Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Vie 27 Dic - 22:10

Somos fuego, somos lujuria, deseo… el más primario de los sentimientos más oscuros, esos que son capaces de devastar ciudades y conquistar castillos. Eso somos, viejos amantes que no han podido soportar la distancia de sus cuerpos. Como el mar, que es la víctima de esa enfermiza relación entre la Luna y la Tierra… devastación, eso era lo que hacíamos… porque pese a todo, aquello era lo que quedaría cuando el acto se consumase…. Y en nuestras miradas nubladas por la lujuria, retocemos desnudos el uno contra el otro.
Su mano va a mi espalda y la otra a deshacer las pocas prendas que me cubren. Nunca antes había visto ese tilde de deseo en su mirada, y me vuelve loco… porque sé que es un reflejo de todas aquellas noches que en silencio, nos habíamos terminando tocando, pensando en el otro. Karma, esto era justicia…
Recorre mi espalda, como solo ella podría hacerlo. Dejando rastros de electricidad… donde solo su aroma ha permanecido imperecedero en mi ser. Dibujando cada borde entre mis músculos con sus dedos, mientras su otra mano ha tardado menos que el espasmo y gemido, que hago cuando libera mi miembro, firme y henchido de deseo por su entrepierna.
Me muerdo el labio, con malicia… sin bajar el ritmo de mis dedos en su sexo. Pues he aumentado la frecuencia de mis incursiones y el número de mis dedos en ella. Se agita, y es su respiración y la tensión del arco de su espalda los que me anuncian que no debo aguardar más… pues ya no hay tiempo… en aquella “tregua”.
Ceso el movimiento de mis dedos en su ser, y un gemido de reproche de su boca escapa. Junto con esa mirada de deseo que me encuentra, cuando me incorporo… y esa sonrisa maliciosa me acompaña. Pues el deseo de poseerla puede más que cualquier otra cosa en mí.
Acerco mis manos a sus caderas, y le giro sobre el mueble. Buscando que quede boca abajo y su rostro sobre el brazo del sillón. El panorama que me ofrece es exquisito… y me coloco tras de ella. Posando mis manos sobre sus caderas, obligándole a empinarse un poco más y ofrecerme así, una mejor vista de su húmeda entrepierna…
Separo con cuidado la distancia de sus piernas, y sin aviso… ni precaución. Le penetro, lenta y profundamente, dejando que cada centímetro de mi ser le recorra y se embriague de su ser. Sin la protección y con la clara obsesión, de que sus gemidos ofusquen cualquier vana razón que nos indique el craso error que estamos cometiendo.
Aumento mis arremetidas contra su ser, intercalando mis jadeos con el sonido de nuestros cuerpos al chocar en aquel frenético vaivén. Extendiendo mi brazo, hasta su cabello… el cual tomo entre mis manos y busco atraer hacia mí. Intentando que aquel dolor no fuera más allá que el que le producía mi miembro al brutal roce con su clítoris.
Estaba loco, como tantas noches atrás, por ella…

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Vie 27 Dic - 23:24

No hay camino mas turbulento que le que hemos elegido tomar, pero no parece importarnos. El detiene sus movimientos y al salir de mi interior me hace reclamar por su ausencia en un gemido desesperado, pintado de represión. No puede ser que se digne a jugar conmigo, no en estos momentos cuando lo único que imploro es esta noche a su lado, sin nada de por medio, sin promesas, sin compromisos, sin desvarios. Me sonríe y veo el tinte de deseo pintar sus ojos brillantes como fuego, lascivos, henchidos de pasión. No puedo ocultar que a pesar de todo y aunque no sea la primera vez que me va a tener, estoy nerviosa.Me siento en parte como aquella primera ocasión pero por mucho más ansiosa. Me quejo frunciendo un poco el ceño, haciendo un puchero sencillo con el gemir de mis labios, su sonrisa no se borra. ¿que plan macabro tiene ahora? por que se empeña en hacerme esperarlo, ¿Que no ve que todo lo que siento es solo por amor a el?, me niego, me niego a que tarde más, lo reclamo sintiendo como mi cuerpo le muestra lo mucho que lo quiere tener junto a el. No puedo esperar, y me hace sentir indefensa.

-mmmm...por favor...r-

suplico por que esta haciéndose demasiado el interesante.Sigue sonriendo y en mi interior bendigo su sonrisa brillante y la maldigo a su vez por causarme estos espasmo. Siento sus manos en mi cadera y toda la electricidad choca concentrándose en ese punto. Cierro los ojos y suspiro, entonces el me voltea y yo soy como su títere y le dejo hacer a su voluntad, por que puedo saber con precisión que nadie podrá hacerlo mejor que el, esta noche.Me mantengo sonrojada solo de pensar como debe estarme mirando ahora, tan húmeda, tan a su merced. Mi rostro esta pegado al reposette del sillón y tengo los ojos cerrados, mientras mis manos abiertas acarician la tela.Me obliga a inclinarme mas y siento ese escalofrío en mi espalda, de nuevo, al solo roce de sus manos, sintiendo como ese pequeño hilo de fluido humecta ante sus ojos poco más aquella parte más intima de mi ser. Me muerdo los labios, hasta cierto punto sintiendo pena por que me vea así, en este estado.Debe ser la droga que queda en mi cuerpo sin embargo, la que me impide salir corriendo llena de vergüenza por estarme portando como todo, menos como una dama.No puedo mas...lo necesito, lo necesito mientras siento esa pulsación entre mis piernas cuando el las abre, más parecido a un contraer de los musculo.

-Demian..por favor-

gimo. Y entonces sin más, entra de golpe y en un grito de placer que no puedo callar aunque lo intento, le hago saber lo mucho que he esperado este momento.Se desliza con excesiva facilidad y siento en plenitud su piel palpitando dentro de mi, hasta el tope y es que en la posición en la esta ahora no hay nada que le obstruya el paso, por lo cual puedo sentirlo en toda su magnitud y como las paredes lo reciben amoldándose a su tamaño.Aprieto la tela del sillón con los puños.Siento como mi cuerpo vibra con el tan cerca.Lo reconoce, siempre le ha pertenecido a el. No da suplicio y golpea fuerte, marcando terreno, con su mano que me guía tomando mi cabellera. Gimo, gimo a su ritmo y lo único que suena mas fuerte que nuestra pieza bocal es el golpe de los cuerpo húmedos.

No paro de gemir y me someto a el, por que esta noche lo necesito así. El ritmo es fuerte, y mis senos pagan las embestidas. Gimo, gimo y le pido más, Llevo una de mis manos a esa parte que su miembro no puede alcanzar y trazo círculos con mis dedos, a pesar de la pena que pueda eso provocarme.Ahora sabrá que no es la primera vez que mis manos están ahí cuando pienso en el.Y quiero mas, lo necesito así.


-espe...ra-

suplico, por que empiezo a sentir ese aviso del orgasmo. El arremete sin importarle, gimiendo me en el oído, moviéndose aun con fuerza tal que siento que me abrirá el vientre.Me resulta tan feroz como placentero y mi boca en sus sonidos y la humedad que aumenta se lo dicen.

-no-

Suplico. Se que no puedo detenerme...tengo tanto tiempo aguantándome.

Y En un gemido fuerte siento los espasmos de mi cuerpo y llego al climax sin que el se detenga. Las contracciones con su cuerpo aun moviéndose con fuerza me vuelven loca y me sacan un lagrimeo de placer entre gemidos fuertes y temblor del cuerpo. El no me deja caer. No quiero que se detenga, por que se que esta es la primera de muchas otras que me faltan en la noche y el aun no ha llegado por lo cual se sigue moviendo y disfruto mis pulsaciones con sus movimientos. Es lo mejor que he sentido nunca.

-mas...-

suplico entre gemidos. Mi cuerpo arde de nuevo.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Sáb 28 Dic - 0:36

Nunca habíamos estado así, nunca en aquel estado tan salvaje y primitivo. Sin los sentimientos como principal estandarte, no… todo ahora era lujuria, motivada y acrecentada por todas esas noches que en vela, habíamos añorado entre nuestras manos, la sensación del otro. Éramos un ruto para un descocido… pero haríamos que valga la pena, porque sin premeditarlo, nos entregábamos, como nunca lo habíamos hecho…
La sensación de su cabello entre mis manos, su humedad y la mía que ya eran una impregnándome, dominándome a cada arremetida en que mi miembro le recorría por completo.
Amaba esa sensación, de dominarle… como en tantas fantasías oscuras había soñado.
No permanece expectante, y es su mano la que veo descender ahí donde mi miembro no puede alcanzar, por la posición en la que nos encontramos, y participa… en esos movimientos que acrecientan el volumen de su gemidos y con ellos, la frecuencia de mis penetraciones.
La deseo, más que a cualquier ser robre la faz de la tierra… y el escuchar el placer que le causo, me hace hervir, casi a la misma temperatura que mi cuerpo alcanza cuando el hombre deja de ser hombre, y la bestia se impone.
Me advierte, me suplica, con esa voz entrecortada que lejos de lograr su cometido, acrecenta aún más la presión de la sangre sobre mi miembro. Me pego a ella, a su espalda… con aquel rastro de sudor tiñéndome el pecho y ahora su espalda. Dejando que el calor de nuestros cuerpos sea ahora uno y nuestras respiraciones frenéticas igual.
Suelta una negativa, con aquella voz ahogada por los espasmos de su respiración y su pelvis. Arqueando el cuerpo en el denotativo del clímax que acaba de alcanzar. Pero lejos de que aquello pueda traer tregua a nuestro encuentro, lo hace peor… porque ahora son mis brazos quienes le rodean por la cintura, y sin dejar la penetración, me tiro hacia atrás… dejando que el peso de su cuerpo complete por completo la arremetida.
Subo la mano por su espina, dejando que ese escalofrió le estremezca y suelto su cabello, del lado derecho de su cuello. Abriendo el camino a mis labios quienes en su húmedo camino van ladeando su cabeza, hasta girar hacia mí sus labios… completando, ahogando esos gemido, que ahora los quiero comulgando con mi boca.

Bajo la otra mano, y remplazo a la suya. Húmeda orquesto la serie de movimientos en su clítoris, mientras con las caderas voy impulsándola en pequeños brincos, que sus senos plácidamente reciben… la penetración.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Sáb 28 Dic - 0:58

Mi climax ha sido para el un triunfo y lo festeja con su respiración tan agitada como la mía, a mi compás. Se hecha atrás y ahora esta sentado, conmigo sobre de el y si pensaba que no podía estar más profundo, veo lo equivocada que estaba.Tiene sus brazos rodeando mi cintura, acariciando mi vientre, buscando darme ese calor que ya es de por si excesivo en mi. Me ayuda a moverme pero pronto soy yo sola la que puedo moverme y buscar que el entre como quiero, aunque no en todo ritmo, por que el sabe bien como controlarme. Se mueve en las profundidades y surca las ondas sin lió, como una tabla quebrándose al mar.Me acaricia la espalda con sus dedos y gimo sintiendo como todo se reacomoda en el escalofrío. Lo aprieto dentro de mi en una contracción, vestigio del ultimo momento de éxtasis total previo. Respira hondo, me acaricia el cabello y lo suelta poco a poco dejándolo a mi hombro derecho y cayendo de frente para subir y desacomodarse solo al movimiento de mi pecho golpeando al subir y bajar de nuestro baile. Va ayudando a mi rostro que ha tratado de impedir encontrar el suyo, ahora busca mi boca y tiemblo por que sus besos distraen mi anhelo de no involucrar sentimientos por temor a salir herida de nuevo.

Termino fundiendo me en un beso con el y no estoy segura de que la lagrima en mi ojo izquierdo siga siendo de placer. Escucho mi corazón latiendo fuertemente, en mi cabeza, como si estuviese ahí, en el instante en que me penetra y su lengua busca la mía al mismo tiempo, como un contacto predeterminado. Gimo pero su boca ahoga el sonido y se lo traga.

Mi mano se mueve en círculos, presiona, aveces acaricia de una forma mas insistente, rítmica. Y mientras pienso en todo lo que esta pasando algo vuelve a perderme. Es su mano que roza la mía como suplicando que le instruya como debe tocarme.Siento nuevamente esa vergüenza por que mi mano esta mojada de los fluidos propios obtenidos. A el eso no parece importarle, entonces retiro poco a poco mi mano y me estremezco cuando esta vez u mano ocupa el lugar. Al sentirlo respiro hondo, implorándole por mas, por que empieza a no ser suficiente. No puedo resistirme a el y me desconozco, subo mi mano, esta vez a acompañar mis senos. No se queja, arremete a su vez con mas fuerza, pero ha bajado el ritmo y aun así no me quejo por que la penetración es profunda.Estoy cumpliendo una fantasía, dejando salir mis mas reprimidos deseos y ahora solo faltaría una mesa. Bajo una de mis manos para acariciar la suya que toca mi botón mas sensible y le acaricio para indicarle que debe presionar un poco más, lo sigo besando y solo me disperso un momento para gemir, quiero que me escuche, que sepa que a pesar de todo, le pertenezco y me muero por oírlo gemir por que se, que a pesar de todo, el es mio...en el corazón lo somos, sin barreras, sin documentos ni pertenencias...solo sabemos que nos amamos a pesar de las mentiras y las mascaras.

Entonces cuando veo luz verde, mi cadera entiende su ritmo y lo acompasa, volviendo a ese choque que puede robarle la calma. Siento su piel al golpear y como otros pequeños detalles golpean en ese vaivén. Resulta excitante sin limites. le beso, cada vez mas apasionadamente, sin importarme los sentimientos que se involucren. Si ha de ser de otra..si ha de dejarme...le daré lo que soy,...y moriré con la bandera por todo lo alto.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Sáb 28 Dic - 1:28

Todo aquello era una mala broma del destino. Estábamos separados, intentando odiarnos incluso… por caminos diferentes, hasta esta noche… que sin pensarlo, el Universo nos había hecho otra de sus jugadas. Decir si era mala o buena, carecía de justicia… porque en estos actos… era imposible determinar el color de las intenciones. Solamente éramos dos amantes que por un capricho se habían reencontrado, en esa tregua que seguramente el destino había decidido otorgarnos, después de tanta pena y calamidad.
No había sido capaz de estar con otra chica, entre el accidente y el “trabajo” no había sido capaz de aventurarme a cruzar aquella barrera, donde tan expuestos estaban mi cuerpo, como mi alma.  Y en el fondo lo sabía, que le pertenecía… que siempre lo había hecho, y nada en aquel tiempo lo había cambiado… sin que mis palabras lo musitasen en aquel lacónico éxtasis, pero lo hacía… y lo entendía, tanto como ella seguramente lo hacía… pues esa manera en que nuestros cuerpos se compenetraban en perfecta sincronía, solo podía ser “magia”.
Esa misma, que surgía en cada sube y baja de mi pelvis y su cuerpo. Pues daban como consecuencia el tinte rojizo que de su rostro, y que ya avanzaba hasta su pecho. Tiñendo el área circundante de sus pezones, antojándoseme perfectos…
Deje que me instruya, que me guiase… como el maestro guía al aprendiz en los sensibles y firmes movimientos de un pincel, en aquella obra maestra. Presionando cuando debía hacerlo, y captando el leve temblor de su mano sobre la mía, tras mi acierto. Había vivido para su placer, y ahora no era distinto… porque con ella de aquel modo, todo para mí era perfecto.
Baje la mano libre, hasta sus pechos… sosteniendo con las yemas de los mismos las puntas de sus pezones, presionando y tirando de ellas, provocándole… quería que llegase al límite, ese que podía hacer olvidar el nombre a un ser humano y adentrarlo en el más profundo éxtasis, que hasta el momento ninguna droga era capaz de alcanzar.
El ritmo de mi respiración fue subiendo, y el volumen de mis jadeos también… había roto el contacto en repetidas ocasiones de sus labios, intentando jalar aire. Estaba cerca… pero no quería llegar, no de aquella forma… abría los ojos, como si de aquella forma puediese tirar del freno de pano, pero era imposible… estaba tán o más húmedo que ella, al punto que era incapaz de sentir si era el sudor que ya moría en el sillón, o nuestros fluidos…
-No… espera… Aimeé…-
Jadié esta vez, soltando mi presa de sus pechos y su clítoris… enfocándome ahora en sus caderas… deteniendo entre mis manos la fuerza de su cuerpo y el de la gravedad que buscaban completar el trayecto de su pelvis hasta cubrirme por completo. Respiraba agitado… y entre cerraba los ojos.
Aquello era tanto una tortura para ella como para mí… pero no quería llegar de aquella forma. No con ella… siendo, lo que era para mí.
Intente componer una sonrisa, y le estreche contra mí, retirando mi miembro de su interior con aquel brusco movimiento.
-No.. asi…-

Volví a decir, en aquel precario estado… y le ayude a recostarse nuevamente boca arriba. Pero esta vez, contra mí… con el reflejo de sus ojos contra el mío. Y la inocencia de mi rostro, al sostener mi miembro y penetrarle nuevamente… ahora los dos, éramos los que rasgábamos el ambiente con nuestros gemidos. Que seguramente a más de uno, abrían llamado la atención, por fuera del cuarto.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Sáb 28 Dic - 1:55

Su mano sube , y toma el lugar de las mías en mis pechos que se mueven al vaivén de lo que el hace… no pongo mucha atención en lo que quiere formar pero ha logrado que mis pezones lo saluden de manera pecaminosa y que rueguen por su roce sin puntos suspensivos.No parece tener mucho temor en encontrarse con esa reacción de parte de mi cuerpo así que le permito hacer, de nueva cuenta, como desde que empezamos, no extremamos cuidados, no tenemos sigilo. Solo el y yo y nuestros gemidos sofocantes del temor pasado.

Lo siento palpitar. Esta a punto de llegar al climax y yo solo quiero sentirlo en toda su inmensidad por lo que, pensando en ayudarle, me muevo a su compás buscando su alivio pronto. Gimo, respiro, le beso, gimo de nuevo, cada vez lo siento mas grande y me pide esperar, pero me niego hasta que me suelta. Reclamo en un sollozo infantil, y sus manos aprisionan suave y gentilmente mi cadera.Me sostiene buscando apoyarme, lo único que necesito es oírlo explotar en sentido literal.

-Demian...Por favor...por favor…-

jadeo. El respira agitado. Se que esto le duele tanto como a mi y me pregunto si he hecho algo mal por el silencio que nos aprisiona y nos acompaña.

Y de pronto abro mis ojos y lo miro, esta sonriendo como un dulce niño y me resulta cautivante. ¿que pasa? no comprendo, y entonces en su mirada tierna me lo dice todo. El quiere mirarme a los ojos cuando esto pase. Me abraza antes de sentir como sale de mi, aun si mi cuerpo lo contrae y se niega a que me abandone. Al final siento el aire frió que roza la tibieza y me ocasiona un escalofrío placentero pero funesto por su ausencia.

Aquello era tanto una tortura para ella como para mí… pero no quería llegar de aquella forma. No con ella… siendo, lo que era para mí.

"No así" dice de nuevo. Y claro, claro que estoy segura de que lo he entendido bien. Me recuesta poco a poco, sutil, boca a boca, frente a el pero debajo, sintiendo el roce de la tela en mi espalda, con tal cuidado que parece que yo fuera eso que mas ama en la vida, como en tiempos de antaño.Paso saliva, nerviosa, Le sonrío a su inocencia y mantengo esa sonrisa que se disuelve en un gemido ligero cuando vuelve a penetrar...esta vez lento.Le acaricio con mi pierna y arqueo un poco mi espalda, jadeante.


Jadeo, respiro, y me acostumbro a el antes de volver a ese vaivén que nos hace unirnos en un ritmo unisono de movimientos y gemidos. No me molesto en reprimirme, no me interesa que me escuchen, solo quiero recordarlo por siempre.Me muevo, y el se mueve, somos uno solo, podría sentirlo eternamente sobre mi cuerpo. Lo amo..lo amo. Sollozo, por que la droga no me ha dejado por completo y solo me queda rezar por que no sea un sueño. Quiero sentirlo terminar, quiero escuchar como gime sin poder decir mi nombre por la impotencia de habernos perdido y poco a poco las contracciones vuelven a mi, anunciando que lo haré de nuevo pronto. Subo mis manos, busco su espalda y le atraigo a mi.

Lo miro a los ojos con los gemidos en los labios, sin hablar, el lo comprende. Intento contenerme lo mas posible con las mejillas y los pechos enrojecidos por la presión.Busco su boca y le beso...cuantas noches desee esto.

-asi mmm...sigue-

suplico, conforme se mueve. Es el unico que puede hacerme ser lo que soy.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Sáb 28 Dic - 2:52

No puedo detenerme, no puedo continuar con esa sensación mal sana en mi interior… ¡!¿como había siquiera contemplado la idea de arrancarla de mi corazón?!!, si era con ella con el único ser que podía sentirme completo, pleno… como si nuestras almas hubiesen sido concebidas para estar juntas y no volver a separarse…
Me castigaba su ausencia, esa en el intervalo en que mis penetraciones me hacían estar lejos de ella, hasta el lastimero vacío que dejaba su sensación al apartarme de sus labios.
Me reflejo, como en tantas ocasiones atrás, cuando comulgábamos como uno. Bajando la mirada hasta la intersección de nuestros cuerpos, sin detenerme, dejando que sus piernas me rodeen, reclamándome como suyo, como había sido siempre. Y sus gemidos, esos que me habían hecho alcanzar el orgasmo tantas veces con su mero acariciar de mi piel.
Volvían a mí, en el acuerdo silencioso de nuestras miradas. Pues buscábamos lo mismo… llegar como en antaño al mismo tiempo, y dejar el aliento sobre nuestros torsos desnudos.
Me contenía, tensaba cada uno de los músculos cada vez que mi piel rasgaba su interior… y nuestras voces eran una.
Ya el sudor recorría mis brazos, hasta llegar a la superficie del sillón. Donde tenía colocados mis  brazos en tensión, para no sofocarle.
Con su boca en la mía, me era imposible jalar aire, que no fuera el suyo. Ese que me mataba en vez de darme vida, pero no me separaba… porque prefería morir con ella en mi vida, que en la pesadilla que habían sido esas últimas noches, sin su ser.
Continúo, por su voz que me secunda…. Más violento, más feroz… con el sonido del arrastre del sillón, tras nuestros embates. Y que seguramente no volverá a ser el mismo tras este encuentro, pues ninguno de los dos parece cesar en aquella danza.
Bebo, cada vez más de ella, como si de aquella forma la necesidad apremiante de que sea mía dominase. Con el ritmo de mi corazón embotado, más allá de las innumerables sensaciones que le hacían mía.
Cierro los ojos, y no puedo evitar morder su labio de la impotencia…pues la presión ya me ha ganado y sin pensarlo, en una última arremetida que parecería buscar más lastimarle que otra cosa…
-Ah… Ah… Aim…eé…-
Pronuncio, con la respiración sostenida. Mientras el ritmo de mis embates disminuyen… y una humedad se desliza desde su interior, pasando por mi miembro y como los demás… muriendo en el sillón.
Me sostengo solo un instante, mientras mi fuerza flaquea… por la sensación y me desplomo, hacia un lado… hacia el vacío que deja el sillón y la fría losa me recibe.
Me quejo, pero una sonrisa de satisfacción se apodera de mi rostro.  Recuperando poco a poco el aliento, extiendo mi mano hacia ella… Y descubriendo entre el frío tacto del suelo… una molestia a mi espalda… pues al parecer algo más que el fruto de nuestros climax, ha salido a colación en el fragor de aquel acto…
-In… cre… ible…-

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Sáb 28 Dic - 3:19

Se mueve y hace total caso a mis suplicas, como el dios que e, arremete violentamente contra mi cuerpo que lo recibe sin debilidad alguna. Estamos combinados para ser uno mismo, fusionandonos en el instante en el que nuestros cuerpos se unan en un solo fluido.Sus labios buscan cada vez más con urgencia mi boca y yo empiezo a sentir que pronto no quedará más que el recuerdo de todo. En sus movimientos y los míos el sillón se mueve mostrando que de los que estamos presentes es el rival más débil.Los sonidos en el suelo, rechinidos y que cubren los gemidos nos resulta aun mas excitante. No soy consciente de que mis uñas están haciendo algo mas que acariciar su espalda, rozar su piel. No podre resistir más, los gemidos se hacen mas frecuentes, me falta el aire, su boca me esta acabando el aliento.No , no puedo detenerme, hago presión pero ya viene sin que nada pueda pararme.

-D..Demian...mm...aah-

Aparentemente compartimos el sentimiento y su boca muerde mi labio avisándome lo que sigue.Niego, sin hablar, gimo sin gritar, gimo con fuerza. Un ultimo movimiento Me embiste y mi cuerpo arde, mi espalda se arquea, gimo fuertemente y mis uñas se clavan en su espalda, siguiendo la ruta de sus hombros a su cadera baja.

Lo tengo todo, lo se mientras me revuelvo debajo de el, sintiendo ese calor que entra y que se mezcla con el mio que sale, manchando su cuerpo de la misma transparencia viscosa. Esa transparencia llena de los más impuros deseos que nunca habíamos tenido y sin embargo tan lleno del amor que no podemos ocultar.Estoy exahusta y siento que voy a desmayarme de nuevo, por eso lucho por mantenerme bien. Y apenas siento como flaquea y luego no esta mas.

-¿Demian?-

Abro los ojos preocupada y lo busco tras el sonido sordo de su cuerpo cayendo al suelo.

-¿Estas bien?...-

susurro jadeante. Me preocupa. Estiro mi mano y me encuentro la suya estirándose a la mía. Esta sonriendo.Parpadeo por que se me ha nublado la vista y pronto me recompongo aunque no físicamente.Le devuelvo la sonrisa, temerosa de lo que viene y entrelazo mi mano con la suya. Observo mi mano sin embargo al percibir un tenue olor salino. Tengo sangre y pedazos de piel en las uñas. Me sonrojo, no he sentido el momento en que le he causado ese daño y no tengo cara para disculparme.

-Ha sido....mágico-

alabo y de pronto me embarga la tristeza de la realidad. No debería estar con el...yo debería irme. Cumplir lo que me pidió hace tiempo. Suelto suavemente su mano antes de llevarla a mi pecho y darle por un momento la espalda para que no me vea llorar, puesto que se me han escapado un par de lagrimas y sin embargo estoy sonriendo, por que creí que jamás volvería a verlo. No podría ser más feliz en mi vida.Me levanto, suavemente, débil, excitada, llena del gozo del climax final. Paso saliva y me cubro con su camisa que ha quedado en el suelo trs traerla hacia mi.

Me levanto con el mirándome sin comprender.

-Gracias...por...por todo por...-

Sí, debería irme. Sollozo. No puedo quedarme. Pero me doy cuenta que tampoco puedo andar, me tambaleo y caigo hacia atras, sostenida de inmediato por el que aun cansado, en un acto de reflejo no me ha dejado caer.Me abrazo a el.Prefiero morir que vivir sin el, siempre lo he preferido asi.

-Demonios Demian....te amo tanto..-

susurro para mi misma...y no se si lo he hecho en el efecto de la droga, pero lo he dicho. ¿Por que tiene que ser todo asi?.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Sáb 28 Dic - 12:05

En conjunto, luchamos por ese valioso oxígeno que nos hemos arrebatado el uno al otro en la mención más gloriosa de nuestros nombres, en aquel último esfuerzo de alcanzarnos, bajo el influjo del soberbio éxtasis que nos invade.
Jadeamos, buscamos apaciguar el ritmo aún frenético de nuestros pulsos, dejando que las palpitaciones de los mismos poco a poco vayan regresándonos a la realidad, pese a la reticencia de que seguramente querríamos seguir por siempre en aquel frenesí.
Sonreímos, como dos chiquillos que se han visto en la mayor de las travesuras bajo el cuidado de los padres. Con mi mano entre la suya, entrelazada. Reprimo el gesto de atraerla hacia mí y besarle, como hubiera hecho meses atrás, luego de aquel acto… donde lo que precedía luego de aquello, eran más besos y caricias, en un intermedio para una segunda vuelta, más violenta… pero al parecer este no era el caso.
Pues rompe el contacto de nuestras miradas y se retrae. Con esfuerzo, me incorporo del suelo, tomando asiento junto a ella.
-Sí,… ha sido excelente…-
Acabo, más recompuesto. Mientras ella va incorporándose con cuidado. Buscando cobijo en la prenda superior que había utilizado con anterioridad, para cubrir su desnudez.
A continuación, no se cómo proseguir a este encuentro. Pues nunca había estado en una posición como aquella, solo tengo la necesidad imperante de no apartarme de ella nuevamente… no ahora, que el universo nos ha otorgado una tregua…
Me agradece, terminándose de incorporar… con mis ojos clavados en ella. Pues no hay imagen más perfecta para mí, que su ser reflejado ante mis ojos. Se tambalea, y reacciono antes de que su cuerpo acabe por perder el equilibrio. Como si todo aquello fuese parte de un montaje de nosotros. Le sostengo… y le acuno entre mis brazos…
-Espera… aun no puedes irte…-
Le digo, como improvisando una razón para que no me abandone. Mientras con cuidado le regreso al sofá. Tomando mi lugar junto a ella.
-Aún no han pasado las dos horas… y…-
Musito, recordando providencialmente lo de la droga en su organismo. Pues es la excusa perfecta, para retenerle… al menos un poco más. Y no enfrentar aquella cruda revelación… y que comulga con mía. Aún no estoy listo.
Intercambiamos miradas… y es el falso pudor el que me hace ponerme de pie, para recoger sus prendas… y tendérselas.
-Creo que mejor deberías ponerte esto… porque si sales de aquí, con aquello. Puedo meterme en más líos…-
Indico, señalando a la chaqueta de policía que lleva encima y que pobremente deja entrever su pecho desnudo.
Reparo que me ha observado mirándole por sobre el escote… y me vuelvo, para darle la espalda… otorgándole un cierto grado de privacidad, mientras me dirijo a una de las gavetas con mi nombre, y extraigo algo de ropa…
-Me quedare aquí contigo, en lo que el tiempo pasa… para que no te pase nada… si no te incomoda-
Digo, observándole por el reflejo del espejo de mi gaveta.
El tiempo había llegado de enfrentarnos… y no sabía por donde comenzar todo aquello. Quería prolongar lo más posible aquella paz.
 

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Sáb 28 Dic - 22:20

Me desplomo victima aún de los malditos efectos de las drogas y es su cuerpo el que me acuna anunciándome que soy suya y que no me dejará caer tan fácilmente. No va a dejarme desplomarme.De nuevo siento un escalofrío y me invade la pena de saber que todo esto es momentáneo, una pantalla de falsa angustia para conservar su empleo. Yo no le importo más, el lo dejo claro, y nisiquiera se bien cual ha sido mi pecado, o si el pecado mayor ha sido amarle como le amo.Me acaricia con su voz, con su pequeño hilo de bondad en el que susurra que no puedo irme y me hace imaginar que la razón es que verdaderamente se preocupa por mi demasiado. Me lleva en brazos y apenas puedo notar cuan ligera me he vuelto pues como ya lo he sabido, he bajado demasiado de peso con esto de la depresión. El tambien parece notarlo por que me devuelve a la tela como a una niña en sus brazos pero guarda silencio y agradezco que no me presione con cosas que ahora realmente resultan vanales. Siento como mi cuerpo se estremece al contacto de la tela del sillón con mi espalda y suspiro intentando parecer que estoy mejor, aun si se que no ha sido así. He gastado todas mis fuerzas en los increíbles momentos que hemos pasado juntos hace apenas unos momentos atrás.Se siente a mi lado y puedo sentir como se hunde un poco el mueble con su presencia. Me da pena mirarlo, a pesar de todo. Lo siente, lo sé, pero tampoco se queja, por que el tampoco me mira aunque sigue hablando y ambos sabemos que lo hace para no incomodarnos por que el silencio puede terminar por matar lo que hemos forjado en estas cenizas de las que queremos renacer.

De pronto nos miramos y con esa electricidad que se genera volvemos a esquivarnos. El se levanta y lo veo buscar mi ropa. Respiro intentando recomponerme y pensar en todo lo que ha pasado, cosa que resulta paradojicamente ser más complicada de lo que creía. ¿Como podremos pasar los días despues de esto? al empezar a pedir pasión todo parecía menos complicado, solo sexo...ahora se que no fue solo eso. Lo supe siempre, no puedo pedirle una sola noche, el no significa una sola noche, yo no tengo la capacidad para pasármelo de largo.

Me da la ropa y observa indiscreto mi escote. Lo miro con la respiración aun descompuesta. No puedo decir que no me excita la mirada que me da, pero tampoco creo que sea buena idea que me mire de esa manera, no con todas las complicaciones que nos están pasando por la cabeza. De pronto me quita la mirada y se mueve hasta un mueble buscando algo. Lo observo y aparto la mirada mientras empiezo a quitarme la chaqueta obedeciendo, reincorporandome un poco, lo suficiente para poder cambiarme entonces algo me previene, discretamente observo, me esta mirando desde el espejo pero finjo que no lo he notado y sigo cambiándome, sin embargo alentó los movimientos, a propósito, usando la sensualidad que me provoca al quitarme poco a poco su ropa y volver a quedar desnuda suave, acariciando mi piel con su ropa. Intento no pensar en que me esta mirando por que no quiero ponerme nerviosa, no quiero sonrojarme. Pero busco usar esa coquetería que solo el me motiva a involucrar. No se vuelve,imagino que disfruta lo que ve en el espejo y empiezo a ponerme lentamente mi ropa, cuidando acomodarmela bien, cuidando que se deleite con el espectáculo que le doy. Definitivamente me he vuelto loca, pero por el.

avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Dom 29 Dic - 1:03

Trago saliva, cuando en el reflejo de su desnudez, le observo deslizar ese encaje desde el suelo, hasta sus caderas. De aquella manera, en que solía realizarlo cuando las horas de la mañana eran bastas y nuestras obligaciones nos reclamaban. Amaba verle vestirse, casi tanto como el tiempo que me tardaba en desprenderle de sus ropas… era sublime, una diosa… la más letal del panteón, pues solo necesitaba uno de sus movimientos para reclamarme.
Nervioso, por lo que miró, no alcanzo a sostener bien las esposas que descansan con lo demás de mi indumentaria en mi brazo y caen, en un estrepitoso choque contra la losa. Me disculpo, en un falso ataque de tos, que me obliga a doblarme sobre mí para recogerla rápidamente y no pasar más tiempo en aquel bochornoso estado. Pues aunque poco, aún sentía la influencia del alcohol ralentizándome y no podía apartar la mirada de su reflejo.
Me apresuro y meto el disfraz de policía en aquel locker y saco mi ropa, con la vista clavada en su lento danzar. Una parte de mí me traiciona, pues la presión de la sangre es más fuerte ahí y me cuesta algo de dificultad ponerme la ropa, y luego los pantalones. No se supone que debía pasar aquello… pero como en todo, había fuerzas contra las que era inútil luchar. Para el 90% de los humanos era la gravedad, y para mí era su existir.
Me pongo la camisa, y en el movimiento de acomodarme la manga, golpeo con el brazo la puerta del locker y este se desplaza, impidiéndome completar la vista de tan singular espectáculo, y me apresuro a regresarlo a su sitio, sin importar que por el arrebato no haya logrado colocar bien uno de los botones de mi camisa…
-C-Creo… que deberías decirles a tus… amigas, que estas bien….-
Balbuceo, nervioso. Sin volver para observarle de frente, ya que aquel bulto en mi entrepierna, no parece darme tregua, tras esa sensual exposición.
-Nose si tu celular se encuentra entre las cosas que agarre, pero el mío esta por ahí…-
Indico, señalando a la pequeña barra que se encuentra junto al sillón. Donde al igual reposaba un tupper. Con un pequeño experimento, que había conseguido en mis esfuerzos en el taller de cocina. Y aunque la forma de su contenido era extraña, el sabor no era para nada malo. Aquella había sido la definición de Merteuil, cuando las había visto.
-Diles que te llevare a casa, que no se preocupen… solo necesito que termine mi turno… para no levantar sospechas.-
Pues llevarse a una clienta, de la forma que lo había hecho y a media noche de función. Sí que iba a necesitar de varios billetes verdes, o una fantástica explicación.
 
 

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Dom 29 Dic - 1:39

Noto lo de las esposas, su tos, sus nervios y luego como cierra el locker. El espectáculo ha terminado así como yo he finalizado de vestirme. me aliso bien el vestido y compruebo que el atuendo esta completo. No se como ha hecho para lograr cargar con todo y eso me pone en deuda con el, después de todo la que se drogo, monto el espectáculo y vino hasta aquí, fui yo. El se viste tambien, rápido aunque no tanto como esperaba. Tiene un poco de dificultad a la hora de colocarse el pantalón y por supuesto que lo he notado pero de nuevo el silencio es mi aliado más confiable. Peino mi cabello desalineado con los dedos. Algunas hebras terminan enredadas entre mis dedos, las elimino alargándolas y dejándolas caer al suelo. No se vuelve a mirarme, ahora parece que quisiera evitarme y no le pregunto por que lo hace, ya que lo mejor es fingir que esta todo bien y que no sucede nada.

Su consejo viene con la voz balbuceante a la que nunca había tenido el placer de conocer, ¿Esta nervioso?, ¿Por mi? mi corazón late pronto, fuerte, siento que podría salirse de su cavidad o inclusive ser oído por el. Asiento por que seguro las chicas estarán preocupadas y me levanto con cuidado, apoyándome en la pared para no marearme, con la mano. Llego hasta donde esta lo que me ha indicado y encuentro su móvil, pero tambien aquel extraño recipiente con aquella mezcla rara. El olor es apetecible pero la apariencia es horrorosa. Abro la tapa.

-¿Que es esto?-

exclamo y meto uno de mis dedos probando, cerciorandome de que al chupar mi piel no quede rastro alguno del alimento. Sabe delicioso. Sonrío tapando el recipiente y volviendo a lo que iba. El móvil. Empiezo a presionar las teclas una por una haciendo caso omiso a sus excusas.


-tranquilo...no es necesario solo me mejorare e iré sola, tomaré un taxi-

No necesito saber nada, por que se que no puedo irme por mi misma ahora, pero igual y si mas tarde y necesito llegar a casa o los abuelos se preocuparán.

Desde el otro lado la linea suena y por fin escucho la voz angustiada de una de las chicas. No me deja hablar mas.

-Ey...hola...amm..oye...tranquila, si, si estoy bien yo...yo ire sola mas tarde...si...yo..me encontre con...olvidalo-

me cuestiona, no respondo todo.

-Hablamos luego-

Termino y cuelgo. Seguro que no estará satisfecha pero al menos sabe que estoy bien. Deposito el móvil en su sitio anterior y vuelvo al sillón. Dos horas son demasiado tiempo y este momento entre ambos es deseado pero muy incomodo.Respiro hondo solo pensando en que decir.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Dom 29 Dic - 2:01

Se desplaza, haciendo caso a mi recomendación, ya con todo en su sitio, pero aquello no significa que sea menos grato. Pues con el tiempo que habíamos llevado juntos, me había enamorado de cada uno de sus gestos, desde la manera en que arrugaba la nariz cuando algo especialmente dulce probaba su gusto, hasta la manera en que su rostro cansado bostezaba junto a mí, y se estiraba torpemente en la cama. Había amado su andar, y la manera en que sus ojos parecían recorrerlo todo en el silencio.
Nada de todo aquello había cambiado, y me estremecía… por la facilidad con la que podía reclamarme. Sin decir una palabra…
Habla, se excusa con quien sea que este del otro lado del teléfono, y aguardo. Lo necesario para que mi presión se relaje. Y pueda verla de frente.
Le observó y veo aquel recipiente, removido de su sitio. Me sorprendo, y me acerco a comprobar su contenido. Hasta que su llamada acaba.
-Se supone que es una mezcla para galletas…-
Puntualizo, avergonzado. Pues nunca, en nuestros años de relación había preparado algo más complejo que un par de huevos revueltos o algo con instructivo en la caja. Había tomado la decisión de sorprenderle cuando comenzó sus clases en BK, de ahí que me había inscrito en un taller de cocina mugle, para algún día pagar cada uno de los platillos que con gracia, siempre había tenido para mí.
-Pensaba dejarla en casa de Amber saliendo del trabajo, … ya sabes, algo para sorprender a sus hermanos menores… dado que… bueno. Las fiestas… Pero, no te preocupes… puedo hacer más después… creo. Así puedo encargarme de al menos vigilar que llegues con bien a casa-
Digo, justificando el porqué del contenido. E intentando mantenerme el mayor tiempo posible en su presencia, era tonto… pero quien en mi situación no lo sería. Pues aquella sería la primera navidad que pasaría realmente solo. Sin familia, y sin ella. Por eso en vez de tirar aquella mezcla (mi mayor logro), había decidido dársela, en agradecimiento por soportarme todas estas malditas noches en que era más un despojo que un hombre.
-¿Crees que muera algún niño por mi causa?-
Bromeo, encogiéndome de hombros… Había llegado la hora… y por algún motivo, no quería que se fuera con la idea errónea de lo que estaba sucediendo. Suficiente confusión ya había visto entre nosotros… y no perdería más el tiempo en especulaciones…
Cerré los labios, y respire profundamente. Como si de aquella forma las palabras se ordenasen en mi cabeza, y adquirieran el mejor sentido que buscaba darles…
Estire la mano, con el pretexto de tomar el teléfono de su mano. Pero buscaba su rose, llamar la atención de sus ojos y que me encontrasen.

-Emmm… Mira Aimeé, creo que hay algo… bueno, algunas cosas que quiero decirte… suficiente hemos tenido de confusión… y creo que… bueno, creo que debes sentarte…-
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Dom 29 Dic - 2:19

El tiempo se pasa rápido, como si jugara a sorprendernos diciendo que su voluntad es la unica valida en los fragmentos de la vida.

Una mezcla para galletas que parece comida para gatos recién sacada de la lata. Me dice para quien es y no me importa saber de quien es la razón de darselo a ella ni mucho menos el por que su nombre viene a colación, cualquier nombre de mujer venido de su boca ahora me sabe a traición, a veneno al más puro y desafiante asco por una disgustante sensación a la que la gente sin sentido y erróneamente o quizás no tanto, llama celos. Entiendo perfectamente que me esta regalando la pasta con sabor bueno. Prefiero tomarla, basicamente por que me ha gustado y por que de nuevo se me viene a la cabeza la razón...o las muchas razones por las que llegamos hasta aquí. Asiento cuando habla de que llegue bien a casa pero no le digo nada por que no diré nada bueno y ya lo dice el abuelo "Si al hablar no has de agradar, te será mejor callar". Meto nuevamente mi dedo en la mezcla y vuelvo a chuparlo para recoger con la boca la muestra dulce.

Casi escupo el bocado en una risa sin embargo cuando hace el comentario sobre la supervivencia de los niños y como podrían morir lógicamente envenenados en atención a su preparación. Me gusta oírlo bromear y ver como se encoje de hombros. Esto es lo que hay el caso es que resulta entretenido.

-Lo más probable es que mueran felices-

río haciendo ademan a lo recién hablado.

Cierro los labios, respira hondo, y luego se acerca, roza mi mano que aun sostiene el teléfono y de esa forma volvemos al contacto visual. No parece estar muy tranquilo y lo cierto es que yo tampoco. Estamos conectados inclusive en la parte en la que nos sentimos despojos por l sola idea de pensar en separarnos como seguramente habrá de ser necesario.Y entonces, valiente como siempre ha sido, abre los labios y pronuncia mi nombre. Lo miro fijamente atenta en su totalidad a lo que me dice y de nuevo balbucea.

Sentarme dice y en mi irreverencia se me antoja decirle que sentada no me apetece, pero lo hago por el bien de ambos y por que no soy una loca cerrada.

-Si..dime-


lo apoyo a hablar, jugueteando con mis dedos nerviosamente pero seguro que no tanto como el.Créo que se por donde va el tema pero no deja de ponerme nerviosa.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Dom 29 Dic - 3:04

Hace caso a mi consejo, y con el tupper entre las manos toma asiento. Rompiendo así el contacto con mi mano. ¿Y Quién lo diría, en aquella circunstancia… había sido la primera vez en que probaba algo hecho por mí, pensando en ella?, y aquello me hace que al menos el trago amargo de romper el silencio sea menos malo…
-Quiero que sepas… que con esto que te contaré, no busco lavar los errores que cometí. Pues a pesar de todo… bueno….mmmm… ya verás.-
Musito, bajando la mirada y dando una larga exhalación.
-No es la primera vez que hago esto…-
Confieso, señalando la chaqueta de policía que aún yace en el sillón, y que minutos atrás cubrió su desnudes.
-A lo de ser stripper me refiero… lo que paso en el privado… nunca lo había hecho antes…-
Me apresuro a corregir, pues claramente como me expresaba, por el nerviosismo, se prestaba a otra interpretación.
-Todo comenzó, semanas después de lo sucedido con Amanda. ¿Recuerdas?. La rubia y su padre que nos causaron tantos problemas aquel fin de semana… Pues bueno, luego de aquello, digamos que el hombre era más influyente de lo que creía… y no me dio muy buenos comentarios tras aquella fallida sesión… por lo que regresar al modelaje se me fue haciendo, más y más complicado… y dado lo que sucedía… pues… la verdad es que necesitaba dinero-
Agregué, pasando de barrer la losa con la mirada, hasta alguna parte de su cuerpo, que no fueran sus ojos. No quería ver el reproche reflejado en aquel mar argento, que siempre Amé. No quería ver la decepción.
-Fue ahí que llegué a Amber, mi “representante”. La conocí en un bar, luego de una muy mala entrevista. Me reconoció por la revista, ya sabes cual… Me pregunto porque no había seguido haciendo trabajos similares… y pues, le conté. Que me había ido mal y me había hecho de un poderoso enemigo en la industria. Así que me ofreció ganar un dinero extra… “mostrándome” ya que al igual que yo, ahora. Ella era stripper en otro club, y pues… no le iba tan mal.-
-Nunca ha habido nada entre nosotros, por si te lo preguntas…y hasta en cierto modo, es la única familia que tenía luego de… los inverdaderos.-
Dije, socavando cualquier duda que pudiera leerse entre líneas entre la relación de mi “agente” y yo.
-Comenzó con solo un par de noches… en algunos clubes, sin pasar a más…Usaba otra identidad, de ahí que me metía en muchos líos para hacer pociones multijugos… y de algún modo alternar mi vida nocturna con la universidad. Pero aquella había sido la única forma… en continuar la vida que llevaba, con la más aparente “normalidad” que podía…-
No me enorgullecía mucho de mis acciones y mucho menos, por enredarla en mi maraña de mentiras. Era sabedor de que cada uno de los clavos de mi cruz, era bien merecido.
-Rememoro y rememoro…y hasta el momento, y nose en qué punto es que comencé a torcer la realidad…-
Digo, moviendo la cabeza de un lado a otro en gesto de total confusión, como si de aquella forma la ideas se revolviesen en mi cabeza y cobrasen algún sentido. Pero era inútil, no lo acababa de entender.
-Lo digo, por el embarazo que tanto te achaque… y que bueno. Termino de golpearme más de lo que normalmente a una persona golpearía… Pues con ello, tenía una razón para esforzarme más y salgamos ambos adelante… fue en aquel punto, que de 2 o 3 noches a la semana, pasaron a 6… y hasta a veces 7…hasta el punto en que hasta a mí mismo me costaba creer las cosas que te decía…-
A cada palabra, me costaba mucho más mirarle, pues aún la decepción de la verdad al embarazo me mellaba. Pues había sido el único consuelo, en la larga cadena de malas noticias que me envergaban.
-Había, hasta hecho el primer pago de una cuna… y aún bajo mi cama, hay un montón de juguetes sin abrir, para bebé…-
Era ridículo el punto hasta donde me afectaba todo aquello. Y más me avergonzaba… pues aquella había sido la zanahoria que se agitaba frente a mí, como una mula de tiro. Como esperanza.
Hice una pausa, más por obligación, que por remojar mis labios. Pues ya un par de lágrimas solitarias recorrían mis mejillas, y no quería que me viera de aquel modo, de ahí que me llevara el brazo al rostro y me apresurara a limpiarme con la manga de mi mal abotonada camisa.

-Todo ello…por mi necesidad de sentirme en familia… pues la que tenía, ya no existía…-
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Dom 29 Dic - 22:36

Estoy sentada, sosteniendo nerviosamente el recipiente con aquella mezcla que me ha explicado era para otra persona y que sin embargo he terminado tomando como mio, quizá en un acto egoísta o por que no dejo de sentir ese pequeño despojo de celos del cual no tengo ningún derecho a sentir pero existen. Empieza a hablar, intenta no sonar nervioso pero resulta peor y yo niego con la cabeza por que no se como empezar a impedirle que se sienta incomodo, ya que es lo que menos busco en estos momentos.

-Demian...de verdad no..no es necesario-

Exclamo bajito. El sigue hablando y me deja claro que almenos para el es más que necesario, es una obligación que tiene para conmigo o algo por el estilo. Aprieto mis manos en la bandeja con mezcla mirando nerviosa su contenido.No puedo mirarlo a el, ya suficiente tensión hay en el ambiente como para amedrentarlo aún más con mis detalles nítidos.No lo observo pero escucho su respiración, ese suspiro de resignación que no puede ocultar. No sé que hacer para pedirle que pare por que una parte de mi quiere saberlo y la otra prefiere seguir ignorando. Paso saliva. Cuando dice que no es la primera vez que hace lo que ha hecho conmigo esta noche cierro los ojos sintiendo que lo odio y luego aclara los puntos y aún así el trago amargo se conserva en mi estomago. ¿como puedo juzgarlo si yo vine hasta aquí y estuvo en la situación sin limitarme, sin saber que era el?.

-Yo tambien...de hacer esto...es la primera vez...digo...de casi todo excepto...bueno..tu ya lo sabes-

aclaro. He interrumpido. Aclaro la garganta y me cayo, disculpándome por mi intromisión.Empieza a contarme la historia, y me recuerda momentos amargos del pasado. Solo me mantengo callada y escucho atenta. El corazón me late rápido y conforme da más claves el cargo de conciencia se acrecienta pues ambos tuvimos culpa en lo que paso. No puedo culparlo de todo, el no puede culparme a mi, supongo que no siempre la vida es justa y al final la única culpa es conjunta por la terquedad de no arreglar las cosas.

Su vida dificil, las noches en vela, ahora todas sus excusas, las fallas, las mentiras y demás parecen tener sentido, así como el hecho de que siempre estuviera cansado y entre otras.Le culpo por no tenerme confianza, por no hablar, la abuela seguramente podría haber conseguido colocarlo de nuevo en alguna agencia, pero decidió encerrarse en su propio vaso de agua y ahogarse, ¿Por que? ¿Que era lo que le hacia temer tanto al fallo? ¿Mi rechazo acaso?...y ¿Por que ocultarme su trabajo?...lo sabía, pero me negaba a aceptar, que temía que yo no lo aceptara. Nunca lo habría dejado solo.

Luego viene el tema del bebe, de los regalos bajo la cama y la cuna.Un nudo en mi garganta, una memoria amarga de nuevo que me hace sentir escoria.Ahora hay demasiado silencio.Subo la mirada para encontrarme la suya, que esta opacada por lágrimas ocultas, que el intenta pasar desapercibidas. Y por ultimo la verdad final que me quiebra todo. Tantas mentiras, ¿Por que?...quizá por que la verdad era mucho más cruda que mantenerme en una pantalla y al final, por intentar protegerme solo lo empeoro todo.

Niego. No tengo voz.

-Demian...-

susurro y paso saliva intentando encontrar mi voz. De pronto se me ha quitado el apetito.Le retiro la mirada, no tengo fuerza para sostenérsela.

-Yo tampoco tengo las manos limpias...y supongo que, si vamos a hablar...quizá tambien deberías escuchar aunque no se si deba pedirte que te sientes o...que no me mires..por verguenza-

explico pasando aire de nuevo y mirando al suelo.

-Nunca note nada raro...hasta hace casi un año atrás o quizá poco más, cuando encontré a tu antigua agente en una pasarela de mis abuelos..me parece que olvidaste ese pequeño detalle y...de ahí la cadena de mentiras fue cayendo...y cayendo..y hundiéndome en ideas que nunca me moleste en enfrentar...y así saque mis conclusiones bobas...que solo me crearon ideas turbias en la cabeza y a eso hay que sumarle las amistades que...no me ayudaron en absoluto...-

respiro de nuevo

-descuidada por cosas que creía que eran mi culpa...amedrentada por detalles que dejabas entrever inconscientemente y que solo me dejaban pensar lo peor de ti...y ..ahora veo que siempre lo hiciste para protegerme y sin embargo...Demian...¿Por que no pudiste confiar en mi?...¿No te di siempre la razón para hacerlo?..pero claro, como puedo reclamarte nada...si yo al saber la verdad no te enfrente con ella y decidí dejar que tus mentiras crecieran y...solo hice cosas tontas para ...demostrarte cuanto me dolía...-

reclamo con la voz entrecortada.

-aquellos rumores que corrían entre todos lados sobre...sobre tus conquistas y ...la confusión en la pizzeria con....la pelirroja mesera...tu manera tan afable de ser...si...si tan solo te hubiera enfrentado con la verdad...si hubiéramos hablado...si...si hubiera entendido que...tu creías que yo...-

me toco el vientre en un acto reflejo. Niego con una sonrisa de tristeza disfrazada.

-Nada me habría hecho más feliz Demian..tu hubieras sido el primero al que se lo hubiera gritado en...llanto y sonrisas...-

niego.

-Eres lo que mas he querido siempre...y cuando Ana me dijo lo que hiciste con ella...cuando me dijo lo que hacías con otras...Demian...yo lo creí..por que...por que soy ....-

niego.

-No debí ir a esa fiesta aquella noche, no debí mentirte jamás...-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 30 Dic - 0:38

Era difícil abrirme de aquella forma, la más difícil que había hecho, y realmente con la única que me importaba que escuchase mi historia. Pues aunque otros de nuestros amigos me habían inquirido en su afán de juntarnos nuevamente, solo evasivas habían encontrado en mí, salvo An y Madison, que habían descubierto mucho más de lo que esperaba en aquel entonces.
Susurra mi nombre, y es como una caricia silenciosa en el viento. Que me da fuerza, que me impide caer… como tantas veces lo había hecho sin darse cuenta, pues para mí, todo sacrificio valía la pena, si podía ver esa sonrisa dibujada en su rostro, una vez más…
Ahora es ella quien no puede mirarme, y ese gesto me estruja. Pues muero por tomarla entre mis brazos y decirle que todo estará bien… y que no importa lo que me cuente, para mí… ella siempre será el gran amor de mi vida. Pero algo me detiene… y no lo oculto. Permanezco en mi sitio, escuchando…
-Está bien…-
Acabo admitiendo, pues su parte en la historia era muy importante para mí. Pues aún faltaba mucho para saber de mí, y necesitaba saber hasta donde habían llegado los estragos de mi falta de confianza.
Asiento, cuando es su relato el que comienza, puntualizando las fallas que al comienzo de mis mentiras había cometido. No había previsto la situación con mi ex agente, pero era algo que ahora no importaba, pues no pensaba regresar a aquellas prácticas, no ahora… que podía estar frente a ella y explicarme, en un ufano de intento de almenos volver a mirarla de frente el día de mañana, a ella que siempre me había dado tanto… y que yo le había pagado con la más vil de las bajezas.
Me reclama el porqué de tantas medias verdades y de la falta de confianza. Había sido el artífice de todo a fin de cuentas. Yo mismo le había impulsado a que creyera todo aquello… y dolía, pero no podía dejarme abatir por todo ello, no aún… que toda la verdad no había salido a la luz.
-Sí…, si tan solo hubiera sido más valiente…-
Indico, a su unísono. Pues la comunicación en los momentos adecuados hubiera salvado por mucho aquel naufragio.
Oculta la mirada nuevamente, y se toca el vientre. El pesar de toda aquella soledad me embiste nuevamente, y no puedo soportar nuevamente esa distancia, y me revelo. Dando un paso nuevamente y arrodillándome frente a ella, buscando sus ojos. Esos que ofuscados por la tristeza que he causado, buscan en el cobijo de las sombras su refugio.
-Lo sé, ahora lo entiendo…que nunca tú me hubieras ocultado algo como eso… pero pensaba, pensaba en un sinfín de idioteces… te había descuidado. Mi corazón me decía que te enfrentase… que juntos lo lograríamos, pero había un mar de distancia entre la honestidad de tu corazón, y el abismo de mis mentiras… que tenía miedo.-
Musitaba, con la voz entrecortada. Mientras mis manos buscaban el contacto de las suyas. Necesitaba que me mirase, como lo había hecho tiempo atrás. Era lo único que había necesitado siempre.
-No, no, no… aquí no hay culpa en ti, Aimeé. Fui yo… el único que te traicionó… ni siquiera An, pese a todo puedo culparla por lo que hice…-
Digo, negando en mi rostro toda la culpa en sus palabras. Y paso saliva.
-Debí quitarle la llave, debí marcar el límite cuando terminamos… pero era estúpido. Albergaba la falsa esperanza de poder al menos conservar su amistad… pese lo que había pasado… pero no, solo la incite a que pasara lo que ya sabes… y aunque ahora ya sé cómo es que pudo conseguirlo… no me excusa del error… y espero que aquello alguna vez me lo perdones…pues pese a todo. Ya te Amaba… como aún lo hago…-
Confesé, dando un pequeño apretón en sus manos, buscando su atención.
-Me gustaría pensar que hasta ahí, llegaron mis transgresiones Aimeé… que aquello había sido lo primero y lo último en mis pecados… pero no fue así.-
Admití, con el peso de la culpa en mi pecho, y el dolor en mis palabras.
-Estaba frustrado, encolerizado con la vida… por lo que había sucedido con mis padres y mi tío. Pues hasta el momento, no eh tenido noticias de su paradero… Había tomado de más, como ya se me había hecho habitual… y entre nosotros… bueno, ya las cosas estaban por más horribles…por lo que esa noche…-
Y me detuve, dudando si aquello realmente tenía que saberlo, pues suficientemente lastimada ya estaba… y sentirse traicionada  por otras personas aparte de mí, no, aquello ya sería demasiado.
-Me enrede con dos tipas del colegio…-
 
 
 

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 30 Dic - 2:33

Y esta ahí a mis pies, arrodillado, tomándome las manos, hablando y certificandome lo que exactamente yo no quería que me certificara. Se ha acostado con medio colegio y yo soy la ultima en enterarme, pero todavía se ha hecho el digno durante todo este lapso de intentar atribuirme a mi la culpa de las cosas cuando en realidad el ha causado todo y yo he sido la de la culpa solo por creerle, me ha mentido todo el tiempo en los últimos meses en cuanto a todo, en cuanto a lo que yo creí de el y de nuevo los ojos se me nublan conforme el corazón late enfermo, como si en el momento menos preciso se fuera a apagar como las ilusiones y esperanzas que se encendieron en mi esta noche y que ahora se sofocan con la verdad que me quita la venda de Los ojos y me ofrece la libertad que no quiero.

Todo este tiempo, en los años que estuvimos de novios, jamás le falte al respeto, busque amor en otros brazos ni mucho menos le mentí de una forma tan grave como para merecerme todo lo que ha hecho para lastimarme. Remata con lo de las dos chicas del colegio. Y termina de agravarlo todo como ya lo pensaba.

-¿que?...¿quienes son?-

Sus ojos brillan de dolor y sin que me lo diga lo presiento, es alguien que conozco.

-Demian..¿Por que?...¿Que te hice?...¡¿QUE TE HICE?!-

Sollozo entre gritos. El intenta abrazarme, controlarme, explicarme y yo forcejeo con el.

-Suéltame..¡SUÉLTAME!-

Lo escucho hablar, pide perdón...¿Amarme? ¿Enserio?..¡No me jodas! como puede decir que me ama...¡Claro que me ama! si hasta me ve en la cara de otra cuando esta entre sus piernas y agradezco que al menos me diga por mi nombre que eso significa que sabe diferenciar entre amantes. ¡Pero que idiota he sido! ¡Que tonta débil, absurda!. Logro zafar uno de mis brazos de su agarre.

Mi mano vuela y le impacta la cara..he escuchado el impacto de mi mano con su mejilla y siento como me suelta. Me tambaleo y termino recargada en la pared sollozando, llorando. Me quiero morir.

-Que te hice......¿Que?....-

Estoy temblando y me siento debil.

Luego miro mi mano con los labios abiertos y me doy cuenta que estoy llorando, llorando con ganas y la droga ha vuelto a hacer sus estragos en mi, tengo sangre en la mano y viene de mi nariz donde hasta hace unos segundos mi mano cubría mi boca y mi nariz.Estoy temblando, no pudo tranquilizarme, grito, grito agudamente como nunca en mi vida por que me siento encolerizada y desesperada, ahora tengo mis manos empuñadas a los lados de mi cabeza haciendo presión, pero no puedo gritarle a el, es como un grito de libertad y mis fantasmas que me atormentan.

Jadeo sin poder volverme a el.Nunca en mi vida había sentido tanto horror por la bondad con la que surcaba el mundo.

-Recuerdas lo que me dijiste en el hospital...-

Y lo enfrente volviéndome a el.

-Esta noche...volver a verte...amarte tanto...Solo te pedí que no me lastimaras...es evidente que mi vida esta hecha para perder a las personas pero tu....tu has sido lo que mas he amado en mi vida ¿POR QUE NO MEJOR ME LANZASTE UNA MALDICIÓN?...Me habría dolido mucho menos....¡Eres exactamente igual a todo lo que mas odias!....y yo...y yo que creí que me amabas...¡Que me amabas tanto como yo te amo!..¡DEMIAN YO LO DABA TODO POR TI!....todo...todo..mi vida...mi todo...me vi siempre a tu lado...te lo habría perdonado todo...pero ahora me doy cuenta que ese es mi error...-

niego reflejandolo en mis ojos al mirarle. Me acerco, tiemblo. Le acaricio la mejilla. Niego y me paro en puntas, le beso los labios y me duele...no se mueve. Se acabo.

-Eras mi única razón de esperanza...-

niego.

-No quiero volver a verte jamás...no quiero volver a saber de ti.....-

Niego llorando

-no..no quiero volver a verte jamás Demian...-



avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 30 Dic - 7:55

“Era la única forma, no había otra salida”, si lo que buscaba era sincerarme…
No había comenzado todas estas palabras para que brincara como si nada a mis brazos. Y borrón y cuenta nueva. No, no era la forma que lo había pensado… sabía del nivel de mis transgresiones y lo único a lo que aspiraba, era poder verle en los pasillos sin sentir que el mundo me colapsara en un segundo. Anhelar insensatamente que algún día me permitiese platicar con ella, era lo único…
Creía en el universo,  que había “algo” que nos permitía ya no caer más, algo como un freno de mano. Uno al que siempre podríamos recurrir para no seguir regándola y aspirar a culminar nuestras vidas en balance… pero no era así, siempre se podía caer más en el abismo.
Me pregunta quienes son, y el silencio es mi única respuesta. Pues el nombre no acabaría por menguar la culpa que ya cargaba y mucho menos el dolor que parecía devorarle.
“La estaba matando”…
-¡Espera, Aimeé!-
Exclamo, intentando sobrepasar al tono de su voz. Intentando contenerla, pues lo último que necesitaba era que se hiciera daño dado aquel ataque, pero no lo consigo. Pues está hecha una furia.
-Mira Aimeé, no pensaba… era todo lo que me envolvía, estaba vulnerable… yo te Ama…-
Me justificaba, buscaba expiar de algún modo tanto daño con mis palabras, pero no lo hacía. Y el remate a aquella frase, fue ese impacto de sus manos al liberarse de las mías en mi rostro.
Me lo merecía, lo sabía…
Y me alejo, llevando la mano a la zona del impacto, dejando que el frío de mi tacto me reconfortase. Pero no lo hacía, pues la herida era más profunda que la piel misma. Había herido a lo que más había amado en todo este mundo, la única posibilidad de aspirar a lo que yo consideraba felicidad.
Se vuelve a la pared, dándome la espalda. Llevando sus manos a la cabeza. Como si de aquella forma la presión y todo aquello pudiese amainar, pero no lo hace. Grita, como nunca en la vida había escuchado que lo hiciese… y duele, duele de tal forma, que no soy capaz de expresar la pena que me embarga. Pues solo he hecho más que lastimarla en todos estos días, y todo… en la egoísta motivación de “lavar mi conciencia”.
Que estúpido había sido…
Es un ambiente viciado, corrompido por todo aquel dolor que nos embarga.
Se vuelve, y me mira. Con el claro reflejo del horror y la decepción a flor de piel. Me desgarra, pues no soy capaz de sostener el juicio de sus ojos. Y rompe el silencio, recordándome mis palabras noches atrás.
Niego a sus palabras. Como si de aquella forma objetara sus argumentos, pero es en vano. Pues en las palabras lleva la razón de todo el dolor que le he causado y que me embarga. Pues era mi vida, la razón que mantenía mi psique a flote a pesar de que el mundo se colapsara a mi alrededor. Pero a lo mejor, era mejor así… que la historia que empezamos alguna vez, solo podía acabar de aquella forma…
Escucho sus pasos hacía mí, y le veo. Con la negativa en su semblante, le veo alzar su mano de una manera diferente. Casi etérea, y me acaricia, ahí donde hace unos momentos su ira me impacto.
Contengo la respiración, helado. Y me besa… Como ese gesto que damos a nuestros muertos en aquel último adiós. Y sus palabras lo confirman. Se acabó.
Tengo el nudo en la garganta, cuando aún su fragancia se encuentra en mis labios.
¿Cómo había ido del cielo al infierno en una sola noche?.
¿Qué maldito dios, me había permitido Amarle de aquella forma, para luego lastimarle…?
No había excusas, Y mucho menos dioses.
-Creo que eso es algo, que si puedo cumplirte…-
Sentencio, con la pena reflejada en la mirada. Pues ya no había razón alguna que pudiera remediar mis transgresiones, No había vuelta atrás. Estaba decidido.
-Pero…-
Musito, dando un paso al lateral, interponiéndome entre la puerta y ella.
-No puedo dejar que te marches así, no… mientras siga preocupándome por ti. No en este estado al que nunca quise que llegaremos… Me iré de tu vida Aimeé, no lo dudes… desapareceré hasta el punto en que ya mi nombre no te suene familiar… y al fin, deje de doler…-
Era la peor forma de culminar aquello, pero era la verdad. No había podido arrancarle de mi vida antes, cuando entre gritos había terminado todo en el hospital. Ni mucho menos ahora, que todo parecía más real que la más vivida de las pesadillas.
Eran segundos eternos, pero vitales.
Sin dejarle abandonar la habitación, llevo una mano a mi bolsillo, extrayendo un viejo pañuelo y se lo entrego.
-Para tu… ya sabes…-
Indico, de manera lastimera en dirección a la mancha escarlata de su rostro.
-Llama a quien necesites, para que venga por ti… Ya lo otro, no es opción.-
Digo, señalando a mi teléfono que uso antes, en el minibar.

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 30 Dic - 11:08

Estoy devastada como nunca creí poder verme; Ya no podría sentir más dolor, eso lo dudo me siento vacia, usada, totalmente hecha garras y lo peor es que el golpe de muerte me loo ha dado la persona que más amé jamás en mi vida...que más amo aún. Se interpone entre la puerta y yo, esa puerta que es mi huida, mi lecho de muerte. Me habla pero yo no le pongo atención hasta que menciona lo de buscar a alguien que pueda ver por mi. Se que lo demás no es una opción, no necesito que me certifique nada, no necesito que me siga diciendo lo que debo o no debo hacer. Le doy la espalda limpiandome la sangre con la mano, sin tomar su pañuelo ni agradecerle por ofrecermelo. Voy hasta donde el telefono y tomo el movil en mis manos. Desgraciada o agrciadamente es empezar a marcar los digitos y en la pantalla entre número conocidos aparece uno que no conocía pero que se bien por el nombre, a quien pertenece. Recuerdo sus palabras mejor que nunca, "Siempre seremos hermanas, yo siempre voy a apoyarte". Y ahora mismo la perdono más a ella que a el. Y me duele menos su veneno que el de el, por que al menos ella ha sido sincera. Al no tener mi movil en mano, no pudo llamar a mi primo y a esta hora no es una opción. Llamar a mis amigas cuando les he dicho que iria sola y que estaba bien va a preocuparlas demasiado, así que doy marcar a ese número reciente y desde el otro lado me contesta aquella voz siempre seductora de Anastasia Lodge.

Me contesta llamando a Demian, lo busca como si le sorprendiera que la llamara.

-No soy el ...-

Articulo y existe un silencio momentaneo, luego como más sorprendida aún y con un tono que reconozco como preocupación o almenos eso me parece me llama por mi nombre extrañada y luego cambia su tono a uno alarmante, me dice que si estoy bien y que donde estoy. De nuevo un sollozo, noocupo ser tonta para saqber que ella y Demian se han seguido viendo y es por eso que le sorprende tanto que le haya llamado. Me recuerda que somos hermanas, que puedo contar con ella, me pregunta si Demian me ha hecho algo, habla y habla y yo estoy muda, sollozando tras el telefono. No tengo nadie a quien creerle, no recuerdo el numero de Mina, de Lucca o de Lucian, simplemente ya no confio en nadie. Ana sigue hablando entre falsa angusia.

-Por favor no me preguntes solo...solo ayudame como prometiste y ven por mi...estoy en el Heaven, si..si ese lugar...¡No, no me preguntes!.....te llamo de su número por que..por que estoy con el...Ana-

Silencio. Me dice que viene pronto y que no me preocupe. Lo siguiente es colgar. Bajar el telefono de oído y dejarlo en su lugar. Ya no quiero preguntarle cuanto tiempo tiene viendola, si se sigue acostando con ella o si piensan regresar, ya no me importa y si lo hace, ya no quiero saberlo.

Me siento en silencio y espero. No puedo creerlo, nada, nada parece real y sin embargo sigo agonizando ...aunque no de forma real como quisiera, aún si de por si asi lo siento.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 30 Dic - 13:53

Me rechaza, como nunca antes lo había hecho. Duele, y se gira. Haciendo caso a mi ofrecimiento se dirige y toma el celular. Teclea rápido, como si ese número fuera tan importante para saberlo de memoria.
No me muevo, permanezco en la puerta. Intentando parecer distante, como si a quien llamase en su auxilio no me importase. Pero son sus últimas palabras las que me dejan helado. “Ha llamado a An”…
-Espera… ¡! No puedo dejarte ir con ella, de todas las personas menos ella!!-
Exclamó, acercándome nuevamente a ella, intentando quitarle el teléfono de las manos.
-¡Maldita sea!... Aimeé… de todas las personas, no a ella…-
Vuelvo a decir, como si de aquella forma la realidad fuera mucho mejor.
-¡¿Qué acaso no entiendes lo que ha estado haciendo Lodge?!-
Era la primera vez que me dirigía a ella sin usar la abreviación de cariño que con el tiempo me había acostumbrado usar. Y no era para menos, pues su amenaza constantemente me acosaba y ahora se lo servía en bandeja de plata. Bailábamos para ella como unos estúpidos títeres…
-No voy a permitir que te vayas con ella, si es necesario te llevo a casa… aunque me odies más en el trayecto, lo prefiero a que An te haga algo… ya no puedo permitir que las cosas sigan así.-
Me apresuro a decir, mientras me dirijo al locker y voy sacando mis cosas rápidamente y colocándolas en mi maleta. ¡Al carajo las repercusiones! Ya buscaría luego como explicar mi ausencia a la administración.
Cogí las llaves de la moto, y me gire hacia ella.
-Vamos-

Era más una orden, que una sugerencia.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 30 Dic - 16:24

Niego y sonrío, mas perdida que entera, jugando con el teléfono sin permitir que me lo quite, ¿Por que ahora si le preocupa?, un momento ¿Enserio le angustia? ¡Por Merlín, no me hagan reír! Niego como no dándole crédito y no me muevo de mi lugar ignorando que guarde sus cosas, que tome las llaves y todo, ¿Ahora si quiere llevarme? ¡pues no! Ana ya viene por mi y me ha hecho llamar a alguien ¿No? pues ahí lo tiene , existe un alguien y ese alguien va a venir le agrade o no. Ya tengo tergiversado en un muy mal sentido su definición de preocupación. No pienso ir con nadie a ningún lado que no sea a mi funeral, donde ya no tenga que verlo ni escuchar más mentiras suyas. me siento perdida, a pesar de que el efecto aturdidor que me daba la droga ha bajado considerablemente. Cuelgo el teléfono y hasta entonces se lo doy en sus manitas para que no piense que quiero robarme su modelo móvil. Estoy con todo mi peso en el sillón pero estoy muy segura de que mi cabeza no esta presente y no busco mucho que lo este.

Maldice, no esta contento por lo que hecho pero sigue importándome poco por que sigo hundida en mi propio dolor y poco a poco me voy hundiendo más al grado que todo se ha alejado y me vuelvo el recipiente viviente vacío en el interior. Eso que siempre temí volverme.El habla de Anastasia, la llama por su apeído pero a mi solo me da risa internamente, ¿como puede criticarla si ayudándola me ha despedazado el alma? No me muevo, soy un fantasma y solo se que vivo por que sigo respirando,mecánicamente.

Me pide que vaya, tiene aquellas llaves, ha dicho mucho y de eso que ha dicho poco se me ha grabado por que no le he puesto la atención suficiente. Niego, no pienso ir con el, no quiero ir con el, la esperare hasta que llegue y me ire con ella a donde me tenga que ir.

"Vamos" me ordena y lo miro, niego.

-Ana vendrá y la voy a esperar..-

al menos ella pudo decirme la verdad.

-ya la he llamado..no pienso dejarla venir y que no me encuentre-

termino

-ademas..dejaste claro que llevarme no era una opción-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 30 Dic - 19:31

Se niega nuevamente a mi petición, y se desploma en el mueble.
¿Acaso no entendía lo que sucedía? Pensaba, con desesperación, mientras con la mano extendía esperaba que recapacitase. An, era la última… bueno, la penúltima que necesitaba ahora, era adentrarse a las fauces del lobo y dejarle merodear en la cueva de las liebres, porque eso habíamos sido, un buen filete para sus fauces, y ahora venía a deleitarse con aquel manjar.
-¡Mierda! Aimeé, por favor… ¿que no ves lo que está sucediendo?. ¿Qué no entiendes que todas esas malditas amenazas espetadas por su viperina lengua, vienen a culminarse ahora?-
Indico, claramente frustrado por la postura de la rubia. Y suelto mi maleta, dejando que aquel golpe sordo llame su atención. Volviendo a tenderle el teléfono.
-Llama a otra persona, la que quieras… pero menos a Lodge, ya lidiare con ella si eso es lo que te preocupa…-
Vuelvo a decir, como si algo en mis palabras pudiese hacerle cambiar de opinión, aunque en el fondo, sé que no va a ser así. No podía tapar el sol con un dedo, por más que me alejase de él, estaba rebasado… en todos los aspectos.
-¡¿O sabes qué, al demonio?!-
Exclame nuevamente, tirando mis llaves hacia donde estaba mi maleta y me regrese a la barra. Encogiéndome de hombros, intentando por todos los medios ahogar a cada uno de mis demonios.
-¡Quise ser honesto, quise liberar a todos mis malditos demonios que me estaban desangrando por dentro!...!Pero, ¿Sabes qué?, al carajo… Ya no necesito más de todo esto!... suficiente ya tengo con todo lo que me rodea…-
Volví a decir, quitando el seguro de la botella de tequila y empinándomela. Si no podía liberarlos, al menos los ahogaría lo suficiente para que dejasen de atormentarme. Todo había sido un maldito error, desde el comienzo…

Era mejor ya dejar todas las cosas así. Si la peli negra iba a jactarse con aquello toda la vida. Esperaba que se ahogase con toda la maldita bilis que le recorría, y a Aimeé… bueno… ¡Al demonio!
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Aimeé Delacroix el Lun 30 Dic - 19:55

Y ahí esta de nuevo , el Demian violento que primero me suplica que no me vaya, que no con ella, que no haga, que no deshaga, que me cuide, me jura que me ama y luego a la primera de cambio me manda al matadero, ¡Bien! ¡Bien!, ¡¿Quien le necesita para hundirse?! si ya se bien que para sobrevivir el no es una opción, en que maldito momento le hice yo caso de que llamar a alguien era una opción.

Deja caer la maleta despertándome de mi somnoliento estado de zombie, lo miro, me tiende el teléfono y estiro mi mano para tomarlo pero no lo hago por que no quiero hacer lo que me pide, por terca, por boba, por que todo lo que ha hecho a dolido. Y esa violencia que no puede ocultar, donde se altera, se pone mal y empieza a maldecir de todas las maneras en las que pueda asustarme.

De golpe siento que algo se ha bajado en mi, como si verlo así no fuera algo normal para mi, hasta los últimos meses cuando empezamos con más y más mentiras, más y más dolor. Tira las llaves a quien sabe dios donde y se vuelve, dándome la espalda, y caminando hasta donde estaba antes el teléfono, ¿Que hace?.

Me reclama como si yo tuviera la culpa de todo lo que hizo, como si yo lo hubiera orillado a cometer todos sus errores y yo como una bruja de penumbras lejanas le hubiera sumido en el averno con todos sus más temidos fantasmas sin escapatoria, sofocandole, encerrándole en la demencia y en el desasosiego. No, no puedo creer que se atreva a decirme esas cosas, sobre todo cuando el sabe bien que los mayores errores son suyos, pero claro, es más fácil achacarlos a alguien más antes que aceptarlos.

Y bajo la mirada para escuchar un descorche que me hace subir la mirada de golpe; ha desnudado la botella y ahora busca en su curvatura la redención. Me cuesta dar credito a que este de nuevo haciendo lo que hace. No puede ser más que un chantaje, ¿No sabe acaso lo mucho que me pone mal verlo tomar así? y me arde la garganta solo de ver que no detiene el trago.

-Demian..basta..-

suplico, como aquella vez, en el invernadero, cuando le suplique que parara por que me lastimaba, sabe que lo hace, estamos repitiendo la escena, estamos volviendo en nuestros pasos. Me levanto y forcejeo con el para quitarle la botella.

-¡Basta! ¡Detente ya!-

y lo logro, pero lo mojo de alcohol en el proceso.

-No...-

exclamo y Lo miro sosteniendo la botella en mis manos y la dejo caer haciéndose pedazos con todo el liquido manchando el piso del cuarto y aromatizando a ese olor aguardentoso antes de que en un acto reflejo pueda sostenerla y no dejarla caer. Se que estará molesto, pero mal haría en reclamar.

No hablo. Tomo su teléfono y marco a Ana, esta vez contesta de nuevo.

-Olvídalo...no necesito que vengas por mi...solo quería saber que tu y el se seguían viendo....ahora el va a llevarme y dudo mucho que puedas estar presente con lo que va a pasar despues...gracias..."amiga"-

Escucho su discusión tras el auricular, pero yo cuelgo el móvil. No puedo creer lo serpiente que me he escuchado.Busco mi bolso y saco el efectivo equivalente a la botella dejandoselo sobre la barra.

-discúlpame...-

pronuncio mirándole.

-Tomare un taxi ...-

Y me dirijo a la puerta. No quiero destruirle, ni que me destruya más.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
171

Aimeé Delacroix
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Demian Schwartz el Lun 30 Dic - 20:25

Bebo ávidamente, como si no hubiese un mañana. Y la garganta me arde… hacia mucho que no tomaba grandes cantidades del diablo blanco (tequila). Toso, por la brusquedad de la ingesta, y aparto un la botella de mí.
La rubia me llama, protestando, suplicando que deje de someterme a aquel estado. ¿Pero porque le importa? Me pregunto, con la mirada confundida, mientras le veo ponerse de pie, acercándose. ¿Qué no era al carajo conmigo, y que desapareciese?...
-¡Déjalo, déjame!-
Digo, moviendo la botella. Como si de aquella forma le apartase, pero pese a todo aquel “forcejeo” tanto yo, como ella salimos mal parados, por el contenido impregnado en nuestras ropas, y que en un momento de duda suelto. Dejándole a ella, con el control absoluto del mismo.
Le miro, y no me muevo… esperando lo inevitable.
Suelta el recipiente y este impacta contra el suelo en mil pedazos.
Me llevo la mano al rostro, intentando de alguna forma dar cabida a su proceder. Intentar entenderle por un solo instante. Abro la boca, y me detengo, pues ha tomado nuevamente mi teléfono y llama, a Lodge, al parecer.
Le cancela y le dice que soy yo el que va a llevarla nuevamente. E instintivamente dibujo una media sonrisa en mi rostro, la cual desaparece en el instante en que se disculpa y me deja los billetes.
-Aimeé, espera…-
Le llamo, incorporándome tan rápido como me es posible. Pero tras tabillo. Esos tragos largos de tequila me han mareado un poco, pero estoy bien… al menos eso parece.
-Tiempo fuera, pido tiempo fuera-
Me apresuro, haciendo aquel ademan con las manos. Ganando tiempo.
-Olvida por un segundo que soy quien soy, y enfócate en lo que estas a punto de hacer…-
Digo, señalando a nuestro alrededor, la botella, los utensilios sexuales, el lugar, todo.
-Estas a las afueras de Miami, sin varita, con olor a alcohol y a sexo… ¿en serio crees que llegaras en una pieza a la casa de tus abuelos o a la universidad? ¿Y con esa maldita cosa en tu organismo?-
Sentencio, esperando que al menos la razón, este asomándose entre toda aquella histeria, que estaba hecha.
-Porque lo he notado… aún esa estúpida cosa te esta afectando… y dios sabe que lo último que quiero es verte en primera plana en una maldita roja, así que por favor espera…”Tiempo fuera”-

 
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
290

Demian Schwartz
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de color azul (PRIVADO: Demian Schwartz) (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.