Una de tantas

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Harley D. Schweinsteiger el Miér 12 Mar - 13:57

No le gustaba que sus primos estuvieran hablando de Mina como cualquier cosa. Harley la quería muchísimo y la conocía más que muchas otras personas en el mundo, había crecido con ella y técnicamente sabía el por qué de todas sus reacciones así como ella conocía las suyas. Entrecerró los ojos lanzándole una mirada de muerte a Odette, que con las drogas que traía en el sistema parecía más una mirada para tratar de hacerla reír. Al final desistió y simplemente se cruzo de brazos escuchando solamente lo que decían.

Mina si tenía muchas virtudes, era inteligente y fuerte, más fuerte que cualquier mujer que ella conociera, con excepción de su mamá. Era una persona fiel y entregada, pero sobre todo, sabía arreglar los desastres que Harley causaba por loca y atrabancada. Además que tenia buenos sentimientos cuando no la conocían por el lado horrible por supuesto, por que por ese lado, pobre del idiota que se ponía en su camino. Mina podía lograr cualquier cosa que se propusiera, eso era algo que admiraba de ella.

Suspiro sin decir más, la verdad. Solamente asintió a las palabras de Marcellus, era verdad. Más que cualquier cosa lo importante es como lograbas sentirte al lado de esa persona importante en la vida. Su corazón se apretujo unos momentos al recordar inmediatamente como se sentía al lado de Werther, porque a pesar que no hubiera nada entre ellos él lograba hacerla sentir segura, más de lo que cualquiera lo había hecho desde el momento en que Shane había desaparecido. Pero no le gusto sentir eso, no le gusto sentir que alguien estaba entrando nuevamente en ella. Así que de inmediato desecho esos pensamientos y se concentro en la conversación, al menos lo más que pudo.

Tiene razón, no hay una forma de elegir al amor, pero si puedes elegir seguir enamorado o no. Es decir, para las personas normales el amor dura un año más o menos y luego sigue simplemente la aceptación. Creo que ese es el problema principal con nosotros, el amor nunca se va… nunca. – Le sentó mal decir esas palabras, sentía que quería vomitar nuevamente ante la idea de que, por toda su vida, hasta que otra persona llegara a enamorarla con fuerza, tendría que sufrir por la pérdida de Shane, no se había dado cuenta o no quería hacerlo, de que ya alguien estaba adentrándose en ese terreno sin que ella pudiera evitarlo.

_________________

forma animal:

Más Harley:
avatar
Estudiantes
Mensajes :
1084

Harley D. Schweinsteiger
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una de tantas

Mensaje por Odette M. Lovecraft el Miér 12 Mar - 17:03

Le hirvió la sangre el escuchar a Marcellus expresarse así, ¿cómo podía ser tan tonto? Enamorarse de alguien como ella era lo peor que se le pudo haber ocurrido, ni siquiera el imbécil de Claude Darcy le despertaba tanto odio como lo hacia la flamante miss BK, les dio la espalda a todos los asistentes para que no la vieran cerrar los ojos y fruncir el cejo por el enojo que le provocaba la sola mención de esa mujer en su presencia. Tomó mucho aire y su ritmo cardiaco volvió a ser regular y tranquilo. Arqueó una ceja y se giró sobre sus pies para hacer contacto visual otra vez con su familia.

Lo peor de todo era que el maldito de Marcellus tenía razón, no se podía elegir de quién enamorarse, solo pasaba y punto. Eso la hizo molestarse mucho más con ella misma por no haber fijado en otra persona que realmente pudiera corresponderle, aunque eso sería mucho muy difícil considerando el carácter infernal de la gemela. No ayudó para nada el tonito de voz usado por Odille y su vasta explicación de que “cuando te sucede, te sucede, ni aunque te pongas ni aunque te quites”. Dio un fuerte suspiro, tratando de no mandar al demonio a todos los presentes y se cruzó de brazos.

Lo que terminó por joderle la vida fueron las palabras de Dalia, parecía que ahora Odette era terriblemente aludida por todo lo dicho por sus familiares. El amor no se iba, por más que la rubia lo ocultase, seguía ahí intacto como el primer día. Se odiaba por tener que sentir todo aquello tan vívido, tan fuerte, tan intenso que lograba nublarle el juicio y por esa misma razón no iba corriendo a sus brazos, por que le temía demasiado a ya no ser ella misma si le entregaba su amor por completo al presidente Delta. Lo único que ella tenía para ofrecer era su intelecto y lo mantenía en perfecta armonía con su corazón, si ella entregase el segundo el primero dejaría de funcionar, así de simple.

-No tengo nada que decir al respecto. Me voy, esto se escapa de mis manos-
avatar
Estudiantes
Mensajes :
135

Odette M. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.