Una de tantas

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Sáb 1 Feb - 0:52

Tenía que hablar con Marcellus y con cualquier Lovecraft que se le pusiera en frente y aclarar de una buena vez qué era lo que sucedía -una de las tantas cosas que sucedía en su familia y que muy pocos o casi nadie lograba comprender del todo- a prácticamente cualquier Lovecraft que hubiera sentido algo por alguna persona y que no pudiera explicarlo porque era demasiado complejo. 

Había escuchado por ahí -o más bien se había percatado de ello después de mucho observar a sus padres, muchas parejas Lovecraft, el comportamiento reciente de Marcellus con Mina y el suyo con Thomas- que había una especie de maldición sobre los Lovecraft -una de tantas- que los hacía ser demasiado pasionales. Los hacía amar demasiado sin explicarse la razón, y eso, estaba perturbando demasiado a Odille y tenía que ver si era la única o había más como ella que se sentía igual.

-¡Marcellus!-gritó mientras subía las escaleras a toda velocidad intentando encontrar a su primo por toda la casa.-Marcellus Lovecraft, ¿dónde estás?

Había ido a la mansión para ver si encontraba a alguna de las cabecillas de las cuatro familias pero al parecer no había nadie. Se les había ocurrido salir en el peor de los momentos. Al final solo esperaba que Marcellus estuviera en casa, de lo contrario, tendría que ir a preguntarle a sus padres sobre lo que quería saber pero no le encantaba la idea. Quería dejarlo como último recurso. Solo deseaba encontrar a quien buscaba y ponerse a ver de qué diablos iba todo aquello porque la última conversación con Thomas la había descolocado y quería ver si podía encontrar un jodido significado a todo lo que sentía por él que era tan intenso que muchas veces se asustaba a si misma.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Sáb 1 Feb - 2:16

Se había pasado el día revisando el libreto de la obra de teatro que quería poner en escena ese Semestre, no era la primera vez que se hacía cargo de la dirección general de una obra en el Club de Teatro, pero si había pasado ya un largo tiempo desde la última vez que lo hizo, puesto que se atravesó su viaje Lovecraft. Regresar al Club de Teatro le ayudó a relajarse un poco, dejar pasar algunos detalles negativos de los últimos meses... al menos hasta que empezó a relacionar el libreto con su situación actual.
 
Dejo el libreto de 'Amadeus' a un lado y se quitó los lentes, llevándose una mano al rostro para pincharse el puente de la nariz.
 
"¿Es en serio Jair?" se dijo a sí mismo, "Salieri quería el talento de Mozart y estaba molesto porque que no apreciaba tanto su propia obra no a su esposa, ¡Marcellus algo está mal contigo!"
 
Se lanzó sobre la cama hacia atrás en frustración, no podía dejar de pensar en Mina y como Jesse simplemente no la apreciaba lo suficiente y ¿cómo es posible que no supiera que estaban saliendo de nuevo? Lo último que escuchó de los Alpha es que Jesse no se llevaba bien con ella porque su relación había terminado mal, pero claro, eso había sido hace tiempo.
 
Giró en la cama varias veces, pensando mil y un cosas que quería decirle a Mina y tenía que contenerse porque tenía que respetarla, ni siquiera sabía si Mina lo veía como algo más que un amigo, uno de los Lovecraft con el que si hablaba. Harley parecía sonreírle mas cuando estaba hablando con Mina, como apoyándolo, pero notaba cuando quería cambiar el tema o evitar que Tyler le recordara que Jesse existe.
 
Se sentó en la cama, cubriéndose los ojos, "No es posible, caí en un segundo, ¿cómo es posible?"
 
No se había sentido así de confundo desde que conoció a Claud y el imbécil había desaparecido de la faz de la tierra sin decirle nada. Hizo una mueca de disgusto, hace tiempo que no pensaba en eso.
 
Escuchó la voz de Odille a lo lejos, sonaba impaciente.
 
"¡Aquí estoy!" gritó abriendo la puerta de la habitación en donde estaba, "¿Qué pasa, algo está mal?" 

Porque si estuviera bien, Odille no se vería tan estresada.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Dom 2 Feb - 1:26

Después de caminar por los pasillos de la planta alta de la Mansión, logró escuchar voces. Finalmente, alguien que no había salido ese bendito día. Caminó hacia donde venían las voces hasta que escuchó a Marcellus hablarle y se recargó sobre el marco de la puerta. 

-Te he buscado por todas partes. Te odio.-respondió, caminando y echándose en la cama de Marcellus, boca abajo, dejando su cabeza colgando de uno de los costados y sus pies colgando del otro. Su cabello, nuevamente multicolor pero de un tono ligeramente opaco, como si se le hubiera ido despintando poco a poco el tinte inexistente. -Te ves terrible, cariño, creo que deberías ir a un spa o algo así...-Resopló y se rascó la cabeza sin saber muy bien por donde empezar. Volvió a resoplar y comenzó.-No sé ni como comenzar, a ver... te gusta Mina, ¿no? No te ha pasado que no puedes dejar de pensar en ella en ningún momento y si no estás con ella sientes que te explota algo por dentro? o cuando amas a alguien que puedes incluso morir por esa persona... y si estás lejos sientes que no puedes hacer otra cosa más que amarlo a él -o ella-?

En el justo momento en que externó sus palabras se dio cuenta de que sonaba como una estúpida. Había descrito prácticamente a todos los enamorados del mundo. Se llevó la mano a la cabeza con un fastidioso facepalm y luego negó con la misma. 

-¿.....Que quieras tanto a alguien que te duela y que te asuste?-finalmente logró decir la palabra que la estaba poniendo de los nervios. Asustarse por querer tanto a alguien que fuera imposible despegarte de él o que incluso prefirieras sufrir antes de que aquella persona sufriera, quererlo con demasiada...¿Pasión? Aún cavilando sobre sus palabras después de decírselas a su primo sentía que no tenía sentido lo que decía y que seguía describiendo a todos los enamorados, pero ella no se sentía como cualquiera y quizás Marcellus tampoco. Ah, odiaba sentirse así.

--------
Ropita olvidada de Odille
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Lun 3 Feb - 1:37

Se llevó ambas manos al pecho en un gesto de indignación que era más fingido que su actuación de mala gana cuando hizo el papel de Romeo durante una proyecto de la clase de Drama porque la chica que actuaba de Julieta de caía muy pero muy mal.
 
"Oh, no me odies Odille, sabes que no puedo vivir sin tu amor." Marcellus se abalanzó a la cama y dejó caer de rodillas y la abrazó por la cintura, para luego hacerle cosquillas, "Tragedia griega, ni lo insinúes."
 
Soltó para que pudiera recostarse en la cama libremente, recostando su cabeza en la espalda de Odille sin poner mucha presión, dejando que sus piernas colgaran sobre el pie de cama y definitivamente NO se sonrojó cuando Odille casualmente mencionó a Mina… bueno, tal vez un poco, sus orejas definitivamente estaban rojas.
 
Parpadeó varias veces, analizando la descripción de Odille y lo romántica que sonaba, sonrió cerrando los ojos y asintió ligeramente, no supo si Odille entendería el movimiento de su cabeza contra su espalda, así que decidió hablar, "Bueno, verás…"
 
Siguió escuchando y la pregunta fue más seria, tenía un peso mucho más fuerte que las palabras silenciosas que su prima estaba expresando y lo peor de todo es que Marcellus lo entendía, definitivamente entendía de que estaba hablando.  
 
Pasó un momento de silencio, en el que Marcellus analizó la pregunta y su mano izquierda se cerró en un puño agarrando la sábano sobre la que estaban acostado, pensado en la mejor forma de expresar lo que quería decir.
 
"Tanto que te causa un temor inexplicable y sientes que la… la emoción que estas sintiendo podría destruirte..."
 
Ya lo había sentido antes, pero había sido... no había terminado bien. Se volteó y alzó la cabeza, tratando de ver a Odille a los ojos, "¿Recuerdas a Claud?"
 
Claud Darcy, también conocido como El-Imbécil-Del-Que-No-Hablamos. No dudaba que Odille lo recordara, aunque Marcellus quisiera que nunca hubiese existido. Un chico que trajo a Marcellus como idiota enamorado durante sus primeros semestres en BK, que lo hizo olvidar que era una persona con raciocinio y lo convirtió en alguien por el que hubiese sido capaz de hacer cosas que simplemente no van con su personalidad, de no ser por Odille, probablemente Marcellus hubiese hecho algo estúpido en aquellos días.

Claud parecía el indicado... para un día llegar y demostrar que no lo era, diciendo frente a medio mundo que de Marcellus no quería nada y luego simplemente se fue sin decir adiós, sin explicación alguna. Después de ese desastroso final fue cuando Marcellus tomó su misión Lovecraft e hizo todo menos lanzarse un obliviate para pretender que Claud no existía.
 
Pero el daño se había hecho y la duda se había creado. Marcellus había salido con chicos y chicas por igual, pero sólo Claud lo había hecho sentir como ahora se siente con Mina y ahora que lo piensa, eso lo aterroriza.
 
"Es… extraño," dijo en voz baja. "Estoy feliz de conocer a Mina, pero… no entiendo que me pasa." 

No entiende la fuerza que le da el sentirse como se siente por Mina, una fuerza descomunal que parece que solo ocupa el movimiento erróneo para salirse de control.

"¿Tú también?" finalmente preguntó, "¿Tú también lo sientes?"
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Darren Kraul el Lun 3 Feb - 18:32

Habia pasado gran parte de la tarde con mi hermana, Padre me habia comentado que Anette habia estado un poco decaida ultimamente (sin contar del terrible resfriado magico que le dio a la muy tonta por estar sentada frente al lago durante el invierno) asi que queria que le cuidara.
El sabia que no era necesario decirmelo, solia molestar demasiado a mi hermana mayor pero siempre estaba ahi para ella, ella era mi todo al fin y al cabo. 
Me quede a su lado toda la tarde y tuve que escuchar toda su depresion contando desde el momento en que ese idiota de Daniel Lindberg no se habia aparecido en casi un mes y que hablaban poco hasta el hecho de que Bill Snyder la atemorizaba muchisimo. Asi pues me quede con ella acariciando su cabeza hasta que se durmio. Iba a golpear al infeliz de Lindberg por haberla hecho llorar y mas que eso, iba a tal vez dejarlo medio muerto.

Por eso ese dia cuando estaba en su dormitorio jugando con su cabello de chocolate, frunci demasiado el ceño al escuchar el griterio que Odille SIEMPRE se traia por la casa, torci los ojos y me separe despacio de mi hermana dejandola dormida y cobijandola.
Sali de la habitacion preguntandome por que la Mansion siempre estaba repleta de gente ruidosa, si no era Odille era mi hermana y si no eran ellas era Madre peleando con tio Adam cuando ambos se juntaban.

Camine despacio y silencioso como siempre lo era hasta donde mi Tio Marcellus solia quedarse, la puerta estaba abierta asi que me detuve un momento solo para saber en que instante era adecuado entrar sin ser un inoportuno pero conforme pasaba mas el rato su conversacion se tornaba cada vez mas densa asi que tras un suspiro largo entre a la habitacion cerrando la puerta tras de mi esperando que no me corrieran de un hechizo.
-Odille, estas haciendo un escandalo del carajo (como siempre) Anette esta enferma y descansando... -los mire a ambos ahi tirados en la cama y solo negue con la cabeza caminando hacia la ventana que tenian y me sente a las orillas de esta. -Ahora que se traen, ¿porque llevan esas caras de amargura total?-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
115
Edad :
22

Darren Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Lun 3 Feb - 18:58

-¡Ajá! Si, eso.. Que sientes una como fuerza sobrenatural que te absorbe cuando estás con esa persona o que esa misma fuerza no te permite alejarte por más que lo quieres....-Odille se sentía destruída. No había encontrado la palabra adecuada para describir su sentimiento sobre Thomas. Sabía que la estaba destruyendo porque ya no era ella la dueña de sus sensaciones desde el momento en que había visto por primera vez a Thomas Chee.

Su pensamiento sobre el compromiso había cambiado radicalmente después de lo que había sucedido en el concierto y saber que casi había perdido a Thomas para siempre desde que le había dicho que estaba con Laise. Ahora la diferencia era que Thomas ya no estaba con la ex Epsilon y eso le abría las puertas a Odille nuevamente y si quería que Thomas se diera cuenta de que había cambiado, tenía que demostrárselo. 

Lo había esperado, como ella le había prometido, y seguiría haciéndolo el tiempo que fuera necesario. Ahí entraba una pequeña desventaja: Odille no tenía interés amoroso, físico o sexual con absolutamente nadie más. Era como un switch que se le había apagado en su interior. Le era fiel a alguien a quien no tenía por qué hacerlo y sin embargo le gustaba serlo. Para ella, eso era algo serio y tampoco lo comprendía. 

Frunció los labios al escuchar el nombre de Claud... -Mira, a ese ni me lo menciones, que soy capaz de encontrarlo con un hechizo localizador e ir a matarlo.-Ese maldito bastardo había lastimado a su adorado primo más de lo que Marcellus se había atrevido a confesar. Ella lo había visto en su mirada apagada aunque se empeñara en ocultarlo. Había sido la razón por la que Marcellus se había ido por tanto tiempo dejándola sola. 

Iba a responder en el momento en que la puerta se abrió y Darren entraba. Genial, era una de las últimas personas a las que quería ver en ese momento. Aquél que tanto se empeñaba en parecer alguien que no era un Lovecraft. -Darren, querido, si estuviera haciendo un jodido escándalo te darías cuenta.-sabía que Brownie estaba "enferma" aunuqe más bien le parecía algo así como una depresión post relación de la que el tío la había defraudado y tal... pensándolo bien, era algo así cómo lo que les pasaba a Marcellus y Odille. Joder, otra más a la lista. 

Se reincorporó en la cama y se reacomodó el sombrero. Se puso en pie y apareció una botella de ron especiado en la mesita de noche junto a la cama de Marcellus. Apareció también tres vacíos de plástico y sirvió un poco en cada uno acompañado de unos hielos que se depositaron suavemente sobre el líquido después de salir de la punta de su varita. Hizo levitar dos vasos y se los mandó a su primo y otro a su sobrino.

-Tenemos estas caras porque estamos intentando investigar algo... un tipo de maldición que seguramente también tú tienes, pero dudo que te interese, es una maldición de amor... o de pasión, o algo así, no sé aún cómo llamarlo...-comenzó a decir y al final se encogió de hombros y le dio un sorbo a su vasito de ron.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Lun 3 Feb - 22:32

Marcellus se giró en la cama y ocultó su rostro en el costado de Odille, haciendo un gemido cuando empezó a recordar a Claud, no tenía por qué hacerlo pero cuando ella empezó a hablar de ese tema, fue lo primero que le vino a la mente, no fue hasta que estaba en Antartica caminado por nieve de un metro de profundidad que se dio cuenta que tan fuera de si había actuado.
 
Pero aún así no quería recordar ese día en la Universidad y como el imbécil de Claud lo había tratado. No, no iba a recordar ese día… maldita sea, ya lo había recordado.
 
"No sé si valdría la pena sacarlo de la zanja en la que esté solo para volverlo a poner ahí." No sabía que había pasado con Claud, pero 'desaparecer la de faz de la tierra' le quedaba corto, "Incluso ahora gran parte de mí no quiere saber nada de ese imbécil, un mínima, minúscula parte no puede dejar de preguntarse porque lo hizo."
 
A penas estaba diciendo esas palabras cuando Darren entró, Marcellus hizo un movimiento con la mano, "Va, va, si podríamos hacer más ruido y lo sabes, además creo que Anette está demasiado drogada en medicamentos como para notarlo, a menos que haya hecho la poción ella misma, en ese caso está en coma."
 
Era conocimiento general que Anette no era buena en pociones, las explosiones eran evidencia suficiente. Marcellus sintió un escalofrío al recordar una poción relajante que una vez Anette le intentó dar a probar, la cual debía ser de un color azul claro… le trajo un líquido negro, Marcellus huyó por su vida.
 
"Mencioné a El-imbécil-del-que-no-hablamos, porque estamos seguros de que hay una maldición en nuestra familia relacionada con amor y pasión, tenemos que recordar que yo no estaba en mis cincos sentidos en esa época… yo apoyo la noción que no es normal, ¡Mira a tus padres! tío Evan me da miedo cuando de tía Rashel se trata… sin mencionar a mis padres, creo que mi papá haría literalmente cualquier cosa por mamá."
 
Marcellus empezó a recordar otros incidentes, "Adam y Eva..." se puso de pie, caminando por la habitación, "Y digan lo que digan, ¿no les parece demasiado conveniente que el grupo de difamadores que estuvieron molestando a tía Lidia durante un tiempo simplemente se mudaran? Yo digo que tío Armand los hizo desaparecer."
 
Todo el mundo sabía que el padre de los gemelos Jared y Jensen, hermano de Selene, era una de las personas más aterradoras de la familia.
 
"Aun así, mi punto permanece mas con Adam…" quien se había deprimido, quien parecía que en cualquier momento iba a simplemente dejar de vivir porque Evangeline no estaba, ellos eran unos niños, pero lo habían notado y aún más cuando Evangeline regresó, fue como si el alma de Adam hubiese regresado a su cuerpo. 

Marcellus suspiró, "Y ahora… nosotros." Miró a Odille con una pequeña sonrisa, "Ah, creo que estamos en una situación inusual."


Última edición por Marcellus J. Lovecraft el Miér 5 Feb - 8:25, editado 1 vez
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Darren Kraul el Lun 3 Feb - 23:48

Mis tios estaban mal de la cabeza. Si, no solo estaban chiflados y raros, estaban mal de la cabeza. Siempre fueron mis palabras cada que se les ocurria alguna locura, pero joder, los queria demasiado y estaba bien seguro que daria unos miles de putazos a quien se atreviera a tocarlos. Torci los ojos ante la respuesta de Odille de su escandalo, si habia alguien a quien yo queria mas que a nadie era a Anette, y si tenia que hacer callar al mundo entero para que ella descansara lo haria sin chistar. Tambien porque Padre y Madre se preocuparian mas si mi hermana mayor seguia enferma.

Me acerque aun asi dandole un beso en la frente a Tía Odille como saludo y uno mas en la mejilla a Marcellus, costumbre familiar y al primero que me dijera mariconazo por eso podria sacarle los dientes de una justa patada.
Mire con atencion los vasos de ron recordando que fue Odille quien me presento esa bebida cuando apenas tenia 14 años, mi madre se puso histerica pensando que era Whisky de fuego pero cuando vio que era ron dijo "ah, solo es ron, me tenias preocupada por tu riñon..." lo mantuve en mis manos casi tratando de sonreir cuando Marcellus menciono a mi hermana.

-Me asegure que esta vez no tomara ninguna porqueria que hiciera que le saliera una nariz extra en la mejilla... Asi que en coma no esta...Sin embargo creo que terminandome este vaso de ron voy a viajar a la Universidad a darle la paliza de la vida a un tipo... -Aprete sin querer el vaso que sujetaba planeando mentalmente la muerte del licantropo con quien ella habia estado saliendo, mis emociones solo se intensificaron cuando Marcellus menciono a Claud.
Lo mire fijamente con un destello de preocupacion y cierto temor, nada me habia dolido mas que ver a Marcellus tan devastado cuando aquel hombre se fue, habia pasado dias a su lado hasta que de pronto, el se fue de viaje, esos viajes Lovecraft que era mejor dejarlos zanjados donde estaban.

Suspire profundo, ante el comentario de Odille y de Marcellus respecto a que la Familia tenian una maldicion del amor, quise sacarles un comentario de burla respecto a los ositos cariñositos pero me quede callado, ambos estaban siendo muy sinceros con sus sentimientos y hoy no tenia ganas de problemas.

La mencion de mis padres si me saco una sonrisa, estaba orgulloso se tenerlos a ellos.
-Padre jamas a tenido vergüenza alguna en expresar que la unica mujer de su vida por siempre iba a ser Madre, Madre dice por respuesta que no podria existir otra mujer, ella las mataria al instante... -les dije dandole un trago al ron y abriendo la ventana de Marcellus recargandome en el alfeizar y sacando un cigarrillo encendiendolo. Le lance la cajetilla a Odille, por si queria uno.

Eso solo me hizo tener el recuerdo de mi llegada despues de mi viaje familiar, cuando mi padre me dijo que cambiariamos secreto por secreto, yo el mio y el, el suyo.
"Una vez, mate a una persona por tu madre... no me he arrepentido ni un solo dia de ello, y lo volveria a hacer..."
Empezaba a creer que esa maldicion era verdad. Mierda, ¿tenia que entrar al cuarto con estos dos par de locos inventores de probables verdaderas maldiciones familiares?

-No hablemos del Tio Armand, sigo creyendo que si lo mencionas tres veces aparece, y ya sabes segun las noticias somos amigos de Lord Voldemort asi que algo se le debio pegar al tio Armand... -
Segui a Marcellus con la mirada y le di una calada mas al cigarrillo. -A ver, si mal no estoy en resumidas cuentas ¿tu estas loquito por la mejor amiga de Harley...? Y tu... Este chido de cabello largo... Chee, esta en mi fraternidad... ¿que no se supone son novios o algo asi? -yo era la persona menos enterada del universo, y si, como Odille lo dijo, menos interesada en los romances. Habia tenido uno, uno importante en mi vida, Jessica Snyder, pero todo se habia terminado hace tiempo, aun sintiera lo que sintiera no habia marcha atras.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
115
Edad :
22

Darren Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Mar 4 Feb - 18:59

Tomó el cigarrillo que Darren le ofrecía y se sentó en la cama, lo encendió y luego volvió a recostarse pero esta vez sobre su espalda, haciendo a un lado a Marcellus de forma delicada -con un golpecito en las costillas, delicadísima- y le dio una larga calada para saborear el sabor del tabaco y terminar sacando el humo blanquecino de sus labios en forma de pequeñas donas.

Frunció los labios y rodó los ojos cuando Marcellus mencionó a Claud nuevamente, o más bien le dijo como normalmente le decían "El-imbécil-del-que-no-hablamos" porque el siquiera pronunciar su nombre hacía que el color de cabello de Odille cambiara a un rojo intenso y su humor terminara por explotar.

Respiró hondo intentando contenerse, escuchando las palabras de Darren y de Marcellus sobre las demás parejas. Ella no se quedaba atrás con sus padres. -¿Y qué dices de mis padres? Papá trata como reina a mi madre, lo han visto. Papá está loco por ella y ni mi madre puede explicárselo. No mira a nadie más y es celoso de cualquier hombre que se acerque a mi madre a pesar de saber que ella nunca haría nada. No sé, es algo muy raro.

Asintió a Marcellus cuando dijo que estaban en una situación inusual y sonrió al recordar a su tío Armand y de cuando se enteró lo que había pasado con la tía Lidia. Si, la verdad era que los Lovecraft eran unas personas inusuales, eran una familia inusual y les sucedían cosas inusuales a ellos y a quienes estaban al rededor de ellos. La gente simplemente no se acostumbraba... ellos quizá aún no terminaban por acostumbrarse.

Respiró hondo y resopló cuando Darren mencionó a Thomas. ¿Es que no sabía nada? Joder, no quería pasar con eso nuevamente.-Es una historia larga. Si, éramos novios pero yo terminé con él hace mucho. Por esto mismo, precisamente, porque me asustaba. En un principio creí que era por tenerle miedo al compromiso y tal, pero poco a poco me he dado cuenta de que no era eso, sino esto. La forma en que le amaba.... le amo todavía.-le dio una larga calada a su cigarrillo, se mordió el labio hasta hacerlo sangrar, se quitó el sombrero y se lo puso sobre el abdomen. Dio un largo sorbo a su vasito de ron y prosiguió.-En fin... estuvo saliendo con otra chica, Laise, la ex presidenta de las Epsilon o whatever y ya terminaron. Pensé que alejándome después del concierto dejaría de sentir lo que siento, viéndolo con alguien más.. pero resulta que no, que me ha pedido que hablemos y tal y no sé qué hacer.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Jue 6 Feb - 8:51

Marcellus asintió con la cabeza al comentario de Darren, estando de acuerdo más por la parte de Rashel que la de Evan, ya que de Rashel aquella actitud le parecía característica de la chica Kraul, incluso normal, pero por parte de Evan no tanto. El era tranquilo, centrado, pero estaba demente, en el estilo de aquellos que al verlos sabes que tiene el poder de hacer algo, sin embargo no quieres descubrir que es.

"De tu querida madre no lo dudo ni por un momento, Darren." le dijo mientras se encogía de hombros. "El hecho que solo le falta ondear una pancarta con las palabras 'Evan D. Lovecraft es mío, aléjense' me es suficiente para creerlo sin protesta alguna." Tomó uno de los shots de ron que su prima había conjurado y le dio un sorbo, "Pero Evan no es tan obvio, a menos que de Rashel se trate y ese es precisamente mi punto."

Tomo el resto del licor que había en el vasito y luego se acercó a Odille. "Con tu papa es lo mismo Odille. Tío Harry es una persona alegre y dedicada, suele mantiene un código de conducta centrado todo el tiempo, su trabajo es ser desmemorizador, por los Antiguos, se requiere ser constante y centrado para no dejar pasar detalles cuando literalmente estas moldeando la memoria de alguien mas." Marcellus suspiró. "Sin embargo, en el momento en que Tía Arinne esté involucrada en la ecuación no dudo que tu papa sea capaz de dejar la memoria de alguien completamente en blanco, sin pensarlo dos veces, simplemente por ella."

Tuvo que reírse cuando escuchó hablar a Darren sobre el Tio Armand, "Ah, pues ya van dos veces, shhh." Dijo con un gesto un poco más animado, colocando su dedo índice contra su boca mientras seseaba un momento y luego se sirvió otro vaso de ron.

Escuchó a Odille, pensando en que podría decirle. "Podrías hablar con el… al menos para responder a su petición, es probable que el tema de, lo que antes había entre ustedes, Laise y tal vez los eventos del concierto se hablen si ustedes quieren, tal vez sea bueno que lo hablen, al menos sabrías de el que es lo que está pensando, recuerda que los hombres a veces somos bastante simples, a veces nos complicamos la existencia por estúpidos."

La manera tan casual en la que Darren mencionó su crush por Mina casi hizo que Marcellus girara los ojos, preguntándose si realmente era tan obvio que estaba… ah… "Dioses, estoy enamorado."

Y de repente sintió miedo, porque hacía mucho que no admitía tal cosa.

Miró alrededor de la habitación por un momento, como si estuviera perdido o buscando algo pero no estaba seguro de que era. Tragó saliva y trato de calmarse, "Creen… creen que alguien más de la familia lo haya notado? Hablado de ello o escrito algo al respeto?"

Podrían buscar al fantasma del Tío Ever, quien ronda la mansión, para preguntarle si ese era el caso. Ever era al menos dos generaciones mayor que ellos, de los tiempos en los que el secreto de la magia era grande, incluso entre los Lovecraft que anunciaban su lado Cultista, y la oscuridad a penas se alzaba. La razón por la cual rondaba la mansión era precisamente porque murió defendiéndola. Quizás el sabía algo más sobre lo que les estaba pasando.

La otra opción era buscar en la biblioteca principal o tratar de entrar a la no tan usada biblioteca de los mausoleos.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Jue 6 Feb - 10:19

Harley no necesitaba transfusiones, al menos eso es lo qué creía. Tenia meses sin sufrir ningún inconveniente debido a su enfermedad por lo cual las visitas al hospital le parecían innecesarias y una completa perdida de tiempo. Si, era una idiota. Pero realmente había poco que los cercanos a ella pudieran hacer que no involucrara atarla a una cama de hospital, Harley era mas terca que su padre y madre juntos y, desde hacia tiempo se había sumido en una espiral de auto destrucción de la que nadie podía sacarla... aunque ya lo estaba superando, un poco al menos. 

Esa fue la razón por que aceptó la opción de hacerse una transfusión ese día y después ir a descansar en la mansión Lovecraft; no se había sentido exactamente bien desde hacia unas semanas atrás y el único que logro darse cuenta había sido Kael, por supuesto el conocía esa enfermedad de muchos años atrás, una adolescente descarriada de 19 no lo iba a engañar.  

Llego temprano a la mansión después de la transfusión, tenia que descansar pero aquello era peor que estar drogada, todo le daba vueltas y hasta tuvo que dejar que la llevaran a una habitación pues no podía coordinar bien sus movimientos, seguro le habían puesto algún cóctel especial en la sangre o algo. Se prometió a si misma no dejar pasar tanto tiempo otra vez, pero estaba tan inconsciente que seguro se le olvidaría después. 

Las horas pasaron y entre sueños escucho a Brownie llorar por Daniel y estornudar, pero no fue hasta que escucho a Darren salir del cuarto contiguo que abrió los ojos y se medio sentó en la cama algo desorientada. No sabia que hora era o cuanto tiempo estuvo dormida, lo que sabia era que el hambre la estaba matando y tenia que recuperar los huevos benedictinos que vomito por la mañana. 

Salio de entre las sabanas y se puso unas pantuflas de murciélago que estaban al pie de su cama, había sido un regalo de navidad de algún gracioso de la familia y solo las usaba cuando estaba ahí en la mansión. Harley también lucia algo enferma, se veía pálida y ojerosa, con el cabello hecho un desastre, como si una criatura hubiera tomado su coronilla para crear un nido. Ella no trato siquiera de arreglarlo, salio por la puerta sintiéndose como una ancianita abrazada de si misma para darse calor y fue que justo paso por frente a la habitación de Marcellus que escuchó lo de que estaba enamorado.

¿Qué? ¿De quién estas enamorado? - su voz salio con una sorpresa un tanto soñolienta, incluso bostezo y se adentro un poco a la habitación para unirse a la platica donde nadie la llamo. 

Notado qué?...

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odette M. Lovecraft el Dom 9 Feb - 17:59

Muy incómoda y molesta. Sí, en la parte de debajo de la mansión hablaban de amor y de obsesiones o al menos eso entendió Odette, quien estaba –para variar- encerrada entre 4 paredes leyendo acerca de los Presagios de algunos videntes árabes que tras realizar una investigación en Nueva Zelanda concluyeron que en ocasiones las visiones del tacto pueden ser bastante inexactas y bastante peligrosas. El punto era que la desconcentraron, bajó con una taza de café hirviendo y una cara de pocos amigos, ojeras marcadas y bastante oscuras, su clásico sentido del humor nefasto y odioso hizo acto de aparición para molestar a Marcellus en primer lugar.

-¿Enamorado? ¿Así como con Claud Darcy? Vaya! ¿Quién es la o el afortunado?- Le dio un sorbo a su café y con una sonrisa bastante torcida en su rostro le dirigió una mirada llena de altivez a Marcellus, claramente había dicho aquello para causarle molestia. Aquel hombre fue una persona muy importante en la vida del primo Marcellus pero lo que le hizo no se lo perdonaría jamás. Nadie humilla a un Lovecraft sin recibir un castigo apropiado.

-Después de mi pequeño e interesante paréntesis ¿cuál es la necesidad de ser tan viscerales y hablar tan fuerte? Me desconcentraron- El gesto carente de atención e interés a la plática se postró en Odette, se cruzó de brazos para escuchar lo que tenían que decir, la verdad no tenía por que tenía que seguir ahí pero lo que diría Marcellus valía el tiempo de espera.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
135

Odette M. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Darren Kraul el Dom 9 Feb - 19:28

Arrugue el entrecejo escuchando a Odille quien parecía hacer un monton de cosas a la vez, inclusive hasta morder con fuerza su labio y hasta tomar ron en esa posición que de seguro yo ya me hubiera ahogado y muerto. Preste atención como la mayoría de las veces cuando alguien me hablaba, mirando fijamente a los ojos.
De Thomas Chee recordaba haberlo corrido una vez de la casa por haber llegado de madrugada y porque la idea de mis primas ebrias revoloteando por ahí en la Mansion no me parecía correcta, a Laise ni siquiera la habia escuchado nunca.
-A ver si entendí… ustedes andaban pero tu tenias miedo y lo terminaste porque no querias compromiso pero ahora te das cuenta que lo amabas, y al parecer el quiere arreglar la situación… ¿Cuál es el problema entonces?  Tal vez hablar con el arreglaría las cosas… Que se yo… un borron y cuenta nueva podría sanar cualquier cosa solo si estas DISPUESTA a hacerlo -

¿De cuando aca yo era un Dr. Corazon? Nunca, de hecho lo único que habia estado haciendo con mi hermana y su problema de corazón roto era escucharla y acariciarle la cabeza. Pero algo podía hacer a lo mejor, de vez en cuando.


A Marcellus le sonreí un momento llevándome el dedo también a mis labios y levantando una ceja ante su enorme confesión de amor hacia Wilhelmina Schweinsteiger.
-Pero… ¿estas consiente de su relación con Crawford? No conozco del todo al sujeto, quien podría darte mejor información es Brownie pero dudo que ella diga algo de el, su lealtad al presidente Delta es incuestionable… -Y no entendia o lograba entender porque carajos mi hermana era tan amiga de ese malandro, pero tenia entendido Mina y Jesse se habían casado, y previamente separado, para después volver, y mas que tratar de entender todo eso, no me daba cabida que mi tio se hubiera enamorado de ella o al menos no sabia porque.


-Probablemente Tio Ever puede darte mejor información pero … -Harley entro a la habitación echa un desastre, parecía mas muerta que viva, justo como cuando Tio Adam se ponía algunas ocasiones, recordaba a Padre y Madre algunas veces cuidándole, Madre entre burlas pesadas pero viendo por el al fin y al cabo, me acerque a ella pasándole mi chamara por sus hombros quedándome en una camiseta a manga corta, le hice a un lado el cabello de su cara  y le sonreí suavemente, me recordó un poco a Brownie. 

Y aunque apenas iba a abrir la boca, la prescencia de Odette me interrumpio mencionando asi tan poco a la ligera el nombre de aquel idiota que casi mata de tristeza a Marcellus años atrás, obviamente la fulmine con la mirada, esas miradas que de verdad pesaban.
-Cuidado con tus palabras Odette, que tengas corazón de plástico no te da derecho a nada… -le adverti despacio pero con el suficiente tono digno de Rashel Kraul enojada.
Gire mis ojos hacia Harley que habia echo una pregunta. –Odille y Marcellus dicen tener la teoría de que existe una maldición familiar relacionada con el amor… -
avatar
Estudiantes
Mensajes :
115
Edad :
22

Darren Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Jue 13 Feb - 8:39

A veces se preguntaba si el destino le gustaba reírse de el, puesto que tenía que ser en el momento exacto que admitía a sí mismo en sentimiento importante que tanto Harley como Odette decidieran llegar. Si no estuviera consciente de que no era el caso, diría que lo planearon.

La pregunta de Harley era una cosa con la que podía lidiar aunque no quisiera, después de todo Mina es amiga de Harley, podía admitir frente a ella la verdad porque era justo. Fue la comparación de Odette la que casi lo hace ahogarse, por supuesto que ella tenía que recordar a Claude y como Marcellus cayó por el desapercibido, hasta el día que lo dejó en un humillación francamente innecesaria recogiendo los pedazos de su destrozado cariño… el solo recordarlo lo hacía sentir nauseabundo.

Sin decir nada se sirvió otro shot de ron y lo tomó como si fuera agua, luego se recostó boca abajo en la cama una vez más, con las manos sobre la cabeza, girando ligeramente a su derecha para que su voz no estuviera obstruida por el cobertor.

Las palabras de Darren eran ciertas y no podían negarlas por más que quisiera. Mina estaba en una relación con Jesse y Darren no era el primero en decirle que tal vez no era buena idea el camino por el que andaba, aunque no es como si el hubiera escogido enamorarse.

"Mina Schweinsteiger." Dijo finalmente para contestar la pregunta de Harley y Odette, "Estoy enamorado de Mina Schweinsteiger… y no sé si es tan grave como cuando estaba saliendo con Claude."

Suspiró y levantó una mano antes de que alguien pudiera decir lo que ya sabía, "Y si, estoy muy consciente que tiene una relación con Jesse… creo que podemos agregar ese hecho a lo patético que es mi caso."

Azotó la cabeza contra el colchón, tomando uno de los cojines para girar en la cama boca arriba y presionar el cojín contra su rostro en un gesto de frustración acompañado por un sonido gutural que probablemente estaba más exagerado de lo debido.

Levantó el cojín para no obstruir su voz un momento "Tiene que haber algún tipo de maldición, no es posible que me sienta así, de nuevo, no tiene sentido!"

Volvió a presionar el cojín contra su rostro, la verdad es que si no estaban malditos entonces Marcellus tenía una suerte bastante patética, a veces se preguntaba porque no había insistido mas en salir más en serio con gente que no le causara tanto conflicto, como las citas que solían arreglarse Odille y el entre ellos, pero no, tenía que enamorarse del bipolar y de la que ya tiene pareja.

Asombroso…
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Jue 13 Feb - 23:36

-Lo sé, lo sé... El problema no es si yo estoy dispuesta a hacerlo, lo estoy, me preocupa que él no lo esté después de hablar y todo eso.-respondió a su sobrino mientras le daba una larga calada a su cigarrillo y luego se llevó la palma al rostro, intentando cubrir un leve sonrojo que comenzaba a notarse ens us mejillas-Ya lo sé, me complico demasiado.

Escuchaba las palabras de Marcellus una a una. Sabía que eso era lo que tenía que hacer y estaba perfectamente consciente de ello y lo haría, solo que tenía que encontrar el momento adecuado y la manera adecuada de decirle las cosas. Era bien sabido que Odille no tenía filtro para hablar, de ningún tipo, y eso la había metido a innumerable cantidad de problemas interpersonales de los que ya había perdido la cuenta. 

Le dio una larga calada a su cigarrillo y asintió, frunciendo los labios a lo que decía Marcellus. Si, ella se había dado cuenta de que algo raro le sucedía e incluso había pensado en que ya le había pegado el amor por la forma en que miraba a Mina, la forma en que la trataba y de la forma en que hablaba de ella. Por supuesto que estaba enamorado y eso no se podía ocultar por más que lo intentara. Miró a Darren, quién, a pesar de todo, parecía dar buenos comentarios al respecto. 

-Jesse es amigo mío... o algo así, nos llevamos bien desde Salem, pero no sé muy bien como está la situación. Se que regresó con Mina porque me vinieron a recoger en Thanksgiving después del concierto, no estaba para estar entre tanta gente.-se encogió de hombros y se lamentó no poder aportar nada más interesante o que se le pudiera dar mejor uso. -Yo no me preocuparía por la familia. Los rumores en BK vuelan más rápido que lechuzas, no dudo que en cualquier momento alguien note tu mirada hacia ella y bueno...

Iba a continuar la frase pero en ese preciso momento Dalia entraba preguntando de quién estaba enamorado Marcellus y, antes de que pudiera decir cualquier otra cosa, Odette también hacía acto de presencia y, como no, con desatinados comentarios, como siempre. Tomó uno de los cojines y lo lanzó hacia donde estaba su gemela, intentando darle en el estómago, o en la cara, o en cualquier lugar sensible por haber mencionado al inmencionable. 

-No seas insensible, mejor cierra la puerta.-fue lo único que atinó a decir después de que Marcellus dijera de quién estaba enamorado. Si, su caso era patético, así como el de ella y seguramente el de Odette con Jesse cuando la cagó con él. De HArley no decía nada y no tenía intensión de decir nada porque ella misma le había contado la historia de Shane y, sinceramente, no quería removerle más la herida.-A Odette también le pasó... con Jesse, y aunque me lance el cojín de regreso, ella también estaba como nosotros, aunque la cagó y alejó a Jesse para siempre. ¿No, Odette? ¿Tienes algo que aportar?

No le dirigió la mirada más bien porque no le quedaba cerca y lo único que veía era el techo y parte del cuerpo de su primo. No sabía lo que pensaba Odette y quizás un pensamiento más frío y tirando a lo científico les viniera bien.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odette M. Lovecraft el Lun 17 Feb - 8:23

No tenía nada que hacer ahí, en medio de esa “afortunada” discusión sobre el amor y sus consecuencias en un Lovecraft. Odette ya había sentido algo de eso por Jesse pero ella misma se encargó de matarlo a como diera lugar y enterrarlo entre el rincón más oscuro y recóndito de su amargado corazón.

Apretó el mentón al recordarse totalmente estúpida por el ahora presidente Delta y solo suspiró fuerte y alzó una ceja. Su gesto se mantuvo igual al escuchar a Darren dirigirse a ella con un tono un tanto amenazador, no sintió remordimiento alguno por lo que dijo y fingió hacer como si no hubiera escuchado nada. No pasó lo mismo cuando si hermana abrió la boca, ese comentario le hizo hervir en furia pero tenía que calmarse, no iba a descontrolarse con la sola mención de Jesse Crawford. Cerró la puerta a petición de su gemela y se cruzó de brazos, no le mandaría el cojín de regreso, por más ganas que le hubieran dado.

-Pues sí, Jesse Crawford es un capítulo en mi vida que no estoy dispuesta a repetir, no es tu caso con Chee, verdad Odille? dijo sin temor a que le arrojara otro cojín, esta vez mucho más fuerte y con mejor puntería.

- De cualquier forma, puede que tengan razón, aunque es posible que esa “maldición” sea más un defecto congénito…- Entrecerró los ojos pensando con lógica que era muy posible lo que a continuación diría.

- Es decir, está científicamente comprobado que el cerebro comienza a producir cierta cantidad de endorfinas cuando se dice estar enamorado, la irracionalidad o estupidez, como quieran llamarle que nos provoca a nosotros específicamente estar enamorados, quizá se deba a la sobreproducción de esas hormonas, no sé, todo sería cuestión de investigar a fondo.- De pronto el tema le pareció bastante interesante y digno de hacer una completa investigación de ambas clases: mágica y no mágica. Con los libros correctos y entrevistando a toda su familia, podía llegar a una conclusión sorprendente, eso le había animado y Vaya! que lo había hecho.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
135

Odette M. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Miér 19 Feb - 13:01

Estaba un tanto descolocada, tal vez por la sangre que le acababan de poner, por el sueño o porque tenía menos de cinco minutos de haber despertado, por lo mismo le costó algo de trabajo tomar el hilo de  la conversación. Harley sabía que la familia Lovecraft tenía algunas maldiciones, unas peores que otras, pero jamás se le paso por la cabeza que enamorarse fuera una de ellas, eso explicaba muchas cosas.  Maldita sea, estaba jodida.   Trató de centrarse en el tema principal de esos momentos: Marcellus estaba enamorado de Mina.

Si ella estaba jodida, Marcellus estaba doblemente jodido.

Se acerco un poco más y cruzo los brazos escuchando atentamente, había visto a otros enamorarse profundamente de Mina, pero ella sabía realmente lo mucho que ella amaba a Jesse… y lo mucho que él la había lastimado en el pasado. También había visto a Mina tratar de olvidarlo con otras personas, Nick, Billy, pero siempre regresaba a lo mismo, el corazón pertenecía a quién pertenecía y no había mucho que pudiera hacerse en contra de eso.

Suspiró profundamente cuando Darren le puso la chaqueta en los hombros, incluso apretó los labios en una mueca, no sabía cómo reaccionar.  Decidió simplemente escucharlos aun que ella no tenía la más puta idea de quién diablos era Claude y por qué es que tenían tanto recelo a hablar de él, decidió que mejor no iba a preguntar, no le gustaba crear incomodidades en las personas y obviamente ella tenía toda una lista de historias que no conocía de la familia, solo seria sumarle una más.

Entonces… ¿Tenemos una maldición de amor o algo así? ¿Qué tan grave puede ser?... – Dijo no cayendo en cuenta en primera instancia que posiblemente esa había sido la razón de todo su patético ser.  Cuando Shane murió ella lo había perdido todo, si, incluso hasta las ganas de vivir, se había vuelto un cadáver ambulante. Es decir, es normal que pase eso, pero en ella había sido muy extrema la situación que, de no haber sido por sus familiares y amigos, ella seguro estaría en el fondo de una zanja en esos momentos.

Y… ¿Hay alguna forma de librarse de la maldición? ¿Cómo lo hicieron ustedes?.... porque se han librado de esto antes…. ¿Verdad? … – Alzó una ceja a la expectativa, tenían que haberse librado de la maldición antes. Como por ejemplo Odette con Jesse…  o algo así, era imposible pensar que no lo hubieran superado al menos una vez en sus vidas ¿verdad?.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Darren Kraul el Jue 20 Feb - 22:04

Mis tíos solían hacer siempre este tipo de cosas,  sacar teorías de maldiciones extrañas, (una cada vez más extraña que otra) ante las cosas que abordaba la familia, nunca me había tomado la tarea de explorar cuantas maldiciones en total teníamos los Lovecraft y para mi sana mente, era mejor no revisarlo jamás.

Escucho atentamente pues era lo que mejor sabía hacer, entre el pesar de Marcellus, las peleas entre las gemelas y una aturdida pero confundida Harley. Necesitaba más alcohol en la sangre sin duda alguna así que me cruce medio cuarto para tomar otro vaso con alcohol y volví a el lugar que había tomado de la ventana terminándome mi cigarrillo para cuando ya estaba en mi espera otro.
 -¿Se han puesto a pensar que somos jóvenes y eventualmente deben enamorarse? Estoy seguro que mas alla de una maldición, somos como tooooodos los jóvenes de nuestra edad que se enamoran locamente de alguien, inclusive hasta pueden llegar a matar por amor… -Mire sin querer a Harley, sí, mi hermana todo me había contado aunque no sabía que tanto podía llegar a saber la rubísima.

Inclusive mire casi con una sorpresa boba a Odette cuando menciono lo del “proceso científico” del amor, cerré los ojos con fuerza, suspirando hondo y apretando el puente de mi nariz negando con la cabeza.
-No Harley… -Mencione suavemente. –No creo que afecte a todos o por lo menos no afecta de la misma manera… -Abri los ojos y mire a todos. –Yo estuve en una relación de un año con una chica y en sus tiempos hubo sentimientos fuertes hacia ella… pero como todo en esta vida, se supera… -

Claro, sin mencionar que ame locamente a la tonta de Jessica y que al volverla a ver todos esos sentimientos volvieron a fluir, pero ¡Era un maestro del engaño joder! Lo dije con tanta firmeza y seguridad que hasta yo me podría creer mis mentiras, tal vez a mi padre no podría engañarle o a mi madre, pero ellos me conocían desde que era un embrión, para todos los demás, era como debatirles las cosas Lovecraftianas y yo saber que realmente todo era cierto.

-La cuestión no es, solo lamentarse de lo que esta pasando, acciones… ¿que piensan hacer? Odille tu deberías hablar con el navajo greñudo, Marcellus tu deberías empear a investigar cual es la situación de Mina y Jesse, saber si hay alguna oportunidad, no me gustaría verte con el corazón roto de nuevo… -
avatar
Estudiantes
Mensajes :
115
Edad :
22

Darren Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Dom 23 Feb - 3:20

Marcellus observó a Odette tras su discurso científico, parpadeó dos veces y decidió que estaba demasiado sobrio para contestarle, así que tomó el vaso que le había servido Odille y lo rellenó para tomarse de una solo trago el contenido, regresándolo a la mesita de un noche y mirar a su prima con toda la seriedad que podía demostrar cuando el alcohol aún no había dado su golpe.
 
"Palabras sabías, querida prima, esas es la explicación científica de nuestro particular caso," le dijo ya conociéndola desde que tenía memoria y como Odette tomaba los temas, "Ahora, esa es la explicación de que nos está pasando, el fenómeno en cuestión, la pregunta es por qué nos está pasando y que es lo que lo cataliza, ¿sí?"
 
Tomó aire y suspiró fuertemente, como dándose aliento a sí mismo para continuar hablando del tema, "Harley, linda, creo que no hay modo real de romperla, solo… superarla… eventualmente… aunque…" desvió la mirada pensando en los ya mencionados casos y luego le dio una sonrisa a Harley, "Aunque creo que tu papá nunca lo superó, me parece que más bien aprendió a vivir con ello."
 
Era la verdad, Adam no había superado a Evangeline y no fue hasta su eventual recuentro que parecía haber vuelto a la vida.
 
"¿No es eso lo que hacemos en esta familia, aprender a vivir con lo que somos?" se preguntó en voz baja, recordando eventos simples, como la forma en que Marshall gira los ojos y llama ignorantes a quienes lo critican en el Ministerio o la forma en que Kael levanta la ceja y habla en la lengua de los antiguos para asustar a los alumnos que se pasan de listos en la escuela.
 
Se miró las manos, preguntándose qué pensaría Mina si supiera tan sólo la mitad de cosas que pasan en su familia que definitivamente no son mitos. Su madre lo había tomado bien, después de todo se casó con su padre, se convirtió en una Lovecraft porque así lo quiso, sabiendo todo lo que conlleva el hacerlo.
 
Miró a Darren, sintiéndose algo cansado, "Le mandé una carta en San Valentín," les dijo a todos, "Me pidió que nos reuniéramos, puede que le haya gustado o que no, la verdad es que dejé mis intenciones muy claras en la carta, ahora solo depende de ella el decidir si me va a permitir seguir o no, lo que podría implicar que Jesse no va a estar muy complacido con mi existencia, cualquiera que sea el caso, si por cortejar a Mina o por siquiera pretender cortejarla, estoy seguro que no le va a caer en gracia."
 
Se encogió de hombros, bajando la mirada, "La verdad es que si no tengo oportunidad con ella, me gustaría saberlo antes de que me cueste trabajo respirar al pensarle." 

Ya le había pasado con Claude, después de todo.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Miér 26 Feb - 23:23

No se ofendió cuando Odette dijo que no volvería a cometer la misma estupidez como ella con Thomas. Claro, porque ella era diferente. A Odille si le importaba Thomas y aunque Odette quisiera aparentar muchas cosas, Jesse había dejado de importarle en el momento en que se enteró que había vuelto con Mina. Odille, en su caso, Thomas jamás dejó de importarle a Odille y ella misma le dijo que jamás dejaría de quererlo y quizás esa fue su forma de marcarse a si misma su propio destino. Estar siempre enamorada de alguien que posiblemente jamás podría tener de vuelta. 

Resopló y encendió otro cigarrillo. Con la varita, trajo hacia si la botella de ron y se volvió a servir en el pequeño vasito y se lo bebió de golpe. Volvió a recostarse donde estaba y escuchó la estúpida explicación científica de su hermana. Tenía que aceptarlo, era la explicación más coherente que alguien podía darle y era, como dijo Marcellus, precisamente algo que les estaba sucediendo.

Resopló y frunció los labios al escuchar a Harley que, a juzgar por las preguntas, parecería un poco... ansiosa de saber las respuestas. Quizá era por lo mismo de su amor por Shane o algo por el estilo pero ella estaba de acuerdo con Marcellus en que quizás no había forma de "romperla" sino de simplemente superarla. 

Respiró hondo mientras le daba otra calada a su cigarrillo. Observó el humo salir de sus labios y luego las ondas que formaba en el aire. Sopesó la idea de que quizás Darren tuviera razón pero no estaba tan segura de ello. Ella no sentía interés alguno por cualquier otra persona, ni de manera intelectual ni físicamente. No tenía interés de irse con nadie más -hombre o mujer- a la cama. Eso la preocupaba porque quizás hasta que no estuviera el ciclo cerrado con Thomas no podría hacerlo. 

Si, tenía que hablar con él lo más pronto que pudiera. 

Se lamentó por la situación de Marcellus. Ella había estado así cuando Thomas salía con Laise pero afortunadamente, Laise no era su ex esposa ni nada por el estilo. Sinceramente, Marcellus tenía la situación un poco negra y, sinceramente, a nadie le encantaría estar en su lugar. Se mordió el labio y tomó la mano de su primo, sin decir una palabra, pero aún pensando en todo lo que se había dicho en esa habitación.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Vie 28 Feb - 18:53

No sabía exactamente qué respuesta esperar al respecto, pero aquello de vivir con las cosas no le sorprendió, ella misma había aprendido a adaptarse a una vida de transfusiones y enfermedad con aquella maldición que, luego de muchos años descubriría era por parte de su padre. Tenía cosas malas por supuesto, pero nada con lo que no se aprendiera a vivir, supuso que eso del amor seria parecido.

Había amado a Shane como a nadie, porque había sido su amigo y la comprendía, dios sabe que en el mundo él la comprendía, pero había cambios en su vida, el mundo seguía girando a pesar de que para ella por mucho tiempo se mantuvo estático, las cosas volvían a su curso. Ella no se negaba a amar nuevamente, solamente era tener cuidado, tener mucho mucho cuidado al respecto. Desafortunadamente las malas experiencias de su familia y la pérdida a temprana edad de lo que pensaba era el amor de su vida, la habían dejado marcada y con muchos miedos e inseguridades, mismos que sería difícil cruzar ahora más sabiendo que había una maldición tras ello.

Volvió a la realidad unos momentos después, sentía que tenía que tomar asiento o vomitar o las dos al mismo tiempo. Se llevo una mano a la cabeza y negó un par de veces.

Jesse es un idiota…. Siempre o ha sido, pero conoce muy bien a Mina y sabe que cosas decir o hacer para convencerla de lo que sea - Suspiro y fue como si nada a sentarse al lado de Marcellus haciéndose espacio en la cama. Le dio una palmadita en el hombro, un tanto reconfortante.

Creo que … – Realmente Harley podía decir más cosas de Mina, que ella pensaba que seguía con Jesse más por miedo de confiar en alguien más y que la decepcionaran igual o por venganza que por que realmente lo amara, pudo haberle dado muchos más detalles a Marcellus y decirle realmente cual eral a situación con su amiga, pero por el mismo hecho de que era su amiga, no lo diría, no frente a ellos al menos. - Creo que ella hablara contigo de esto… .

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odette M. Lovecraft el Mar 4 Mar - 20:33

Por más que le daba vueltas al asunto, no podía encontrar alguna forma para dar por finalizada esa “maldición” si así querían llamarle, nadie en todo el historial familiar había podido hacerlo, ni siquiera ella misma que con su afán de obligarse a odiar a Jesse Crawford, cada vez se obsesionaba más con él. Dejando de lado las especulaciones, podrían intentar con algunos métodos para detener todo aquello, una pócima, un encantamiento, quizá con legeremancia, pero debían investigar al respecto antes de hacer algo. Sin dejar de pensar en alguna otra remota posibilidad de que todos salieran bien librados de eso, Odette comenzó a caminar de un lado al otro, estaba comenzando a tensarse.

-Jesse Crawford vaya que sabe que decir! es muy "elocuente" Había sarcasmo tangible en su voz, ya que fueron las palabras del mismo Jesse, las que sacaron de esa nube de ilusión a la gemela. Le enervaba que siguiera teniendo el mismo efecto el escuchar su nombre. Ella misma trataba de sacárselo de la mente y eso le dolía en el alma. Trató de decirlo fríamente para no causar sensaciones yuxtapuestas en sus parientes pero mejor lo calló, para no abrir viejas heridas. Después del concierto, apartó su relación con él, se enclaustró mucho más y prefirió no salir al mundo en bastante tiempo. Esa era la forma con la que ella lidiaba ese mar de sentimientos que brotaban de sí, lo más lógico era que cada uno tuviera una forma diferente de hacerlo.

-Lo que no entiendo es ¿por qué ella? ¿por qué Wilhelmina Schweinsteiger? ¿Qué es lo que tiene ella que no tengan las demás?... Con aquellas palabras dejó entrevisto sus celos hacia la teutona. Ya no estaba hablando la Odette de cabeza fría y calculadora, en su lugar estaba la chica a la cuál se le partió el corazón y que jamás volvería a ser unido. Y ahora veía que su "adorado" primo estaba entusiasmado con esa mujer, no podía creerlo.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
135

Odette M. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Darren Kraul el Mar 4 Mar - 22:35

No, de verdad trataba de entender todo lo que decían, pero simplemente me era difícil, los temas de amor y romances no iban conmigo, inclusive siquiera mencionar el hecho me causaba nauseas, inclusive hasta la mujer sin corazón Odette parecía convertirse en otra persona cuando se hablaba del tal mencionado Jesse Crawford, ese hombre si que tenia su fama por lo que notaba.

Suspire profundo de nuevo y mire a Marcellus mientras hablaba con una intensidad que me recordó al tiempo en que el imbécil de Claude estaba en su vida, eso solo me trajo malos recuerdos. Intercambie miradas con Odille, estaba seguro que ella estaba pensando lo mismo que yo al escuchar a mi primo-tio, cerré los ojos un momento más mientras Harley hablaba y Odette soltaba mierda de Wilhelmina Schweinsteiger.

A mí no se me hacía atractiva, era una chica sociable y divertida y según dicen, en el colegio era muy distinta a lo que es ahora, pero no sabría cómo responderle a Odette ante ello.
-no tengo idea Odette, simplemente debe saber mover sus piezas, no la conozco demasiado para poder decir algo de ella… Pero no veo porque culparla por ello –Harley era quien la conocía mas que todos ahí,  si que lo hacia, pero no iba a involucrarla en eso solo porque era su amiga, trataba de ser neutral en todos los aspectos.
avatar
Estudiantes
Mensajes :
115
Edad :
22

Darren Kraul
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Marcellus J. Lovecraft el Miér 5 Mar - 15:35

Recibió el gesto de Odille en un instante, regresando el apretón de manos y recargándose en su hombro, buscando relajarse como en las largas noches donde el leía un libro en voz alta para que su prima lo escuchara y luego se lo pasaba para que ella hiciera lo mismo, leyendo en intervalos durante horas, simplemente disfrutando el momento.

Harley tenía razón, pero Marcellus sintió que el problema no era Jesse Crawford, quien después de todo era simplemente… Jesse. Una persona que Marcellus sentía tenía potencial para grandes cosas y lo tiraba al lodo por una actitud altanera, sin clase y de mal gusto. Era una lástima que el hijo de una familia de renombre, cuyo padre había sido una figura de admiración, le importara muy poco su manda.

Mina… estaba enamorado de Mina y ni siquiera sabia porque. Ella no era como las otras personas que había conocido, cuyos gustos eran al menos similares a los de Marcellus, hasta Claude encajaba mas en el patrón de personas que Marcellus frecuentaba, pero Mina era una excepción hermosa y que lo hacia sonreír, sentirse capaz de amar de nuevo… y eso le daba tanto miedo que estaba a punto de temblar por la sola idea.

Era una situación sin explicación, era como tenerle miedo al océano por ser basto, algo que simplemente se acepta, porque carecía de alta lógica.

"No es lo que ella tiene que lo demás carezcan," le dijo a Odette, evadiendo su mirada. "Es como me hace sentir…"

Por ejemplo, Kitty había sido una princesa que Marcellus un tiempo quiso ver a su lado, pero no le había hecho sentir que si ella le rechazaba, no podría seguir respirando, de hecho el crush que tuvo por ella fue uno que nunca confesó y efectivamente había superado.

Suspiró, cerrando los ojos y recargándose por completo en Odille. "No tengo una explicación, al menos no una buena… Y no tiene lógica… no puedo creer que estoy admitiendo esto, pero si lo pensamos Claude quedaba más en el marco de mis ideas que Mina, sin embargo… Mina tiene lo suyo, y de nuevo, no es lo que ella tiene que otros carezcan, todos somos únicos, pero ha sido ella quien ha despertado una pasión que ya no sentía…"

Abrió los ojos mirando al techo, preguntándose si hubiese sido posible no enamorarse de Mina, "Yo no la escogí, simplemente sentí, como tu tampoco escogiste a Jesse en su momento Odette… aunque me alegro que consideres que estas mas allá de ello, porque no quiero que te sientas mal por sus palabras o su indiferencia, vales mucho más que eso, prima."

Jesse no era de su total agrado, pero tampoco lo tenía presente en mente, mientras no le hiciera daño a sus seres queridos. Si Odette aseguraba estar mas allá de lo que sintió por Jesse, esperaba que así fuera, la quería demasiado como para verla sufrir por la indolencia de un idiota.
avatar
Nu Delta Pi
Mensajes :
865
Edad :
26

Marcellus J. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odille S. Lovecraft el Jue 6 Mar - 19:04

Dirigió la mirada a Harley cuando le decía a Marcellus que Mina hablaría con él. Eso estaba bien, ¿no? Quizás era una buena idea que le pusiera las cartas sobre la mesa de una buena vez y que le eliminara cualquier ilusión que Marcellus pudiera hacerse o de lo contrario, que le dijera que también le quería o algo así. Era una situación complicada para Marcellus porque la verdad era que todos sabían cómo era Mina -al menos la cuestión superficial- pero quizás quisiera de verdad a su primo. Resopló, no sabía ya en lo que estaba pensando. 

Rodó los ojos y se exasperó un poco con lo que decía Odette. Sentía que su paciencia comenzaba a fluctuar y no sabía exactamente por qué, pero sentía que se le ponían los nervios de punta y no le encantaba precisamente esa reacción. Se fumó lo que quedaba de su cigarrillo y por más fuerza de voluntad que tuviera, no pudo sino encender otro para darle un par de caladas largas e intentar mantenerse calmada. 

Iba a decir algo pero Marcellus se le adelantó diciendo básicamente las mismas palabras que se le habían pasado por la mente. Odette no había elegido enamorarse -o lo que fuera que hubiera tenido-  de Jesse y evidentemente lo había preferido a él sobre cualquier otra persona así que en realidad, ella era la que menos podía hacer todas esas preguntas porque era ilógico. 

-Odette... te enamoras y te enamoras y punto, si preguntas, no tiene caso. Por algo te habrás fijado en Jesse y no en cualquier otra persona.-intentaba hablar calmadamente pero la verdad era que sentía un cosquilleo en el cuerpo que quería lanzarle a todos los presentes un cojín en la cabezota-Olvida intentar buscarle un jodido razonamiento científico a esto o a lo que es el "amor", no vas a encontrarle mayor significado de lo que ya le diste. Simplemente pasa y ya. Thomas y yo somos completamente distintos, yo soy un escándalo y es lo más calmado del mundo. Evan y Rashel, por ejemplo. Intentale encontrar una explicación a eso…
avatar
Estudiantes
Mensajes :
410

Odille S. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.