Mini, ya estoy en casa...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Jesse Crawford el Mar 26 Nov - 18:12

Cerré la puerta detrás de mí, recibiendo automáticamente el destello de la iluminación de la sala, que se encendía cada que alguien pasaba por aquella puerta. Mis manos se extendieron hasta dejar las llaves sobre la mesa de entrada y mis pasos me llevaron, casi a rastras, hasta el sillón más próximo. No encontré a Mini esperándome, ni esperaba hacerlo; porque ya era bastante tarde y lo más seguro era que se encontrara ya en cama.
 
Me desplomé sobre el sillón completamente abatido por el cansancio. Me resultaba increíble, en perspectiva, la forma en la que había terminado aquel día que en teoría tendría que haber sido completamente distinto. De lo que si estaba seguro, era del error terrible que había sido aceptar la invitación de Odette y no hacer caso a los alegatos de Mini que bien me lo había dicho cuando se lo había planteado. Eso sí, error y lo que fuera, pero de alguna forma no podía arrepentirme; porque no haber ido hubiera significado no poder hacer nada para ayudar a Brownie…
 
-¿Mini?, ¿cariño ya estás dormida?-
 
Le hablé en voz alta, lo suficiente como para que me escuchara, pero no tanto como para despertarla si es que ya estaba en el quinto sueño. Me levanté con dificultad del sillón solo para caminar hasta el mini bar, tomar un vaso bajo y servirme un poco de whiskey. Me llevé el vaso a los labios y el líquido se deslizó por mi garganta casi como si se tratara de agua, y me serví otro vaso para hacer exactamente lo mismo. Me serví el tercero, pero me lo llevé junto con la botella para volver a casi recostarme sobre aquel sillón del departamento de Mini.
 
Sabía que no iba a estar contenta, y en realidad no la culpaba porque tenía razón. Odette al final se había comportado como una idiota y ni siquiera había dado oportunidad alguna de hacer las pases. Ahogué una risa al darme en cuenta de las estupideces en las que estaba pensando cuando justo apenas unas horas todo el mundo se había ido al infierno. Y es que era cómico, ¿saben de qué hablo?, habíamos recibido el ataque de alguien que quería hacerle daño a la sociedad mágica, y yo estaba aquí, bebiendo y preocupándome porque mi chica no estuviera tan molesta como para hacerme dormir en el sillón.
 
Saqué la varita del bolsillo y un pequeño movimiento bastó para que se encendiera la televisión. El volumen estaba bajo, y en la pantalla pasaban algún programa de los diez mil que habían acerca de cocina. Mantuve mis ojos clavados en ella, viendo pero sin apreciar absolutamente nada, pensando en las cosas que habían sucedido aquella noche, en que tal vez lo mejor era quedarme dormido justo en ese lugar y esperar a la mañana siguiente para hablar con Mini. Esperar a la mañana siguiente para el mundo, para cualquier cosa; sonaba bien…

Mis ojos estaban a nada de cerrarse, pero sentí un peso sobre mis piernas, apenas perceptible. Abrí los ojos y me encontré con una bola peluda con vestido de cerezas que tras varios segundos de duda identifiqué como un conejo. ¿Qué coño hacía un conejo en el departamento?; haberme mudado con Mini significaba llegar a un lugar con hábitos y otras diez mil cosas a las que no estaba acostumbrado, o peor, de las que nunca me avisaban, como la presencia de aquel conejo al que bien podría haber aplastado al llegar. El animal me miraba directo a la cara, casi como examinando, he hice lo mismo durante el tiempo suficiente como para sentirme extraordinariamente ridículo. Terminé haciéndolo a un lado de un empujón.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 26 Nov - 21:59

Su cama estaba ocupada por Hazel. Se suponía que se iban a quedar a hacer una pijamada loca viendo La dama y el vagabundo para despejarse un poco del trauma que les había ocasionado ver la noticia de lo de Queen en la tele y luego recibir el whatsapp de Billy preguntándole si estaba ahí. Le había mandado algunos mensajes a Jesse pero no le había contestado y había temido lo peor: que se estaba follado a Odette. Ja, no. Había temido lo peor: que le había pasado algo en el concierto ese o que no le había pasado nada y se estaba follando a Odette. No tomaba en cuenta la posibilidad de que simplemente se le hubiera acabado la batería del celular.

Lo de La dama y el vagabundo era solamente porque ella misma no podía dormir de la preocupación, y del coraje. Pero Hazel obviamente no había resistido ni medio segundo después de las 7 pm, así que se había quedado cenando con Harley, esperando noticias, hablándole a Billy que ya tampoco le contestaba. Luego Harley se había ido a su cuarto a hacer quién sabía qué y Mina se había metido a dar un baño para ponerse la pijama y seguir esperando noticias.

Así que probablemente Jesse había despertado a Hazel, no a ella.

El punto fue que cuando salió del baño lo encontró ahí tirado en el sillón empujando al conejito con vestido. No lo pudo evitar, con un movimiento de varita llevó al conejito a un lugar seguro – o sea, lo bajó del sillón y lo puso más cerca de donde ella estaba- y luego casi corrió hasta Jesse tomando uno de los cojines de la sala con el que le dio repetidos golpes como una loca, arrodillada en el sillón y furiosa.

-ERES….UN…..IDIOTA….IDIOTA….TE ODIO….

Había estado preocupadísima, pensando las peores cosas de la vida por todo lo que habían visto en ese noticiero muggle.

-¿Te la follaste, verdad? ¿O qué carajos, por qué no me avisabas nada? ¿Tienes idea de lo que he sufrido desde que vi lo que pasó en el  estúpido concierto? Y tú sin contestar el puto celular y yo sin poder mandarte un patronus porque no sabía si…

Le dio otro cojinazo. Por lo enojada que estaba y su ataque violento, parecía que habían vuelto a esos tiempos en su matrimonio en el que solo parecían resolver las cosas a gritos y sombrerazos.

-Te odio, MUÉRETE.

Y luego de esa falsa sentencia, lo tomó por las solapas de la camisa y le plantó un beso, quizá el último si Jesse ni llegaba con las respuestas adecuadas.

----

Así anda ¬¬

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Jesse Crawford el Miér 27 Nov - 16:13

Cuando mi visión periférica se dio cuenta de que el conejo se movía, no me había percatado de que no lo hacía por su propia cuenta, y que era Mini la que ya estaba detrás de nosotros haciendo uso de la varita. Estaba próximo a quedarme dormido, a nada de ello, y de la nada sentí el primer cojinazo en la cabeza, acompañado por los reclamos de una histérica voz que no podía ser de otra más que de mi chica. Y joder, estaba furiosa…
 
-¿Qué… Mini… ya… YA!...- Bloqueaba los golpes con una mano, salvando con la otra el vaso de whiskey que corría riesgo de ser derramado sobre el sillón y que al fin alcancé a colocar en la mesa de centro un segundo antes de que se detuviera a decirme que me muriera, para luego, propinarme un beso en la boca. Me dieron ganas de responderle de mala forma, como antes; pero esta vez no podía cometer el error de caer en lo mismo por lo que nuestro matrimonio había ido a pique, mucho menos cuando ciertamente, Minirris tenía mucho de razón.
 
-¿Follarme a quién?, cariño joder, déjame explicarte. Seré breve…-
 
No sé por qué, pero de algún modo no se me había ocurrido que Mini se pudiera enterar por un medio tan putamente casual como la televisión de lo que había sucedido en el jodido concierto aquel. Mi idea en principio había sido simplemente no preocuparla, añadiendo a eso que sí, la batería del móvil se había muerto y las cosas habían ido demasiado rápido de un momento a otro. 


Me arreglé la camisa y puse las palmas al frente como si temiera que la chica nuevamente enloqueciera de un segundo a otro.
 
-Mi amor, las cosas en el concierto se pusieron muy chungas. Es cierto, debí avisarte, tienes razón… pero la batería del móvil se jodió y luego pasaron cosas que tienes qué escuchar. Discúlpame, si me das unos minutos puedo contarte todo, de principio a fin. Y no, no me folle a nadie, ¿cómo crees?; ya sé que no tienes muchas razones para confiar en mi así de inmediato pero de verdad, te lo juro por mi vida, y puedo someterme a una veritaserum si no estás convencida-
 
Mantuve los ojos directamente sobre los suyos mientras le hablaba, y las palmas que mantenía frente a mí se abrieron para acercarme a ella y rodearla con ambos brazos para darle un abrazo. Hasta ese momento fue cuando pude notar lo sexy que se veía con esa ropa interior; y hasta se lo dije al oído mientras la abrazaba, solo para hacérselo saber.
 

-Ahora solo dime que me crees, y entonces te cuento todo. Estamos bien, ¿cierto?...
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Miér 27 Nov - 21:12

Claro que quería explicaciones y que las iba a recibir civilizadamente, y no como la loca que siempre había sido, pero antes quería sacar toda su ira y los cojinazos no parecían suficientes. Lo miró fijamente cuando empezó a decirle lo de la batería del móvil y que no se había follado a nadie. Tenía que decidir en menos de un minuto si le iba a creer o no, o si de verdad iba a conseguir una poción de la verdad.  Pero como siempre, debilucha, apenas sentir sus brazos rodeándola y esas palabras en el oído, le correspondió el abrazo con fuerza.
 
-No necesito veritaserum, estamos bien.
 
Era como una prueba de confianza total, si quería que las cosas funcionaran de verdad, entonces tenía que empezar a creerle las cosas, sin estar todo el tiempo torturándose. Era algo muy difícil pero estaba segura que con el correr de los días aprendían a sobrellevarlo.
 
-Y me alegra que tú estés bien.
 
Le acarició el cabello, enredando los dedos en él. Olía muchísimo a tierra, a un día de mucho cansancio, pero a ella no le importaba, lo encontraba algo atractivo, incluso, tanto como su cara de haber pasado por un infierno, le daban ganas de besarlo hasta el cansancio, de no hacer nada más que tumbarse con él. Pero a pesar de todo eso, sintió la necesidad de al menos soltar un comentario a la mala.
 
-Yo te advertí que no fueras, pero ah no, vamos a darle el gusto a la puta de Odette. No creas que lo voy a dejar pasar tan fácil, Jesse, te lo advertí.
 
Se levantó del sillón soltándolo abruptamente. Lo hizo para echar un vistazo a su habitación, donde estaba Hazel, que afortunadamente todavía estaba durmiendo como una piedra. Regresó a donde Jesse y se sentó frente a él.
 

-Harley y yo estamos cuidando a una bebé. Así que procura no hacer mucho ruido, no quiero que la despiertes, está durmiendo en mi cama, que bueno que no te metiste.

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Jesse Crawford el Jue 28 Nov - 16:21

Fue muy grato escuchar eso de su parte, aquello de “estamos bien”. Era importante volver a ganarme su confianza, más ahora que por alguna razón, sentía que debíamos estar más unidos que nunca. Tampoco era como si no pudiéramos celarnos, y eso era precisamente lo que la chica me estaba mostrando; pero sin llegar a la locura a la que algún día habíamos estado expuestos. Iba a sostener mi palabra, y ni siquiera existían razones para no hacerlo.
 
-Te quiero Mini. Necesitamos hacer bien las cosas, tenemos que hacer bien las cosas.
 
De momento esas palabras no tenían mucho peso, o más bien, no las estaba expresando a modo de hacerle ver a Mini que hablaba de manera más seria de lo que parecía. Pero me refería a todo, no solo a confiar en nosotros, me refería a todo lo que estaba sucediendo, a lo que acababa de pasar en el concierto, a lo que había pasado con el muggle, a todo lo que parecía que estaba a punto de caer sobre nuestro mundo. Algo me decía que era un tiempo en el que íbamos a tener que tomar grandes decisiones, y lo haríamos juntos.
 
-Es cierto, es jodidamente cierto; tú lo dijiste, pero oye…-
 
Estuve a punto de decirle que, de hecho, de no haber ido, me habría sido imposible hacer algo por Brownie, quien había estado a nada de ser secuestrada por lo que parecía ser alguna organización muggle. Pensándolo un segundo, para esas horas todavía no sabía nada de la propia Odette, de Odille, de Dantes o de Thomas, quienes se habían quedado atrás, en el concierto. Quizás después de explicarle, sería buena idea conjurar un patronus y…
 
-¿Qué? ¿Cuál bebé?-
 
Mini se había levantado en un segundo para ir a asomarse a la habitación y decir algo de estar cuidando a un bebé. Entre el alcohol y el cansancio, mi atención se estaba dispersando a tal grado de no saber si reírme o finalmente ponerme serio para contarle de una puta vez todo lo que había sucedido. Di un par de palmadas en el sillón, indicándole que se sentara conmigo para poder hablar.
 
-Si bueno, ya sé que acabo de llegar a esta casa pero… deberían tenerme un poco de consideración y preguntar mis opiniones respecto a… conejos y bebés, ¿no crees?-
 
De nuevo, distrayéndome, apuré mi vaso de whiskey y busqué tomar la botella para servirme un poco más, no sin antes clase preguntarle a Mini si ella también quería un trago. Cerré los ojos y me pasé las manos por lacara hasta la barbilla, buscando y decidiendo cuál era la mejor forma de contar aquello aunque por supuesto, lo mejor siempre era contar desde el principio.
 
-Déjame contarte pues. Estábamos en el concierto, apenas empezando, Odille, Odette, Thomas y yo. Por cierto y para tu beneplácito, debes saber que Odette se comportó como una hija de puta conmigo. En serio, desde el principio se puso hyper digna como si qué cojones, ¿sabes de qué hablo?, ven, dame un beso.-
 

De nuevo, distrayéndome. La atraje hacia mi para buscar sus labios, pasar mis manos por sus hombros y bajar por su cintura muy despacio mientras mi lengua jugueteaba con la suya, en ese lapsus de calma que de verdad, no tenía una mierda que ver con la necesidad de atención que se requería para contar esas cosas. Ni siquiera sabía si la chica o su hermana se encontraban bien y yo ya estaba hijoputeando a la gente.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue 28 Nov - 18:29

Había sido un día pesado y como no, entre la discusión que había tenido con Mina en la tarde, de la cual afortunadamente habían aclarado muchas cosas y cuidar toda la tarde a su prima, estaba hecha polvo. La noticia del concierto de Queen la había descolocado bastante, más de lo que podría pensarse, tal vez porque ella misma era una exagerada mil o porque ya había pasado por eso anteriormente, esa era la razón por la que Shane había muerto y en ese día especialmente sentía que ya le había dolido demasiado la perdida de las personas como para cargar con la incertidumbre de si alguien que ella conocía estaba bien o no.

De ella había sido la idea de quedarse viendo películas, estaba ahí abrazada al cuerpecito de su primita y casi se queda dormida a su lado cuando sintió que Mina se levantaba para ir a ducharse, ella termino por levantarse soñolienta y fue hacía su cuarto murmurando algunas frases, como en forma automática. Ella también entro a ducharse pero se tardo unos momentos, pues se quedo sentada en la orilla de la cama solo viendo al vacio, como que tratando de desviar los terribles pensamientos de su mente. Al final termino por meterse a bañar, más tarde iría a ver cómo es que seguía Hazel.

Y justo estaba en la bañera cuando escucho la voz de Jesse llegar, murmuros y luego una gran pelea entre ambos. Harley estaba acostumbrada a verlos así, ella había sido testigo de muchas de sus peleas de justo antes de separarse, pero no quería que ocurrieran nuevamente, se salió de la bañera y se envolvió en una toalla saliendo al pasillo, justo cuando la pelea estaba terminando y las explicaciones comenzaban.

Es mi prima y llego hoy… solo es el fin de semana… – Dijo apenada acercándose, más sobre el hecho de por qué no se lo habían hecho saber ya que ahora era un miembro de esa casa, Harley no quería pensar si quiera en lo que Werther diría si supiera que Jesse estaba ahora viviendo en el que fuera su departamento. Sus músculos se tensaron, ella sabía que Jesse había ido con su prima al lugar, tal vez para él no fuera importante si ella estaba o no bien, pero a Harley si le importaba su familia, aun que fuera lejana o no los viera o fueran ridículos como Odette.

¿Qué paso con Odille y Odette? ¿Esta Thomas bien? … – quería ocultar que las piernas le temblaban del miedo, pero tampoco quería verse como una loca nerviosa esquizofrénica, asi que trato de parecer lo más calmada y casual del mundo.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Vie 29 Nov - 0:20

-¿Cómo voy a pedir tu opinión respecto a algo que pasó este mismo día, cuando tú decidiste largarte con Odette? Mira, no tientes a tu suerte.
 
Sí, lo veía jodido y lo veía distinto, y confiaba en él y lo amaba muchísimo, pero sentía que si aflojaba un poco, que si acaso se mostraba ligeramente débil, en algún momento quizá todo volvería a ser lo mismo, y Mina no volvería a torcer el brazo, ni un poco. Su historia trágica no iba a borrar que hubiera hecho lo que hizo, al menos no lo dejaría ver así. Lo único que le importaba era que él estuviera bien y ya estaba en casa, lo demás le venía valiendo nada.
 
-¿Para mi beneplácito? Eso te pasa por idiota, más bien. Nadie te dijo que fueras a rogarle…seguro se sentía en el cielo porque le diste gusto de ir como un perro a pedirle disculpas. No, no quiero besarte.
 
Idiota. Dejó que la besara y correspondió con las ganas de siempre, pero a los pocos segundos lo empujó ligeramente y giró el rostro, como si ya hubiera tenido suficiente. En ese momento escuchó la voz de Harley y la volteó a ver, negó con la cabeza por la explicación apenada sobre su prima, porque la verdad no tenía que darle explicaciones a nadie, Jesse no había estado ahí para saberlo y punto.
 
No pareció importarle que estuviera en toalla enfrente de Jesse, aunque a cualquier otra seguramente la hubiera avadeado en el acto. Parecía que el detalle le era indiferente quizá por saber que no lo hacía a propósito. Tuvo la sensibilidad suficiente- algo que pasaba muy pocas veces, por cierto- como para entender que a ella le podía valer medio pepino esa gente y que incluso en cuanto a Thomas respectaba, si desaparecía del mundo mejor, pero para Harley su familia era importante, era obvio. Se calló las ganas de decirle a Jesse algo tipo “aaah, además andas de amigo de ese esperpento, ¿Sabías que me insultó en el consejo escolar?” solamente porque la rubia ya estaba ahí.
 
Se hizo a un lado quedando más cerca de Jesse –a propósito pero seguía enojada con él- pero haciéndole espacio en el sillón a Harley para que escuchara la historia, sabía que ella también había estado muy preocupada todo el día.
 
-Bueno, termina de contarlo, anda.
 
Como único gesto amable con él, después del correspondiente berrinche por sus necedades con Odette, tomó del vaso de whisky que le había servido mientras con la otra mano acariciaba levemente su espalda.De verdad, a ella lo único que le importaba era que estuviera ahí, de vuelta.

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Jesse Crawford el Dom 1 Dic - 14:45

Tenía todos los argumentos para responderle a Mini respecto al por qué no había tomado mi opinión al decidir traer a una bebé a la casa. No lo dije, porque otros asuntos nos atañían en ese momento, pero bien podía decir, sin problemas, que al bebé aquel ni siquiera lo conocía. Y de verdad, lo digo en serio, no sabía ni de quién coño se trataba, ni de quién era hija; tanto me tomaban en cuenta en esa casa que no sabía nada al respecto, ni de la cría ni del puto conejo que seguía por ahí dando saltos.
 
-Mini, por dios cariño, tranquilízate-
 
Con una media sonrisa, trataba de atraerla hacia mi mientras la chica me lanzaba insultos y trataba de mantener ese papel regañón, aunque yo sabía muy bien que era cuestión de minutos para hacerlo desaparecer. Lo sabía y sabía cómo hacerlo, todo se trataba de manejar las cosas y hacerle ver que la razón estaba de mi lado, pero sin restregárselo en la cara. Volví a sonreír cuando me empujó luego de besarla, y en ese momento Harley hizo acto de presencia, solo con una toalla tapando sus cosillas.
 
-Por dios Blue, vístete. A nadie le importan tus miserias-
 
Aquel comentario venía con una sonrisa incluida, con lo que se podía deducir que estaba bromeando nada más. Sí, Harley y yo estábamos tratando de limar asperezas, y todo era porque joder, para el bien general de la convivencia en esa casa, era importante que no nos pasarnos toda la puta vida odiándonos mientras la pobre de Mini trataba de lidiar con eso.
 
-Oh, es tu prima. Bueno gracias por la información, ahora lo sé-
 
Me hice unos pocos centímetros a un lado para que la chica se sentara del lado contrario del sillón (cosa que no entendía porque pues había otros dos sillones) y posé una mano en la desnuda pierna de Mini mientras mi semblante volvía a ponerse serio, recordando en efecto, lo que tenía que contarles respecto a lo que había pasado aquella noche. Le di otro trago a mi bebida y negué con la cabeza cuando Harley preguntó por Thomas y sus primas.
 
-No lo sé, honestamente. Y te sugiero que mandes un patronus justo ahora, para saber cómo se encuentran-
 
Medio insensible de mi parte por decírselo hasta ese momento y no buscarla dentro de la casa cuando recién había entrado. Puse cara de circunstancias y encogí los hombros mientras volteaba a ver a Mini. ¿Qué podía hacer?, después de haberme aparecido en casa de Bill con Brownie y el paramédico, la realidad es que mi mente se había tenido que ocupar de otras cosas. Ya lo digo, todo había pasado muy rápido.
 
-En realidad todo pasó muy rápido. Le contaba a Mini que las cosas se pusieron chungas en el cocierto.  Fue de la nada, pero al parecer unos sujetos de alguna institución muggle eligieron a algunos de nosotros como objetivo. Todo estaba ya planeado, aunque si me lo preguntan, lo hicieron terriblemente mal, pero bueno ese no es nuestro asunto.  Resulta que de alguna forma, lograron hacer que Odille, Madison y Brownie se pusieran muy mal, así como mareadas y de repente. Yo estaba con tus primas y con Thomas, pero no sé… de repente Odette empezó a tener visiones y me dijo que la siguiera, y eso fue exactamente lo que hice. Nos encontramos con Brownie y…-
 
Hice una pausa porque no me acordaba del nombre de aquel chico al que le había reventado toda la cara por estar en el lugar y momento inadecuado. Pero de hecho, ahora que lo pensaba, era completamente mi culpa que fuera a él al que atraparan de manera definitiva, porque sin ese golpe, el chico no hubiera terminado dentro de la carpa de los paramédicos, y entonces…
 

-Oh por dios…Lucca Dantes. Estaba con Lucca Dantes, a quien le di uno en toda la cara por pensar que era él quien le hacía daño a Brownie. Unos paramédicos se los llevaron a unas carpas, y Odette seguía teniendo visiones locas y no le entendía absolutamente nada… joder por dios, fue mi culpa que atraparan a Lucca Dantes-
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
430

Jesse Crawford
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Vie 6 Dic - 11:43

Por primera vez no respondió nada sobre los intentos de Jesse por hacerla enojar, sentía una opresión en el pecho por los nervios y la preocupación, ¿Qué rayos había sucedido?  Camino casi de manera autómata hacia el sillón y se sentó donde él le indico, más por inercia que porque así deseara hacerlo,  la verdad no estaba pensando con claridad.

Desde que escucho con Mina las noticias del ataque, todo había sido para ella como abrir una vieja herida ya cicatrizada, ella misma sabía la angustia de estar en ese lugar, de no comprender porque es que las cosas sucedían, los pocos recuerdos que aun mantenía del ataque la seguían atormentando por las noches y no podía imaginar que algo así le pasara a alguien más que ella conociera, ni siquiera a Jesse, porque en el fondo lo apreciaba y sabia que en esos momentos Mina lo necesitaba muchísimo.

No le mando un patronus a su familia, pero por supuesto ella no sabía aun lo que había pasado con Brownie, Odille y Odette, pero imagino que si algo muy malo hubiera ocurrido, ya se habrían comunicado con ella sus familiares, Adam las quería mucho, su mamá también, no podría imaginar lo que le pasaría a todos si alguna de ellas desapareciera.

Había tomado uno de los cojines del sillón para abrazarlo contra ella, tal vez si debía haberse ido a cambiar, pero quería escuchar todo primero antes que nada, no quería perderse un detalle de los hechos, porque ridículamente quería pensar que podía descubrir algo de la muerte de Shane, tal vez una mención, algo… pero no. Solamente dio un pequeño salto en el sillón cuando Jesse menciono a Lucca Dantes había sido atrapado..

¿Era una maldición acaso? ¿Qué solamente los muggles se fijaban en las personas que la querían a ella o qué?  Primero Shane y ahora Lucca… aun que no se podía comparar el sentimiento que tenia por uno y otro, le pareció aquello más directo, una herida profunda hacia ella, se preocupo, por supuesto, porque Lucca era su amigo a pesar de las cosas que había dicho y hecho, era una buena persona que no merecía ese final.  Soltó un par de lagrimillas que se quitó rápidamente con el dorso de la  mano y luego se aclaró la garganta.


¿Y ustedes? ¿Cómo escaparon? ¿Qué sucedió después?... ¿Viste algo más o a alguien?..

traigounadeestasnopiensenmal.com

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Lun 23 Dic - 23:47

No quería ni pensar en lo que hubiera pasado si hubiera perdido a Jesse, si se lo hubieran llevado como le había pasado a Harley con Shane. Estaba verdaderamente asustada de todo ese relato pero trataba de mostrarse fría y firme.

¿Qué hubiera pasado si Jesse no estuviera ahí? De una cosa estaba segura; habría removido cielo, mar y tierra para encontrarlo, así tuviera que deberle la vida a Auberon Wardwell. Solo de pensar en las posibilidades sintió que se le caía el alma al cielo y tomó la mano de Jesse que reposaba sobre la piel de su pierna.

Cuando mencionó a Lucca, y encima se echaba culpas. Mina volteó a ver rápidamente a Harley, solo para descubrir esas lagrimillas discretas que se asomaban por sus mejillas. Con su mano libre la tomó a ella del brazo para darle un apretón de comprensión y cariño. Quería decirle que Lucca estaría bien, que no se preocupara, pero en realidad no lo sabía, ni siquiera lo creía. Al menos el 70% de los desaparecidos por asuntos muggles no habían vuelto nunca. Se mordió los labios y se pegó más a Harley.

No se atrevía a decir nada, ni a interrumpir. La situación era horrible. A Mina podía importarle poco la gente involucrada, a excepción de Jesse, pero sabía que a Harley no y eso le podía muchísimo, porque no era egoísta en lo que a las cosas de Harley respectaba.

Miró a Jesse, instándolo a que siguiera contando las cosas. Ella también quería saber cómo habían escapado de ahí, y qué habían hecho todo ese tiempo. Ni siquiera le dijo que Bill le había mandado un mensaje para preguntarle si estaba bien, ni nada. No tenía ni idea de lo mucho que se habían involucrado el uno con el otro al terminar ese asunto, o lo que habían podido vislumbrar de ellos mismos. Mantuvo el agarre en el brazo de Harley, era lo único que podía hacer por el momento.

Volver arriba Ir abajo

Re: Mini, ya estoy en casa...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.