¡Pero te va a pesar!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Sáb 4 Ene - 1:46

Las fiestas habían pasado ya y la verdad agradecia mucho estar de nuevo en BK porque no tenía que soportar ridiculeces de sus abuelos ni demás familiares o gente que se creía importante. Si, era muy extraño que ella se quejara de un grupo de gente a la que precisamente en cierta forma imitaba, pero así era Madison, un mar de contradicciones. Ese día no era para menos, se sentía paranoica, perseguida. No podía olvidar todos los rumores relacionados a muchas personas del campus, entre ellas una en especial a quien últimamente le había cogido más odio de lo normal.

Podía jurar que hasta la veía a veces riéndose de ella cada que cerraba los ojos y eso era mucho teniendo en cuenta que la semiveela dormía poco. ¿La razón de tanto enfado hacia ella? Ir tras algo que ya había tirado y ponerse tras sus huesos como perro en celo. Había más cosas, más situaciones que vinculaban a otros y pensaba que esa mujercita se estaba pasando. Si iba a ponerle un estate quieto ese tenía que ser el día que tenía toda la adrenalina a flor de piel tras volver del hospital a visitar a su madre, quien como de costumbre le hizo pasar el peor momento de su vida. Aun no entendía como podía no quererla, ella le había dado la vida pero era imposible de tratar. Respira, respira Madison.

Tenía un plan o algo parecido pero no iba a poder hacerlo sola así que se comunico con Violet pidiéndole que la visite en su fraternidad en cuanto pudiera. Confiaba en ella y necesitaba hablar con alguien, también convencerla que la secunde en esa locura de momento. Quería ideas, ideas que no vincularan el tema "muerte" en ellas porque a esas alturas con lo trastocada que quedo por lo del concierto ya no lo vería muy descabellado. Una de dos, o la calmaba o alimentaba su locura. También sabía que no iba a ser sencillo que la presidenta Epsilon pusiera un pie en dicho espacio pero le había acentuado que era de carácter urgente en el mensaje que le envió y como se trataba de un fin de semana muchos no estaban en el lugar, eso era lo provechoso porque nadie podía enterarse. Absolutamente nadie.

Quizás un patronus hubiera sido mejor idea pero no estaba pensando claro. Ahora solo esperaba. Estaba en el salón de convivencia caminando de lado a lado, fue a su cuarto y se volvió a salir, hasta subió a la azotea pero volvió a bajar. De verdad estaba muy ansiosa. Tanto que le envió otro mensaje a Violet diciéndole que porque tardaba cuando solo habían pasado dos minutos y decidió abrir la puerta para que entrara de frente. Ya de tanto ir y venir se sento y suspiro pesadamente, iba a comenzar a calmarse ella sola porque ni pastillas o filtro de paz había ya en su haber. Si, recupera la cordura Maddie, tu puedes.
___
ropa de maddie ♥
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Lun 6 Ene - 0:07

Había estado en el centro comercial comprando algo de ropa cuando recibió el mensaje de Madison, por lo que decía parecía algo urgente, más que por el contenido por las palabras que usaba. Lo leyó e inmediatamente llevó las cosas que tenía en las manos a la caja para pagar, sacó en el camino unos jabones aromáticos porque si iba a ir a ese lugar era mejor estar preparado.
 
No le gustaba la idea de ir a la fraternidad porque siempre olía raro y casi ninguno era como Madison, todos estaban fachosos y algunos incluso se pasaban por la sala de convivencia sin camisa para mostrarse como los corrientes que eran. Pobre Madison, podían ser guapos y todo pero seguramente llegaba a ser incómodo, ella no podría. Además estaban todas esas revolucionarias enamoradas de Yuri que se ponían dignas por agradarle, o el mismo Jesse que lo único bueno que tenía en la vida era a Mina.
 
El segundo mensaje le llegó cuando estaba ya saliendo de la tienda y se apresuró  para llegar a algún lugar desde el que pudiese desaparecer sin causar estragos en los que la rodeaban, por consideración. Apareció afuera de la fraternidad de los Delta, acomodó su cabello e hizo nuevamente el hechizo para acomodar sus bolas, la puerta estaba abierta así que pasó sin tocar y al ver a Madison fue a abrazarla con una gran sonrisa.
 
-Te traje algo chiquito. ¿Estás bien?-llevaba varias bolsas, algunas grandes y otras pequeñas, quizá ocho o diez que iban tras de ella mágicamente y que cayeron al suelo cuando ella se sentó al lado de Madison. Era un hechizo simple que cualquier chica sabía, una variante del clásico Wingardium Leviosa.-Toma, ojalá te guste. Y traje jaboncitos.
 
Le entregó una bolsita roja que traía un perfume con aroma floral, lo había comprado inicialmente para ella pero no le dolía dárselo a Madison, después de todo eran buenas amigas y si eso la ayudaba le daría mejor uso que ella. La miraba y no dejaba de creer que algo grave había sucedido, tomó su mano  y la puso entre las propias para darle palmaditas pequeñas. Sacó los jabones para que pensase en otra cosa en lo que ordenaba sus ideas la pobre.

-¿Crees que podamos ponerlos en todos los cuartos?
---
Ropa


Última edición por Violet Wildenstein el Mar 7 Ene - 23:27, editado 1 vez
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Mar 7 Ene - 0:51

De verdad estaba muy inestable con todo lo que le venía pasando y no lo sentía muy normal incluso siendo consciente que ya estaba bastante desequilibrada desde hace mucho tiempo por sus asuntos familiares. Claro, nada de otro mundo que estuviera acostumbrada a soportar pero todo tenía un límite y estaba en el sino lograba hacerse más campo en su vaso de agua. No sabe como paso pero recordó aquellos ejercicios de respiración que alguna vez un terapeuta que visito le había recomendado que hiciera cada vez que pensara que estaba al borde de una crisis y los empleo, incrédula que pudiera resultar pero no tenia de otra.

Iba relajándose, al menos un poco cuando llego Wildenstein, que tras sentir su abrazo fue como si se derritiera por completo. Eso necesitaba, algo de contención así que sonrió un poco mientras pasaba un mechón de su cabello tras su oreja. Además le estaba dando un regalo así que lo recibió con cuidado y saco el perfume de la bolsita para verlo. No cabía duda que la presidenta Epsilon tenía buen gusto para comprar y más aún tras ver que en el suelo estaban sus otros paquetes. Tal vez la había interrumpido, lo cual la hizo sentir un poco culpable.

– Gracias Violet, no tenias que traerme algo después que te mande esos mensajes tan extraños – suspiro y volvió a guardar el regalo para ponerlo a un lado. Apoyo las manos sobre sus piernas y las froto contra ellas un poco, como tratando de acomodar las miles de ideas que le cruzaban por la mente. Muchas no muy buenas, y otras sencillamente, horribles. Pero fue el tema de los jabones que le arranco la carcajada mas desestresante que no espero tener – Claro que sí. A ver si con eso dejan de robarme los míos – bromeo regresando a su punto de equilibrio. Al menos ahora no estaba con pensamientos asesinos por los cuales pudiera ser expulsada y arrestada.

– No hay casi nadie en la fraternidad, al menos no en este momento y por eso te llame, ya que así no tienes que ver gente desagradable – tomo algunos de los jabones para observarlos pero negó con la cabeza al instante como desaprobándolos. Se puso de pie y fue hasta la cocina para luego volver con un trozo de jabón de lavar ropa, de esos toscos y con forma de ladrillos gigantes. Tomo uno de los de ella en la mano que tenia libe y le mostro la comparación. – Los tuyos son muy finos así que apuesto a que los venden pero podemos intentarlo, solo hay que deshacer algunos hechizos básicos. De paso dejamos tus bolsas en mi cuarto y te cuento porque te llame ahora que recupere la cordura – lo dijo tratando de quitarle importancia para no preocuparla demasiado.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Mar 7 Ene - 23:51

Le dio un beso en la mejilla de la semiveela .-No, ni lo menciones que grita tu nombre por todos lados. Además te debo el regalo de navidad, lo tengo aún en casa.-con el tema de Darius encima se le había pasado darle a cada una de sus amigas sus respectivos regalos, ni siquiera a Bill le había dado el suyo. –Además sabes que puedes llamarme cuando quieras.-le dio un beso antes de que le saliese aquella risa por la broma de los jabones que ni tan broma era.-
 
Ya sentía el ambiente más relajado aunque jamás hubiese adivinado que los pensamientos de Madison eran de ese calibre, no podía declararse inocente de alguna vez haber tenido ese tipo de ideas pero no se imaginó que la semiveela fuese por ese lado. Le sonrió cuando le dijo que había aprovechado ese momento para que no se encontrase con los pesados de sus compañeros pero ya sabía que por ella los aguantaría. De todos modos era mejor así, no quería toparse con Yuri o Chee, tampoco con Jesse aunque a él sí lo aguantaba a medias
 
No supo para qué se había levantado hasta que regresó con los jabones, ella había aprovechado para lanzar un hechizo de limpieza sobre la alfombra que había allí, estaba asquerosa al punto de parecer antihigiénica hasta para quienes llevaban zapatos. Es que esa gente ni siquiera sabía vivir en un ambiente agradable.
 
-Luego se los dejamos por si acaso, si los venden al menos de algo les sirvió.-apenas le propuso ir a su habitación se levantó y arregló las mangas de su blazer para ir tras ella, sus bolsas se elevaron ante el movimiento de varita y se colocaron detrás para seguirla cuando avanzase. Violet seguía esperando saber a qué se debía la urgencia con la que la llamó, no hizo comentario alguno hasta que subieron las escaleras y desde allá volvió a lanzar un hechizo de limpieza al barandal. Pobre Madison, esa gente la obligaba a estar rodeada de la suciedad que a ellos ni los inmutaba.-
 
Esperó a que Madison abriese la puerta y cuando cruzó el umbral sus bolsas comenzaron a acomodarse junto a la puerta una junto a la otra, pero para eso debía ayudarlas dirigiendo un poco con la varita, tampoco era Merlín.-No me engañas, algo te pasa. Cuéntame que te han hecho. Se trata de Zlatan, ¿no?
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Miér 8 Ene - 1:56

Le agradaba que la Epsilon fuera así de considerada y le brindara su apoyo cuando fuera necesario, algo que la Delta apreciaba porque la hacía sentir menos abandonada a su suerte por el mundo. Si, tal vez un pensamiento dramático pero en ocasiones era lo que sentía. Fue guiándola hasta el cuarto luego de dejar el horrible jabón de ropa que había cogido y noto como iba limpiando algunos lugares por donde pasaban. Apostaba que si estuvieran los otros presentes lo verían como una ofensa, pero para la semiveela no tenía nada de raro, ya que ella misma consideraba que ese ambiente dejaba mucho que desear a ojos de quien sea que viniera de fuera, sobre todo de gente bien que no estaba acostumbrada a recorrer chiqueros.

Al llegar a su cuarto la hizo pasar mientras se iba abrir una de las ventanas, quería algo de aire fresco circulando porque sentía un bochorno raro en el cuerpo. Cuando vio que ya estaba con los paquetes acomodados y escucho aquella pregunta no supo responder al instante. Todo tema relacionado con el medio croata era complicado para ella, aun más cuando lo hablaba con otras personas porque prácticamente transformaba su nombre en insulto para referirse a él sin quedar como una estúpida quinceañera. – En parte sí, y es que quizás pronto volvamos – se dejo caer sentada sobre la cama para dejar salir un largo y profundo suspiro. No quería hablar del asunto porque en realidad no había en sí algo ya concreto. Aun dudaba mucho entre lo que quería y tenía que hacer.

Su habitación estaba muy limpia y a diferencia del resto de la fraternidad quizás era la más presentable, llena de comodidades y colores vivos pero no escandalosos ni sobrecargados. – Hoy visite a mi madre. Sé que dije que no lo volvería hacer estando sola pero mis abuelos me presionaron mucho para que fuera y todo salió como esperaba, mal. Horrible. Tan mal que desde que volví no he dejado de pensar en todas las cosas que me molestan, que me irritan – siempre volvía muy perturbada de esas visitas así que por eso prefería no hacerlas y ya se lo había comentado a Wildestein un par de veces aunque no muy a fondo, pues no era muy común que alguien se negase a ver tanto a su propia madre que estaba internada desde hace regular tiempo.

Como fuera uso su varita para abrir su placard y atrajo una caja refundida en el interior. Le quito la tapa y rebusco entre las cosas que tenia ahí dentro. Se quedo en silencio unos segundos y volvió a suspirar, una, dos, tres veces con mucho cuidado y cuando encontró lo que buscaba se quedo observándolo. Era una fotografía pero no era de ella, la había hurtado hace un tiempo de las cosas de otra persona. – Pero ese no es el punto. Hay personas que han venido haciendo que ya no las soporte. Sobre todo una que solo pretende estar cerca de quienes no debe – lo decía calmada y no como loca desquiciada. Entonces le mostro la fotografía donde estaba Fleming con la susodicha. –  Bettina Crawford no entiende cual es su lugar – la señalo en la imagen donde justo se le veía sonriendo. – Y por eso quiero que me ayudes a recordárselo –
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Sáb 11 Ene - 14:27

No entendía cómo era que los elfos domésticos no se daban cabida en esa fraternidad, quizá porque casi todos los Delta eran como animales o quizá simplemente no se los asignaban porque apenas eran considerados como una fraternidad. De todos modos lo de la limpieza no lo hacía para ofenderlos, era más bien para que viviesen un poquito mejor, eso y que le desesperaba ver todo así de sucio y desordenado.
 
Pero eso no era lo peor, lo peor fue escuchar con una sonrisa que dibujó a fuerza que estaba por regresar con él. Afortunadamente estaba sentada porque de otro modo hubiese tenido que hacerlo a fuerza y se hubiese visto como algo muy dramático, una mano en el pecho no hubiese faltado y probablemente un suspiro ahogado. No hizo ninguna de esas cosas pero en su mente algo acababa de romperse, no algo importante, algo como un jarrón que sólo causaba un susto momentáneo. Eso fue lo que le duró el impacto de sus palabras, un momento.
 
No le dijo nada al respecto y asintió ante la falta de palabras de aliento que darle, no se alegraba por ello pero no encontraba el modo de no ser tan cruda con Madison. Cómo podía unir su vida a alguien sin futuro, ya lo veía, Madison embarazada de un don nadie que vendería a sus propios hijos por droga, vislumbraba a una Madison pobre que ya no llevaba siquiera delineador de ojos para disimular el infierno que era su vida. Cerró los ojos con fuerza por un segundo como si alguna luz fuerte hubiese caído sobre ellos pero fue para alejar esa idea, para no ser ave de mal agüero.
 
La semiveela cambió el tema y aunque fuese respecto a su madre era algo que Violet podía manejar mejor, conocía bien la historia porque eran amigas desde hacía tiempo y porque la gente hablaba, de todos modos podía ser esa la causa de que tuviese ese semblante.-Seguramente fue horrible, pero eres fuerte, yo no podría visitar a mi madre si estuviese así. Me moriría de pena o enloquecería…
 
Cuando sintió el movimiento del cajón que llegaba a Madison pensó que le mostraría una foto de sus padres o algo así pero no, no fue así. Pensó que ya habían acabado con el tema de Zlatan y ella le mostraba una fotografía del medio croata abrazando a Bettina Crawford. Claro que la conocía, no era amiga suya pero tampoco la odiaba, era más bien una pobrecita que necesitaba rehabilitación, ella tenía remedio…no como el tal Zlatan.

-¿No sabe a qué lugar pertenece? Explícamelo mejor, porque sólo puedo asumir que es novia de Zlatan ahora por el modo en que lo besa en la fotografía y que quieres…sacarla del medio. ¿Me equivoco?-no lo besaba en la boca, sólo en la mejilla pero de todos modos le parecía evidente que si le había dicho que iban a regresar no le gustase que Bettina lo esté besando.-
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Dom 12 Ene - 2:10

Quizás habían muchas cosas que Violet callaba para no decir algo que pudiera incomodarla y en el fondo se lo agradecía, ya que era más que normal que alguna de las barbaridades que soltara tuvieran impacto de diferentes maneras en la mente de la Epsilon. Comenzando por el hecho de un posible remenber que desencadenaría un terrible porvenir si se era pesimista sobre el asunto. ¿Y quién no? Incluso la propia semiveela pensaba mucho sobre ello y buscaba salidas que la hicieran pensar que no importaba, que igual todo estaría bien mientras hubiese lo más importante.

Por otro lado el tema de su madre si bien era más sencillo de tocar también era una preocupación en segunda instancia. Para Vi no era secreto que Maddie detestara a su madre y mucho menos que odiara sobre toda manera ir a verla. Sus razones iban más allá de su enfermedad, pues incluso aunque tratara de tener algo de pena por ella no podía, siempre quedaba solo el resentimiento y deseo que un día le avisaran que ya se murió o mínimo que al fin se le atrofiaran algunas neuronas motoras para ver si dejaba de hablar. Estaba segura que si eso pasase su relación mejoraría muchísimo.

Cuando le mostro la fotografía y le hablo un poco de Bettina noto que no le era desconocida. Sin duda debía serle familiar siendo tan “especial” – ¡Ya quisiera! – se carcajeo mal ante lo de “solo puedo pensar que es su novia” pero luego se calmo. – Yo me refería a que es de ese tipo de persona que va por la vida mendigando amor. Le quiere y apuesto que ha intentado tener algo con él. También dicen por ahí que la vieron besuqueándose con Alexander Bloodworth y no se con cuantos otros. Es una acaparadora – se puso de pie para cruzarse de brazos y comenzar a caminar. No estaba ya tan alterada y eso haría la conversación mas casual.

Se detuvo frente a su tocador para verse en el espejo. Reviso que todo estuviera en orden y sonrió – Se que no le agrado, que me ve como la perra maldita que desprecio a su "amigo" y que lo dejo imposibilitado de amar. Que lo traume o algo así. Menuda tonta – al menos si se trataba de mujeres, todas sus amiguitas la miraban mal por ese asunto. – Así que dime, ¿Me ayudaras? Solo quiero darle un susto inofensivo… lo prometo. Nada de avadas – bromeo aunque quizas no sería muy gracioso.

– Escucha, se que a ti no te agrada que pueda estar haciendo esto solo por ya sabes quién, pero que te quede claro que es por mas. Ya te conté como anda con otros y no me gusta – lo cierto es que era más un tema de celos en general, pues suponía que aun con todos sus defectos era mejor recibida que ella misma precisamente por esos "otros". ¿Pensar así no era tan malo, verdad? Castigarla por metida, era lo justo.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Dom 12 Ene - 18:21

La carcajada no la asustó pero la tomó por sorpresa, la sintió rara pero como siguió hablando la escuchó. Seguía creyendo que mucho tenía que ver con Zlatan y poco con las prácticas de Bettina. Palabra a palabra se convencía de ello y más o menos iba dibujando en su mente lo que Madison tenía pensado hacer si es que tenía un plan.
 
-Podría ser…una buena llamada de atención.-no entendía por qué le importaba a quién besaba o no Bettina. O más bien lo entendía porque era una excusa evidente, ellas mismas besaron a Elijah Perry en una fiesta cuando apenas lo conocían y a nadie le importó, ni siquiera lo había visto de nuevo y si lo hacía no era el fin del mundo.-
 
Jaló suavemente un mechón de cabello de Madison porque estaba algo enredado, usó sólo los dedos de la mano que lo sostenía para moverlo de aquí y allá, probablemente por la sangre de veela que corría por sus venas fue fácil que quedase tan perfecto como siempre. Sonrió con gusto y puso esa mano sobre la otra sobre su propio regazo. Había estado pensando en lo que le dijo Madison pero no llegaba a convencerse aún.
 
-Pero primero necesito la verdad, no una excusa. Sabes a lo que me refiero, bonita.-tomó la foto entre sus manos y la examinó mejor, habían algunas personas detrás de ellos pero no llegaba a distinguir quienes eran, ese parecía ser la zona de quodpot por lo que parecían ser gradas detrás, era más que posible ya que decían que Fleming era bueno para eso por lo menos aunque ni siquiera lo hacía de forma profesional.
 
Estaba insegura respecto a lo que habría que hacer pero si no era nada que tuviese que ver con la maldición asesina creía ser capaz de hacerlo, después de todo cosas peores había hecho aunque esta vez no estaba Darius para ayudarla. Sopesó las cosas que podía querer hacerle a Bettina y no creyó que la cabeza de la semiveela fuese un lugar tan oscuro como para querer lastimarla de forma definitiva.

-Te voy a ayudar, pero por lo menos déjame escucharlo.-podía ser que le pedía pagar con aquella explicación o que buscaba que pensase mejor en la razón que la motivaba a hacer lo que quisiese hacer ahora. La apoyaría, era su amiga y seguramente no sería nada demasiado grave. Movió hacia arriba el rostro como para apresurarla, se cruzó de brazos en lo que llegaba su explicación.-
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Lun 13 Ene - 3:39

Al menos Violet no desaprobaba su idea de darle aquella lección a la prima de Jessy, pero parecía no terminar de convencerse para ayudarla y entendía porque. De hecho, esperaba que fuera más sencillo tener que evitar ese tipo de aclaraciones porque nunca se había sentido capaz de hablar mucho sobre el tema con otras personas. Ni siquiera lo pudo hacer con Kitty cuando en su momento fueron tan buenas amigas por la misma razón que dudaba en conversarlo ahora con la presidenta Epsilon. El que dirán. Las apariencias, toda su vida giraba en torno a eso.

– No inventes, no hay nada escondido tras lo que dije – respondió algo nerviosa, sonriendo pero nerviosa al fin y al cabo. Suspiro pero sabía que el papel de tonta con una sola neurona no funcionaba con ella, al menos no cuando era obvio que entendía a que se refería. Cogió aire y se quedo a otro lado por unos instantes. – Esta bien, lo acepto. Tenías razón, todo eso son excusas. Excusas para no tener que aceptar que el tema es exclusivamente por él. Aunque créeme que decirlo no me hace sentir mejor, ¿entiendes porque verdad? – medio sonrió y la miro un momento. Como deseaba tener algo que beber.

Eso la haría salir más fácil del paso pero no había nada, así que solo debía superarlo – Como dije, quizás volvamos como también puede pasar que quizás no. Ya lo hemos hablado y dejamos en claro algunas cosas, pero si te soy sincera aun no sé si es lo que mas me conviene, o si es lo que mas le conviene a él, así que mientras lo sigo digiriendo quiero quitarme el molesto peso que significa la presencia de Bettina en mi vida – cruzo las piernas suavemente cogiendo de nuevo la fotografía para guardarla. Nadie mas debía saber que la tenia porque podía meterse en problemas. Problemas con ellos.

Regreso la caja a su lugar en el placard y mas aliviada se inclino para atrás mirando aquel techo horroroso como si de pronto quisiera disipar una idea horrible. – Ahora tú dirás si crees que lo que dije fue suficiente para terminar de convencerte. Violet, somos amigas y quizás lo de ese chico se me pase pronto y no sea importante. Tú sabes que me encapricho rápido, solo recuerda lo de Darius. Es decir, aun muero por el aunque crea que soy una niña tonta, solo que esto es un poco distinto porque nunca te he hablado de hacerle algo a su noviecita de revista – quiso poner un ejemplo, después de todo una nunca sabía que podía suceder. Ella solo no quería salir lastimada si tras abrir su corazón nada terminaba como esperaba.

– Los celos y envidia que tengo por personas que están en un mejor concepto que yo a ojos de los demás me molesta, me enferma. No quiero verla feliz... y mucho menos que se le vuelva acercar – confeso con angustia lo cual podría parecer un exceso de drama pero no lo era. De verdad no quería verla feliz, creía que no se lo merecía.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Dom 19 Ene - 19:21

Necesitaba más que un chisme para hacer algo que pudiese poner en peligro su imagen, no le gustaba estar en medio de escándalos y podía amar mucho a Madison, tanto como para hacer una locura pero no una descabellada que le costase demasiado. Con una sonrisa que podía no tener demasiada bondad asintió cuando le admitió que era por ese poca cosa que quería buscar algún tipo de venganza con Bettina.
 
No estaba de acuerdo, de hecho esperaba que eso fuese un capricho, algo así como las apuestas de Bill en torno a las mojigatas de la escuela. Dejó que guardase nuevamente la fotografía y se le quedó mirando, necesitaba una copa de vino o algo más fuerte, sólo para pasar el trago amargo que le suponía el saber que su amiga estaba en planes amorosos con Zlatan Fleming. Hasta su apellido era feo, Madison Fleming sonaba de barrio tal y como el medio croata.
 
Además de que fuese un horrible nombre y de que fuese a acabar vendiendo flores para vivir estaba el hecho de que no se veía visitándola en una cueva de cartón o llevándola a fiestas enormes si la pobre ya ni tenía con qué vestirse por pagarle las adicciones. Claro, podía regalarle ropa pero quizá ya hasta hubiese aprendido para ese entonces sus malas costumbres, ya podía no saber lo que era el jabón o el pedir algo por favor. Era un escenario para temer y pondría su amistad a prueba, quizá no saldrían airosas y eso era lo peor.
 
-Ojalá sea tan frágil como tu tema con Darius, porque sinceramente me parece el peor partido que puedes conseguir. Es guapo, pero se le ve como sucio siempre, quizá es a propósito para parecer rudo porque es bajito.-necesitaba esa copa ya mismo, para entenderla y no ser tan racional en cuanto a aquel amor que no llegaría a nada porque Zlatan no tenía futuro. Suspiró y nuevamente le mostró una sonrisa.-Si lo quieres habrá que hacer algo con eso.
 
Lo decía de la boca para afuera, no quería ayudar a que ese amor progresase pero sí a erradicar los demonios que tenían tan mal a Madison, si Bettina era uno de ellos y el darle un sustito ayudaba a su amiga estaría  a su lado.

-Te voy a ayudar, pero dime qué piensas hacer. Podemos planearlo ahora mismo y en media hora actuar para que de una vez lo saques de tu sistema, hay que repasarlo bien un par de veces que no quiero estar en medio de un escándalo.-
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Mar 21 Ene - 0:36

Podría desarrollar un tick nervioso aunque pareciera tranquila. El estrés era algo que siempre le había tocado manejar pero en ratos no podía ni con su propia vida. Suspiro aun algo inquieta por lo que su amiga le diría al respecto. Esperaba que aceptara para al menos sentir que no lo haría sola, que tendría el apoyo y aprobación de alguien en quien confiaba pues otras personas no entenderían el porqué de querer hacer esas cosas y probablemente la señalarían y tacharían de loca, de celosa enferma.

Quizás por ello también había optado por tratar de no ser muy efusiva o alentadora sobre la relación que retomaría con el medio croata, y porque ella misma quería verlo como algo no muy serio, algo que se acabaría al poco rato como los típicos caprichos donde al obtener lo que querías dejabas de desearlo. Rogaba que si, sobre todo pensando en lo que estaría imaginando la presidenta Epsilon dentro de su cabecita al respecto. Por ahí hasta los veía casados. Fue entonces que algo de lo que dijo la dejo intrigada.

– ¿A qué te refieres con hacer algo con eso? En realidad no tienes que hacer nada, igual no podría durar más de lo que dure mi carrera así lo quisiera con toda el alma. Venir aquí fue un capricho que se me dio con la condición de que al terminar aceptara todo lo que me dijeran y ya andan haciendo planes al respecto  – y era verdad. Esas últimas fiestas en casa con sus abuelos ya le habían dicho aquello que se veía venir y su madre ese mismo día se lo había repetido en el hospital. He ahí otro motivo por el cual se sentía presionada por todas partes, enojada y con la necesidad de sacarse algo de peso innecesario de la espalda.

De todas formas no quería hondar mucho en eso, de solo pensarlo le daban nauseas – Como recién estuve viendo eso se me ocurrieron tres cosas. Una era darle un baño frio en las regaderas mixtas de aquí. Casi nadie las usa y bien el agua helada le podría ayudar a despejar su mente para seguir nuevos caminos. Otra cosa era llevarla hasta la azotea y simular que la tiraremos desde allí. Tendríamos que desarmarla por las dudas para que al acorralarla no haga tonterías. La tercera es… mmm…  – la miro algo dubitativa – ¿Si le lanzáramos un crucio crees que nos delataría después? – tenia la duda aunque un obliviate podría ayudar. Sin embargo no parecía muy coherente torturarla y luego hacer que lo olvide. No aprendería nada.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Vie 24 Ene - 0:05

No entendía bien sus razones pero eran suyas por una razón, seguía pensando que era un error el estar con un bueno para nada. Una cosa era que le gustase y otra distinta era que planease una vida a su lado, o una relación formal, era buscarse problemas por algo que no lo merecía pero finalmente era decisión suya y sólo le quedaba apoyarla con la mejor sonrisa que tuviese. Al menos hasta que el tipo ese le demostrase que no valía ni sus celos por Bettina.
 
Lo que le dijo que igual no le duraría le dio pena, eso sí le movió el corazón y hasta retuvo un suspiro para no parecer más dramática. Aunque el delincuente aquel fuese de lo peor ella tenía el derecho a hacer con su vida lo que quisiese, aunque eso tuviese como consecuencia el vivir de la beneficencia.
 
-Siempre se puede hacer algo, quizá te casas con Darius y luego te divorcias para quitarle todo. Así te puedes escapar hasta con ese para que lo mantengas y sean felices. Sí te trata bien, ¿no? Zlatan, no Darius.
 
Era lo mínimo que podía hacer, si no la trataba bien es que estaba poniéndole amortentia o algo en la bebida, tenía alguna gracia pero no era para tanto, si la trataba mal ella misma era capaz de matarlo aunque siguiese con ese miedo casi infundado. Ya había visto que no era el asesino del diario, pero de todos modos era un poca cosa violento que no perdía la oportunidad de empezar un problema.
 
-Vamos, lo pensamos en el camino. Hay que aprovechar que no hay nadie. ¿Sabes si está en su habitación?-las opciones que le había dado eran buenas y no tan graves como para acabar mal, sin embargo había que planearlo bien para que no los delate.-Hay que llevarla desmayada a la azotea, no creo que llegue alguien hasta allá. Pero hay que tener cuidado para que no nos reconozca y se le quede el susto, a las alturas les teme todo mundo, es lo mejor…y si te enoja siempre puedes empujarla.

Un beso en la mejilla y cerrado el trato, la tomó por la mano y entrelazó los dedos con ella para salir de una vez. Iba a ayudarla aunque pareciese una locura, de hecho no tenía nada en contra de Bettina pero la simple idea de lastimar a alguien comenzaba a parecerle una idea más que interesante.
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Madison Merteuil el Lun 3 Feb - 3:01

Oír aquello de Darius le saco una sonrisa sincera — Dudo mucho que tu hermano se case conmigo así nada mas, antes tendría que haber ingerido cantidades inmensurables de amortentia. Sabes bien que él no ve ni de casualidad. De hecho aun no entiendo cómo pudo rechazarme tanto, me dejo marcada, que sepas — suspiro quitándole importancia en medio de algo casi teatral aunque no era falso lo que había dicho. Lo bueno es que ya no le afectaba tanto como antes cuando pensaba en su indiferencia. Y si solo se trataba de sacar dinero bien podría hacerlo con Hyperon Guggenheim, el anciano millonario que últimamente su abuelo no se cansaba de invitar a casa cada que ella iba.

Asintió cuando le dijo que podían ir yendo y se fue abrir la puerta del cuarto para salir juntas. Iban de la mano y eso le daba aun más entereza para no echarse para atrás. Empezaron a caminar en dirección a la otra habitación pero antes quiso agregar algo — Me trata bien. Me quiere, o al menos es lo que me ha asegurado siempre que puede — se encogió levemente de hombros refiriéndose a Zlatan y apretó un poco mas su mano. Aun recordaba todas las noches que ebrio le iba a gritar fuera de la ventana lo mucho que odiaba y momentos después lo mucho que la quería. Era un tonto que no se podía sacar de la cabeza tan a la ligera.

Cuando vio que iban llegando al cuarto de Bettina se detuvo. Había escuchado con atención las ideas que Violet le aporto y le parecían buenas. A esas alturas ya no era tan descabellado pensar que incluso tirarla desde la azotea era un buen plan. El tiempo y las personas le habían enseñado que si querías deshacerte de un estorbo lo mejor era eliminarlo — Por mí la arrastraría de los pelos hasta arriba pero haría mucho escándalo, así que supongo que tendremos que desmayarla como propones. Lo que si no se es que si será posible que no nos reconozca —  le señalo la puerta de la habitación para que supiera que ya habían llegado y se preparada.

Arqueo una ceja y se quedo mirándola tras soltar su mano para cruzarse de brazos. Pensaba en cómo le haría para no meter en un aprieto a Violet si luego a la mujer esa se le daba el capricho de ir a contar su experiencia traumática — Tendría que impedir que nos voltee a ver y luego del susto desaparecer — saco su varita y con un suave movimiento y un susurro abrió la puerta. No tenía ni idea si su presa estaba dentro, pero si era así estaba lista para lanzarle un desmaius al instante. La puerta se fue entreabriendo pero no se oyó nada. Miro a la Epsilon y le hizo una señal para entrar, notando que si, Bettina estaba dentro pero al parecer dormía.
avatar
Delta Iota Ypsilon
Mensajes :
424

Madison Merteuil
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Violet Wildenstein el Dom 16 Feb - 22:15

Su lado más cálido le decía que si él la quería eso era bueno para ella y hasta para él, que podrían sobrepasar las diferencias y que con algo de dinero no la pasarían tan mal. Pero no era así de sencillo, la belleza natural de Madison sobrepasaría su naturaleza de semiveela por visitarlo en la cárcel o en el cementerio por una sobredosis, si ya odiaba visitar a su madre odiaría más ir a verlo a él.
 
No bastaba con que la quisiera, era simplemente lo mínimo que podía hacer, no tenía aspiraciones que sobrepasasen el día a día, no le conocían talento alguno que un golpe de suerte pudiese potenciar. O sí, había uno, pero sus adicciones echaban por tierra ese talento, era más inteligente apostarle a la fidelidad de Kate Glenwood que a él, que seguramente había pasado por entre las piernas de Kate.
 
Con eso en mente avanzó varita en mano detrás de Madison sintiendo un cosquilleo en el estómago, era algo bueno, una media sonrisa corroboraba eso y aquella ansiedad que sentía, era como si fuese a hacer una travesura. Al estar frente a la puerta de Bettina le dio un beso a Madison, uno en la mejilla como para darle valor antes de que la puerta cediese ante el empujoncito.
 
Volteó para cerciorarse que nadie estuviese mirándolas y no vio a nadie, de todos modos dejó que fuese la Delta quien entrase primero por si acaso. Cuando la puerta se abrió más notó el cuerpo de Bettina sobre una cama, dándoles la espalda o era que su cabello era tan salvaje como su lengua y por eso uno ya no podía darse cuenta.
 
Adelantó la varita porque era ahora o nunca, un Desmaius salió de ella y se dirigió a Bettina. Quizá la emoción no la había ayudado o quizá sí, tenían que ir a cerciorarse, la sonrisa se había ampliado y sentía los pies tan ligeros como para dar saltos pequeños.

-Trata de despertarla, si no se desmayó puedes decir que la buscabas para algo de la fraternidad. Yo para qué querría buscarla.-no la odiaba, no le desagradaba, no tenía alguna deuda pendiente con ella pero ya estaba hecho. Podría cuidarla de la locura de Madison si le pasaba la mano, o eso se repetía cada que sentía aquella emoción latente al imaginarse las posibilidades.-
avatar
Epsilon Alpha Chi
Mensajes :
245

Violet Wildenstein
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Pero te va a pesar!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.