientras abría la primera plana del periódico, leyó por encima algunos encabezados y noticias que tenían que ver con su padre y el comité de Bridgeth Bishop pero prefirió cerrar el periódico antes de amargarse la mañana. Estaba cansado, no había dormido bien, las pesadillas seguían asechándolo por las noches, aun tenía el sentimiento de paranoia muy arraigado, como si alguien siempre estuviera observándolo, lo detestaba.

Levantó un poco la vista cuando Alexander se dirigió hacia él, prometiéndole que alguien se haría cargo de alimentar a Pistacho, Adrien rodó los ojos, no era la primera vez que se lo prometían, siempre había alguien que se encargaba de eso pero terminaba con miedo a la pequeña cosa y Adrien siempre terminaba alimentándolo y cuidándolo por los demás, no le molestaba, pero ya estaba candado de ello.

¿Quieren tranquilizarse ambos? … tampoco es que tengan que tener una agenda para eso, Demetrio… la iniciación la pueden hacer cuando sea, aun no termina el semestre. – Dijo tratando de ser conciliador entre ambos, él siempre parecía taciturno, sereno y sin meterse en problemas eligiendo ninguno de los dos blandos. Demetrio también era un buen amigo de él, aun que un poco más joven y retraído de Alexander, quién era de su edad y era popular en la escuela.

Terminen el desayuno, Alexander, está listo el proyecto de tenias que entregar esta tarde. Así que ya que tienes el día libre de compromisos podrás encargarte de las iniciaciones, ¿No es verdad? … ahora, regresando al caimán. Enserio, alguien tiene que hacerse cargo de él, de inmediato. No quiero que vuelva a rondar por mi habitación o por el bar. … . – El tomó la taza que tenia y le dio un trago, obviamente Adrien estaba muy diferente de un tiempo acá, hablaba más y parecía más distraído a la vez, realmente algo no estaba bien en su cabeza pero, en momentos como esos, cuando la lucidez hacía gala de él, sonaba conciliador, pero a la vez aterrador.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
511
Edad :
26

Adrien Morgan
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Alexander Bloodworth el Mar 12 Nov - 20:17

¿Quién mierda se creía ese idiota de Demetrio para hablarle así? Por supuesto que las cosas no se quedarían así, se le estaban subiendo demasiado los humos y tenía que hacer algo al respecto. Que la hermana de ese idiota fuera alguien importante para Alex ya no parecía razón suficiente para seguir aguantando a ese chico con complejo de poderoso. 


-En primer lugar, bájale dos rayitas a tu tono- Se le quedó mirando a Demetrio con hostilidad y arqueando una ceja. Se mordió la lengua para no hablar de más ya que aún seguían por ahí los demás alumnos y relajó sus facciones. No iba a comenzar una pelea con ese idiota por que era una pérdida de tiempo.


-Por supuesto, retírate y ya que tienes tanta prisa y estás tan emocionado por los nuevos entonces asegúrate que se cumplan las iniciaciones  -le dijo con simpleza y sin esperar una sola palabra más por parte del chico, jaló una silla y se sentó frente a Adrien, si quería rudeza y en verdad recibir órdenes, entonces eso tendría. 

-Tengo demasiadas cosas importantes que hacer, mi agenda está llena -le dijo con una sonrisa divertida en el rostro y se volvió para ver a los nuevos que seguían parados sin saber que rayos hacer. Con un movimiento de cabeza, ambos salieron corriendo hacia las aulas correspondientes para sus pruebas -Que deprimente es que ya no haya chicos con valentía por estos lugares, son una bola de nenitas asustadas -suspiró y pasó una mano por su cara un tanto frustrado con aquella situación. Si las cosas seguían así, pronto no habría nadie que quisiera unirse a los Nu, pero algo se le ocurriría y con apoyo de ellos, o sin su apoyo, lograría tener más reclutas y demostrar que era un buen líder. 
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
90
Edad :
27

Alexander Bloodworth
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Demetrio Hiedler el Mar 12 Nov - 23:34

No iba a ponerme a discutir en ese preciso momento, pero bien tenía ganas de lanzarle un tragababosas a “su” presidente, pero mejor dejarlo pasar, tome mucha fuerza para no decirle lo que querría , prefirió callar mi boca y asentir únicamente a lo que Adrien decía, sabía que estaba intentando mantener todo tranquilo, y es que era una bella mañana, pero yo tenía mucho que hacer, tenía que seguir en mis estudios, practicar un poco, ir al club, había muchas cosas que tenía que hacer en lugar de andar preparando las iniciaciones, si, si, había todo el tiempo del mundo , pero era mejor hacerlo cuanto antes para no perder el tiempo y ponerse a estudiar, porque desde el colegio, no había terminado por aburrirme la biblioteca, y menos la biblioteca universitaria.
 
Únicamente lo mire cuando dijo que me asegurara de que cumplieran sus iniciaciones, por supuesto que hice un ademan con el rostro afirmándole, y me retire, no quería estar allí ni un minuto más, el solo ver su rostro me asqueaba, me daban ganas de vomitar, pero bueno, como todo buen NU- DELTA debía aguantar solo un poco, tenía muchas otras cosas en que preocuparme, de hecho tenia demasiadas cosas en la cabeza de que preocuparme que por él, por ejemplo aquel encuentro con Svetlana, y todo lo que paso.
 
Apenas me daba cuenta que uno de mis menores problemas era Alexander, aunque al final siempre se entrometía en mi vida, con mi hermana, con mis amigos, ¿Qué diablos le pasaba al mundo? Que parecía que siempre me hacia la vida imposible? –En fin me retiro, un placer verte Adrien- Y así fue como me fui del lugar.

 

(Perdonen es que me llego mucho trabajo y seguro no podre contestar o contestare a paso tortuga y no los quiero detener x.X les prometo otro post en cuanto tenga tiempo libre ) 
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
32

Demetrio Hiedler
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Bienvenida

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.