Estudios, confesiones y unicornios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Dom 2 Ago - 16:17

Todavía faltaba tiempo para entrar a clases, pero cada vez era menos. Y como era bien sabido, Wilhelmina siempre se preocupaba mucho por sus notas. Desde pequeña había desarrollado como un pequeño trauma al respecto: sus calificaciones perfectas eran la única manera de sobresalir, de mantenerse a la par que sus extraordinarios hermanos. Y eso era algo que se le había quedado muy grabado desde entonces, así como una costumbre adquirida, un hábito que ya no se le iba a quitar nunca.

Por eso había decidido moverse a la universidad unos días antes, para preparar temas del siguiente semestre como toda una ñoña. Además necesitaba refugio, lejos del enorme departamento en el que ahora vivía sola y también del ruido, de la política, de todo. Sentía un extremo cansancio en el cuerpo y en la mente. Aquella habitación en Epsilon era un buen lugar para concentrarse durante al menos un par de días, al menos en lo que volvía a tener noticias de Jesse.

Su escritorio estaba lleno de libros y documentos, y ella ya estaba en pijama. Al lado tenía una botella de agua, y también varios recipientes con comida. No pensaba salir para nada y se concentró totalmente, con sus gafas de estudio y todo, hasta que alguien tocó la puerta como loco.

Como buena paranoica tomó su varita antes de abrir, pero se encontró con que era Lucian, así que fingió no estar apretando su varita como demente y la escondió atrás de ella.

-Lucian ¡qué vergüenza! ¿qué haces aquí? Pensé que estabas con Lawrence.

Lo de la vergüenza fue por la pijama tonta que traía puesta, obviamente.

-Pasa, estaba estudiando. Ya sé, ya sé que son vacaciones pero hay que estar preparados…

_________

La pijama

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Dom 2 Ago - 16:36

Después de la conversación que sostuvo con Marcellus en la mansión Lovecraft, Lucian decidió que lo mejor que podía hacer era dejarse de tonterías e ir directamente con Mina. En el pasado, él la confrontó. En aquella ocasión le culpó por haber cambiado, por no conocerla como se supone que debería y ¿cómo? si tenía mucho a cuestas y no era absolutamente nada sencillo. El animgo pensó en disculparse por haber sido tan animal, tan desconfiado, incluso de haber sido hiriente con alguna palabra que salió de su boca, sin embargo también tenía esa espina de saber toda la verdad. La oclumancia no era ningún juego de niños, no lo engañaría diciéndole que era para fines escolares, ambos sabían que dentro de los cursos optativos, ese no estaba en la lista. 

Le tomó unas horas decidirse en ir o no con Mina, cuando al fin se decidió, su primer parada fue en casa del tío Barnabas y la tía Cordula. Estando en su casa, ambos le dijeron que se encontraba en la universidad. Lucian se sintió mucho más tranquilo al notar que el veto que le proporcionó su tía, ya había sido retirado. Como alma que lleva el diablo, se movió entre red flú y apariciones para llegar nuevamente a la universidad, justamente a la fraternidad. Era probable que la encontrara en su dormitorio, siendo ya un poco tarde.

Al llegar a su habitación, tocó como loco, desesperado por hablar con ella. Lo recibió con una pijama ridícula de un unicornio y con esas gafas de pasta que la hacían ver graciosa. 

-Hola, Mina.- sonaba preocupado pero a la vez molesto, ni siquiera sabía como demonios empezar. -Sí, sobre todo estar preparados...- Estaba actuando extraño, no era común ver al animago así, tan seco y cortante.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Lun 3 Ago - 22:14

Mina se hizo a un lado para dejar pasar a Lucian y cerró la puerta tras ella. La vergüenza inicial por su pijama de unicornios se le pasó cuando recordó que era Lucian, su amigo de siempre, que la conocía desde que era una niña y que la había visto en sus peores y mejores momentos. Sin fraternidades, sin pretensiones, ni nada. De algún modo, Lucian le recordaba los mejores momentos de la vida, los que eran los más sencillos, los que no estaban lleno de problemas y de odios. Y de secretos y de mentiras.

-Pues sí, nunca se sabe cuando va a llegar un nuevo profesor que se vuelva loco. Y no quiero que nadie me agarre desprevenida.

Le dijo animada mientras recogía un poco su escritorio y luego le ofrecía de su refractario de nueces y arándanos, para que tomara un poco si estaba hambreado.

-¿Quieres?

Al nota que de verdad parecía como en otro mundo, entre enojado y nervioso, o quizá preocupado por algo, Mina lo miró con los ojos entrecerrados, dejó el refractario de vuelta en el escritorio y se le quedó mirando a Lucian con la cabeza ligeramente ladeada. Se quitó los lentes y los dejó en el escritorio también.

-¿Estás bien?

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Lun 3 Ago - 22:45

¿Por donde iba a comenzar? Debía pensar bien las cosas, no quería ponerla a la defensiva pero quería que fuese lo más sincera posible con él. Una vez antes le había preguntado pero no lo hizo de la forma correcta, solo se molestó sin darle una oportunidad. La había tratado como si hubiese sido su entera culpa. Negó con la cabeza para declinar la botana y de inmediato se sentó en su cama, poniendo sus brazos encima de sus piernas para poder sostenerse. 

-Siéntate, por favor. Hay que hablar.- 

Se frotó la barba preocupado, tenía un semblante extraño e incluso hasta pálido, estaba nervioso, bastante nervioso. Inhaló y exhaló profundamente y luego miró a la chica, tomándola de la mano, acercándola hacia la cama para que se sentara junto a él. 

Se lo habría de decir con mucho tacto, no quería alterarla ni mucho menos, pero necesitaba saber que era lo que estaba protegiendo de esa forma. Muchas locas teorías se avivaban en la cabeza del animago: que estaba embarazada, que Jesse había vuelto, que incluso ella tenía que ver con la revolución, que los Schweinsteiger estaban en la ruina, en fin, cada hipótesis era más increíble que la anterior, sea lo que sea Lucian estaba dispuesto a escuchar. 

-Mina, quiero que me enseñes oclumancia...-

Confiaba en la astucia de la epsilón, sabría a que se refería con aquello y no le importaba en lo absoluto que Marcellus estuviera coludido en la furia que seguramente sería desatada por ella. Iba a dejar que le reclamara lo que quisiera, después se encargaría de hacerle ver que no fue su culpa que le hubiese dicho eso.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Lun 3 Ago - 23:21

Entre más lo miraba, más se preocupaba porque definitivamente le pasaba algo extraño. Se mordisqueó el labio inferior y, nerviosa, se sentó al lado de Lucian. Lo último que se imaginaba era que sabía algunas cosas, que se las iba a cuestionar. Mina había sido quizá demasiado inocente en simplemente confiar en lugar de exigir juramentos inquebrantables, Jesse se lo había advertido…

-Ya dime qué pasa, me estás preocupando.

Incluso le tomó una mano y volvió a buscarle la mirada antes de escuchar lo que tenía para decirle. Pero hubiera preferido jamás saber, que esa conversación nunca iniciara. Al escuchar que le pedía que le enseñara oclumancia, tan seguro de que sabía sobre esa arte, sintió que la sangre se le congelaba. Lo soltó como si su tacto le quemara e inmediatamente sintió que todo su cuerpo se encendía en una ola de incontenible furia.

Maldito Marcellus hijo de puta. Lo odiaba, lo odiaba muchísimo. Si los ojos no se le llenaron de lágrimas fue un milagro. Lo único que no pudo contener fue el temblor en su labio inferior. No podía creerlo. Debió haberle borrado la puta memoria, o haber dejado que Jesse lo matara en su momento, cualquier maldita cosa. ¿Por qué la había traicionado otra vez? Y peor…después de todo lo que había pasado entre ellos.

No se iban a quedar así las cosas. Pero primero tenía que contener a Lucian.

-¿De dónde quieres que te enseñe oclumancia? Yo no sé de eso. ¿Transformaciones, pociones, te suena?

Se frotó los ojos, tanto para quitarse una lágrima de rabia como para fingir que tenía sueño.

-Me estoy muriendo de cansancio.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Lun 3 Ago - 23:57

De todas las reacciones que pudo imaginar, esa jamás la contempló. Mina fingía demencia, lo que hacía pensar a Lucian que lo que sea que ella estuviera encubriendo era mucho más que grave y quizá hasta peligroso. Se revolvió el cabello en repetidas ocasiones y solo encorvó más los hombros, esa plática se estaba tornando bastante tensa. La vio levantarse de la cama, claramente molesta, la conocía mejor de lo que ella creía. 

-Por favor, Wilhelmina, te lo estoy pidiendo yo...-

Tenía muchísimas ganas de explotar y decirle todo, lo que averiguó con Marcellus, sus locas teorías, sus conclusiones, todo pero solo sería llevar a Mina a que se cerrara como acostumbraba cuando se veía en problemas. Nadie la iba a poder sacar del primer argumento que se le cruzara por la mente.

Esperaba que su petición tuviera alguna clase de peso para ella, no era cualquier persona, era Lucian, su amigo; el mejor, en que sin dudarlo podía ensuciarse las manos por ella, meterlas al fuego. 

Se levantó rápidamente y se acercó a ella, tomándole ambas manos, fijando su grisácea vista en la suya. Sabía que se la estaba el demonio del coraje, no podía engañarlo, a él no. 

-Por favor...POR FAVOR! dime qué pasa. Ya no pretendas que no sabes de qué estoy hablando- 

El tono de voz que estaba empleando era suplicante y peor aún, preocupado, quería saber en que estaba metida, ayudarla, hacerle ver que podía confiar en él, que no la juzgaría, no importaba que, siempre estaría ahí para ella, protegerla de todos y de todo.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 1:17

Negó con la cabeza aunque le pedía las cosas por favor. No quería que Lucian se involucrara con ella de esa manera, porque era peligroso, porque significaba que ambos perdieran demasiadas cosas, y porque Mina estaba involucrada en cosas más complicadas de las que jamás podría explicar con palabras, a riesgo de morir quemada desde las entrañas. No podía ser honesta, nunca había podido ser honesta en toda su vida y ahora sufría ese mal más que nunca.

Claro que era su mejor amigo, claro que lo conocía desde que eran niños, claro que significaba un mundo para ella, pero precisamente por eso se negaba a hacerle daño. Era casi lo mismo con Harley, no los quería cerca de ella de ese modo, porque una vez que se involucraban así, Mina sabía que solo se convertía en veneno.

-NO PUEDO.

Le gritó sin querer, estallando de pronto. Se sentía tan dolida y traicionada en ese momento por Marcellus, le dolía tanto lo que estaba pasando que simplemente ya no podía. Le dio la espalda a Lucian y se limpió un poco de las lágrimas que ya no pudo contener.

-¿Por qué Marcellus te contó esto? Le pedí que fuera un secreto. ¿Así de fácil manda al carajo la confianza que pongo en él? No es la primera vez que me lo hace. Lo odio. Lo odio en verdad…

Y se las iba a pagar, claro que se las iba a pagar. ¿Acaso no había aprendido nada de la vez que le había ido con el chisme a Adrien?

-¿Qué más te contó?

Ya nada le sorprendía, en verdad. Y se sentía vencida, lánguida, completamente vulnerable ante todo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 1:36

"NO PUEDO" Esas palabras le hicieron un hoyo en el pecho, sus sospechas comenzaban a echar raíces en él, lo que Mina ocultaba era muy peligroso. Solo pudo hacer el amago de hablarle pero no lo hizo, la veía sumamente dolida y traicionada, era de esperarse claro, Marcellus le había dicho ciertas cosas a costa de su confianza. No lo iba a defender por que también se sentía traicionado por él, por ocultarle asuntos de naturaleza complicada y siniestra. 

Bajó las manos y las mantuvo al lado de sus piernas mientras veía a la chica devastarse de los pies a la cabeza. 

-Por que se lo pedí. No es la prime...- Y entonces se sintió terriblemente mal. Alguien más sabía la verdad y no era él, ¿donde estaba la confianza que supuestamente ambos se tenían? Ahora el traicionado era Lucian.

-Entonces es cierto...- 

Se acercó a ella y la giró en contra de su voluntad, quería que lo viera a la cara cuando le mintiera sobre lo que ocultaba pero estaba seguro que lo haría. 

-Nada. Esperaba que tu lo hicieras. Mina, por favor, sabes que cuentas conmigo ¿por qué no me dijiste desde un principio? ¿qué es lo que tanto te está afectado? ¿es qué no me tienes confianza acaso? Si temes que diga algo...MALDITA SEA HAGAMOS UN INQUEBRANTABLE! pero por favor, no me relegues, no más...no quiero perderte a ti también-
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 1:58

Marcellus se lo había dicho a Lucian porque se lo había pedido. Así de fácil. Le dieron náuseas de pensar que se lo dijera a cualquier persona más “porque se lo pedían”. ¿Y si era Auberon quien se lo pedía? ¿Snyder? ¿McJicahm? ¿Y si de alguna manera alguien más se enteraba de que estudiaba oclumancia y peor, que no le había pedido a Auberon directamente las clases?. Sentía una punzada tras otra en el pecho, no podía más con ese dolor.

Lo miró a la cara de cualquier forma, cuando él técnicamente se lo exigía. Pero aún así era perfectamente capaz de mentir. Nunca podría decirle a Lucian toda la verdad y por ende, nunca podría entender la magnitud de todo lo que estaba pasando, ni de por qué ella se ponía tan mal con eso, y quizá tampoco por qué era tan vital que se mantuviera el secreto.

-Porque no puedo, Lucian. Porque es peligroso. No es que no te tenga confianza es que eres…de las personas más importantes para mi. Eres… has estado ahí siempre. Pero esto que traigo aquí…

Se golpeó el pecho, a la altura del corazón. Negó con la cabeza y si dejó de hablar fue solamente porque las palabras se le agolpaban por la desesperación. No entendía por qué Marcellus la orillaba a eso, si ella había hecho por él todo lo que había podido, si ella lo había procurado, lo seguía cuidando, había engañado a Jesse….lo detestaba, quería lanzarse un obliviate a ella misma.

-Estoy con ellos…con los rebeldes. Pero ni siquiera ellos mismos lo saben. Estoy…de encubierto y solo Jesse….porque, consigo datos, e información que ellos necesitan pero si alguien supiera que yo…

Sentía que se ahogaba con sus propias lágrimas. Era liberador decirlo sin juramentos de por medio pero a la vez había vuelto a apretar su varita. Y ahí Lucian podía darse cuenta de lo afectada que estaba, de lo mal que se sentía y el miedo que tenía.

-…todo se acabaría para mi. Todo. Tú sabes lo que les hacen. Tú lo sabes.

Porque su mamá era jefe de aurores, porque él mismo había visto cómo funcionaba el ministerio. Los encarcelamientos, las persecuciones, la tortura. Claro que sonaba aterrador, lástima que eso no era ni si quiera un cuarto de lo que le pasaría a ella si acaso la Secta se enterara. Secta de la que, por cierto, no podría hablar jamás.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 2:13

Y entonces, pasó. Verla así, tan indefensa y con el llanto a flor de piel solo logró que algo se removiera dentro del animago. No podía verla así, era demasiado, tanto que sentía que se ahogaba. Se dio cuenta de que esa era la razón de su insitencia, de ser tan incisivo, tan particularmente interesado en su vida, no por que fuese su amiga dede hacer ya muchos años, sino por que el sentimiento que le profesaba era mucho más que un simple cariño fraternal. 

Tragó saliva y asintió, lo que había pensando estaba sucediendo ya mismo. Mina se atrevía a mirarlo a la cara y evitar el tema como si fuese toda una campeona. ¿Por cuanto tiempo le había estado viendo la cara de imbécil? y aún así no podía confrontarla, no después de verla llorar así, tan desesperadamente. 

Ya ni siquiera le importaba lo que tuviera que decirle, solo quería estar con ella, abrazarla y calmarla, explicarle que todo estaría bien. Recordó su salida a Diamond Park y la insitencia que ella tenía con ese tema, con la rebelión y tal, no habló sobre ello como si fuese la última noticia en los tabloides, estaba probando su confianza. Ahora todo tenía sentido. 

La abrazó tan fuerte como sus brazos pudieron, no podía creer que hubiese estado tan ciego todo ese tiempo, quizá él se obligaba a no verla la realidad de su situación por que sabía cuales eran los afectos de Mina. Se lo había dicho a Marcellus en calidad de pasado, pero lo cierto era que amaba a Wilhelmina con todo su ser y nunca había dejado de hacerlo. 

-¿Es por eso que temes? Mina, por dios! yo jamás dejaría que te hicieran algo, primero los mato. Eres demasiado importante para mí y no puedo permitir que te arrebaten de mi lado...el siquiera pensarlo me vuelve loco...no podría soportarlo...-

Se separó de ella un poco y limpió sus lágrimas con los pulgares, era demasiado todo aquello. Y lo que sentía en ese momento poco a poco tomaba su lugar en esa conversación, confesarle su amor nunca estuvo en sus planes en primer lugar, pero ya era hora de comenzara a enfrentar su propia realidad.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 2:31


Lo abrazó de vuelta. Hundió la cara en su pecho y dejó que todo ese estrés acumulado saliera de una buena vez. Porque a veces sentía demasiado peso sobre sus hombros y solo podía compartirlo con Jesse, y eso a medias, porque desde que se habían separado las cosas eran difíciles, y aunque volviera a la escuela, seguirían siéndolo. Todo era demasiado duro, demasiado confuso y demasiado estresante, y a veces simplemente no sabía cómo lidiar con ello. Apretó su camisa entre sus puños, tembló ligeramente, pero se sentía mejor.

-Si alguien se entera de lo que hago, Crawford perdería a un elemento importante en cuanto a…estrategias. Y a mi me iría muy mal.

Comenzó a controlarse, porque si no lo hacía, Lucian sospecharía que había mucho más detrás de lo que le estaba diciendo y confesando.

-Yo no quería que tú estuvieras en una posición complicada por mi. No quería, quería que estuvieras dentro o fuera por tus propias convicciones, por…no sé, y entre menos gente supiera lo mío, más oportunidades tendríamos de salir adelante. Le pedí a Marcellus que me enseñara porque…confiaba en él…

Pero nunca más, jamás. No volvería a hacerlo. Se borraría la memoria, lo destrozaría, haría lo que fuera. Lo detestaba demasiado en ese momento por ponerla en esa posición ante Lucian.

-…pero ahora veo que eso de que te digan que te aman no siempre es garantía de nada, ¿no?

Sonrió con amargura y negó con la cabeza antes de separarse de Lucian con suavidad. Lo miró a la cara, pero luego bajó la mirada.

-Todo esto es más grande que yo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 2:52

-No más grande que mi amor por ti-

Esa palabras le brotaron naturalmente y el peso que había en su espalda se ligeró considerablemente. Levantó su mentón para que lo mirara a la cara y sonrió, era lo único que podía hacer en ese momento. Estaba entregándole un poder que a nadie más le había proporcionado, ojalá pudiera entender la mínima parte de todo eso. 

-Porque no importa si lo quieres tomar como garantía o no, Mina. Pero debes saber que te amo...demasiado, más de lo que yo mismo estoy dispuesto a aceptar. Te adelanto que no es ninguna broma y no espero que lo correspondas...- 

Apretó un poco la mandíbula después de haber dicho eso. Sabía de antemano que jamás podría existir nada entre ellos, Jesse siempre estaría en medio, Mina lo amaba casi tanto como él a ella, además no tenía ningun derecho el siquiera pedírselo. 

-Si no te decía esto me iba a pudrir por dentro... 

Exhaló aliviado y le besó la frente con ternura. 

-Ahora tienes un increíble poder sobre mí, no lo utilices en vano. Sé que hay algo más, pero no te voy a presionar...- 

Bajó la mirada y los brazos. Definitivamente todo era un asco. 

-Hagamos un inquebrantable...no voy a exponer tu secreto así como así, primero muerto antes que hacerte daño...-
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 3:02

Alzó la mirada al escuchar la declaración de Lucian, con los ojos verdes muy abiertos, muy atentos y muy sorprendidos. No se lo esperaba, de ninguna manera. Es decir, habían tenido una relación siempre fuerte, siempre inquebrantable, y en algún punto se habían visto irremediablemente atraídos el uno por el otro, y ella lo adoraba, pero jamás se había imaginado que el amor se pudiera sentir de esa manera. Se mordió el labio inferior tratando de contener otra vez un torrente de lágrimas que ni entendía de dónde venían, mientras escuchaba todas sus palabras. No pensaba que fueran broma y las creía, aunque quizá de nuevo estuviera pecando de crédula.

Cerró los ojos al sentir el beso sobre su frente. Sin saber qué decir o cómo manejar la situación, volvió a tomarlo por la camisa y la estrujó entre sus puños antes de abrazarlo de nuevo, de volver a buscar refugio. Lo dicho, todo eso era más grande que ella, incluso eso. Ni siquiera tuvo el valor de decirle que seguía con Jesse porque por algún motivo sentía que él intuía que así era.

-No voy a usar nada. No quiero. Quiero que estés bien, todo el tiempo. No quiero que te pase nada, no quiero que te expongas, no me perdonaría si algo te pasara por mi culpa.

Sentía que eran demasiadas emociones a flor de piel, que todo eso se le estaba saliendo de las manos. Y aún no podía procesar del todo esa confesión. Él la amaba, quizá más de lo que ella misma alcanzaba a comprender, y aún así, por primera vez, se sentía incapaz de intentar usar eso a su favor, de intentar usarlo si quiera. No quería, le era demasiado preciado.

Negó con la cabeza cuando le proponía hacer una inquebrantable, y de nuevo se echó a llorar. Por haberse fijado en la persona incorrecta, por nunca haberse dado cuenta de lo que tenía enfrente. Por haber confiado en quien no debía en primer lugar, y haberle dado a Marcellus tanto poder sobre ella. Se separó de él solo para tomarlo por las mejillas, acariciar sus pómulos y sentir que se derrumbaba en serio. Además no se sentía capaz de cargar con una inquebrantable más.

-No quiero hacer una inquebrantable…no contigo. Lamento no haber confiado en ti antes, lamento haberlo hecho todo mal. Y lamento que ahora mismo no pueda…

Corresponderle sin engañar a Jesse, sin hacer más tonterías de las que ya se había prometido no hacer. Dejó la frase inconclusa. Le sonrió a medias, seguía con cierto sabor amargo en la boca, el de la traición y el de la desilusión. Se había dejado enamorar por alguien más y había sido un fracaso rotundo, se sentía muy mal, y había pasado de la furia extrema a la tristeza.

-Necesito que me perdones.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 3:24

Sintió su abrazo y lo correspondió de la misma forma, le había dejado el corazón en una bandeja, ahora él se encontraba sumamente expuesto ante ella y esperaba que no lo aplastara como si se tratara de algún insecto rastrero. La humedad de su llanto en su camisa, lo revolvieron nuevamente, era inaúdito que derramara lágrimas por él, no lo iba a permitir. 

-Yo tampoco quiero que nada te pase...ya no llores, por favor.-

Acarició su cabeza mientras seguían fundidos en ese abrazo. Dentro de sí, pensaba que de haber sido claro desde antes, muchísimo antes, Jesse no se hubiera interpuesto en su camino. Esperaba que ahora que Mina ya sabía sus sentimientos por ella, no le rehuyera, eso lo sacaría de quicio. 

-¿Perdonarte? No, Mina. Perdóname tu a mi, por haber dejado que cargaras con esto tu sola. Te prometo no hacerlo más, quiero que seas feliz, que vuelvas a sonreír, que seas una mujer plena...-

No le importaba que estuviera con otro, lo había soportado durante años, acallando sus celos, su rabia inmensa, las ganas de cortarle los huevos a Crawford por haberla engañado, confiaba en que sería más sencillo ahora que ella lo sabía todo. 

-Ya no llores ¿sí? Se te van a hacer bolsas horribles en los ojos. Prométeme que no me vas a odiar con tu alma por haberte dicho esto, me moriría si lo haces-
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 15:02

Poco a poco fue tranquilizándose y su mente también se fue aclarando. Se dio cuenta de que corría más peligro del que había pensado y no solo del mortal, sino que podía perder a las personas que más le importaban, concretamente Lucian y Harley. Se limpió las lágrimas que le restaban y asintió a eso de que ya no llorara. Ahora estaba también el otro tema, esa confesión que la había impactado.

-No, cargar con esto fue algo que yo decidí por el bien de todos, incluso por el mío. Soy feliz, Lucian, a mi manera, te lo aseguro.

Se dio cuenta de que estaba mintiendo, como siempre, y que ya le salía de forma tan natural que ni se daba cuenta. Aunque en cierta forma sí era feliz, porque estaba haciendo algo que importaba, porque estaba segura de que marcaría un cambio y que lo haría a costa de cualquier cosa, que su nombre no pasaría solamente como la de una chica más que tenía mucho dinero y poder, pero hasta ahí. Iba a darse más de lo que los Venerables le darían jamás. Y estaba Jesse, quizá una relación terriblemente tormentosa, pero ahí estaba de cualquier forma.

-Si le pedí a Lovecraft que me enseñara oclumancia fue porque estoy rodeada de toda esa gente que se declara enemiga de esta revolución, que tiene miedo o que quiere destruirla. Pero necesito estar cerca de ellos para poder hacer mi parte. Y era peligroso que alguien supiera que había intentado proteger mi mente sin pedírselo directamente a personas que son “más cercanas a mi”, como si desconfiara de ellos.

Eso era apenas la superficie, apenas nada. Pero era lo único que podía decirle a Lucian. Alzó la mirada hacia él y se sonrió por lo de las bolsas en los ojos.

-¿Cómo podría odiarte? ¿cómo podría? No sé cómo no me di cuenta antes yo…soy ciega y soy tonta. No hubiera estado con nadie más, te lo juro, tienes que saberlo.

Ni con Billy, ni con nadie. Se lo decía en serio, no le estaba mintiendo solamente porque sí. Volvió a bajar la mirada y negó firmemente con la cabeza, jamás podría odiarlo, ni evitarlo, ni estar lejos de él, aunque se preguntaba si acaso eso no era un poco egoísta dadas las circunstancias.

-Quiero estar a tu lado. Y quiero que sepas que no te mentí porque no confiara en ti, sino porque no quería hacerte elegir, no quería que esto fuera un obstáculo entre nosotros, que pensaras que traicionaba todo, que era una desgraciada por hacer esto a escondidas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 15:28

Le dolió en el alma que le mintiera nuevamente, con sumo descaro. Negó ligeramente con la cabeza pero decidió ya no hacer más grande todo eso. Sería meter el dedo en una llaga que estaba recién abierta y no estaba listo para recibir otro golpe de esa magnitud. Aún estaba muy preocupado por ella, tenía la sensación de que no le había dicho toda la verdad, que aún guardaba secretos pero como le acaba de explicar: era una decisión tomada por ella por el bien de todos, aunque ignoraba el hecho que la decisión de Lucian era cargar con eso también. 

-Él me dijo todo esto por que me lo debe, Mina. Marcellus guarda demasiados secretos, tuyos y de Laise y no me ha querido decir cuáles son. Laise murió con demasiado pesar en su corazón, no pudo manejar lo que le ocurría. Tenía pesadillas muy fuertes y...de haber sabido a tiempo qué le ocurría, pude haberla salvado...-

Su mirada se tornó nebulosa, triste y sumamente devastada. Esa era una de las razones de si visita al dormitorio y la charla que tenían. No estaba dispuesto a permitir que Mina terminara como Laise, aunque ambas fueran la mar de diferentes. Mina tenía mucho más carácter pero justo en ese momento, la había visto destruída hasta los cimientos. 

-Yo mismo me obligaba a no aceptarlo. Jamás me diste pie a nada, en todo caso fui yo el tarado que se enamoró de ti como quinceañero sin que hicieras absolutamente nada. Todo un caso perdido ¿no?-

Le tomó de la mano y la atrajo hacia la cama para poder sentarse. Fijó su vista en ella y de nuevo lo lastimó, aunque estaba seguro que no lo había hecho a propósito. 

-Es gracioso que me digas que no querías hacerme elegir. Se te olvida a veces que soy un adulto y que tomo mis decisiones por mi propia cuenta. YO decido estar contigo, YO decido hundirme en el fango, YO decido si quiero morir por ti o no, YO decido Mina...-

Acarició sus manos por un instante y luego movió su mano hasta una de sus mejillas, rozando con la yema de su pulgar su rostro. Sonrió ampliamente y le dio un beso en el mismo pómulo, tenía tantas ganas de besarla que sentía que le iban a explotar las entrañas sino lo hacía, pero era solo empeorar todo. No quería que le correspondiera por lástima o por que necesitaba sentirse querida. Debía saber qué siempre la iba a amar, no importa qué. 

-No importa que intentes, siempre voy estar ahí, siempre voy a estar a tu lado y lo más importante...siempre te voy a amar, pase lo que pase.-
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 17:47

Para Mina no había argumento que valiera, era como si Marcellus quisiera jugar a algo que definitivamente al final se le iba a escapar de las manos. Quería dejar de amarlo, dejar de sentir cualquier cosa por él, pues solamente así dejaría de sentirse tan furiosa, tan visceral. Lo escuchó y sintió que se le estrujaba el corazón por cómo hablaba de Laise pero también quiso decirle que no eran iguales –no en sentido despectivo- y que ella podía manejar sus propias cosas, aunque estaba clarísimo que seguía siendo muy vulnerable en otras tantas. Notó su mirada y quiso tomarle la mano aunque en ese momento sintió que no era la mejor de las ideas.

Quiso decírselo, que a ella ya nadie la podía salvar de todos modos, que cada día, más fuerte, tenía la certeza de que iba a morirse y que nadie podría salvarla de eso, pero si ocurría, quería que fuera por algo importante.

-Nunca doy pie a nada, creo, soy bruta, tú lo sabes mejor que nadie.

La había visto en sus años más awkward en Salem, cuando era más “uno de los chicos” que la señorita que era en ese momento, aunque por dentro siguiera siendo prácticamente la misma. “Una más de los chicos” que nunca había tenido ni idea de cómo comportarse, de cómo ligar, de cómo dar el primer paso, al menos hasta que Jesse se había decidido y demás.

Al final fue él quien tomó su mano. Lo siguió hasta la cama y se sentó tranquila, por alguna razón de nuevo se sintió tonta por estar ahí con su pijama de unicornios. Todo lo que le decía le sonaba tan fuerte, tan definitivo, que le daba miedo. No quería perder a Lucian, no quería ni siquiera pensar que hiciera alguna locura por su culpa. Por supuesto al final Mina seguía siendo Mina y la idea de saber de lo que era capaz la emocionaba a la par que la estremecía. No quiso decirle “debiste decírmelo antes”.

-No digas eso…

Que podía morir por ella, que era su decisión. No quería escucharlo porque aunque, en efecto, lo fuera, no quería ni siquiera imaginarse las magnitudes que todo eso podría alcanzar. Quizá si Lucian la conociera de verdad, que se había convertido en una asesina, que había llevado a Jesse hasta la locura, que era vengativa y demás, no la amaría tanto, y esa idea la enloquecía un poco.

Apretó la mano con la que la sostenía y luego se acercó a él para recargarse en su hombro, para suspirar por el refugio y la cercanía que le daba. No iba a volver a convertirse en un monstruo con alguien que la amaba, menos con él.

-No vas a morir por mi ni mucho menos….quizá ocurra todo lo contrario.

Ya lo había aceptado desde hacía bastante tiempo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 20:19

Sí. Sabía que Mina podía ser demasiado despistada, así el hombre se estuviera muriendo frente a ella, jamás creería que fuese por ella. Ese pensamiento lo hizo sonreír impropiamente, también era gracioso que justo él era ese "hombre". Todos los años que estuvieron juntos, compartiendo toda clase de secretos, experiencias e incluso su pasión por la animagia se habían reducido a simples instantes en donde ahora Lucian era uno más de los hombres que se morían de amor por ella. 

No dijo nada y solo dejó que se recargara en su hombro, tenía ese animal impulso de tumbarla en la cama y despojarla de esa ridícula pijama de unicornio que llevaba encima. Pero se calmó. Sentía que ahora había perdido ese derecho a demostrarle su cariño como antes, con besos, abrazos y demás muestras de afecto, no sin incomodarla y recordarle ese día.

Esa última frase lo sorprendió, era como si ella supiera de alguna manera que iría a morir y pronto. El tono de voz, algo lúgubre le dio miedo, bastante miedo. Claro, él no sabía que ella estaba en una secta de asesinos espiritistas con nexos demoníacos y demás. Giró su mentón despacio para que sus rostros quedaran críticamente cerca. Casi podía sentir su aliento sobre su rostro. 

-Hey...Tú no vas a morir, de ninguna manera. Tenemos que casarnos ¿lo recuerdas? Tienes que vivir...así tenga que venderle mi alma a Satanás, tú vas a vivir hasta entonces ¿de acuerdo? -

Habían sido muchas emociones para una sola tarde. Lo mejor era que se fuera, que la dejara tranquila y en paz para que pudiera asimilar todo lo que le había dicho. Su secreto estaría a salvo con él, no era estrictamente necesario que se lo dijese, no se lo mencionaría ni si quiera a su madre, por muy jefa de aurores que fuese. 

-Creo que lo mejor es que me vaya. No quiero hacer algo de lo que me pueda arrepentir después.-

Se levantó de la cama, golpeándose las piernas ya cansado. Se puso en cuclillas para quedar frente a Mina y le dio un golpecito en la punta de la nariz, mientras la veía con los ojos bien abiertos y esa clásica sonrisa de quién tiene en mente una travesura. 

-Cuídate mucho ¿sí? Cualquier cosa que necesites, así sea usarme de costal de box, texteáme o lo que quieras.- 

Se irguió nuevamente y caminó hacia la puerta, quitando el seguro del pomo y abriendo la puerta con cuidado. Viró su cabeza en ambos lados del pasillo para asegurarse de que nadie de sus compañeras lo hubiera visto salir de su habitación. Lo último que quería era ocasionarle algún problema o bien, algún chisme universitario que la pusiera en la mira de los paparazzis escolares una vez más.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Wilhelmina Schweinsteiger el Mar 4 Ago - 21:46

Casi se rió por lo de venderle el alma a satanás, pero obviamente no lo hizo. Apretó las manos de Lucian y asintió, para luego hacer un movimiento con la mano como restándole importancia a su propio argumento lúgubre.

-Lo siento, solamente estoy demasiado sentimental, esto ha sido demasiado para mi.

Asintió a aquello de que lo mejor era que se fuera. Pasó saliva y terminó de limpiarse todos los restos de lágrimas que le quedaban. Seguía sin saber muy bien cómo asimilar todo eso, aunque al menos había llegado a una resolución muy importante, quizá la más importante de todas. Lo miró levantarse, todavía con los ojos brillantes y sonrió por inercia al verlo sonreír, con esos ojos de loco peligroso que tenía. Asintió a lo que le decía y lo siguió con la mirada mientras salía, incluso lo dejó cerrar la puerta tras ella.

Pero al final terminó levantándose como un resorte, abrió la puerta y le gritó en medio del pasillo, esperando que no hubiera practicado una aparición o algo.

-LUCIAN.

A ella ya le importaban poco los chismes, de hecho estaba bien mientras la mantuvieran fuera de una posible relación con Jesse. Corrió hacia él los pasos que los separaban y lo abrazó fuerte.

-Voy a decírselo a Harley, no les mentiré nunca más. Ni a ti ni a ella. Y quiero que…

Bajó la vista. Se separó de él y se miró las manos. También habló muchísimo más bajo, pues no quería que nadie escuchara. Al final se había sentido en la necesidad de explicarle por qué no podía corresponderle en ese momento.

-Quizá lo imaginas, pero sigo con él. Y cometí el error de engañarlo…y ahora ese error me estruja el corazón. Me duele. No quiero agravar mis faltas. Te quiero y espero que me perdones, en verdad.

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Lucian Den Adel el Mar 4 Ago - 22:22

Cuando cerró la puerta de su habitación, se pasó las manos por el rostro, todo había sido demasiado pesado para digerir, incluso para él mismo. El grito de Mina lo alertó y enseguida  viró su cabeza para verla, deteniendo completamente de su andar para solo sentir como lo abrazaba fuertemente. Él la levantó, dándole una ligera vuelta, apretándola contra él, sonriendo como un estúpido. La miró seriamente cuando le dijo sobre decirle a Harley, ella también debía saber todo aquello, lo merecía. 

La puso en el suelo y dejó que se alejara solo un poco, lo que le dijo después lo hirió profundamente. No lo sabía a ciencia cierta pero ella tenía razón, intuía que aún seguía con Jesse, era obvio por la forma en la que se le iluminaban los ojos aunque solo fuera para maldecirlo y echar pestes de él. 

-No tengo que perdonarte nada, ya te lo dije, no es tu culpa, jamás lo fue, es solo...ya no importa...- 

Buscó sus labios, sostentiendo su rostro con ambas manos y le dio un beso corto pero cargado de sentimiento. No era la primera vez que la besaba, pero esta si era la primera vez en la que lo hacía con amor, con todo el amor que podía sentir. 

-Adiós Mina! Llámame- le hizo el clásico ademán con la mano para que le marcara a su móvil. Ya habia vuelto a ser Lucian, aquel amigo que siempre ocurrente y con un sentido del humor bastante particular. El mismo que le había enseñado animagia años atrás.
avatar
Alpha Nu Epsilon
Mensajes :
595

Lucian Den Adel
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Kael L. Lovecraft el Mar 18 Ago - 23:59

Tema Cerrado

La experiencia correspondiente será publicada en el tema de 
Entrega de Experiencia y Galeones

_________________
«  F i c h a  .  B ó v e d a  .  R e l a c i o n e s  »

Bonus Set:
Hechizos Silentes (+3 Destreza)
Habilidad DCAO (+4 en Conjuración)
avatar
Mundo Mágico
Mensajes :
402
Edad :
45

Kael L. Lovecraft
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Estudios, confesiones y unicornios

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.